Generalidades anatómicas y fisiológicas de la audición y su




descargar 204.01 Kb.
títuloGeneralidades anatómicas y fisiológicas de la audición y su
página1/4
fecha de publicación31.01.2016
tamaño204.01 Kb.
tipoDocumentos
b.se-todo.com > Derecho > Documentos
  1   2   3   4
Generalidades anatómicas y fisiológicas de la audición y su
déficit
Bases anatómicas y funcionales del aparato auditivo.
El oído es el órgano de la audición que recibe las ondas sonoras y las transmite desde el exterior al oído interno, y de ahí al sistema nervioso para que reconozca el tipo de ondas que son.

El oído está dividido en tres partes:

OÍDO EXTERNO.- Es un tuvo en forma de embudo de unos 2.5 cm. que va desde el pabellón de la oreja hasta la membrana del tímpano. La oreja está formada por

cartílago elástico, con pliegues que favorecen la recogida de las ondas. En el lóbulo de la oreja hay gran cantidad de terminaciones nerviosas. Dentro del oído externo se encuentran pelos y glándulas productoras de cerumen para la protección contra agentes extraños que pudieran entrar en el oído. El tímpano es una membrana de color amarillento, que vibra frente a la acción de las ondas sonoras y que está formada por tejido conectivo.

OÍDO MEDIO.- Está comunicado con la faringe por la trompa de Eustaquio. Comprende desde el tímpano hasta la ventana oval, ya dentro del hueso temporal. Como componentes de esta parte del oído están, la cadena de huesecillos (martillo, yunque, lenticular y estribo) el estribo transmitirá las ondas por la ventana oval al oído interno.

OÍDO INTERNO.- Ya al interior del hueso temporal, comprende desde la ventana oval hasta los nervios que van al cerebro. En el oído interno se encuentra el laberinto óseo, está formado por pared ósea y cubierto de un epitelio, esta formación tiene forma de espiral, por la cual circula un líquido llamado endolinfa y en los espacios vacíos existen unos canalículos y sáculos que reciben el nombre de laberinto membranoso, el cual contiene también endolinfa. La zona que va desde la ventana oval hasta que empieza el laberinto óseo se llama vestíbulo. Antes de este aparece la cóclea o caracol. De la porción central del laberinto óseo salen dos formaciones llamadas sáculo y utrículo. Dentro de estos están las células receptoras y cristales de calcio, que responden a las fuerzas de la gravedad. Hay órganos auditivos que actúan sobre el equilibrio. Las células receptoras tienen forma alargada o filiforme y sus extremos están incluidos en una membrana gelatinosa.

Cuando los huesecillos se ponen en movimiento son las células receptoras las que

reciben las ondas. Estas células están situadas sobre una zona llamada membrana vasilar, toda esta zona se llama órgano de Corti.

Las terminaciones nerviosas situadas en las células receptoras proceden de las

neuronas y forman la rama coclear del nervio auditivo. Cuando son estimuladas, el

impulso nervioso pasa al ganglio espiral, de aquí al nervio auditivo, y de aquí al

cerebro, donde se junta con las células del equilibrio.

Deficiencia auditiva - Sordera - Hipoacusia.

Los términos de deficiencia auditiva, sordera e hipoacusia frecuentemente se utilizan como sinónimos. Todos significan una pérdida auditiva, sin embargo, no son del todo equivalentes (González, 1995):

El sujeto con deficiencia auditiva es aquel que tiene una pérdida auditiva en mayor o en menor grado. Por lo tanto es una expresión genérica que engloba a los otros dos términos.

La hipoacusia es aquella situación de audición que es deficiente, pero de unas características tales que, con prótesis o sin ella, le permite a quien está en esa condición adquirir el lenguaje oral por vía auditiva.

La sordera es aquella situación de incapacidad auditiva que imposibilita a quien la

tiene el procesar información lingüística a través de la audición.

Hoy se sabe que las personas Sordas, o para ser más precisos, quienes presentan una deficiencia auditiva, constituyen un grupo muy heterogéneo, habiéndose identificado una serie de variables que explican esta heterogeneidad. De acuerdo con Marchesi (1987), las variables diferenciadoras que más influyen en el desarrollo de las personas sordas son: el grado de pérdida auditiva, la edad de comienzo de la sordera, su etiología y los factores relacionados con el ambiente familiar y educativo.

SORDO HIPOACÚSICO

- La audición no le permite la adquisición del lenguaje oral.

- El canal visual será su principal vía

de percepción del habla (lectura labial)

- Peores resultados académicos.

- El sordo se identifica con su mundo, menor problema de integración.

- Su lenguaje natural es el signado.

- Es la persona con déficit auditivo cuya audición es funcional con prótesis o sin ella.

- Lenguaje con deficiencias de articulación, necesita reeducación auditiva.

- Adquiere una formación básica de lenguaje interior.

- Mejores resultados a nivel de contenidos.

- Se encuentra en el límite entre el mundo sordo / oyente.

- Mayores problemas de integración.

Etiología de la deficiencia auditiva.

Las causas que pueden originar una deficiencia auditiva son múltiples. Las más

importantes son las siguientes:

- Aplasias.- Son anomalías producidas durante el crecimiento embrionario. La

pérdida máxima no supera los 60 dB. Las principales causas son la ausencia de pabellón auditivo, la deformación de éste o del conducto auditivo, o la inexistencia de tímpano.

- Obstrucción del canal auditivo o tubario.- Está causada por tapones de cera, o por la obstrucción de la trompa de Eustaquio en el caso de la tubaria. La pérdida

máxima está entre los 35 y 55 dB.

- Traumatismos.- Las causas fundamentales son una descompresión brusca, una

onda expansiva o un fuerte ruido.

- Intoxicación medicamentosa.- Es una sordera neurosensorial. Se produce una

pérdida auditiva en función de la dosis y duración del tratamiento.

- Sordera por infecciones generales.- También es neurosensorial, y puede ser a

causa de rubéola (prenatal), gripe, meningitis, etc. (postnatal).

- Sorderas genéticas.- Está causada por una alteración cromosómica que uno de los padres aporta al niño en los cromosomas.

Criterios de identificación y clasificación de la deficiencia auditiva.

Podemos considerar diversos criterios a la hora de clasificar las diferentes tipologías de pérdida auditiva o sordera. Según la localización de la lesión; el grado de pérdida auditiva; las causas; la edad del comienzo de la sordera.

Según la localización de la lesión.

+ Pérdida auditiva conductiva o de transmisión

Causadas por enfermedades u obstrucciones en el oído externo o medio(vías de

conducción a través de las cuales el sonido llega al oído interno), la pérdida auditiva conductivas normalmente afectan a todas las frecuencias del oído de manera uniforme, aunque no resulten pérdidas severas. Una persona con una pérdida de la capacidad auditiva conductiva bien puede usar audífonos o puede recibir ayuda por médicos o intervenciones quirúrgicas.

+ Pérdida auditiva sensorial, neurosensorial o de percepción

Son en los casos en los que las células capilares del oído interno, o los nervios que lo abastecen, se encuentran dañados. Esta pérdida auditiva puede abarcar desde pérdidas leves a profundas. A menudo afectan a la habilidad de la persona para escuchar ciertas frecuencias más que otras, de manera que escucha de forma distorsionada el sonido, aunque utilice un audífono o amplificador. No obstante, en la actualidad, las grandes prestaciones tecnológicas de los audífonos digitales son capaces de amplificar solamente las frecuencias deficientes, distorsionando inversamente la onda para que la persona sorda perciba el sonido de la forma más parecida posible como sucedería con una persona oyente.

+ Pérdida auditiva mixta

Se refiere a aquellos casos en los que existen aspectos de pérdidas conductivas y

sensoriales al mismo tiempo, de manera que existen problemas tanto en el oído

externo o medio y el interno. Este tipo de pérdida también puede deberse a daños en el núcleo del sistema nervioso central, ya sea en las vías al cerebro o en el mismo cerebro. Es importante tener cuidado con todo tipo de golpes fuertes en la zona auditiva, ya que son los principales causantes de este tipo de sordera.

+ Pérdida auditiva central

Se refiere a las alteraciones auditivas de origen central, son poco comunes, y

ocasionan una marcada falla en la comunicación por fallas en el entendimiento del

lenguaje, puede ser ocasionado por alteraciones de tipo neurológico. Autores como Valmaseda y Díaz-Estébanez (1999) hablan de esta cuarta tipología, que hace referencia sólo y exclusivamente a lesiones en los centros auditivos del cerebro.

Según el grado de pérdida auditiva

+ La audición normal: Existiría audición por debajo de los 20 dB.

+ Deficiencia auditiva leve: Umbral entre 20 y 40 dB.

+ Deficiencia auditiva media: Umbral auditivo entre 40 y 70 dB.

+ Deficiencia auditiva severa: Umbral entre 70 y 90 dB.

+ Pérdida profunda: Umbral superior a 90 dB.

+ Pérdida total y cofosis. Umbral por encima de 90 dB. Puede ser debido a malformaciones internas del canal auditivo o a la pérdida total de los restos auditivos por motivos genéticos. Entre todas las personas sordas, el porcentaje de personas que padecen cofosis es muy pequeña, casi insignificante, ya que se trata de una malformación (ausencia de cóclea, por ejemplo).

Según la causa de pérdida auditiva

La etiología de la discapacidad auditiva puede ser por causas exógenas como la rubeola materna durante el embarazo, incompatibilidad del factor Rh... Y que suelen provocar otros problemas asociados (dificultades visuales, motoras, cognitivas).O bien puede ser una sordera hereditaria, la cual, al ser recesiva, no suele conllevar trastornos asociados.

Según la edad de comienzo de la pérdida auditiva

El momento en el que aparece la deficiencia auditiva es determinante para el

desarrollo del lenguaje delapersona, por lo que se pueden distinguir 3 grupos:

1. Prelocutivos: si la deficiencia sobrevino antes de adquirir el lenguaje oral (antes de 2 años).

2. Perilocutivos: si la deficiencia sobrevino mientras se adquiría el lenguaje oral (2- 3 años).

3. Poslocutivos: si la deficiencia sobrevino después de adquirir el lenguaje oral

(después de 3 años).

Intervención Integral ala deficiencia auditiva

Prevención y detección temprana de la deficiencia auditiva.

Tomar conciencia de los beneficios de identificar e intervenir precozmente la

deficiencia auditiva (sordera e hipoacusia) y cualesquiera otras dificultades asociadas a la misma será de mucha relevancia como modo de prevención. La prevención es considerada como herramienta necesaria e indispensable para la identificación temprana de niños con deficiencias, en este caso específico, el niño con deficiencia auditiva.

En la prevención primaria, el objetivo es informar a los "potenciales padres" y a la

comunidad en general sobre la afección, sus riesgos y sus manifestaciones clínicas. Las medidas “preventivas secundarias” surgen desde el momento en que se identifica la patología.

Cuanto más temprano se realice la detección, el asesoramiento, educación y acompañamiento del grupo familiar, se preverá que la relación de los padres con ese niño se fortalezca debido a que estos tienen una mejor adaptación y conocimiento de la problemática de su hijo, lo que redundará en un mejor desarrollo de sus potencialidades. Respecto a la prevención secundaria de los niños de alto riesgo auditivo, las medidas consistirán en todas aquellas acciones tendientes a asegurar que el niño desarrolle al máximo, dentro de sus posibilidades, su potencial cognitivo y lingüístico.

Es importante realizar un screening o rastreo auditivo de los niños con alto riesgo de pérdida auditiva; si bien este procedimiento identifica o diagnostica a los niños sordos con alto riesgo hay un 50% más de niños con sorderas profundas sin que hayan tenido factores de alto riesgo y que por lo tanto quedarán sin un diagnóstico y una rehabilitación temprana.

Está cada vez más aceptado el adoptar la posición de la Academia Americana de

Pediatría que desde 1994 establece como objetivo el screening universal, esto es el chequeo de la audición a todo niño recién nacido.

Debido a la tremenda importancia de la audición en el desarrollo del habla y del

lenguaje se establece la necesidad de identificar las pérdidas auditivas antes de los tres meses de edad. De todos modos la preocupación por los niveles de audición no debería detenerse en el nacimiento por cuanto existe un número importante de hipoacusias que se desarrollan a través de los primeros años de vida.

Para evaluar la audición en los recién nacidos existen pruebas denominadas informales que consisten en observar el comportamiento del lactante ante estímulos acústicos de distintas frecuencias e intensidades. Tienen un valor relativo y no pueden confirmar ni descartar de por sí, la presencia de una sordera.

Dentro de las pruebas objetivas, de alta confiabilidad, que son aquellas que utilizan equipos para registrar la percepción del sonido en la cóclea o en la vía acústica están las respuestas evocadas del tronco cerebral y las otoemisiones acústicas.

Esta última es una prueba fácilmente practicable, muy confiable en sus resultados, que debería realizarse a todos los niños antes de salir de la maternidad.

Una vez llegado al diagnóstico de la hipoacusia los más tempranamente posible hay dos caminos a seguir según la causa de la misma: la primera es curar la enfermedad y rehabilitar al paciente para que retorne a la plenitud de las capacidades auditivas.

La segunda posibilidad es recuperar al paciente obteniendo el máximo rendimiento

posible de la audición dentro de las limitaciones que le produce la patología o enfermedad.

En estos casos debe recurrirse o a una amplificación del sonido a través del uso de audífonos o al sistema de sustitución de la cóclea cuando está profundamente deteriorada y estimular directamente a las terminaciones nerviosas como lo realiza el implante coclear.

El implante coclear sería indicado cuando audífonos adecuados para pérdidas auditivas profundas no le brindan la oportunidad de detectar el habla ni avanzar en sus habilidades auditivas, de habla y lenguaje.

Para considerar si se necesita o no un examen de la audición, a medida que crece el niño, hay ciertas conductas que son esperables en términos de lenguaje y audición que debemos observar si se presentan.

4 meses: Se sobresalta ante ruidos fuertes. Se gira, parpadea o abre los ojos ante

estímulos sonoros.

6 meses: Primeros balbuceos y gorjeos. Disfruta los juguetes musicales.

9 meses: Comienza a usar una jerga propia. Responde a su nombre. Dice "mamá".

12 meses: Aparecen las primeras palabras. Imita algunos sonidos. Obedece órdenes simples.

18 meses: Usan palabras-frase. Conoce las partes del cuerpo y entre 20 y 50 palabras.

2 años: Dominan más de 150 palabras y arman pequeñas frases de dos palabras.

La Evaluación Auditiva Universal está compuesta por cuatro fases:

FASE 1: Se le realizan pruebas auditivas a los recién nacidos. En la actualidad la prueba preferida es la OEA (Otoemisiones Acústicas Evocadas), son emisiones sonoras que se detectan en el conducto auditivo externo, originadas por la actividad fisiológica de las células ciliadas externas en la cóclea. La preferencia radica en que es una prueba objetiva, rápida, sencilla, no invasiva, fiable a nivel diagnóstico, reproducible ilimitadamente, no requiere infraestructura y es barata a nivel económico.
  1   2   3   4

similar:

Generalidades anatómicas y fisiológicas de la audición y su iconGuia de generalidades anatomicas

Generalidades anatómicas y fisiológicas de la audición y su iconTransmisión a través del material genético contenido en el núcleo...

Generalidades anatómicas y fisiológicas de la audición y su iconEs la transmisión a través del material genético contenido en el...

Generalidades anatómicas y fisiológicas de la audición y su iconEtapas de la audición

Generalidades anatómicas y fisiológicas de la audición y su iconEvidencias anatómicas. Homologías

Generalidades anatómicas y fisiológicas de la audición y su iconEvidencias anatómicas. Homologías

Generalidades anatómicas y fisiológicas de la audición y su iconRequerimientos nutricionales y características fisiológicas

Generalidades anatómicas y fisiológicas de la audición y su iconBases fisiológicas del crecimiento fetal

Generalidades anatómicas y fisiológicas de la audición y su iconGeneralidades

Generalidades anatómicas y fisiológicas de la audición y su iconGeneralidades: gota




Todos los derechos reservados. Copyright © 2019
contactos
b.se-todo.com