Investigación sobre la depresióN




descargar 72.34 Kb.
títuloInvestigación sobre la depresióN
fecha de publicación31.01.2016
tamaño72.34 Kb.
tipoInvestigación
b.se-todo.com > Derecho > Investigación



UNIVERSIDAD NACIONAL AUTÓNOMA DE MÉXICO

FACULTAD DE ESTUDIOS SUPERIORES IZTACALA

LICENCIATURA EN PSICOLOGÍA

SISTEMA UNIVERSIDAD ABIERTA Y A DISTANCIA




Equipo

Alma Lilia Pérez Martínez

Patricia Santacruz Arias

Laura Areli Solis Guerrero

INVESTIGACIÓN SOBRE LA DEPRESIÓN

Grupo

9131

25 de mayo de 2012

INVESTIGACIÓN SOBRE LA DEPRESIÓN

1. Definición

Según MacKinnon y Michels (1988), los síndromes depresivos implican un trastorno afectivo característico, retraso y constricción de procesos de pensamiento, espontaneidad lenta y reducida de la conducta, relaciones sociales empobrecidas y cambios fisiológicos que resultan aumentados por preocupación hipocondriaca (MacKinnon, R. y Michels, R., 1998).

La persona deprimida experimenta un descenso de su estado de ánimo; lo describe como tristeza, melancolía o desesperación. Pierde el interés por la vida, sus apetitos se reducen antes de que su conducta manifiesta se vea afectada y, en las depresiones benignas, pasa por los movimientos del comer, del sexo o del juego, pero con poco entusiasmo. A medida que la depresión progresa, siente indiferencia por aquello que anteriormente había constituido sus ocasiones principales de placer.

2. Conceptualización

La depresión se puede entender como un síntoma o como un grupo de enfermedades que tienen ciertos rasgos en común.

Entendiendo la depresión como un síntoma, se observa un tono afectivo de tristeza acompañado de sentimientos de desamparo y amor propio reducido. Con sentimientos de que su seguridad está amenazada y de que es incapaz de resolver sus problemas, además de que nadie puede ayudarlos. Por tanto, sus facetas emocionales, cognoscitivas, fisiológicas y sociales se ven afectadas.

En los síndromes depresivos tempranos o moderados, el paciente trata activamente de aliviar sus sufrimientos, solicita ayuda o se acerca a aquello que le ayuda a soportar su sufrimiento, pero a medida que avanza la depresión y se agrava, el paciente renuncia llegando a pensar que nunca mejorará (MacKinnon, R. y Michels, R., 1998).

La depresión puede variar en cuanto al grado, desde leve hasta grave, y en casos más severos puede llevar al suicidio.

De acuerdo con Sainsbury (1976), las diferencias entre los cuadros clínicos de la depresión en grado leve y grave son:

Leve

Grave

El estado de ánimo puede mejorar cuando el paciente se halla en compañía de personas animadas.

Los cambios relativos al medio ambiente no ejercen efecto sobre la depresión, o bien el cambio es muy escaso.

Pueden existir o no trastornos del sueño y, si existen, el insomnio es inicial, o sea para conciliar el sueño.

La alteración del sueño es acentuada. Se caracteriza por despertar prematuro (insomnio demorado)

No hay lentificación fisiológica, pero el paciente puede aquejar fatiga.

Es común la lentificación del pensamiento y de la acción.

El paciente, por lo general se muestra comunicativo, dispuesto a discutir sus síntomas y se queja mucho.

El paciente habla con lentitud, como parte del proceso de lentificación.

La anorexia y la pérdida de peso están menos acentuadas e incluso pueden estar ausentes. La impotencia, la amenorrea y el estreñimiento no son síntomas fisiológicos asociados a este tipo de depresión.

Los síntomas somáticos son acentuados y consisten en anorexia, pérdida de peso, impotencia, amenorrea y, por lo general, estreñimiento.

No hay delirios.

Por lo general, hay delirios.

El paciente acusa, por lo general, a otros o a su medio ambiente de su estado.

El paciente tiende a acusarse a sí mismo por su estado.

3. Etiología

Durand y Barlow señalan que de acuerdo con la teoría integral de la etiología de la depresión, se considera la interacción de las dimensiones biológicas, psicológicas y sociales, así como una fuerte relación entre la depresión y la ansiedad.

a) Dimensiones biológicas

Los resultados de las investigaciones realizadas a gemelos para estudiar si los estados de ánimo pueden tener relación con los genes, sugieren que los trastornos del estado de ánimo son hereditarios y que los mismos factores genéticos contribuyen a la depresión y a la ansiedad.

b) Dimensiones psicológicas

Los resultados de las investigaciones han llevado a concluir que aunque casi todos los que se deprimen han experimentado un suceso estresante, la mayoría de las personas que experimentan tales sucesos no se deprime. Lo anterior sustenta la interacción de los sucesos de vida estresante con cierta clase de vulnerabilidad, ya sea genética, psicológica o, más probable, una combinación de ambas.

La teoría del desamparo aprendido de la depresión, elaborada por Martin Seligman, es un paradigma que explica la depresión como una actitud de las personas ansiosas en la cual se deprimen cuando deciden o hacen la atribución de que no tienen ningún control sobre el estrés de su vida. La depresión sigue a una desesperanza acentuada respecto de afrontar los sucesos de vida difíciles.

En 1967, Aaron T. Beck sugirió que la depresión puede resultar de la tendencia a interpretar los sucesos cotidianos de manera negativa, por lo que señaló que esto se trataba de errores cognoscitivos; esto es, a pensar negativamente acerca de ellos mismos, de su mundo inmediato y de su futuro, lo que denominó “tríada cognitiva depresiva”, y explicó que esto puede relacionarse con una serie de sucesos negativos en la infancia y que desarrolla un esquema negativo profundamente arraigado. Beck propuso que al reconocer los errores cognitivos y sus esquemas subyacentes, se pueden corregir y paliar la depresión y los trastornos emocionales relacionados.

c) Dimensiones sociales y culturales

Los factores sociales y culturales que contribuyen a la aparición o mantenimiento de la depresión son las relaciones maritales, el género y el apoyo social, principalmente. La insatisfacción marital está fuertemente relacionada con la depresión, aunque la forma de afrontarla de hombres y mujeres, por lo general, es diferente. La situación de la mujer puede presentar algunos factores que generan cierta desventaja, ya que pueden experimentar discriminación, pobreza, acoso y agresión sexual, en mayor medida que los hombres. El apoyo social es un factor muy importante, ya que se ha observado que quien tiene relaciones sociales satisfactorias de amistad que brindan apoyo, tienden a deprimirse menos o a salir del episodio con mayor facilidad (Durand, V. y Barlow, D., 2007).

4. Epidemiología

Las cifras de prevalencia de la depresión varían dependiendo de los estudios, en función de la inclusión tan sólo de trastornos depresivos mayores o de otros tipos de trastornos depresivos. En general, se suelen recoger cifras de prevalencia en países occidentales de aproximadamente 3 por ciento en la población general, y para el trastorno depresivo mayor, una incidencia anual del 1 al 2 por mil.

Todos los estudios coinciden en que la prevalencia es casi el doble en la mujer que en el hombre, y que algunos factores estresantes vitales, como el nacimiento de un hijo, las crisis de pareja, el abuso de sustancias tóxicas (principalmente alcohol) o la presencia de una enfermedad orgánica crónica se asocian con un riesgo incrementado de desarrollar un trastorno depresivo mayor. En cuanto a la asociación familiar debida a factores genéticos, la existencia de un pariente de primer grado con antecedentes de trastorno depresivo mayor aumenta el riesgo entre 1,5 y 3 veces frente a la población general.

El número de personas afectadas por depresión aumenta y para el año 2030 se espera que este trastorno requiera una importante inversión por parte de la administración sanitaria para su tratamiento. Por el contrario, y lejos de afrontar el problema, hoy la mayoría de países en desarrollo gastan menos del 2% de sus presupuestos nacionales en servicios de salud mental. Y son estos países los que albergan a la mayoría de personas afectadas de forma directa por algún trastorno o discapacidad mental, en total, más de 450 millones de personas en todo el mundo.

En 2030 se espera que este trastorno se convierta en la enfermedad más común en los seres humanos, superando al cáncer y las patologías cardiovasculares.

La depresión en México

En México, una de cada 10 personas que acude a los servicios médicos de atención primaria padece depresión. Sin embargo, la enfermedad no es detectada a tiempo. Sólo una de cada cuatro personas con este trastorno mental recibe algún tipo de tratamiento, y con frecuencia éste consiste en medicación.

De acuerdo con un documento de la Comisión de Salud del Senado, la depresión afecta entre 12 y 20% a personas adultas, es decir, entre 18 y 65 años. La depresión es la cuarta causa de enfermedad global; y se estima que la carga de los trastornos mentales aumentará de manera significativa en los próximos veinte años, por lo que se prevé que la depresión se convierta en 2020 en la segunda enfermedad global.

5. Clasificación

Trastorno depresivo mayor, episodio único o recidivante


También conocida como depresión mayor, depresión unipolar o depresión clínica, se da en el paciente que tiene uno o más episodios depresivos mayores. Si el episodio es único, el diagnóstico es trastorno depresivo mayor de episodio único, mientras si ha habido más de un episodio, se diagnostica trastorno depresivo mayor recurrente. El término depresión unipolar se opone al de depresión bipolar o trastorno maníaco-depresivo, e indica que el estado de ánimo se mantiene en un solo polo emocional, sin existencia de períodos de manía. Los criterios que establecen tanto el DSM-IV como el CIE-10 para el trastorno depresivo mayor son:[

Criterio A: La presencia de por lo menos cinco de los síntomas siguientes, durante al menos dos semanas:

  • Animo depresivo la mayor parte del día (disforia).

  • Disminución del interés en todo o casi todas las actividades.

  • Agitación o enlentecimiento psicomotor

  • Fatiga o pérdida de energía

  • Sentimientos de inutilidad, culpa excesiva o inadecuados

  • Disminución en capacidad de concentración

  • Pensamientos recurrentes de muerte, ideación suicida.

Criterio B: No deben existir signos o criterios de trastornos afectivos mixtos (síntomas maníacos y depresivos), trastornos esquizoafectivos o trastornos esquizofrénicos.

Criterio C: El cuadro repercute negativamente en la esfera social, laboral o en otras áreas vitales del paciente.

Criterio D: Los síntomas no se explican por el consumo de sustancias tóxicas o medicamentos, ni tampoco por una patología orgánica.

Criterio E: No se explica por una reacción de duelo ante la pérdida de una persona importante para el paciente.

Trastorno distímico


Los criterios para este tipo de trastorno depresivo son:

Criterio A: Situación anímica crónicamente depresiva o triste durante la mayor parte del día y durante la mayor parte de los días, durante un mínimo de dos años.

Criterio B: Deben aparecer dos o más de estos síntomas:

Criterio C: Si hay periodos libres de los síntomas señalados en A y B durante los dos años requeridos, no constituyen más de dos meses seguidos.

Criterio D: No existen antecedentes de episodios depresivos mayores durante los dos primeros años de la enfermedad. Si antes de la aparición de la distimia se dio un episodio depresivo mayor, éste tendría que haber remitido por completo, con un periodo posterior al mismo, mayor de dos meses, libre de síntomas, antes del inicio de la distimia propiamente dicha.

Criterio E: No existen antecedentes de episodios maníacos, hipomaniacos o mixtos, ni se presentan tampoco los criterios para un trastorno bipolar.

Criterio F: No hay criterios de esquizofrenia, de trastorno delirante o consumo de sustancias tóxicas (véase adicción).

Criterio G: No hay criterios de enfermedades orgánicas.

Criterio H: Los síntomas originan malestar y deterioro de las capacidades sociales, laborales o en otras áreas del funcionamiento del paciente.

Trastorno adaptativo con estado de ánimo depresivo o mixto (ansiedad y ánimo depresivo)


Por trastorno adaptativo o depresión reactiva, se acepta la aparición de síntomas cuando ésta ocurre en respuesta a un acontecimiento vital estresante, y no más allá de los tres meses siguientes a su aparición. Se habla de depresión reactiva cuando el cuadro es más grave de lo esperable o tiene mayor repercusión funcional de la que cabría esperar para ese factor estresante. Debe existir, entonces, un criterio de "desproporción" para su diagnóstico.

Trastorno depresivo no especificado


Se denomina trastorno depresivo no especificado a aquella situación en la que aparecen algunos síntomas depresivos, pero no son suficientes para el diagnóstico de alguno de los trastornos previos. Esta situación puede darse cuando existe un solapamiento de síntomas depresivos con un trastorno por ansiedad (síndrome ansioso-depresivo), en el contexto de un trastorno disfórico premenstrual o en cuadros de trastorno depresivo post-psicótico (residual) en la esquizofrenia.

Trastorno Bipolar


Se habla de este trastorno cuando se alternan episodios de depresión con episodios de Manía, hipomanía o mixtos. Este tipo de trastornos se presentan alrededor de la edad de 30 años y se considera que poseen carga familiar significativa (aspectos heredados).

Episodio mixto: Presencia de mezcla o sucesión rápida de síntomas maniacos y depresivos, se presentan de forma brusca o bien inmediatamente después de un episodio depresivo mayor o un episodio maniaco el cual tiene una duración corta.

Episodio maniaco: la afectividad se encuentra elevada: estado de ánimo elevado, expansivo o irritable, ideas de grandeza, el pensamiento es acelerado y el lenguaje es verborreico (redundante, sin estructura lógica, fuga de ideas, incoherente).

Episodio Hipomaniaco: Características similares al episodio maniaco pero de menor intensidad

Trastorno Ciclotímico: Alternancia de periodos de síntomas hipomaniacos y periodos de episodios depresivos, pero de menor grado para considerarse como hipomanía o depresivo mayor respectivamente, su inicio es insidioso y curso crónico y aparece mayormente en adolescencia o inicio de la edad adulta.

Depresión Estacional


Presencia de alteraciones en estado de ánimo que siguen una sintomatología depresiva en otoño o invierno que remite en las estaciones de primavera o verano. Hay necesidad de aumento en horas de sueño, retraimiento social y disminución de rendimiento laboral.

Depresión por enfermedad médica


Animo depresivo o disminución de interés y placer en actividades o bien un estado de ánimo elevado, expansivo o irritable como consecuencia de una enfermedad médica.

Depresión Inducida por sustancias


Los síntomas aparecen durante o en mes siguiente a intoxicación o abstinencia, o bien, el uso de un medicamento está directamente relacionado con la alteración emocional.

6. Tipos de Evaluación


El diagnóstico de la depresión es clínico, el primer paso para recibir un tratamiento adecuado consiste en un examen médico, una buena evaluación diagnóstica debe incluir una historia médica completa. ¿Cuándo comenzaron los síntomas, cuánto han durado, qué tan serios son? Si el paciente los ha tenido antes, el médico debe averiguar si los síntomas fueron tratados y qué tratamiento se dio.

Ciertos medicamentos, así como algunas enfermedades, por ejemplo infecciones vitales, pueden producir los mismos síntomas que la depresión. El médico debe descartar esas posibilidades por medio de un examen físico, entrevista del paciente y análisis de laboratorio, también debe preguntar acerca del uso de alcohol y drogas, y si el paciente tiene pensamientos de muerte o suicidio. Además, la entrevista debe incluir preguntas sobre otros miembros de la familia. ¿Algún pariente ha tenido depresión y si fue tratado, qué tratamientos recibió y qué tratamientos fueron efectivos?

Si causas físicas son descartadas, el médico debe realizar una evaluación diagnóstica debe incluir un examen del estado mental para determinar si los patrones de habla, pensamiento o memoria se han afectado, como pasa algunas veces en el caso de enfermedad depresiva o maníaco-depresiva.

La selección del tratamiento dependerá del resultado de la evaluación. Actualmente tienen competencias en este diagnóstico los psiquiatras (licenciados en medicina, especializados en psiquiatría), psicólogos clínicos (licenciado o grado en psicología, especializado en psicología clínica.

Hay una gran variedad de medicamentos antidepresivos y psicoterapias que se pueden utilizar para tratar los trastornos depresivos. La psicoterapia sola es efectiva en algunas personas con formas más leves de depresión. Las personas con depresión moderada o severa más a menudo mejoran con antidepresivos. La mayoría obtienen un resultado óptimo con un tratamiento combinado de medicamentos para obtener un alivio relativamente rápido de los síntomas y psicoterapia para aprender a enfrentar mejor los problemas de la vida, incluyendo la depresión. El psiquiatra puede recetar medicamentos y una de las diversas formas de psicoterapia que han mostrado ser efectivas para la depresión, o ambos, dependiendo del diagnóstico del paciente y de la seriedad de los síntomas.

Existen también varios cuestionarios estandarizados que pueden ayudar a discriminar si existe o no un trastorno depresivo: como la Escala de Depresión de Yesavage, la Escala de Depresión de Zung, el Inventario de Depresión de Beck, el Test de Depresión de Goldberg o el Test de Depresión de Hamilton. Algún estudio ha evaluado incluso la eficacia de dos simples preguntas para un diagnóstico rápido de elevada fiabilidad.

Desde la terapia de conducta el objetivo del diagnóstico está en realizar una evaluación individual, cuyos datos permitirán el diseño individual de tratamiento y controlar dicho proceso. Los cuestionarios no serían usados para comparar distintos sujetos o para comprobar si alcanza una determinada puntuación. Sino que permiten comparar la puntuación antes y después del tratamiento, como una medida de control sobre las variables psicológicas en cuestión.

7. Estrategias y programas de intervención reportados en artículos científicos

Investigación epidemiológica, clínica y básica para el estudio de la enfermedad depresiva

  • Línea de Acción. Desarrollo de proyectos de investigación epidemiológica, clínica y básica con el objeto de aportar nuevos conocimientos de la enfermedad depresiva

  • Desarrollo de una investigación para la prevención del suicidio

  • Aplicación de un cuestionario de tamizaje de ideación e intención suicida a los pacientes deprimidos con el objeto de detectar el potencial de riesgo suicida

  • Elaboración de un proyecto de investigación para conocer los aspectos de interacción recíproca entre la función neuronal y de las hormonas gonadales y su repercusión sobre el desarrollo de la enfermedad depresiva.

  • Diseño de una investigación sobre la percepción de la población en general sobre la enfermedad depresiva, así como la de los médicos generales y familiares



La Organización Mundial de la Salud ha manifestado que las necesidades crecientes (OMS) de atención en salud mental, tanto actuales como en el futuro próximo, requieren programas de intervención creativos y científicamente probados, así como de la voluntad política y consenso social para impulsarlos. Ha propuesto también dirigir las acciones de los programas a la reestructuración y promoción del mejoramiento de los servicios psiquiátricos y su acercamiento a la comunidad, a disminuir la prevalencia de los trastornos mentales; destacando la importancia de la promoción de la salud mental.

Una vez que se encuentra diagnosticado el trastorno depresivo fácilmente detectado por los médicos generales en el primer nivel de atención, puede ser tratado por un tipo de terapia breve y el uso de antidepresivos, sin embargo, cerca del 25% en algunos pises solo el 10% recibe tales tratamientos.

Una de las estrategias para mejorar el trastorno depresivo es que los Médicos se encuentren capacitados para identificar aquellos desordenes mentales que tienen una incidencia mayor en la población, manejen los casos más simples y sepan dirigir a los pacientes cuando necesiten una atención más especializada, especialmente a aquellos que hayan tenido un intento de suicidio.

Existe un programa específico para depresión que se maneja a través de todas las instancias de promoción de la salud, por el cual se pretende que la población esté mejor informada sobre esta enfermedad y consciente acerca de su alcance.

Se incrementará la capacidad resolutiva enfocando la atención a las minorías vulnerables, los grupos considerados de mayor riesgo social y de salud.

Otra estrategia importante es la creación de programas específicos conformando Comités Consultivos Académico que están presididos por un Vocal Ejecutivo y están integrados por especialistas del más alto nivel profesional, académico y de investigación, los cuales aportaron sus valiosos conocimientos para los contenidos de cada programa y fijaron las grandes estrategias, líneas de acción y acciones específicas para la implantación de los mismos. Se hizo parte del órgano desconcentrado de los Servicios de Salud Mental.

Los programas se ponen a la consideración de la comunidad médica, científica y administrativa en el ámbito de la salud en México, esperando les sean de utilidad en el desempeño de sus labores y buscando construir una base de conocimientos común que permita consolidar una respuesta eficaz, eficiente y oportuna a los problemas de salud mental en nuestro país.

Metas

  • A corto plazo (1 año):

Desarrollo del proyecto relacionado con la percepción de la población en general sobre la enfermedad depresiva (1° Fase)

Desarrollo del proyecto relacionado con la percepción de los trabajadores de la salud acerca de la enfermedad depresiva (1° Fase)

  • A mediano plazo (3 años):

Análisis de la información de los proyectos que se desarrollarán en el primer año del programa

Desarrollo del proyecto para determinar la prevalencia de la enfermedad depresiva en las diferentes etapas del ciclo vital

Desarrollo del proyecto relacionado con la interacción reciproca entre la función neuronal y la de las hormonas gonadales y su repercusión sobre el desarrollo de la enfermedad depresiva en las diferentes etapas del ciclo vital

Desarrollo del proyecto relacionado con la interacción recíproca entre la función neuronal y la de las hormonas gonadales y su repercusión sobre el desarrollo de la enfermedad.

  • A largo plazo (5 años):

Desarrollo de la segunda fase del proyecto relacionado con la percepción de la población en general sobre la enfermedad depresiva y la presentación de resultados.

Desarrollo de la segunda fase del proyecto relacionado con la percepción de los trabajadores de la salud acerca de la enfermedad depresiva y presentación de resultados.

Presentación de los resultados del proyecto relacionado con la interacción reciproca entre la función neuronal y las hormonas gonadales y su repercusión sobre el desarrollo de la enfermedad depresiva.

Programas de Acción de la SSA vinculados con el Programa Específico de Depresión

Para llevar al cabo las estrategias, líneas de acción y acciones especificas contenidas en el Programa Especifico de Depresión se tendrá que realizar una intensa labor de concertación con las instituciones del Sector Salud, entidades federativas, sectores público, social y privado, además de ligar a éstas con otros programas de Acción de la Secretaría de Salud, tales como:

  • Comunidades Saludables

  • Educación Saludable

  • Enseñanza: Formación y Capacitación del Personal de la Salud

  • Infancia y Adolescencia

  • Sistema Nacional de Vigilancia Epidemiológica

  • Investigación en Salud

  • Cruzada por la Calidad de los Servicios de Salud

  • Arbitraje Médico

  • Protección Financiera

  • Migrantes “Vete Sano y Regresa Sano”

  • Sistema Nacional de Información en Salud

Conclusiones

De las investigaciones que se han realizado sobre la depresión se ha observado que las causas que pueden originarla se derivan de los aprendizajes de las personas sobre la manera de enfrentarse a la vida en las circunstancias socioculturales en las que se encuentran.

La depresión en México representa un problema importante de considerar, toda vez que de los estudios realizados al respecto se han obtenido datos que revelan la gravedad del problema, el cual se incrementa, y se prevé que para el año 2030 sea la enfermedad más común incluso a nivel mundial.

Lo cual representa un dato muy importante de tomar en cuenta si se piensa que la depresión grave puede llevar al suicidio, por lo que la enfermedad incide sobre la calidad de vida de las personas y en consecuencia de la sociedad.

Por tanto, consideramos muy trascendente que se realicen investigaciones que tengan por objeto realizar programas de prevención de esta enfermedad, los cuales tendrían que estar enfocados a una transformación del modo de pensar y aprender de la gente, de manera que les permita obtener recursos para afrontar de manera más positiva y con mayor esperanza las circunstancias de la vida actual. Siendo muy importante que se trabaje en este sentido con los niños, que representan la generación que se enfrentará al problema con mayor fuerza si no se realiza algo al respecto.

Bibliografía:

Sainsbury, M. (1978). Introducción a la psiquiatría. España: Ediciones Morata.

Durand, V. y Barlow, D. (2007) Psicopatología. Un enfoque integral de la psicología anormal. México: Cengage Learning Editores.

MacKinnon, R. y Michels, R. (1988). Psiquiatría clínica aplicada. México: Nueva Editorial Interamericana.

http://es.wikipedia.org/wiki/Depresi%C3%B3n#Epidemiolog.C3.ADa

http://www.abcuniversidades.com/Articulos/212/Depresion__la_nueva_epidemia.html

http://www.psicomedica.cl/?sub=48

http://www.eluniversal.com.mx/notas/818366.html

http://www.saludyfamilia.com/salud-mental/depresion/generalidades/

http://www.El Informador.com.mx

similar:

Investigación sobre la depresióN iconLa investigación sobre la Administración de Justicia

Investigación sobre la depresióN iconPrograma de Investigación sobre Construcción de Paz

Investigación sobre la depresióN iconDiagnóstico depresióN

Investigación sobre la depresióN iconRecapitulación sobre las líneas de investigación en biotecnologíA

Investigación sobre la depresióN iconProyecto de Investigación Sobre la Salud en el Valle de Siria

Investigación sobre la depresióN iconDepresion en la infancia y adolescencia

Investigación sobre la depresióN iconMedicamentos en la depresióN y la maníA

Investigación sobre la depresióN iconComisión nacional de investigación sobre agroquímicos decreto 21/2009

Investigación sobre la depresióN iconLa investigación fue sobre un hueso congelado descubierto en Canadá

Investigación sobre la depresióN iconInvestigación Científica sobre Salud y Ambiente en el Valle de Siria




Todos los derechos reservados. Copyright © 2019
contactos
b.se-todo.com