Conforme su acepción, esta palabra deriva del Latín




descargar 320.78 Kb.
títuloConforme su acepción, esta palabra deriva del Latín
página3/7
fecha de publicación02.02.2016
tamaño320.78 Kb.
tipoDocumentos
b.se-todo.com > Derecho > Documentos
1   2   3   4   5   6   7


Diámetro de los Perdigones de acuerdo al Nº, en Argentina



Diámetro

1

4

2

3.75

3

3,50

4

3,25

5

3

6

2,75

7

2,50

8

2;25

9

2

10

1,75

11

1,50

MEDIDAS Y PESOS TEORICOS DE LOS DISTINTOS CALIBRES


Calibre (Bore)

Diámetro

anima (mm)

Peso bala

esférica(grs.)

4

26,72

113,4

6

23,34

75.55

8

21,21

56,70

10

19.68

45,36

12

18,51

37,78

16

16,81

28,35

20

15.62

22,68

24

14,63,

18,92

28

13,97

16,20
I

f) Importancia de los perdigones: Los perdigones o muni­ciones que se usan en los cartuchos, deben ser bien redondos, uni­formes en sus dimensiones y tener un determinado grado de dure­za. La fabricación de municiones mas generalizada se efectiva por medio de una torre con una altura aproximada de 60 metros. De la parte mas alta de la misma se deja caer el plomo fundido a través de un recipiente con pequeños orificios, cada uno de los cuales des-_ prende gotas de plomo liquido en forma ininterrumpida.

Estas gotas, por un fenómeno físico conocido forma esférica durante su recorrido, para caer en una cuba con agua existen­te al pie de la torre, que las enfría instantáneamente. Este procedi­miento tiene mucha similitud con el fenómeno natural de las gotas de agua que, cayendo de gran altura y pasando por una zona fría, se transforman en bolillas redondas de hielo, fenómeno conocido con el nombre de granizo.

Obtenida así la munición, se pasa esta por dispositivos clasifi­cadores, colocados en serie, que la agrupan por diámetro que se iden­tifican del Nº 1 al Nº 10 y del nº 1 B al nº 12 B. En, los diferentes países se han adoptado distintos sistemas de clasificación, lo que provo­ca confusión. En nuestro pals se adopto el sistema métrico decimal.

Para la fabricación de perdigones se usa plomo, por ser entre los metales baratos el de mayor densidad (peso especifico 11,36). Se necesita una gran densidad porque la penetración y el poder mortífero dependen esencialmente de la energía en el momento del im­pacto. La energía es a su vez el producto de la masa del perdigón por un valor proporcional a la velocidad en el momento de llegar al blanco. Siendo finalmente la masa proporcional al peso, cuanto ma­yor sea entonces este ultimo tanto mayor, será la penetración y el poder mortífero.

Los perdigones se agrupan en tres clases, a saber: blandos o comunes; endurecidos o templados, y cobreados o plateados.


  1. Perdigones comunes. Esta munición se fabrica con plomo puro y tiene a veces un pequeño porcentaje de arsénico para facili­tar la formación de las bolitas redondas en su caída de la torre. Al ser blandos, como implícitamente lo indica su denominación, se de­forman muy fácilmente en el canon de la escopeta, aumentando con ello la resistencia por fricción entre la munición y el anima del ar­ma. Además, emploman mucho mas el canon que la clase endureci­da o la cobreada.

Por efecto de la deformación las municiones tienden a disper­sarse, dando un pésimo plomeo. Este efecto es mas pronunciado en los cañones con choke que en los cilíndricos. Existe la creencia de que la munición blanda tiene un mayor poder mortífero que la en­durecida (nos referimos a situaciones de caza), por su tendencia a deformarse en el momento del impacto. A este respecto, podemos hacer notar que un perdigón deformado disminuye, al perder la es­fericidad, su poder mortífero, porque la fuerza de penetración es menor como consecuencia de un coeficiente balístico deficiente, debido a que posee, también, una menor velocidad remanente en el momen­to del impacto, en relación con un perdigón bien redondo.


  1. Perdigones endurecidos. Esta munición difiere de la blanda por tener una aleación de plomo y antimonio que aumenta la dureza, contando por ello con mochas ventajas sobre la primera, a saber:




  • se deforma menos y mantiene su esfericidad,.resultando por lo tanto una mayor velocidad remanente que en el caso de los perdi­gones comunes;

  • es mas sólida que la blanda y por ello mantiene su agrupa­miento al pasar por el choke del cañón, lo que se refleja en un mejor plomeo;

  • no emploma tanto los cañones como la munición blanda, y

  • debido a su mayor velocidad remanente..tiene,_una mayor fuerza de penetración:

  1. Perdigones cobreados. El método usual para preparar perdigones plateados consiste en cobreados galvano-técnicamente. Esta capa de cobre depositada sobre los perdigones les da una ma­yor solidez y elasticidad, logrando una mayor rigidez, debida a la es­fera hueca del metal depositado y la mayor elasticidad, a la propie­dad elástica adicional del cobre sobre el plomo. Las ventajas de la munición cobreada son:

    • la mayor resistencia a la deformación;

    • una mejor dispersión, y

    • una mayor fuerza de penetración.

Se debe destacar que la capa de cobre tiene una densidad mas baja que el núcleo de plomo. Por eso las municiones de plomo endu­recido pesan mas que la misma cantidad de perdigones cobreados del mismo diámetro.

  1. Tamaño de los perdigones. Dentro de las características o determinaciones de un cartucho de escopeta, juega un papel espe­cialmente importante el tamaño de los perdigones. De ello, en cier­ta medida, va a depender la eficacia del disparo. El tamaño del perdigón esta condicionado, desde un punto de vista balístico, por el es­pacio que va a ocupar en el cartucho y por el peso de su conjunto, el que nos Bard una presión determinada. Cinegéticamente tiene im­portancia según el tamaño de la pieza que se desea abatir y la dis­tancia desde la que se dispara.

Con estos datos es fácil concluir diciendo que, cuanto mayor sea el tamaño del perdigón menor número de ellos tendremos en el cartucho. Asimismo. cuanto mayor sea, mas alcance eficaz obtendre­mos y mayor penetración lograremos. Desde muy antiguo existen diversos diámetros de perdigones que se denominan de forma indi­recta, como los calibres, siendo los de numero menor los que tienen mayor tamaño; así el perdigón n° 6 es mayor que el del n2 8.
5. ¿Por que se deforma el perdigón? Por lo general, se con­sidera que la causa principal de la deformación de los perdigones, y de su dispersión en el curso de su recorrido, es el hecha de que se entrechocan al desplazarse por el canon del arena, tan pronto la pre­sión de los gases vence la resistencia ofrecida por ellos y por el re­bordeado de la vaina.

Sin embargo, estudios del tiro de escopeta realizados con filmadoras de velocidad adecuada revelaron con precisión que hasta 30 o 40 centímetros aproximadamente de la boca del arma, los per­digones se proyectan en forma de masa compacta como para no per­mitir suponer que chocan entre si. Una vez desaparecido el taco, el aire comprimido por el movimiento de la masa de perdigones se in­filtra progresivamente entre ellos. A la vez, debido a su presión, de­tiene a los que se adelantan, fuerza a esa masa a tomar la forma de un hongo y los aleja a unos de los otros. De esta manera se provo­ca una paulatina dispersión.

Es solo entonces que los perdigones empiezan a chocar entre si, ya que los que han avanzado ven reducida su velocidad por la presión del aire o porque algunos son mas livianos que los que vie­nen atrás, siendo alcanzados, en todos los casos, por estos. Es aquí donde se produce el choque y la correspondiente dispersión.

Hay otras causas que dispersan los perdigones. La primera es la compresión de los mismos cuando la carga de pólvora se convier­te en gases. La presión puede adquirir tal fuerza que los perdigo­nes se aplastan entre si y toman la forma de poliedros, mas o menos irregulares, un hecho que se advierte con mayor claridad en los per­digones inmediatos al taco. Los endurecidos, por su parte, resisten la deformación como no lo logran los blandos. Por ello no es posible elevar la fuerza de la carga de pólvora.

El general Journée, famoso balístico e investigador francés, noto que un aumento de velocidad inicial superior a los 400 metros por segundo deforma tanto los perdigones y les hace perder velocidad en tal forma, que cuando llegan a un blanco a 35 metros de distancia, ni siquiera poseen la fuerza necesaria para causar una hendidura.

La segunda causa que concurre a determinar la dispersión de los perdigones es el roce de los que están en las partes laterales con­tra las paredes del canon, lo cual no solo los deforma sino que también les quita peso. En esta situación —se puede decir, como muti­lados— los perdigones pierden la velocidad mucho mas rápidamente que los que están en el centro de la carga y se desvían de su tra­yectoria original.

g) Las balas de escopeta.: Los proyectiles que se utilizaron al principio eran esféricos, debido a la carencia de estrías en el cañón de las escopetas y al desconocimiento de la forma de estabilizar proyectiles ojivales disparados en cañones lisos. Si bien la energía de las balas esféricas era igual a la de las utilizadas actualmente, su precisión dejaba mucho que desear. Los cartuchos se cargaban al retirar los perdigones y al introducir en su lugar una esfera de plo­mo del tamaño correcto.

Otra forma de preparar una bala rudimentaria fue la de fun­dir la carga de perdigones e introducir el plomo derretido en el inte­rior de la vaina. Al enfriarse el metal quedaba formado un cilindro cuya altura era igual a su diámetro. Su precisión se aproxima a la de las balas esféricas y puede resultar útil como una solución de emergencia al carecer de proyectiles apropiados.

Como las escopetas tienen el anima lisa y no pueden estabili­zar los proyectiles por efecto giroscópico, los proyectiles para ser dis­parados en este tipo de armas, con excepción de los esféricos, están construidos con una distribución de peso para que en su trayectoria se comporten, en cierto modo, como flechas, es decir con el peso en la parte delantera y la parte trasera hueca, o con un taco ligero que haga la parte de las plumas de 1as flechas.

En Francia surgió la idea de atornillar un taco de fieltro a los proyectiles esféricos. Con esta simple reforma, su precisión aumen­to de modo considerable. En esa época hizo su aparición en el mer­cado europeo una gran variedad de proyectiles para escopetas de los mas variados diseños. (ver figuras 154 a 156)

De tal manera, buscando una cierta rotación estabilizadora, se colocaron unas pequeñas aletas o estrías en el proyectil para que, con el roce del aire, a su encuentro con estas estrías inclinadas termine girando aunque sea a baja velocidad.


Por las limitaciones que imponen las escopetas, o mas bien su construcción ligera, las balas que disparan tienen una velocidad en boca impuesta por las presiones de tipo estándar para estas, es decir de 400 a 500 Kg por centímetro cuadrado, las que según el peso, dan una velocidad de alrededor de los 400 metros por Segun­do (a menor peso con la misma presión, mayor velocidad), para ob­tener el compromiso de lograr suficiente penetración y energía de impacto.

Por estas causas y haciendo. referencia al calibre 12 solamen­te. es de destacar que se fabrica cartuchos de bala para escopeta con proyectiles que varían en peso de 28 a 36 gramos, aunque a tra­ces de la experiencia y los anos prácticamente solo se usen tres ti­pos: la bala Brenneke diseñada por el alemán W. Brenneke, estable­cido en Leipzig desde 1895; el slug americano (proyectil chato), que pesa relativamente poco por estar hueco en su base en dos tercios de su tamaño, y que es el que mas usan en Estados Unidos y, finalmen­te, el diseñado por el alemán Stendebach, que es prácticamente un cilindro hueco con algo mas de peso en la parte delantera, para que al ser disparado no vaya dando tumbos y desviándose demasiado; este ultimo elemento, por su punta hueca, es tremendamente ex­pansivo a distancias cortas, pero peor para disparos largos que los tipo Brenneke. Por Ultimo, el ingenio humano ha hecho que salgan a relucir una serie de balas mixtas de metal y plástico inyectado que son verdaderos-y pequeños dardos y que, por lo menos en teoría, deberían dar resultados

Es de hacer notar que si se dispara alguna de estas balas en cartuchos que contengan delante alguna clase de taco, el resultado más probable y menor es una escopeta reventada y posibles lesiones serias en el tirador. La razón, aunque muy sencilla, es exclusiva­mente matemática: las balas, aunque menores que el anima del ar­ma, lo son en medida pequeñísima de una a dos décimas de milímetros por lo que Si el taco que está delante de la bala se tuerce hacia un lado dentro del cartón, no-caben ambos, con. el-resultado inmedia­to de una obstrucción y el consiguiente aumento de presiones que revientan el arma.

En 1960 aparecieron en el mercado argentino las balas Bremen y posteriormente las súper Bremen. A estas últimas, para adelantar el centro de gravedad y evita los problemas que generan los tacos de fieltro animal (desprendimiento en vuelo, cambio de forma por variación de presión del tornillo de montaje), además del perfecto sellado de gases, se les incorporo un taco neumático especial. Esta reforma permitió obtener idéntica altura y absoluta estanqueidad, la cual se tradujo en un aumento en la precisión de los impactos y en el total aprovechamiento de los gases de combustión de la pólvo­ra. En aquella oportunidad se experimentaron prototipos con taco integral de plástico adherido por compresión a la bala para eliminar el tornillo.

h) Los cartuchos de postas.— Para dar una idea de la efecti­vidad de las postas vamos a reproducir aquí una tabla de valores de energía de las mismas a diferentes distancias, para poder obtener un valor de por lo menos 90 kilogramos. que es la energía de impac­to a 45 metros de un rifle calibre .44 W.C.F. (.44-40), considerado Co­mo de mínima potencia para animales de caza mayor, del tipo de los ciervos o jabalíes.

Nº de postas por cartucho

Diámetro de cada posta

Cada posta m/s y Kgm

En boca

Nº de postas necesarias para 90 Kgm de energía en un círculo de 25cm. de diámetro

Cada posta m/s y Kgm a 18 metros

Nº de postas necesarias para 90 Kgm de energía en un círculo de 25cm. de diámetro

Cada posta m/s y Kgm a 27 metros

Nº de postas necesarias para 90 kilográmetros de energía en un círculo de 25cm. De diámetro

Cada posta m/s y Kgm a 27 metros

Nº de postas necesarias para 90 Kgm de energía en un círculo de 25cm. de diámetro

27

6,1mm

400

Ec = 11,2

8

390

Ec = 24,1

12

390

Ec = 24,1

14,5/15

390

Ec = 24,1

16

12

8,13mm

390

Ec = 24,1

4

390

Ec = 24,1

5,0

390

Ec = 24,1

6,0

390

Ec = 24,1

7

9

8,38mm

400

Ec = 29,0

3

390

Ec = 24,1

4,2/5

390

Ec = 24,1

5

390

Ec = 24,1

6

8

9,14mm

400

Ec = 37,8

2,53

390

Ec = 24,1

2,3/4

390

Ec = 24,1

3,6/4

390

Ec = 24,1

4
1   2   3   4   5   6   7

similar:

Conforme su acepción, esta palabra deriva del Latín iconLa palabra "Administración", se forma del prefijo "ad", hacia, y...

Conforme su acepción, esta palabra deriva del Latín iconCompetencias Tradicionales
«diestro». Una persona diestra en el sentido estricto de la palabra es una persona cuyo dominio reside en el uso de la mano derecha....

Conforme su acepción, esta palabra deriva del Latín icon“holística” deriva del vocablo griego “holos”

Conforme su acepción, esta palabra deriva del Latín iconEl origen del trigo es discutido, la mayoría de los investigadores...

Conforme su acepción, esta palabra deriva del Latín iconEl término Casta procede del Latín ”Castus” y quiere decir ”puro”

Conforme su acepción, esta palabra deriva del Latín iconEstablecimiento de oclusión clase I, corrimiento mesial de primera...

Conforme su acepción, esta palabra deriva del Latín iconCita nueva acepción no recogida en el drae

Conforme su acepción, esta palabra deriva del Latín iconModificaciones del fluido y magnetismo
«(…) El pensamiento del encarnado actúa sobre los fluidos espirituales, como el de los no encarnados y se transmite de Espíritu a...

Conforme su acepción, esta palabra deriva del Latín iconFunción y campo de la palabra y del lenguaje en psicoanálisis

Conforme su acepción, esta palabra deriva del Latín iconPalabra compuesta proveniente del griego  homeo = Igual




Todos los derechos reservados. Copyright © 2019
contactos
b.se-todo.com