SÍndrome de asperger: guía para la familia




descargar 94.07 Kb.
títuloSÍndrome de asperger: guía para la familia
fecha de publicación03.02.2016
tamaño94.07 Kb.
tipoDocumentos
b.se-todo.com > Derecho > Documentos



SÍNDROME DE ASPERGER: GUÍA PARA LA FAMILIA

Introducción
La gente con Síndrome de Asperger percibe el mundo de modo diferente de todos los demás. Nos encuentran a los demás extraños y confusos. ¿por qué no decimos lo que queremos decir? ¿por qué decimos tantas cosas que no queremos decir? ¿por qué hacemos tan a menudo comentarios triviales que no significan nada en absoluto? ¿por qué tenemos reacciones emocionales tan complicadas? ¿por qué nos mandamos y recibimos los unos a los otros tantas señales sociales? (Lorna Wing).

Cuando los clínicos nos encontramos con niños que no cumplen criterios de un determinado trastorno, en ocasiones no podemos más que conformarnos con realizar una aproximación. Sin embaro, pienso que el determinar y diagnosticar, el conocer, y tener acceso a toda la información, es un paso imprescindible en la rehabilitación y en el tratamiento de todos los trastornos. Es la información lo que nos abre las puertas de los futuros tratamientos, y por eso, el hecho de empezar a conocer este trastorno del desarrollo, que aunque no es nuevo, no es fácilmente diagnosticable, es un gran paso para poder en el futuro ayudar a un mayor número de niños.
Por eso , hagamos un poco de historia, y tratemos de profundizar un poco en las características de este síndrome.
Un poco de historia
El síndrome de Asperger es un tipo relativamente nuevo de Trastorno del Desarrollo. En 1944, Hans Asperger, un pedíatra austriaco, publicó en una revista alemana de psiquiatría y neurología donde describía a un grupo de niños con características similares muy peculiares que él no había visto antes. Las características de las que hablaba Asperger eran las siguientes:


  • Los niños eran socialmente extraños, ingenuos y emocionalmente desconectados de los otros.

  • Tenían buena gramática y vocabulario extenso. Su discurso era fluído, literal y pedante, usado en monólogos y no en intercambios conversacionales.

  • Pobre comunicación no verbal, y una entonación verbal monótona o peculiar.

  • Tenían intereses circunscritos a temas específicos, incluyendo colecciones de objetos o hechos relacionados con tales intereses.

  • Aunque la mayoría poseía inteligencia promedio o superior a la media, tenían dificultades en aprender las tareas escolares convencionales.

  • La coordinación motriz y la organización del movimiento eran generalmente pobres.

  • A estos chicos les faltaba sentido común.



El Síndrome de Asperger es un término utilizado para describir la parte más moderada y con mayor grado de funcionamiento de lo que se conoce normalmente como el espectro de los trastornos generalizados del desarrollo (o espectro autista).
Representa un trastorno del desarrollo con base neurológica, de causa desconocida en la mayoría de los casos, en el cual existen desviaciones o anormalidades en 4 amplios aspectos del desarrollo que son los tres pilares en los que se fundamenta el diagnóstico : habilidades sociales, el uso del lenguaje con fines comunicativos y ciertas características de comportamiento y de estilo relacionadas con rasgos repetitivos o perseverantes, así como una limitada pero intensa gamas de intereses.
El S. A. (síndrome de Asperger en adelante) representa la parte del espectro continuo, que se caracteriza por mayores habilidades cognitivas y por un nivel de lenguaje más cercano a la normalidad, en comparación con otros trastornos del desarrollo.

Epidemiología
Los mejores estudios que se han realizado hasta la fecha sugieren que el A.S. es considerablemente más frecuente que el autismo “clásico”. Mientras que la incidencia del autismo se ha valorado tradicionalmente en 4 casos cada 10.000 personas, el A.S. se sitúa en 20-25 por 10.000.
Todos los estudios están de acuerdo en que el síndrome de Asperger es mucho más frecuente en niños que en niñas. Las razones por las cuales se produce este fenómeno se desconocen. El A.S. se asocial frecuentemente con otros tipos de diagnósticos, tales como: trastorno con tics nerviosos como el de Tourette, problemas de atención ( transtornos de atención e hiperactividad , Tdah) y problemas de estado de ánimo como depresiones o ansiedad. En algunos casos, existe un componente genético claro, con uno de los padres (con más frecuencia el padre) que presenta un cuadro completo de Asperger o cuanto menos algunos rasgos característicos del mismo.

Trastornos asociados
En la mayoría de los casos de S.A. las manifestaciones más importantes se ubican en el plano cognitivo y conductual, con unas características bastante específicas.
Sin embargo, en una parte importante de niños con S.A., existe comorbilidad (se presentan el mismo tiempo) con otros trastornos. Los más comunes serían:



  • Trastorno del desarrollo de la coordinación (TDC): marcada alteración en el desarrollo de la coordinación motora que interfiere de manera importante, con el aprendizaje escolar o las actividades de la vida diaria. Con elevada frecuencia se encuentra asociado al S.A.

  • Síndrome de Tourette: viene definido por la presencia de múltiples tics motores y vocales con una evolución crónica.

  • Trastorno por déficit de atención con hiperactvidad (TDH-A): término utilizado en DSM- IV para referirse al trastorno que comporta un déficit de atención en un grado suficiente para generar dificultades en el aprendizaje. Puede ir asociado, o no, a hiperactividad. Se definen 3 tipos: (1) con predominio de falta de atención, (2) con predominio de hiperactividad-impulsividad, (3) y el tipo combinado.

  • Trastorno específico del lenguaje: incluye dislexia o hiperlexia (excelente habilidad para la mecánica lectora, pero con comprensión lectora muy baja).

  • Trastorno del aprendizaje no verbal: es u síndrome que se caracteriza por déficits primarios en la percepción táctil y visual, en las habilidades de coordinación psicomotora y en la destreza para tratar con material o circunstancias nuevas.

  • Depresión: también muestra una frecuente comorbilidad con el S.A. No es raro que algunos síntomas depresivos pasen desapercibidos por los padres. Los aspectos depresivos que más se suelen apreciar en niños con A.S. son la falta de autoestima, estado de ánimo irritable, falta de energía, somatizaciones y problemas de sueño.

  • Trastornos de ansiedad: su comorbilidad con el S.A. es mucho mayor de la que sería de esperar al azar. Al igual que para los trastornos depresivos, existe un amplio solapamiento de síntomas.



Características generales

Los problemas o los déficits se presentan en cuatro áreas:


  1. Interacción social:




  • incapacidad para extraer significado de las claves sociales,

  • ausencia o déficit del deseo de compartir información y experiencias con otros,

  • el déficit en habilidades sociales puede conducirle a problemas de conducta,

  • a menudo suelen estar solos,

  • Gillberg lo describió como “trastorno de la empatía”, la incapacidad para “leer” de forma efectiva las necesidades de los demás y las perspectivas y respuestas adecuadas.



  1. Comunicación:



  • Deficiencia en la comprensión total del lenguaje

  • En algunos casos existe un retraso en el desarrollo del lenguaje,

  • El niño con S.A. puede hablar en un tono demasiado alto en algunas situaciones, o bien demasiado formal o monótono.

  • Son capaces de hablar incesantemente sobre uno de sus centros de interés.

  • Tienden a dar información más que a participar en conversaciones.

  • El lenguaje del cuerpo y las expresiones faciales pueden parecer inadecuadas (inexpresivas) cuando está comunicando.




  1. Rutinas, rituales e inflexibilidad:




    • Los niños con S.A. se imponen rutinas rígidas a ellos mismos y a los que están a su alrededor

    • Las rutinas cambian de tiempo en tiempo y conforme crecen llega a ser más fácil razonar con ellos.

    • Tienen una gran memoria para tareas y aprender información rápidamente, sin comprenderla.




  1. Intereses restringidos:




    • Característico son las preocupaciones excesivas por determinados temas u obsesiones.

    • Las preocupaciones cambian con el tiempo.

    • El niño querrá aprender todo acerca de una materia en particular y tiende a manifestarlo en conversaciones y en su tiempo libre o/y juego.

    • Ejemplos de áreas de interés son: dinosaurios, astronomía, medios de transporte,…etc.

    • En algunos niños, estos intereses pueden persistir hasta la edad adulta, y pueden ser la base de futuras carreras o estudios.



Definición. Criterios diagnósticos.
Algunos de los criterios de diagnósticos del S.A. siguen siendo hoy objeto de discusión entre los profesionales del campo de la psicología, psiquiatría y pedagogía. No existe ningún marcador biológico que nos permita detectar los cuadros de Asperger y, por ello, su diagnóstico continúa siendo clínico, basado en los comportamientos observados, en la historia del desarrollo y en el perfil psicológico del niño.
En el Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales de la Asociación Americana de Psiquiatría, DSM-IV-R, los criterios descritos son los siguientes:

Criterios para el diagnóstico de Trastorno de Asperger
A. Alteración cualitativa de la relación social, (manifestado al menos por dos de las siguientes características):


  1. importante alteración del uso de múltiples comportamientos no verbales, como el contacto ocular, expresión facial, posturas corporales,

  2. incapacidad para desarrollar relaciones con compañeros al nivel de desarrollo del sujeto,

  3. ausencia de la tendencia espontánea a compartir disfrutes, intereses y objetivos como otras personas,

  4. ausencia de reciprocidad social y emocional.


B. Patrones de comportamiento, intereses y actividad restrictivos, repetitivos y estereotipados, (manifestados al menos por una de las siguientes características):


  1. preocupación absorbente por uno o más patrones de interés estereotipados y restrictivos que son anormales, sea por su intensidad o por su objetivo,

  2. adhesión aparentemente inflexible a rutinas o rituales específicos, no funcionales,

  3. manierismos motores estereotipados y repetitivos (por ejemplo, sacudir o girar manos o dedos,….),

  4. preocupación persistente por parte de objetos.


Estos comportamientos han de ser de suficiente intensidad como para interferir de modo significativo con áreas de funcionamiento sociales u otras áreas. Además, no debe existir un retraso asociado significativo en cualquier función cognitiva general, habilidades de autonomía y adaptativas, interés por el medio o desarrollo global del lenguaje.
Sin embargo los estudiosos del tema, piensan que realmente los criterios del DSM IV aún no están suficientemente afianzados, y que existen otras definiciones con las que se identifica de una forma más fíable el síndrome.
Una de las máximas autoridades en el estudio de estos síntomas es Gillberg (91), un médico sueco que ha trabajado mucho con el S.A. y que ha propuesto seis criterios diagnósticos, en los que se contempla, a diferencia del DSMIV, como un criterio relevante en el diagnóstico la torpeza motora:


Criterios para el diagnóstico de Síndrome de Asperger

(Gillberg y Gillberg, 1991)
1. Déficit en la interacción social, al menos dos de las siguientes:


  1. incapacidad para interactuar con iguales,

  2. falta de deseo o interés de interactuar con iguales,

  3. falta de apreciación de las claves sociales,

  4. comportamiento social y emocionalmente inapropiadas a la situación.


2. Intereses restringidos y absorbentes, al menos uno de los siguientes:


    1. exclusión de otras actividades,

    2. adhesión repetitiva,

    3. más mecánicos que significativos.


3. Imposición de rutinas e intereses, al menos uno de los siguientes:



    1. sobre sí mismo en aspectos de la vida,

    2. sobre los demás


4. Problemas del habla y del lenguaje, al menos tres de las siguientes:



    1. retraso inicial en el desarrollo del lenguaje,

    2. lenguaje expresivo superficialmente perfecto,

    3. características peculiares en el ritmo, entonación y prosodia,

    4. dificultades de comprensión que incluyen interpretación literal de expresiones ambiguas o idiomáticas,


5. Dificultades en la comunicación no verbal, al menos uno de los siguientes:


  1. uso limitado de gestos,

  2. lenguaje corporal pobre,

  3. expresión facial limitada,

  4. expresión inapropiada,

  5. mirada peculiar, rígida,


6. Torpeza motora. Retraso temprano en el área motriz o alteraciones en pruebas de neurodesarrollo .
Es evidente que no todos los niños tienen que tener todos los criterios, y que de la intensidad de los síntomas dependerá la gravedad o alteración

Veamos ahora las diferencias entre el S.A. y el autismo:


Autismo

Síndrome de Asperger

C.I. generalmente por debajo de lo normal

C.I. generalmente por encima de lo normal

Normalmente el diagnóstico se realiza antes de los tres años

Normalmente el diagnóstico se realiza después de los tres años

Retraso en la aparición del lenguaje

Aparición del lenguaje en tiempo normal

Gramática y vocabulario limitados

Gramática y vocabulario por encima del promedio

Ningún interés obsesivo al “alto nivel”

Intereses obsesivos de “alto nivel”

Desinterés general en las relaciones sociales

Interés general en las relaciones sociales

1/3 presenta convulsiones

Incidencia de convulsiones igual que en el resto de la población

Desarrollo físico normal

Torpeza general

Los padres detectan problemas alrededor de los 18 meses de edad

Los padres detectan problemas alrededor de los 2 años y medio

Las quejas de los padres son los retardos del lenguaje

Las quejas de los padres son los problemas de lenguaje, o en socialización y conducta


Etiologia. Causas el Síndrome de Asperger
Posiblemente se trate de un trastorno multifactorial, en el que están influyendo múltiples factores, entre ellos el factor genético, pero en la mayoría de los casos no existe una causa única identificable.
Los factores más estudiados han sido:



  1. Factores genéticos:




  • generalmente, uno de los padres muestra poca o muchas características del trastorno,

  • las personas diagnosticadas con S.A. a menudo tienen familiares que muestran altos porcentajes de depresión, sugiriendo que existe un factor genético.


2. Factores biológicos:


  • actualmente se cree que existe un desequilibrio bioquímico en el cerebro,

  • se han observado menos anormalidades estructurales en el cerebro en el S.A. que en el autismo,

  • presentan ciertas áreas del cerebro que están poco desarrolladas, principalmente lóbulo frontal izquierdo, y alteraciones en el lóbulo temporal izquierdo,

  • se piensa también en la existencia de problemas en la amígdala (centro relacionado con las emociones).



Evolución del Síndrome de Aspegere de Asperger a lo largo de la vida



Hans Asperger reconoció que, aunque los síntomas y los problemas cambian a lo largo del tiempo, el problema global no llega a superarse casi nunca. No obstante, cada caso es diferente y dependerá del diagnóstico precoz del problema así como, de la intervención llevada a cabo.
Veamos la evolución a través de las distintas etapas:


    1. Infancia: no existe un cuadro único y uniforme del S.A. en los primeros 3-4 años. La infancia suele ser una etapa relativamente dorada para los niños con Asperger. Suelen disfrutar de un relativo bienestar. Determinadas actuaciones que con el transcurso del tiempo pasarán a ser extrañas e incomprendidas, los primeros años permiten que pasen desapercibidas. Por esta razón, muchos niños con Asperger todavía no han recibido un diagnóstico en la etapa Infantil y el primer ciclo de Primaria. Aunque para entonces los padres y profesores ya han comenzado a percibir determinadas habilidades y dificultades que son anómalas o infrecuentes, pero todavía no han llegado a considerar la necesidad de recurrir a un profesional.




    1. Primaria: la tranquilidad previa irá dando paso a una nueva situación en la que las dificultades y las limitaciones serán cada año más evidentes.


Principales dificultades:


      • a la hora de relacionarse con los demás niños,

      • para percibir las sutilezas y las demandas implícitas en las situaciones sociales,

      • para interpretar normas de un modo flexible,

      • para comprender muchos de los estados internos de las personas que les rodean,

      • para moverse con movimientos ágiles, coordinados y precisos,

      • para tomar la iniciativa en las interacciones con sus iguales,

      • frecuentes problemas de conducta, tanto en casa como en la escuela,

      • juegos e intereses limitados,

      • empleo de un vocabulario extremadamente pedante o formal,

      • preguntas repetitivas,

      • trastornos del sueño,

      • intolerancia con los hermanos,....etc


Cualidades y aspectos positivos:


  • intenso afán de conocimiento,

  • excelente memoria para recordar la información que les interesa,

  • gran capacidad para mantener la atención sobre un centro de interés,

  • hiperlexia (en algunos casos) , precocidad en la adquisición de la lectura,

  • sobresaliente destreza y /o conocimiento en alguna parcela concreta




    1. Adolescencia: muchas de las características definitorias del S.A. se hacen más complejas al llegar a la adolescencia. Las características y cambios típicos de esta edad llevan , a un mayor sentimiento de soledad, incomprensión y deseo frustrado de pertenecer a un grupo. Es una época especialmente difícil, que experimentan un mayor deseo de relación y necesidad de formar parte de un grupo. Al mismo tiempo, hay una clara conciencia de las diferencias entre ellos y los otros chicos de su edad. Además, los cambios físicos que conlleva la adolescencia suelen confundir mucho a estos chicos. Aunque los cambios físicos se producen a la misma edad que el resto de los adolescentes, los cambios emocionales suelen mostrar cierto retraso. A pesar de ello, la adolescencia también trae consigo una mayor comprensión de las distintas situaciones sociales, mayor motivación hacia el aprendizaje y la superación de las propias limitaciones.


Principales dificultades:


  • inmadurez en el plano emocional,

  • reacciones emocionales desproporcionadas y poco ajustadas a la situación,

  • intereses inmaduros y poco acordes con su edad,

  • mayor conciencia de diferencia y de soledad,

  • mayor vulnerabilidad a alteraciones psicológicas como depresión, ansiedad,

  • desinterés hacia las modas y la imagen personal,

  • dificultades académicas: lentitud al coger apuntes, dificultades para adaptarse a cambios (de aula, de profesor, de horario...), desmotivación hacia determinadas asignaturas, para captar la idea principal de un texto.


Es importante señalar que este panorama puede cambiar al llegar a la universidad, que aumenta notablemente la motivación hacia el estudio y que no sienten tantas presiones sociales (el ambiente universitario facilita el “pasar desapercibido”).
Cualidades y aspectos positivos:


  • presencia de fuertes valores morales,

  • persistencia para alcanzar metas y objetivos,

  • gran deseo de superación,

  • personalidad sencilla, ingenua, “transparente”,

  • ausencia de malicia y “dobles intenciones”,

  • mayor dominio de las reglas sociales básicas. Sobre todo, si ha recibido un tratamiento adecuado, han interiorizado y aprendido algunas reglas sociales básicas para desenvolverse con mayor “soltura” en situaciones de interacción social breves y “superficiales”.




    1. Vida adulta: suelen presentar una serie de problemas asociados, como depresión, ansiedad...etc.; consecuencia de la ausencia de intervención temprana. Cuando se comparan con otros jóvenes con otros trastornos del desarrollo (por ejemplo, autismo clásico), podrían con mayor probabilidad convertirse en adultos independientes en cuanto empleo, matrimonio y familia,..etc. La mayoría de los casos, por lo menos hasta cierto punto, continuarán mostrando sutiles diferencias en las relaciones sociales. Pueden sentirse inseguros frente a las demandas sociales y emocionales de matrimonio, aunque sabemos que muchos de ellos se casan.



Principales dificultades:


  • dificultades de relación social, para tener amigos y profundizar en las relaciones,

  • dificultad para el trabajo en equipo,

  • problemas para detectar emociones y sentimientos ajenos y también para expresarles,

  • incapacidad para planificar y organizar su futuro,

  • problemas en la toma de decisiones,

  • dificultades para manejar relaciones de pareja,

  • dificultades atencionales que se pueden reflejar en el entorno laboral,

  • problemas para encontrar trabajos donde haya que superar una entrevista,


Cualidades y aspectos positivos:


  • suelen ser personas nobles y decir en cada momento lo que piensan,

  • cuando su trabajo se ajusta a sus intereses y tiene una baja demanda social, el éxito profesional suele estar garantizado,

  • reclaman independencia económica y social,

  • suelen ser perfeccionistas a la hora de realizar cualquier tarea,

  • capacidad de almacenar grandes cantidades de información,

  • suelen ser más eficientes en trabajos técnicos,

  • cuando las metas están claramente definidas suelen ser persistentes en la consecución de los objetivos.


Abordaje del Síndrome de Asperger



En la actualidad, no existe un tratamiento específico para el Síndrome de Asperger, sólo hay intervenciones rehabilitadoras.

Tipos de tratamiento:


  • Intervención farmacológica: no existe ningún fármaco específico para el S.A., sin embargo es muy importante tratar algunos síntomas. De modo que los medicamentos son prescritos sólo para el tratamiento de síntomas y no para el trastorno. Se incluyen el uso de varios tipos de medicamentos para el tratamiento de síntomas asociados con S.A. : depresión, déficit de atención con o sin hiperactividad, obsesiones,.....etc. Las situaciones específicas donde la medicación es útil:




  • déficit de atención y/o hiperactividad,

  • agresividad,

  • rituales y compulsiones,

  • ansiedad




        • Intervención psicológica: los objetivos de la terapia individual van encaminados a tratar las emociones y sentimientos asociados con el S.A.



objetivo 1º: entrenamiento en Habilidades Sociales,


        • se usa un pequeño grupo de interacción,

        • el grupo promueve el uso de conductas no verbales y motiva al niño a ser más consciente de sus habilidades,

        • también aprenden a modular la voz y llegar a ser más sociales en los distintos ambientes.


objetivo 2º: modificación de conductas,
objetivo 3º : intervención educativa


        • el tutor debe animar a que el niño se involucre en actividades de grupo,

        • mantener contactos periódicos y frecuentes con los padres,

        • ayudar al niño en las tareas de organización,

        • la intervención educativa debe tener en cuenta las complicaciones tales como: TDA-H, ansiedad,....


objetivo 4º: en la adolescencia y vida de adultos, es fundamental la orientación y formaciónprofesional,


        • habilidades de búsqueda de empleo,

        • técnicas de entrevista,



Pautas familiares
Son muchas las cosas que los padres pueden hacer para ayudar a su hijo a entender mejor el mundo y de este modo hacer la vida de todos un poco más fácil. Veamos unas ideas generales:



  • utilice un lenguaje simple, con un nivel que pueda entender,

  • use instrucciones simples,

  • intente conseguir la confirmación de que entiende lo que usted está hablando o preguntado,

  • explíquele por qué debe mirar cuando usted le habla, dele ánimos, alabanzas para cualquier logro, especialmente cuando utiliza de forma espontánea una habilidad social,

  • limite su tiempo para los “intereses especiales” a fracciones diarias de tiempo,

  • prepárelo de antemano para cualquier cambio y proporcione advertencias puntuales cuando usted desea que termine la tarea,

  • intente introducir de antemano una cierta flexibilidad en su rutina, si aprenden temprano que las cosas cambian y a menudo sin aviso, les puede ayudar,

  • no espere siempre que actúe de acuerdo a su edad, generalmente son inmaduros y usted debe tener en cuenta eso,

  • intente identificar los “disparadores de tensión”, evítelos si es posible, esté preparado para distraerle con alguna alternativa,

  • las promesas y las amenazas que usted hace deberán ser respetadas, así que trate de no hacerlas a la ligera,

  • enséñele algunas estrategias para hacer frente a situaciones difíciles, por ejemplo, respirar profundamente y contar hasta 20...

  • comience temprano a enseñar la diferencia entre los lugares privados y los públicos, las acciones en cada uno, de modo que él pueda desarrollar estrategias para hacer frente a reglas sociales más complejas, más adelante en su vida,

  • déjele saber que usted lo quiere y que está orgullos de él. Suele ocurrir que con un niño que habla poco que no se le diga todas las cosas que usted siente por él,

  • en concreto, para la adquisición de conductas sociales apropiadas:




  • cómo empezar, mantener y terminar un juego,

  • favorecer la cooperación,

  • invitar a casa a un amigo: asegurarse que el encuentro es exitoso,

  • apuntar al niño a clubes, asociaciones, actividades de ocio,...etc


Recuerde, ellos son niños como los demás, tienen sus propias personalidades, capacidades, tienen gustos y aversiones, sólo necesitan ayuda, paciencia y comprensión de todos los que le rodean.
Pautas para el colegio

Pautas para la escuela



El conocimiento de las características que definen el S.A., de su forma peculiar de entender su entorno y, en definitiva, de su particular funcionamiento neuropsicológico, ayuda a elaborar estrategias educativas ajustadas a sus necesidades. Veamos qué pueden hacer los profesores:


  • las rutinas de la clase deben ser tan consistentes, estructuradas y previsibles como sea posible; preparar de antemano cambios de horarios, transiciones,....

  • las normas de la clase deben estar claramente expresadas,

  • importante usar apoyos de tipo visual (listas, horarios, pictogramas) en cualquier proceso de enseñanza,

  • asegurar un ambiente estable, predecible, evitando cambios inesperados,

  • intentar que las enseñanzas sean bastante concretas, evitar un tipo de lenguaje que sea malinterpretado por el niño, tales como sarcasmos, modismos,....

  • asegurar pautas de aprendizaje sin errores: suelen mostrar bajos niveles de frustración. Ofrecer todas las ayudas necesarias para garantizar el éxito en la tarea presentada, desvaneciendo poco a poco las ayudas ofrecidas,

  • descomponer las tareas en pasos más pequeños,

  • ofrecer oportunidades de hacer elecciones ya que suelen mostrar serias dificultades para tomar decisiones,

  • ayudar a organizar su tiempo libre, evitando la inactividad o la dedicación excesiva a sus intereses especiales,

  • enseñar de manera explícita habilidades y competencias que por lo general no suele requerir una enseñanza formal y estructurada: con niños con Síndrome de Asperger no podemos dar nada por supuesto; por ejemplo, habilidad para interpretar una mirada, ajustar el tono de voz según el mensaje, respetar turnos de conversación,...

  • aprovechar al máximo las áreas de interés especial del niño. También se puede recompensar al niño con actividades que sean de su interés para cuando haya hecho de forma satisfactoria otras tareas,

  • prestar atención a los indicadores emocionales para prever y prevenir posibles alteraciones en el estado de ánimo,

  • evitar en lo posible la critica y el castigo: sustituirlo por el refuerzo positivo, el halago y el premio.



Pronóstico



En general, los datos aportados por los diferentes estudios sugieren la existencia de una alta variabilidad con respecto al pronóstico de los individuos adultos. Desde el adulto con una independencia total de la familia, pasando por el individuo con un nivel adecuado de autonomía pero socialmente aislado, hasta el individuo adulto que logra casarse y formar una familia.

Hoy en día los resultados de los tratamientos difieren de niño a niño. Esto se debe, principalmente, a que el S.A. se asocia con muchos otros factores conductuales tales como, TDA y TDH-A, trastorno obsesivo,...etc. Cada niño se encuentra afectado de forma diferente de acuerdo a estas características.

Conclusión



Es importante tener presente que el niño diagnosticado con S.A. es único y sus capacidades y habilidades son por lo tanto, diferentes a los de otros chicos. Con más motivo que los demás, estos niños necesitan un entorno estable tanto en el campo educativo, familiar y tener el tratamiento adecuado para que pueda ir evolucionando de la mejor forma posible. Los avances en genética y en bioquímica hacen pensar en un futuro en que se despejen las incógnitas relacionadas con el Síndrome de Asperger . Mientras tanto el esfuerzo debe ir orientado a optimizar su desarrollo en todas las facetas de su vida.

Los niños y adultos con S.A. poseen destrezas significativas y encierran dentro de si un gran potencial para alcanzar metas ambiciosas y logros de gran relevancia para sus vidas y por lo tanto es este el objetivo final de nuestro trabajo y esfuerzo.
Bibliografía

Bibliografía y direcciones de interés





  • “ El Síndrome de Asperger. ¿Excentricidad o discapacidad social?” Pilar Martín Borreguero. Alianza Editorial. 2004.

  • “El Síndrome de Asperger. Una guía para la familia”. Tony Attwood. Piados. 2002.

  • “Un acercamiento al Sindrome de Asperger: una guía teórica y práctica”. Equipo Deletrea. Asociación Asperger España.

  • “Soy un niño con Síndrome de Asperger”. Kenneth may. Piados. 2003.

  • “El espectro autista. Intervención psicoeducativa.” Manuel Ojea Rúa. Aljibe. 2004.

  • “Una propuesta curricular interdisciplinar para el alumnado autista /TGD”. Angel Luis Yuste Navarro. Aljibe. 2004.

  • www.asperger.es

  • www.attem.com


similar:

SÍndrome de asperger: guía para la familia iconLa familia del alumno con Síndrome de Asperger

SÍndrome de asperger: guía para la familia iconEl autismo y síndrome de asperger

SÍndrome de asperger: guía para la familia iconAutismo y sindrome de asperger

SÍndrome de asperger: guía para la familia iconMás allá del Síndrome de Asperger

SÍndrome de asperger: guía para la familia iconSíndrome de Asperger. Un trastorno del espectro autista

SÍndrome de asperger: guía para la familia iconFuente Síndrome de Asperger. Un trastorno del espectro autista

SÍndrome de asperger: guía para la familia iconSíndrome de Asperger, Autismo de Alto Funcionamiento y Desórdenes del Espectro Autista

SÍndrome de asperger: guía para la familia iconAspectos neurobiológicos del síndrome de asperger dr. Josep Artigas....

SÍndrome de asperger: guía para la familia iconConsulta un poco y elabora una síntesis sobre el Autismo y el síndrome...

SÍndrome de asperger: guía para la familia iconBasado en la película mi nombre es khan, tratando temas como el autismo,...




Todos los derechos reservados. Copyright © 2019
contactos
b.se-todo.com