El Fenómeno Natural de Anti-gravitación e Invisibilidad en insectos debido al Efecto de laEstructura de Cavidad (cse)




descargar 153.48 Kb.
títuloEl Fenómeno Natural de Anti-gravitación e Invisibilidad en insectos debido al Efecto de laEstructura de Cavidad (cse)
página1/4
fecha de publicación27.10.2015
tamaño153.48 Kb.
tipoDocumentos
b.se-todo.com > Derecho > Documentos
  1   2   3   4
El Fenómeno Natural de Anti-gravitación e Invisibilidad en insectos debido al Efecto de laEstructura de Cavidad (CSE)

Introducción Por Lu. N. Cherednichenko, investigador Laboratorio de Biofísica, Instituto de patología humana y ecología, Academia Rusa de ciencias médicas.

Viktor Stepanovich Grebennikov 

Es un naturalista, un entomólogo profesional, un artista en pocas palabras, un intelectual con una amplia gama de intereses y actividades. Es conocido por muchos como el descubridor del Efecto Cavernoso de Estructuras (CSE) pero muy pocas personas están familiarizadas con su otro descubrimiento, que también toma prestado de la Naturaleza y sus secretos más íntimos. Por el año 1988 descubrió los efectos anti-gravitacionales de la cáscara de quitina de ciertos insectos. Pero el más impresionante fenómeno concomitante descubierto al mismo tiempo fue la de invisibilidad total o parcial o de la distorsión a la percepción de objetos materiales que entran en la zona de gravedad compensada. Basado en este descubrimiento, el autor utiliza principios biónicos para diseñar y construir una plataforma anti-gravitacional para vuelos dirigibles a la velocidad de hasta 25 km/min. Desde 1991-92 ha utilizado este dispositivo para rápida transportación. Los efectos bio-gravitacionales son un amplio espectro de fenómenos naturales, que al parecer no se limitan a sólo unas pocas especies de insectos. Hay muchos datos empíricos para apoyar la posibilidad de un peso disminuído o levitación completa de objetos materiales como un resultado de la acción humana psico-física dirigida (telequinesis) por ejemplo la levitación del yogui practicante de meditación trascendental según el método del Maharish

i. Se conocen casos de levitaciones de médiums durante sesiones de espiritismo. Sin embargo, sería un error pensar que estas habilidades se encuentran sólo en personas que están dotadas por la naturaleza. Estoy convencido de que estas habilidades son una regularidad biológica bajo estudio. Como se sabe, peso humano cae significativamente en el estado de automatismo sonambulístico (sonambulismo). Durante sus viajes nocturnos, 80-90Kg. de los sonámbulos son capaces de pisar planchas delgadas, o pasar sobre personas durmiendo al lado de ellos sin causarles este último ningún malestar físico (salvo el susto).Algunos casos clínicos de epilépticos no espasmódicos llegan a menudo a resultar a corto plazo en una transformación reversible de la personalidad (personas en ese estado son denominadas comúnmente como “poseídos”), mediante el cual una niña flaca y agotada, o un niño de diez años adquieren la destreza física de un atleta entrenado. Actualmente este fenómeno psicológico se conoce como síndrome de personalidad múltiple porque difiere significativamente del clásico complejo de síntomas de epilepsia. Estos casos clínicos son bien conocidos y bien documentados. Sin embargo, fenómenos acompañados de un cambio en el peso de los seres humanos o de los objetos materiales no se limitan a patologías funcionales del organismo. Personas sanas en el estado de estrés psicológico agudo causado por una situación potencialmente mortal o una fuerte motivación para lograr un objetivo de vital importancia tienen la capacidad de superar espontáneamente obstáculos insuperables en su condición normal – por ejemplo para levantar enormes pesos, etc.. Estos fenómenos comúnmente se explican por una movilización extrema de fuerza muscular, pero cálculos precisos no están de acuerdo con dicha hipótesis. Al parecer, los atletas (saltadores de altura, levantadores de pesas, corredores) han desarrollado particularmente mecanismos bio-anti-gravitacionales. Su rendimiento atlético es mayormente (si no totalmente) determinado no tanto por el rigor de su formación como por su preparación psicológica. Si una tarea científica exacta trata de estudiar las anomalías del peso humano en varios estados psico-fisiológicos fuesen establecidos y medios técnicos de control de peso dinámico creados, entonces tendríamos datos objetivos sobre este fenómeno inusual. También hay evidencia de otros fenómenos de corto plazo de aumento de masa en objetos biológicos, incluidos a los seres humanos, que no están relacionados con la transferencia de masa. El libro de V. S. Grebennikov  tiene alto mérito literario e incluye las ilustraciones propias del autor. Es un tipo de “dactilograma” para su sistema de valores espirituales, su perspectiva medio-ambiental y su autobiografía entomológica. Muchos lectores tienden a percibir el libro como nada más que un resumen popularizado de la experiencia de 60 años de observaciones científicas de entomólogos, salpicado con algunos elementos de ciencia-ficción. Pero esa conclusión sería profundamente errónea. Como amigo de Viktor Stepanovich y como alguien con un conocimiento íntimo de su trabajo (nuestros hogares están sólo a 10Km. de distancia), puedo dar fe de que nunca he conocido a un científico experimental más cuidadoso, consciente, honesto y con talento. Grebennikov es también ampliamente conocido en el así llamado “sub-mundo” científico (esto es, la rama de la ciencia rusa avanzada constantemente perseguida por el establecimiento científico oficial). Por lo tanto, un Comité de lucha contra la pseudo-ciencia, que fue creado en la División de Novosibirsk de la Academia Rusa, ha víctimizado a muchos talentosos miembros de nuestra comunidad científica local. La situación es muy parecida a la Academia de Agricultura de Rusia. Es muy fácil perder los trabajos en un laboratorio (incluso como su jefe, independientemente de los grados y títulos de uno). Sólo hay que publicar un artículo sobre, por ejemplo, el significado evolutivo de mecanismos anti-gravitacionales en insectos. Pero estoy convencido de que descubrimientos de tales proporciones no deben ser enterrados en manuscritos por causa del pragmático silencio en reglas de ciencia. Sea este libro nada sino ciencia-ficción para aquellos en lo alto. Cada persona tiene sus propias creencias. Pero el que tiene ojos verá. Catastrofismo en tanto la evolución de la naturaleza viva y en la naturaleza del conocimiento humano es realmente una drástica destrucción de los antiguos sistemas de creencias una destrucción que corre por delante de pronósticos teóricos. Una fe fanática e idolatría enlazan nuestra ciencia académica contemporánea con la religión pagana. Pero un desarrollo armonioso (en el sentido de la pneumatosfera de Pavel Florensky ) no sería posible sin romper los viejos estereotipos en el proceso de masterización de la sabiduría y la experiencia de generaciones anteriores.

El Vuelo- capítulo V de “MI MUNDO” de V. S. Grebennikov 

CAPÍTULO V.

ELVUELO

http://htmlimg3.scribdassets.com/9by63vr20w23w5yl/images/3-7accd3d6df.jpg

Una noche tranquila en la estepa. El disco rojo del sol ya ha tocado el lejano y brumoso horizonte. Es demasiado tarde para regresar a casa. He permanecido demasiado tiempo aquí con mis insectos y me estoy preparando para pasar la noche en el campo. Gracias a Dios todavía tengo agua en el termo y algunos repelentes de mosquitos uno lo necesita aquí, con gran cantidad de mosquitos en la empinada orilla de este lago salado. Estoy en las estepas, en el Valle de Kamyshlovo. Solía ser un poderoso afluente del Irtysh, pero el arado de las estepas y la deforestación convirtió el río en un profundo y amplio barranco con una cadena de lagos salados, como éste. No hay viento. Vainas de patos destellan sobre el anochecido lago, Correlimos también se oyen en la distancia.

El cielo alto, color de la perla se extiende por el calmado mundo de la estepa. Qué bueno que es estar aquí fuera, en el campo abierto! Me establezco por la noche en el mismo borde de la pendiente, en un claro de la hierba. Extiendo mi abrigo, pongo mi mochila debajo de la cabeza y antes de acostarme, recojo unos pasteles secos de estiércol de vaca y los ilumino. El romántico, inolvidable olor de azulado humo se extiende lentamente a través de la dormitante estepa. Me acuesto en mi cama simple, estiro las piernas cansadas y anticipo otra noche maravillosa en el país. El humo azul tranquilamente me lleva a la Tierra de Cuentos de Hadas; llega el sueño rápido. Me vuelvo muy pequeño, del tamaño de una hormiga, a continuación, enorme, como el cielo, y estoy a punto de dormirme. Pero ¿por qué es que hoy en día estas “transformaciones pre-sueño” de mis dimensiones corporales son algo inusual, demasiado fuerte? Una nueva sensación se ha mezclado, una sensación de caer, como si el alto acantilado haya sido alejado debajo mi cuerpo, y estoy cayendo en un desconocido, terrible abismo! De repente veo destellos. Abro los ojos, pero no desaparecen, están bailando en el anochecido cielo de perla y astilla y sobre la hierba. Cojo un sabor fuerte y metálico en la boca, como si apretase mi lengua a las placas de contacto de una pequeña batería eléctrica. Mis oídos comienzan a sonar, escucho claramente los dobles latidos de mi corazón. ¿Cómo puede uno dormirse cuando tales cosas están sucediendo! Me siento y trato de alejar estas sensaciones desagradables, pero no sale nada de mis esfuerzos. El único resultado es que los destellos no son amplios y borrosos sino nítidos y claros, como chispas o quizás pequeñas cadenas; hacen difícil mirar alrededor. Luego recuerdo: tuve sensaciones muy similares hace unos años en Lesochek, o para ser más precisos, en el Bosque Encantado (el autor se refiere a localidades de una reserva entomológica en la región de Omsk).Tengo que levantarme y caminar por la orilla del lago. ¿Se siente esto en todas partes por aquí? No: aquí, a un metro del borde, siento un claro efecto de algo, mientras a más de diez metros en la estepa el efecto claramente desaparece.

http://htmlimg3.scribdassets.com/9by63vr20w23w5yl/images/4-1e880e0cb4.jpg

Es un poco aterrador: estoy solo en la desierta estepa, por el “Lago Encantado”. Debo empacar y limpiar rápidamente. Pero se apodera mi curiosidad: ¿Qué es esto, realmente? ¿Podría ser que el olor del agua del lago y limo esté haciéndome esto? Voy hacia abajo, en la empinada y me siento por el agua. El espeso, dulzón olor del sapropel, restos podridos de algas me envuelven como en un balneario de barro. Me siento allí por cinco, diez minutos sin sensaciones desagradables. Sería adecuado dormir aquí, sino estuviera tan mojado. Subo la estepa la misma vieja historia! Mi cabeza da vueltas, vuelvo a obtener ese “galvánico”, amargo sabor en la boca y siento como si mi peso estuviera cambiando, estoy en un

momento increíblemente ligero e insoportablemente pesado en el siguiente. Veo destellos en mis ojos. Si fuese de hecho un “mal lugar”, alguna desagradable anomalía, entonces no habría ninguna hierba aquí, y abejas grandes no podrían estar anidando en la estepa franca. Sin embargo, sus nidos están todos sobre él en efecto, estaba tratando de hacer mi cama justo encima de su subterránea “ciudad abeja” en cuyas profundidades hay por supuesto una multitud de túneles, cámaras, gran cantidad de larvas y capullos todos ellos vivos y sanos. No entendí nada en ese momento. Me levanté con un dolor de cabeza incluso antes del amanecer y, cansado, cojeé hacia el camino para hacer autostop hacia Isilkul. Ese verano visité el “Lago Encantado” cuatro veces más, en diferentes momentos del día y bajo diversas condiciones climáticas. Al final del verano mis abejas consiguieron rellenar increíblemente abultados sus agujeros con polen de flores en una palabra, se sintieron genial. Por qué yo no: a un metro desde el borde de la

http://htmlimg3.scribdassets.com/9by63vr20w23w5yl/images/5-e9b9603f96.jpg

estepa, por encima de sus panales, otra vez tenía un conjunto de más sensaciones desagradables. A cinco metros de distancia, no tenía ninguna y tuve la misma antigua perplejidad: ¿por qué, por qué estas abejas se sienten también aquí que la estepa toda es moteada con sus agujeros como el queso suizo, y en otros lugares, casi como una esponja? La solución llegó muchos años después, cuando la ciudad abeja murió en el Valle de Kamyshlovo: la labranza llegó hasta el mismo borde que cayó en consecuencia. Ahora en lugar de hierba y agujeros de abejas, no hay nada ahí si no un atroz montón de barro. Sólo tenía un puñado de viejos grumos de arcilla y fragmentos de los panales, con varias celdas de la cámara. Las celdas fueron lado por lado y recordaban a pequeños dedales, o pequeñas jarras con cuellos estrechos. Yo ya sabía que estas abejas eran de la especie de anillo cuádruple que era el número de anillos luminosos en sus estómagos alargados. En mi escritorio, lleno de equipamiento, hormigas y saltamontes caseros, botellas con productos químicos y otras cosas, tenía un amplio receptáculo lleno con estos grumos de arcilla esponjosa. Estaba a punto de recoger algo y moví mi mano sobre estos fragmentos porosos.

Ocurrió un milagro: de repente sentí el calor emanando de ellos. Toqué los grumos con mi mano, estaban fríos, pero por encima de ellos, sentí una clara sensación térmica. Además, en mis dedos sentí algunos tirones hasta ahora desconocidos, una especie de “tic” por así decirlo. Y cuando empujé el recipiente con los panales hasta el final de la mesa y se inclinó sobre ella, sentí la misma sensación que en el lago; Mi cabeza se estaba volviendo más ligera y más grande, el cuerpo fue cayendo, los ojos vieron destellos rápidos, y la boca probó una batería eléctrica. Estaba sintiendo ligeras náuseas...Puse una hoja de cartón en lo alto del recipiente, la sensación no cambió. Una tapa de olla no cambió nada tampoco; era como si “algo” estuviera cortando recto a través de él. Tuve que estudiar el fenómeno inmediatamente. Pero ¿qué podía hacer en casa, sin los instrumentos físicos necesarios? Recibí ayuda de muchos investigadores de diversos institutos de la Academia Agrícola en Novosibirsk. Pero por desgracia, cada uno de los instrumentos, termómetros o detectores de ultrasonidos, magnetómetros o electrómetros no respondieron a ellos en lo más mínimo. Realizamos un análisis preciso químico de la arcilla-nada especial. El radiómetro también estuvo en silencio... Pero las manos humanas normales, y no sólo la mía, claramente sentían calor o una corriente de frío y un cosquilleo, o a veces un espeso, pegajoso entorno.

http://htmlimg2.scribdassets.com/9by63vr20w23w5yl/images/7-9534044c88.jpg

Las manos de algunas personas se volvieron más pesadas, otros sintieron que las suyas fueron empujadas hacia arriba; los dedos de algunas personas y los músculos del brazo se entumecieron, ellos sentían vértigo y profusa salivación. Fenómenos similares pudieron observarse en un montón de tubos de papel, habitados por abejas cortadoras de hoja. Cada túnel tenía una sólida fila de latas de varias capas de hojas rotas, cubiertas con tapas cóncavas (también de hojas).Dentro de las latas había capullos de seda, ovales con larvas y crisálidas. Le pedí a gente que no sabía nada de mi descubrimiento sujetar sus manos o rostros sobre los panales de las cortadoras de hoja y tomé un registro detallado del experimento. Los resultados pueden encontrarse en mi artículo “Sobre las propiedades físicas y biológicas de panales de abeja polinizadoras” publicado en el Boletín de Siberia de Ciencia Agrícola, nº.3, 1984. El mismo artículo contiene la fórmula del descubrimiento: una breve descripción física de este maravilloso fenómeno. Basado en la estructura de panales de abeja, creé unas docenas de panales artificiales de plástico, papel, metal y madera. Resultó que la causa de todas esas sensaciones inusuales no era un campo biológico, sino por el tamaño, forma, número y la disposición de cavernas formadas por los objetos sólidos. Y como antes, el organismo lo sentía, mientras que los instrumentos estaban en silencio.

Llamé al descubrimiento el Efecto de Estructuras Cavernosas (CSE-Cavernous Structures Effect) y continué con mis experimentos. La Naturaleza continuó revelando sus secretos más íntimos, uno tras otro...

Resultó que la zona CSE inhibe el crecimiento de bacterias, saprofitos del suelo, de levadura y otros cultivos, así como la germinación del grano de trigo. También cambia el comportamiento de algas microscópicas clamidosporas. Las larvas de abeja cortadora de hoja empiezan a fosforescer, mientras que las abejas adultas son mucho más activas en este campo y terminar la polinización dos semanas antes.

Resultó que el CSE (Efecto de Estructuras Cavernosas), como la gravitación, no podía ser escudado, él afectaba a los organismos vivos a través de paredes, metales gruesos y otras pantallas.

http://htmlimg3.scribdassets.com/9by63vr20w23w5yl/images/8-3ef08915e2.jpg

Resultó que si un objeto poroso fue movido a otro lugar, el humano sentiría el CSE no inmediatamente si no en unos pocos segundos o minutos, mientras que el antiguo lugar conservaría un rastro, o como lo he llamado, un “fantasma” perceptible a mano durante horas y a veces durante meses después. Resultó que el campo CSE no disminuyó ni siquiera con la distancia, si no que rodeó el panal con un sistema de invisibles, aunque a veces claramente perceptibles “depósitos”. Resultó que animales (ratones blancos) y seres humanos, entrando en la zona del CSE (incluso uno muy fuerte) pronto se adaptó a él. No podía ser de otra manera: en todas partes estamos rodeados por cavernas, grandes y pequeñas: por rejillas, celdas de plantas vivas y muertas (así como nuestras propias células), por burbujas

http://htmlimg3.scribdassets.com/9by63vr20w23w5yl/images/9-784207d7d8.jpg

de goma y espuma, espuma de plástico, espuma concreta, habitaciones, corredores, pasillos, techos, espacios entre piezas de máquinas, árboles, muebles, edificios. Resultó que el “rayo” del CSE tuvo un impacto más fuerte en los organismos vivos cuando fue dirigido lejos del sol y también hacia abajo, hacia el centro de la Tierra. Resultó que relojes tanto mecánicos como electrónicos colocados en un fuerte campo CSE comenzaron a funcionar incorrectamente y el Tiempo debe tener también una parte en él. Todo esto fue la manifestación de la Voluntad de la Materia, en constante movimiento, transformación y eterna existencia. Resultó que en los años 20, el físico francés Louis des Broglie recibió el Premio Nobel por su descubrimiento de estas ondas, y que estas últimas se utilizaron en microscopios electrónicos. Resultó que... bueno, muchas otras cosas ocurrieron en mi investigación y experimentos, pero nos llevaría a adentrarnos en Física de los estados sólidos, Mecánica Cuántica, Física de partículas elementales, y lejos de los personajes principales de nuestra narrativa: los insectos... Mientras tanto, logré elaborar instrumentos para un registro objetivo de los CSE instrumentos que reaccionen con precisión a la proximidad de nidos de insectos.

http://htmlimg3.scribdassets.com/9by63vr20w23w5yl/images/10-c6e15dcc23.jpg

Aquí hay en el dibujo: vasos sellados con pajas y ramitas quemadas dibujos carbonizados suspendidos en hilos de telaraña. Hay algo de agua en el fondo para oponerse a la electricidad estática que obstaculiza los experimentos en el aire seco. Si se señala a un viejo avispero, a un panal de abejas, un puñado de espigas de cereales, se mueve lentamente una docena de grados hacia el extremo superior del indicador... No hay ningún milagro aquí: la energía de los brillantes electrones de ambos cuerpos multi-cavernosos crea un sistema total de onda en el espacio, mediante el cual una onda es la energía capaz de realizar una repulsión mutua de estos objetos incluso a través de obstáculos, tales como una cápsula de acero de paredes gruesas (ver fotografía). Es difícil imaginar que su armadura es impotente para detener las ondas de un diminuto, ligero avispero como el que se ve en la imagen, y que el indicador dentro de esta pesada, sólida cápsula se ejecuta lejos a veces hasta 180 grados de este alejado, vacío panal. Sin embargo, es así. Aquellos que tenían dudas fueron invitados a visitar el Museo Agro-ecológico cerca de Novosibirsk–ustedes lo verán por sí mismos. El propio museo muestra un analgésico panal siempre activo. Es una silla con una tapa superior con una capa sobre la cabeza que contiene un vacío, pero intacto panal de abeja (panales “secos”, en el vocablo apicultor). Cualquier persona que se sienta en esta silla después de unos minutos casi ciertamente sentirá algo (por favor escríbanme con lo que exactamente sienten, estaré agradecido), mientras que aquellos con dolor de cabeza en pocos minutos dirán adiós al dolor en menos de unas pocas horas. Mis analgésicos se utilizan con éxito en muchas partes del país no hice ningún secreto de mi descubrimiento.

http://htmlimg4.scribdassets.com/9by63vr20w23w5yl/images/11-3625923050.jpg

La mano claramente detectará la emanación si se toma desde abajo, palma hacia arriba, hacia la tapa con panales de abejas. La tapa podía ser hecha de cartón, chapa, o mejor aún, de hojalata con las costuras selladas herméticamente. Hasta ahora otro regalo de los insectos... Este fue mi razonamiento al principio: las personas se han venido ocupando de las abejas durante miles de años, nadie se ha quejado nunca de nada desagradable, excepto por supuesto de picaduras. Yo tuve un panal seco sobre mi cabeza él estaba trabajando! Decidí usar un conjunto de seis fotogramas. Tal fue la historia de mi descubrimiento bastante simple. Un antiguo avispero trabaja de manera muy diferente, aunque el tamaño y la forma de sus células son muy parecidos a los de las abejas. La diferencia importante fue que el material de panal de abeja, a diferencia de la cera, es más desmenuzable y micro-poroso: es como de papel (por cierto, fueron las avispas las que inventaron el papel, no la gente: ellas raspan la fibra de madera vieja y la mezclan con su saliva pegajosa). Las paredes del panal de avispas son mucho más delgadas que las de las abejas, el tamaño

de la celda y el patrón son también diferentes, como es la cáscara externa, también hecha de varias capas, sin apretar la envoltura de papel tenía informes de un desagradable efecto de unos panales de avispas en un ático. Y además, muchos dispositivos y objetos multi-célulaque manifestarán el CSE en los primeros minutos teniendo un efecto lejos de ser beneficioso en los seres humanos. Los panales de abejas son una rara excepción. Y cuando en la década de 1960 tuvimos abejorros viviendo en nuestro apartamento de Isilkul, a menudo he observado lo siguiente. Un joven abejorro en su primer viaje fuera de la colmena no se tomó la molestia de recordar la entrada y pasaba horas vagando por las ventanas de nuestra casa y de una casa de aspecto similar. Y al anochecer, renunciando a su pobre memoria visual, debió chocar en la pared de ladrillo, precisamente fuera de la colmena y Debió tratar de pasar a través de ella.

http://htmlimg1.scribdassets.com/9by63vr20w23w5yl/images/12-34231646f4.jpg

¿Cómo sabía el insecto que justo allí, a cuatro metros lejos de la entrada y un metro y medio por debajo, detrás de la pared gruesa, a medio metro de pared estaba su casa panal? Al momento estaba perdido en conjeturas, pero ahora sé exactamente por qué el abejorro se comportó así. Un hallazgo sorprendente, ¿no creen? Ahora recordemos el experimento en el cual las avispas cazadoras volvieron no sólo a una localización determinada, sino a un lugar distinto de donde había sido trasladado el grumo de tierra con su panal: sin duda, fueron capaces de encontrarlo por un faro de onda creado por la caverna del panal.

 Y hubo otro misterio que me fue revelado por mis amigos insectos. Resultó que para atraer a sus polinizadores, las flores usan no sólo el color, el olor y el néctar, si no también un faro de onda similar, poderoso e imparable. Lo descubrí dibujando con una ramita de carbón quemado pasándola por flores grandes, en forma de campana (tulipanes, lirios, amaryllises, malvas, calabazas).Ya a una distancia podía sentir un “frenado”, por así decirlo, de este detector. Pronto pude encontrar una flor en un cuarto oscuro permaneciendo a uno o dos metros de ella pero sólo si no ha sido movida, porque un “falso objetivo” dejaría en su antiguo lugar el “fantasma residual” ya mencionado.Yo no poseo habilidades super-sensoriales, y cualquier persona después de algo de entrenamiento sería capaz de hacer lo mismo. En lugar de carbón uno puede utilizar un pedazo de 10 cm. de largo de un tallo de sorgo amarillo, o un lápiz corto cuyo extremo posterior debe estar orientado hacia la flor. Algunas personas podrían sentir la flor (una sensación “caliente” ,“fría” o “temblorosa” que emana de ella) con sus manos desnudas, lenguas o incluso caras. Como muchos experimentos demostraron, los niños y adolescentes son particularmente sensibles a las Ondas de la Materia. En cuanto a las abejas que anidan clandestinamente, su “conocimiento” del CSE es vital para ellos en primer lugar, porque permite que el constructor de una nueva galería se aleje de un panal vecino. De lo contrario simplemente colapsaría la ciudad abeja atravesando con agujeros de intersección. En segundo lugar, las raíces de la planta no pueden crecer hacia abajo en las galerías y panales. Así paradas las raíces a unos centímetros de la colmena, o también, sintiendo que las colmenas están cerca, empiezan a crecer de lado.

http://htmlimg1.scribdassets.com/9by63vr20w23w5yl/images/13-3452fc2054.jpg

Esta última conclusión fue confirmada por mis muchos experimentos en semillas de trigo brotando en un campo fuerte de CSE, en comparación con semillas germinando en las mismas condiciones climáticas, pero en ausencia del CSE. Las fotografías y dibujos muestran la muerte de raíces en el grupo experimental y su fuerte desviación en una dirección alejada de mi “panal artificial”. Así las abejas y las malas hierbas vuelven al lago habiendo hecho hace tiempo un pacto, otro ejemplo de la mayor conveniencia ecológica de todo ser. Y en ese mismo lugar del mundo vemos otro ejemplo de la actitud ignorante despiadada de la gente hacia la Naturaleza...

  La ciudad abeja está ahora desplazada; cada primavera espesos arroyos de fértil tierra negra corre, entre mugrientos montones de basura, a los salados charcos sin vida, que no hace mucho tiempo fueron una cadena de lagos con innumerables bandadas de Correlimos y patos, cisnes blancos y peces-halcón deslizándose. Y por la estepa adelgazada hacia fuera por los orificios de abeja, uno solía escuchar el zumbido de cientos de miles de abejas que, por primera vez me llevaron hacia lo desconocido.



Debo haber cansado al lector con todos estos panales míos... Se necesitaría un libro grueso para describir todos mis experimentos. Por lo tanto, sólo voy a mencionar una cosa: las pilas de mi calculadora de bolsillo, con frecuencia funcionaba mal en el campo CSE: a veces se equivocaba, o a veces su pantalla no encendía durante horas. Usé el campo de un panal de avispas, combinado con el de mis dos palmas. Ninguna de estas estructuras tuvo algún efecto en aislamiento. También observé que las manos con sus falanges tubulares, articulaciones, ligamentos, vasos sanguíneos y uñas son intensivos emanadores de CSE capaces de dar un impulso poderoso al indicador de carbón o paja de mi pequeño instrumento de un par de metros de distancia. Prácticamente cualquier persona puede hacerlo. Esto es el por qué estoy convencido de que no hay gente con habilidades supersensoriales, o más bien que todas las personas las tienen... Y el número de aquellos que, desde una distancia, pueden mover objetos ligeros en una tabla, mantenerlos



suspendidos en el aire o magnéticamente acoplados a la mano es más grande de lo que generalmente se cree. ¡Inténtelo usted mismo! Espero sus cartas. Había una vez un antiguo juego popular: un hombre se sienta en una silla, y sobre su cabeza, cuatro de sus amigos “construyen” una cuadrícula de palmas estiradas horizontalmente con ligera extensión entre los primeros dedos de las manos derechas, y luego la izquierda, con espacios de 2cm. entre sí. En 10-15 segundos, los cuatro sincrónicamente pusieron sus dedos índice y medio presionados juntos, debajo de las axilas y debajo de las rodillas del hombre sentado, y luego enérgicamente lo levantan en el aire. El tiempo entre el “colapso” de la cuadrícula y levantar al hombre no debe superar los dos segundos; la sincronicidad es también muy importante. Si todo se hace bien, un hombre de 100 kilos vuela hacia arriba casi hasta el techo, mientras que los que le lanzaron afirmaron que fue ligero como una pluma. Un lector estricto podría preguntarme cómo es esto posible. ¿No contradice todo esto las leyes de la naturaleza? ¿Y si es así, no estoy haciendo propaganda del misticismo? ¡Nada de eso! No hay ningún misticismo, la cosa es simplemente que nosotros, los seres humanos, todavía sabemos muy poco del Universo que, como vemos, no siempre acepta nuestras, reglas, suposiciones y órdenes demasiado humanas todas...

Una vez caí en la cuenta de que: los resultados de mis experimentos con panales de insectos tienen mucha similitud con los informes de gente que estaba en las cercanías de... OVNIs. Pensar y comparar: mal funcionamiento temporal de dispositivos electrónicos, relojes interrumpidos es decir, el tiempo, un invisible, resistente obstáculo, una caída temporal en el peso de los objetos, la sensación de una caída en el peso humano, fosfenos moviéndose, destellos de color en los ojos, un “galvánico” sabor en la boca...Estoy seguro de que haber leído sobre todo esto en los diarios de OVNIs. Ahora, les digo que todo ello puede ser experimentado en nuestro Museo. ¡Venga a visitarnos! ¿Estaba parado en el umbral de otro misterio? Totalmente. Y nuevamente fui ayudado por la casualidad, o mejor dicho por mis viejos amigos insectos. Y nuevamente hubo noches de insomnio, fracasos, dudas, averías, incluso accidentes... Y no tenía a nadie a quien recurrir en busca de asesoramiento sólo se habrían reído, o peor...Pero puedo decir esto, mi lector: es feliz quien tiene un mayor o menor uso adecuado de sus ojos, cabeza y manos- manos hábiles son particularmente importantes! Y créanme, la alegría del trabajo creativo, incluso del trabajo que termina en fracaso, es mucho mayor y más brillante que la obtención de diplomas, medallas, o patentes.
  1   2   3   4

similar:

El Fenómeno Natural de Anti-gravitación e Invisibilidad en insectos debido al Efecto de laEstructura de Cavidad (cse) iconDebido a un raro fenómeno, Egipto está soportando las nevadas más...

El Fenómeno Natural de Anti-gravitación e Invisibilidad en insectos debido al Efecto de laEstructura de Cavidad (cse) iconProcedimientos sobre anti-discriminación/anti-acoso y quejas

El Fenómeno Natural de Anti-gravitación e Invisibilidad en insectos debido al Efecto de laEstructura de Cavidad (cse) iconI: Por deslizamiento. El ligamiento frenoesofágico es incapaz de...

El Fenómeno Natural de Anti-gravitación e Invisibilidad en insectos debido al Efecto de laEstructura de Cavidad (cse) iconPedagógicamente mediado por: Waqi’ Q’anil Demetrio Cojtí Cuxil Máximo Domingo Díaz Montejo
«multilingüe, multicultural y multiétnico», además de multirracial, pero negado, descalificado y hasta institucionalizado como anti...

El Fenómeno Natural de Anti-gravitación e Invisibilidad en insectos debido al Efecto de laEstructura de Cavidad (cse) iconResumen Tener organizaciones competitivas en México, exige que se...

El Fenómeno Natural de Anti-gravitación e Invisibilidad en insectos debido al Efecto de laEstructura de Cavidad (cse) iconEjercicios de Gravitación

El Fenómeno Natural de Anti-gravitación e Invisibilidad en insectos debido al Efecto de laEstructura de Cavidad (cse) iconAlternativas para el control de insectos

El Fenómeno Natural de Anti-gravitación e Invisibilidad en insectos debido al Efecto de laEstructura de Cavidad (cse) iconCartilla n° 5: regulación de vegetación espontanea, insectos plagas y enfermedades

El Fenómeno Natural de Anti-gravitación e Invisibilidad en insectos debido al Efecto de laEstructura de Cavidad (cse) iconCompetencia para alimentos entre los insectos y el hombre

El Fenómeno Natural de Anti-gravitación e Invisibilidad en insectos debido al Efecto de laEstructura de Cavidad (cse) iconMedicamentos anti-migrañA




Todos los derechos reservados. Copyright © 2015
contactos
b.se-todo.com