Nosotros somos los orgullosos hijos del Norte. Desde los Fiordos noruegos hasta las tierras Centroeuropeas, los Hijos de Fenris reclaman su herencia de




descargar 220.62 Kb.
títuloNosotros somos los orgullosos hijos del Norte. Desde los Fiordos noruegos hasta las tierras Centroeuropeas, los Hijos de Fenris reclaman su herencia de
página1/8
fecha de publicación05.02.2016
tamaño220.62 Kb.
tipoDocumentos
b.se-todo.com > Derecho > Documentos
  1   2   3   4   5   6   7   8
La Camada de Fenris

Nosotros somos los orgullosos hijos del Norte. Desde los Fiordos noruegos hasta las tierras Centroeuropeas, los Hijos de Fenris reclaman su herencia de guerreros furibundos y honorables amantes de sus familias y amigos. Grandes en fuerza, grandes en justicia, honor y sabiduría. Duros en la batalla. Incansables viajeros y descubridores. Y siempre en primera línea contra las fuerzas del Wyrm, sin temer de su rostro. Desde antes de la llegada del hombre, nosotros nos hemos endurecido en planicies heladas, corriendo con los lobos y aprendiendo de su ferocidad, su coraje y su lealtad para con los suyos. Sólo los fuertes merecen sobrevivir y estar en primera línea de guerra. Combatir al enemigo con estupideces que te alejan de la línea de batalla es sólo otra forma de huir de él. ¡Antes arrojarnos a los dientes de la mismísima Serpiente que permitir que nuestras fuerzas flaqueen o dar la espalda al enemigo!

Nuestra opinión sobre:

Caminantes Silenciosos. Proceden de los desiertos, y comparten muchos rasgos con los chacales. Son viajeros y vagabundos, y casi tan solitarios como los ronin. ¿Qué es lo que buscan? ¿De qué huyen? No creo que se pueda confiar en ellos. Lucha a su lado, pero no vivas con ellos. Proceden de todas las razas humanas, y se aparean sin control. ¿Cómo vamos a confiar en ellos si no tienen una herencia común?

Colmillos Plateados. Hace tiempo fueron casi tan poderosos como nosotros ahora, pero ya no reconocen la urgencia de seguir la guerra. Haz lo que te pidan los Colmillos, pues sólo vigilándoles atentamente podremos determinar si siguen siendo capaces de dirigir las tribus. Han intentado dirigir a los humanos durante siglos, y ya veis cuán poco han conseguido. Vigiladlos cuidadosamente, pues los Colmillos Plateados se están volviendo locos, y no se debe permitir que nos arrastren en su caída. Los Garou se merecen algo mejor.

Hay muchos de la Camada de Europa que no ven que estén locos. Parece que sólo quieran ver que son sus líderes naturales. No caigáis en semejante abismo de estupidez. La Camada debe ser la tribu que dirija a los Garou. Dejad que los Colmillos sigan empleando sus trucos con los humanos, y que la Camada se haga cargo de la lucha.

Seguiremos obedeciendo a los Colmillos, escucharemos sus órdenes, y les haremos caso por ahora. Pero asegurándonos siempre de que no nos lleven por el camino del Wyrm.

Contemplaestrellas. ¿Qué es lo que buscan en la noche? Los Contemplaestrellas buscan en las profundidades de las estrellas unas respuestas que no existen. Pasan demasiado tiempo mirando al vacío e intentando resolver enigmas sin sentido, por lo que no hacen mucho en la guerra contra el Wyrm. Aunque he visto a algunos capaces de luchar bien, la mayor parte parecen dormidos en las tres cuartas partes, y estarían más que dispuestos a hacerle preguntas al mismo Jormangundr si creyesen que el Wyrm es capaz de resolver sus absurdos acertijos.

Observa a cada Contemplaestrellas individualmente -de manera parecida a como debes hacer con los Caminantes Silenciosos-, pues son muy independientes, y cada uno sigue sus propias creencias. Son capaces de luchar, y me gustaría que estuviesen dispuestos a hacerlo, ya que nosotros no podemos ocuparnos de todo.

Fianna. ¿Por qué no pueden comprender los Fianna que las canciones son sólo una pequeña parte de nuestra gran herencia? Se dedican a cantar, beber, pelearse entre ellos y aparearse. Mientras tanto, los Danzantes de la Espiral Negra les saltan al cuello, y somos nosotros los que debemos protegerles de los Garou del Wyrm. Ciertamente, podríamos dejarles morir, pero las Islas Británicas también son parte de nuestra herencia, y deben ser defendidas. Hace tiempo que pasó el tiempo de las arpas. Dejad que prueben ahora el sabor de la sangre y de la guerra. Entonces serán dignos de luchar a nuestro lado.

Furias Negras. Son una tribu orgullosa, y es verdad que han realizado numerosas proezas de las que pueden enorgullecerse. Pelean casi tan bien como los hombres, y centran su vida en conseguir la felicidad de Gaia. Pero están en un error: luchan contra nosotros cuando deberían someterse. No hay honor en negar el derecho de los varones a gobernar sobre las mujeres. Las mujeres necesitan el liderazgo de los hombres para ser fuertes en estos días. Hemos luchado muchas veces contra las Furias en el pasado, y sospecho que seguiremos haciéndolo en el futuro.

Garras Rojas. Son guerreros poderosos y dignos de nuestro respeto. Me entristece pensar que pronto tendremos que cantar su réquiem final pues son, sin duda, la tribu que cuenta con menos miembros en el mundo hoy en día, y la más empeñada en seguir con las viejas costumbres. Pese a ello, creo que podrían hacer mucho más por el mundo si el Concordato no entorpeciera sus movimientos. Aceptad a los Garras como nuestros aliados, y ayudadles siempre que podáis, pero sabed que están por debajo de nosotros. Son demasiado obstinados y estúpidos para darse cuenta de que, si se nos uniesen, podríamos gobernar las trece tribus.

Hijos de Gaia. Aún insisten en la paz, cuando los días del fin del mundo están sobre nosotros. Entiendo lo que desean los Hijos, pero no creo que las tribus puedan unificarse hasta que no se den cuenta de que tenemos razón, y que, con el Apocalipsis tan cercano, pocos más podrían esperar a dirigir a las trece tribus tan bien como lo haríamos nosotros. Pero siguen pidiendo la paz, e insisten en que debemos permitir que los humanos tomen lo que necesiten y hagan lo que deseen, aunque es obvio que los humanos son la especie que más control requiere hoy en día. Si alguna vez ha de llegar el tiempo de la paz, primero debemos ganar la guerra.

Moradores del Cristal. Por lo que puedo entender, los Moradores opinan que se puede combatir el fuego con el fuego. Se creen que conquistando las ciudades, pueden hacer que éstas sean de nuevo parte de la naturaleza. Eso es una estupidez. Miran a la boca del Wyrm y hablan de tratos y reuniones de negocios. Los Moradores del Cristal están a sólo unos pocos pasos de fusionarse con Pentex. Si eso llegase a pasar, les destruiríamos. Tenemos una misión sagrada que llevar a cabo, y si esa misión exige que acabemos con los Moradores del Cristal antes de que se unan a los Danzantes de la Espiral Negra, eso será lo que haremos. No hay excusa para adorar a las Costras. La única diferencia entre los Moradores y los Roehuesos es que los segundos son más honestos a la hora de reconocer sus defectos.

Roehuesos. Circula un rumor que pretende sugerir que los Roehuesos tenían hace tiempo sangre Garou corriendo por sus venas. Hoy en día, se aparean con perros. Lo que no dice mucho a favor de su herencia y aún menos de su carácter. Si no hubiera humanos disponibles ¿se aparearían con gorilas? Pero, por otra parte, si se aparearan con gorilas quizá ganarían algo de valor. Tengo entendido que han aceptado entre ellos a algunos individuos que habían sido miembros de nuestra tribu; no creo que esos descastados sin nombre se cualifiquen para pertenecer a ninguna otra tribu. Por mí los Roehuesos pueden quedárselos. En mi vida he visto a un grupo más cobarde, y la verdad es que preferiría verlos muertos a todos que quedarme mirando cómo se mezclan con el Wyrm. Carecen totalmente de orgullo, honor y sentido común.

Señores de la Sombra. No confiéis en ellos, pues se dedican a la usura y a las puñaladas por la espalda. Hay muchos de la Camada que creen que los Señores sólo ofrecen su ayuda si creen que se beneficiarán a la larga. Ten cuidado con los Señores; recuerda siempre que prefieren verte muerto y enterrado antes de permitirte el derecho a decir lo que piensas. Prefieren combatir al Wyrm con palabras y manipular a los demás para que luchen en su lugar. Bajo sus pomposas actitudes y manipuladoras maniobras, los Señores de la Sombra no son más que unos cobardes. Y la Camada de Fenris no necesita aliados cobardes.

Uktena. No confío en ninguno de los Puros, y en estos chamanes menos que nadie. Son demasiado reservados y paranoicos; buscan al Wyrm en lugares donde las rocas tienen formas peculiares o el viento sopla demasiado frío. E intentan aplacarlo en vez de luchar contra él. Además, protestan demasiado, siempre quejándose de que sus tierras serían puras si no hubiéramos venido nunca. Preferirían pasarse la vida fumando sus pipas sagradas y mascando su sagrado peyote en vez de luchar en nuestra sagrada guerra contra los enemigos de Gaia. Los hombres medicina tienen su puesto en las tribus, pero ¿es necesaria una tribu entera de ellos? No lo que pasa es que son débiles, e intentan ocultar su debilidad con elaboradas ceremonias, inútiles en el mejor de los casos.

Wendigo. Creo que hay demasiados de estos desaliñados semi-guerreros. Se visten con plumas y afirman que protegían las Tierras Puras de la corrupción, pero me parece que cayeron muy deprisa cuando se presentaron los auténticos Garou. Ahora se quedan en sus reservas, bebiendo whisky y gimoteando acerca de lo mucho que han sufrido, jurando venganza contra nuestra tribu. La verdad es que no tenemos nada que temer de estos idiotas; para ellos la guerra se ha perdido ya. Al igual que los paletos de los estados del sur, insisten con orgullo que sólo han perdido una batalla. Pero no son los Fenrir los que ahora viven en el desierto, alimentándose de lagartos.

Los Wendigo se arrastran con el rabo entre las patas y gimotean ante el gobierno, afirmando que les han robado lo que era suyo por derecho. Yo digo que les dejemos recuperarlo si se atreven a intentarlo; ya me he cansado de sus lloriqueos. La única diferencia entre los Roehuesos y los Wendigo es que los Roehuesos admiten abiertamente su cobardía. Los Wendigo afirman lamentar la desaparición de la tribu de los Croatanos, pero al menos ellos murieron con honor. Los Wendigo han perdido toda su dignidad.

Danzantes de la Espiral Negra. Débiles y patéticos cobardes que lloriquearon al Wyrm para que les permitiese sobrevivir, y demasiado estúpidos como para saber a lo que se enfrentaban. Eran buenos guerreros, aunque antaño las leyendas parecieron rendirles excesivo honor por su valor y coraje. Ahora pagan el precio de su estupidez. No os amedrentéis en aplastarlos a todos. No merecen el glorioso pasado del que provienen. La única forma que tenéis de compadeceros de ellos es destruirlos a todos, y el Wyrm se retorcerá en su guarida viendo como él es el siguiente. ¡¡¡Por la Camada!!!

Los Caminantes Silenciosos

El Camino es una guía para el aprendizaje. En él encuentras indicios de la sabiduría perdida. Nosotros seguimos las rutas hacia lo desconocido, abriendo el paso a los que son capaces de seguirnos, mientras las Arenas del Desierto dejan azotar su árido aliento sobre nuestra espalda. Permitid que aquellos que se encuentran con vosotros comparan sus historias y sus conocimientos sobre lo ignoto, que os servirán como llaves para abrir las puertas de los secretos que han de venir. Nosotros escarbamos en el pasado para encontrar las viejas glorias de las sendas del ayer, y así perdurar en el tiempo. Los senderos de los Muertos no nos son ajenos, pues Anubis nos hizo a su imagen, y nos permite vislumbrar el conocimiento de lo que ya ha perecido en su reino, aun a riesgo de perder nuestra propia cordura. Pero donde hay un camino, nosotros lo seguiremos hasta el final... esté donde esté. Y si ello nos conduce hacia la respuesta para vencer al Wyrm, alabada sea la senda recorrida y cada una de las llagas de nuestros pies. Quienes no sean capaces de seguir nuestros pasos... mejor no merecen ser dignos de los secretos que desenterramos.

Nuestra opinión sobre:

Camada de Fenris. Oh, son un grupito encantador. Se consideran superiores a todos los demás Garou: "al menos, nosotros nos mantenemos leales a nuestra sangre y nuestra tierra", dicen. Naturalmente, no se interesan por una andrajosa tribu de sangre gitana, particularmente una que parece saber más que ellos. ¡Estupendo! No tenemos que vivir a su lado, y si sus Parientes dejasen de incordiar a los nuestros, nos llevaríamos maravillosamente.

En los tiempos que han de llegar, seguramente le abrirán al Wyrm otro agujero, pero morirán hasta el último en el proceso. Berserkers como son, disfrutarán cada segundo de ello.

Colmillos Plateados. Toda manada de lobos tiene un alfa, ¿pero acaso hay una Manada Suprema que reine sobre las demás? ¿Se ha beneficiado claramente alguna vez el gobierno humano del control por parte de una elite de sangre? ¿Han reinado los Colmillos Plateados de forma justa y recta? ¿Actuaron bien en la Guerra de la Rabia, en el Impergium, en la Guerra de las Lágrimas?

¿Ves? Hay preguntas que no tienen respuesta.

Contemplaestrellas. Unos tipos sabios, incluso aunque dediquen demasiado tiempo a contemplar el interior de sus párpados. Son estupendos en los duelos mentales, y además unos pensadores muy creativos, pero no se preocupan lo bastante por el aquí-y-ahora. ¡Y esto lo dice un Caminante Silencioso, nada menos!

Si se concentrasen en lo que es o en lo que será, en lugar de en lo que puede ser, les llamaríamos hermanos. No obstante, han tenido tiempo suficiente para refinar sus filosofías. Si aún no han decidido en qué creen, no van a servir de nada cuando el mundo se incendie.

Fianna. Cuentan algunas de las mejores historias, incluso aunque tengas que aguantar un montón de jaleo para oírlas. No bebas demasiado de su cerveza (sólo los Fianna atarían un espíritu a una jarra de alcohol), y ten cuidado de no sacar el tema de la unidad tribal. Pero si puedes coger a uno sobrio y con ganas de hablar, aprenderás mucho sin apenas tener que sondearle.

Furias Negras. Son una banda arisca, vaya si lo son, y es innegable que son mucho más locuaces con nuestras hembras que con los machos. Aun así, tenemos una buena relación profesional con las Furias. Verás, siempre están buscando "tesoros perdidos" sobre los que puedan poner las zarpas. Son muy buenas arqueólogas, pero la mayoría salen poco: se toman muy en serio la custodia de sus túmulos.

Y aquí es donde entramos nosotros: nuestras tribus han estado asociadas en lo arcano y lo misterioso durante bastante tiempo. Tienes que tragar mucho de esa "charla de Diosa" de más-sagrado-que-tú cuando tratas con ellas, pero cuando el Wyrm se pone en marcha, son tan bravas y feroces como puedas pedir.

Garras Rojas. Valoramos a los homínidos entre nosotros, y por tanto somos indignos a ojos de los Garras Rojas. Oh, vale... Son feroces y directos, y eso es bueno, pero son tan imposiblemente cortos de miras que no tiene sentido intentar razonar con ellos.

Hijos de Gaia. Es difícil entrar en pendencias con los Hijos. Si abofeteas a uno de ellos, la mitad de las veces se limitará a sonreír en lugar de saltarte a la garganta. Esto significa que son una estupenda compañía para una noche de verano, pero que hay que patearles un poco cuando los necesitas sulfurados y dispuestos a la lucha.

Moradores del Cristal. Unos Garou muy inteligentes y adaptables. Has de respetar su habilidad para mantenerse al paso de los tiempos. La sociedad humana se ha convertido en un excelente recurso para ellos, aunque hayan perdido casi toda su sangre de lobo. No creo que me gustase atar mi libertad a la Urdimbre, pero ellos están ciertamente satisfechos con su elección.

Roehuesos. Aunque no lo parezca, los Roehuesos tienen acceso a muchos más secretos de lo que algunos creen. Están muy cerca del bajo vientre de la sociedad humana y la Garou, y más de uno es abordado por los reclutadores del Wyrm. Eso sí, no son la más higiénica de las compañías -tienes que dejar a un lado tus gustos más refinados si quieres tratar con ellos sin perder la sonrisa- pero si estás con ganas de humor macabro, déjate caer por uno de sus consejos y pregúntales por la verdad tras esas leyendas urbanas que tanto les gustan.

  1   2   3   4   5   6   7   8

similar:

Nosotros somos los orgullosos hijos del Norte. Desde los Fiordos noruegos hasta las tierras Centroeuropeas, los Hijos de Fenris reclaman su herencia de icon“La participación de los padres de los alumnos de primer año de preparatoria...

Nosotros somos los orgullosos hijos del Norte. Desde los Fiordos noruegos hasta las tierras Centroeuropeas, los Hijos de Fenris reclaman su herencia de iconResumen la Genética Humana es la disciplina biológica que se preocupa...

Nosotros somos los orgullosos hijos del Norte. Desde los Fiordos noruegos hasta las tierras Centroeuropeas, los Hijos de Fenris reclaman su herencia de iconLa genética se ocupa de estudiar los mecanismos y leyes que hacen...

Nosotros somos los orgullosos hijos del Norte. Desde los Fiordos noruegos hasta las tierras Centroeuropeas, los Hijos de Fenris reclaman su herencia de iconLa genética se ocupa de estudiar los mecanismos y leyes que hacen...

Nosotros somos los orgullosos hijos del Norte. Desde los Fiordos noruegos hasta las tierras Centroeuropeas, los Hijos de Fenris reclaman su herencia de iconCuando alaban todas las estrellas del alba, y se regocijaban todos los hijos de Dios”

Nosotros somos los orgullosos hijos del Norte. Desde los Fiordos noruegos hasta las tierras Centroeuropeas, los Hijos de Fenris reclaman su herencia de iconLos seres humanos somos los únicos sobre el planeta que tenemos la...

Nosotros somos los orgullosos hijos del Norte. Desde los Fiordos noruegos hasta las tierras Centroeuropeas, los Hijos de Fenris reclaman su herencia de iconLa herencia musulmana en España
«Reconquista» : los reinos cristianos del norte consolidaron su poder y se unificaron a fin de recuperar poco a poco el territorio...

Nosotros somos los orgullosos hijos del Norte. Desde los Fiordos noruegos hasta las tierras Centroeuropeas, los Hijos de Fenris reclaman su herencia de iconLos Hijos del limo (Del romanticismo a la vanguardia)

Nosotros somos los orgullosos hijos del Norte. Desde los Fiordos noruegos hasta las tierras Centroeuropeas, los Hijos de Fenris reclaman su herencia de iconLa genética estudia la forma en que se transmiten de padres a hijos,...

Nosotros somos los orgullosos hijos del Norte. Desde los Fiordos noruegos hasta las tierras Centroeuropeas, los Hijos de Fenris reclaman su herencia de iconMexico soberano 42 : los hijos de judas!




Todos los derechos reservados. Copyright © 2015
contactos
b.se-todo.com