El Tratado de Libre Comercio




descargar 0.52 Mb.
títuloEl Tratado de Libre Comercio
página2/22
fecha de publicación06.02.2016
tamaño0.52 Mb.
tipoDocumentos
b.se-todo.com > Derecho > Documentos
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   22

nos esfuerzos continentales y regionales que evidencia

que con propuestas y resistencia es posible construir

otra Centroamérica. Finalmente, se adosan los Anexos y

las principales fuentes bibliográficas utilizadas para esta

investigación. El contexto

de los Tratados

de Libre Comercio

2

Vivimos en un mundo

en el que es más grave

transgredir las reglas del comercio

que violar los derechos humanos.

W. Allman

U

no de los rasgos predominantes en el escenario

internacional es la prevalencia de un “orden polí­

tico unipolar”, el cual ha venido consolidando su

carácter militarista y el énfasis unilateralista en las rela­

ciones internacionales, en un contexto económico multi­

polar basado en la articulación de bloques económicos,

controlados por una tríada hegemónica formada por la

Unión Europea -con el liderazgo de Alemania—, las eco­

nomías del Sudeste de Asia -con Japón y China a la ca­

beza— y Estados Unidos -acompañado de los otros dos

países suscriptores del Tratado de Libre Comercio de

América del Norte (TLCAN), y ahora con la pretensión de

incluir 34 economías en el proyecto del Área de Libre Co­

mercio de las Américas (ALCA)—.

La reciente invasión a Irak viene a reconfirmar el giro ex­

perimentado en la globalización neoliberal-corporativa hacia un neoliberalismo de guerra.

11 El Tratado de Libre Comercio entre Estados Unidos y Centroamérica

En el contexto no sólo se constata la creciente importancia

de la industria militar1

y la fuerte dependencia que tiene la

reactivación económica mundial de la producción arma­

mentista, sino la aplicación de decisiones unilateralistas

que vienen a romper acuerdos multilaterales suscriptos por

la comunidad de naciones y que constituyen la base para

el entendimiento y la convivencia pacífica de los pueblos.

Los vínculos entre el neoliberalismo de guerra y la temá­

tica del comercio-inversión se hacen evidentes en el mismo documento de seguridad nacional de los Estados Uni­

dos, en el cual se expresa que “mercados libres y libre

comercio son las prioridades claves de nuestra estrate­

gia de seguridad nacional”2

.

También, como parte de la estrategia de seguridad nacional

estadounidense se plantean las negociaciones de la Orga­

nización Mundial de Comercio (OMC), la construcción de

un Área de Libre Comercio de las Américas, los Tratados

de Libre Comercio3

y los Tratados de Inversión Bilateral.

De manera explícita el Secretario de Estado de EEUU, Co­

lin Powell, ha planteado que su “objetivo es garantizar a las

empresas norteamericanas el control de un territorio que

va del Polo Ártico hasta la Antártica, con libre acceso, sin

ningún obstáculo o dificultad, para nuestros productos,

servicios, tecnología y capital en todo el hemisferio”4

.

12

1. En 2002 el gasto militar se incrementó por cuarto año consecutivo

a una tasa del 6%, equivalente a US $ 794.000 millones.

Estados Unidos continúa siendo el mayor productor de armas

en el mundo, su producción se estima en US $ 335.7 billones,

que corresponde al 43% de la oferta mundial. Ver: SIPRI,

The 15 major spender countries in 2002.

2 Departamento de Estado de los Estados Unidos (2002): Estrategia

de Seguridad Nacional de los Estados Unidos, septiembre, p. 23.

3 Ibíd, p. 18-19.

4 Citado en: León, Osvaldo León (2002): Movilización continental

contra el ALCA, en ALAI, 24 de enero, http://alainet.org/docs/1698.html.

El contexto de los Tratados de Libre Comercio

El proceso de desregulación al capital se ha venido impul­

sado desde los acuerdos en que se sustenta la OMC y

la amplia gama de acuerdos regionales-bilaterales de co­

mercio e inversión; pero en forma paralela a este proce­

so se constata el avance y fortalecimiento de un movi­

miento de resistencia global que se expresa en las multi­

tudinarias movilizaciones mundiales, que se han desarro­

llado desde la Ronda de Seattle en 1999 y que constitu­

yen la esperanza de la construcción de una fuerza plane­

taria para la construcción de otro mundo.

La pretensión del gobierno de Bush padre de empujar la

construcción de un Área de Libre Comercio de las Amé­

ricas (ALCA) se hace pública en la Cumbre de Presiden­

tes de Miami de 1994, año en que entraba en vigencia el

Tratado de Libre Comercio de América del Norte -suscri­

to entre Estados Unidos, Canadá y México-(TLCAN), y

cuyos principios y contenidos coinciden notablemente

con la propuesta del ALCA, al grado que algunos espe­

cialistas lo denominan un TLCAN+5

.

Siendo así, no cabe que el ALCA es mucho más que un

proyecto comercial, que pretende la constitución de un

bloque hemisférico en las Américas que ejerza contrape­

so a los bloques de la Unión Europea y las economías del

Sureste de Asia; a través de la imposición de la agenda

de las corporaciones estadounidenses en el afán de lo­

grar la desregulación al funcionamiento de las inversio­

nes y su posicionamiento en las treinta y cuatro econo­

mías de las Américas6

.

13

5. El término TLCAN+ denota que el ALCA incluye alcances

y privilegios para el capital transnacionales que sobrepasan

los límites contenidos en el TLCAN.

6. En el proyecto del ALCA participan las treinta y cuatro

economías del hemisferio, con excepción de Cuba, representan

un mercado potencial de 800 millones de personas; la tercera parte

del PIB Mundial y más de la quinta parte del comercio global. El Tratado de Libre Comercio entre Estados Unidos y Centroamérica

14

Después de varias reuniones presidenciales y de los equi­

pos del ALCA7

las negociaciones han avanzado considera­

blemente, al grado de anunciar su entrada en vigor a partir

del 2005; no obstante, en las distintas versiones de los bo­

rradores conocidos existen todavía muchos corchetes ­

que evidencia la falta de acuerdo entre los gobiernos sobre

diversos temas allí incluidos-, pero en este proceso desta­

ca especialmente la posición de algunos “gobiernos hete­

rodoxos”, como Venezuela, Brasil y Ecuador, que mantie­

nen importantes reservas a la agenda de negociación y que

anticipan la inminente dificultad de que el ALCA entre en vi­

gor no sólo en el período establecido, sino definitivamente.

Aunque el ALCA constituye, en materia de seguridad na­

cional, un objetivo estratégico para la administración esta­

dounidense, el riesgo de no concretarse tampoco limita la

consecución de los intereses y privilegios buscados para

sus transnacionales, pues la vía adoptada para ese propó­

sito continúa a paso firme a través de la firma de Tratados

de Libre Comercio (TLC). Los TLC representan la apues­

ta táctica del gobierno estadounidense para la construc­

ción del ALCA, pues por la vía bilateral se va abriendo el

camino a través de transformaciones en los marcos jurídi­

cos de los Estados, en el sentido de desregular y liberali­

zar los espacios para la intervención del capital extranjero.

En este contexto, se enmarca la vertiginosa carrera im­

pulsada por los gobiernos centroamericanos por la masi­

va ratificación de TLC, cuya labor de promoción ha sido

retomada muy diligentemente por los gobiernos mexica­

nos8

, y que ahora asumen directamente los gobiernos de

Estados Unidos y Canadá.

7. Después de la Reunión de Miami (1994), le han sucedido las

Cumbres de Santiago de Chile (1998) y de Québec en Canadá (2001).

8. El gobierno de México ha suscrito TLC con Costa Rica, Nicaragua,

los países del Triángulo Norte de Centroamérica (El Salvador,

Guatemala y Honduras), y se preparan TLC con Panamá y Belice. . La

El contexto de los Tratados de Libre Comercio

De manera complementaria a las negociaciones de los

TLC, también se abren en Centroamérica un conjunto de

megaproyectos de inversión, recogidos en el Plan Puebla

Panamá (PPP), y que a través de financiamiento público ­

préstamos o presupuestos nacionales-buscan la cons­

trucción de la infraestructura necesaria para el funciona­

miento del capital transnacional, mediante un complejo

trazado de obras de interconexión en electricidad, teleco­

municaciones, transporte, principalmente9

.

Así, desde la OMC, y más específicamente, a través del

ALCA, los TLC y el PPP, el binomio comercio-inversión viene empujándose en la región, como parte de las reglas

que, complementariamente a los Programas de Ajuste Es­

tructural (PAE) y de Estabilización Económica (PEE), se

plantean con el propósito de crear el marco óptimo para el

funcionamiento del capital, a partir del cual se facilite la ma­

ximización de sus beneficios y minimización de los costes.

15

2.1

Organización Mundial de Comercio:

el nuevo marco para la acumulación

del capital transnacional.

Los organismos financieros internacionales, como el

Banco Mundial (BM) y el Fondo Monetario Internacional

(FMI), han jugado un importante papel en la generación

de condiciones que garanticen un proceso de acumula­

ción de capital a nivel planetario; esto se logra a través

de la homogenización de la política económica, utilizando

mecanismos como los PAE y PEE.

9 Moreno, Raúl (2002): Desmitificando el Plan Puebla Panamá:

los impactos económicos y sociales, Oikos Solidaridad, mimeo,

San Salvador.9 Moreno, Raúl (2002): Desmitificando el Plan

Puebla Panamá: los impactos económicos y sociales,

Oikos Solidaridad, mimeo, San Salvador.

El Tratado de Libre Comercio entre Estados Unidos y Centroamérica

En franca acción complementaria al BM y FMI, y para

contribuir a la desregulación del capital, a partir de 1994

emerge un nuevo actor, la Organización Mundial del Co­

mercio (OMC)10

, que constituye un órgano multilateral

ocupado de las normas que rigen el comercio entre los

países11

y que representa la base jurídica-institucional del

sistema multilateral de comercio.

El órgano superior de la OMC es la Conferencia de Mi­

nistros -que se realiza bianualmente—, y dentro de ésta

es el Consejo General la instancia más importante. Para

cada Acuerdo existen órganos de consulta y decisión,

también denominados Consejos: de Mercancías, para el

Comercio de Servicios y para los Aspectos Comerciales

de la Propiedad Intelectual12

.

La principal fuente de poder de la OMC es el Órgano de

Regulación de los Diferendos, pues constituye una ins­

tancia con atribuciones jurídicas y ejecutivas, con la po­

testad de decretar sanciones, que solamente pueden ser

obviadas si todos los miembros, incluyendo la parte acu­

sadora, coinciden en no aplicarlas13

.

16

10. La OMC queda establecida en Marrakech, Marruecos,

el 15 de abril de 1994.

11. Ver: Moreno, Raúl (2002): Visibilizando los impactos del comercio e

inversión en los consumidores y consumidoras, Consumers

International-Centro para la Defensa del Consumidor, Santiago de Chile.

12 Kreissl-Dörfler, Wolfang y Quandt, Melanie (2000): La Organización

Mundial de Comercio, cinco años después de su fundación:

un balance provisional, en Libre Comercio: Promesas versus Realidades,

Ediciones Henrich Böll, El Salvador.

13 Ibíd.

El contexto de los Tratados de Libre Comercio

La OMC integra un conjunto de acuerdos en el área del

comercio de bienes, el primero de ellos es el Acuerdo Mul­

tilateral en Comercio de Bienes (AMCB o GATT por sus si­

glas en inglés), cuya base es el GATT de 1947, que luego

se reforma en 1994. En este ámbito existen otros acuer­

dos sobre agricultura, medidas sanitarias y fitosanitarias,

textiles, barreras técnicas al comercio, medidas sobre in­

versiones relacionadas al comercio, antidumping, valora­

ción aduanera, inspecciones preembarque, reglas de ori­

gen, licencias de importación, subsidios y salvaguardas.

El Acuerdo General sobre el Comercio de Servicios (AGCS

o GATS por sus siglas en inglés) busca la liberalización de

los servicios en general, y de los servicios públicos en par­

ticular. Abarca más de 160 sectores y subsectores, entre

ellos educación, salud y medio ambiente. También se tienen

el Acuerdo sobre Aspectos de los Derechos de Propiedad

Intelectual Relacionados al Comercio (ADPIC o TRIPS en

inglés), los Mecanismos de Revisión se la Política Comer­

cial, las Reglas para la Resolución de Controversias y los

Acuerdos Sectoriales Plurilaterales (aviación civil, compras

gubernamentales, productos lácteos y carne bovina).

La OMC está compuesta por 135 países miembros, de

los cuales 101 son subdesarrollados. Aunque estos re­

presentan la mayoría, en la práctica tienen muy poca o

nula capacidad de incidir en las resoluciones que ese ente emite; esto por que la OMC se ha caracterizado por

un importante déficit democrático, parecería que de

acuerdo a sus reglas de funcionamiento “el que no pue­

de pagar, no puede jugar”. Los países más pobres en­

frentan no sólo la limitación de mantener sus oficinas en

la sede de las negociaciones -Ginebra—, sino también la

dificultad de configurar equipos idóneos que les permitan

posicionarse de acuerdo a los intereses nacionales.

17 El Tratado de Libre Comercio entre Estados Unidos y Centroamérica

18

Los objetivos de la OMC están encaminados hacia el lo­

gro de “la liberalización de la mayor cantidad de sectores

posibles”; “la eliminación de las tarifas arancelarias, así

como de las trabas no arancelarias al comercio”; en caso

de que existan intereses contrapuestos en las relaciones

comerciales promoverían “la solución de controversias, a

través de procedimientos imparciales”; y con el aparente

fin de suprimir los obstáculos al comercio, “busca armoni­

zar la normativa que reglamenta aspectos de protección a

los consumidores, la salud pública y el medio ambiente”,

mediante acuerdos referentes a barreras técnicas al co­
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   22

similar:

El Tratado de Libre Comercio iconLicitación pública internacional bajo la cobertura de los tratados...

El Tratado de Libre Comercio iconIntroduccióN
«alma» y tal búsqueda sólo es posible a través de una investigación —filosófica y empírica— de las funciones, de las actividades...

El Tratado de Libre Comercio iconBibliografía: Tratado de Pediatría de Nelson

El Tratado de Libre Comercio iconTomado del Tratado de Criminología de

El Tratado de Libre Comercio iconBiologia bios vida y logos – tratado

El Tratado de Libre Comercio iconDavid hume: tratado de la naturalez humana

El Tratado de Libre Comercio iconTratado Antropológico Experimental del Hombre Delincuente””

El Tratado de Libre Comercio iconComercio Exterior

El Tratado de Libre Comercio iconComercio e inversiones internacionales w&P

El Tratado de Libre Comercio iconRespuesta a Editorial de El Comercio




Todos los derechos reservados. Copyright © 2019
contactos
b.se-todo.com