Padre Gabriele Amorth- exorcista de la diócesis de Roma De su libro, "Un Exorcista Cuenta Su Historia"




descargar 256.3 Kb.
títuloPadre Gabriele Amorth- exorcista de la diócesis de Roma De su libro, "Un Exorcista Cuenta Su Historia"
página1/7
fecha de publicación07.02.2016
tamaño256.3 Kb.
tipoDocumentos
b.se-todo.com > Derecho > Documentos
  1   2   3   4   5   6   7
PLEGARIAS DE LIBERACIÓN


Padre Gabriele Amorth- exorcista de la diócesis de Roma
De su libro, "Un Exorcista Cuenta Su Historia"


Ver también: exorcismo | maleficio | Oraciones contra el poder de las tinieblas

Oraciones contra el maleficio (del ritual griego)
Kyrie eleison. Dios nuestro Señor, oh Soberano de los siglos, omnipotente y todopoderoso, tú que lo has hecho todo y que lo transformas todo con tu sola voluntad; tú que en Babilonia transformaste en rocío la llama del horno siete veces más ardiente y que protegiste y salvaste a tus tres santos jóvenes; tú que eres doctor y médico de nuestras almas; tú que eres la salvación de aquellos que se dirigen a ti, te pedimos y te invocamos, haz vana, expulsa y pon en fuga toda potencia diabólica, toda presencia y maquinación satánica, toda influencia maligna y todo maleficio o mal de ojo de personas maléficas y malvadas realizados sobre tu siervo... haz que, en cambio, de la envidia y el maleficio obtenga abundancia de bienes, fuerza, éxito y caridad; tú, Señor, que amas a los hombres, extiende tus manos poderosas y tus brazos altísimos y potentes y ven a socorrer y visita esta imagen tuya, mandando sobre ella el ángel de la paz, fuerte y protector del alma y el cuerpo, que mantendrá alejado y expulsará a cualquier fuerza malvada, todo envenenamiento y hechicería de personas corruptoras y envidiosas; de modo que debajo de ti tu suplicante protegido te cante con gratitud: “el Señor es mi salvador y no tendré temor de lo que pueda hacerme el hombre.” “No tendré temor del mal porque tú estás conmigo, tú eres mi Dios, mi fuerza, mi poderoso Señor, Señor de la paz, padre de los siglos futuros”. Sí Señor Dios nuestro, ten compasión de tu imagen y salva a tu siervo... de todo daño o amenaza procedente de maleficio, y protégelo poniéndolo por encima de todo mal; por la intercesión de la más que bendita, gloriosa Señora, la madre de Dios y siempre Virgen María, de los resplandecientes arcángeles y de todos sus santos. ¡Amén!

Oración contra todo mal


Espíritu del Señor, Espíritu de Dios, Padre, Hijo y Espíritu Santo, Santísima Trinidad, Virgen Inmaculada, ángeles, arcángeles y santos del


paraíso descended sobre mí. Fúndeme, Señor, modélame, lléname de ti, utilízame.

Expulsa de mí todas las fuerzas del mal, aniquílalas, destrúyelas, para que yo pueda estar bien y hacer el bien.
Expulsa de mí los maleficios, las brujerías, la magia negra, las misas negras, los hechizos, las ataduras, las maldiciones y el mal de ojo; la infestación diabólica, la posesión diabólica y la obsesión y perfidia; todo lo que es mal, pecado, envidia, celos y perfidia; la enfermedad física, psíquica, moral, espiritual y diabólica.


Quema todos estos males en el infierno, para que nunca más me toquen a mí ni a ninguna otra criatura en

el mundo.

Ordeno y mando con la fuerza de Dios omnipotente, en nombre de Jesucristo Salvador YESHUAH, por intercesión de la Virgen Inmaculada, a todos los espíritus inmundos, a todas las presencias que me molestan, que me abandonen inmediatamente, que me abandonen definitivamente y que se vayan al infierno eterno, encadenados por San Miguel Arcángel, por San Gabriel, por San Rafael, por nuestros ángeles custodios, aplastados bajo el talón de la Virgen Santísima Inmaculada.

Oración por la curación interior

Señor Jesús, tu has venido a curar los corazones heridos y atribulados, te ruego que cures los traumas que provocan turbaciones en mi corazón; te ruego, en especial que cures aquellos que son causa de pecado. Te pido que entres en mi vida, que me cures de los traumas psíquicos que me han afectado en tierna edad y de aquellas heridas que me los han provocado a lo largo de toda la vida. Señor Jesús, tú conoces mis problemas, los pongo todos en tu corazón de Buen Pastor. Te ruego, en virtud de aquella gran llaga abierta en tu corazón, que cures las pequeñas heridas que hay en el mío. Cura las heridas de mis recuerdos, a fin de que nada de cuanto me ha acaecido me haga permanecer en el dolor, en la angustia, en la preocupación. Cura, Señor, todas esas heridas íntimas que son causa de enfermedades físicas. Yo te ofrezco mi corazón, acéptalo, Señor, purifícalo y dame los sentimientos de tu Corazón divino. Ayúdame Aç

ser humilde y benigno.

Concédeme, Señor, la curación del dolor que me oprime por la muerte de las personas queridas. Haz que pueda recuperar la paz y la alegría por la certeza de que tú eres la Resurrección y la Vida. Hazme testigo auténtico de tu Resurrección, de tu victoria sobre el pecado y la muerte, de tu presencia Viviente entre nosotros. ¡Amén!

Plegaria de Liberación

Oh, Señor, tú eres grande, tú eres Dios, tú eres Padre, nosotros te rogamos, por la intercesión y con la ayuda de los arcángeles Miguel, Rafael y Gabriel, que nuestros hermanos y hermanas sean liberados del maligno que los ha esclavizado.

Oh, santos, venid todos en nuestra ayuda.

De la angustia, la tristeza y las obsesiones, nosotros te rogamos: Líbranos, oh Señor.

Del odio, la fornicación y la envidia, nosotros te rogamos: Líbranos, oh Señor.

De los pensamientos de celos, de rabia y de muerte, nosotros te rogamos: Líbranos, oh Señor.

De todo pensamiento de suicidio y de aborto, nosotros te rogamos: Líbranos, oh Señor.

De toda forma de desorden en la sexualidad , nosotros te rogamos: Líbranos, oh Señor.

De la división de la familia, de toda amistad mala: Líbranos, oh Señor.

De toda forma de maleficio, de hechizo, de brujería y de cualquier mal oculto, nosotros te rogamos:

Líbranos, oh Señor.

Oh, Señor, que dijiste “la paz os dejo, mi paz os doy”, por la intercesión de la Virgen María concédenos ser librados de toda maldición y gozar siempre de tu paz. Por Cristo Nuestro Señor. ¡Amén!

ORACION DE LIBERACION
Monseñor Morales

Señor nuestro Jesucristo te adoro, te alabo, te bendigo, gracias por tu infinito amor por el que te has hecho uno de nosotros naciendo de la Virgen María y por el que subiste a la Cruz para dar tu vida por nosotros.
Gracias por tu sangre preciosísima con que nos has redimido.
Con tu sangre preciosísima brotada de tus sacratísimas sienes traspasadas por espinas: cúbrenos, séllanos, lávanos, purifícanos, libéranos, destruye en nosotros todo pecado, toda iniquidad, todo poder maligno, todo poder satánico.
Con tu sangre preciosísima brotada de tu hombro y espalda llagados por la Cruz a cuestas: cúbrenos, séllanos, lávanos, purifícanos, libéranos, destruye en nosotros todo pecado, toda iniquidad, todo poder maligno, todo poder satánico.

Con tu sangre Yeshuah preciosísima brotada de tu costado abierto por la lanza: cúbrenos, séllanos, lávanos, purifícanos, libéranos, destruye en nosotros todo pecado, toda iniquidad, todo poder maligno, todo poder satánico.

Con tu sangre preciosísima brotada de tus pies y de tus manos traspasados por los clavos: cúbrenos, séllanos, lávanos, purifícanos, libéranos, destruye en nosotros todo pecado, toda iniquidad, todo poder maligno, todo poder satánico.

Con tu sangre preciosísima brotada de todo tu cuerpo llagado por los azotes: cúbrenos, séllanos, lávanos, purifícanos, libéranos, destruye en nosotros todo pecado, toda iniquidad, todo poder maligno, todo poder satánico.

Tres veces Gloria
Amén, Amén, Amén.

En el nombre de Jesús, espíritu de blasfemia te ordeno que salgas de mi hogar y cuerpos
-ato todo poder que tengas, espíritu inmundo, sobre esta criatura, hogar
-la sangre de Cristo rompe toda atudura, toda influencia, que tengas sobre este cuerpo
-espíritu de ludopatía, sal de él, te lo ordeno por mi poder que me confiere el Señor de los Señores Rey de Reyes


He dicho antes que había que pedir en esa oración personal silenciosa a Dios que le inspire lo que deba hacer. Eso es muy importante, porque tanto el exorcismo como la oración de liberación supone una auténtica lucha con entes espirituales. Y de ahí que debamos pedir a Dios que nos ilumine en esa batalla. Batalla en la que nosotros atacamos y ellos sólo resisten. Al recitar la letanía de los santos pedimos a nuestros ejércitos que vengan en nuestra ayuda. La misma persona puede hacer una autoliberación cada día con las oraciones que vienen en el Apéndice II del Ritual de Exorcismos.

Ofrezco a continuación algunas de esas oraciones del Apéndice II del Ritual de Exorcismos. Todas ellas pueden utilizarse en la oración de liberación.

Dios omnipotente,
que a los abandonados los haces habitar en tu casa, y concedes la felicidad a los cautivos,
mira mi aflicción, y ven en mi auxilio,
vence al enemigo inicuo, de modo que superada la presencia del adversario,
mi libertad alcance su descanso y restituido a la tranquila devoción
pueda confesar que eres admirable y que concediste a tu pueblo la fuerza.
Por Cristo nuestro Señor. Amen.

 

Invocaciones a nuestro Señor Jesucristo
..................................................................................................

Jesús YESHUAH, Hijo del Dios vivo,.................................. ten misericordia de mí
Jesús
YESHUAH,, imagen del Padre,
Jesús
YESHUAH,Sabiduría eterna,
Jesús
YESHUAH,, esplendor de la luz eterna,
Jesús
YESHUAH,, Hijo de la Virgen María,
Jesús
YESHUAH, Dios y hombre
Jesús
YESHUAH,, Sumo Sacerdote
Jesús
YESHUAH,, heraldo del reino de Dios
Jesús
YESHUAH,, camino, verdad y vida
Jesús
YESHUAH,, pan de vida,
Jesús
YESHUAH,, vid verdadera,
Jesús
YESHUAH,, hermano de los pobres,
Jesús
YESHUAH,, amigo de los pecadores,
Jesús
YESHUAH,, médico del alma y del cuerpo,
Jesús
YESHUAH,, salvación de los oprimidos,
Jesús
YESHUAH,, consuelo de los abandonados
Tú que viniste a este mundo................................ten misericordia Mi HOGAR hijos, hermanos y de mí
Tú que liberaste a los oprimidos por el Diablo
Tú que pendiste de la Cruz,
Tu que moriste por nosotros
Tú que yaciste en el sepulcro
Tú que descendiste a los infiernos
Tú que resucitaste de entre los muertos
Tú que ascendiste a los cielos
Tú que enviáste al Espíritu Santo a los Apóstoles
Tu que te sientas a la derecha del Padre
Tú que has de venir a juzgar a los vivos y
a los muertos

Por tu encarnación, ......................................................libra me, Señor
por tu nacimiento
por tu bautismo y tu santo ayuno
por tu Cruz y tu Pasión
por tu muerte y resurrección
por tu admirable ascensión
por la efusión del Espíritu Santo
por tu gloriosa venida


Sálvame, Cristo Salvador, por la fuerza de tu Cruz + [el fiel puede signarse]
tú que salvaste a Pedro en el mar, ten misericordia de mí.


Por el signo de la Cruz +
líbranos de nuestros enemigos, Dios nuestro.


Por tu Cruz + salva nos, Cristo redentor,
que muriendo destruiste nuestra muerte
y resucitando restauraste la vida


Honramos tu Cruz +, Señor
recordamos tu gloriosa Pasión.
Ten compasión de nosotros, tu que padeciste por nosotros
.

Te adoramos Cristo y te bendecimos
que por tu santa Cruz + redimiste al mundo
.


Invocaciones a la dichosa Virgen María
..................................................................................................


Bajo tu protección nos acojemos, Santa Madre de Dios
no desoígas nuestras súplicas, antes bien líbramos de todos los peligros, Virgen gloriosa y bendita


Consoladora de los afligidos, ruega por nosotros Auxilio de los cristianos, ruega por nosotros

Concedeme alabarte, Virgen sagrada dame fuerza contra tus enemigos.

Madre mía, confianza mía. Virgen madre de Dios, María, suplica a Jesús en favor mío
  1   2   3   4   5   6   7

similar:

Padre Gabriele Amorth- exorcista de la diócesis de Roma De su libro, \"Un Exorcista Cuenta Su Historia\" iconLos científicos más destacados de la historia
«padre de la astronomía moderna», el «padre de la física moderna» y el «padre de la ciencia»

Padre Gabriele Amorth- exorcista de la diócesis de Roma De su libro, \"Un Exorcista Cuenta Su Historia\" iconResponder las siguientes preguntas teniendo en cuenta el siguiente libro

Padre Gabriele Amorth- exorcista de la diócesis de Roma De su libro, \"Un Exorcista Cuenta Su Historia\" iconEl libro de Waris Dirie, “Flor del desierto”, en el que cuenta el viaje de una joven

Padre Gabriele Amorth- exorcista de la diócesis de Roma De su libro, \"Un Exorcista Cuenta Su Historia\" icon¿Tienen las prácticas científicas una limitación moral o es lícito...

Padre Gabriele Amorth- exorcista de la diócesis de Roma De su libro, \"Un Exorcista Cuenta Su Historia\" iconEspero que usted no piense que este libro le cuenta acerca de otro...

Padre Gabriele Amorth- exorcista de la diócesis de Roma De su libro, \"Un Exorcista Cuenta Su Historia\" iconDiócesis de San Juan de los Lagos

Padre Gabriele Amorth- exorcista de la diócesis de Roma De su libro, \"Un Exorcista Cuenta Su Historia\" iconQuien postuló que la clasificación de los organismos debe reflejar...

Padre Gabriele Amorth- exorcista de la diócesis de Roma De su libro, \"Un Exorcista Cuenta Su Historia\" iconMinisterios para Personas con Necesidades Especiales en la Diócesis de Orange

Padre Gabriele Amorth- exorcista de la diócesis de Roma De su libro, \"Un Exorcista Cuenta Su Historia\" iconDecisiones un libro para «darse cuenta»
«Ninguno de nosotros pide nacer, y por lo tanto, uno no puede deberle a alguien por algo que nunca pidió», sino para que ella se...

Padre Gabriele Amorth- exorcista de la diócesis de Roma De su libro, \"Un Exorcista Cuenta Su Historia\" iconIntervento a Roma (Suspense) per




Todos los derechos reservados. Copyright © 2019
contactos
b.se-todo.com