La pedagogía conceptual: aparición y desarrollo histórico




descargar 76.86 Kb.
títuloLa pedagogía conceptual: aparición y desarrollo histórico
fecha de publicación07.02.2016
tamaño76.86 Kb.
tipoDocumentos
b.se-todo.com > Derecho > Documentos

ROPOHUAYTA ---------------------------------------- CORRIENTES PEDAGÓGICAS CONTEMPORÁNEAS



UNIVERSIDAD NACIONAL DEL CENTRO DEL PERÚ

ESCUELA ACADÉMICO PROFESIONAL DE EDUCACIÓN

ESPECIALIDAD: MECÁNICA AUTOMOTRIZ





FACAP



SEMESTRE

III

SEMANAS

7-8





CAPACIDAD: Traduce la pedagogía conceptual explicando su aparición y desarrollo histórico describiendo los principios y método en la presentación del diseño final de los soportes metálicos para el acondicionamiento de los módulos automotrices con responsabilidad.



CONCEPTUALES

PROCEDIMENTALES

ACTITUDES

  • Aparición y desarrollo histórico de la Pedagogía Conceptual.

  • Fundadores de la pedagogía conceptual.

  • Principios o fundamentos de la Pedagogía Conceptual.

  • El método de la Pedagogía Conceptual.




Transfiere la aparición y desarrollo histórico de la pedagogía conceptual y sus fundadores en un organizador orientado a la presentación del diseño final de los soportes metálicos para el acondicionamiento de los módulos automotrices con responsabilidad
Transfiere los fundamentos de la pedagogía conceptual

Identifica y explica el método de la pedagogía conceptual en una sesión de aprendizaje.

Cumple con sus tareas y obligaciones académicas y de responsabilidad social y ambiental

Presenta los trabajos asignados en la fecha indicada.





POMASUNCO HUAYTALLA, Rocío




MAYO- 2011


LA PEDAGOGÍA CONCEPTUAL: APARICIÓN Y DESARROLLO HISTÓRICO
La aparición y el desarrollo de la Pedagogía Conceptual han tenido lugar durante la década del 80 del siglo XX, en América Latina, de modo específico en el país de Colombia. En esta década comienzan a aplicarse las orientaciones de la política económica del neoliberalismo, que entre otras exigencias, apela al orden inmutable de la naturaleza del capital, en el que el individuo es lo natural y predominante y no lo social; la libertad de cada individuo y no la voluntad general es el imperativo categórico; lo natural del egoísmo de cada individuo y no la solidaridad es el norte que debe guiar las acciones y actitudes humanas. Además, en asuntos políticos , el Estado debe ser una institución modernizada y re-estructurada, a fin de favorecer el proceso de privatización de las principales esferas de la economía de los países denominados por el sistema capitalista, bajo los principios rectores de “racionalidad”, que son equivalentes al cálculo, la eficacia, el menor costo, el ahorro, la inversión, el superávit económico, etc.
Como consecuencia de la aplicación del modelo neoliberal, es que durante gran parte de la década del 80 y principalmente del siguiente, es decir, del 90, los diversos países latinoamericanos, han visto retraer o disminuir su desarrollo económico, productivo, con el consiguiente cierre temporal o definitivo de sus sectores empresariales, el empobrecimiento de millones de pobladores, la perdida de centros laborales importantes, dando lugar al incremento de la desocupación, la inestabilidad laboral y, por si fuera poco, a mayores diferencias económico-sociales. Al respecto Miguel De Subiría, (1994), explica, “el gerente de los Estados Unidos de Norte América gana en un día mas de lo que gana un trabajadores un mes. Esto en la década del 60; a fines de los 90 los ingresos habían variado a favor de los gerentes prácticamente el doble de uno a 70”. Y por si fuera poco, en este sombrío panorama, se tiene que” en 1980 unos 112 millones de latinoamericanos y caribeños (35% de los hogares) vivían bajo la línea de pobreza, ese número aumentó a 164 millones en 1986, representado el 38% de los hogares. Prácticamente la mitad de la población de América Latina y el Caribe se debate en la miseria”.
Estas son las causas para los alarmantes bajos índices de vida de los pobladores de estos países, con altos porcentajes de desnutrición, epidemias y enfermedades crónicas, analfabetismo creciente, delincuencia, prostitución, aumento del fenómeno del narcotráfico, violencia política en la zonas urbanas, urbano-rurales-marginales, conflictos familiares, la deserción y abandono escolares, entre otros, tal como puede constatarse en países como Colombia, Venezuela, Ecuador, Bolivia, Perú, etc.
A esta deprimente realidad económico-social de millones de pobladores latinoamericanos, especialmente niños, adolescentes y jóvenes, les ha correspondido y sigue correspondiéndoles recibir o acceder a un tipo de educación elemental, pobre, tradicional en la que “la calidad en el contexto histórico y social de América Latina esta relacionada con cosas tan simples como la lectura, escritura y matemáticas elementales y con posibilitar aprendizajes que tengan relación con la vida. Estas destrezas parecen demasiado simples para muchos observadores…, pero son muy difíciles de lograr en la escuela pública promedio que tiene a la mitad más pobre de la sociedad”, según lo señalado por Miguel De Subiría, (1994).
En efecto, en la absoluta mayoría de los países latinoamericanos, donde tiene lugar la educación y escuelas públicas, el predominio de la pedagogía tradicional es una constante, cuyas características, se han explicado de modo amplio en la separata N° 3 de las clases.
FUNDADORES DE LA PEDAGOGÍA TRADICIONAL.

Como fundadores y representantes de la Pedagogía conceptual se tiene a destacados investigaciones tales como: Miguel De Subiría Samper, Julián De Subiría Samper, Alejandro De Subiría R., George Rajó y Miguel Ángel Gonzáles. Julián de Subiría, uno de los miembros representativos de esta teoría pedagógica es magíster de la Universidad Autónoma de Ecuador. Consultor de los Ministerios de Educación del Ecuador y Colombia. Además se desempeña como Director del Instituto Alberto Merani, entidad dedicada a la educación de niños y jóvenes en capacidades excepcionales.
En efecto el Instituto Alberto Merani es un centro piloto de educación de niños excepcionales en América Latina, brinda un programa pedagógico desde 1984 a niños y jóvenes con capacidades intelectuales superiores y cuyo plan de estudios esta adecuado a las edades mentales, no a las edades cronológicas”, a decir de Miguel De Subiría, (1994).
El proceso de sistematización y desarrollo de esta Pedagogía Conceptual, como es entendible, ha tenido un periodo de tiempo considerable, es decir, no ha sido de un momento para otro, ni de un año para otro, sino el resultado de más de una década de estudios, contrastación y esfuerzos conjuntos. Según versión de sus responsables se conoce que los profesores del Instituto Alberto Merani, los profesores del Centro de Talentos, el equipo de Asesorías Pedagógicas de la Fundación Alberto Merani y los niños de ambas instituciones, demoraron 10 años para dar cuerpo a una teoría general de la pedagogía contemporánea”.
De modo que estamos ante una teoría pedagógica, resultado de un cotejo y confrontación con las formas de vida de los niños y jóvenes que viven en un país del tercer mundo, quienes se debaten entre la aguda proletarización de sus trabajadores rutinarios y de servicios, aumentándose las brechas nacionales e internacionales, crecientes a niveles sin precedentes”. De modo que el antiguo y optimista concepto de “mundo en vías de desarrollo” es sólo eso: un concepto optimista y falso. Somos países en vías de subdesarrollo”, a decir de Miguel De Subiría. (1994)
Desde luego, habiendo surgido en Santafé de Bogotá, Colombia esta Pedagogía Conceptual, a posteriori se ha difundido en otros países, obviamente en medio de no pocas confrontaciones y contradicciones y por cierto con significativos y sorprendentes resultados.
PRINCIPIOS O FUNDAMENTOS DE LA PEDAGOGÍA CONCEPTUAL
Luego de haber esbozado los puntos de partida histórico sociales y económicos de la Pedagogía Conceptual, en seguida se ha de explicar los principios o fundamentos de esta novísima teoría, que cada vez va siendo asumido por los educadores en su práctica educativa, tanto en los niveles preuniversitarios como universitarios, aunque aún de modo restringido.
Los principios de la Pedagogía Conceptual han sido extraídos luego de más de un década de estudios comprobados en la realidad y la práctica educativa y social. Es decir, no es el resultado de ciertas elucubraciones mentales o caprichosas propuestas, como que casi siempre se ha estilado imponer en el campo educacional o de las diferentes y fracasadas reformas educativas.
Estos principios son los siguientes:

1º Según Miguel De Subiría, (1994), la Pedagogía Conceptual es “una pedagogía orientada hacia el pleno desarrollo de las potencialidades humanas, en tono con las exigencias del siglo XXI”. Estas potencialidades tienen que ver con el desarrollo del pensamiento, de la adopción de una actitud crítica con la naturaleza, la sociedad y el pensamiento, así como con el despegue de las habilidades, destrezas, creatividad e ingeniosidad.
2º A cambio de conocimientos específicos y particulares, la Pedagogía Conceptual tiene la preocupación de modelar todo en la mente de los estudiantes los conceptos o instrumentos de conocimiento generales y abstractos, propios y esenciales de las diversas disciplinas científicas y tecnológicas imprescindibles para comprender y hablar el lenguaje de las ciencias actuales. Es decir, esta teoría pedagógica propugna que los escolares maximicen y potencien sus operaciones intelectuales. En esta perspectiva es relevante lo que sostiene Julián De Subiría, (2001, vía Internet), quien en un interesante artículo bajo el título Mas allá del constructivismo, sostiene: “Hay una idea fundamental para la educación del siglo XXI: la práctica educativa debe postularse ya no con el propósito de acumulación de la información, sino en función al desarrollo de los procesos internos de los alumnos; es decir, desarrollo de instrumentos para conocer e interacciones intelectuales. El aprendizaje, en esta visión se postula como construcción del alumno, con características fundamentales como que se debe centrar en el desarrollo de las estructuras cognitivas y no tanto en aprendizajes concretos, y que lo que puede aprender el alumno está determinado por el nivel de estadio en que se encuentra”.

Ahora es toda una exigencia formar a los estudiantes con los conceptos o instrumento de conocimientos necesarios para comprender, analizar y tomar postura ante los hechos y acontecimientos históricos, presentes y futuros. “les serán útiles e imprescindibles para comprender los sucesos que ocurren a diario en la sociedad, en su comunidad y, muy especialmente, para proyectar los acontecimientos futuros: para captar las líneas de fuerza que se insinúan en sus comunidades locales, regionales, nacionales o aún mundiales”. Este principio pedagógico ha de servir para procurar desalinear a la inmensa cantidad de estudiantes, quienes son víctimas inocentes de tanta influencia de conocimientos mecánicos, asfixiantes imposiciones clericales, que impide el analizar y explicar los problemas económico-sociales que embargan la comunidad, su familia e incluso su propia personalidad. Estos vicios no favorecen que los alumnos tengan ni alcancen las oportunidades para desarrollar un pensamiento autónomo, reflexión, reflexivo, objetivo, menos tomen decisiones sobre las condiciones ínfimas de vida y de educación que reciben o tienen.
Jesús Díaz (1999), por su parte, en relación a este principio, agrega que el conocimiento tiene un carácter constructivo, el cual se posibilita mediante la Psicología genética, que sostiene que “el desarrollo psíquico consiste esencialmente en una marcha hacia el equilibrio que se da mediante los procesos de asimilación y acomodación”. “Mediante la asimilación son integrados a la estructura cognitiva los diversos elementos de la realidad física y social. Mientras que la acomodación se produce como adecuación de las estructuras a los desequilibrios producidos por la asimilación”. No cabe duda que en relación a este principio la Pedagogía Conceptual considera que es necesaria la participación de la ciencia para propiciar la reflexión sobre la percepción de la realidad (física y social). Además, ello implica reconocer” que para que un aprendizaje sea significativo en una determinada disciplina por parte de los alumnos, éstos deberían poseer anteladamente ciertas nociones, conceptos y categorías sobre la materia a estudiar”, como recomienda Miguel De Zubiria (1994).
3º A cambio y en lugar de basar exclusivamente la formación valorativa en el hecho de respetar, por temor a las sanciones, abundantes reglamento escolares normas, la Pedagogía Conceptual anhela formar individuos autónomos y responsables éticamente; es decir, en circunstancias de grave crisis económica – social, valorativa y ética en que vive la absoluta mayoría de los pobladores de los países latinoamericanos, como en caso del Perú, en que en la última década ha imperado la corrupción, la coima, el robo, la carencia de escrúpulos, el chantaje, etc., es sumamente urgente y necesario formar hombres y mujeres en y a través de los valores sociales e individuales, a fin humanizarlos y optar por el desarrollo armónico en medio de la comprensión y apoyo de las capacidades científicas, humanistas Axiológicas y artísticas, sin perder de vista el desarrollo económico- social de nuestros pueblos y el entorno personal.
Con razón suficiente los De Zubiria explican que “convivimos con una crisis general de valores, creciente y que afecta los diversos dominios de la vida personal y social”. Es mas, deslindando con quienes conciben que éste es un fenómeno temporal o coyuntural, enfatizar que dicha crisis” no consiste en una crisis transitoria y pasajera de valores: es una crisis estructural y profunda que responde a razones estructurales y profundas. Es una crisis histórica, asociada con el tránsito de una forma de ser social agrícola hacia otra forma de ser social post industrial, que se refleja en la caída y desarticulación de las instancias sociales ocupadas en el educar, controlar y preservar o promover ciertos patrones de comportamiento ideales o valores”.
Si bien es cierto que dichos atores, en cierta forma, evaden identificar la causa central de dicha crisis, no nos queda duda que el fondo del problema para la crisis no solo de los valores y actividades como la deshumanización de ser humano y la sociedad en un conjunto es el sistema capitalista de producción, que concentra la producción y la riqueza en pocas personas, condenando a las inmensas mayoría sociales y países a vivir en condiciones infrahumanas, harapientas y carente de valores, cosificando las relaciones de los hombres, en las que el don dinero compra y vende conciencias y voluntades, según se consta cotidianamente en diversos espacios del mundo.
Este estado de cosas ha hecho que tanto la familia como la escuela hayan perdido la capacidad formativa de las personas a través de valores. De allí la actual crisis de valores. “En épocas pasadas la institución familiar desempeño un papel de primera línea en lo que a afrontar actitudes y valores se refiere. Sin embargo, ese antiguo rol viene extinguiéndose. Las familias postmodernas, actuales, llegan a ser incapaces de fundar los valores exigidos por la sociedad posmoderna. No les queda tiempo. Han abandonado a sus hijos a la deriva valorativa…La escuela también abandonó su compromiso con la educación valorativa; en su seno interesan más el conocimiento matemático o físico o histórico…”, a decir de Miguel De Zubiria, (1995)”.
Esta limitación o descuido sobre la necesidad de formar ética y moralmente a los futuros ciudadanos, no ha sido inherente a la pedagogía tradicional sino que sigue imperando en la reciente teoría del constructivismo, que es considerado como una novedad pedagógica en nuestro medio. Sin embargo, una novedad pedagógica en nuestro medio. Sin embargo, estas restricciones han sido enjuiciadas y analizadas, también por uno de los cofundadores de la Pedagogía Conceptual, Julián De Subiría, bajo la explicación siguiente:
¿Dónde queda el componente valorativo en la pregunta constructivita?, ¿Dónde queda la necesidad de formar individuos más sensibles, más afectivos, con mayor capacidad analítica? Las propuestas pedagógicas constructivistas olvidan el componente valorativo o sino lo olvidan son posturas son posturas minusválidas”. Pareciera que los seres humanos fueran seres solamente para pensar e indudablemente esa es una de las esencialidades del hombre pero se olvidan de otras, especialmente la valorativa. Ha sido muchísimo, muchísimo menos abordado (por el constructivismo) la pregunta de cómo hacer un individuo más amoroso, más ético, según sostiene Julián De Zubiria, (2001, vía Internet).
La anterior explicación es muy importante para establecer, según el mismo De Subiría, que todo ser humano esta constituido por tres sistemas propios, inherentes al hombre: un sistema cognitivo, el valorativo y el praxológico, vale decir, ello equivale a reconocer que el hombre piensa, ama y actúa, por que tiene cerebro, músculos y corazón.
Por otro lado retomando los alcances del principio pedagógico conceptual, deducimos que “el fin de la educación debe ser desarrollar lo humano del hombre. Para nosotros el fin de la educación es hacer más humano. Se tiene que proseguir la hominización evolutiva. Hay que humanizarnos. El fin de la educación es el desarrollo. Ahí volvemos a Vigotski, para quien “Desde el punto de vista del pensamiento, la finalidad de la educación es desarrollar los procesos d pensamientos, la finalidad de la educación es desarrollar los procesos de pensamiento de los jóvenes”.
Sin embargo la necesidad de precisar que en las enseñanzas se deben privilegiar los instrumentos y operaciones intelectuales y valorativas. Desarrollar lo típicamente humano es en el fondo desarrollar la capacidad de pensar y de valorar de las personas. Pero el desarrollar el pensamiento quiere decir disponer de instrumentos de conocimiento de la cultura, lo que implica que se necesita ejercitar las operaciones intelectuales. Así lo precisa De Subiría cuando sostiene: “La pretensión de la pedagogía Conceptual es que en la mente de los niños y de los jóvenes se instalen los conceptos para comprender primero – el lenguaje de la ciencia, de la tecnología y del arte; con el fin segundo – escribir ciencia, producir tecnología y hacer arte”.
Sin embargo, de modo inmediato surge la pregunta: ¿Por qué los conceptos y los conocimientos? Por que los “Conocimientos” o las informaciones particulares están depositados en los libros, en la biblioteca, en las bases de datos computarizados, en los videos, en los artículos de revistas, etc. ¿Para que memorizar, entonces, conocimientos? De Zubiria indica al respecto que “hoy dada la cantidad de información, se requiere individuos capaces de interpretar, de maximizar la información disponible y no de meros acumuladores de información singulares o desconectadas las unas de las otras”.

Y para interpretar, maximizar la información disponible y hacer inferencias con los datos disponibles, tales individuos (educados en una nueva escuela, en la escuela del futuro) habrán de cumplir con dos exigencias inaplazables:

Dominar los conceptos esenciales propios de las disciplinas científicas, a la par con,

Las operaciones intelectuales típicas del pensar humano como son: el análisis, la síntesis, la inferencia, operaciones mentales las cuales es posible interpretar y extraer conclusiones, tanto teórica como práctica y aplicadas, recurriendo a la inmensa información mundial disponible. Lo que se pretende es educar verdaderos innovadores culturales y no meros reproductores de “conocimientos” añejos”.
Este es un fundamento básico e importante de la pedagogía conceptual, que busca formar estudiantes con capacidad de resolver problemas cotidianos y en perspectiva y ser, a la vez creativos, innovadores, hábiles para afrontar los grandes retos nacionales, sociales y familiares, como son hoy el subdesarrollo económico, social, científico y tecnológico así como los problemas de la desocupación, el subempleo, la desnutrición, el analfabetismo y sin dejar de lado las cuestiones morales y crisis de valores que afectan a hombres y mujeres, desde las más altas esferas gubernamentales hasta el ciudadano común y corriente. Sí esto es así, es insoslayable la siguiente exigencia señalada por los representantes de la pedagogía Conceptual: “Hoy se requiere de individuos autónomos sujeto de su propia exigencia, experimentados en valores y en resolver por si mismo los dilemas, trilemas y los conflictos de opiniones en los cuales estará insertar su vida a cada momento”.
Este conjunto de fundamentos que sustentan la Pedagogía Conceptual tiene una cierta concomitancia con el denominado pensamiento lateral que viene promocionando Edward De Bono (1998), quien concibe a este como un conjunto de procesos destinados al uso de información de modo que genere ideas creativas mediante una reestructuración perspicaz de los conceptos ya existentes en la mente. En este derrotero, afirma que “el pensamiento lateral puede cultivarse con el estudio y desarrollarse mediante ejercicios prácticos de manera que pueda aplicarse de forma sistemática a la solución de problemas de la vida diaria y profesional… El pensamiento lateral esta íntimamente relacionado con los procesos mentales de la perspicacia, la creatividad y el ingenio”
Además, el pensamiento lateral tiene como función también la libertad del efecto restrictivo de las ideas anticuadas. Ello conduce a un cambio de actitudes y enfoques, a la visión diferente de conceptos inmutables hasta entonces “La Liberación del afecto polarizador de las viejas ideas y el estimulo de nuevas ideas es una doble función del pensamiento lateral”.

EL MÉTODO DE LA PEDAGOGÍA CONCEPTUAL

La pedagogía conceptual, en la medida que cuestiona la pedagogía tradicional y su metodología anticuada y no acorde a la realidad, también ha hecho importantes aportes en el aspecto metodológico para formar estudiantes coherentes y vinculados a los principios o fundamentos de dicha pedagogía conceptual, las cuales han sido señaladas en el ítem anterior. Por esta razón a continuación señalamos sus principales orientaciones y procedimientos, teniendo como fuente de información básica el libro de Miguel de Zubiria, titulado MENTEFACTOS I, en el que se exponen las partes metodologías de la Pedagogía Conceptual:

a) Los esfuerzos, las actividades, pasos o procedimientos que efectúen los educadores deben estar orientados necesariamente al empleo adecuado de la inteligencia, más que nada de la inteligencia superior, la inteligencia simbólica, que implica resolver problemas, que constantemente tienen lugar en la vida social, principalmente. Pero este planteamiento implica que el ser humano tome en consideración los dos aspectos que concurren en todo aprendizaje:

1º Información Especificas, que se hacen referencia a objetos, a situaciones comunes, como por ejemplo: “Manuel ama a Martha”; “en el Perú, hay mucha pobreza”, “Fujimori empobreció al Perú”, etc. Este tipo de información específica son aprendizajes rutinarios y meramente descriptivos que no inducen a ningún nivel explicativo.

2º Instrumentos de conocimiento, son herramientas mentales para comprender la realidad real y simbólica. Por ejemplo “Manuel ama a Martha porque ella es una mujer muy laboriosa y preocupada por el progreso de su familia”, “el Perú se halla en pobreza permanente por una pésima aplicación de una política económica dependiente”, “Fujimori empobreció al Perú por gobernar en nombre de los capitalistas financieros internacionales”, etc. Estas proposiciones constituyen verdaderos instrumentos de conocimiento, en tanto que en ellas subyacen niveles de explicación racional.
En las escuelas y colegios e incluso en las universidades lo que se ha hecho es dar prioridad a la enseñanza de información específicas y no los instrumentos de conocimiento, que tiene una importante repercusión en el desarrollo de la inteligencia y el pensamiento. En esta dirección De Subiría, (1999), indica “la inmensa mayoría de lo que, en 1998, al concluir el tercer milenio, aprenden nuestros niños en tercero de primaria en ciencias sociales es información especifica o nociones, proposiciones y concepto no asimilados indigestos”.
Las investigaciones efectuadas por los autores de la Pedagogía Conceptual concluyen que la inteligencia humana depende en mayor medida de la calidad y cantidad de los instrumentos de conocimientos disponibles que de las informaciones específicas almacenadas… Almacenar información a cambio de instrumentos de conocimiento – limita posibilidades a la memoria central.
Sin embargo, es de obtener que la inteligencia es aprehendida, aprehendida socialmente la inteligencia humana no viene prefigurada al nacer, “no contiene nociones a priori, como creía Kant”. De manera que el niño al interactuar con sus mediadores culturales, hace posible la adquisición de los instrumentos de conocimiento, a la par que con informaciones específicas.
Más, la inteligencia humana, alcanzada por los seres humanos y más que nada para ser medio de realización personal no solo debe contar con el concurso de las operaciones intelectuales, que vienen a ser las habilidades cognitivas, que tienen que ver con las categorías de inferir, comparar, extraer conclusiones, argumentar, derivar, contra- argumentar, etc. Es decir, son los componentes que ponen a funcionar los instrumentos del conocimiento, según sostiene Miguel De Zubiria, (1999). Por esta razón, sintetiza que la inteligencia humana es un conjunto binario, con dos elementos; los instrumentos y las operaciones.
Desde el punto de vista critico el no tratamiento de estos aspectos, fue y sigue siendo un craso error de las escuelas del siglo XX y el que se inicia (XXI), ya que a pacos se les enseño o enseña a pensar. “Los profesores asumieron que el pensar era una propiedad y una cualidad inherente, propia y única de cada estudiante, que surge, se desarrolla y se perfecciona por generación espontánea, por fuera de la escuela”, afirma De Subiría. El problema es que “apenas nos enseñaron a leer, a escribir; muy poco prácticamente nada a escuchar o a exponer”.
En efecto, se descuidó muchísimo aquello que aprender a pensar constituye una elevadísima habilidad y destreza intelectual, la mayor habilidad. Poquísimos dieron importancia y preocupación por enseñara a operar formalmente deducir, inducir y translucir. Entonces, “no hay ninguna razón para que las escuelas inteligentes del siglo XXI abandonen a su suerte el pensar, las habilidades y las destrezas cognitivas de sus estudiantes como si lo hizo la escuela del siglo XX. Lo anteriormente explicado se sintetiza en la siguiente orientación: “al aprender nuevos instrumentos de conocimiento mejora la propia inteligencia …si la inteligencia tiene que ver con disponer de mejores instrumentos cognitivos, instrumentos y operaciones requeridas para comprender la realidad – real, lo mismo que las realidades simbólicas en las cuales habitamos los seres humanos.
Esta parte metodológica implica reconocer que los instrumentos de conocimiento adquieren diversas vestimentas evolutivas “Bien pueden vestirse como nociones, o como proposiciones, o como conceptos, o como precategorías, o, por último, el vestido mas elegante y sofisticado que conocemos: como categorías”, pero en directa relación a la edad mental que muestren los seres humanos, y que como una interesante referencia los expresamos, siempre según los autores de la Pedagogía Conceptual, teniendo en consideración tanto los indicadores del desarrollo intelectual como las edades de los estudiantes, respectivamente.

PRINCIPALES PERIODOS DEL DESARROLLO INTELECTUAL

A. Inteligencia sensorio - motriz

Nacimiento a 18 años.

B. Pensamiento nocional

18 meses - 5 años

C. Pensamiento preposicional

6 -9 años.

D. Pensamiento conceptual C

10-11 años.

E. Pensamiento Formal

12 a 15 años.

F. Pensamiento precategorial

Últimos años del bachillerato y primeros Universitarios.

G. Pensamiento categorial

universidad (pregrado post grado)


Fuente. Miguel De Subiría Samper, Mentefactos I, 1999, p. 96.
b) El desarrollo de la inteligencia pasa necesariamente por la lectura. La lectura es la llave privilegiada de acceso a la mente de los verdaderos pensadores, los constructores de conocimientos. En relación a este criterio metodológico, de Subiría propone una novedosa tesis: “se debe aprender a leer seis veces… no solo una vez”. Incluso este aporte cualitativo dio lugar a la Teoría de las seis lecturas, cuya aplicación tuvo lugar en el Instituto Alberto Merani con los alumnos pequeños, bajo la siguiente decodificación: “la decodificación primaria transforma palabras a ideas, la decodificación secundaria transforma la oraciones en pensamiento y proposiciones”. Este es un aspecto relevante, en tanto que la absoluta mayoría de los centros educativos, el transformar este hábito (el de la lectura) es casi nulo o cuando no escaso, ya por falta de exigencia del propio docente, la despreocupación de los padres de familia y la poca iniciativa de los propios alumnos. Por elle es razonable la siguiente versión: “Uno de los mayores interferentes dice De Subiría – reside en que a nuestros alumnos no se les enseña a leer sino una vez, durante primero de primaria. A una habilidad tan compleja como es el leer, descifrar las ideas o los pensamientos contenidos en los textos, artículos y libros, se le destina un modestísimo año”.

Y ciertamente el asunto no es algo gratuito ni lejano a nosotros, pues en nuestro medio, como en otros el problema es muy latente. Y lo que es peor se deja de lado aquello que Bernabé Tierno, (1996), recomienda: la lectura de libros, periódicos, artículos, informes dotan a la persona de una visión mas amplia sobre lo que sucede a su alrededor; es capaz además, de entenderse mejor así mismo comprender a quines lo rodean: hay que leer para estar en el mundo, para no dejarse llevar por las opiniones en boga o la publicidad, parar tener mas claro lo que se desea vislumbrar como poder hacerlo.
A diferencia de esta interesante propuesta educativa, la realidad peruana y latinoamericana nos brinda escalofriantes conclusiones : “en Colombia, el 25,5 % pierde el primer grado (1991), el 40 % en Bolivia, Ecuador y Perú. No aprenden en tan poco tiempo ni siquiera a leer fonéticamente, fonema a fonema, ni silaba a silaba… en el sur de Chile, dos de cada tres alumnos urbanos presentaban “Severas dificultades para comprender lo que leían”.
Estos resultados deben preocupar a los educadores y autoridades del país, pues en tanto estén incólumes estas cifras deficitarias de lecto-escritura que afectan a millones de latinoamericanos no será posible fácil forman nuevas y mejores conciencias, en efecto, mientras no se ataquen frontalmente las deficiencias educativas que impiden al 95% de nuestros bachilleres acceder al pensamiento formal, será imposible ponerse a tono con la época. Entonces, es preciso “formular potentes métodos de lecto – escritura para que los alumnos de cuarto y quinto grado superen el nivel de deletreo y entiendan lo que leen”.
De no ser así, la necesidad de formar o educar científicos (fiscos, biotecnólogos, ingenieros de sistemas, ingenieros electrónicos y hombres con una elevada formación social (psicólogos, sociólogos, semiólogos, etc.) ha de ser mas difícil y mas prolongado, en ese sentido es valedero afirmar: “Mientras la educación primaria siga ansiada en el pasado memorista, mientras el bachillerato continué aferrado al pasado memorista e informativo inherente a la escuela tradicional, será imposible romper el circulo de la pobreza, el circulo del SUBDESARROLLO”.
Conforme se puede valorar , la Pedagogía Conceptual no solo postula a un criterio pedagogista y estrecho, sino que trasciende y mantiene relación con las exigencias reivindicativas político - económicas y sociales que requiere América latina, por ser un espacio social atrasado y dependiente de las esferas dominantes del capital financiero imperialista. Pero estas demandas metodológicas de la pedagogía Conceptual para su real y efectiva aplicación en el campo educacional , debe contar con educadores adecuadamente formados, a fin de que identifiquen con estas propuestas, que en si encierran enormes o hermosos valores y virtudes.
Esto es irrenunciable, pues, “al fin de cuenta, son los educadores los que educan, quienes perpetúan o rompen el circulo vicioso de la pobreza y el subdesarrollo” De Subiría no puede ser más claro , cuando enfatiza: “educadores que a cambio de pararse sobre la didáctica tradicional, informativa y memorística, comprendan a profundidad las leyes del desarrollo intelectual y del aprendizaje humano. Hacia el futuro más próximo , se requieren expertos en desarrollo intelectual y en educación , analistas simbólicos capaces de:

1º Diagnosticas los procesos cognitivos.

2º Adoptar y rediseñar estrategias pedagógicas innovadoras.

3º Investigar pedagogías alternativas para favorecer el desarrollo intelectual.

4° Educar tanto a los talentos como a los excepcionales, no homogeneizar, no mediocrizar”.
En efecto, hoy mas que nunca se requiere de educadores resueltos y creativos, con capacidad de orientar y formar a su vez alumnos creativos e inteligente. Como nos lo recuerda Lucio Valer y otro, (1999) se “requiere personas que posean creatividad e inteligencia, capacidad de abstracción, pensamiento sistemático o global y habilidades sociales-comunicativas (Cooperación). Estas cuatro condiciones son las que requiere el futuro analista simbólico. Las tres primeras cualidades se relacionan entre si y nos permite acumular, comprender, relacionar y crear nueva información, mientras que la cuarta nos permite establecer positivas y productivas interacciones interpersonales”. A través de estas necesarias orientaciones puestas en practica es posible superar la mediocridad, la estrechez y la superficialidad en el proceso formativo de los alumnos. En este derrotero no esta demás hacer nuestra las propuestas u orientaciones pedagógicas que efectúa Aurora Marrou Roldan, cuando en el libro Pedagogía Conceptual exige que la labor docente no debe perder de vista lo siguiente:

1º En el aspecto didáctico, la acción del docente se define en su compleja y poliforme actividad que es la enseñanza; entendida como el proceso de vinculación que el tiene que mediar entre el alumno como sujeto que aprende el conocimiento, en este proceso se revalora la enseñanza en su dimensión transformadora.

2º La acción educativa debe convertirse en un espacio de resolución de problemas, de modo que tensione las operaciones intelectuales de: análisis, síntesis, comparación, procesos inductivos, deductivos, formulación de hipótesis y solución de las mismas.

3º Reconocimiento del alumno como el gestor de su propio aprendizaje y en el del conocimiento; esto implica la participación permanente , continua m, critica responsable del alumno.

4º El docente debe interactuar bajo el principio de la diversidad que presente todo proceso de aprendizaje.

No todos los alumnos son iguales ni los contextos”
Bibliografía:

SOTO MEDRANO Y NICANOR MOYA. Corrientes pedagógicas contemporáneas. FPP.HH. UNCP.2004



CONTESTAR EN HOJA APARTE CADA UNA DE LAS PREGUNTAS FORMULADAS


  1. Mencione las características del surgimiento y desarrollo histórico en que surge la Pedagogía Conceptual.




  1. Cuáles son los planteamientos principales de la pedagogía conceptual y mencione de que manera podría ser aplicado en la realidad peruana.




  1. Cuál es la característica principal del método de la pedagogía conceptual.



similar:

La pedagogía conceptual: aparición y desarrollo histórico iconDesarrollo historico de la formación social mexicana

La pedagogía conceptual: aparición y desarrollo histórico iconTema desarrollo historico de la orientacion antecedentes históricos
«Choosing a vocation» primer tratado sistemático de o donde establece las tareas básicas

La pedagogía conceptual: aparición y desarrollo histórico iconResumen El profesor resulta ser un factor clave para aproximarse...

La pedagogía conceptual: aparición y desarrollo histórico iconSinopsis Conceptual

La pedagogía conceptual: aparición y desarrollo histórico iconResumen conceptual

La pedagogía conceptual: aparición y desarrollo histórico iconResumen conceptual

La pedagogía conceptual: aparición y desarrollo histórico iconBase conceptual y objetivo estratégico

La pedagogía conceptual: aparición y desarrollo histórico iconEl resumen conceptual de las observaciones efectuadas es que

La pedagogía conceptual: aparición y desarrollo histórico iconDocumento 4 Ejemplo teórico de un mapa conceptual

La pedagogía conceptual: aparición y desarrollo histórico iconLa aparición de la ciencia moderna




Todos los derechos reservados. Copyright © 2015
contactos
b.se-todo.com