Una visión crítica de la salud pública salud natural vs farmaceutica vitaminas, minerales y fitonutrientes en el blanco del ataque Componentes de un Conflicto




descargar 229.21 Kb.
títuloUna visión crítica de la salud pública salud natural vs farmaceutica vitaminas, minerales y fitonutrientes en el blanco del ataque Componentes de un Conflicto
página1/5
fecha de publicación07.02.2016
tamaño229.21 Kb.
tipoDocumentos
b.se-todo.com > Derecho > Documentos
  1   2   3   4   5

Instituto de Estudios Salud Natural – I.E.S.N.

__________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

Una visión crítica de la salud pública
SALUD NATURAL vs FARMACEUTICA

Vitaminas, minerales y fitonutrientes en el blanco del ataque
Componentes de un Conflicto


[Versión Preliminar]

Instituto de Estudios Salud Natural - I.E.S.N. [Julio, 2001] [Rev. 4.1 - Agosto, 2001]


iesnchile@yahoo.com

...........................................................................................................................................................................................
INTRODUCCION

La concepción farmacéutica impregna todo el tratamiento de la salud pública y privada de nuestro país. Los consorcios farmacéuticos influyen en todos los planos necesarios para mantener un mercado altamente imperfecto, caracterizado por poderosas barreras monopólicas. Es notorio que la normativa institucional proteja estructuralmente la industria farmacéutica. Desde la década pasada, la industria farmacéutica ha puesto en marcha una persistente campaña para absorber a un importante segmento de la industria de la alimentación y, adicionalmente, controlar la incipiente pero competitiva industria de la salud natural.


Los consumidores de productos naturales constituyen un importante segmento de la población, caracterizado principalmente por una alta del valor que poseen los alimentos integrales, por un marcado alejamiento de los fármacos y por un creciente uso de los métodos de la salud natural para sostener un buen nivel de vida. Junto a los consumidores de productos naturales y la población vegetariana, los terapeutas de la salud alternativa, los médicos naturopáticos, las casas naturistas, restaurantes vegetarianos, gimnasios e instituciones de desarrollo personal, y los productores de alimentos naturales y suplementos vitamínicos, minerales y fitonutrientes buscan dar satisfacción a los requerimientos de logística del sector.


La emergencia de una alternativa no-farmacéutica -más eficiente- genera evidentemente un conflicto con los intereses de la industria farmacéutica, poniendo en riesgo la inmensa rentabilidad de largo plazo de ese sector. Hoy día, el centro de la atención farmacéutica apunta a desarticular la logística naturista, los almacenes de expendio de productos naturales, la industria de alimentos naturales y suplementos nutricionales y a los terapeutas y profesionales de la salud alternativa.


COMPONENTES DEL CONFLICTO



El tema tiene varias aristas o planos de análisis. Es un verdadero poliedro, con al menos 7 componentes, los que a continuación examinaremos:

1. Dimensión económica

2. La alambicada normativa del Minsal/Isp.
3. La informalidad

4. Discusión científica

5. Consecuencias para la salud pública

6. Los derechos vulnerados

7. Distorsiones fármaco-monopólicas

COMPONENTE # 1: DIMENSION ECONOMICA



La magnitud mundial del negocio químico es astronómica, realmente impresiona a cualquiera; algunos de sus parámetros económicos, a nivel internacional, nos permiten entender el por qué de la incomodidad mundial de la farmacéutica hacia lo natural:





  • Se estima un volumen de venta de la industria mundial de fármacos en 300.000 millones de dólares anuales.




  • Para mantenerse en el mercado mundial, los laboratorios deben lanzar cada año simultáneamente en Estados Unidos, en Europa y en Japón, dos o tres moléculas de farmoquímicos susceptibles de superar los 1.000 millones de dólares de venta. (X6)




  • Los volúmenes mundiales de ventas de fármacos específicos son cuantiosos. El fármaco XALATAN, un colirio contra el glaucoma, desarrollado con fondos públicos aportados a la Universidad de Columbia, tuvo una venta en 1999 de 507 millones de dólares. (X7) El mercado mundial de la esclerosis mueve anualmente 1.400 millones de dólares. (X7) La venta anual del antialérgico CLARITYNE le representa 2.000 millones de ganancias al consorcio Schering-Plough. (X6) El antidepresivo (fluoxetina) vendido bajo el nombre de marca PROZAC, le reportó a la Eli Lilly alrededor de 2.600 millones de dólares en el 2000. (X15) El fármaco hypocolesterolemiante LIPIDOR le produjo a la Pfizer, 3.600 millones de dólares en 1999. (X11) El 40% de la facturación de AstraZeneca es el medicamento anti-úlceras LOSEC, que es el producto más vendido en mundo, cuya venta representa 4.800 millones de dólares por año.




  • Más de 20 millones de personas consumen estatinas en todo el, medicamentos más usados para el tratamiento del colesterol alto desde su entrada en el mercado hace 14 años, generan unos beneficios anuales de cerca de 16.000 millones de dólares para las compañías farmacéuticas. (X23)




  • La venta de un solo producto de la Pfizer en 1999 (X6) correspondió al total del gasto en salud chileno, estimado por la Organización Panamericana de la Salud en 3.600 millones de dólares (5,02% del PIB) para 1997. (X14)




  • El laboratorio de los EE.UU., Schering-Plough obtuvo en 1999 ganancias por ¡2.100 millones de dólares! (X6)



  • Pfizer fue conmutada a pagar 20 millones de dólares por violar la ley antimonopolio entre 1989 y 1994, por participar en un cartel mundial de vitaminas. Igualmente otras 3 farmacéuticas japonesas tuvieron que cancelar una multa de 137 millones de dólares, al declarase culpables de acordar sus precios y dividirse el mercado mundial de vitaminas utilizadas tanto en farmacias como en la industria alimentaria. (X9) Hoffman-LaRoche, por su parte pagó 500 millones de dólares y la BASF, 222 millones. Unos y otros se reunían con el nombre ficticio de “Vitamins Inc”, para repartirse las zonas geográficas y fijar los precios y los volúmenes de producción. (X10)




  • American Home Products tiene que desembolsar 4.000 millones de dólares a unos 4.000 consumidores de productos adelgazantes farmacéuticos que provocaban problemas cardíacos. (X11)




  • La organización de farmacéutica PhRMA estima que cada nuevo medicamento representa 500 millones de dólares en investigación. Public Citizen, asociación de consumidores de los EE.UU., estima esa cifra en 100 millones de dólares. (X16)






Según la Oficina de Suplementos Dietarios, dependiente del Instituto de Salud de los Estados Unidos, 100 millones de americanos usan regularmente suplementos dietarios. (X18) La misma oficina ha valuado la venta total de estos productos en el mercado americano cercana a 12.000 millones de dólares en 1998 y su proyección 2000 era de 14.000 millones. (X19) Por su parte, un positivo artículo de un semanario chileno estimaba que durante los últimos cinco años, en Estados Unidos, la venta de estas sustancias ha aumentado un 42% (X17).


El volumen total nacional de la venta de productos farmacéuticos estimada por la ANACAF para el 2000 era cercano a los 700 millones de dólares, toda puesta en el mesón de las farmacias pertenecientes a su organización nacional. (1).


Por su parte, la ASN ha estimado que 3 millones de chilenos consumen actualmente productos naturales. En el año 2000, se estimaba que los suplementos dietarios representaba un volumen nada despreciable de 80 millones de dólares. (X17)
De allí que lo que principalmente está en juego en el conflicto es evitar que la industria de los alimentos naturales saque una tajada a la torta farmacéutica. Del total de la venta nacional en medicamentos, la mitad es controlada por laboratorios internacionales (X14).
¿Qué amenazas rodean a la farmacéutica? Un serio riesgo futuro, que ya muestra su megatendencia hacia la salud natural en el mundo entero. Los consorcios farmo-químicos ven a los productos naturales tremendamente competitivos, como sustitutos probables de los fármacos. De allí que todos esos consorcios convergen en coincidir en la necesidad de controlar la expansión del riesgo a mediano y largo plazo (más salud, menos enfermedades, menos fármacos). Se ha estimado que la merma de ventas en riesgo para los consorcios farmacéuticos podría alcanzar en el mediano plazo del orden de los 100 millones de dólares y más a futuro la industria farmacéutica completa puede verse afectada si la mega-tendencia mundial naturista acelera su tasa de crecimiento. (2)


¿Qué oportunidades ve la farmacéutica? La farmacéutica, también ve a corto plazo, la oportunidad de ganar un negocio ya probado de productos naturales, promocionados durante más de 30 años.
Así lo ha comprendido Laboratorios Chile, que ha lanzado recientemente al mercado chileno una línea de productos botánicos, denominado “BetterLife”, incursionado en la industria de la salud natural. La línea abarca una gran variedad de productos, alrededor de 29 suplementos, entre los cuales se promocionan fitonutrientes reconocidos internacionalmente como fortalecedores naturales de ciertas funciones orgánicas: ginkgo biloba (memoria, circulación), lobelia (vías respiratorias), echinacea (sistema de defensa), gotu-kola (tejidos), garlic (tensión), lavander (relajante), spirulina (saciante), saw palmetto (próstata), siberian ginseng (rendimiento físico en deportistas, estudiantes), Saint John´s Wort (ánimo).


De allí que el principal laboratorio nacional no comparta los intentos de sobre regular los suplementos dietarios, actitud que le atraído los enojos de sus congéneres; posiblemente se entienda su posición en razón que ha puesto en el mercado nacional y sin duda en el internacional, la línea completa de productos dietarios antes mencionada.


Igualmente, a escala mundial, y al mismo tiempo que arrecia la arremetida hacia los productos naturales como suplementos no-farmacéuticos, la multi industria alemana Bayer se encuentra colocando en el mercado mundial el suplemento vitamínico que han denominado familiarmente “One-a-Day” (“Una-al-Día”), y que en estos días es promocionado en todo el mundo por uno de los medios de más alto costo publicitario en el mundo, el grupo Discovery, a través de su filial Discovery Health; su producto también es presentado casi literalmente como cualquier producto natural!!
También, la Bayer en nuestro medio se encuentra desarrollando la más cuantiosa campaña publicitaria que se tenga memoria en Chile. A través de su producto más emblemático -la ASPIRINA- intenta sublimar la frase “ Si es Bayer es bueno”, para mejorar su imagen corporativa y compensar posibles cuestionamientos de algunos de sus otros fármacos; su presencia multimillonaria está prácticamente en todos los medios de prensa principales, escrito, radial y televisivo, utiliza al menos dos canales de televisión nacionales, emplean a importantes animadores, conductores de programas televisivos y a conocidas personalidades médicas, e incluso han posicionado propaganda de su producto en el diario de gobierno La Nación.


Desde la década de los 80, la farmacéutica espera que sean decretados cómo fármacos, todos los nutrientes esenciales que poseen los alimentos, los fitonutrientes, las lecitinas, extractos aromáticos, aceites grasos esenciales, aminoácidos, algunos productos de origen biológico como, la jalea real, el propoleo, el polen de abejas, el suero de la leche, el yogurt, las levaduras, etc. y algunos productos botánicos completos, muy apetecidos en el mundo entero por algunas farmacéuticas por su alta efectividad en el mantenimiento de la salud y por la magnitud billonaria de un negocio, como el ginseng coreano, siberiano o americano, ginkgo biloba, hierba de San Juan, uña de gato, boldo, el canelo, comfrey y otros 40 botánicos importantes, todos ellos puestos en el conocimiento e incorporados a la dieta del consumidor chileno por las casas de salud natural.

COMPONENTE # 2: LA ALAMBICADA NORMATIVA DEL MINSAL/ISP


En la década de los 90 se advirtió por todos los medios la tremenda influencia de la industria farmacéutica. El país presenció diversas campañas de un altísimo costo publicitario, que emprendió simultáneamente un poderoso lobby con las autoridades de la época y demás instituciones académicas y profesionales, y cuyo resultado fueron diversas estocadas a la salud natural en la prensa escrita, radio y televisión, que el país aún recuerda. Todo el proceso culminó con la dictación de una serie de normas con ese sesgo farmacéutico contra los productos naturales.


Argumentos. Varias razones aparentes se han enarbolado para justificar las normas. Principalmente, que los productos naturales serían inefectivos, que algunos productos presentarían riesgos (argumento contradictorio con el anterior!!), que el mercado naturista poseería un alto grado de informalidad (X1) y que habría alojado empresarios profitadores o inescrupulosos.
Sin embargo, los principales argumentos no se proporcionan. Según nuestro punto de vista, las verdaderas razones apuntan en tres direcciones, por una parte, que los productos naturales no son patentables, si no son modificables genéticamente, y si son transformados en OGM pierden justamente la condición de “naturales”, que los hace deseables por el consumidor responsable; por otra parte, las razones apuntan hacia la debilidad de las vitaminas y demás nutrientes sintéticos que muestran respecto a los productos naturales, y; finalmente, dar satisfacción a un prurito medicamentoso de nominalizar todo producto que incida positivamente en la salud a definirlo como medicamento, cualquiera sea su procedencia, aunque sea alimentaria.

La normativa cuestionada. Cediendo a la presión histórica del sector farmacéutico, el Minsal bajo la administración del Dr. Alex Figueroa y el ISP, del Dr. Gonzalo Navarrete, asesorados por un importante contingente de funcionarios pro-farmacéuticos, comenzaron a dictar paulatinamente un alambicado sistema normativo contra los suplementarios naturales.


Desde 1998, comenzaron a decretarse una serie de normativas pro-farmacéuticas que apenas eran publicadas, fueron inmediatamente cuestionadas por la Salud Natural. Los 3 cuerpos normativos dictados por el Minsal, hasta la fecha, con centro motor en el ISP, son:



- Resolución 1844/98 del Minsal. Directrices Nutricionales sobre Uso de Vitaminas y Minerales en los Alimentos. Publicada en el Diario Oficial. No fue registrada por la Contraloría General de la República.
- Decreto 855/99 del Minsal. Modifica el DS 1876/96, Título III del Reglamento del Sistema Nacional de Control de Productos Farmacéuticos, Alimentos de Uso Médico y Cosméticos. También modifica el DS 977/96 del Minsal, Artículos 106, 393 y 462 del Reglamento Sanitario de los Alimentos.
- Decreto 67/00 del Minsal. Modifica el DS 466/77, del Minsal, Reglamento de Farmacias, Droguerías, Almacenes Farmacéuticos, Botiquines y Depósitos Autorizados. Derogado por Decreto 879/01 del Minsal.



Adicionalmente, recién en el curso del 2001 fue conocida una resolución que adoptó carácter interno, pero que hace operativa la Resolución 1844 antes mencionada, que si fue publicada en el diario oficial:


- Resolución 2376/99 del Minsal. Fija un nuevo texto de la Norma Técnica N° 30, Sobre Productos Farmacéuticos que Contienen Vitaminas y Minerales. No fue publicada en el Diario Oficial, ni fue enviada a la Contraloría General de la República, ni puesta en conocimiento de los consumidores.




¿Qué sistema se estaría creando con estas disposiciones? Un inaceptable fármaco-monopolio institucional. Dicho en otras palabras, monopolizar inescrupulósamente todos los productos naturales que tradicionalmente habían sido difundidos por los precursores de la salud natural en nuestro país, trasladando en la práctica su venta desde las casas naturistas y supermenrcados al sector de farmacias.
¿De qué manera se busca liquidar la salud natural? Mediante 4 mecanismos perversamente concebidos:


1.- Por un lado, la Resolución 1844 prentende despotenciar todos los suplementos mutinutricionales que contengan vitaminas y minerales orgánicos, promovidos por los centros de salud. ¿Cómo? Colocando límites a vitaminas y minerales que pudieran contener los alimentos o suplementos alimentarios a tal punto que los deje incompetitivos, frente a los vitamínicos farmacéuticos, generalmente sintéticos, de notable menor efectividad, con riesgos de efectos adversos, de más bajo costo de fabricación y de más alto margen de ganancias. Los valores son entregados en porcentaje de valores referenciales y sólo permiten que los suplementos alimentarios contengan como máximo entre un 15% y 35% de los nutrientes de los valores reconocidos como mínimos en la medicina oficial para mantener sanas a “personas promedios”.
2.- Por el otro lado, mediante el DS 855/99 se cambia el concepto de Alimentos de Uso Médico por el término de Medicamentos Complementarios que incorpora por primera vez a los todos los nutrientes en concentraciones mayores a las permitidas por los bajísimos niveles fijados en la Resolución 1844 a los alimentos enriquecidos y a suplementos alimentarios que maneja la salud natural y la industria de alimentos. El nuevo término, que se agrega a la ya engorrosa normativa chilena, se define como “medicamentos destinados a aportar vitaminas, aminoácidos, ácidos grasos y minerales al individuo, complementando su ingesta normal de nutrientes”. En otras palabras, se intenta farmacopolizar por decreto todo tipo de nutriente en Chile, arrebatándoles todos los atributos que poseen los suplementos alimentarios, en boga en todo el mundo. Esta flagrante transgresión monopólica dio origen a la formación en Chile de la COALICION POR EL DERECHO A LA SALUD NATURAL, macro organización que hoy aglutina a vastos sectores de todas las procedencias: consumidores, empresarios de diversas áreas, la PYME productora de alimentos y suplementos naturales, organizaciones ecológicas, institutos de estudios, asociaciones gremiales, profesionales del área de salud, terapeutas, instituciones vegetarianas, etc.
3.- Complementando a las normas anteriores, sin el conocimiento del consumidor, mediante la Resolución 2376, el Minsal dicta tecnocráticamente un conjunto de valores referenciales que pertenecen en general a un cuestionado organismo internacional, el Codex Alimentarius, de las vitaminas A, Bs (1 [tiamina], 2, 3 [niacina], 5 [ácido pantoténico], 6, 12 y folato [vitaminoide]), C, D, E, K, H (biotina) y los minerales calcio, fósforo. magnesio, hierro, zinc, yodo, selenio, cobre y manganeso. Los valores que fija esta norma “técnica” a cada substancia ni siquiera reconoce que están dirigidos a declarar los requerimientos mínimos diarios que los seres humanos necesitamos para mantenernos sanos. Respecto de los valores de estos nutrientes se aplicarían los porcentajes establecidos en la Resolución 1844. Todo el esfuerzo de esta norma es declarar lo que son contradictorios “nutrientes farmacéuticos”.
4.- Finalmente, a modo de negociación con la salud natural se dictó el Decreto 67, que terminó derogándose rápidamente. Esta norma creaba un alambicado sistema que permitía a los almacenes naturistas transformarse rápidamente en “Almacenes Farmacéuticos”, a los que se le otorgarían atributos pseudofarmacéuticos. Con esto el ISP cerraba el círculo. A pesar, que esta norma generaba una gran oportunidad de negocios para los distribuidores de productos naturales, las casas naturistas, la ASN rechazó por ofensa ética a su actividad que para subsistir tuvieran que aceptar la rotulación farmacéutica contraria a la definición intrínseca de sus propósitos. Aunque por razones muy diferentes, el sector farmacéutico también se opuso a esta norma, en cuanto vulneraba sus intereses y no se le traspasaba totalmente el control de varios productos buscados. Como se produjo un consenso por opuestos, el Minsal finalmente derogó el Decreto 67, escapándosele de las manos la solución teórica de un problema, produciéndose un colapso al sistema perversamente concebido, y dejando solamente como opción la de perecer al sector de la PYME natural, generando un profundo problema social y ético. Con esta derogación el Minsal no se percató que abría nuevamente el círculo que el ISP había dibujado.




COMPONENTE # 3: LA INFORMALIDAD


Antes de continuar, sólo unas palabras merecen el calificativo de informalidad dado por la farmacéutica al mercado naturista. La farmacéutica sabe que la crítica más certera proviene de los promotores de la salud natural y que están muy atentos a los lanzamientos de sus nuevos fármacos al mercado y de los efectos adversos que se van conociendo en su uso por los usuarios, de allí sus propensiones descalificantes.
Justamente es la falta de formalidad real o de efectividad de los fármacos para el tratamiento crónico, el cuestionamiento permanente que hace la salud natural de la farmacéutica.
A continuación, graficaremos algunas “informalidades” farmoquímicas:
- La primera informalidad, tiene relación con el marketing de la industria farmacológica. Esto se ve especialmente en sus métodos de colocación de productos, que más que el peso científico, el argumento más utilizado parece ser la presión de la gestión de venta. Al respecto citaremos una porción de un extenso artículo publicado en El País, de España que hace referencia a un informe del NEJM de los EE.UU y que bien ilustra la presión farmacéutica:


“The New England Journal of Medicine, advierte de los peligros del actual modelo de investigación clínica, que da a la industria el control de la experimentación farmacológica en detrimento de los criterios científicos de los hospitales universitarios. El informe alerta además sobre la irrupción, en los últimos 10 años, de una nueva red de empresas intermediarias, que diseñan los estudios por encargo de los laboratorios y controlan su desarrollo hasta la publicación de los resultados. La situación en España es igual o peor a la descrita por el informe, que se refiere a la investigación en EE UU, según los expertos consultados porque Sanidad (Ministerio de Salud de España) apenas invierte en investigación clínica”... “La prescripción incorrecta está influida también por la propia actuación de los laboratorios, que le bombardean (a los médicos) con una mezcla de márketing e información de difícil separación”... “habría que limitar la promoción comercial de los medicamentos con repercusión sobre su precio de venta. Dicha medida, sin embargo, al afectar indirectamente a los ingresos reales de bastantes profesionales del sistema sanitario, dejaría a la vista la poca consideración salarial que la sanidad pública tiene hacia sus médicos y, en buena lógica, relanzaría viejas reivindicaciones latentes”. (X2)
- Por su parte, en 1999, el New York Times denunció el escándalo de tráfico de influencias farmacéuticas en China, a raíz de las declaraciones de Qiu Renzong, profesor de bioética en la Academia China de Ciencias Sociales, en cuanto los médicos chinos ya no estaban recetando los preparados tradicionales y que “los grupos farmacéuticos extranjeros y los fabricantes de equipamientos médicos pagan los estudios en el exterior de los médicos chinos y les consiguen pasajes de avión y hoteles para asistir a conferencias”. (X3)
- En su edición del 6 de agosto de este año, el Diario El Mundo, de España comenta que el tema de la informalidad del mercado farmacéutico ha adquirido finalmente tan graves características de escándalo, que los medios de prensa médica más importantes se han visto obligados a adoptar medidas precautorias. A continuación transcribimos:



“Alarmados ante la presión que ejercen las compañías farmacéuticas sobre los resultados finales de los ensayos clínicos, los editores de las principales revistas médicas han suscrito una declaración conjunta para garantizar su independencia y la de los investigadores frente a la industria.

Las publicaciones podrán rechazar la publicación de un estudio hasta que los investigadores no dejen completamente clara la ausencia de vínculos con empresas fabricantes de medicamentos.

Entre las revistas que participan en el acuerdo están 'The New England Journal of Medicine', 'Lancet', 'Annals of Internal Medicine' y la revista de la Asociación Americana de Medicina, 'Journal of the American Medical Association' (JAMA). A mitad de septiembre todas publicarán un editorial con la declaración, según informó ayer 'The Washington Post'.

Los editores han explicado que el acuerdo responde a la necesidad de contrarrestar el control que ejercen las farmacéuticas sobre los ensayos clínicos.”

El Mundo (España). Agosto 06 de 2001.



- A diferencia de los productos naturales, la informalidad farmacéutica puede costar vidas humanas cuando los fármacos no están bien testeados o se sobre valoran sus efectos terapéuticos o se subestiman sus efectos secundarios, como ha ocurrido con un producto anti-colesterol, el Baycol/Lipobay, que contiene cerivastatina, de la Bayer, que ha causado alarma pública en Europa, por asociársele a importantes problemas musculares (los casos más graves presentan muerte de células musculares) y a un número indeterminado de defunciones al combinarse con otro tratamiento conocido como Gemfibrozil. En Chile, la información fue proporcionada por la doctora Renate Flaskamp, directora médico de Bayer quien leyó un comunicado emanado de la casa central en Alemania. Según el comunicado Bayer optó por decisión propia por tomar esta medida después de que se acumularan los casos de efectos secundarios relacionados con una debilidad muscular, sobre todo en pacientes que, pese a advertencias y una contraindicación, habían tomado el medicamento junto al fármaco Gemfibrozil. Por su parte, el responsable farmacéutico del grupo, David Ebsworth (Director Mundial de la División Farmacéutica de Bayer), señaló que la decisión fue tomada e, reconoció que había habido un número indeterminado de defunciones entre los pacientes afectados y no descartó que puedan producirse nuevos casos. “Tal vez no fuimos lo suficientemente enfáticos con los médicos”, han declarado sus representantes. La empresa alemana esperaba obtener una facturación este año de unos 1.000 millones de euros (900 millones de dólares) ". Después de esta hecatombe, las acciones del consorcio farmacéutico se desplomaban en Fráncfort un 11,44% en el 8 de agosto del 2001. (X22) Según el ABC de España en su edición del 09.Ago.2001, “la Bayer sabía desde al menos un mes de la incompatibilidad del medicamento anticolesterol Lipobay con fármacos que contienen gemfibrocilo, pero se resistió a retirar el producto del mercado hasta ayer”.


- Recientemente, el Colegio Químico Farmacéutico a través de su vicepresidente, Q.F. Hernán Vergara, denunció que en Chile no se está cumpliendo las normas establecidas en la venta directa de medicamentos, porque éstos están al “alcance de la mano, uno los puede tomar desde las góndolas (de las farmacias instaladas en los supermercados), lo que incentiva el mal uso de éstos”. Los representantes del gremio dijeron que detrás de esta práctica se esconde “el deseo de liberalizar la venta de medicamentos”. El efecto en los Estados Unidos es cuantioso, donde se gastan US$177 mil millones al año en atender enfermedades originadas por el mal uso de medicamentos. (X12)
En definitiva, hasta aquí el agravio de la “informalidad” sólo ha estado en la dirección de que “la mejor defensa es un buen ataque”. La farmacéutica sabe que la industria de los productos naturales es extremadamente rigurosa. Esta rigurosidad se traduce en su código general de producción e insumos de los productos naturales, que a continuación resumimos:





  • La industria de los productos naturales extrae las esencias nutritivas directamente de los alimentos. No aisla ni refina para obtener los principios activos botánicos. Tampoco se utilizan vitaminas sintetizadas de petroquímicos.




  • Los productos naturales no contienen alimentos modificados genéticamente (transgénicos).



  • El proceso de conservación es de menor plazo, no se emplean técnicas agresivas de radiación, ni aditivos no aprobados por la metodología natural.




  • Los productos naturales han sido testeados por la propia naturaleza y por el uso ancestral. Por consiguiente, los productos de la salud natural no requieren ser testeados en animales ni extrapolados desde pruebas in vitro (“test-tube”).




  • Selecciona las mejores plantas. Por lo general se utilizan plantas y alimentos cultivados o recolectados bajo control no depredatorio.




  • Selecciona sus proveedores y les exige observar su propio código de conducta.




  • Los procesos productivos siguen protocolos de producción equivalentes a toda la industria alimenticia, los que cumplen con todas las disposiciones del Reglamento Sanitario de los Alimentos.




  • Sus normas de envasado y etiquetado son rigurosas.






COMPONENTE # 4: LA DISCUSION CIENTÍFICA


Esta es increíblemente la parte más débil del Minsal. Tratándose de un organismo presumiblemente técnico, además es inaceptable, es incluso reprochable.


Con insistencia, casi impertinente, la ASN ha inquirido del Minsal –desde 1998- proporcione los argumentos tenidos en cuenta para fijar las normas cuestionadas que son manifiestamente pro-farmacéuticas. Sólo a través de algunos funcionarios del ministerio, y, en ningún caso formalmente, se han podido colegir los mismos argumentos que han esgrimido tradicionalmente la farmacéutica internacional en todos los países para farmaceuticar los productos naturales.
A continuación analizaremos sólo 4 argumentos sostenidos por los sectores farmacéuticos, de los cuales los dos primeros argumentos son contradictorios, un tercero que oculta la inefectividad de los nutrientes farmacéuticos y un cuarto que contiene errores conceptuales:
- Los productos naturales serían inefectivos.

- Los productos naturales serían riesgosos.

- Las vitaminas naturales serían idénticas a las sintéticas.

- Los nutrientes serían medicamentos.
Primer argumento pro-farmacéutico: Los productos naturales serían inefectivos.
Este argumento se destruye en sí mismo. Si efectivamente fueran inefectivos, ¿por qué su preocupación? Algunos funcionarios se han atrevido a responder que la normativa del Minsal perseguiría proteger al consumidor de engaños, al sostener que los productos naturales poseen indiscutiblemente atributos beneficiosos para la salud.
Debemos dejar muy en claro, que es efectivo que han aparecido profitadores, pero ello ocurre en ambas industrias. Evidentemente, también reprobamos firmemente la falta de ética en cualquier rubro, pero debemos ser ecuánimes para no extender los desméritos de estos personajes o empresarios inescrupulosos a todo el sector de la industria chilena de productos naturales.
También, es necesario no olvidar que muchos fármacos también han promovido expectativas que no han cumplido y que nuestra legislación e institutos de salud no sancionan. Téngase presente el caso de la Talidomida que se comercializó formalmente décadas atrás para aliviar los malestares propios de embarazo como un tranquilizante inofensivo y produjo malformaciones horrorosas. Recientemente, otros fármacos han sido cuestionados por el propio medio médico tradicional, como son los casos de la Fenilpropanolamina, Fluoexcetina y Sibutramina, del Bupropion, y últimamente el Lipobay, todos denunciados por la prensa nacional e internacional. Lamentablemente, se ha acumulado una lista muy larga de los tremendos desaciertos de las drogas sintéticas (3) y que nuestras autoridades cuando los casos farmacéuticos alcanzan ribetes de alarma pública, por lo general se limitan a declarar en forma simplista: “el producto se vende en nuestro país porque no existen pruebas suficientes para demostrar efectos adversos”. En todo caso, esto cae más bien en el ámbito de los tribunales y no en el campo técnico.


Desafortunadamente en el Minsal no existen profesionales que entiendan cómo actúa la salud natural. La salud natural, el naturismo, la naturopatía, la mecánica ayurvédica, el Reiki, el Shiatzu, todas las disciplinas alternativas de salud, diferentes a la medicina pro-farmacéutica tradicional, sostiene que el único curador de las enfermedades es el propio cuerpo, a través de su natural e increíble capacidad de curación, y que el mantenimiento optimal de la salud puede ser completado sólo si se le proporcionan los adecuados nutrientes alimenticios, si se observan algunos mínimos métodos naturales e idealmente si se nos rodea de un escenario favorable. Cuando es el caso, la asistencia médica natural es requerida, no significa que sea menester acudir a la farmacia a adquirir fármacos, porque en un gran porcentaje la medicina natural o nutricional simplemente no los requiere. Solo son requeridos alimentos, fitonutrientes presentes en todos los alimentos o extraídos de éstos, los que pueden ser encontrados en el supermercado o mejor aún en las casas naturistas, en todas sus formas: en su estado original, deshidratado, entero, fraccionado, envasado, a granel, en polvo, líquidos, encapsulados, en tabletas, en gránulos, embolsados, etc.
En esencia ningún producto natural es inefectivo. Todos los productos naturales que se expenden son alimentos. Así son reconocidos por la cultura ancestral mundial. Ningún alimento es inefectivo, todos aportan en distinta proporción algún nutriente esencial, todos son parte útil de nuestra nutrición, pertenecen a nuestra estrategia vital.
Más aún, los alimentos naturales y los suplementos alimentarios naturales poseen alta efectividad y definitivamente son superiores a cualquier fármaco que no sea de emergencia o de utra-tratamiento médico. La literatura mundial es profusa en suministrar antecedentes de primer nivel sobre esa efectividad de los alimentos naturales y los suplementos alimentarios para el mantenimiento optimal de la salud. Lo son, no sólo sus fitonutrientes, vitaminas, minerales o nutrientes botánicos reconocidos, sino las plantas completas, en todas sus formas de presentación. Lo expresado, nos parece tan obvio, que cuesta entender a los profesionales pro-famacéuticos sobre su pretendida inefectividad. Nos parece que sólo podría comprenderse su obsecada oposición a los productos naturales, si estuvieran motivados por la influencia farmacéutica.
Para ilustrar lo anterior, mencionaremos una interesante gestión que está en pleno curso en los EE.UU bajo el nombre de PACKETS OF HOPE (Paquetes de Esperanza) (4), liderado por un selecto grupo de científicos, que ha aglutinado en los últimos años una masiva concurrencia de ciudadanos de ese país y varios empresarios progresistas. La iniciativa consiste en donación de paquetes de suplementos vitamínicos, minerales y fitonutrientes a los desamparados y personas de bajos recursos, estudiantes pobres y a aquellos privados de libertad. El grupo es dirigido por eminencias del nivel de Michael Alan Morton, PhD., Ian Bier, N.D. & PhD., Hyla Cass, M.D., Michael Rosenbaum, M.D., James Lapcevic, D.O. & PhD. y Stephen J. Shoenthale, PhD. En su documento central, Packets of Hope, A National Iniciative of The Healthy Foundation, se aporta abundante material empírico sobre los atributos de las vitaminas y minerales. A continuación, extractamos algunas sentencias del estudio que como se podrá observar están absolutamente desligadas de toda connotación farmacéutica, y que derriban definitivamente los supuestos de inefectividad que ha sostenido parte de Minsal:





  • “La mayoría de los médicos y dietistas están de acuerdo que las vitaminas y minerales deberían provenir de los alimentos que comemos. También reconocen que los suplementos dietarios son útiles cuando la selección dietética es inadecuada, debido a falta de acceso o elección de alimentos empobrecidos”.




  • Los suplementos antioxidantes con vitaminas C, E y Betacaroteno pueden prevenir la formación de cataratas; carotenoides como el lutein y el zeaxanthin pueden reducir el riesgo de degeneración macular.




  • Los suplementos multivitamínicos mejoran la capacidad inmunológica y por lo tanto reduce la tasa de transmisión del Sida.




  • El calcio, la vitamina D y K protegen contra la osteoporosis. Se estima que estos nutrientes pueden reducir la tasa de fracturas hasta un 20%. En los EE.UU. esto podría representar un ahorro anual medio de 1,5-2,0 billones de dólares.




  • Experiencias exitosas muestran que el consumo de niveles entre 400 UI y 800 UI de Vitamina E ha reducido hasta un 47% los infartos al miocardio en pacientes controlados.




  • El mineral cromo ayuda a mantener niveles saludables de azúcar en la sangre.




  • La Vitamina C es protectiva contra el cáncer de mama.




  • Suplementos de Vitamina C protegen contra las afecciones coronarias. Antioxidantes, como él ácido fólico y otras vitaminas del grupo B pueden reducir el riesgo de males cardíacos. Se hace referencia a un mega-análisis que revela que 56.000 muertes en los EE.UU. debidas a problemas cardíacos pudieron prevenirse con un adecuado consumo de ácido fólico solamente.




  • El uso de suplementos multimitamínicos alimentarios y la ingesta de Vitamina E están asociados con un reducido riesgo de contraer cáncer de colon.




  • Un alto consumo de antioxidantes como las vitaminas A, C y E, obtenidos de vegetales ha sido asociado a reducir el riesgo de cáncer del pulmón.




  • Suplementos de Vitamina C son asociados a la inhibición de carcinogénesis, incluyendo la piel, vejiga, mamas, cérvica, colorectal, esofagia, pulmones, páncreas, y el linfoma de Hodgkin.




  • Suplementos vitamínicos pueden incrementar el coeficiente CI en los estudiantes.




  • El consumo de 14 nutrientes esenciales pueden marcadamente reducir la conducta violenta y antisocial juveniles.




  • El consumo de adecuados niveles del mineral selenio ha sido ligado a bajas incidencias de cáncer de pulmón, colon y próstata.




  • Existe evidencia disponible de significativa relación entre deficiencias de vitaminas y minerales y los desórdenes mentales, falta de concentración, hiperactividad, depresión, agresión e intentos de suicidios.




  • En el embarazo son requeridos suplementaciones especiales de muchos micronutrientes, tales como zinc, importante como material genético; magnesio, vitaminas A, grupo B, K y folato especialmente en la preconcepción son esenciales.



  1   2   3   4   5

similar:

Una visión crítica de la salud pública salud natural vs farmaceutica vitaminas, minerales y fitonutrientes en el blanco del ataque Componentes de un Conflicto iconPolíticas internacionales de salud pública. Plan decenal de salud...

Una visión crítica de la salud pública salud natural vs farmaceutica vitaminas, minerales y fitonutrientes en el blanco del ataque Componentes de un Conflicto iconLa Salud Pública en la Formación del Talento Humano en Salud

Una visión crítica de la salud pública salud natural vs farmaceutica vitaminas, minerales y fitonutrientes en el blanco del ataque Componentes de un Conflicto iconRef.: Mapasoft® Salud al hogar, salud publica, Tiempo Real

Una visión crítica de la salud pública salud natural vs farmaceutica vitaminas, minerales y fitonutrientes en el blanco del ataque Componentes de un Conflicto iconDoctorado en Salud Pública. Diplomado en Promoción de la Salud

Una visión crítica de la salud pública salud natural vs farmaceutica vitaminas, minerales y fitonutrientes en el blanco del ataque Componentes de un Conflicto iconDoctorado en Salud Pública. Diplomado en Promoción de la Salud

Una visión crítica de la salud pública salud natural vs farmaceutica vitaminas, minerales y fitonutrientes en el blanco del ataque Componentes de un Conflicto iconUna roca es un agregado sólido de minerales de origen natural. Las...

Una visión crítica de la salud pública salud natural vs farmaceutica vitaminas, minerales y fitonutrientes en el blanco del ataque Componentes de un Conflicto iconResolución del Director Gerente del Servicio Murciano de Salud por...
«La aprobación de las plantillas de los distintos centros de trabajo y de las unidades organizativas»

Una visión crítica de la salud pública salud natural vs farmaceutica vitaminas, minerales y fitonutrientes en el blanco del ataque Componentes de un Conflicto iconNekton- b-complex contiene sólo vitaminas y es una combinación excelente...

Una visión crítica de la salud pública salud natural vs farmaceutica vitaminas, minerales y fitonutrientes en el blanco del ataque Componentes de un Conflicto iconLas vitaminas son vitales. La salud es resiente cuando no tomamos...

Una visión crítica de la salud pública salud natural vs farmaceutica vitaminas, minerales y fitonutrientes en el blanco del ataque Componentes de un Conflicto iconResumen En este texto presentamos el desarrollo de una herramienta...




Todos los derechos reservados. Copyright © 2015
contactos
b.se-todo.com