Hacia un nuevo modelo educativo




descargar 128.5 Kb.
títuloHacia un nuevo modelo educativo
página3/4
fecha de publicación28.02.2016
tamaño128.5 Kb.
tipoDocumentos
b.se-todo.com > Derecho > Documentos
1   2   3   4

  • La redención cristiana

  • La enajenación ilustrada

  • La liberación marxista


Hay que hacer claridad de este agotamiento si queremos entrar en una nueva época, afirma Lyotard. No podemos seguir leyendo la Historia Universal, ni podemos seguir creyendo que la sociedad es un todo comprensible y transmutable.


  1. La diferencia, nuevo lugar de construcción. Venimos de un mundo que nos ha vendido la idea de totalidad y de valores fundamentales en forma permanente y perenne. Esa forma, de sentir y organizar el mundo ya no representa lo que es la realidad de hoy; por ello, se exige una disposición a darse cuenta de que estamos frente a una nueva manera de ver y organizar el mundo.


Ello significa que estamos frente a una sensibilidad, que nos permite percibir de otra manera; lo que debe lograr, quien busca explicaciones, es enunciar esa inestabilidad, de tal manera que logre dar cuenta de esa heterogeneidad que es la clave del entendimiento de la sociedad hoy.
El peligro es que lo económico busca representar su mirada como lo única, y en ese sentido, hay que evitar que desde allí (lo económico), se homogenice, ya que lo único cierto de hoy, es que lo nuevo se construye en la diferencia.


  1. Visión post-marxista. Para estos autores, hay una reorganización del mundo cultural y educativo. Derivado de ese nuevo contexto a lo que asistimos es al fin de las utopías fundados en el trabajo,27 con un ingrediente de crisis del Estado, manifestada fundamentalmente en la crisis de las finanzas, haciendo que el Estado cambie su papel, transformándolo cada vez más en un papel ideológico.


También aparecen acá tres tendencias que “marcan los cambios estructurales de imágenes del mundo”:


  • Los elementos dominantes de la tradición cultural dejan de ser interpretaciones del mundo en su conjunto.

  • Las cuestiones prácticas ya no son veritativas, los valores se tornan irracionales.

  • La ética secular se desprende del derecho natural racional y el ateísmo masivo amenaza los contenidos utópicos de la tradición. 28


Hay un envejecimiento del paradigma de la producción y, en Habermas, un traslado de lo utópico del trabajo a la comunicación, manifestado en una crisis de normatividad y en la desconexión entre los imperativos de la razón y el mundo de la vida, ya que ésta no puede ser pensada en la reificación del trabajo que produce el trabajo industrial alienado; y por lo tanto, se colocan unos imperativos que buscan la conservación de lo existente. 29
Esa crisis sólo puede ser superada, en cuanto se haga un análisis de las patologías de la subjetividad producidas por la racionalización modernizadora, y en el reconocimiento de la experiencia de sociabilidad y racionalidad que contiene la praxis comunicativa cotidiana.
Para ello es necesario superar dos ilusiones modernas:


  • La de la razón instrumental

  • La expansión de la intervención social en el mundo de la vida (dispositivos foucalianos).


Estos tienen de problemático, que desvían hacia lo psíquico los conflictos sociales. Hay que sacar del mundo de la vida, la creación y expansión de espacios públicos autónomos, ya que en la debilidad de las identidades colectivas, 30 el peligro es volver al fundamentalismo, lugar que da seguridad y garantía de verdad total, en un mundo que ha cuestionado la vigencia de esos grandes matices colectivos.



  1. Hacia un modelo educativo neoliberal


Como hemos visto anteriormente, existe todavía un campo pantanoso, para poder trazar una claridad las líneas, que en este final de siglo, quieran esa reestructuración cultural y educativa. Sin embargo, ya las discusiones comienzan a desarrollar y a cobrar esas características, se han desarrollado dos eventos que muestran esa premura: el del Banco Mundial, celebrado el Jomtien (Tailandia) en 1990, 31 y el de CEPAL, UNESCO, fruto de la reunión celebrada en Santiago de Chile en 1991.32 No nos referiremos a ellos muy específicamente por problemas de tiempo.
Sin embargo, a medida que en América Latina y el mundo se impone un modelo económico neoliberal, éste ha comenzado a tocar los sistemas educativos nacionales, 33 comenzado a hacer transformaciones en ellos, más por el control sobre lo económico, que por tener un proyecto totalmente claro. En este sentido, comienzan a emerger una serie de características que se repiten en uno y otro lado y comienzan a dejar ver unas aristas sobresalientes, que dejan ver un modelo en construcción.
El presupuesto de esa interacción Economía-educación se hace desde la constitución de la Economía, como nueva creencia objetiva, capaz de controlar variables que hacen predictibles resultados de corto, mediano y largo plazo, en ese sentido aparece una nueva disciplina del saber, reguladora de los procesos sociales y ella va a ser la Economía; derivado de este entendimiento, comienza a construir un modelo, con las siguientes características (es de aclarar el carácter provisional y embrionario de esta reflexión, ya que apenas se inicia en el ámbito de la educación).


  1. Descentrar el lugar de la homogenización social


Para la tradición del pensamiento de la ilustración el papel de la educación siempre fue el de garantizar una homogenización social, que permitiera un cierto grado de igualdad entre los hombres y mujeres de la sociedad, dándole a todos la posibilidad de partir de una igualdad básica, fue el sentido de la Escuela Unica, que garantizaba para todos la misma educación, haciendo (según el pensamiento de la ilustración, que las únicas diferencias fueran las que la naturaleza había entregado a cada uno).
Hoy ha cambiado el lugar de la homogenización, el principio básico neoliberal, nos lleva a que todos somos iguales, pero en el mercado, lugar que al entregarnos la posibilidad de competir allí, nos homogeniza; en ese sentido la Escuela debe garantizar formar las habilidades básicas, para que los individuos puedan ir al mercado a competir eficientemente. Esa subsidiaridad de la educación a la Economía, produce una reorganización del sentido de la educación.


  1. Construye una idea de modernidad económica


En nuestros países, la discusión sobre la participación en la modernidad, el cómo llegamos a ella,34 y que tipo de modernidad tenemos, ha sido larga, En ese sentido, se ha venido construyendo un tipo de modernidad que es una simple modernización económica, buscando que el aparato productivo responda a los nuevos requerimientos de la internacionalización de la Economía, y a una modernización política, buscando que la institucionalidad de la nación, sea coherente con esa nueva organización económica.
En ese sentido se opta por un olvido de lo cultural, que es síntesis, según Brunes, de la manera como se desarrolla el continente en los 50 y los 60; vinculando decididamente al desarrollo de las industrias culturales son los años de: la diversificación y el afianzamiento del crecimiento económico, la expansión urbana, la ampliación de la matrícula escolar, la reducción del analfabetismo y la expansión de los medios masivos, y la conformación del mercado cultural, es decir, una modernidad sui genéris. Ya que es explosión de lo nuestro, y lo externo, más que una secuencia lineal, derivada del pensamiento de la ilustración.
Es una modernidad de encuentro que parece olvidar los afanes modernizantes neoliberales de encuentro entre lo autóctono y lo extranjero, lo popular y lo culto, lo tradicional y lo moderno. En ese sentido es una suerte de postmodernidad que reincorpora heterogeneidad social, como articulador del orden colectivo, ese híbrido que reconstituye unas nuevas identidades, para reorganizar el tejido social.



  1. Valores fundamentales: el pragmatismo y la objetividad


Se han caído las ideologías rectores de la historia, y a ello lo han acompañado el fin de los pensamientos utópicos, en cuanto existe una crisis que nos anuncia también las dificultades de pensamientos que den identidades colectivas. Significa la necesidad de producir un retorno al individuo, para que él reconstruya sus relaciones básicas con el entorno, pero que lo haga desde una nueva orientación, y en una relación que en alguna medida lo conduzca a resultados tangibles, que pueden ser mediados y dirigidos hacia usos específicos.
En ese sentido se trata de avanzar hacia procesos productivos, que orienten la acción hacia un pensamiento que pueda verificarse a través de la experimentación.
Existe en el planteamiento neoliberal un cierto abandono de la estética, que en últimas, se resolvería por medio de los mecanismos de resultados de las acciones y del diseño orientado industrialmente.
Igualmente, la ética queda abandonada, a que el libre juego construya las relaciones del encuentro entre los hombres y de una normatividad valorativa orientadora de la acción, creyendo en una moral de situación.
También abandona la corresponsabilidad social, y el carácter y lo redistribuitvo del Estado, la sociedad desaparece como valor, en cuanto la pobreza es más causa de una mala participación en el mercado, que de redistribución de la riqueza y de desigualdades básicas existentes en la sociedad.
En ese pragmatismo, objetivo, el pensamiento critico en cuanto los planteamientos de transformación social, ya pasaron su cuarto de hora y nos encontramos con un pensamiento unificado, que es el derivado de un mundo donde sus razones cada vez son más científicas y técnicas.



  1. Un comportamiento cotidiano mediado por valores tradicionales



También se exige una recomposición de las relaciones básicas entre los grupos humanos, y entre los grupos humanos, y entre las personas para vivir en sociedad, Hemos atravesado umbrales de dificultad en cuanto las búsquedas de sociedades diferentes y de formas de vida alternativas, introdujeron un caos en el tejido social.
Reorganizar ese proceso significa, que existen núcleos sociales básicos sobre los que siempre ha existido la sociedad y se plantea un retorno a ellos: la familia, las instituciones tanto de corte estatal, como civil.
En el análisis de la crisis del 60-70 en la esfera privada, se adjudica gran responsabilidad a la pérdida de esos valores fundamentales, que funcionaban como pilares de la sociedad. En ese sentido se le señala a toda la reflexión de la postmodernidad una atomización que va a conducir un nihilismo valorativo, y una perversión en el orden de las costumbres.
Este retorno del proyecto neoliberal, a una moral neoconservadora, es bastante visible hoy en los centros educativos norteamericanos e ingleses, para no mencionar cómo es el núcleo de la Campaña Republicana.


  1. La escuela propiciadora de saber técnico para ocupaciones laborales



Existe una tendencia a olvidar los tres aspectos del proceso del conocimiento, y a separarlos buscando únicamente un fin instrumental con resultados en el mundo laboral, esos elementos indisolubles en el proceso (ciencia, tecnología, técnica), en ocasiones quedan reducidos en las dos últimas acepciones a los aspectos mecánicos y procedimentales como se pudiera desligar éstos de los elementos teóricos.
Igualmente hay una tendencia bastante marcada perder el horizonte de construcción de sociedad, que está al interior de los procesos educativos, reduciendo la actividad educadora a una formación para el trabajo, en donde por ocasiones pareciera producir una esquizofrenia, en la cual existen trabajadores de primera y ciudadanos de segunda.
No logrando una diferenciación entre la educación académica, que pareciera ser teórica. Y la educación técnica, que pareciera ser práctica, olvidando que son énfasis profesionales diferentes, y que uno y otro requieren de los fundamentos científicos e intelectuales diferenciados con diferentes destinos sociales y laborales, es bien curiosos que buscando privilegiar lo técnico, hace una lectura tan recortada de ella, que la hace como educación de segunda.
Acá va a estar una de las claves de constitución del modelo, ya que hay sectores que acá no dan el paso hacia un modelo de ciencia, tecnología y uso técnico, y lo siguen reduciendo a formación de capital humano, produciendo en la práctica un retorno al moderno norteamericano de los 50. En algunos aspectos del proyecto de ley general de Educación que se debate en el parlamento colombiano, tiene elementos de ese retorno.



  1. En políticas educativas no separa lo público y lo estatal.



Si algo sacude hoy a nuestras sociedades, es la necesidad de un escenario en el cual la sociedad civil pueda manifestarse, diferenciando su presencia de los procesos estatales. Algo bien curioso en el proyecto cultural del Neoliberalismo es que retoma el escenario de lo público, es decir, ese en el que son actores diferenciados, y la sociedad civil, a través de sus diferentes organizaciones y personas, convirtiéndolos en su lugar del control.
La crisis del papel del Estado en el proyecto del neoliberalismo (su ineficiencia, su incapacidad gestora, etc), hace que éste comience a invadir la esfera de lo social público, a nombre de una serie de delegaciones que ha hecho.
Las políticas más claras de esos pioneros son: la descentralización educativa, que en la mayoría de los casos se queda en una descentralización, donde se delegan responsabilidades a personas o instituciones por fuera del Estado, o de privatización, donde las responsabilidades se transfieren a organizaciones no gubernamentales, voluntariados o empresas privadas o desvirtuando el sentido real de la descentralización conducente a resolver problemas de distribución, generación y ubicación del poder en el dominio educativo, coherentes con esas relaciones en el conjunto de la sociedad.
Como lo hace en el aspecto puramente burocrático, pierde la idea de educación como servicio público y como derecho fundamental de niños y adolescentes, entrando en procesos de privatización, sin control, por el precepto de empequeñecer el Estado, que incide seriamente el nos procesos de calidad de la educación. Para la nuestra basta ver la infinidad de universidades-garajes que tenemos en este país que han proliferado en los últimos tiempos.
Podemos concluir que en educación y cultura, el neoliberalismo es neoconservador, y aparecen éstos como los lugares en los cuales su fisuras se hacen más visibles. Hechos que exigen con urgencia, levantar nuevas prácticas y nuevas reflexiones, que aviven el pensamiento critico que el neoliberalismo quiere clausurar.
Son premisas fundadas sobre un tema que sacude hoy al mundo, a nuestro continente y al país. Se inicia el debate. Estas son las primeras palabras en cuanto tales buscan ser más provocadoras de una reflexión que de un debate. Que la confrontación amplíe el ambiente de lo discutido. En ese sentido las páginas anteriores buscan darle la bienvenida a un debate que apenas comienza.



1 Ver el artículo “Los paradigmas de la investigación educativa” de Juan Carlos Tedesco, publicado en Revista Colombiana de Educación, No.18.

2 Cáceres Benigno. Historie de L´Education Populaire. Paris, Ed. Du Scuil, 1964, p.p 4-30.

3 Musgrave. P.W. Sociología de la Educación Barcelona, Ed. Herder, 1980.

4 Miller, H.P. Annual and Life Time income in relatión to education (1939-1959). In American Economical Review. Manasha, diciembre, 1960, pp. 962-968

5 Una visión de los trabajos en esta línea puede verse en: Kugler B.: “Una revisión crítica de investigaciones hechas en Colombia sobre educación y economía”, en Revista Colombiana de Educación, No. 5, pp. 55-68
1   2   3   4

similar:

Hacia un nuevo modelo educativo iconHacia un modelo educativo basado en nuevos entornos y ambientes de

Hacia un nuevo modelo educativo iconSistemas de categoríAS, relaciones y cualidades de un modelo educativo virtual

Hacia un nuevo modelo educativo iconInstitucional Título del programa: Campaña: Hacia un nuevo perfil...

Hacia un nuevo modelo educativo iconA historia de la filosofía de la ciencia hacia el final del siglo...

Hacia un nuevo modelo educativo iconEl modelo de análisis aplicado, conocido como “modelo animal multicarácter”,...

Hacia un nuevo modelo educativo iconCuy enlatado: un nuevo envase para un nuevo publico diciembre 2007

Hacia un nuevo modelo educativo iconSan bernardo proyecto educativo institucional “hacia la excelencia institucional” san bernardo

Hacia un nuevo modelo educativo iconLa vida interior del sanador importancia del chamanismo para la medicina moderna”
«ahí fuera». Por tanto, no es sorprendente que el médico siempre parezca mirar hacia el exterior. A muy pocos se les ocurre que pueda...

Hacia un nuevo modelo educativo iconDesde la década de los cincuenta, se da un modelo más amplio, que...

Hacia un nuevo modelo educativo iconPartiremos, inicialmente de la Teoría de Markowitz donde introduciremos...




Todos los derechos reservados. Copyright © 2015
contactos
b.se-todo.com