Con el término clonacion nos referimos a la multiplicación de organismos sin que sea necesaria la reproducción sexual. Un ejemplo muy sencillo de clonación es




descargar 57.31 Kb.
títuloCon el término clonacion nos referimos a la multiplicación de organismos sin que sea necesaria la reproducción sexual. Un ejemplo muy sencillo de clonación es
fecha de publicación05.01.2016
tamaño57.31 Kb.
tipoDocumentos
b.se-todo.com > Biología > Documentos
INTRODUCCION:
Con el término CLONACION nos referimos a la multiplicación de organismos sin que sea necesaria la reproducción sexual. Un ejemplo muy sencillo de clonación es la multiplicación de las plantas por medio de esquejes. El concepto de clonación se aplica a cualquier tipo de organismo, no solo a plantas, y, de forma parecida al caso de los esquejes, se pueden clonar otros tipos de organismos.

Hay dos tipos de clonación:
· Clonación reproductiva: Es la que permite obtener individuos clónicos entre sí o con un progenitor.
· Clonación no reproductiva o con fines terapéuticos: Es la que tiene fines médicos, es decir, no pretende producir un individuo clónico vivo, sino producir tejidos y órganos necesarios para curar enfermedades tan graves como la leucemia o el parkinson.

Tipos de clonación según el método

  1. Partición (fisión) de embriones tempranos: analogía con la gemelación natural. Los individuos son muy semejantes entre sí, pero diferentes a sus padres. Es preferible emplear la expresión gemelación artificial, y no debe considerarse como clonación en sentido estricto.

  2. Paraclonación: transferencia de núcleos procedentes de blastómeros embrionarios o de células fetales en cultivo a óvulos no fecundados enucleados y a veces, a zigotos enucleados. El “progenitor” de los clones es el embrión o feto.

  3. Clonación verdadera: transferencia de núcleos de células de individuos ya nacidos a óvulos o zigotos enucleados. Se originan individuos casi idénticos entre sí (salvo mutaciones somáticas) y muy parecidos al donante (del que se diferencian en mutaciones somáticas y en el genoma mitocondrial, que procede del óvulo receptor).


Para que se pueda producir una clonación es necesario que pueda desarrollarse un organismo completo a partir de una porción de uno adulto.

TOTIPOTENCIA capacidad de regenerar órganos completos a partir de partes del organismo. La totipotencia es mucho más infrecuente en animales. Sólo en los más simples se pueden observar ejemplos de ella: si una lombriz de tierra se corta en dos, cada una de las mitades puede regenerar la parte que le falta y dar lugar a una nueva lombriz. Algunos animales un poco más complejos tienen una totipotencia parcial que se manifiesta en la capacidad de regeneración de órganos perdidos.

En los últimos años, la clonación de animales ha tenido un mayor desarrollo porque se ha podido trabajar con embriones en vez de con individuos adultos. Los embriones, durante algunas fases de su desarrollo, son totipotentes y, por tanto, pueden ser utilizados para realizar clonaciones. Naturalmente esto puede verse en el caso de los gemelos idénticos: dos gemelos idénticos se forman porque en un momento muy al principio del desarrollo embrionario, el embrión inicial se partió en dos mitades y cada una de ellas pudo desarrollarse hasta llegar al individuo adulto..

Lo que ha ocurrido, durante estos últimos años, para que la clonación de animales se haya desarrollado es que ha sido posible fabricar embriones en el laboratorio (fertilizando óvulos con espermatozoides) y se han desarrollado las técnicas que permiten cultivar estos embriones fuera del útero durante un tiempo. De esta forma, es posible trabajar con embriones durante unas dos semanas, romperlos en dos e implantar en el útero los dos fragmentos que desarrollarán dos gemelos idénticos. De esta manera se pueden clonar animales; es decir: podemos producir gemelos idénticos a partir de un solo embrión. El número de veces que es posible romper un embrión no es ilimitado, por lo que también lo es el número de clones que es posible fabricar.
En el caso de humanos, las técnicas de clonación como las descritas no tienen aplicaciones prácticas razonables y, de momento, sólo pueden ser atractivas para personajes excéntricos o gente con poco conocimiento de la realidad del tema. Hay una variación del problema del clonaje en humanos que, sin embargo, sí tiene aplicaciones prácticas. Es el de la utilización de las CÉLULAS MADRE. Son aquellas células dotadas simultáneamente de la capacidad de autorrenovación (es decir, producir más células madre) y de originar células hijas comprometidas en determinadas rutas de desarrollo, que se convertirán finalmente por diferenciación en tipos celulares especializados.

  • ASPECTOS ETICOS DE LA CLONACION HUMANA:


La UNESCO, la Unión Europea, España, el Vaticano, los Parlamentos de Alemania e Italia están en contra de la clonación humana. En España el Código Penal (artículo 161.2) y la Ley sobre Técnicas de Reproducción Asistida (artículo 20) la prohíben expresamente. Sin embargo aún no hay legislación que prohíba explícitamente la clonación de órganos, tejidos o células.

En 1998, James Thonson descubrió cómo obtener células madre a partir de un embrión humano. Estas células son las encargadas de formar los órganos del cuerpo y son capaces de reemplazar células o tejidos dañados. Las células madre sólo se encuentran en el embrión en sus primeras fases de desarrollo. Su utilización para la clonación terapéutica suscita gran rechazo, puesto que una vez obtenidas las células embrionarias, el blastocito no es implantado en un útero para que continúe su desarrollo sino que es destruido. Esto provoca, y con motivo, problemas morales y religiosos, ya que se crea una vida para después destruirla.
La creación de vida humana únicamente para llevar a cabo experimentos científicos es algo horrible porque nos deja a toda la humanidad en manos de los posibles intereses que en un momento dado existan. Se produce un choque frontal entre el desarrollo de la ciencia y la tecnología y el respeto y protección de la vida humana

Hay varios problemas éticos y algunas implicaciones sociales de todas estas técnicas. En primer lugar está la cuestión sobre la identidad de los clones: ¿un individuo clonado es una repetición de aquél del que fue clonado?, es decir ¿es una solución de inmortalidad?. La respuesta es claramente negativa. Ciertamente, los dos individuos (el clonado y aquél del que fue clonado) son genéticamente idénticos (como lo son dos gemelos idénticos); pero en el desarrollo personal de cada uno de nosotros interviene no sólo la información genética, sino el conjunto de cosas que nos han ido pasando durante la vida: no es lo mismo comer bien que estar subalimentado, ir a un buen colegio que no estudiar, tener la polio que no tenerla, y así sucesivamente. Si dos hermanos gemelos idénticos (que normalmente son educados y tratados de forma casi idéntica) son distintos con los años, cuánto más lo serán dos individuos que han vivido en épocas históricas diferentes por más que tengan el mismo material genético.

La segunda cuestión es sobre cuándo se comienza a ser una persona y si la clonación es manipulación de personas y la manipulación de embriones es manipulación de personas. En la literatura, sobre este aspecto, hay una gran multitud de puntos de vista. Desde la postura en la que se considera una persona desde el momento de la fecundación hasta posturas en las que se duda del mismo concepto de persona.

La postura católica de considerar que el momento de la fecundación es el inicio de la realidad personal puede ser rápidamente superada por los acontecimientos: en el caso de la oveja Dolly no ha habido fecundación donde poner el inicio de la realidad individual. Y este mismo problema se puede plantear en el caso de humanos: si se fabrican embriones a partir de células adultas no hay fecundación y, por tanto, punto en el que marcar el inicio de la realidad personal. Por otra parte, el sustentar la realidad personal en la potencialidad de desarrollo personal plantea dos problemas: ahora mismo es posible iniciar el desarrollo de embriones en condiciones en las que no les va a ser posible desarrollarse completamente, ¿tienen estos embriones sin potencialidad de desarrollo características personales?. Y, por otra parte, es de esperar que en un plazo no demasiado largo de tiempo sea posible desarrollar organismos completos a partir de células madre obtenidas de cualquiera de nosotros (ya adultos) ¿esas células madre son considerables como realidades personales?

el asunto trasciende claramente la biología e intentar sustentar científicamente un problema que es esencialmente ético (o moral) no es productivo porque se pueden encontrar argumentos a favor o en contra de forma que siempre habrá alguno en el que apoyarse.
CLONACIÓN TERAPEUTICA

La principales investigaciones en CLONACIÓN TERAPÉUTICA HUMANA van dirigidas a conseguir tejidos para trasplante a personas adultas, MEDICINA REPARADORA, obviando el riesgo de rechazo.

La clonación terapéutica implica la destrucción posterior del embrión clonado del que se han extraído las células de la Masa Celular Interna, fuente de los tejidos para transplante.
La utilidad terapéutica que se pretende para dicha técnica busca tratar enfermedades causadas por degeneración de los tejidos o por su funcionalidad deficiente; la frecuencia de estas enfermedades está creciendo de modo paralelo al aumento de la edad media de la población de los países occidentales. Aunque, en algunos casos, pueda existir un tratamiento que alivie en parte la enfermedad (diabetes, Parkinson), la solución definitiva parece pasar por la sustitución de las células enfermas (muertas o desfallecientes) por otras que actúen adecuadamente, en suma, por el trasplante de cultivos de células que se integren en el enfermo y reemplacen la función deficiente de las células originales enfermas.

La técnica de clonación se pretende necesaria para conseguir la compatibilidad de las células trasplantadas con el receptor, de modo que las defensas de este último no destruyan las células que le curarían. Para conseguir un trasplante de células compatibles con el enfermo se tendrían que dar los pasos siguientes:

  1. Tomar una célula del paciente y efectuar la clonación, de modo que se obtuviera un embrión humano (un nuevo ser humano en estado embrionario) genéticamente idéntico al enfermo.

  2. Cultivar en el laboratorio este embrión durante 5 ó 6 días, al cabo de los cuales se separan las células de su disco embrionario (con la muerte de dicho embrión). Esas células son las denominadas “células madre” o stem cells.

  3. Esas células separadas se deben tratar para evitar su envejecimiento cuando tengan que multiplicarse para poder trasplantarse.

  4. Transformar esas células en células del tipo que necesita el enfermo (células nerviosas, musculares, etc.).

  5. Realizar el trasplante, sin que haya rechazo y de modo que las células trasplantadas se integren funcionalmente en el enfermo.

Se añade un supuesto ficticio para que quede mas clara la tecnica .Las posibilidades terapéuticas que se exponen se basan en especulaciones, pues hoy día se está muy lejos todavía del objetivo que presenta este caso.

Paciente de 50 años, bebedor habitual de 70 gr de alcohol al día desde los 20 años. Presenta insuficiencia hepática grave, secundaria a una cirrosis alcohólica de larga evolución. El paciente precisa de un trasplante hepático urgente. No existen donantes, o los que existen no son compatibles. Aquí entra en juego la aplicación de la clonación terapéutica.

Al paciente se le aísla cualquier célula somática de su cuerpo, por ejemplo de la piel. Siguiendo la técnica de la oveja Dolly, introducimos el núcleo de la célula de la piel en un óvulo al que previamente le hemos extraído su núcleo. Se estimula el óvulo con el núcleo transferido, y observamos que comienza la división celular de ese embrión clonado. Ese embrión contiene la información genética del individuo cirrótico (puesto que tiene el núcleo de la célula de la piel del cirrótico), es un clon del individuo cirrótico. Dejamos que el embrión se desarrolle hasta la fase de blastocisto. A continuación extraemos de la Masa Celular Interna de ese embrión la célula madre (stem cell) encargada de generar el futuro hígado de ese individuo todavía en fase embrionaria. Cultivamos esas células y obtenemos células hepáticas inmaduras (hepatoblastos), obteniendo en el laboratorio tejido hepático amorfo. Ese tejido lo trasladamos al hígado del enfermo, que al ponerse en contacto con tejido conjuntivo (matriz colágena que hace las veces de andamio donde se sustentan y adquieren su forma los distintos órganos), empieza a crecer de forma ordenada, restituyendo el hígado dañado. No existe posibilidad de rechazo, porque ese hígado es genéticamente idéntico al hígado del enfermo.
Efectivamente, los posibles beneficios terapéuticos que pueden derivarse de la clonación terapéutica parecen esperanzadores. Sólo una cosa se interpone: la clonación terapéutica implica la destrucción posterior del embrión clonado del que se han extraído las células de la Masa Celular Interna, fuente de los tejidos para transplante. Ello suscita graves implicaciones éticas, que han provocado recelo en una parte importante de la comunidad científica y las instituciones.


  • CELULAS MADRE:



Definición de células madre: son aquellas células dotadas simultáneamente de la capacidad de autorrenovación (es decir, producir más células madre) y de originar células hijas comprometidas en determinadas rutas de desarrollo, que se convertirán finalmente por diferenciación en tipos celulares especializados.

Las células de esta m.c.i. son pluritotentes, porque aunque por sí solas no pueden dar origen al feto completo (necesitan el trofoblasto), son el origen de todos los tejidos y tipos celulares del adulto.

Hay que aclarar un punto: aunque las células de la masa celular interna del blastocisto son pluripotentes, no son en sí mismas células madre dentro del embrión, porque no se mantienen indefinidamente como tales in vivo, sino que se diferencian sucesivamente en los diversos tipos celulares durante la fase intrauterina. Lo que ocurre es que cuando se extraen del embrión y se cultivan in vitro bajo ciertas condiciones, se convierten en células “inmortales” dotadas de esas dos propiedades de las que hablábamos: autorrenovación y pluripotencia.



    • Celulas madre en adultos

En humanos se conoce desde hace años, la célula madre hematopoyética de adultos, que reside en la médula ósea y que da origen a toda las líneas de células sanguíneas e inmunes. Aunque se conocen desde hace tiempo células madre en tejidos que, como la sangre o la epidermis, presentan gran tasa de proliferación, solo recientemente se han descubierto células madre en órganos que normalmente tienen una baja tasa de renovación, como es el caso del cerebro.

Así pues, la novedad ha consistido en reconocer la existencia de células madre pluripotentes en otros tejidos y órganos, y aún más interesante, que algunas de ellas presentan la suficiente flexibilidad como para generar células especializadas de otros linajes.

Esto ha supuesto una sorpresa alentadora, ya que aumenta la perpectiva de obtener a largo y medio plazo terapias celulares, sin los problemas éticos asociados a destruir embriones para obtener células madre.

Señales externas e internas: múltiples mecanismos de retroalimentación y de interacciones recíprocas entre células, dentro del nicho o “hábitat” que ocupan en el organismo. Aquí la investigación básica está desentrañando las moléculas que se envían unas células a otras, y cómo estos “mensajes desde el exterior” ponen en marcha una serie de factores de transcripción para activar genes, cuyos productos ejercen una serie de efectos: reorganizaciones de orgánulos y macromoléculas, divisiones simétricas y asiméticas, diferenciaciones, etc.

Controles intrínsecos: parece que las células disponen de “relojes internos” que de alguna manera les indican el número de veces que deben dividirse antes de diferenciarse totalmente. Sabemos aún poco de esta faceta, pero se piensa que están implicados varios mecanismos:

Proteínas promotoras e inhibidoras del ciclo celular

Longitud del telómero: se ha propuesto que conforme la célula se especializa, va acortando sus telómeros, hasta que finalmente llega a la senescencia. De hecho, en la mayor parte de los tejidos adultos no se puede detectar actividad de telomerasa. Por el contrario, las células madre poseen telómeros largos y actividad telomerasa constitutiva (permanente).

Controles externos: un complejo juego de señales de corto y largo alcance entre células madre, sus hijas, y las células vecinas.

Factores secretados: los que se conocen mejor son los factores de la médula ósea, incluyendo numerosas citoquinas, que dirigen la maduración, proliferación y diferenciación a los linajes mieloides y linfoides. Pero se están estudiando otros sistemas como la diferenciación de la cresta neural.

Interacciones célula con célula, a través de proteínas integrales de membrana.

Interacciones de las células con la matriz extracelular del tejido, por medio de receptores de membrana, como las integrinas.

En muchos de estos casos, la señal externa que llega al receptor de membrana se “transduce” (reemite) al interior mediante una cascada de reacciones bioquímicas (con abundantes fosforilaciones y desfosforilaciones de proteínas), para finalmente originarse una orden de activar o desactivar grupos de genes. Por lo tanto, la célula puede cambiar su patrón de expresión, lo que en determinados casos significa un paso más en su ruta de diferenciación, su proliferación, o incluso puede significar la muerte celular programada (apoptosis).

Se están acumulando pruebas de que desde la vida perinatal a la adulta van apareciendo células madre en los tejidos somáticos, como parte de la estrategia del organismo para su renovación en condiciones fisiológicas o ante un daño. Esto nos lleva a la conclusión aparentemente paradójica de que en realidad las células madre de adulto no son células “primitivas” derivadas directamente del embrión temprano, sino que serían células que aparecen tardíamente, “especializadas” en suministrar células de repuesto al organismo adulto.

Un descubrimiento de mediados de los 90 parece apoyar esto: existen células madre neuronales en el cerebro anterior de mamíferos, rodeando al ventrículo lateral, y participan en la repoblación de la subepéndima del ventrículo tras irradiación, y en los roedores son la fuente de nuevas neuronas que migran hasta el bulbo olfativo. Además, en monos migran por una ruta desconocida hasta la corteza cerebral asociaciativa (la que contribuye a los mecanismos de memoria).

La identidad exacta de las células madre neuronales está sometida a controversia, ya que algunos las localizan como células de la epéndima que rodean a los ventrículos, mientras que otros las hacen coincidir con los astrocitos de la zona subventricular.

Las células madre del sistema nervioso central (SNC) pueden generar los tres grandes tipos de células del cerebro adulto: neuronas, astrocitos y oligodendrocitos. Pero desconocemos la importancia y significado real de estas células madre. Puede ser que en verdad el SNC del adulto mantenga una cierta capacidad de autorrenovación, como rasgo adaptativo según las especies. Quizá en los animales superiores la formación local de nuevas neuronas en ciertas estructuras cerebrales tenga algo que ver con los mecanismos de creación e integración de la memoria. Además, hace poco se han aportado pruebas de que los estímulos ambientales pueden intervenir en la regulación de la formación de neuronas.

Las células madre mesenquimales (MSC) humanas están presentes en el estroma de la médula ósea, constituyendo una población totalmente diferente de las células madre hematopoyéticas, y su papel es contribuir a la regeneración de los tejidos mesenquimáticos (hueso, cartílago, músculo, ligamento, tendón, tejido adiposo y estroma). Se han aislado y cultivado MSC humanas, y lo que es mejor, se ha logrado su diferenciación controlada hasta células con rasgos típicos de osteocitos, condrocitos o adipocitos, respectivamente.


    • Celulas madre y terapia.

El retrato robot de una buena célula madre para terapias celulares y trasplantes en humanos sería como sigue:

  1. Debería ser efectivamente pluripotente, idealmente que se pudiera generar cualquier tipo buscado de célula

  2. Debería ser inmortal, es decir, tener la capacidad de proliferar (autorrenovarse) indefinidamente

  3. Debería poseer un fenotipo estable, bien caracterizado desde el punto de vista molecular

  4. Debería carecer de potencial tumorigénico

Debería ser susceptible de manipulación genética, para permitir modificaciones genómicas precisas, incluyendo la introducción de genes terapéuticos.

La esperanza terapéutica principal que se tiene en las células madre es que se puedan emplear para terapias celulares y trasplantes de tejidos, sin los problemas actuales ligados a los aloinjertos: escasez de donantes histocompatibles, necesidad de administrar drogas inmunosupresoras (ciclosporina, corticoides) con sus efectos secundarios (riesgo de infecciones, de cáncer, nefropatías, etc.). Lo ideal sería derivar tejido con la identidad histológica del propio paciente para hacer autotrasplantes.

Se está abriendo el campo de la Ingeniería Celular, que en definición de Bernat Soria es “un nuevo campo interdisciplinar que aplica los principios de la ingeniería y de las ciencias de la vida a la obtención de sustitutos biológicos para restaurar, mantener o mejorar la función tisular”.

Algunos ejemplos de investigaciones con celulas madre:

Cerebro

Como dijimos, aún tenemos que aclarar el debate sobre la identidad y localización de las células madre neuronales.

Neuronas funcionales dopaminérgicas y serotoninérgicas a partir de ES de ratón.

Se ha logrrado el trasplante de células pluripotentes del mesencéfalo en ratas parkinsonianas, que experimentaron una recuperación transitoria.

A partir del telencéfalo de fetos se han aislado clones de células madre neuronales, que se han logrado diferenciar en los principales linajes neurales. Se han trasplantado en zonas germinales de ratones neonatos, y allí participaron en desarrollo normal, incluyendo migración por rutas establecidas para diseminarse a regiones del SNC.

En 2001, un equipo del Medical College de Nueva York logró en ratones infartados la reparación del 68% del tejido cardiaco, con una recuperación funcional parcial. Se originaron células de varios tipos esenciales: músculo esquelético, endotelio y músculo liso.

Páncreas:

Estudios de Bernat Soria (Universidad Miguel Hernández de Elche): células secretoras de insulina a partir de células ES de ratón. Curación tras más de un año de ratones “diabéticos”.

Grupo de Amon Peck (Universidad de Florida): reversión de diabetes en ratones NOD (diabéticos no obesos) por trasplante de islotes de Langerhans generados a partir de células madre del páncreas. En junio de 2000 un grupo de la Universidad de California en San Diego anunció que había reactivado la producción de insulina en células beta crecidas a partir de líneas inmortales.

Equipo de Susan Bonner-Weir: cultivo de células de islotes humanos a partir de células del ducto pancreático.

Hígado:

Ya aludimos a las células madre de hepatocitos que parecen residir en la médula ósea. Un reciente informe en ratones logró usar con éxito trasplantes de médula ósea para corregir tirosinemia, como modelo de enfermedad hepática.

Hay ejemplos de células pancreáticas que se diferencian a hepatocitos.

Corazón:

La empresa Geron ha comprobado que células madre embrionarias humanas pueden originar cardiomiocitos. Pero todavía no se han encontrado células madre en el propio corazón.

En 2001 un equipo del Medical College de Nueva York comunicó en ratón la reparación del 68% del tejido cardiaco de corazones infartados, inyectando directamente células madre de la médula ósea. Se regeneró músculo estriado, y vasos (endotelio y musculatura lisa). Recuperación de parte de la función cardiaca.

Otros ejemplos:

Un equipo de la Universidad John Hopkins demostró que una sola célula madre hematopoyética de ratón podía desarrollarse en células epiteliales de diferentes órganos, incluyendo intestinos, pulmón y piel. A los 11 meses de los trasplantes el pulmón tenía un 20% de células diferenciadas a partir de la célula madre.

Estos ejemplos son alentadores, pero no eliminan totalmente la cuestión del uso de las células embrionarias:

No se han aislado células pluripotentes de ciertos órganos, como es el caso del corazón. Puede que haya tejidos y órganos de los que no podamos disponer de células madre, por lo que técnicamente tendríamos que volver a pensar en las ES por clonación terapéutica.

Las células madre embrionarias son ideales para realizar terapia génica, que será necesaria para curar ciertas patologías.

En algunas enfermedades no bastará con realizar autotrasplantes, sino que habrá que corregir defectos genéticos. Las células madre embrionarias de ratón (y quizá las humanas), son excelentes para manipulación genética, y pueden realizar recombinación homóloga, por lo que se podría ensayar incluso terapia génica sustitutiva, reemplazando genes anómalos por versiones correctas.

Imaginemos el caso de un paciente aquejado de anemia falciforme o talasemia (enfermedades genéticas que afectan a la hemoglobina). Se realiza la transferencia de núcleo somático a óvulos, se desarrolla el blastocisto artificial, se aislan las células madre y se manipulan por ingeniería genética para corregir el defecto. Una vez asegurados de que el gen se ha insertado correctamente (por recombinación homóloga) y se puede expresar, se induce la diferenciación de las ES hasta células sanguíneas o sus precursores pluripotentes, que podrían recolonizar la médula ósea, y se curaría la enfermedad de modo permante.

  • INGENIERIA DE TEJIDOS Y ORGANOS


La terapia en principio más inmediata de los cultivos de células madre será el trasplante de poblaciones célulares al propio individuo donante. Pero para conseguir el auténtico potencial terapéutico de esta tecnología habría que lograr reconstruir tejidos más complejos e incluso órganos o algunas de sus partes, con plena funcionalidad.. De todas formas, repasaremos algunos avances recientes que en un futuro podrían combinarse con las estrategias de las células madre.

En una situación relativamente sencilla de este enfoque se encuentran las tecnologías de “células encapsuladas”, por la que las células terapéuticas se separan del resto del organismo por una membrana sintética con permeabilidad selectiva, de modo que suministra protección al trasplante, al tiempo que permite el intercambio de nutrientes, oxígeno y señales moleculares, y la liberación de las sustancias terapéuticas. Las células se pueden manipular genéticamente previamente para garantizar la secreción de la sustancia terapéutica. Se está intentando con células secretoras de insulina (para la diabetes), con células cromafines (tratamiento del dolor crónico), con células secretoras de hormona de crecimiento (para enanismo), etc. Igualmente existen intentos de expresar proteínas antiangiogénicas contra el cáncer (endostatina) en células inmovilizadas en matrices de alginato.

En cuanto a regeneración de órganos, uno de los puntos clave es lograr estructuras organizadas tridimensionalmente, donde las distintas células adquieran posiciones adecuadas para intercomunicarse entre sí y con otras partes del organismo. Para ello se intenta disponer de “andamios” tridimensionales que sirvan para dar forma y consistencia, y para alojar adecuadamente a las células:

“Prótesis óseas biológicas”, a base de combinaciones de células, sustancias bioactivas y matrices tridimensionales de soporte que imitan el hueso natural:

Un grupo ha demostrado la importancia de las interacciones celulares tridimensionales y de la densidad celular para producir tejidos de tipo óseo. Se logró la agregación de precursores óseos sometiendo a células osteogénicas, procedentes de cultivo, al factor TGF-b1, lo que a su vez desencadenó la producción de proteínas específicas del hueso y la formación de microespículas cristalinas maduras con tejido óseo humano organizado.

Otro grupo ha usado una combinación de trozos de coral (una cerámica natural de carbonato cálcico) con células madre mesenquimales para generar implantes ortopédicos que lograron curación al menos parcial de lesiones óseas en ovejas. Al cabo de varios meses tras la implantación, estos composites de coral se habían remodelado como huesos maduros, e incluso habían logrado su fusión completa con el hueso nativo. Parece ser que parte del éxito se debe a que el coral suministra una matriz porosa tridimensional reabsorbible, que permite la infiltración y organización de las células repobladoras.

La ventaja de usar células madre mesenquimales es que son fáciles de aislar de la médula ósea, y puede inducirse su diferenciación en osteoblastos tratándolas con factores como dexametasona, BPM (proteínas morfogenéticas óseas) o vitamina C.

Anteriormente las aproximaciones se habían basado en matrices tridimensionales de poliésteres degradables o de cerámicas de hidroxiapatita, que se repoblaban con células de médula ósea o tejido del periostio, y se mantenían en cultivo durante varios días antes de su implantación.

Reconstrucción de vejiga urinaria de perros: se aislaron células de músculo liso del exterior y células uroteliales del interior de la pared de la vejiga, se multiplicaron in vitro, y se sembraron respectivamente en la superficie exterior e interior de un tejido de poliéster con forma de vejiga; la construcción resultante se nutrió durante 7 días en un medio estéril, y se implantó en perros que carecían de la mayor parte de su vejiga. Esta “neo-vejiga” funcionó de modo notablemente similar a la natural al menos durante un año, demostrando estabilidad en el volumen de orina y resistencia adecuada. A los tres meses del trasplante los polímeros habían desaparecido, y la vejiga había desarrollado vasos sanguíneos y alguna inervación. A microscopio, la histología de la neovejiga era notablemente parecida a la natural, con capas de músculo liso y urotelio patentes.

Este trabajo supone un avance respecto de anteriores en los que se intentaba trasplantar solo células de musculatura lisa sobre matrices de colágeno, y en los que al cabo del tiempo las células se transformaban en miofibroblastos. Quizá el éxito se deba de nuevo a que en este caso las células musculares pueden “dialogar” (¿con óxido nítrico?) con otras células, sobre todo las uroteliales, al estilo de lo que pasa en la intercomunicación entre células musculares lisas y células endoteliales.

Un equipo del MIT ha obtenido arterias funcionales artificiales, usando como andamiaje un polímero de poliglicólico. El polímero, con forma de tubo, servía para cebar el anclaje de células de musculatura lisa de vacas, y se conectó a un sistema de perfusión pulsátil que imitaba la frecuencia de pulso de la arteria embrionaria (165 pulsos/min). Tras 8 semanas, se cubrió el interior con células endoteliales. El pulso favorecía la producción de colágeno, de modo que las paredes del vaso eran relativamente gruesas (aunque no tanto como en los vasos naturales) y resistentes. Resistían fuerzas de ruptura, aguantaban suturas, y mostraban respuestas contráctiles ante agentes farmacológicos. Además, se comprobó que contenían células de musculatura lisa. Estas arterias artificiales se implantaron en cerdos (sustituyendo a porciones de arterias de las patas), y aguantaron más de tres semanas sin obstruirse.

Lograr órganos macizos como el riñón y el hígado, constituye el “Santo Grial” de la bioingeniería. Está claro que aún estamos en la primera infancia de la ingeniería de tejidos y órganos. El reto futuro será no solo derivar células diferenciadas a partir de células madre, sino lograr estructuras funcionales, con su vasculatura y su inervación. De nuevo en el MIT ha habido un avance hacia algo parecido a un hígado artificial: usando una técnica de impresión en tres dimensiones (3DP) originalmente pensada para piezas metálicas, este equipo logró estructuras compuestas de varias láminas de polímero (poliláctido y poliglicólido) que contenían canales internos de 300 micrometros. Los investigadores sembraron esta matriz con células endoteliales y de hígado de rata, y perfundieron medio nutritivo durante 5 semanas, con lo que lograron que las células se organizaran en estructuras microscópicas semejantes a las del hígado, y que produjeran albúmina.

Los primeros tejidos artificiales aprobados en los EEUU para uso clínico son derivados de piel y de cartílago.

El TransCyte de la empresa Advanced Tissue Sciences es un sustituto de piel hecho con células de la dermis sobre un polímero biodegradable, y que se puede usar como cubierta protectora temporal en quemaduras de 2º y 3º grado.

La misma empresa tiene en fase de ensayos clínicos otro producto, el Dermagraft, previsto para el tratamiento de las úlceras en los pies de los diabéticos. Se fabrica sembrando fibroblastos de dermis humana sobre un andamio sintético de material bioabsorbible. Las células se estimulan y producen colágeno, proteínas estructurales y factores de crecimiento.

El Apligraf de la empresa Organogenesis consta de dermis y epidermis, y se ha aprobado para tratar úlceras de piernas que no curan espontáneamente, como las de los diabéticos. Consta de una capa de células dérmicas y epidérmicas obtenidas a partir del prepucio en la circuncisión. Carticel, de Genzyme Corporation, se ha aprobado para reemplazar cartílago dañado de la rodilla. La empresa toma condrocitos a partir del paciente y los hace crecer en una matriz biodegradable, implantándose en la rodilla del enfermo.

Otra empresa, Curis, está desarrollando el Chondrogel, que es una mezcla inyectable de condrocitos autólogos y de polímero de hidrogel. Su indicación sería el tratamiento del reflujo vesicouretral, un defecto congénito de la vejiga urinaria de niños, y la incontinencia por estrés en las mujeres.
CONCLUSIONES:

En este texto se ha intentado plantear un visión de la clonación terapéutica, para que las personas que la lean entiendan de la utilidad de las técnicas terapéuticas, debemos reflexionar sobre si el blastocito es un ser vivo, si eliminando un embrión puedes salvar la vida de un humano, porque yo pienso que toda la gente que habla que si la clonación es inmoral no tendrá un familiar con una enfermedad degenerativa al que en un futuro se le podría dar una calidad de vida mucho mejor de la que tiene, seguramente cambiaria su forma de pensar. Hay que concienciar a la sociedad del uso de la clonación terapéutica puede tener muchas aplicaciones y adelantos para la humanidad, además de concienciar a los mandatarios que den mas facilidades para la investigación. La clonación es un tema muy polémico que lleva mucho debate ético y moral.

BIBLIOGRAFIA.

  • http://www.delitosinformaticos.com/articulos/99278710226899.shtml

  • http://elmundosalud.elmundo.es/elmundosalud/2000/08/16/biociencia/966428999.html

  • http://www.unavarra.es/genmic/otros%20articulos/clonacion.htm

  • http://www.unavarra.es/genmic/otros%20articulos/clonacion.htm




  • http://www.unavarra.es/genmic/otros%20articulos/celulas%20madre.htm




  • http://www.ugr.es/~eianez/Biotecnologia/clonembrion.htm.

  • http://www.arp-sapc.org/articulos/clonacion.htm

  • http://www.interrogantes.org/articulos/ramclonacion.htm

  • http://www.ugr.es/~eianez/Biotecnologia/clonseg.htm

  • http://www.ugr.es/~eianez/Biotecnologia/clones.htm

  • http://www.cnb.uam.es/~transimp/stem.html




  • http://noticias.juridicas.com/base_datos/Admin/rd951-1997.html




  • http://www.ugr.es/~eianez/Biotecnologia/biotecno.htm




  • http://www.ugr.es/~eianez/Biotecnologia/Clonacion.html




  • http://www.cienciahoy.org/hoy39/clonac.htm




  • http://www.advancedcell.com/

  • http://www.embrios.org/clonacion/fin_terapeutico.htm

  • http://www.ugr.es/~eianez/Biotecnologia/clonembrion.htm

  • http://www.unav.es/cdb/dhbapclonacion2.html

  • http://suse00.su.ehu.es/euskonews/0111zbk/gaia11102es.html

  • http://www.filosofiayderecho.com/redb/numero2/clonacion.htm

  • http://www.almudi.org/App/asp/articulos/articulos.asp?n=190

  • http://www.ctv.es/USERS/provida/documentos_archivos.htm

  • http://www.embrios.org/clonacion/etica.htm

  • http://canales.laverdad.es/cienciaysalud/10_2_23.html




similar:

Con el término clonacion nos referimos a la multiplicación de organismos sin que sea necesaria la reproducción sexual. Un ejemplo muy sencillo de clonación es iconClonación Reproductiva y Clonación Terapéutica: Dos vertientes distintas de una misma tecnología

Con el término clonacion nos referimos a la multiplicación de organismos sin que sea necesaria la reproducción sexual. Un ejemplo muy sencillo de clonación es iconClonacióN REPRODUCTIVA clonación terapéutica dos vertientes distintas de una misma tecnologíA

Con el término clonacion nos referimos a la multiplicación de organismos sin que sea necesaria la reproducción sexual. Un ejemplo muy sencillo de clonación es iconClonacion creacion de una copia de una celula o de un organis vivo....

Con el término clonacion nos referimos a la multiplicación de organismos sin que sea necesaria la reproducción sexual. Un ejemplo muy sencillo de clonación es iconDebate sobre la clonación
«a menudo los conocimientos científicos más profundos son convertidos en medios de destrucción masiva». La clonación y buena parte...

Con el término clonacion nos referimos a la multiplicación de organismos sin que sea necesaria la reproducción sexual. Un ejemplo muy sencillo de clonación es iconLa meiosis es un tipo especial de división celular que se lleva a...

Con el término clonacion nos referimos a la multiplicación de organismos sin que sea necesaria la reproducción sexual. Un ejemplo muy sencillo de clonación es iconClonacióN

Con el término clonacion nos referimos a la multiplicación de organismos sin que sea necesaria la reproducción sexual. Un ejemplo muy sencillo de clonación es iconClonacion humana

Con el término clonacion nos referimos a la multiplicación de organismos sin que sea necesaria la reproducción sexual. Un ejemplo muy sencillo de clonación es iconHistoria de la clonacion

Con el término clonacion nos referimos a la multiplicación de organismos sin que sea necesaria la reproducción sexual. Un ejemplo muy sencillo de clonación es iconClonación humana

Con el término clonacion nos referimos a la multiplicación de organismos sin que sea necesaria la reproducción sexual. Un ejemplo muy sencillo de clonación es iconClonación y dignidad humana




Todos los derechos reservados. Copyright © 2019
contactos
b.se-todo.com