I. E. S. “Atenea” Ciudad Real




descargar 146.01 Kb.
títuloI. E. S. “Atenea” Ciudad Real
página1/2
fecha de publicación11.03.2016
tamaño146.01 Kb.
tipoDocumentos
b.se-todo.com > Biología > Documentos
  1   2



CUANDO EUROPA NO ERA EUROPA

(Historia de Lamairime )


Irene Blanco Peña

Marina Díaz-Naranjo Vidal

Marta Ribas Cabello

Laura Salcedo Castaño

I.E.S. “Atenea” Ciudad Real
PRÓLOGO

Cuando nos hablaban de hombres primitivos en el colegio nos venía a la cabeza personajes metidos en pieles, muertos de frió, encorvados y con unos tipos más cerca de los monos que de nosotros; que no hablaban, gruñían. Sus sociedades, pensábamos que serían más cercanas a las de los lobos que a la de cualquier grupo humano y que por lo tanto eran un poco más que hombres mono…en fin unos pobres “hombres” luchando y penando sin descanso contra todo lo que les rodeaba. Hoy gracias a la oportunidad que nos ha ofrecido la Obra Social y Cultural de la Caja Castilla La Mancha hemos estudiado y cambiado nuestras primeras ideas sobre estos humanos llegando a la conclusión de que algo muy tenue es lo que nos separa, eran prácticamente idénticos a los humanos y por supuesto sentían, sufrían y querían igual que nosotros.

En este trabajo que presentamos nos hemos centrado en los neandertales por considerarlos como los primeros habitantes que se originaron en Europa, y que después de 200.000 años de poblar y deambular por casi todo el territorio europeo desaparecieron ante el empuje, en todos los sentidos, de otros hombres que poco a poco fueron haciéndose con el control de la totalidad del territorio. De todas formas aguantaron y nunca quisieron abandonar Europa. Sus últimos rastros los encontramos en el sur de la Península Ibérica, parece ser que no eligieron mal.

El espíritu de esta historia se basa en una hipotética crónica realizada por un joven neandertal llamado Lamairime que ante las negras perspectivas de su pueblo quiere dejar constancia de sus costumbres para que la idea de “hombres monos” o gente bruta e idiota que aún perdura entre nosotros cambie y se les llegue a conocer. En esta relación de hechos se hace un recorrido por muchos lugares de nuestro continente, desde Portugal a Rusia y desde Italia a Irlanda, en el que el número de yacimientos es enrome, dato que confirma el carácter europeo de este pueblo.

Para la realización de este trabajo hemos utilizado datos bibliográficos que nos ha proporcionado el Departamento de Ciencias Naturales del Instituto Atenea de Ciudad Real,

CAPÍTULO ♠

Hola, me llamo Lamairime y quiero contaros la historia de mi pueblo, sé que va a ser difícil, pues tengo entendido que llevamos miles de años en estas tierras. Ahora quedamos muy pocas familias y puede que dentro de poco “los Otros” acaben con nosotros. No es que nos llevemos mal, es que son muy distintos a nosotros y en muchas cosas nos superan y por eso, aunque queramos seguir siendo nosotros, nos vemos irremediablemente ligados a ellos. Nos han proporcionados ideas nuevas y con mucho trabajo intentamos imitarlos, la vedad es que no podemos competir y por eso dependemos de ellos.

Nos trajeron cosas buenas y también malas, una de ellas, sus enfermedades, algunas de las cuales están terminando con aldeas enteras. Otra…… la guerra, nos están exterminando.

Antes de que pase esto, me propongo reunir todo lo que he escuchado, visto y sentido durante mi vida, cosas que me han ido contando mis abuelos, que a su vez le contaron los suyos, y dejar constancia de nuestro paso por estos lugares1.

Como no sé escribir confió en que sean mis pensamientos los que saliendo de mi cuerpo lleguen al cielo y se reflejen en las estrellas para que así vosotros podáis captarlos para así conocernos y entendernos.

No me preguntéis cómo he llegado a saber tantas cosas, no sabría explicarlo, todo lo que me contaron lo he ido guardando en mi cabeza y ahora antes que desaparezcamos quiero que vosotros lo sepáis y no penséis, como así hicieron en el valle de Neander, que éramos una raza degenerada e idiota2.

Antes de todo quiero decir como es o mejor dicho como era nuestra gente: Fuertes y robustos, no muy altos (1.65m) de piel muy blanca, una morfología, capaz de resistir las bajísimas temperaturas reinantes. Durante un cuarto de millón de años supimos soportar las peores condiciones que han conocido los humanos

Nuestra cara está dirigida hacia delante y por encima de los ojos, nuestro cráneo presenta unos abultamientos muy característicos que nos proporcionan protección a los ojos de posibles golpes. No teníamos a penas mentón y como rasgo más característico yo diría que es el tamaño de la nariz, pero mirándolo bien, esta enorme cavidad nasal nos favorece el calentamiento del aire antes de entrar a los pulmones. Tenemos nuestro lenguaje y nos comunicamos fácilmente entre nosotros, aunque ustedes aún estén discutiendo tal eventualidad; eso si, “los Otros” nos ganan en palabras, tanto es así que muchas veces cuando los oímos no los entendemos y todo por culpa de un maldito e insignificante hueso de debajo de la lengua3.

Vivimos normalmente no más de treinta años, las enfermedades y las penalidades acaban con nosotros, raro es llegar a los cuarenta4. Por eso entre nuestra gente no hay prácticamente abuelos y los padres al morir tan jóvenes nos dejan al cuidado de nosotros mismos, por lo que muy pronto tenemos que aprender a sobrevivir. Una de las causas de nuestra muerte temprana es debida a la desnutrición, incluso los más pequeños no llegamos a desarrollar bien los dientes por falta de algunos alimentos.

Aún así hemos habitado toda Europa de Norte a Sur y de Este a Oeste, nos hemos adaptado a todo tipo de terreno: bosques, estepas, costas y montañas aunque como es natural hemos ido buscando aquellos lugares donde la caza fuera mas abundante y el clima más benigno. Eso si siempre con el fuego a cuestas.
Por el ruido que hacen parece que se van de caza y esta es nuestra actividad fundamental y de la cual dependemos todos en la aldea. Aunque a mi no me dejan ir por mi edad, de tanto oír contar historias cuando por la noche nos juntamos todos alrededor de la lumbre5 estoy en condiciones de poder relatar algo sobre ella:

Se forman grupos de no más de 25 personas, cada una de las cuales va provista de sus útiles de caza. Cazan lo que se puede y según el caso, lo hacen con distintos métodos: Si la presa es grande con las lanzas será suficiente, pero sabed que no las lanzan contra el animal sino que acercándose muy cautelosamente se las clavan inmovilizándolo6. Las lanzas son de madera con punta de piedra y tienen que tener mucho cuidado en no perderlas. Los lanzadores tienen que ser muy fuertes y sobre todo muy valientes ya que tienen que acercarse mucho al animal y rematarlo. A causa de estos combates hay muchos heridos y a veces muertos.


Otra técnica de caza utilizada por ellos es con pequeños incendios hábilmente situados que harán que el grupo de animales (más grandes) corran, se asusten y se dirijan hacia un acantilado o superficie elevada, por donde caerán y se matarán7. Las reses muertas serán descuartizadas y transportadas a nuestras aldeas para compartirlas con el resto del clan.
Su carne nos alimentará, su piel nos vestirá y sus huesos nos servirán para miles de utilidades: agujas para coser, anzuelos, cuchillos e incluso con hueso de ballena hemos sujetado nuestras casas8…yo mismo con un hueso de oso me he fabricado una flauta con la que distraigo mis días9. Además de estas técnicas también cazan en bosques en los que habitan venados y jabalíes para ello usan trampas, esto requiere mucha paciencia y destreza.

Cuando se encuentran con animales más pequeños, el arma más apreciada es la flecha. También cazan en lagos, ríos y pantanos ya que muchas veces nos hemos asentado en las riberas.
Hace unas cuantas lunas, al regreso de una cacería, junto con las piezas cobradas trajeron a dos compañeros de mi padre heridos, uno de ellos con el brazo destrozado y media cara levantada por la acción de un león. Se le curó y aunque tuerto ha sobrevivido10, el otro al poco tiempo murió y antes de enterrarlo cubrimos su cuerpo de color y después de depositarlo en un lugar adecuado le pusimos flores, algunas piezas de hueso y otros recuerdos de su vida11.
Parece que está refrescando y aunque fuera con el fuego se está bien, y con las pieles con las que nos vestimos nos protegen, mejor me meto en la cueva con mi familia donde podré defenderme del viento tan frío que corre. Ahora que estoy en la cueva voy a describiros como es. Nos costó mucho quitársela a las odiosas hienas manchadas y aún cada noche vienen y si no estamos atentos se llevan a uno de los pequeños. Por dentro nos hemos adecuado a las estalactitas y las irregularidades de las paredes. En una zona donde por el techo penetra el aire, hemos puesto el hogar para el fuego12, nos sirve de chimenea. Gracias al fuego podemos cocinar los alimentos y protegernos de las gélidas temperaturas agrupándonos alrededor de las hogueras. Solo entramos en ella por la noche para descansar o para resguardarnos del intenso frío que hace algunos días.
En un hueco de la pared, muy protegido de la vista de mis hermanos, guardo lo que yo llamo mi tesoro: unas cuantas piedras con señales muy raras, otra redonda lisa y lo que más me gusta, dos rocas con unos brillos intensos, sobre todo cuando le da el sol13. Ahora bien, todos estos tesoros se los cambiaría a mi amigo Lupiruco de buen grado, por el regalo que le hizo su padre el día que fue admitido a ir de caza con el grupo14.

Bueno por hoy ya está bien, ahora iré a jugar con Namica (hija del jefe de la tribu) para mañana tener fuerzas y poder seguir con mi historia.


NOTAS

1. Hay que tener en cuenta que cuando entraron “los otros” (cromañones), los neandertales llevaban en Europa más de 200.000 años. El Hombre de Neandertal en realidad debió llamarse Hombre Calpense o algo parecido ya que el primer conocimiento del mismo viene de 1848 cuando en la cantera Forbes de Gibraltar apareció un primer cráneo. No fue hasta en 1856 cuando en la cueva de Feldhofer en el Valle de Neander cerca de Dusseldorf (Alemania), unos restos humanos con rasgos semejantes dieron nombre a nuestros protagonistas.

2. Marecllin Bouleen 1909, estudiando los restos encontrados en La Chapelle-aux-Saints (Francia), propuso que pertenecían a un ser deforme y bruto.

3. Un cráneo que contenía un hueso hioides encontrado en Piloña, en Asturias (España), nos inclinamos a pensar en la posibilidad de un lenguaje en los neandertales.

4. En la Chapelle-aux- Saints se descubrió el enterramiento del denominado “anciano”, un esqueleto con unos 40 años. También en una de las cuevas de Shanadir (Irak) descansaban los restos de un neandertal de más edad: 40 años.

5. En Molodova (Ucrania) salió a la luz una cabaña circular con restos de hogueras.

6. Ejemplar de madera de tejo de 240 cm. Que se encontró entre las costillas de un elefante en Lehringen, Baja Sajonia (Alemania)

7. En la Quina y la Cotte de St. Brelade (Francia) se han encontrado grandes cantidades de huesos apilados de caballos, renos y bóvidos provenientes, parece ser del despeñamiento provocado de estos animales.

8. En Terre Amata (Francia) se han identificado restos de una cabaña de madera y pieles y en Molodova (Ucrania) la cabaña está completada con huesos de mamut.

9. En una cueva de Divje Babe (Eslovenia) se halló una flauta hecha con un fémur de oso joven con dos orificios datada entre 67.000 y 43.000 años.

10. Uno de los casos más famosos es el comentado anteriormente como “anciano” de la Chapelle-aux-Saints (Francia) un individuo que padeció artritis generalizada y habia perdido casi todos sus dientes. En St. Césaire (Francia), se ha reconstruido un cráneo con huellas de una herida abierta por un instrumento afilado. La víctima, un joven, sobrevivió al ataque varios años como consecuencia de la ayuda que debió recibir.

11. En la Ferrassie (Francia) aparecieron los enterramientos de dos adultos, cuatro niños y el cuerpo de un recién nacido, en una disposición que revela un complejo rito funerario con numerosas ofrendas. Régourdou, también localidad francesa, se han encontrado sepulturas de este tipo en Valle de Lapedo (Portugal); Spy (Bélgica); Altamira (Italia); y en Le Moustier (Francia).

También muy representativo de un hipotético entrenamiento ritual lo encontramos en Teshik-Tash donde aparece un cráneo y rodeándolo, se colocaron seis pares de cuernos de bies siberiano.

12. El primer fuego con salida de humos se encontró en una cueva de Abric Romaní, Barcelona (España).

13. Dos corales fósiles, dos trozos de pirita y una pequeña bola de piedra fueron encontrados en Arcy-sur-Cure (Francia).

14. En La Roche-Cotard (Francia) apareció en un yacimiento un objeto de piedra similar a una cara humana que puede ser considerado como uno de los mejores ejemplos de la delicadeza y destreza neandertalense. Otros detalles del sentido artístico están representados por los dientes y huesos perforados, preparados para ser colgados rescatados de la Cueva del Reno en Arcy-sur-Cure (Francia).



CAPITULO ♠♠

Hoy he vuelto a jugar con Namica, nos llevamos muy bien. Suelo dejarla ganar de vez en cuando por miedo a que no quiera seguir juntándose conmigo, mis hermanas se burlan de mi diciéndome que me gusta la hija del jefe, y esto me ha hecho pensar en mis sentimientos. La verdad es que últimamente cuando la veo siento un escalofrío inexplicable que atraviesa mi cuerpo y que nunca antes había sentido, quizás mis hermanas tengan parte de razón en todo este tema de la hija del jefe.

Nieva intensamente y salir fuera es imposible para nadie del grupo, habrá que esperar y mientras tanto aprovechar el tiempo, que siempre hay que hacer cosas. Yo como soy pequeño miro y aprendo, poco me queda para integrarme con los mayores. Mi padre tiene mucha habilidad moldeando y dando forma a los huesos de los animales que cazamos. Con una muela de un mamut ha hecho un anillo muy bonito pintado de rojo1 y unos pendientes a partir de un hueso de la pata de un reno2.

Las pieles que nos ponemos para protegernos del frío suelen ser cosidas por las mujeres de la tribu, mis hermanas preparan las pieles para vestirnos, para eso utilizan tanto sus manos como sus dientes, primero las suavizan y luego después de cortar las piezas, las unen con tiras de nervios, ayudándose con agujas hechas de huesos de los animales. Las hacen con un cincel de piedra, haciendo ranuras en trozos de huesos o cuernos y luego puliéndolas, suelen tener una punta y un agujero en el otro extremo por el que se mete un hilo para poder cose .

Cuentan los más viejos que hubo épocas de tanto frío que los hombres no podían salir a cazar, el alimento se acababa y las personas empezaron a enfermar, sobre todo los niños. Se decidió aprovechar la carne de los que morían para poder sobrevivir3.

Por fin ha dejado de nevar, las nubes se han ido y ha salido el sol calentando un poco el aire y permitiendo la tarea diaria. Un grupo de muchachos al que me he unido y alguna que otra chica nos hemos acercado a una colina no muy lejana, donde las rocas nos permiten, no sin mucho esfuerzo, a base de golpes bien dirigidos obtener nuestras herramientas. Hacemos cuchillos, puntas de lanzas, raspadores y hachas de varios tipos. Parece sencillo, pero me he hecho buenos cortes, además el maestro que siempre está encima de nosotros enseñándonos no duda en propinarnos buenos cogotazos4. . Es por eso que guardo con mucho interés la primera herramienta que logró superar el férreo control al que estaban sometidas todas nuestras ♠piezas. No creáis que resultaba fácil si no, pregúnteselo a mis dedos, gritábamos como locos cada vez que nos golpeábamos y aparte del dolor sufríamos las risas y bromas de los demás. Tanto aprecio esta primera pieza que siempre la llevo conmigo, me da suerte y me gustaría no separarme jamás de ella.
Siempre quise conocerlos, mucho me había hablado de “los otros” pero nunca tuve la ocasión de ello. Dicen que son muy oscuros y que sus caras son como de niños pequeños. Un día jugando con mis amigos en el río oímos primero unos ruidos extraños y luego unas voces que no comprendíamos, nos escondimos como pudimos y casi sin respirar contemplé por primera vez a esos hombres altos, delgados y con unas cabezas algo pequeñas, llevaban lanzas distintas y su ropa, aunque hecha con pieles, también era diferente. De eso hace unos años, hoy me cuentan que nuestra gente vive junto a ellos y están aprendiendo muchas cosas nuevas, incluso se dice que se casan entre sí5. De todas formas nosotros seguimos sin mezclarnos, estamos bien y por ahora no los necesitamos para nada, sólo les pedimos que nos dejen en paz, la verdad es que cada vez quedamos menos y los sitios que nos dejan no son los que quisiéramos, pero aún así vivimos felices en estos reductos tan cerca del mar6.

  1   2

similar:

I. E. S. “Atenea” Ciudad Real iconDe la ciudad damérica a la ciudad fractálica, o la indigestión del formalismo

I. E. S. “Atenea” Ciudad Real iconDireccióN: real de tultepec

I. E. S. “Atenea” Ciudad Real iconDebate sobre el codigo real

I. E. S. “Atenea” Ciudad Real iconInforme de incidente de la guardia real

I. E. S. “Atenea” Ciudad Real iconBoletín de la Real Academia Española

I. E. S. “Atenea” Ciudad Real icon1. lo real, la realidad, el saber y el conocimiento

I. E. S. “Atenea” Ciudad Real iconEl esclavo Francisco del Real

I. E. S. “Atenea” Ciudad Real iconLarva real nadando en la jalea

I. E. S. “Atenea” Ciudad Real icon2. Becerra Real Carlos Alberto

I. E. S. “Atenea” Ciudad Real iconLo real, lo imaginario, lo simbolico pablo Cazau




Todos los derechos reservados. Copyright © 2019
contactos
b.se-todo.com