Las Razas o evoluciones Humanas Han Sido




descargar 1.35 Mb.
títuloLas Razas o evoluciones Humanas Han Sido
página11/31
fecha de publicación04.08.2016
tamaño1.35 Mb.
tipoDocumentos
b.se-todo.com > Biología > Documentos
1   ...   7   8   9   10   11   12   13   14   ...   31

"¿Qué es la oración, sino la elevación de la mente

directamente a Dios?".
Las personas polarizadas en su naturaleza de deseos, siendo predominantemente de tendencia mística, demandan lo que nece­sitan, se esfuerzan por adquirir en la plegaria virtudes largo tiem­po anheladas; ruegan a la Deidad que los escuche y mitigue sus dificultades; interceden por sus seres queridos y quienes los ro­dean; importunan a los cielos por las posesiones materiales o espirituales, que consideran esenciales para su felicidad. Aspiran y ansían cualidades, circunstancias y factores condicionantes, que simplifiquen sus vidas o los liberen, para alcanzar lo que creen ser la libertad para una mayor utilidad; agonizan orando, para obtener alivio en sus enfermedades y padecimientos, y tratan de que Dios responda a su demanda mediante alguna revelación. Pero este pedir, demandar y esperar, son las principales características de la oración, predominando el deseo e implicando el corazón. La naturaleza emocional y la parte sensoria del hombre busca lo que necesita, y el campo de las necesidades es grande y real; el acercamiento se hace por medio del corazón.

La meditación lleva el trabajo hasta el reino mental; el deseo cede su lugar al trabajo práctico de preparación para el conoci­miento divino, de manera que el hombre que inició su larga carrera y experiencias de la vida con el deseo como cualidad básica, y alcanzó el estado de adoración de la Realidad divina tenuemente percibida, pasa ahora del mundo místico al del intelecto, al de la razón y de la eventual comprensión.

El hombre que ha llegado a identificarse con el CORAZÓN de la Divinidad es un Verdadero MÍSTICO, este grado dentro de la evolución del ser humano es un estadio INTER­MEDIO. Si desea seguir evolucionando, inevitablemente, ha de convertirse en OCULTISTA o CONOCEDOR y, no solamente identificarse con el Corazón Divino, sino también como lo hace el OCULTISTA con la MENTE DEL CREADOR y participar conscientemente en Su Obra. Sin embargo, hay que decir que na­die puede alcanzar el grado de Ocultista a no ser que haya superado y sintetizado en su interior el estadio del Místico. Los dos se expresan de la siguiente manera:


-

EL MÍSTICO está polarizado en su naturaleza Emocional Superior (corazón).


-

EL OCULTISTA se polariza en la CABEZA y utiliza el Corazón de la MENTE.


-

EL MÍSTICO utiliza la ORACIÓN para su desenvolvimiento, mientras que el OCULTISTA utiliza la MEDITACIÓN CREADORA con el propósito de ser un SERVIDOR eficaz en manos de Dios.


-

EL MÍSTICO puede alcanzar cierto grado de INICIACIÓN, pero a no ser que se transmute en OCULTISTA no podrá llegar a ser un MAESTRO DE SABIDURÍA, ya que éste utiliza tanto el corazón como la mente integrada.


LA MEDITACIÓN EN LA “ NUEVA ERA
La meditación de la Nueva Era es una flecha que vuela hacia el Cosmos. En el pasado, la meditación era adoración, deseo, aspi­ración y devoción. En la Nueva Era, será pensamiento, síntesis, ale­gría, bienaventuranza, trabajo y sacrificio, planteando la cuestión a la luz de nuestra más alta tensión intelectual y extrayendo la respuesta, la solución de nuestras necesidades, de las profundi­dades de nuestra Alma.

El tema de nuestra meditación no será personal sino global, un tema que pertenezca a toda la humanidad, o incluso a todos los reinos del globo, y cada cuestión personal nuestra será conside­rada desde el punto de vista de la necesidad global, de la respues­ta global. En el pasado, éramos egoístas. Alzábamos muros entre hom­bre y hombre, entre nación y nación, entre raza y raza. Creábamos contaminación en nuestros mundos físico, emocional y mental. En la Nueva Era estamos obligados a eliminar estos muros y esta con­taminación en el sendero de nuestra supervivencia y liberación.

En la historia de la humanidad, sólo ahora sentimos el hecho de que el hombre, los grupos, las naciones no son islas sino células del enorme cuerpo de la humanidad, y que es condición de la hu­manidad que decida el destino de cada célula. He aquí por qué en la Nueva Era, las almas de la nueva Era meditarán sobre cuestiones universales, sobre problemas universales, para eliminar si es posi­ble la miseria que nos acarreáramos. A veces, la gente piensa que los de la nueva Era son los jóve­nes, o los niños del mundo, porque presumen que cada nueva era produce su propia cosecha. Esto no es así. En el pasado, tuvimos gente que estaba 3000 años delante de nosotros en su pensar. Ser de la Nueva Era nada tiene que ver con la edad de una persona sino con la actitud mental y la comprensión. Ser joven no significa que usted pertenezca a la Nueva Era. No es la edad del cuerpo la que decide el tipo, sino la consciencia. Si la conciencia actúa en armonía con el Plan; si su vida en conjunto refleja su conciencia; si usted piensa y actúa en términos de una sola humanidad, de un solo mundo; Si us­ted siente que no pertenece a sí mismo sino a la humanidad; si usted desarrolla y extiende sus facultades intelectuales y a ello iguala sus cualidades del corazón, su amor y compasión por la vida como un todo; si usted trata de transfigurar su personalidad a través del recto vivir, del recto sentir, del recto pensar y del recto discriminar; si usted ahorra su tiempo, su energía y su dinero para consagrarlos al bienestar de la humanidad; si usted disipa el temor, el odio, los celos y el crimen a través de su propia vida y sus propios pensamientos; si usted construye puentes entre hombre y hombre, entre nación y nación, y piensa en el bien supremo para la humanidad; si usted expande su horizonte hacia el Cosmos, y ahonda su humildad a la luz del Cosmos; si usted está agradecido a la Existencia como un todo, y puede entender a las flores, a los árboles, a los pájaros, a los seres humanos en su amor... entonces usted es un hombre de la Nueva Era, un hijo de la Nueva Era, y está en el Sendero hacia el Cosmos. Usted es una antorcha llameante que conduce a la humanidad de la oscuridad a la luz, de lo irreal a lo real, de la muerte a la inmortalidad, del caos a la belleza.
Existe un llamado, un llamado en pos de más luz, de más amor y de más belleza. Quienes oyen este llamado, y responden, entran en el sendero del esfuerzo, en el sendero del servicio, y en el sen­dero de la alegría. El sendero de la meditación es el sendero del esfuerzo, del servicio y de la alegría. Este gran llamado es el llamado de nues­tra esencia más recóndita. Es un llamado de liberación, de libertad, de remisión. El fuego creador que está dentro de nosotros quiere dominar a sus vehículos, conducirlos hacia la transfiguración, de modo que su gloria brille en el mundo como gran belleza, como gran amor y alegría, y luego extienda su belleza, su amor y alegría hacia toda la humanidad, hacia todo el sistema solar... hacia el Cosmos, a través de una vida de sacrificio y servicio.

Todos los que respondieron a este llamado se convirtieron en fuentes de belleza, amor y alegría. Lo mejor que tenemos en nues­tra cultura es el regalo de tales hombres. Ellos se convirtieron en un "sendero por el cual el hombre puede triunfar". Sus visiones supremas están aún vivas en el gran espacio materno como forma­ciones magnéticas y radiactivas, como grandes ideas, como grandes formas-de-pensamiento. En cualquier tiempo en que el hombre eleve su conciencia a través de la meditación y se sintonice con estas grandes visiones, empieza a impresionar su cerebro, crean­do grandes bellezas y visiones similares para el gran avance y em­peño hacia la perfección. Detrás de este llamado está también la totalidad del Plan de los grandes Iluminados. Quienes están en el Sendero de la evolución cósmica como ardientes pilares de luz, como doradas puertas de la libertad.
Es la Voz del corazón del Sol místico, que llama a Sus chispas dispersas para que vuelvan a Casa ”.
La meditación es una de las ciencias máximas que pueden salvar a nuestro planeta de la destrucción total y convertirlo en una estación de la hermosura a través de la cual el hombre puede tomar contacto con la hermosura del Cosmos. Es la ciencia de la manipulación de la energía, de acuerdo con la Voluntad de la Vida Cósmica. Los pensamientos reales son formulaciones de esta Voluntad, en el hombre, en el planeta, en el sistema solar y más allá. Son de naturaleza eléctrica, y tienen un efecto tremendo sobre los elementos y los reinos de nuestro globo. Sólo a través del USO CORRECTO de las potentes energías de la mente podremos impedir la destrucción total y entrar en la puerta de la Nueva Era.

La meditación, en la Nueva Era, será un trabajo para revelar las leyes de la supervivencia para toda la humanidad, para crear un mundo en el que el hombre florezca hasta su más alta poten­cialidad. En el pasado, la meditación se efectuaba para la salva­ción personal, para la satisfacción personal. En la Nueva Era, es para toda la humanidad, para todos los reinos. La meditación en la Nueva Era es pensamiento creador a través de la luz de la intuición y de conformidad con el Plan Divino. En la Nueva Era, la meditación implicará no sólo los esfuerzos mís­ticos de la humanidad, sino que también implicará los campos político, educativo, filosófico, artístico, científico, religioso y econó­mico; creará armonía dentro y entre todos estos campos bajo el ritmo del Plan Divino, de la Voluntad Divina. Así, la meditación será no sólo ganar discriminación, tomar contacto con grandes poderes, tener inspiración y alegría, sino también hacerlos bajar a la vida práctica, transformar nuestra vida en todos los niveles, curando las heridas de la humanidad, construyendo puentes y revelando la uni­dad, la síntesis detrás de toda creación.
“La Finalidad De La Meditación Es Aniquilar Los Obstáculos

En El Sendero De Esta Expansión, Y Volvernos Más Conscientes De Nues­tras Relaciones Cósmicas Y De Nuestro Destino Cósmico”.
La medita­ción nos introduce en la libertad, y en vez de ser esclavos de nues­tros puntos de vista y deseos egocéntricos, nos convertimos en parte o incluso en uno solo con el punto de vista cósmico. Así ayudamos a poner fin a la miseria de todas las civilizaciones anteriores, civilizaciones que brotaron de las lágrimas, del sufrimiento, del dolor y de la sangre humanos.

La meditación es un proceso de florecimiento interior, un pro­ceso de carga de nuestros vehículos con energía espiritual. Esta energía regenera nuestro cuerpo, limpia el vehículo emocional, y pu­rifica nuestra mente, y como resultado nuestro cuerpo físico aparece más joven y se vuelve radiactivo, nuestro corazón entra en la paz, y nuestra mente se agudiza y vuelve más inclusiva. Es un hecho que las emociones negativas desgastan nuestro cuerpo y que las preocupaciones, el pensamiento separativo y egoís­ta nublan nuestras mentes. La meditación libera luz sobre estos tres niveles y empezamos a regenerar nuestros vehículos e irradiar vita­lidad, paz y serenidad. La meditación nos capacita más en nuestros deberes y trabajos diarios, porque acrecienta nuestro recto juicio, agudiza nuestro poder de observación, aumenta nuestro control sobre el cuerpo, apresura nuestras acciones y las vuelve más precisas.

El Peligro De Las Fórmulas Equivocadas.
Existe por doquier toda una gran variedad de ejercicios, fórmulas y meditaciones que aunque en apariencia prometen favorables beneficios en realidad entorpecen mucho al aspirante en el Sendero, y es por ello y a la gran complejidad del tema, que se ha de saber, reconocer y distinguir entre el grano y la paja (esotéricamente hablando). Lo que puede ser bueno para uno, no precisamente lo es para otro. Hay factores de cultura, de constitución y de grado de evolución que condicionan a la hora de ejercitarse en cualquier práctica. Hace falta, verdaderamente, una CULTURA ESOTÉRICA para que vayamos poco a poco comprendiendo cuales son nuestras principales necesidades. Y en la medida en que vayamos avanzando y, comprendiendo los cuatro pilares básicos de la evolución espiritual, todo lo demás se desenvolverá naturalmente. A continuación vamos a dar algunos CONSEJOS o sugerencias que deberemos tener presentes a la hora de enfrentar algunas prácticas ocultistas. Estos consejos están destinados a algunas fórmulas que no son convenientes y que deberíamos evitar para el correcto desarrollo en el avance espiritual. Algunas de estas fórmulas que deberíamos evitar son:
A- Debemos evitar todos los ejercicios que nos hagan mentalmente pasivos, como podrían ser la MEDIUNIDAD, o el intentar afanosamente dejar la mente vacía o en blanco. De esta manera imprudente de obrar matamos la mente y el hombre ya no puede ser utilizado por su Alma para realizarse. Debemos aprender a controlar la mente e incluso subyugarla pero ordenadamente y de una forma positiva. Se ha de orientar correctamente a la mente, como a un río, pero nunca detenerla.
B- Debemos evitar las prácticas de meditaciones que estimulen directamente los CENTROS o CHAKRAS inferiores, ya que es muy peligroso e incluso anormal. Todo verdadero Ocultista se ocupa de los CENTROS situados desde el cardíaco hacia arriba, y muy especialmente del Chakra Ajna (entrecejo).
C- Cualquier ejercicio que intente despertar algún "poder oculto" también debe ser encarecidamente evitado. Los PODERES latentes del hombre superior son activados plenamente por el Alma cuando el hombre está preparado. Primero busquemos el Reino de Dios y todo lo demás se nos dará por añadidura.

D- Olvidémonos plenamente la idea equivocada de DESPERTAR a la Energía KUNDALINI por nuestra propia voluntad. Esa tremenda FUERZA se actualizará en la medida en que el hombre sea capaz de actuar como transmisor del propósito divino, ya que el verdadero Ocultista nada tiene que ver con Ella, por muy atractiva que ésta se presente para los estudiantes ansiosos de experimentar
E- Evitemos trabajar con la MAGIA INFERIOR, como pueden ser Invocaciones o llamamientos a entidades de escasa evolución como los ELEMENTALES de la NATURA­LEZA. (El Mago Blanco se ocupa de Entidades que se encuentran precisamente en un Escalón más elevado que estos ELEMENTALES, como son los "DEVAS o ÁNGELES).
F- Debemos evitar todas aquellas seudo-meditaciones que sólo traten de estimular nuestro cuerpo emocional, por muy placentero que sea. La meditación es una Ciencia de encuentro con el Alma, para que ésta pueda expresarse a través del cerebro físico, y no para quedarnos “embobados” en las nubes de emoción suprema.
El Poder Del Pensamiento
En su Libro "LA CIENCIA DE LA MEDITACIÓN", H. Saraydarian en la introducción, nos expone un ejemplo de su propia historia personal al mostrarnos un maravilloso acontecimiento que tuvo lugar en su juventud, y que expresa magistralmente de lo que es capaz el poder del pensamiento. Él describe lo siguiente:
“... Recuerdo que siendo yo niño, mi padre me llevó a una cueva que se extendía bajo tierra cerca de una milla. Mi padre blandía una gran antorcha y yo le seguía con cuidado, al tiempo que mi­raba las grandes sombras en las paredes y escuchaba los ecos de nuestras palabras.

Al final, nos detuvimos junto a algunas rocas. Mi padre me mostró una con forma de lengua, de unos dos pies de espesor, que se proyectaba desde una capa horizontal de la roca, en la caverna. También me mostró en lo alto una roca que parecía un dedo, de la que caían gotas rítmicamente. Después que vi estas rocas, me dijo: "Tengo una pregunta para ti. Viste la gota que cae del techo, ¿pero viste de dónde venía?" Me miró, y sostuvo en alto la antorcha para verme mejor. Advertí que las gotas estaban cayendo sobre la roca y la atravesaban. Era curioso porque la roca era muy gruesa. Me arrastré bajo la roca para ver qué sucedía. Vi que tenía una perforación de una pulgada de diámetro y que las gotas atravesa­ban directamente un orificio que parecía un tubo y caían en el piso. -¿Sabes cómo ocurrió? No. -¡ Piensa! -Las gotas percutieron la roca durante siglos y la perforaron. ¡Sí! Te traje para que vieras este hecho y aprendieras una lección. Un pensamiento concentrado en cualquier dirección, si es continuo puede hacer cosas que parecen imposibles.

Cuando acabábamos de salir de la cueva, mi padre me miró de nuevo en los ojos y me dijo: -El poder del pensamiento y el secreto de cómo pensar, éstas son las llaves para todas las cerra­duras. No lo olvides. Lo más débil es una gota, pero puede per­forar una roca. Entonces saltó sobre su caballo y me alzó frente a él. Estába­mos atravesando las altas montañas hacía la sinfonía del ocaso”.
El verdadero DISCÍPULO es un ser convencido de que el PENSAMIENTO es una realidad y de que todos los poderes están en el pensamiento. Sabiéndolo, incluso en las circunstancias más desfavorables de la vida en las que los demás se sienten desdichados, engañados, el discípulo puede actuar mediante el PENSAMIENTO; nunca pierde el tiempo y nadie puede limitarle: es libre, y por encima de todo, es un CREADOR de su Destino. Los que no están acostumbrados a trabajar con su MENTE se lamentan continuamente de que les falta algo, de que están oprimidos, atados; siempre encuentran un motivo para sentirse desgraciados y es que no se han dado cuenta de que DIOS ha dado al ser humano todas las POSIBILIDADES, pero sólo en el campo MENTAL: El día en que sepan aprovecharse de todas las circunstancias de la vida para mantenerse en las ALTURAS, gracias al PENSAMIENTO, lo dominarán todo. Ésa es una CLAVE FUNDAMENTAL, y la MEDITACIÓN se encarga de desarrollar armoniosamente dicho potencial.
Que Hace La Meditación
La meditación es el resultado inevitable del proceso de evolu­ción, del impulso hacia la perfección. Un ser humano no puede vivir y crecer sin respirar. La respiración es vida para el cuerpo. La me­ditación es un género de respiración, y es imposible vivir el Sen­dero del discipulado y de la iniciación sin la meditación. Cuando el hombre promedio entra en el Sendero siente un gran impulso, un gran ímpetu para meditar; la bellota humana siente en sí las fuerzas de la naturaleza y quiere destruir todas las limitacio­nes, volverse liberada, y encontrar su camino hacia la luz, el amor y el poder del mundo interior. - Los aspirantes degeneran y mueren espiritualmente sin medita­ción apropiada, pero florecen e irradian más vida cuando meditan. La meditación es la respuesta a un llamado interior, al llamado del futuro. Algún gran imán libera y evoca en ti la luz oculta y te convoca, una etapa tras otra, hasta que encuentras dentro de ti al pri­mer gran imán, tu Alma.

Se nos dice que el Ángel Solar o “Alma Divina” dentro de nosotros está en meditación continua y que su meditación se dirige dentro de ambos mundos: el mundo objetivo y el mundo subjetivo, o el mundo de la personalidad y el mundo del espíritu. El Alma se em­peña en penetrar en los misterios de la Mónada “espíritu” y, entre tanto, de lla­mar hacia arriba al peregrino que puede haber perdido su Sendero en el laberinto físico, emocional y mental. - Cuando se responde al llamado del Alma, el ser humano en evolución empieza a ponderar, a reflexionar, a aspirar y a meditar. Primero, su meditación es muy corta, pero gradual­mente se torna cada vez más larga, hasta que toda la vida se convierta en un modo de meditación.
La Meditación Es El Proceso Del Despertar A La Realidad Del Ha­bitante Interior. Es La Ciencia De Entrar En Contacto Con El Pensa­dor Interior.

Efectos Concretos y Globales De La Meditación:
1   ...   7   8   9   10   11   12   13   14   ...   31

similar:

Las Razas o evoluciones Humanas Han Sido iconResumen las biznagas han sido un importante recurso vegetal desde tiempos prehispánicos

Las Razas o evoluciones Humanas Han Sido iconLas investigaciones han sido publicadas en las prestigiosas revistas “Nature” y “Nature Genetic”

Las Razas o evoluciones Humanas Han Sido iconLas actividades humanas y los estilos de vida son uno de los factores...

Las Razas o evoluciones Humanas Han Sido iconSelección : Finalmente se seleccionan las células que han sido transfectadas...

Las Razas o evoluciones Humanas Han Sido iconSelección: Finalmente se seleccionan las células que han sido transfectadas...

Las Razas o evoluciones Humanas Han Sido iconResumen: Una preocupación continua del feminismo ha sido estudiar...

Las Razas o evoluciones Humanas Han Sido iconProtocolo de educación sexual "Todas las grandes realizaciones de...

Las Razas o evoluciones Humanas Han Sido iconLos posibles efectos del maíz transgénico en las variedades tradicionales...

Las Razas o evoluciones Humanas Han Sido iconLos músculos del abdomen han sido objeto de numerosos estudios con...

Las Razas o evoluciones Humanas Han Sido iconDe cada 10 parejas, 8 han sido infieles




Todos los derechos reservados. Copyright © 2019
contactos
b.se-todo.com