Resumen todo diagnóstico de paciente pediátrico requiere de elementos que se refieran al desarrollo físico general y craneofacial, que incluyan aspectos de la expresión del patrón individual, aspectos referentes a la velocidad y magnitud.




descargar 108.65 Kb.
títuloResumen todo diagnóstico de paciente pediátrico requiere de elementos que se refieran al desarrollo físico general y craneofacial, que incluyan aspectos de la expresión del patrón individual, aspectos referentes a la velocidad y magnitud.
página4/4
fecha de publicación05.08.2016
tamaño108.65 Kb.
tipoResumen
b.se-todo.com > Biología > Resumen
1   2   3   4

INTEGRACION DEL CRECIMIENTO Y DESARROLLO DEL COMPLEJO CRANEOFACIAL



El crecimiento de las distintas zonas del complejo craneofacial expuestas por separado, necesariamente deben integrarse y entender que los cambios se producen principalmente en forma simultanea. Entre los individuos hay diferencias de tamaño así como de dirección, rapidez o cronología del crecimiento. Los cambios direccionales de las distintas partes del complejo craneofacial requieren de una valoración para un tratamiento óptimo. Diversas discrepancias esqueléticas que a su vez ocurren con gran variación individual, explican la gran dificultad que resulta para el tratante pronosticar los cambios globales en un individuo determinado.

Estudios de las relaciones de la base de cráneo en un seguimiento longitudinal entre los 6 y 25 años, revelaron cambios (disminución del ángulo deflexión craneal) en relación a la edad y entre géneros.

Los estudios de Bjork longitudinales en niños en crecimiento revelan que dentro de una gran variabilidad individual, el crecimiento global del complejo nasomaxilar es hacia abajo y adelante. Así mismo los cambios en el crecimiento condilar mandibular revelan variaciones importantes en relación a magnitud y dirección, influyen directamente en forma significativa en la ubicación final del mentón.

También en la expresión del crecimiento mandibular influye la ubicación del centro de rotación de la mandíbula, dependiendo si se encuentra en el cóndilo, en la zona de premolares o en la zona incisiva.
Elementos a considerar para la integración del crecimiento y desarrollo craneofacial:


  • Base Craneal Anterior

  • Base Craneal Posterior

  • Componente Nasomaxilar (septum nasal en una edad muy temprana, tabique nasal, apófisis alveolar, hueso palatino, etc.)

  • Mandíbula (cóndilo, rama, cuerpo mandibular, y en el el componente alveolar)


Porcentajes de Crecimiento Facial:
Cráneo 1-5 años 85%

5-10 años 11%
Maxilar 1-5 años 45%

5-10 años 20%
Mandíbula 1-5 años 40%

5-10 años 25%
Estos porcentajes demuestran que a los 5 años de edad, el 90% del tamaño final de la cabeza ya está formado, mientras que el maxilar y la mandíbula tienen expectativas de crecimiento pendientes aún. Entonces el reto para una anomalía que ya se presenta en dentición temporal es un futuro con aspectos más sensibles e influenciables. Ahora a los 12 años de edad, en que quedan 3 años aproximadamente de crecimiento maxilar y mandibular, las posibilidades de influir en el crecimiento son menores.

Enlow en 1975, tomó conceptos de distintos autores y grupos que estudiaban en forma longitudinal y transversal el crecimiento y desarrollo craneofacial, y dividió este proceso de crecimiento y desarrollo en 17 estadios, para darle un entendimiento con dos connotaciones, una didáctica para poder enseñarlo y transmitirlo, y por otro lado una secuencia lógica de acuerdo a la evolución del crecimiento y desarrollo craneofacial.


PRINCIPIOS DE CRECIMIENTO (ENLOW)


  1. El crecimiento se realiza mediante la combinación de aposición y reabsorción en diferentes estructuras óseas.




  1. Cada hueso presenta distintas áreas o campos de crecimiento.




  1. En una misma estructura hay diferentes intensidades y ritmos de crecimiento, determinadas por los diferentes momentos del desarrollo.




  1. Todos los huesos sufren un remodelamiento total, es decir, cambia la forma y el tamaño de ellos.




  1. Cada hueso sufre un desplazamiento de tipo primario, debido a su propio crecimiento.




  1. Los huesos sufren desplazamientos secundarios debido al crecimiento de los huesos vecinos.


Las descripciones regionales del proceso de crecimiento presentadas a continuación, suceden de acuerdo al principio de equivalencia o contrapartes del crecimiento craneofacial. Este principio afirma que el crecimiento de cualquier parte facial o craneal determinada se relaciona de manera específica con otras contrapartes estructurales y geométricas en la cara y el cráneo. Por ejemplo, el arco dentoalveolar superior es una contraparte del arco dentoalveolar inferior; son vínculos regionales a través de toda la cara y el cráneo. Si cada porción regional y su contraparte particular se agrandan en magnitud igual, el resultado es un crecimiento equilibrado entre ellas.


Estadio 1:

El arco maxilar se alarga horizontalmente por crecimiento posterior en la tuberosidad. Se deposita hueso en la superficie cortical de la tuberosidad del maxilar dirigida en sentido posterior. Se presenta reabsorción en el lado contrario de la misma lámina cortical, que corresponde a la superficie interna del maxilar dentro del seno maxilar.

Este cambio se puede evidenciar porque la dentición es distinta a los 3, a los 5 y a los 8 años, se va produciendo una remodelación para dar cabida a piezas dentarias (campo molar).

Estadio 2:

Todo el maxilar es desplazado anteriormente por la misma cantidad que crece posteriormente. Estos dos procesos (Estadio 1 y 2) tienen lugar simultáneamente, tan pronto la tuberosidad del maxilar crece y se alarga en sentido posterior, todo el maxilar se traslada al mismo tiempo en dirección anterior. Este es un tipo de desplazamiento primario, porque se combina con el propio agrandamiento óseo.

Las áreas superiores e inferiores están en relación Clase II.
Estadio 3:

La arcada mandibular ósea se alarga por remodelación desde la parte anterior de la rama. Sin embargo, los dos arcos todavía se encuentran desalineados; el maxilar se localiza en posición protrusiva, aunque las longitudes de los arcos superior e inferior son iguales. Entre los molares superiores e inferiores se presenta una relación de tipo clase II.

El hueso basal maxilar constituye la porción estructural opuesta al cuerpo mandibular, esto es su contraparte estructural.
Estadio 4:

Toda la rama crece posteriormente para proporcionar el alargamiento del cuerpo. El crecimiento óseo ocurre en el cóndilo mandibular y a lo largo de la parte posterior de la rama en la misma extensión que la parte anterior ha sufrido reabsorción.
Estadio 5:

La mandíbula en su totalidad, es desplazada anteroinferiormente en la misma cantidad en que el maxilar fue desplazado en el estadio 2. Esto coloca el arco mandibular apropiadamente con relación al maxilar, aunque la oclusión está ahora separada a causa del crecimiento vertical de la rama. Entonces, las longitudes de los arcos, así como las posiciones del maxilar y la mandíbula, se encuentran en equilibrio, y se “recupera” una ubicación dental clase I.
Estadio 6:

La fosa craneal media se agranda por reabsorción endocraneal y aposición ectocraneal, así como también por crecimiento en la sincondrosis esfeno-occipital y las suturas del piso craneal.

Evidenciar un cambio a nivel de la fosa craneal, es posible a través de un Cefalograma, en el cual se puede medir tanto dentición temporal como dentición permanente y se puede comparar lo que está sucediendo en cada uno de estos momentos. La superposición cefalométrica nos permite evaluar los cambios en el crecimiento y desarrollo, y además los cambios terapéuticos. Para comparar un examen cefalométrico con otro, necesitamos elementos estables, los cuales para un niño en pleno desarrollo son escasos, se a determinado que uno de estos elemento estables es la lámina cribosa del etmoides.
Estadio 7:

Toda la región maxilar y la fosa craneal anterior son desplazadas anteriormente a causa de la expansión de la fosa craneal media.

La frente, la fosa craneal anterior, el hueso malar, el paladar y el arco superior experimentan un desplazamiento protrusivo en sentido anterior. Es un tipo secundario de desplazamiento, ya que el agrandamiento real de las diversas partes no interviene de manera directa; tan sólo se desplazan hacia adelante porque la fosa craneal media situada detrás, se expande en esa dirección.
Estadio 8:

El aumento de tamaño de la fosa craneal media también causa un desplazamiento hacia adelante y hacia abajo de la mandíbula, pero en un grado mucho menor que el del maxilar. Los cambios que ocurren a nivel de la sincondrosis esfenoocipital tienen mayor expresión a nivel maxilar que mandibular.

El resultado es una ubicación horizontal desalineada entre los arcos superior e inferior. Los incisivos superiores muestran un “sobremordida horizontal” y los molares se localizan en posición clase II, aunque, en dimensiones respectivas, se igualan las longitudes de los arcos inferior y superior.
Estadio 9:

La dimensión horizontal de la rama mandibular aumenta para alcanzar la cantidad de ensanchamiento horizontal de la fosa craneal media (la contraparte de la fosa craneal media es la rama mandibular).

Se equilibran las discrepancias entre el maxilar y la mandíbula en el plano anteroposterior. Por lo tanto la rama mandibular sería el equivalente de crecimiento de la fosa craneal media. Prácticamente la actividad osteogénica se localiza más en la rama que en cuerpo mandibular.

Además, tanto la rama como la fosa craneal media son contraparte de todo el desarrollo faríngeo. La faringe tiene un crecimiento posterior, entonces la mandíbula tiene que adaptarse a esto y la rama que es la que tiene mayor posibilidad de crecimiento pendiente gracias al cóndilo, trata de equilibrarse gracias al crecimiento condilar hacia arriba y atrás, lo cual desplaza a la mandíbula hacia delante y abajo, equililibrando la relación sagital de las arcadas, trayendo consigo la separación de las mismas, desplazando caudalmente el plano oclusal mandibular.
Estadio 10:

Toda la mandíbula es desplazada anteroinferiormente a medida que la rama aumenta de tamaño.

De nuevo los molares “regresan” a posiciones de clase I y los incisivos superiores no muestran sobremordida horizontal.


Estadio 11:

La fosa craneal anterior aumenta horizontalmente. Esto ha sido emparejado por la cantidad de alargamiento horizontal del maxilar.

El cerebro, al aumentar de volumen, desplaza hacia afuera a los huesos de la bóveda del cráneo. Cada hueso se agranda mediante crecimiento sutural. Al mismo tiempo, para aumentar el espesor, se acumula hueso tanto en las porciones exocraneales como en las endocraneales.

Los huesos nasales se desplazan hacia adelante.

La región nasal (etmomaxilar), también presenta incrementos equivalentes de crecimiento. Esta zona facial crece en sentido horizontal hasta una magnitud que iguala a la expansión de la fosa craneal anterior por arriba y el arco superior y el paladar por abajo. Todas estas zonas son contrapartes entre sí.
Estadio 12:

Los arcos maxilar y palatino crecen hacia abajo por reabsorción en el lado nasal y por la aposición en el lado bucal, provocando el agrandamiento vertical de la región nasal situada por arriba. Los dientes migran inferiormente al mismo tiempo por un crecimiento de remodelación dentro de los alvéolos desde 1 hasta 2.
Estadio 13:

Todo el complejo naso-maxilar es desplazado inferiormente en forma simultánea. Esto está asociado con el crecimiento óseo de las suturas (pero no causado realmente por crecimiento óseo sutural). Los dientes son llevados pasivamente hacia abajo desde 2 hasta 3.
Estadio 14:

Los dientes mandibulares migran hacia arriba para buscar el contacto oclusal. El hueso alveolar se remodela hacia arriba manteniéndose a ritmo con los dientes y cada membrana periodontal, soportando los dientes individuales.

La magnitud del aporte en la erupción de los dientes mandibulares es menor que el de los superiores, por lo tanto también hay una menor influencia terapéutica.
Estadio 15:

Los incisivos inferiores se desplazan lingualmente y el hueso alveolar se mueve hacia atrás por reabsorción en el lado lingual y por aposición en el lado labial. Esto abarca un movimiento de rotación posterior de los incisivos inferiores conforme migran al mismo tiempo en dirección superior. El hueso es añadido hacia el mentón y alrededor de la superficie externa del cuerpo mandibular.
Estadio 16:

La protuberancia malar y el anillo orbital lateral, crecen posteriormente en proporción a la cantidad de crecimiento maxilar posterior. Estos además, se remodelan superior e inferiormente para emparejarse con el crecimiento maxilar vertical.

La cantidad de depósito en el lado posterior, del arco cigomático y la región malar, es mayor que la reabsorción en la superficie anterior, por tanto, toda la protuberancia malar aumenta de tamaño.
Estadio 17:

La región malar es desplazada anteroinferiormente para alcanzar la extensión correspondiente de desplazamiento maxilar hacia adelante y abajo.

CONCLUSIONES:
El conocimiento de los conceptos generales del crecimiento y desarrollo y especialmente de los procesos específicos de cambio morfológico- estructural cráneofacial a través del tiempo permiten al clínico odontolólogo general o especialista establecer de mejor manera un diagnóstico con visión de largo plazo y de esta manera poder implementar las medidas que involucren acciones preventivas, interceptivas y terapéuticas de los distintos componentes morfofuncionales en crecimiento.
1   2   3   4

similar:

Resumen todo diagnóstico de paciente pediátrico requiere de elementos que se refieran al desarrollo físico general y craneofacial, que incluyan aspectos de la expresión del patrón individual, aspectos referentes a la velocidad y magnitud. iconCapítulo 2: Áreas del Desarrollo: Concepto y Aspectos Fundamentales

Resumen todo diagnóstico de paciente pediátrico requiere de elementos que se refieran al desarrollo físico general y craneofacial, que incluyan aspectos de la expresión del patrón individual, aspectos referentes a la velocidad y magnitud. iconYa en la edad adulta nos vamos a centrar más en los aspectos de salud...

Resumen todo diagnóstico de paciente pediátrico requiere de elementos que se refieran al desarrollo físico general y craneofacial, que incluyan aspectos de la expresión del patrón individual, aspectos referentes a la velocidad y magnitud. iconAdolescencia es el período de transición durante el cual el niño...

Resumen todo diagnóstico de paciente pediátrico requiere de elementos que se refieran al desarrollo físico general y craneofacial, que incluyan aspectos de la expresión del patrón individual, aspectos referentes a la velocidad y magnitud. iconEl naturalismo fue un estilo artístico, sobre todo literario, basado...

Resumen todo diagnóstico de paciente pediátrico requiere de elementos que se refieran al desarrollo físico general y craneofacial, que incluyan aspectos de la expresión del patrón individual, aspectos referentes a la velocidad y magnitud. iconResumen Este artículo explora los aspectos fundantes que participan...

Resumen todo diagnóstico de paciente pediátrico requiere de elementos que se refieran al desarrollo físico general y craneofacial, que incluyan aspectos de la expresión del patrón individual, aspectos referentes a la velocidad y magnitud. iconLa Asignatura forma parte del Currículo de Estudios de la Escuela...

Resumen todo diagnóstico de paciente pediátrico requiere de elementos que se refieran al desarrollo físico general y craneofacial, que incluyan aspectos de la expresión del patrón individual, aspectos referentes a la velocidad y magnitud. iconAspectos científicos sobre a mediunidade Aspectos Científicos Sobre la Mediumnidad

Resumen todo diagnóstico de paciente pediátrico requiere de elementos que se refieran al desarrollo físico general y craneofacial, que incluyan aspectos de la expresión del patrón individual, aspectos referentes a la velocidad y magnitud. iconResumen las evidencias en aspectos fenomenológicos, genéticos, psicológicos,...

Resumen todo diagnóstico de paciente pediátrico requiere de elementos que se refieran al desarrollo físico general y craneofacial, que incluyan aspectos de la expresión del patrón individual, aspectos referentes a la velocidad y magnitud. iconI. aspectos generales del proyecto

Resumen todo diagnóstico de paciente pediátrico requiere de elementos que se refieran al desarrollo físico general y craneofacial, que incluyan aspectos de la expresión del patrón individual, aspectos referentes a la velocidad y magnitud. iconAspectos evolutivos del pensamiento y el lenguaje




Todos los derechos reservados. Copyright © 2019
contactos
b.se-todo.com