Requisitos mínimos /demanda de inconstitucionalidad




descargar 0.84 Mb.
títuloRequisitos mínimos /demanda de inconstitucionalidad
página3/23
fecha de publicación06.08.2016
tamaño0.84 Mb.
tipoRequisitos mínimos
b.se-todo.com > Biología > Requisitos mínimos
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   23

Ciudadano Julio Ossa Santamaría. Considera que la ley demandada debe declararse inexequible, por cuanto las prohibiciones establecidas afectan derechos de particulares y constituyen limitaciones desproporcionadas respecto al ejercicio de actividades legítimas. Con la intención de realizar un objetivo legítimo como es la protección de la fauna silvestre, el legislador estableció una prohibición excesiva que afecta derechos previamente constituidos según las normas vigentes. Si bien estima válido que el Estado restrinja y controle las actividades que deterioran la integridad de la fauna nacional, limite el comercio de especies silvestres y desestimule el tráfico de vida animal para evitar la reducción del capital ecológico, no obstante, el legislador previo unas prohibiciones que por sus alcances van más allá de la protección del capital ecológico de la Nación y que por sus implicaciones en otros estratos de la realidad jurídica afectan gravemente los derechos de terceros.
Revisados los antecedentes legislativos encuentra que la prohibición no viene dada por la pertenencia misma del animal al espectáculo circense, sino por las condiciones en que son frecuentemente tratados bajo las carpas, que desplaza el problema al ámbito policivo y sustrayéndolo del terreno que hace ver que los animales son incompatibles con los espectáculos artísticos. La preocupación por el maltrato animal es la intención última, pero ninguna consideración se aventuró a descalificar la relación entre los seres humanos y los animales como conexión artísticamente aprovechable. Indica que el maltrato, el hacinamiento, el estrés, la mala alimentación, son circunstancias irregulares que afectan a los animales en cualquier relación que implique un vínculo con un ser humano, pero de allí no puede deducirse que la presencia de los mismos en los circos sea por sí mismo contrario a sus intereses, ni perjudiciales para sus condiciones particulares, ni contraproducentes en términos de salubridad.
Se terminó adoptando una prohibición totalizante, una clasificación demasiado amplia, toda vez que se trata de reglas bien encaminadas pero dotadas de una fuerza excesiva que arrasa derechos cuyo ejercicio es legítimo y no genera un riesgo social. La ley demandada advierte que adolece de proporcionalidad porque la prohibición instituida “viene impuesta no por la descalificación de la relación que puede darse entre el animal y su entrenador, sino por los abusos que los propietarios de los circos suelen cometer, lo cual afecta sin lugar a dudas los derechos de los propietarios de los circos en que los animales gozan de condiciones óptimas de salubridad y sanidad”. Aquí es donde se traslada al ámbito policivo por cuanto la herramienta del Estado para garantizar el trato digno de los animales en los circos no es la prohibición de la tenencia, sino la vigilancia y el reforzamiento de las medidas de control y sanción a sus propietarios. Afirma que la prohibición del uso de animales en los circos no puede sustituir las obligaciones de las autoridades de garantizar que brinden un trato adecuado a los animales. Explica que “no cabe duda, por la experiencia de cualquiera que haya asistido a un espectáculo de esta naturaleza, que el uso de animales en los circos no implica un maltrato intrínseco para ellos, y que en cambio otras manifestaciones culturales avaladas por la propia Corte Constitucional, como las peleas de gallo, las corralejas y las corridas de toros, sí lo hacen. En estas condiciones, no parece razonable que el legislador prohíba el uso de animales en escenarios en los que el maltrato no constituye un componente esencial de ese aprovechamiento, mientras en la orilla opuesta el Tribunal Constitucional permite –con algunas limitaciones- otras expresiones en las que la violencia y el maltrato son connaturales a la interacción animal”.
Asevera que en condiciones óptimas de salubridad y sanidad, la vida de los animales en los circos puede ser más amable que la ofrecida en su hábitat nativo. Estima innegable que muchos de los animales de los circos viven en condiciones más favorables que sus familiares en libertad, por lo que obligarlos a regresar a un ambiente teóricamente propicio pero feroz e inhóspito sería arrojarlos a una pronta desaparición. Expresa que muchos de los animales han nacido bajo las carpas de los circos, lo que los hace individuos incapaces para defenderse de la cruda naturaleza. El legislador con la normatividad acusada prohíbe el uso de animales silvestres de cualquier especie en los circos, abarcando cualquier individuo animal que con independencia de la especie a la que pertenezca intervenga en el espectáculo artístico. Sostiene que con la Ley 1638 de 2013, el legislador afectó los derechos de las personas que derivan su sustento exclusivo de la doma de animales. Agrega que “es un hecho notorio que el entrenamiento de los animales exige una actividad constante del domador que define su oficio y determina sus medios de subsistencia. Por ello, eliminar la tenencia de animales en los circos implica una restricción radical de la libertad de escoger profesión u oficio que termina por afectar el núcleo esencial. La limitación excesiva al ejercicio del oficio del domador de animales de circo es consecuencia de la supresión radical de su relación con el animal”. Concluye señalando que si la tenencia de los animales en el circo cumple con las condiciones de higiene y salud requeridas por las normas vigentes, no existe razón alguna para prohibir que los mismos sean utilizados en el espectáculo.
Ciudadanos Edilma Avendaño, Aura Avendaño y Jackson Sarmiento. Solicitan que la Corte declare inconstitucional la ley impugnada, por cuanto estiman que se cercenan sus derechos de poder acudir a la actividad circense, específicamente la posibilidad de elegir, como lo hicieron sus abuelos, sus padres y ahora sus hijos16.
2) Por la inhibición
Defensoría del Pueblo. Considera que debe proferirse un fallo inhibitorio. Comenta que si bien no se hace referencia explícita a una omisión legislativa relativa, se pretende estructurar un cargo de esta naturaleza sin que se cumplan los requisitos exigidos por la jurisprudencia constitucional. Los actores se limitan a afirmar que el legislador omitió la búsqueda del equilibrio entre una manifestación cultural (la del circo) y los valores, principios y derechos del ordenamiento superior, sin indicar en qué consiste tal equilibrio y cuáles son los preceptos constitucionales que deben ponderarse. Adicionalmente estima que no se logra demostrar cómo el legislador excedió los límites impuestos a la potestad de configuración normativa, centrándose la argumentación en observaciones genéricas, sin hilo conductor coherente y soportado esencialmente en análisis de conveniencia, además de que no se satisfizo los presupuestos exigidos por la supuesta violación del derecho a la igualdad.
3) Sin postura definida
Cirque du Soleil, Montréal, Québec17. Informa que en ningún momento usa ni ha usado animales nativos o exóticos en sus presentaciones en Colombia. Así mismo, señala que respeta las decisiones que puedan tomar otros circos sobre el empleo de los mismos, como también las que adopten las autoridades gubernamentales y judiciales, particularmente la Corte Constitucional respecto de la Ley 1638 de 2013. Por último, transcribe lo siguiente:
Declaración del CDS respecto del uso de animales en circos.
Los animales han sido siempre parte de la historia de las artes circenses. Inclusive hoy en día, muchas compañías de circos continúan con esta tradición, usando animales en sus presentaciones. Se trata de una herencia de esos circos, una decisión que el Circo del Sol respeta.
En 1984 cuando se fundó el Circo del Sol y creó y realizó su primera presentación, […] decidió que por razones artísticas y de administración concentraría sus presentaciones en las actuaciones humanas y no incluiría animales […].
En su 27 años de historia, el Circo del Sol se ha mantenido en firme en su deseo de concentrar sus presentaciones en las actuaciones realizadas por humanos, y únicamente ha hecho un uso marginal de animales en sus presentaciones. Esta decisión ha sido y se ha mantenido en firme por parte de la administración del Circo del Sol haciendo uso a su derecho a ser diferente. Estad decisión ha sido una de las razones por las cuales […] ha jugado un papel activo en la renovación de las artes circenses.
El Circo del Sol es familiar con estos debates y con las controversias que rodean la presencia de animales en los circos. De ninguna manera […] quiere realizar un juicio respecto de las compañías y campañas de teatro que hacen uso de animales en sus presentaciones. Sin perjuicio de lo anterior, el Circo del Sol reconoce la necesidad para la comunidad circense de dotarse de los medios para enfrentar la controversia. La comunidad circense debe continuar manejando este asunto con responsabilidad y proactividad. Viniendo de la comunidad circense, esta aproximación ayudará a transformar la percepción negativa en una percepción positiva”.
4) Por la exequibilidad
Senado de la República de Colombia18. Pide que se declare la exequibilidad de las disposiciones legales demandadas. Sostiene que la jurisprudencia constitucional de la cual se vale los accionantes para solicitar la inexequibilidad, confirma por el contrario que resultan conforme a los preceptos constitucionales. Señala que al prohibirse el uso de animales silvestres en circos se está “protegiendo el medio ambiente y específicamente los animales silvestres que a los largo de los años habían sido utilizados como especies de mercadería, con los cuales se atraía público, traduciéndose en un actividad lucrativa para los cirqueros, lucro que se percibía acosta del secuestro y maltrato al que son sometidos los animales silvestres que por su naturaleza deben desarrollarse en un ecosistema amplio y no encerrados en una jaula, donde son transportados de ciudad en ciudad, obligándolos a ejecutar actos que de ninguna forma hacen parte de su verdadero y normal comportamiento”.
Afirma que la Ley 1638 de 2013 cumple la obligación constitucional de proteger el ambiente y especialmente en su integridad a los animales en circos fijos e itinerantes, lo cual no excede la potestad de configuración legislativa que además valoró las diferentes posiciones en la materia. Estima que el simple uso de animales silvestres en circos constituye una actividad de maltrato del humano para con otro ser viviente que merece respeto y un trato acorde con su naturaleza. Agrega que aunque los cirqueros manifiesten que los animales son tratados con el mayor cuidado, que nos les falta alimentación, cariño, y que son considerados como un artista más del circo, “esto no borra el hecho de que dichos animales han sido secuestrados y sometidos a desarrollar actividades impropias de su ser y de su naturaleza; lo cual indudablemente se traduce en una incapacidad del animal, de poder desarrollarse y desenvolverse en un ambiente óptimo para ellos”. Trae a colación el Estudio científico que efectúo la ADI sobre los efectos de la vida circense en los animales salvajes y domésticos a nivel mundial.
Aduce que la prohibición del empleo de animales en circos ha tomado en las últimas décadas especial importancia en todo el mundo, al despertar gran interés en la protección de los recursos naturales por corresponder a seres sintientes que ameritan la protección del Estado, que viene siendo establecida en legislaciones de diferentes países tanto de Latinoamérica como de Europa. Estima que la salud y la seguridad pública reclaman una prohibición de animales en los circos, incluso para sus empleados que han sido mutilados y hasta asesinados. Explica que pretende evitarse la grave situación de confinamiento y maltrato a que son sometidos, sin pretender evitar la presentación de espectáculos circenses, sino una de sus categorías como lo es el empleo de animales, que incentivará espectáculos cuyo centro será el talento humano y la creatividad artística. No encuentra prudente que un niño observe actos de crueldad revestidos de artísticos, máxime en un país como el nuestro con altos niveles de violencia.
Senador de la República de Colombia Camilo Sánchez Ortega. Inicia su exposición indicando que una de las formas de violencia y de maltrato a los animales radica en utilizarlos en espectáculos dirigidos a divertir a los seres humanos19. Señala que la privación de la libertad o cautiverio es el primer maltrato al que se someten los animales que tienen por objetivos los circos. Investigaciones en el área psicológica exponen que el sufrimiento de los animales en los circos se evidencia de varias formas: “´las conductas sexuales sufren notorios trastornos, así como características especiales de cada animal sufren atrofia por la falta de uso. El debilitamiento general por la escasa actividad física es notorio. Se da una amplia gama de conductas producto del estrés, como las automutilaciones y demás conductas autodestructivas, así como conductas estereotipadas (como ir continuamente de un lado al otro). El cautiverio reduce la cantidad y calidad de vida de cualquier ser vivo´”20
Informa que en el Congreso desde hace diez años se han presentado diversos proyectos de ley que buscaban la prohibición del uso de animales en los circos. La aprobación de la ley demandada es un hecho histórico para Colombia y el mundo, muestra del trabajo en equipo que adelantó la Bancada Animalista, liderada igualmente por la organización ADI. Explica que los aspectos que prevalecieron para su expedición se concentran en tres aspectos. El primero, sobre la “salubridad pública comprometida”, se señala que el inadecuado manejo de los desechos producidos por los animales del circo, el incorrecto vertimiento de aguas residuales, hacinamiento y lugares en que permanecen los animales, generan focos de contaminación21. Informa que en diagnóstico elaborado por la WSPA (Sociedad Mundial para la Protección Animal) para el Ministerio de Ambiente en el 2002, determinó que en el manejo sanitario, en la mayoría de los casos, los animales no son atendidos adecuadamente, pudiendo llegar a convertirse en fuentes epidemiológicas importantes. Las enfermedades zoonóticas originadas desde animales de vida silvestre, pueden transmitirse a los humanos por contacto directo o por vectores.
El segundo, concerniente a “seguridad pública”, cita una investigación realizada por el Ministerio de Ambiente que señala: “Ninguno de los encierros revisados contiene características que puedan alojar con seguridad y bienestar a los animales. En muchos casos se observó una gran dificultad para realizar actividades de restricción e inclusive de aseo debido a su diseño, además la presencia cercana al público de una manera permanente y la inadecuada contención del mismo hace que se puedan presentar accidentes hacia o por los animales”. Agrega que se expone la vida y la integridad de sujetos de especial protección constitucional como los niños. El tercero, titulado “ningún aporte a la educación”, informa que los aportes a la educación para la conservación de las especies que transmiten los circos son negativos. Manejar a los animales limitando el desarrollo de sus comportamientos normales genera información errónea sobre la especie y crea confusión en el público, que impulsa el deseo de obtener animales del tráfico ilegal para ser mantenidos como mascotas. Precisa que los animales en los circos no desarrollan comportamientos naturales por lo que nada real se aprende.
En materia psicológica resalta algunos conceptos planteados por el psicólogo Carlos Crespo, quien afirma que los animales no humanos cuentan con los mismos mecanismos de aprendizaje que los animales humanos. Infiere que son sometidos a ciertos niveles de coerción para enseñarles las rutinas circenses. Informa que Crespo destaca cinco mecanismos de aprendizajes a los que son sometidos los animales en los circos: i) aprendizaje por aproximaciones sucesivas: implementación de castigos dolorosos y/o desagradables respecto a conductas no deseadas y estímulos positivos ante la conducta esperada; ii) condicionamiento clásico: utiliza la asociación de un estímulo neutro con el estímulo negativo mediante el cual aprendió. Emplean látigos o comandos orales que recuerdan al animal la primera parte de su entrenamiento; iii) condicionamiento operante: se puede reforzar o debilitar un determinado comportamiento. Someten a los animales a hambre y sed para utilizar comida y la bebida como estímulo ante un comportamiento deseado. Para castigar el comportamiento no deseado se acude al castigo físico; iv) programa de reaprendizaje: los condicionamientos mencionados se dan de por vida; y v) indefensión aprendida: el animal aprende que no puede controlar las consecuencias de sus actos lo cual le lleva a no intentar escapar.
Asegura la existencia de una tendencia global para prohibir a los circos con animales. Las conclusiones de la investigación científica que presentó la ADI al Congreso demuestran que los animales salvajes y los domésticos sufren como consecuencia de la vida en el circo. Datos que corroboran el estudio realizado por la especialista Kiley-Worthington sobre el efecto del transporte y la exhibición en los animales de circo, al observar un comportamiento anormal en todas las especies animales circenses, que es indicación del escaso bienestar derivado de las condiciones ambientales pobres y de cuidado. Manifiesta que el Circo del Sol ha demostrado que existe un mercado en expansión para el talento humano, pasando a ser de un solo espectáculo en 1990 a 19 en 271 ciudades, generando un estimado de 810 millones de dólares actualmente22.
Informa que el Consejo de Estado profirió una decisión muy afortunada porque articula el espíritu actual del legislador en torno a la defensa de los derechos de los animales, disminuye las situaciones de riesgos para la vida humana y preserva toda forma de vida sintiente. Agrega: “al tiempo se enlaza con la sentencia C-666 del 30 de agosto de 2010 de la Corte Constitucional, que si bien es cierto encontramos contradicciones en su motivación y conclusiones, se obtiene a través de ella logros muy importantes para la defensa de los animales”. Pone de presente la Declaración de Cambridge sobre la conciencia. Hace notar que “los procesos de concientización de una sociedad que se empeña en cambiar sus culturas requieren convencimiento, fuerza, constancia y paciencia. Los únicos Estados en que los cambios culturales se imponen se hallan bajo regímenes totalitarios, primando la fuerza sobre la conciencia. Colombia es un testigo de un proceso que va a grandes pasos. Empezó con los movimientos sociales que vienen alzando sus voces clamando por el respeto y la dignidad de los animales. A partir del año 2011 se conformó la Bancada Política Animalista, que integra las bancadas animalistas del Congreso, Concejo de Bogotá, un gran número de concejales y diputados de distintas ciudades de Colombia”.
Concluye que los circos con animales son un riesgo para éstos y los seres humanos, de ahí que el Ministerio de Cultura impulsó la Ley 1493 de 2011 que contribuye a la formalización y fortalecimiento del sector circense por medio de diversos beneficios como la eliminación del pago del IVA siempre y cuando los circos no usen animales23. Estima que los artículos 1º, 2º y 3º de la Ley 1638 de 2013 son constitucionales.
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   23

similar:

Requisitos mínimos /demanda de inconstitucionalidad iconRequisitos mínimos: Título de Licenciado (Medicina)

Requisitos mínimos /demanda de inconstitucionalidad iconRequisitos mínimos para obtener calificación positiva en la asignatura...

Requisitos mínimos /demanda de inconstitucionalidad icon2111754 – C. L. A. S/ Ejecución de pena privativa de la libertad recurso de inconstitucionalidad

Requisitos mínimos /demanda de inconstitucionalidad iconResumen de la demanda

Requisitos mínimos /demanda de inconstitucionalidad iconIii la demanda

Requisitos mínimos /demanda de inconstitucionalidad iconInforme sobre la inconstitucionalidad del supuesto de “aborto eugenésico”...

Requisitos mínimos /demanda de inconstitucionalidad iconElasticidad demanda cigarrillos

Requisitos mínimos /demanda de inconstitucionalidad iconModelo demanda de investigacion de la paternidad

Requisitos mínimos /demanda de inconstitucionalidad iconFormulario para elaborar una demanda tecnológica

Requisitos mínimos /demanda de inconstitucionalidad icon4º e s. o. Contenidos mínimos 4º E. S. O




Todos los derechos reservados. Copyright © 2019
contactos
b.se-todo.com