Capítulo V medidas Sanitarias y Fitosanitarias




descargar 67.07 Kb.
títuloCapítulo V medidas Sanitarias y Fitosanitarias
fecha de publicación19.10.2016
tamaño67.07 Kb.
tipoDocumentos
b.se-todo.com > Biología > Documentos


Capítulo V Medidas Sanitarias y Fitosanitarias



Artículo 5-01: Definiciones.
Para efectos de este capítulo, se entenderá por:

aditivo alimentario: cualquier sustancia que por sí misma no se consume normalmente como alimento, ni tampoco se usa como ingrediente básico en alimentos, tenga o no valor nutritivo, y cuya adición al alimento en su fase de producción, fabricación, elaboración, preparación, tratamiento, envasado, empaquetado, transporte o almacenamiento, resulte directa o indirectamente, por sí o sus subproductos, un componente del alimento o bien afecte sus características. Esta definición no incluye contaminantes o sustancias añadidas al alimento para mantener o mejorar las cualidades nutricionales;

alimento: toda sustancia elaborada, semielaborada o bruta, que se destina al consumo humano, incluyendo las bebidas, el chicle y cualesquiera otras sustancias que se utilicen en su fabricación, preparación o tratamiento, así como las sustancias balanceadas destinadas al consumo animal (piensos); pero no incluye los cosméticos, el tabaco ni las sustancias utilizadas solamente como medicamentos;

animal: cualquier especie vertebrada o invertebrada, incluyendo fauna acuática y silvestre;

armonización: el establecimiento, reconocimiento y la aplicación de medidas sanitarias y fitosanitarias comunes por las Partes;

bien: alimentos, animales, vegetales, sus productos y subproductos;

contaminante: cualquier sustancia u organismo vivo no añadido intencionalmente al alimento, que esté presente en dicho alimento como resultado de la producción (incluidas las operaciones realizadas en agricultura, zootecnia y medicina veterinaria), fabricación, elaboración, preparación, tratamiento, envasado, empaquetado, transporte o almacenamiento de dicho alimento o como resultado de contaminación ambiental;

enfermedad: la infección, clínica o no, provocada por uno o varios agentes etiológicos de las enfermedades enumeradas en el Código Zoosanitario Internacional de la Oficina Internacional de Epizootias;

evaluación de riesgo:

a) la probabilidad de entrada, establecimiento y diseminación de una enfermedad o plaga y las

posibles consecuencias biológicas, agronómicas y económicas; o

b) la probabilidad de efectos perjudiciales a la vida o a la salud humana, animal o vegetal

provenientes de la presencia de aditivos alimentarios, contaminantes, toxinas u organismos

causantes de enfermedades en un bien;

inocuidad de los alimentos: la cualidad que asegura que los alimentos no presentan ningún riesgo a la salud humana ni animal;

información científica: los datos o información derivados del uso de principios y métodos científicos;

medida sanitaria o fitosanitaria: una medida que una Parte establece, adopta, mantiene o aplica en su territorio para:

a) proteger la vida, la salud humana y animal, así como la sanidad vegetal de los riesgos

provenientes de la introducción, establecimiento o diseminación de una plaga o una

enfermedad;

b) proteger la vida, la salud humana y animal, así como la sanidad vegetal de riesgos

resultantes de la presencia de un aditivo alimentario, contaminante, toxina o un organismo

patógeno en un bien;

c) proteger la vida y salud humana de los riesgos provenientes de un organismo causante de

una plaga o enfermedad transportada por un animal, un vegetal o un derivado de éstos; o

d) prevenir o limitar otros daños provenientes de la introducción, establecimiento y

diseminación de una plaga o enfermedad.

Las medidas sanitarias y fitosanitarias comprenden todas las leyes, reglamentos, prescripciones y procedimientos pertinentes, incluyendo los criterios relativos al bien final; los métodos de proceso o producción directamente relacionados con el bien; las pruebas, inspecciones, certificaciones o procedimientos de aprobación; los métodos estadísticos relevantes; los procedimientos de muestreo; los métodos de evaluación de riesgo; los requisitos en materia de empaque y etiquetado directamente relacionado con la inocuidad de los alimentos; y los regímenes de cuarentena, tales como los requisitos pertinentes asociados con el transporte de animales o vegetales, o con el material necesario para su supervivencia durante el transporte;

nivel adecuado de protección sanitaria o fitosanitaria: el nivel de protección a la vida, la salud humana y animal, así como a la sanidad vegetal, que una Parte considere adecuado;

normas, directrices o recomendaciones internacionales:

a) en relación con la inocuidad en alimentos, las de la Comisión del Codex Alimentarius ,

incluyendo aquéllas relacionadas con la descomposición de los productos, elaboradas por

el Comité de Pescados y Productos Pesqueros del Codex Alimentarius ; con aditivos

alimentarios, contaminantes, prácticas en materia de higiene y métodos de análisis y

muestreo;

b) en relación con la salud animal y zoonosis, las elaboradas bajo los auspicios de la Oficina

Internacional Epizootias;

c) en relación con la sanidad vegetal, las elaboradas bajo los auspicios del Secretariado de la

Convención Internacional para la Protección de las Plantas; o

d) las establecidas por otras organizaciones internacionales, acordadas por las Partes.

plaga: una especie, raza o biotipo de planta, animal o agente patógeno dañino o potenciálmente dañino para las plantas, animales o sus productos;

plaguicida: una sustancia destinada a prevenir, destruir, atraer, repeler o combatir cualquier plaga, incluidas las especies indeseadas de plantas o animales, durante la producción, almacenamiento, transporte, distribución y elaboración de alimentos, vegetales y sus productos o alimentos para animales, o que pueda administrarse a los animales para combatir ectoparásitos. También incluye las sustancias destinadas a utilizarse como reguladores del crecimiento de las plantas, de defoliantes, desecantes, agentes para reducir la densidad de fruta o inhibidores de la germinación y las sustancias aplicadas a los cultivos antes o después de la cosecha para proteger el producto contra el deterioro durante el almacenamiento y transporte. El término no incluye, normalmente, los fertilizantes, nutrientes de origen vegetal o animal, aditivos alimentarios ni medicamentos para animales;

procedimiento de aprobación: un procedimiento de registro, certificación, notificación o cualquier otro procedimiento administrativo obligatorio para aprobar el uso de un aditivo alimentario o establecer una tolerancia de un contaminante para fines definidos o bajo condiciones acordadas en un alimento, bebida o piensos, previo a permitir su uso o comercialización cuando alguno de éstos contenga el aditivo alimentario o contaminante;

procedimiento de control o inspección: un procedimiento utilizado, directa o indirectamente, para determinar si se cumple con una medida sanitaria o fitosanitaria, incluidos los muestreos, pruebas, inspecciones, verificaciones, monitoreos, auditorías, evaluaciones de la conformidad, acreditaciones u otros procedimientos que involucran el examen físico de un bien, del empaquetado del bien, o del equipo o las instalaciones directamente relacionadas con la producción, comercialización o uso de un bien, pero que no significa un procedimiento de aprobación;

residuos de plaguicida: una sustancia presente en alimentos, vegetales y sus productos, o alimentos para animales como consecuencia del uso de un plaguicida. El término incluye cualquier derivado de un plaguicida, tales como productos de conversión, metabolitos y productos de reacción y las impurezas consideradas de importancia toxicológica;

transporte: los medios de movilización, la forma de embalaje y la modalidad de acarreo, establecidos en una medida sanitaria o fitosanitaria;

vegetal: las plantas vivas y partes de ellas, incluyendo semillas y germoplasma;

zona de escasa prevalencia de plagas o enfermedades: una zona designada por las autoridades competentes, que puede abarcar la totalidad de un país, parte de un país o la totalidad o partes de varios países, en la que una determinada plaga o enfermedad no existe más que en escaso grado, y que está sujeta a medidas eficaces de vigilancia y control de la plaga o enfermedad o erradicación de la misma; y

zona libre de plagas o enfermedades: una zona designada por las autoridades competentes, que puede abarcar la totalidad de un país, parte de un país o la totalidad o partes de varios países, en la que no existe una determinada plaga o enfermedad. Una zona libre de plagas o enfermedades puede rodear, estar rodeada por o ser adyacente a una zona -ya sea dentro de una parte de un país o en una región geográfica que puede comprender la totalidad o partes de varios países- en la que se sepa que existe una determinada plaga o enfermedad pero que esté sujeta a medidas regionales de control, tales como el establecimiento de zonas de protección, vigilancia y amortiguamiento que aíslen o erradiquen la plaga o enfermedad en cuestión.
Artículo 5-02: Ámbito de aplicación.
Con el fin de establecer un marco de disciplinas y reglas que orienten el desarrollo, la adopción y el cumplimiento de medidas sanitarias y fitosanitarias, lo dispuesto en este capítulo se aplica a cualquier medida de tal índole, que pueda afectar directa o indirectamente el comercio entre las Partes.
Artículo 5-03: Principales derechos y obligaciones.
Adopción de medidas sanitarias y fitosanitarias.

1. Cada Parte podrá establecer, adoptar, mantener o aplicar cualquier medida sanitaria o fitosanitaria, incluyendo aquéllas relativas a la inocuidad de los alimentos y a la importación de algún bien desde el territorio de la otra Parte, cuando no cumpla con los requisitos aplicables, o no satisfaga los procedimientos de aprobación, así como aquéllas que representen un nivel de protección más elevado que el que se lograría mediante medidas basadas en una norma, directriz o recomendación internacional, siempre que estén sustentadas en principios científicos.

Principios científicos.

2. Cada Parte se asegurará de que cualquier medida sanitaria o fitosanitaria que establezca, adopte, mantenga o aplique:

a) esté basada en principios científicos, tomando en cuenta, cuando corresponda, tanto los

factores pertinentes, como las diferentes condiciones geográficas y tecnológicas;

b) se mantenga únicamente, cuando exista una base científica que la sustente; y

c) esté basada en una evaluación de riesgo adecuada a las circunstancias.

Trato no discriminatorio.

3. Cada Parte se asegurará de que una medida sanitaria o fitosanitaria que establezca, adopte, mantenga o aplique, no discrimine arbitraria o injustificadamente entre sus bienes y los similares de la otra Parte, o entre bienes de la otra Parte y bienes similares de otro país, cuando existan condiciones sanitarias o fitosanitarias similares o idénticas.

Restricciones encubiertas y obstáculos innecesarios.

4. Ninguna de las Partes establecerá, adoptará, mantendrá o aplicará medidas sanitarias y fitosanitarias que constituyan una restricción encubierta al comercio entre las Partes, o que tengan por objeto o efecto crear obstáculos innecesarios al mismo. En ese sentido, se asegurarán que sus medidas sanitarias y fitosanitarias sean puestas en práctica en el grado necesario para alcanzar su nivel adecuado de protección, tomando en cuenta la factibilidad técnica, económica y los principios científicos.

Derecho a fijar el nivel de protección.

5. No obstante cualquier otra disposición de este capítulo, cada Parte podrá fijar sus niveles adecuados de protección sanitaria o fitosanitaria, de conformidad con lo dispuesto en el artículo 5-06.

Apoyo en otros organismos.

6. Cada Parte se asegurará de que cualquier organismo en que se apoye para la elaboración o aplicación de una medida sanitaria o fitosanitaria actúe de manera congruente con este capítulo.
Artículo 5-04: Normas internacionales y organismos de normalización.
1. Cada Parte utilizará como marco de referencia para sus medidas sanitarias y fitosanitarias, las normas, directrices o recomendaciones internacionales, excepto cuando no constituyan un medio eficaz o adecuado para proteger la vida, la salud humana y animal así como la sanidad de los vegetales, debido a factores de naturaleza climática, geográfica, tecnológica o de infraestructura o bien por razones científicamente justificadas o porque no se obtenga el nivel adecuado de protección sanitaria o fitosanitaria.

2. La medida sanitaria o fitosanitaria de una Parte que se ajuste a una norma internacional se presumirá congruente con los párrafos 1 al 5 del artículo 5-03.

3. Sin perjuicio de lo dispuesto en el párrafo 1, cada Parte podrá establecer, adoptar, mantener o aplicar medidas más estrictas que las contempladas en las normas, directrices o recomendaciones internacionales, siempre que estén sustentadas en principios científicos con el fin de alcanzar los niveles adecuados de protección sanitaria y fitosanitaria.

4. Cuando una Parte tenga motivo para suponer que una medida sanitaria o fitosanitaria de la otra Parte afecte o pueda afectar adversamente sus exportaciones, y esa medida no esté basada en normas, directrices o recomendaciones internacionales pertinentes, podrá solicitar que se le informe sobre las razones de la medida, y la otra Parte lo hará por escrito en un plazo no mayor a 30 días.

5. Cada Parte participará, en el mayor grado posible, en las organizaciones internacionales de normalización pertinentes, en particular la Comisión del Codex Alimentarius , la Oficina Internacional de Epizootias y la Convención Internacional para la Protección de las Plantas, con la finalidad de promover el desarrollo y la revisión periódica de las normas, directrices y recomendaciones internacionales.
Artículo 5-05: Equivalencia.
1. Sin reducir el nivel de protección a la vida, la salud humana y animal, así como la sanidad vegetal establecidos en su legislación y con el fin de facilitar el comercio de bienes, las Partes harán equivalentes, en el mayor grado posible, sus respectivas medidas sanitarias o fitosanitarias, tomando en cuenta las directrices y recomendaciones internacionales de normalización.

2. La Parte importadora aceptará una medida sanitaria o fitosanitaria establecida, adoptada, mantenida o aplicada por la Parte exportadora como equivalente a una propia, cuando ésta demuestre objetivamente con información científica y con métodos de evaluación de riesgo basados en normas internacionales convenidos por ellas, que esa medida alcanza el nivel adecuado de protección sanitaria o fitosanitaria requerido por la Parte importadora.

3. Cada Parte aceptará los resultados de los procedimientos de control sanitario y fitosanitario que se lleven a cabo en territorio de la otra Parte, siempre y cuando se ofrezcan garantías satisfactorias de que el bien cumple con las medidas sanitarias o fitosanitarias que se establezcan, adopten, mantengan o apliquen en el territorio de esa Parte.

4. De conformidad con el párrafo 3, se facilitará a la Parte importadora que lo solicite, el acceso para llevar a cabo los procedimientos de control o inspección pertinentes.

5. Al elaborar una medida sanitaria o fitosanitaria, cada Parte considerará las medidas sanitarias o fitosanitarias pertinentes, vigentes o propuestas de la otra Parte, con el objetivo de armonizarlas.

6. A solicitud de una de ellas, las Partes entablarán consultas encaminadas al reconocimiento de la equivalencia de medidas sanitarias o fitosanitarias concretas, con base en las normas, directrices o recomendaciones internacionales.
Artículo 5-06: Evaluación de riesgo y nivel adecuado de protección sanitaria y fitosanitaria.
1. Las Partes se asegurarán de que sus medidas sanitarias y fitosanitarias se basen en una evaluación, adecuada a las circunstancias, de los riesgos existentes para la vida, la salud humana y animal, así como para la preservación de la sanidad en los vegetales, tomando en cuenta las técnicas de evaluación de riesgo elaboradas por las organizaciones de normalización competentes acordadas por las Partes.

2. Al realizar una evaluación de riesgo sobre un bien, incluyendo los riesgos para aditivos alimentarios y contaminantes, las Partes tomarán en cuenta los siguientes factores:

a) la información científica y técnica disponible;

b) la existencia de plagas y enfermedades que deban tomarse en cuenta, incluidas la

existencia de zonas libres o de escasa prevalencia de plagas y enfermedades reconocidas

por las Partes;

c) la epidemiología de las enfermedades y plagas de riesgo;

d) los puntos críticos de control en los procesos de producción, manejo, empaque, embalaje y

transporte;

e) las condiciones ecológicas y otras condiciones ambientales que deban considerarse;

f) los métodos pertinentes de inspección, muestreo y prueba; y

g) las medidas cuarentenarias y tratamientos aplicables que satisfagan al país importador en

cuanto a la mitigación del riesgo.

3. En adición a lo dispuesto en el párrafo 2, al establecer el nivel adecuado de protección sanitaria y fitosanitaria, las Partes tendrán en cuenta el riesgo vinculado a la introducción, establecimiento y diseminación de una plaga o enfermedad; y al evaluar el riesgo tomarán también en cuenta, cuando sea pertinente, los siguientes factores económicos:

a) la pérdida de producción o de ventas en caso de entrada, establecimiento o diseminación

de una plaga o enfermedad;

b) los costos de control o erradicación de la plaga o de la enfermedad en su territorio; y

c) la relación costo-eficacia de otros posibles métodos para limitar el riesgo.

4. Sin perjuicio de lo dispuesto en los párrafos 2 y 3 y el literal c) del párrafo 2 del artículo 5-03, cuando una Parte lleve a cabo una evaluación de riesgo, y concluya que los conocimientos científicos u otra información disponible son insuficientes para completar la evaluación, podrá adoptar una medida sanitaria o fitosanitaria de manera provisional, siempre que la fundamente en la información pertinente disponible. Una vez que esa Parte cuente con la información suficiente para completar la evaluación de riesgo, las Partes acordarán un plazo para que se concluya la misma y, cuando proceda, modificará la medida sanitaria o fitosanitaria provisional.
Artículo 5-07: Adaptación a condiciones regionales y reconocimiento de zonas libres y zonas de escasa prevalencia de plagas o enfermedades.
1. Cada Parte adaptará sus medidas sanitarias o fitosanitarias vinculadas con la introducción, establecimiento o diseminación de una plaga o enfermedad, a las características sanitarias o fitosanitarias de la zona donde un bien, sujeto a tal medida, se produzca y a la zona, en su territorio, a que el bien sea destinado, tomando en cuenta cualquier condición pertinente, incluyendo las relativas a la carga y el transporte entre esas zonas. Al evaluar las características sanitarias o fitosanitarias de una zona, las Partes tendrán en cuenta, entre otros, el nivel de prevalencia de enfermedades o plagas específicas, la existencia de programas de erradicación o de control, y los criterios o directrices elaborados por las organizaciones competentes y acordados por las Partes.

2. Las Partes reconocerán, en particular, los conceptos de zonas libres y zonas de escasa prevalencia de plagas o enfermedades. La determinación de tales zonas se basará en factores como la situación geográfica, los ecosistemas, la vigilancia epidemiológica y la eficacia de los controles sanitarios o fitosanitarios.

3. La Parte que declare una zona libre de una determinada plaga o enfermedad en su territorio, deberá demostrar con información científica a la otra Parte dicha condición y otorgar la seguridad de que se mantendrá como tal, con base en las medidas de protección adoptadas por las autoridades responsables de los servicios sanitarios y fitosanitarios.

4. La Parte interesada en obtener el reconocimiento de una zona libre de alguna plaga o enfermedad deberá efectuar la solicitud y proveer la información científica y técnica correspondiente a la otra Parte.

5. La Parte que reciba la solicitud para el reconocimiento señalado en el párrafo 4, se pronunciará en un plazo acordado por las Partes, para lo cual podrá efectuar verificaciones en el territorio de la Parte exportadora para inspección, pruebas y otros procedimientos. En caso de no aceptación, señalará por escrito la fundamentación científica y técnica de su decisión.

6. Las Partes establecerán acuerdos sobre requisitos específicos cuyo cumplimiento permita a un bien producido en una zona de escasa prevalencia de plagas o enfermedades ser importado si logra el nivel adecuado de protección sanitaria o fitosanitaria.
Artículo 5-08: Procedimientos de control, inspección y aprobación.
1. Cada Parte iniciará y concluirá, cualquier procedimiento de control o inspección de la manera más expedita posible y comunicará a quien lo requiera, la duración prevista del trámite.

2. Cada Parte se asegurará que su autoridad responsable:

a) una vez recibida una solicitud, examine sin demora que la documentación esté completa e

informe al solicitante, de manera precisa y completa, sobre cualquier deficiencia;

b) tan pronto como sea posible, transmita al solicitante los resultados del procedimiento de

manera precisa y completa, de modo que éste pueda adoptar cualquier acción correctiva

necesaria;

c) cuando la solicitud presente deficiencias, siga el procedimiento hasta donde sea viable, si

así lo pide el solicitante, de acuerdo con los plazos establecidos e informe, a petición del

solicitante, sobre el estado de la solicitud y las razones de cualquier retraso;

d) limite a lo necesario la información que el solicitante deba presentar, para llevar a cabo el

procedimiento;

e) otorgue carácter confidencial o reservado a la información que se derive de la conducción

de los procedimientos para un bien de la otra Parte;

f) proteja los intereses comerciales legítimos del solicitante de conformidad con la legislación

vigente en cada Parte;

g) limite a lo necesario cualquier requisito respecto a especímenes individuales o muestras de

un bien;

h) por llevar a cabo el procedimiento, no cobre un derecho sobre un bien de la otra Parte, en

exceso del cobro sobre sus bienes;

i) seleccione adecuadamente la ubicación de las instalaciones en donde se lleve a cabo el

procedimiento, así como las muestras de bienes, de manera que no cause molestias

innecesarias a un solicitante o a su representante;

j) cuente con un mecanismo para revisar las reclamaciones relacionadas con la operación del

procedimiento y para adoptar medidas correctivas cuando una reclamación sea justificada;

y

k) cuando se modifiquen las especificaciones de un bien tras su control e inspección, con base

en la regulación aplicable, el procedimiento prescrito para el bien modificado se circunscriba

a lo necesario para determinar si existe la debida seguridad de que el bien sigue

ajustándose a la reglamentación de que se trate.

3. Cada Parte aplicará a sus procedimientos de aprobación las disposiciones pertinentes del párrafo 2.

4. Cuando la Parte importadora requiera llevar a cabo un procedimiento de control o inspección en la etapa de producción, la Parte exportadora adoptará, a solicitud de la Parte importadora, las medidas razonables de que disponga para facilitar acceso a su territorio y proporcionará la asistencia necesaria a la Parte importadora para la ejecución del procedimiento de control o inspección.

5. Para asegurar la inocuidad de los alimentos, cada Parte podrá establecer en sus procedimientos de aprobación y de acuerdo con sus reglamentos vigentes, requisitos de autorización para el uso de un aditivo alimentario o el establecimiento de un nivel de tolerancia para un contaminante en los mismos, antes de conceder el acceso a su mercado. Cuando esa Parte así lo requiera, podrá adoptar una norma, directriz o recomendación internacional pertinente, como base para conceder acceso a estos bienes, hasta que se tome una determinación definitiva.
Artículo 5-09: Notificación, publicación y suministro de información.
1. Cada Parte, al proponer la adopción o la modificación de una medida sanitaria o fitosanitaria en su territorio, y siempre que ésta pueda tener un efecto en el comercio de la otra Parte:

a) publicará un aviso y notificará por escrito a la otra Parte, por lo menos con 60 días de

anticipación, sobre su intención de adoptar o modificar esa medida, que no sea una ley, y

publicará y proporcionará a la otra Parte el texto completo de la medida propuesta; así

mismo, cuando sea posible identificará las disposiciones que se aparten sustancialmente de

las normas, directrices o recomendaciones internacionales pertinentes, de manera que

permita a las personas interesadas familiarizarse con la propuesta;

b) identificará los bienes a los que esa medida se aplicará, e incluirá una descripción del

objetivo y las razones para ésta; y

c) entregará una copia de la medida propuesta a cualquier persona interesada que así lo

solicite y, sin discriminación, permitirá a la otra Parte y a las personas interesadas hacer

comentarios por escrito y, previa solicitud, discuta y tome en cuenta los resultados de

dichas discusiones.

2. Cuando una Parte considere necesario hacer frente a un problema emergente relacionado con la protección sanitaria o fitosanitaria, podrá omitir cualquiera de los pasos establecidos en el párrafo 1, siempre que, una vez adoptada una medida sanitaria o fitosanitaria:
a) notifique inmediatamente a la otra Parte, de conformidad con los requisitos establecidos en

el literal b) del párrafo 1, incluyendo una breve descripción de la emergencia; y

b) entregue una copia de esa medida a la otra Parte o a las personas interesadas que así lo

soliciten y, sin discriminación, permita a la otra Parte y a las personas interesadas formular

comentarios por escrito y, previa solicitud, discuta y tome en cuenta los resultados de

dichas discusiones.

3. Cada Parte, excepto cuando sea necesario para hacer frente a un problema emergente señalado en el párrafo 2, determinará un período razonable entre la publicación de una medida sanitaria o fitosanitaria y la fecha de Entrada en vigor de la misma, con el fin de permitir que exista tiempo para que las personas interesadas se adapten a esa medida.

4. Cuando una Parte importadora niegue la entrada a su territorio a un bien de la Parte exportadora, debido a que no cumple con una medida sanitaria o fitosanitaria, le notificará por escrito en un plazo no mayor de siete días, una explicación, en la que identifique la medida correspondiente, así como las razones por las que el bien no cumple con esa medida.

5. Cada Parte designará a la autoridad responsable de la puesta en práctica en su territorio, de las disposiciones de notificación de este artículo, en un plazo no mayor a los 30 días posteriores a la Entrada en vigor de este Tratado.
Artículo 5-10: Centros de información.
1. Cada Parte asegurará que haya al menos un centro de información dentro de su territorio capaz de contestar a todas las preguntas y solicitudes razonables de la otra Parte y de las personas interesadas, así como de proveer la documentación pertinente en relación con:

a) cualquier medida sanitaria o fitosanitaria, propuesta, adoptada o mantenida en su territorio,

incluyendo los procedimientos de control o inspección, los procedimientos de aprobación,

los regímenes de producción y cuarentena, y los procedimientos relativos a las tolerancias

de plaguicidas;

b) los procesos de evaluación de riesgo y los factores que toma en consideración al llevar a

cabo esa evaluación y al establecer su nivel adecuado de protección sanitaria o

fitosanitaria; y

c) la membresía y participación en organismos y sistemas sanitarios y fitosanitarios

internacionales y regionales, y en acuerdos bilaterales y multilaterales dentro del ámbito de

este capítulo, así como sobre las disposiciones de esos organismos, sistemas y acuerdos, y

la ubicación de avisos publicados de conformidad con este capítulo, o en dónde puede ser

obtenida tal información.

2. Cuando una Parte designe más de un centro de información, notificará a la otra Parte sobre el ámbito de responsabilidades de cada uno de dichos centros.

3. Cada Parte se asegurará que, de conformidad con las disposiciones de este capítulo, cuando la otra Parte o personas interesadas soliciten copias de documentos, éstos se proporcionen al mismo precio que para su venta interna, más el costo de envío.
Artículo 5-11: Limitaciones al suministro de información.
Además lo dispuesto en el artículo 21-03, ninguna disposición de este capítulo se interpretará en el sentido de obligar a una Parte a proporcionar cualquier información confidencial cuya divulgación pueda lesionar intereses comerciales legítimos de una empresa.
Artículo 5-12: Comité de Medidas Sanitarias y Fitosanitarias.
1. Las Partes establecen el Comité de Medidas Sanitarias y Fitosanitarias, integrado por representantes de cada una de ellas, con responsabilidades en asuntos sanitarios y fitosanitarios. El plazo para su instalación no será mayor de 90 días a partir de la Entrada en vigor de este Tratado.

El comité dará seguimiento a la aplicación de las disposiciones de este capítulo, la consecución de sus objetivos y emitirá recomendaciones expeditas sobre problemas sanitarios y fitosanitarios específicos.

2. El comité:

a) establecerá las modalidades que considere adecuadas para la coordinación y solución de

los asuntos que se le remitan;

b) facilitará el comercio agropecuario entre las Partes propiciando el mejoramiento de las

condiciones sanitarias y fitosanitarias en el territorio de las Partes;

c) impulsará las actividades señaladas por las Partes, de acuerdo con los artículos 5-04, 5-05,

5-06, 5-07 y 5-15;

d) facilitará consultas sobre asuntos específicos en medidas sanitarias y fitosanitarias;

e) establecerá grupos de trabajo sobre salud animal, sanidad vegetal e inocuidad de los

alimentos, y determinará sus mandatos, objetivos y líneas de acción; y

f) se reunirá una vez al año, excepto que lo acuerde de otra manera e informará anualmente a

la Comisión sobre la aplicación de este capítulo.
Artículo 5-13: Cooperación Técnica.
1. Las Partes:

a) facilitarán la prestación de asesoría técnica, información y asistencia, en términos y

condiciones mutuamente acordados, para fortalecer sus medidas sanitarias y fitosanitarias,

así como sus actividades relacionadas, incluidas la investigación, tecnología de proceso,

infraestructura y el establecimiento de órganos reglamentarios nacionales. Esa asistencia

podrá incluir créditos, donaciones y fondos para la adquisición de destreza técnica,

capacitación y equipo que facilite el ajuste y cumplimiento de una medida sanitaria o

fitosanitaria de una Parte; y

b) proporcionarán información sobre sus programas de asistencia técnica relativos a medidas

sanitarias o fitosanitarias en áreas de interés particular.

2. Los gastos derivados de las actividades de asistencia técnica, estarán sujetos a la disponibilidad de fondos y prioridades en la materia para cada Parte. Los gastos que deriven de los procedimientos de control o inspección y aprobación serán sufragados por los interesados.
Artículo 5-14: Consultas técnicas.
1. Una Parte podrá solicitar consultas a la otra Parte sobre cualquier asunto relacionado con este capítulo.

2. Cuando una de las Partes solicite consultas concernientes a la aplicación de este capítulo respecto de una medida sanitaria o fitosanitaria de la otra Parte y así lo notifique al Comité de Medidas Sanitarias y Fitosanitarias, éste podrá facilitar las consultas. En caso de que no considere el asunto él mismo, lo remitirá a un grupo de trabajo ad-hoc o a otro foro, para asesoría o recomendación técnica no obligatoria.

3. Cada Parte podrá usar los buenos oficios de las organizaciones internacionales de normalización pertinentes, incluidas las mencionadas en el artículo 5-04, para asesoría y asistencia en asuntos sanitarios y fitosanitarios en el marco de sus respectivos mandatos.
Artículo 5-15: Solución de controversias.
1. Cuando una Parte considere que una medida sanitaria o fitosanitaria de la otra Parte se interpreta o aplica de manera incongruente con las disposiciones de este capítulo, tendrá la obligación de demostrar la incongruencia.

2. Cuando las Partes hayan recurrido a consultas conforme a los párrafos 1 y 2 del artículo 5-14, éstas constituirán las previstas en el artículo 20-05, si así lo acuerdan las Partes.

similar:

Capítulo V medidas Sanitarias y Fitosanitarias icon¿Qué problema persigue resolver el Acuerdo sobre Medidas Sanitarias...

Capítulo V medidas Sanitarias y Fitosanitarias iconManual de procedimiento para exportación, hacia países con exigencias...

Capítulo V medidas Sanitarias y Fitosanitarias iconCapítulo XI obligaciones de los contribuyentes y responsables Capítulo...

Capítulo V medidas Sanitarias y Fitosanitarias iconMedidas de almacenamiento y conversiones

Capítulo V medidas Sanitarias y Fitosanitarias iconCarta Abierta a los líderes políticos europeos y autoridades sanitarias Enero 2013

Capítulo V medidas Sanitarias y Fitosanitarias iconMedidas y Diseño del Trabajo

Capítulo V medidas Sanitarias y Fitosanitarias iconMedidas de tendencia central generales

Capítulo V medidas Sanitarias y Fitosanitarias iconTema 4: medidas de frecuencia de enfermedad

Capítulo V medidas Sanitarias y Fitosanitarias iconAprueban dos nuevas imágenes con advertencias sanitarias para envases...

Capítulo V medidas Sanitarias y Fitosanitarias iconErrores e incertidumbres en las medidas y los resultados




Todos los derechos reservados. Copyright © 2019
contactos
b.se-todo.com