Orden de 5 de agosto de 2008




descargar 297.39 Kb.
títuloOrden de 5 de agosto de 2008
página1/5
fecha de publicación23.10.2016
tamaño297.39 Kb.
tipoDocumentos
b.se-todo.com > Biología > Documentos
  1   2   3   4   5

EDUCACIÓN INFANTIL 4 AÑOS


guadiel

ANDALUCÍA


Propuesta
Pedagógica


4años



guadiel

Índice

1. Marco legal

2. Las competencias básicas en la educación infantil

3. Objetivos

3.1. Objetivos generales de etapa

3.2. Objetivos de las áreas

4. Contenidos

4.1. Secuenciación

4.2. Enseñanzas transversales

4.3. Organización

5. Metodología

5.1. Principios metodológicos

5.2. Lectoescritura

5.3. Adquisición de hábitos de autonomía

5.4. Materiales y recursos didácticos

6. Evaluación

6.1. Criterios de calificación

6.2. Procedimientos e instrumentos de evaluación

7. Relación familia-escuela.

8. Actividades complementarias y extraescolares

9. Valoración del ajuste entre la Programación Didáctica y los resultados

1. MARCO LEGAL

La Ley Orgánica 2/2006, de 3 de mayo, de Educación, dispone en su artículo 6.2 que el Gobierno fijará los aspectos básicos del currículo que constituyen las enseñanzas mínimas. Asimismo, la Ley 17/2007, de 10 de diciembre, de Educación de Andalucía, dedica su Capítulo II a la educación infantil y dispone en su artículo 42 que la Administración educativa establecerá el currículo de la etapa de educación infantil en Andalucía, sin menoscabo de los dispuesto para el segundo ciclo de la misma en el Real Decreto 1630/2006, de 29 de diciembre, por el que se establecen las enseñanzas mínimas del segundo ciclo de educación infantil. Se trata por tanto de complementar la normativa básica.

El desarrollo normativo en Andalucía se lleva a cabo mediante:

  • El Decreto 428/2008, de 29 de julio, por el que se establecen la ordenación y las enseñanzas correspondientes a la educación infantil en Andalucía.

  • La Orden de 5 de agosto de 2008, por la que se desarrolla el Currículo correspondiente a la Educación Infantil en Andalucía.

  • La Orden de 29 de diciembre de 2008, por la que se establece la ordenación de la evaluación en la Educación Infantil en la Comunidad Autónoma de Andalucía.

2. LAS COMPETENCIAS BÁSICAS EN LA EDUCACIÓN INFANTIL

Según el Decreto 428/2008, de 29 de julio, los objetivos, contenidos, orientaciones metodológicas y criterios de evaluación que componen el currículo para cada una de las áreas de educación infantil para segundo ciclo, son los establecidos en el Anexo del Real Decreto 1630/2006, de 29 de diciembre, por el que se establecen las enseñanzas mínimas del segundo ciclo de Educación Infantil y el Anexo de la Orden de 5 de agosto de 2008 que establece las enseñanzas propias de la Comunidad Autónoma de Andalucía.

Si bien es claro que en la educación infantil las competencias básicas no son prescriptivas y no son componentes curriculares —por no tratarse de educación obligatoria—, sí podemos apreciar que las competencias básicas impregnarán las propuestas didácticas y las orientaciones metodológicas de esta etapa educativa puesto que en esta etapa educativa se sientan las bases para el desarrollo personal y social y se integran aprendizajes que están en la base del posterior desarrollo de competencias que se consideran básicas para todo el alumnado.

Por tanto, aunque no se habla expresamente de competencias básicas para educación infantil, sí podríamos establecer una relación entre los elementos del currículo de la educación infantil y las competencias básicas que se trabajarán en las posteriores etapas educativas.

Podemos observar, por ejemplo, en los objetivos generales de la educación infantil, las siguientes relaciones con las competencias básicas:

OBJETIVOS GENERALES EI

COMPETENCIAS BÁSICAS

a) Construir su propia identidad e ir formándose una imagen positiva y ajustada de sí mismo, tomando gradualmente conciencia de sus emociones y sentimientos a través del conocimiento y valoración de las características propias, sus posibilidades y límites.

- Autonomía e iniciativa personal.

- Competencia para aprender a aprender


b) Adquirir autonomía en la realización de sus actividades habituales y en la práctica de hábitos básicos de salud y bienestar y desarrollar su capacidad de iniciativa.

- Autonomía e iniciativa personal.

- Competencia en el conocimiento y la interacción con el mundo físico.

c) Establecer relaciones sociales satisfactorias en ámbitos cada vez más amplios, teniendo en cuenta las emociones, sentimientos y puntos de vista de los demás, así como adquirir gradualmente pautas de convivencia y estrategias en la resolución pacífica de conflictos.

- Competencia social y ciudadana.

- Autonomía e iniciativa personal.

d) Observar y explorar su entorno físico, natural, social y cultural, generando interpretaciones de algunos fenómenos y hechos significativos para conocer y comprender la realidad y participar en ella de forma crítica.

- Competencia en el conocimiento y la interacción con el mundo físico.

- Competencia para aprender a aprender.

e) Comprender y representar algunas nociones y relacio­nes lógicas y matemáticas referidas a situaciones de la vida cotidiana, acercándose a estrategias de resolución de problemas.

- Competencia matemática.

- Competencia para aprender a aprender.

f) Representar aspectos de la realidad vivida o imaginada de forma cada vez más personal y ajustada a los distintos con­textos y situaciones, desarrollando competencias comunicativas en diferentes lenguajes y formas de expresión.

- Competencia en comunicación lingüística.

- Competencia cultural y artística.

- Tratamiento de la información y competencia digital.

g) Utilizar el lenguaje oral de forma cada vez más adecuada a las diferentes situaciones de comunicación para comprender y ser comprendido por los otros.

- Competencia en comunicación lingüística.

- Competencia social y ciudadana.

3. OBJETIVOS

Los objetivos se entienden como las intenciones educativas, las metas que guían el proceso de enseñanza para la consecución de los aprendizajes. Expresan las capacidades que se pretende que los niños y niñas vayan desarrollando como consecuencia de la intervención educativa.

3.1. Objetivos generales de etapa

Los objetivos generales para la etapa de la educación infantil son además de los establecidos en el artículo 13 de la Ley Orgánica 2/2006, de 3 de mayo, de Educación, los expresados en el artículo 4 del Decreto 428/2008, de 29 de julio, por el que se establece la ordenación y las enseñanzas correspondientes a la educación infantil en Andalucía y desarrollados en el anexo de la Orden de 5 de agosto de 2008.

La educación infantil contribuirá a desarrollar en los niños y niñas las capacidades que le permitan:

a) Construir su propia identidad e ir formándose una imagen positiva y ajustada de sí mismo, tomando gradualmente conciencia de sus emociones y sentimientos a través del conocimiento y valoración de las características propias, sus posibilidades y límites.

El niño y la niña vive y toma conciencia de que es una persona diferente. De forma paulatina, irá descubriendo sus necesidades, intereses, gustos y posibilidades; irá consolidándose como ser único, individual y permanente. Este proceso de identificación y diferenciación es paralelo y simultáneo al descubrimiento del otro.

Tener una imagen positiva y ajustada de sí mismo supone que, aun tomando conciencia de las propias dificultades, carencias o limitaciones prevalece la confianza en uno mismo, en los recursos propios y posibilidades. Una imagen de sí mismo positiva y ajustada constituye la base de la seguridad en sí mismo, así como el fundamento de la iniciativa y la participación social creativa, aceptando la pluralidad y las diferencias individuales, sociales y culturales.

Para el logro de este objetivo, los docentes deben generar un ambiente de confianza y seguridad afectiva y tener expectativas positivas acerca de las competencias potenciales de los niños y las niñas, que les ayuden a sentirse personas aceptadas, a sentir que su tutor o tutora tiene confianza en sus capacidades, que reconoce sus deseos, sus peculiaridades y posibilidades de expresión y actuación. De esta manera podrán ir diferenciándose de los objetos y de las demás personas, afirmándose frente a los otros y asumiendo formas particulares de sentir y de pensar, construyendo así su identidad existencial, personal y sexual, sin discriminación.

b) Adquirir autonomía en la realización de sus actividades habituales y en la práctica de hábitos básicos de salud y bienestar y desarrollar su capacidad de iniciativa.

La relación del niño y la niña con la persona adulta que, al principio, es de dependencia, va evolucionando y cambiando cualitativamente a lo largo de su crecimiento, participando paulatinamente tanto en la satisfacción cada vez más autónoma de sus necesidades básicas, como en la gestión y organización de su propia actividad.

La escuela de educación infantil ha de promover un ambiente físico y relacional que apoye la adquisición paulatina de la autonomía física, moral e intelectual. Garantizar el respeto a la individualidad de todos y cada uno de los niños y niñas que conforman el grupo, es base para propiciar la ayuda y el apoyo necesario que cada cual requiere.

c) Establecer relaciones sociales satisfactorias en ámbitos cada vez más amplios, teniendo en cuenta las emociones, sentimientos y puntos de vista de los demás, así como adquirir gradualmente pautas de convivencia y estrategias en la resolución pacífica de conflictos.

En estas edades el centro educativo contribuye, de manera fundamental, a la ampliación de sus relaciones. El descubrimiento de los otros y la participación activa en el grupo es un camino a recorrer.

Ir ampliando y diversificando sus relaciones, aprender los procedimientos de participación y resolución de los conflictos surgidos en dichas relaciones, coordinar sus intereses y puntos de vista con los de los otros y establecer actitudes de cooperación y de valoración de la vida de grupo, son logros que necesitan de un marco educativo que considere la individualidad dentro del grupo, que ayude a descubrir y a expresar los afectos, y que considere los conflictos como procesos generados por la búsqueda de necesidades personales, que pueden ser tratados como instrumentos de cambio, crecimiento y aprendizaje. Todo ello en un ambiente que propicie diversas posibilidades de agrupamiento, en pequeños grupos, en parejas, en grandes grupos o de forma individual, y promueva la actitud critica.

d) Observar y explorar su entorno físico, natural, social y cultural, generando interpretaciones de algunos fenómenos y hechos significativos para conocer y comprender la realidad y participar en ella de forma crítica.

La incorporación a la escuela infantil de los niños y las niñas en esta etapa educativa va a suponer entrar en contacto con una realidad cada vez más amplia y diversa, multiplicándose las oportunidades de interaccionar con lo que le rodea. Se contribuirá, de esta forma, a la toma de conciencia progresiva de los niños y las niñas del medio en el que transcurre nuestra vida y de la cual formamos parte.

Las distintas situaciones vividas y las múltiples experiencias que la escuela les procura les irán revelando las dimensiones que el entorno presenta: física, natural, social y afectiva, cultural, etc, promoviendo la observación, la exploración, la experimentación, la investigación de esas realidades y los llevará a desear participar en ellas. Con este objetivo se pretende, por tanto, intensificar y potenciar el interés infantil por el entorno así como estimular la disposición activa hacia su conocimiento.

La intencionalidad de este objetivo es que niñas y niños conozcan el entorno y disfruten de su relación con los elementos del mismo. Conocer es interpretar la realidad, otorgarle significado, por lo que ayudar a los niños y niñas a generar estas competencias requiere que la escuela propicie la reflexión infantil sobre ella. No basta, por tanto, con mostrarles lo que hay alrededor y ofrecerlo a su percepción esperando respuestas a estímulos sensoriales, exige que los niños y niñas pongan palabras a sus acciones, conjeturen, formulen ideas, avancen interpretaciones, establezcan relaciones de causa y efecto. Así conocerán, comprenderán y podrán intervenir adecuada y constructivamente en el mundo al que pertenecen.

e) Comprender y representar algunas nociones y relaciones lógicas y matemáticas referidas a situaciones de la vida cotidiana, acercándose a estrategias de resolución de problemas.

Con este objetivo se pretende contribuir a que niñas y niños desarrollen las habilidades lógicas y el conocimiento matemático que están generando al interaccionar con los elementos del medio e intervenir, de manera reflexiva, en acciones y situaciones que se les van presentando en su cotidianidad.

El acercamiento comprensivo a las nociones y relaciones lógicas y matemáticas que pueden establecerse entre los elementos de la realidad, no debe tener carácter académico, sino fruto de la indagación exploratoria que niñas y niños realizan sobre los elementos y situaciones del entorno. Las bases del pensamiento matemático que con este objetivo pretenden sentarse derivarán, pues, de la acción y la reflexión infantil.

La utilización gradual de símbolos y códigos matemáticos, convencionales o no, mediante los que niñas y niños representan algunas propiedades de los objetos y de las colecciones así como las relaciones que entre éstos pueden establecerse y el acercamiento a los usos sociales del sistema de numeración, forman parte, así mismo, de la interpretación de este objetivo.

Debe contribuirse, igualmente, a que los niños y las niñas constaten la existencia en nuestras vidas de situaciones con interrogantes o incógnitas cuya resolución exige la reflexión sobre ellas y la aplicación de esquemas de pensamiento. El acercamiento a la resolución de problemas propios del contexto en el que se vive, descubriendo y utilizando algunas de las estrategias que para ello podemos emplear, es otra de las intencionalidades que se pretenden.

f) Representar aspectos de la realidad vivida o imaginada de forma cada vez más personal y ajustada a los distintos contextos y situaciones, desarrollando competencias comunicativas en diferentes lenguajes y formas de expresión.

Los niños y las niñas desde edades muy tempranas utilizan distintos lenguajes y formas de expresión para comunicar, representar e interpretar experiencias personales. Los utilizan de una manera particular y creativa que está relacionada con su conocimiento e interpretación de la realidad, y con la conceptualización y dominio que tengan de los sistemas de simbolización y técnicas requeridas en los distintos lenguajes, en cada momento de su proceso de aprendizaje.

Es conveniente generar situaciones educativas que promuevan la utilización de las distintas formas de expresión y representación en un clima de aceptación que facilite la expresión personal, libre y creativa, utilizándolas gradualmente de manera cada vez más ajustada y adecuada a las necesidades y contextos comunicativos.

La escuela de educación infantil facilitará la participación en las formas de expresión propias de su cultura y el acceso a las manifestaciones más significativas de ésta, su conocimiento y valoración.

Asimismo, promoverá un acercamiento al conocimiento y la reflexión crítica sobre los medios audiovisuales y las tecnologías de la información y comunicación.
  1   2   3   4   5

similar:

Orden de 5 de agosto de 2008 iconNoticiero genetico segehu nº 12 Agosto de 2008

Orden de 5 de agosto de 2008 iconAño II quito, Viernes 22 de Agosto del 2008 Nº 409

Orden de 5 de agosto de 2008 iconConclusiones de Evento en el Congreso de la República – 20 de agosto de 2008
«desconoce otro valor jurídico, que es la garantía constitucional de que, precisamente, tales derechos constituyen un límite al poder...

Orden de 5 de agosto de 2008 iconBoletín oficial del estado (boe) de 17 -6 -2008. Plazo de presentación: 7-7-2008. Rf: 14298

Orden de 5 de agosto de 2008 iconEscribir, con orden, coherencia

Orden de 5 de agosto de 2008 iconDelitos contra el orden economico

Orden de 5 de agosto de 2008 iconEl orden agrícola mundial y la sustentabilidad tecnológica

Orden de 5 de agosto de 2008 iconLas ciudades y la importancia del orden

Orden de 5 de agosto de 2008 icon1. “Cuales son las fases de la mitosis y en que orden”

Orden de 5 de agosto de 2008 iconTransgénicos: El “nuevo orden” alimentario mundial y las “patentes” sobre la vida




Todos los derechos reservados. Copyright © 2019
contactos
b.se-todo.com