Manual de bioseguridad




descargar 162.58 Kb.
títuloManual de bioseguridad
página1/4
fecha de publicación23.10.2016
tamaño162.58 Kb.
tipoManual
b.se-todo.com > Biología > Manual
  1   2   3   4







MANUAL DE BIOSEGURIDAD

Elaborado Por:

xxxx

PROFESIONAL EN SALUD OCUPACIONAL

CLÌNICA xxxx

xxxxx


INTRODUCCION



La Salud Ocupacional tiene como objetivo propender por el mejoramiento de las condiciones de vida y salud integral de los trabajadores, protegiéndolos de los riesgos relacionados con agentes físicos, químicos, biológicos, psicosociales, ergonómicos, locativos, físico químico, mecánico, eléctrico y otros derivados de la organización laboral, mediante la eliminación o control de estos factores de riesgo.
En el ambiente hospitalario los trabajadores están expuestos a los factores anteriormente descritos entre los cuales, los biológicos ocupan especial atención por la diversidad de agentes etiológicos presentes en el ambiente laboral y por la gravedad del daño que pueda causar a la salud; estos agentes como: bacterias, virus y hongos, podrían causar mediante un accidente de trabajo por la exposición crónica, enfermedades profesiones en medida prevenibles; tal es el caso de la hepatitis y virus de inmunodeficiencia humana VIH.

En este documento se pretende describir las normas de bioseguridad que se deben tener en cuenta para la atención de pacientes y en el desarrollo de actividades que involucren el factor de riesgo Biológico.

1. MARCO CONCEPTUAL DE BIOSEGURIDAD
BIOSEGURIDAD
Se define como el conjunto de medidas preventivas, destinadas a mantener el control de factores de riesgo ocupacionales procedentes de agentes biológicos, físicos o químicos, logrando la prevención de impactos nocivos, asegurando que el desarrollo o producto final de dichos procedimientos no atenten contra la salud y seguridad de trabajadores de la salud, pacientes, visitantes y el medio ambiente.

SISTEMA DE PRECAUCIONES UNIVERSALES.
El Centro de Control de Enfermedades de Atlanta, en el año de 1987 en compañía de un grupo de expertos desarrollaron guías para prevenir la transmisión y controlar la infección del VIH y de otros patógenos provenientes de la sangre hacia los trabajadores de la salud y sus pacientes. En el cual se recomendó que todas las Instituciones de Salud adoptaran una política de control de la infección, que denominaron “Precauciones Universales”.
Se entiende como precauciones Universales al conjunto de técnicas y procedimientos destinados a proteger al personal que conforma el equipo de la salud de la posible infección con ciertos agentes, principalmente Virus de la Inmunodeficiencia Humana, Virus de la Hepatitis B y C, entre otros, durante las actividades de atención a pacientes durante el trabajo con sus fluidos o tejidos corporales.
Las precauciones universales parten del siguiente principio:
todos los pacientes y sus fluidos corporales independientemente del diagnóstico de ingreso o motivo por el cual haya entrado al hospital o clínica, deberán ser considerados como potencialmente infectantes y se debe tomar las precauciones necesarias para prevenir que ocurra la transmisión”1

LIQUIDOS DE PRECAUCIÓN UNIVERSAL.

Los líquidos que se consideran como potencialmente infectantes son:


  • Sangre.

  • Semen

  • Secreción vaginal

  • Leche materna

  • Líquido cefalorraquídeo

  • Líquido sinovial

  • Líquido pleural

  • Líquido amniótico

  • Líquido peritoneal

  • Líquido pericárdico

  • Cualquier otro líquido contaminado con sangre.



ASEPSIA


Son todos los principios de manejo previo en el consultorio y al personal de odontología al igual que en cualquier campo de salud, con miras a prevenir la contaminación y la infección. Es el conjunto de medidas preventivas en el manejo de pacientes en las consultas a todo nivel. No solo incluye la limpieza y desinfección sino la selección del equipo a esterilizar por los diferentes mecanismos de acuerdo con su naturaleza.
Lo anterior nos indica que hay un alto riesgo de contraer enfermedades infectocontagiosas, no sólo para el odontólogo, si no para todas las personas que se encuentran laborando en el mismo lugar de la atención, como auxiliares, servicios generales, mantenimiento entre otros; lo cual se debe crear conciencia sobre el adecuado manejo de normas de bioseguridad, de todos los medios que se utilizan para la atención odontológica.
INFECCIÓN CRUZADA.

Se puede definir como la transmisión de agentes infecciosos entre pacientes y el personal que los maneja clínicamente. La transmisión puede resultar del contacto persona-persona o a través de objetos contaminados con los fluidos del paciente (Sangre, saliva).
Para que se presente la transmisión persona- persona se requiere:


  1. Una fuente de la infección (Pacientes que activamente están sufriendo una infección o son portadores sanos)




  1. Un vehículo de transmisión (Sangre, gotas de saliva, instrumentos que han estado en contacto con los tejidos o fluidos del paciente).




  1. Una ruta de transmisión (Contacto directo con lesiones infecciosas, saliva infectada o sangre. Transmisión indirecta de microorganismos de objetos intermedios contaminados; salpicaduras de sangre o secreciones nasofaríngeas sobre mucosas intactas o laceradas, aerosolización o transferencia por los aditamententos que producen el aire, lo dispersan o ambas). (Cottone 1991).


LIMPIEZA, DESINFECCIÓN Y ESTERILIZACIÓN
Es necesario utilizar constantemente medios para la adecuada limpieza, desinfección y esterilización, logrando eliminar todos los microorganismos que afectan la salud de la persona, previniendo el contagio de enfermedades infecciosas.
La limpieza es la remoción física de residuos y que debe hacerse siempre previo a cualquier otro procedimiento de desinfección o esterilización a seguir, ya que disminuye inicialmente el número de patógenos, remueve material orgánico tal como sangre y restos de tejidos; también se le define como pre-esterilización o pre-desinfección.
El proceso de desinfección varia según la resistencia a los agentes químicos puesto que existen endosporas bacterianas que son altamente resistentes a la destrucción por los desinfectantes químicos, mientras por otro lado están los agentes que son fácilmente destruidos por la acción de los agentes químicos, estos incluyen bacterias vegetales y virus como los del Sida y la Hepatitis B.
Se han definido tres niveles de desinfección:
1. Nivel de desinfección alto durante el cual se pueden eliminar la mayoría, aunque no todas las bacterias ni esporas. Se lleva a cabo por la utilización de un desinfectante debidamente registrado

(Para la protección al medio Ambiente deberán ser biodegradables) como esterilizante en un tiempo menor a la esterilización.


  1. Nivel de desinfección entre intermedio y leve: Cuyo parámetro de medida esta dado por la destrucción microbacterium tuberculosis. Elimina los virus del Sida y la Hepatitis B pero no elimina esporas bacterianas.




  1. Nivel de desinfección bajo destruye la mayoría de las bacterias, algunos hongos y virus, no elimina esporas bacterianas ni virus micro bacterias.

INDICADORES PARA LA DESINFECCIÓN.
Cuando un instrumento de trabajo o una superficie que ha estado en contacto con el paciente no se pueden esterilizar, debe desinfectarse. La efectividad de este procedimiento depende de muchos factores, entre otros del tipo y número de microorganismos, la concentración y el tiempo permanencia del agente desinfectante y la cantidad de residuos orgánicos presentes.
Los llamamos elementos o aditamentos no críticos los cuales normalmente no penetran las mucosas pero están expuestos a las salpicaduras de la saliva, sangre o que son tocados por las manos contaminadas.
PROPIEDADES IDEALES DE LOS DESINFECTANTES.
Se dice que todo buen desinfectante debe tener un amplio espectro antimicrobiano, rápida acción, eliminación, buena penetrabilidad, baja toxicidad, actividad residual niveles bajos de corrosión, inodoro y económico (OSHA´S, 1991).
Al hablar de espectro antimicrobiano es importante la propiedad que tenga de ser virucida tanto para los virus lipofílicos e hidrofilicos (Sida y Hepatitis B).

CLASIFICACIÓN DE LOS DESINFECTANTES.
HALOGENOS:

Incluyen el YODO y el CLORO. El primero es muy buen antiséptico. Destruye los microorganismos por ionidación de proteínas y la formación de sales protéticas lo que hace que se presente su efecto colateral más desagradable que es el poder irritativo en la piel, corrosión de los metales, manchas superficiales y poder alergénico. Por ello nacieros los idoforos con disminución de los efectos colaterales que contienen yodo y un vehículo como el polivilnilpirrolidona.
El hipoclorito de sodio es bien conocido como desinfectante y tienen sus usos domésticos comunes como el blanqueador, actúa inicialmente como un oxidante al destruir los microorganismos. No siempre es de primera elección por su gran irritabilidad a los tejidos y sus altos niveles de corrosión. Es efectivo contra el virus de la Hepatitis B, pero no contra el bacilo de la tuberculosis. Para desinfección en odontología debe prepararse diluido en agua en proporción 1: 5.

ALCOHOLES.
Han sido ampliamente utilizados en odontología para la desinfección de instrumental y de superficies. Son ineficaces en presencia de saliva y sangre. Se evaporan rápidamente de las superficies lo que impide que permanezca para realizar efecto alguno; no tienen efecto sobre esporas bacterianas, virus u hongos por lo tanto no se recomiendan para limpieza y desinfección.
GLUTARALDEHÍDOS.
Son muy eficaces contra un amplio espectro de microorganismos, puede ser usado en desinfección de instrumental como en la desinfección de superficies. Son muy buenos por su penetrabilidad en las proteínas, pero son grandes alérgenos, pueden oxidar algunas superficies o elementos metálicos y producen gran irritabilidad en la piel, además de que su troxicidad en ambientes cerrados es muy alta.
DETERGENTES.
Pueden ser anionicos o catiónicos; su mayor beneficio parece estar en su limpieza mecánica; dentro de ellos el cloruro de benzalconio ha sido ampliamente utilizado como solución de esterilización en frío, pero no son efectivos contra el bacilo tuberculoso, virus o esporas bacterianas, por lo tanto son inadecuadas como soluciones esterilizantes.

ESTERILIZACIÓN.
La esterilización es el paso más importante dentro de un programa de control de infecciones y se define como la destrucción o remoción de todas las formas de microorganismos y desechos orgánicos dentro de los que se incluye destrucción de hongos, bacterias, virus y esporas de todas las especies.
La esterilización puede hacerse de la siguiente manera:


  • Por calor seco.

  • Por calor húmedo a presión (Autoclave)

  • Por vapores químicos insaturados (quemiclave)



Cada uno de este procedimiento tiene características especiales, ventajas y desventajas que se presentan a continuación:
CARACTERISTICAS DE LA ESTERILIZACIÓN CON AUTOCLAVE.
Temperatura a utilizar: 121 grados centígrados, a una presión de 15 libras, para un tiempo de esterilización 15 a 20 minutos. El instrumental debe ir empacado en materiales que permitan que el vapor penetre libremente como papel, plástico para autoclave o muselina quirúrgica. No se deben utilizar recipientes de metal o de vidrio que haya necesidad de cubrir o cerrar. Es útil en la esterilización de piezas de mano.
Es un buen método de esterilización que gasta muy corto tiempo, con buena penetración, permite esterilizar buena cantidad de instrumentos al tiempo si que se dañen. Pero tiene la desventaja de que los instrumentos de acero de carbono pueden corroerse si no están protegidos al igual que los elementos que tienen corte como las fresas y curetas.
La esterilización en CALOR SECO, tienen dos opciones. Si la temperatura es de 160 grados centígrados, el tiempo requerido de esterilización es de dos horas; pero si aumentamos la temperatura a 170 grados se disminuye el tiempo a una hora.
Para éste procedimiento el instrumental también debe empacarse teniendo en cuenta el tipo de material a utilizar par que no se destruya con la temperatura; se acepta papel, papel de aluminio, cubetas de aluminio, muselina quirúrgica; no se debe utilizar bolsas plásticas.
Es una técnica para esterilización de instrumentos de metal y espejos, además de que no daña el corte del instrumental ni lo oxida. Desafortunadamente es una técnica que en muchas ocasiones con respecto al procedimiento es demorada (una o dos horas) y puede destruir el instrumental no resistente al calor.
La esterilización por vapor químico insaturado (quemiclave) requiere una temperatura de 131 grados centígrados y una presión de 20 libras durante 30 minutos. Para empaque que se deben utilizar materiales que permitan el paso de los vapores químicos y que además no interactúen con él; no se deben utilizar cubetas metálicas lisas ni recipientes cerrados.
Es una buena técnica que tiene la ventaja del corto tiempo de esterilización, no oxida ni daña el corte de los instrumentos; permite la esterilización de instrumental de ortodoncia. Tiene desventaja de que es dispendiosa en el sentido que antes de llevar los instrumentos a esterilizar se deben secar completamente, puede destruir ciertos tipos de plástico el olor puede ser molesto en recintos cerrados.
Las sustancias químicas utilizadas para ese tipo de esterilización constituyen por una mezcla de alcoholes, formaldehido, acetona y agua.
BARRERAS DE PROTECCIÓN
Las personas que se encuentran directa o indirectamente relacionadas con la atención a pacientes, como se dijo anteriormente se encuentra expuesta a una gran variedad de microorganismos en la sangre y saliva de los pacientes, que pueden desencadenar enfermedades infecciosas tales como neumonía, tuberculosis, faringitis, sida, hepatitis B, entre otras, por lo anterior en toda atención de pacientes se debe tener un control de estos riesgos. Las barreras de protección ayudan a minimizar el riesgo de contagio, ya que este protege alguna parte del cuerpo susceptible a contaminación por estos microorganismos.
Aunque en la historia clínica se anotan datos personales del paciente, no todos pueden identificarse si presenta algunas de estas enfermedades, por lo tanto cada paciente que sea atendido debe considerarse como un infeccioso potencial, y se deberán tomar todas las medidas preventivas necesarias para tener una bioseguridad excelente y protección de vida.
Seguidamente se mostraran cuales son los medios más utilizados en la atención de pacientes:
Guantes:

Los guantes deben ser utilizados para prevenir contacto de la piel con sangre, saliva o membranas mucosas, deben ser y usados cuando se tocan punto o superficies que pueden ser contaminadas con sangre, fluidos corporales o secreciones. Después del contacto con el paciente las manos deben ser lavadas y reenguantadas con nuevos guantes por desinfección entre pacientes. Se deben botar los guantes que estén rotos o punzados.

Delantal:

La bata se utiliza rutinariamente para prevenir la exposición de la piel cuando contacte con sangre u otros fluidos corporales, las batas, los vestidos de laboratorio con mangas largas, cuellos altos que protejan al usuario del contacto con estos fluidos.
El gorro:

Promueven una barrera efectiva son recomendados durante los procedimientos dentales y resultan efectivos en la salpicación con sangre u otros fluidos.

Tapabocas:

Los tapabocas deben ser usados para proteger la cara, la mucosa oral y la mucosa nasal de contacto con sangre y saliva.

Gafas Protectoras:

Estas gafas deberán proteger los ojos contacto de aerosoles de sangre y saliva.
Los ojos son susceptibles a heridas físicas y microbianas, debido a su vascularización limitada y bajas capacidades inmunes. Gotas aerosolizadas que contienen contaminantes microbianas pueden permitir el desarrollo de conjuntivitis que puede alejar 1 o 2 semanas al odontólogo.
Las gafas de seguridad son hechas de plástico, tienen baja resistencia al calor y a la sustancia química.
Las gafas también pueden convertirse en contaminantes cruzados si son usadas en la atención de pacientes diferentes, sin que se tenga la desinfección correspondiente. La mejor desinfección es con glutaraldehido alcalino al 2% en solución.
CUIDADO DE LAS MANOS.
El cuidado de las manos se debe realizar para evitar que se produzcan heridas durante algún procedimiento.
Todos los elementos deben estar previamente estériles y ser manejados cuidadosamente.
Lavarse las manos con solución antimicrobiana antes de colocarse los guantes y al comienzo del día.
Se deben secar las manos con toallas desechables para evitar la contaminación cruzada en la atención entre pacientes.
LAVADO DE MANOS
Definición y objetivos:

Es el método más eficiente para disminuir el traspaso de material infectante de un individuo a otro y cuyo propósito es la reducción continua de la flora residente y desaparición de la flora transitoria de la piel. Se considera que la disminución o muerte de ésta es suficiente para prevenir las infecciones hospi­talarias cruzadas.
El lavado de manos elimina la mayor parte de los contaminantes patógenos y la higiene con agua y jabón es suficiente en la mayoría de los casos.

Indicaciones del Lavado de Manos:

  • Al ingresar al Area de trabajo y al retirarse del mismo   (lavado corto). Excepción: Salas de Neonatología e inmune comprometidos (lavado mediano)

  • Antes y después de tomar contacto con el paciente o sus elementos (cambio de drenajes, bolsas colectoras, sueros, medicación, ropa de cama, inyectables, control de signos vitales)   (lavado corto)

  • Al terminar el turno en el lugar de trabajo   (lavado corto)

  • Al tocar zonas anatómicas del cuerpo   (lavado corto)

  • Antes y después de ingerir líquidos y alimentos   (lavado corto)

  • Después de usar los sanitarios.   (lavado corto)

  • Al finalizar la jornada laboral   (lavado corto)

  • Después de estornudar, toser, tocarse la cara, arreglarse el cabello ­(lavado corto)

  • Antes de preparar medicación o hidrataciones parenterales   (lavado mediano)

  • Antes y después de realizar procedimientos invasivos   (lavado mediano)

  • Antes y después de curar heridas   (lavado mediano)

  • Antes de efectuar cualquier procedimiento quirúrgico   (lavado largo quirúrgico)

  • Atención de Neonatos   (lavado mediano)


Tipo de Lavado de Manos:
Se clasifica de acuerdo al tiempo de contacto del jabón con las manos:

PROCEDIMIENTO


LAVADO CORTO

LAVADO MEDIANO

LAVADO LARGO

(Clínico)




(Quirúrgico)

15 segundos de contacto con el jabón neutro líquido

2 minutos de exposición al jabón líquido antiséptico Cap. 2

minutos de contacto al jabón líquido antiséptico Cap. 2

1 – Retirar los accesorios de las manos: reloj, anillos cintas, pulseras

1. Idem

1. ídem

2  Abrir los grifos (en el caso que no sean automáticos) y regular la temperatura del agua.

2. Idem

2. Idem

3  Mojar las manos y las muñecas

3. Mojar las manos, muñecas y antebrazos.

3. Mojar manos, muñecas y antebrazos.

4  Colocar jabón y friccionar las manos durante 15 segundos (contar hasta 3O).

4. Colocar jabón y friccionar las manos durante 2 minutos (contar hasta 12O)

4. Friccionar las manos hasta los codos, en forma sistemática durante 5 minutos cepillar las unas y friccionar con esponja descartable la piel. Este paso puede dividirse en 2 etapas de 2 minutos y medio c/u, repitiéndola è intercalando en el medio el enjuague de las manos hasta los codos.

5  Enjuagar las manos

5. Idem

5. Escurrir sin juntar las manos. No sacudirlas

6  Secar con toallas descartables desde los dedos.

6. Idem

6. Secar con toallas estériles, individual y un solo uso, descartar toallas

7  Cerrar los grifos con la última toalla del secado

7. Ídem

7. Mantener las manos hacia arriba




8. De no usar jabón antiséptico, efectuar los pasos del 1 al 5 con jabón neutro final con alcohol iodado y alcohol de 70º

8. Lavado y enjuagado con alcohol iodado o alcohol de 70º.



MANEJO DE DESECHOS Y BASURAS.
Los sobrantes, desechos, material contaminado, gasas usadas, agujas y en fin todo material que no se esteriliza o desinfecta y que se desecha y se constituye en una bomba de tiempo puede generar epidemias. El manejo de las basura en nuestro país ha sido siempre un dolor de cabeza para los gobernantes de turno y creemos que en este momento debería despertar casi una emergencia sanitaria en todas la ciudades y poblaciones del país, No es un secreto la existencia y modo de trabajo de los recicladores de basuras mal llamados “basuriegos” quienes acceden a las canecas de la basura para tomar de ellas materiales plásticos, latas o papel, lógicamente durante su manipulación ellos entran en contacto con los materiales que han sido dejados allí por odontólogos o profesionales afines lo que quiere decir que las personas que en este momento que están realizando con la mayor facilidad la contaminación cruzada son éstas personas. En grandes ciudades colombianas el auge del centro médico odontológico debería haber permitido la generación de mecanismos de control y manejo de las basuras y de los desperdicios de los consultorios (gasas, agujas, materiales de impresión, dientes estriados, restos de tejidos de cirugía etc), pero esto no ha sucedido. No hay centros de esterilización ni cremación de la basura, ella simplemente pasa a formar parte de los grandes cumulos de basura de los botadores o los rellenos sanitarios en el mejor de los casos.
Es dramáticamente URGENTE que todas las personas, comunidades, instituciones y grupos sociales emprendan una verdadera campaña de adecuado manejo de las basuras si no queremos que se genere un caos social mucho mayor del que ya vivimos.
La basura debe ser clasificada de acuerdo a diferentes tipos.
Desechos infecciosos o capaces de producir infección.

Lo constituyen los restos de material orgánico (dientes, fracciones de tejidos duros o blandos, gasas impregnadas de sangre.
Desechos contaminados.

Aquellos que han estado en contacto con sangre fluidos del paciente. Estos desechos pueden ser sólido, líquidos, semisólidos o gaseosos.
Existen las basuras o desechos biomédicos que son generados durante el usos en diagnóstico, tratamiento o inmunización de animales y humanos los cuales al desecharse deben ir previamente esterilizados y marcados con su sitio de origen u el tipo de trabajo que se realizó con ellos; esto se maneja especialmente a nivel hospitalario, institucional o universitario.
Los desechos de los centros odontológicos deben por lo menos desinfectarse antes de desecharse en los recipientes hechos para este fin: los materiales orgánicos deben separarse y esterilizarse previamente. Todo esto debe colocarse en bolsas plásticas rojas biodegradables que contengan la advertencia que esto es material contaminante y debe ser manejado cuidadosamente. El tránsito de las basuras no debe ser el mismo de las personas.
Las basura una vez recolectadas por personal experto deben ser procesadas y no aglomeradas en sitios donde se favorezca la diseminación bacteriana.

  1   2   3   4

similar:

Manual de bioseguridad iconDefinición de bioseguridad

Manual de bioseguridad iconBioseguridad en explotaciones de bovinos

Manual de bioseguridad iconMocion sobre bioseguridad de vegetales

Manual de bioseguridad iconAl dirección de bioseguridad para organismos genéticamente modificados/senasica

Manual de bioseguridad iconI. Identificar y Explicitar las instalaciones y las medidas de bioseguridad...

Manual de bioseguridad iconManual gpm

Manual de bioseguridad iconManual de Prevención

Manual de bioseguridad iconManual de prácticas

Manual de bioseguridad iconManual de liderazgo

Manual de bioseguridad iconManual de la cuo 4




Todos los derechos reservados. Copyright © 2019
contactos
b.se-todo.com