La contaminación no es más que la




descargar 29.11 Kb.
títuloLa contaminación no es más que la
fecha de publicación24.10.2016
tamaño29.11 Kb.
tipoDocumentos
b.se-todo.com > Biología > Documentos
LA CONTAMINACIÓN

Y

LA GLOBALIZACIÓN
La contaminación no es más que la
alteración en la composición, de la atmósfera, todos aquellos
materiales extraños y por algunos no extraños que, por las excesivas
emisiones que comienzan a detectarse o a aumentar su concentración
produciendo daño al medio ambiente y por ello son considerados como
contaminantes.

La contaminación es un problema tan grande que está afectando a
todo el medio ambiente que nos rodea, abarcando problemas de
contaminación del agua, el aire y los suelos.

La contaminación no es más que la
alteración en la composición, de la atmósfera, todos aquellos
materiales extraños y por algunos no extraños que, por las excesivas
emisiones que comienzan a detectarse o a aumentar su concentración
produciendo daño al medio ambiente y por ello son considerados como
contaminantes.

La contaminación es un problema tan grande que está afectando a
todo el medio ambiente que nos rodea, abarcando problemas de
contaminación del agua, el aire y los suelos.

Las Tierras

Como planeta dinámico que es, la Tierra está expuesta a la acción
-generalmente paulatina e imperceptible- de factores que modifican sus
características físicas. La erosión de los suelos es resultado de esos
procesos y sólo el paso del tiempo revela los estragos que causa. Las
aguas, los vientos, las precipitaciones, las heladas, la misma
gravitación terrestre son agentes naturales que producen erosión. El
hombre, sin embargo, contribuye al daño, quizás con peores resultados
por causa de sus irreflexivas acciones. Según un informe reciente, 9
millones de Ha de la tierras del mundo se encuentran tan dañadas que
han perdido casi toda su función biológica y probablemente jamás
recuperen su productividad. Aunque el problema no es exclusivo de
ningún país o grupo de países, cerca del 65% de las tierras seriamente
erosionadas están en África y Asia. Se afectan los suelos, por ejemplo,
cuando el exceso de población obliga a ocupar el área que antes ocupaba
la capa vegetal, cuando las olas del mar erosionan las costas al no
tener barreras naturales (como los manglares, arrecifes coralinos,
etc.), cuando las tierras que se someten a un extenuante ritmo de
cultivos pierden su firmeza y terminan sufriendo desgaste.

Las tierras húmedas (pantanos, manglares) se encuentran entre los
ecosistemas que más vida generan. De ahí su enorme importancia
ecológica y el peligro que supone su desaparición. Contribuyen a esto
último la evaporación del agua y el relleno de dichas tierras para
emplearlas en proyectos de desarrollo urbano o industrial, o con fines
agrícolas. El agua de esas zonas y la de los lagos y lagunas puede
llegar a agotarse cuando es extraída en forma sistemática para el
consumo animal o humano, para la agricultura o la construcción. Un
ejemplo es el Mar de Aral, que a pesar de ser el cuarto lago del mundo
en tamaño, perdió el 40% de su área entre 1960 y 1987, debido a uso
continuo de sus aguas para riego.
La degradación de los suelo han contribuido a esta situación y puede
todavía seguir agravándose, con el consiguiente perjuicio para una
creciente población mundial que, según estimados, se duplicará para
mediados del próximo siglo. Desafortunadamente, aunque el aumento en el
uso de fertilizantes químicos puede mitigar la productividad perdida,
no detiene ni mejora la degradación; por el contrario, el exceso suele
causar más daños ecológicos.

A menudo, una parte de estos fertilizantes alcanza el subsuelo, las
aguas subterráneas y, por último, los ríos, lagos y costas. Lo mismo
sucede con las sustancias empleadas para combatir las plagas agrícolas.
Tales productos llegan a afectar más a los animales, plantas y hombres
que a las mismas plagas, que muchas veces crean sistemas de defensa
contra los plaguicidas.

Todo recurso parece tener validez durante la guerra. Se arrasan
parques nacionales y reservaciones silvestres, el fuego destruye el
suelo y la vegetación, el impacto de las bombas abre enormes cráteres
en la tierra. Agentes, gases tóxicos, derrames
intencionales de petróleo sobre las costas y la combustión incontrolada
de pozos son algunos de los medios que el hombre ha utilizado para su
propia destrucción y la de la naturaleza.

Los movimientos de tropas y equipos pesados, especialmente a través
de zonas desérticas o semiáridas, causan un daño duradero a esto
frágiles terrenos, como quedó demostrado durante la II Guerra Mundial
en el norte de África. Las recientes hostilidades en la zona del Golfo
Pérsico hacen temer por algo semejante. A pesar del fin de la Guerra
Fría, los experimentos con el arma atómica, las más terrible y
destructora de todas, continúan.

Las Aguas

Contaminar el agua es contaminar la vida misma. Todo el ciclo biológico, reproductivo y alimenticio del hombre, los animales y el mar queda profundamente afectado. Ciertos microorganismos son aniquilados por la enorme cantidad e fosfatos y productos químicos vertidos en los mares y ríos. Esto crea capas de algas que, a su vez, aniquilan el vegetal acuático y, al desaparecer éste, se rompe el equilibrio marino.

En la actualidad, todos los mares del mundo están afectados por los derrames de petróleo. Casi cada año se derraman en el mar 3,5 millones de barriles, bien sea deliberadamente o por accidentes. El Mediterráneo es la cuenca marina más contaminada del mundo; además del petróleo derramado por buques , terminales y refinerías, sus aguas reciben anualmente más de 400.000 millones de T de desechos domésticos, agrícolas, industriales, de plantas nucleares. El Atlántico, por su parte, contiene más de 100.000 T de residuos radiactivos.

Los ríos son las venas de una gran parte de la humanidad. Desgraciadamente, sus aguas contaminadas son portadoras de enfermedades que llegan a matar a unas 25.000 personas diarias, principalmente en los países subdesarrollados. Más del 66% de los ríos de la India están contaminados, y son causa del 90% de la mortalidad infantil del país. La sedimentación de aguas negras, las sustancias químicas, y numerosos compuestos inorgánicos provenientes de las plantas industriales, son algunos de los factores que envenena las aguas de los ríos del mundo.

El Aire

Cualquier partícula de materia sólida o gaseosa que se acumule en al atmósfera y llegue a producir efectos negativos para la vida o el medio ambiente, es considerada contaminante. La contaminación del aire, puede deducirse, es un viejo problema.

Hace un siglo, era causada principalmente por las chimeneas que atestiguaban el auge de la Revolución Industrial. Hoy, las fuentes se han diversificado y los efectos se han expandido.

El carbón, especialmente en China y Europa Oriental, sigue siendo el mayor contaminante, pero las emisiones de los vehículos motorizados, las industrias y la calefacción casera predominan en muchos lugares. La Organización Mundial de la Salud estima que cerca de 625 millones de personas están expuestas a niveles insalubres de dióxido de azufre (SO2) y más de mil millones a niveles excesivos de partículas en el aire.

El ingrediente principal del smog urbano es el ozono, uno de los peores contaminantes productos por los automóviles. Este gas se forma cuando la luz solar hace reaccionar los hidrocarburos con los óxidos de nitrógeno y se han convertido en una amenaza para muchas ciudades del mundo, entre ellas México, Santiago de Chile y Madrid. Las enfermedades respiratorias son un verdadero problema en estas urbes.

OTROS FACTORES

1. Expansionismo urbano sin control

2. Mala utilización e inadecuado tratamiento del agua para actividades humanas.

3. Deforestación, tala y quema de bosques.

4. Erosión de los suelos.

5. La cantidad de basura que se genera.

6. Residuos de aguas negras y alcantarillados

7. muerte de animales o extinción de las especies, etc .

Contaminación en Málaga


El tráfico de vehículos es la principal causa de contaminación en la ciudad. En 2007 se detectaron un total de 125 días con alta polución atmosférica, es decir, Málaga vivió uno de cada tres días episodios de alta contaminación. Los años de sequía, que son periódicos en Málaga, provocan que aumenten los niveles de contaminantes de partículas en suspensión y también de otros gases como el dióxido de carbono o de nitrógeno, que en ese año aún no superaban los niveles permitidos.[33] Respecto a la contaminación acústica, en Málaga se ha detectado que la ciudad supera los 65,7 decibelios, superando los niveles establecidos por la Organización Mundial de la Salud.[34]

Los mayores riesgos de contaminación de la costa provienen de las aguas fecales (61,3%), aceites y petróleo (32,2%), agricultura (3,2%) y compuestos radiactivos (3,2%). La elevada densidad de población que se concentra en la franja litoral de la provincia de Málaga conlleva a la producción de una gran cantidad de aguas residuales que son vertidas al mar. En la temporada turística alta la población se multiplica, con el consiguiente aumento de vertidos. Existen dos depuradoras en la capital malagueña, pero los vertidos de otros municipios afectan a la ciudad de Málaga, provocando un aumento de turbidez que dificulta la penetración de la luz solar necesaria para la fotosíntesis de los organismos vegetales, un desequilibrio en las comunidades acuáticas por exceso de materia orgánica y un aumento de gérmenes en el entorno costero, además de la aparición de espumas y natas en la superficie marina.

Contaminación en Málaga


El tráfico de vehículos es la principal causa de contaminación en la ciudad. En 2007 se detectaron un total de 125 días con alta polución atmosférica, es decir, Málaga vivió uno de cada tres días episodios de alta contaminación. Los años de sequía, que son periódicos en Málaga, provocan que aumenten los niveles de contaminantes de partículas en suspensión y también de otros gases como el dióxido de carbono o de nitrógeno, que en ese año aún no superaban los niveles permitidos.[33] Respecto a la contaminación acústica, en Málaga se ha detectado que la ciudad supera los 65,7 decibelios, superando los niveles establecidos por la Organización Mundial de la Salud.[34]

Los mayores riesgos de contaminación de la costa provienen de las aguas fecales (61,3%), aceites y petróleo (32,2%), agricultura (3,2%) y compuestos radiactivos (3,2%). La elevada densidad de población que se concentra en la franja litoral de la provincia de Málaga conlleva a la producción de una gran cantidad de aguas residuales que son vertidas al mar. En la temporada turística alta la población se multiplica, con el consiguiente aumento de vertidos. Existen dos depuradoras en la capital malagueña, pero los vertidos de otros municipios afectan a la ciudad de Málaga, provocando un aumento de turbidez que dificulta la penetración de la luz solar necesaria para la fotosíntesis de los organismos vegetales, un desequilibrio en las comunidades acuáticas por exceso de materia orgánica y un aumento de gérmenes en el entorno costero, además de la aparición de espumas y natas en la superficie marina.

Ejemplo: Fuengirola prohíbe el baño en la playa del Castillo por vertidos fecales(publicado por el diario Sur).

Conclusión

La humanidad, luego de un gran avance tecnológico, a caído en una crisis ambiental, que está apenas por comenzar. Y ella se debe a la mala utilización de los recursos naturales y a la producción de contaminantes de distintos tipos que han destruido gran parte de nuestro ambiente. Afortunadamente, muchos son los que están tomando conciencia de esta situación y están actuando para contrarrestarla, aunque existan daños que necesiten muchos años para ser sanados.

Todos de una u otra forma contribuimos a la contaminación de nuestro mundo, desde lo que comemos hasta lo que botamos, implica un beneficio o daño al medio ambiente.

Es por ello, que el destino de la raza humana depende de lo que hagamos hoy para poner un alto a la contaminación, pues de no ser así, dentro de algunos cientos de años, seguirá existiendo la tierra, pero quizás sin aquellos que ahora la habitamos.

[31]

similar:

La contaminación no es más que la iconContaminación del Aire en Interiores o contaminación Indoor

La contaminación no es más que la iconMe parece muy importante hablar de este tema, ya que la contaminación...

La contaminación no es más que la icon1 a ¿A qué es debida la calificación de contaminación transfronteriza?...

La contaminación no es más que la iconLa contaminación es la alteración nociva del estado natural de un...
«Superfund», donde se incluye una lista de los agentes contaminantes más peligrosos

La contaminación no es más que la iconLa discriminación es un estilo de vida que se ha ido arraigando cada...

La contaminación no es más que la iconL a contaminacióN

La contaminación no es más que la iconContaminacion atmosferica

La contaminación no es más que la iconLa contaminación delagua

La contaminación no es más que la iconY la contaminación ambiental

La contaminación no es más que la iconQue es la contaminacion ambiental




Todos los derechos reservados. Copyright © 2019
contactos
b.se-todo.com