Viene de las raíces griegas gea que significa tierra, bios, vida y logos, tratado o estudio. Es la ciencia que estudia la relación entre la fisiología de los




descargar 187.46 Kb.
títuloViene de las raíces griegas gea que significa tierra, bios, vida y logos, tratado o estudio. Es la ciencia que estudia la relación entre la fisiología de los
página3/4
fecha de publicación24.10.2016
tamaño187.46 Kb.
tipoDocumentos
b.se-todo.com > Biología > Documentos
1   2   3   4

Esta escena es común en la vida diaria de muchos de nosotros. Como Sonia y Juan, vivimos rodeados de estos artefactos es fácil encontrarlos en el hogar y en el lugar de trabajo, durante el transporte o en los momentos de ocio. Sin embargo, no todo es disfrute con ellos. La electricidad y la energía que utilizamos para mover tanta máquina, produce tantas fuerzas electromagnéticas que se liberan en el ambiente. Tanto en el hombre como otras formas de vida están expuestos a crecientes dosis de estas reacciones y es ahora cuando empieza a preocupar este tipo de exposición, cuyos efectos aún no son bien conocidos. Los estudios realizados hasta la fecha, aún incompletos y parciales, apuntan la necesidad de tomar precauciones. El debate sobre la contaminación electromagnética del medio ambiente está servido, apenas ha comenzado.

Durante los últimos 30 años – más o menos la edad de Sonia y Juan -, la densidad electromagnética (cantidad de radiación por unidad de volumen) del ambiente se ha multiplicado por mil millones. Esto significa que vivimos inmersos en un baño invisible de campos electromagnéticos.

Este descomunal aumento tiene su origen en un espectacular incremento del uso de la electricidad, fuente de energía necesaria para que funcionen los electrodomésticos, los aparatos electrónicos de oficina, las antenas de radio y televisión, los radares, las tecnologías sanitarias, sin olvidar los múltiples procesos industriales.

Las ondas no ionizantes pueden llegar a alterar las células.



Ahora bien, ¿en que consiste la contaminación electromagnética?. Tiene que ver con las ondas no ionizantes, así llamadas porque sus efectos sobre la materia biológica son muy sutiles; en contraste con las ondas ionizantes, capaces de destruir directamente las estructuras biológicas. Las no ionizantes tienen una energía insuficiente para destruir las células, pero algunas estudios sugieren que pueden alterarlas. Los efectos de las radiaciones ionizantes sobre la salud y la vida han sido, por otra parte, ampliamente estudiados, sobre todo a partir del descubrimiento de la radioactividad y del desarrollo de la energía nuclear de fisión. Para ellas rigen severos criterios de seguridad. Dentro del espectro continuo electromagnético, la frontera entre ambas está situada en la zona intermedia de ultravioleta. Así, las radiaciones no ionizantes, incluyen algunas ultravioletas, la luz visible, las infrarrojas, las microondas y las radiofrecuencias. Fuentes de rayos ultravioletas son los aparatos de bronceado artificial (los también llamados rayos UVA); los infrarrojos se producen en algunos aparatos de calefacción y de cocina, generadores de microondas son los hornos, tanto domésticos como industriales; mientras que las antenas de las emisoras de radio y televisión son intensos productores de radiofrecuencias.

A medida que uno se aleja, el peligro disminuye


Sin embargo, no es lo mismo estar a 3 cms de estos aparatos que a 1 metro de distancia o más. Las líneas de fuerza de los campos electromagnéticos, que se forman en torno a ellos se van debilitando a medida que uno se aleja. Por ejemplo, una lámpara fluorescente emite, a 3 cms, un flujo que va de 40 a 400 microteslas, según sean sus características. Sin embargo, lo que mas contamina es el balastro. Pero a un metro de distancia ha disminuido hasta 0.25 de microteslas obvio que dependiendo de la casa fabricante. Una aspiradora casera emite entre 200 a 800 microteslas, mientras que de uno a dos metros el flujo es de apenas 2 microteslas. De la intensidad electromagnética hoy varía mucho ya que pueden llegar según muchos fabricantes a mas de 10 mil microteslas contaminando el medio ambiente.
Uno de los primeros indicios de la acción de las reacciones no ionizantes sobre la salud humana surgió, ya hace algunos años, con las molestias que padecían los controladores de radar: jaquecas y fatigas oculares, entre otros síntomas, son frecuentes en estos profesionales.
Emisores de radiaciones de este tipo son también las líneas de alta tensión, las redes de distribución eléctrica en calles y casas, y hasta un sencillo computador. Algunos estudios apuntan a una relación de causa – efecto, entre la exposición a los campos estáticos que producen y la aparición de enfermedades como la leucemia o el cáncer, entre otras. Así, en 1979, los sociólogos Ed Leeper y Nancy Wertheimer, de la Universidad de Colorado, dedujeron que los niños de Denver corrían mas peligro de contraer leucemia cuanto mas próximos vivían a las redes de alta tensión.
Ahora bien, estos resultados son rechazados por muchos especialistas, ya que en su realización no se han tenido en cuenta otros posibles factores de riesgo, tales como los antecedentes familiares y personales, la presencia de otros contaminantes en la zona, o la posible influencia de estos estados físicos y mentales, de estrés, ansiedad, etc.
Sin embargo, investigaciones posteriores insisten en una posible relación entre los campos electromagnéticos y la manifestación de ciertas enfermedades. Un estudio sueco, de 1986, concluye, por ejemplo, que la población infantil próximas a estas instalaciones eléctricas, suele desarrollar mayor número de tumores en el sistema nervioso.
El uso del computador plantea riesgos aún desconocidos.
Esto y otros estudios han dado la señal de alarma. La contaminación electromagnética es un hecho. Estamos rodeados de máquinas electrónicas y es preciso conocer con exactitud que efectos producen en el hombre. Acostumbrados a la plancha o a la máquina de afeitar eléctricas, no reparamos en que son productores de flujos energéticos.
¿Qué decir del computador y su monitor?. Se sabe que emite radiaciones, aunque están por demostrar los posibles riesgos para la salud del usuario. El problema es grave, pues muchos puestos de trabajo están directamente relacionados con el computador. Algunos fabricantes investigan ya para producir pantallas y computadores de baja radiación. La gama PS-2 de IBM, por ejemplo, incluye monitores de este tipo. También la Comunidad Europea se preocupa del futuro diseño de las pantallas de computador. Esta previsto que entre en vigor un órgano directivo que regule las condiciones de estos aparatos la cual exigirá una drástica reducción de los campos magnéticos como es el caso de Italia.
El supuesto peligro de un computador también reside en el transformador de alta tensión y en la bobina del interior del monitor. Las radiaciones que emite pueden interaccionar con las células humanas, alterando la conductividad de ciertos iones y moléculas biológicas. Otro peligro se refiere a la electricidad estática almacenada en la pantalla, cuya acción podría provocar irritaciones de piel y ojos. Pero el mayor riesgo está en los rayos X emitidos por el tubo catódico, que son del tipo ionizante.
Es preciso utilizar envases especiales para hornos microondas.
Algunos informes sugieren la relación entre casos anormales de embarazo ( aborto, parto prematuro, malformaciones congénitas) y el trabajo continuado ante el computador. Pero no existen pruebas científicas concluyentes salvo Suecia que viene investigando este tipo de campos en el ambiente de la Salud Ocupacional.
El periódico USA Today, al haberse producido 14 abortos entre las operarias de computadores, encargó un informe al Instituto Nacional de Salud del Trabajador. Los resultados iniciales no encontraron ninguna relación entre aborto y uso del computador. Sin embargo, otra investigación, realizada por el Centro Kayser sobre una muestra de 1600 mujeres embarazadas, dedujo que existía una doble posibilidad de abortar durante los 3 primeros meses de gestación, entre las mujeres que al menos pasaban 20 horas semanales ante un computador.
También la manta eléctrica tiene sus informes negativos, por lo que los fabricantes norteamericanos están diseñando nuevos productos.
Año 1998 Estados Unidos prohíbe la fabricación de estas mantas ya que fueron culpables de formaciones tumorales en los bebés de las madres que utilizaron dichos productos. Duraron dos años los fabricantes en encontrar mecanismos que atrapen estos campos y hasta ahora no ha sido posible.
Otro caso es el de los hornos microondas. Las radiaciones emitidas por el motor (magnetrón) son de la misma naturaleza que las de los radares, pero, a un metro de distancia solo mantienen entre 1 y 3% de su intensidad original según una encuesta realizada en 1989 en Francia, la casi totalidad de los modelos apenas contaminaban, pues la radiación emitida estaba muy por debajo del límite autorizado. Hoy sin embargo, la relación precio – producto está relacionada con la cantidad de contaminación que producen dichos aparatos.
El mayor peligro de los hornos microondas – por ignorancia en su utilización – provienen de los envases que se producen en él. Se debe calentar el alimento en un recipiente de vidrio, o cerámica tratada, materiales que no deben sufrir alteraciones al ser irradiados con microondas. Calentar los alimentos en sus envases de comercialización – casi todos los fabricados con productos que se descomponen fácilmente – da lugar a alteraciones de los mismos por las sustancias transformadas del envase.
Antenas de emisoras de radio, celulares, televisión, enlaces, repetidoras, radares y un largo etc de aparatos empleados para las telecomunicaciones son también generadores de campos electromagnéticos. La guerra del Golfo Pérsico, por ejemplo, dio lugar a una verdadera batalla electrónica, invisible pero real: además de la detección y emisión de señales, se produjo una enconada guerra de interferencia de las comunicaciones. ¿De que manera repercute esto en el hombre?.

Electromagnetismo se emplea para unir fracturas óseas.
La industria emplea, a su vez, máquinas y procesos altamente electromagnéticos. Algunos de ellos necesitan un operario en sus cercanías, donde la densidad del flujo es especialmente alta.
En los procesos electrolíticos, por ejemplo, se origina un flujo de 76 militeslas (mT), mil veces superior al de un horno microondas casero. Los procesos de separación de isótopos, producen campos entre una y 50 militeslas. La soldadura por arco, utilizando corrientes entre 0 y 50 hertzios (un hertzio, Hz, corresponde a la frecuencia de un ciclo por segundo), da lugar a campos de entre 0.1 y 5.8 mT.
En medicina, se han hecho casi imprescindibles el diagnóstico mediante técnicas de alta tecnología, como la resonancia magnética nuclear, así como el uso de diversas radiaciones terapéuticas. El electromagnetismo se emplea también para unir fracturas óseas, evitando amputaciones, durante el Congreso Mundial de Cirugía Ortopédica y Traumatología, celebrado en Montreal, se presentó el sistema Orthopak II, destinado a estimular el crecimiento óseo.

La experimentación con animales proporcionó los primeros resultados.

Los resultados de este método, largamente experimentado en el departamento de Cirugía Ortopédica de la Universidad de Pensylvania, indican que se ha evitado un 70% de amputaciones. El sistema consiste en situar dos electrodos a ambos lados del miembro afectado, alimentados por una pila de 9 voltios. Su tamaño apenas alcanza el de un pequeño transistor y lleva incorporada una memoria, de manera que el medico está permanentemente informado del proceso de fusión ósea. El tratamiento se puede realizar sin necesidad de escayola.
Parece ser que los campos electromagnéticos inducidos programan el comportamiento de las células del tejido fracturado (cartílago y fibroso), favoreciendo la vascularización de las zonas dañadas. Se sabe que actúan variando la actividad de los enzimas, facilitando la mineralización y estimulando la penetración vascular.
La mayor parte de los conocimientos sobre los efectos de las radiaciones no ionizantes provienen de experimentaciones con animales, realizadas en condiciones extremas. Por ella se sabe que, bajo la acción de estos campos, el sistema nervioso cambia su funcionamiento, se producen trastornos neurofisiológicos y, por consiguiente, variaciones en el comportamiento animal. Los efectos oculares se centran en el cristalino, verdadero blanco de las radiaciones de radiofrecuencia y microondas.
También se ven alterados el ritmo cardíaco y la presión sanguínea, y aparecen trastornos hormonales.
El sistema inmunitario de ciertos animales también es afectado, modificando la respuesta del organismo en su batalla por defenderlo de los agentes extraños. Se han observado, además, variaciones en el sistema reproductor. El testículo es uno de los órganos mas sensibles, e incluso llega a modificarse la producción del esperma. El desarrollo fetal de los animales de experimentación también se altera, provocando abortos y malformaciones. Finalmente, se han observado transformados en los cromosomas, así como modificaciones en las estructuras y funciones de las células. Pero de ninguna manera las dosis y exposiciones de estos experimentos son comparables a las que tenemos en el medio ambiente; ni tan siquiera en los ambientes laborales especialmente densos en campos electromagnéticos.
Se conocen, hasta ahora, dos mecanismos de interacción entre la materia biológica y los campos electromagnéticos, según exista o no efecto térmico en el interior del organismo, cuando se produce efecto térmico, la energía asociada a las radiaciones origina una elevación de temperatura corporal. Este efecto térmico puede llegar a superar al sistema autoregulador de la temperatura interna del organismo, encargado de mantenerla entre unos límites, dando lugar a lesiones locales, quemaduras, hemorragias, necrosis e incluso la muerte de los tejidos biológicos. Ojos y testículos, como se ha dicho, son los órganos mas expuestos a la acción de las radiaciones no ionizantes, a causa de su escasa vascularización.
También se han observado fenómenos de interacción con la materia biológica en las que no se produce una elevación de la temperatura, aunque ha sido menos estudiados y se desconoce como tiene lugar. Se sabe que pueden verse afectados los ritmos bioeléctricos.
También puede sufrir alteraciones el mecanismo electroquímico de los iones en las membranas celulares, lo iones, como el calcio, poseedores de carga eléctrica y que juegan un papel primordial en el organismo, pueden modificar su comportamiento ante ondas de cierta frecuencia, a través de un fenómeno de resonancia. Los mecanismos de entrada – salida, en la membrana celular, pueden verse así alterados.
A partir de algunos estudios epidemiológicos entre la población laboral expuesta, se han recomendado unos criterios de seguridad que dan idea de la repercusión que puede tener en el cuerpo humano la exposición a radiaciones no ionizantes. Estos criterios están patrocinados, desde 1989 por la Organización Mundial de la Salud, el programa de Medio Ambiente de las Naciones Unidas y la Asociación Internacional de Radioprotección.

Existen guías que regulan las condiciones de exposición.
Si se trata de campos electromagnéticos estáticos, no se produce corriente interna inducida. Este es el caso de la fabricación de magnetos o la producción de aluminio. Se distinguen entonces 3 niveles de densidad de flujo: hasta dos Teslas no se ha observado ningún efecto adverso; entre 2 y 5, se desconoce si existen efectos; con densidades de flujo superiores a 5 teslas se producen daños a la salud.
Cuando los campos electromagnéticos son dinámicos se forman corrientes inducidas, cuyos efectos también se han dividido en tres niveles. Para intensidades de corriente inferiores a 10 mil amperios (mA) por metro cuadrado no existen efectos significativos entre 10 y 100 mil amperios tiene lugar trastornos menores, siempre que la exposición se reduzca a unas cuantas horas. Cuando la intensidad supera los 100 mA, se producen serios daños a la salud.
Estos criterios generales de seguridad han dado lugar a la confección de varios estándares, que tratan de regular las condiciones de exposición a la radiación. Así, existen límites para un trabajador sometido a la acción de campos magnéticos estáticos. El Departamento de Energía de los Estados Unidos distingue 5 niveles de flujo: 0.01, 0.1, 0.5, y 1,2 teslas. Los aceleradores del CERN en Ginebra y de Stanford en California, también tienen sus estándares, existe, además, una guía internacional que regula la utilización de la resonancia magnética, tanto en operarios como en enfermos. Todas estas guías de seguridad tienen en cuenta la densidad de flujo magnético, el tiempo de exposición y la distancia a la fuente de radiaciones, y obligan en caso especiales a la utilización de protecciones.
Por lo que respecta al ambiente, la ciudad española de Navarra a sido la primera comunidad autónoma en tomar medidas. Ante la evidencia del peligro que representan los tendidos eléctricos y las líneas de alta tensión ( generadores de ondas de muy baja frecuencia), el gobierno Navarro ha elaborado un programa plurianual para eliminarlos o corregirlos.
En convenio con las Fuerzas Eléctricas de Navarra (FENSA) la dirección general del medio ambiente de esta comunidad autónoma ha inventariado las torres de apoyo que surcan su territorio. Así se han localizado los puntos mas problemáticos y urgentes de solucionar, caso de los tendidos que atraviesan núcleos residenciales, centros escolares o parques públicos.
Año tras año, se está corrigiendo el problema. La eliminación de estas torres se aborda bien como solución parcial, lo que requiere sencillas sustituciones de material o estructuras; o bien como la eliminación total, con el consiguiente cambio de trazado o el enterramiento de líneas o tendidos eléctricos.
La electricidad es el impulso vital del desarrollo de las sociedades modernas, que ha abierto el camino hacia nuevas formas de vida. Cada vez es mayor el conocimiento y el dominio sobre el entorno y la naturaleza, pero, paralelamente, se está transformando la biosfera, esa pequeña y frágil zona donde es posible la vida. ¿Qué precio acabaremos pagando por esta transformación ciega que ignora los efectos que implica?. Nuestros protagonistas Sonia y Juan repuestos del madrugón, prosiguen su ritmo de vida cotidiano, ajenos totalmente a estas implicaciones y discusiones electromagnéticas.
1   2   3   4

similar:

Viene de las raíces griegas gea que significa tierra, bios, vida y logos, tratado o estudio. Es la ciencia que estudia la relación entre la fisiología de los icon«βίος» bíos, vida, y «-λογία» -logía, tratado, estudio, ciencia es...

Viene de las raíces griegas gea que significa tierra, bios, vida y logos, tratado o estudio. Es la ciencia que estudia la relación entre la fisiología de los iconBiologia bios vida y logos – tratado

Viene de las raíces griegas gea que significa tierra, bios, vida y logos, tratado o estudio. Es la ciencia que estudia la relación entre la fisiología de los iconCarbohidratos: Son compuestos químicos constituidos por carbono,...
«βιος» bios, vida, y «λóγος» logos, razonamiento, estudio, ciencia es una de las ciencias naturales que tiene como objeto de estudio...

Viene de las raíces griegas gea que significa tierra, bios, vida y logos, tratado o estudio. Es la ciencia que estudia la relación entre la fisiología de los iconBiología (Concepto): Del griego "bio" que significa "Vida" y del...

Viene de las raíces griegas gea que significa tierra, bios, vida y logos, tratado o estudio. Es la ciencia que estudia la relación entre la fisiología de los iconPrograma de arqueologia biblica 19 mayo 2014 09 junio 2014
«ἀρχαίος» archaios, viejo o antiguo, y «λόγος» logos, ciencia o estudio es la ciencia que estudia los cambios físicos que se producen...

Viene de las raíces griegas gea que significa tierra, bios, vida y logos, tratado o estudio. Es la ciencia que estudia la relación entre la fisiología de los iconCrear una presentación con los siguientes textos
«logía», -λογία, tratado, estudio nota 1 es la ciencia que estudia la conducta o comportamiento humano y los procesos mentales

Viene de las raíces griegas gea que significa tierra, bios, vida y logos, tratado o estudio. Es la ciencia que estudia la relación entre la fisiología de los icon'ley', denominada también como ingeniería agronómica, es el conjunto...
«hacia arriba»[3] y τέμνειν, témnein «cortar» [4] es una ciencia que estudia la estructura de los seres vivos, es decir, la forma,...

Viene de las raíces griegas gea que significa tierra, bios, vida y logos, tratado o estudio. Es la ciencia que estudia la relación entre la fisiología de los iconIntroducción: Que es la Física? La palabra Física viene del término...

Viene de las raíces griegas gea que significa tierra, bios, vida y logos, tratado o estudio. Es la ciencia que estudia la relación entre la fisiología de los iconEs la ciencia social que se dedica al estudio sistemático de los...

Viene de las raíces griegas gea que significa tierra, bios, vida y logos, tratado o estudio. Es la ciencia que estudia la relación entre la fisiología de los iconHidroponía es un término que tiene raíces griegas: "Hydro" = agua...




Todos los derechos reservados. Copyright © 2019
contactos
b.se-todo.com