Viene de las raíces griegas gea que significa tierra, bios, vida y logos, tratado o estudio. Es la ciencia que estudia la relación entre la fisiología de los




descargar 187.46 Kb.
títuloViene de las raíces griegas gea que significa tierra, bios, vida y logos, tratado o estudio. Es la ciencia que estudia la relación entre la fisiología de los
página4/4
fecha de publicación24.10.2016
tamaño187.46 Kb.
tipoDocumentos
b.se-todo.com > Biología > Documentos
1   2   3   4

NOTAS


  • En el hogar moderno existen una legión de electrodomésticos. Cada uno de ellos genera un campo electromagnético, que no es peligroso si se actúa con prudencia y se protegen con placas electromagnéticas.

  • La experimentación con animales ha arrojado luces acerca de la influencia de los campos electromagnéticos sobre la materia viva. Sin embargo, estos estudios se han realizado con dosis gigantescas a las que el ser humano no se expone.

  • Las modernas tecnologías médicas, como la tomografía axial computarizada, la resonancia magnética nuclear o la electroterapia, generan campos electromagnéticos que hay que controlar.

  • Los linfocitos integrantes del sistema inmunitario que defiende nuestra salud, parecen ser afectados hoy por las radiaciones no ionizantes.

  • Los trabajadores del tendido eléctrico están constantemente sometidos a la acción de cambios electromagnéticos.

  • Las líneas de conducción de alta tensión generan campos de baja frecuencia que pueden alterar la vida del entorno.

  • Los computadores producen además de las corrientes electromagnéticas y cargas eléctricas estáticas que algunos han relacionado con abortos.

  • Ciertos síntomas, detectados en los controladores de radar, alertaron acerca de las radiaciones no ionizantes.

  • En los grandes aceleradores de partículas se trabaja bajo estrictos controles de este tipo de radiación.

Bibliografía


  • NASA Programa Aeroespacial USA




  • Vivir en casa sana – Mariano Bueno

Editores Martínez Roca – Barcelona 2000


  • Electricidad en casa. Georges Davidson.

Ediciones Pirámide 2000.


  • Pruebas de laboratorio 2004

Ing. Otto Martínez
Traducción y Revisión Bibliográfica.

Otto Martínez

Ergónomo

CONCEPTOS Y NOCIONES SOBRE

ELECTRICIDAD Y MAGNETISMO

CONTAMINACIÓN ELÉCTRICA

Y ELECTROMAGNÉTICA
ELECTRICIDAD

Todo en la materia está compuesto de áto­mos, formados a su vez por núcleo (que tienen protones y neutrones) y electrones en su órbita. Los protones tienen carga positiva y los electro­nes, negativa. Cuando los átomos ganan o pier­den electrones se producen fenómenos eléctri­cos, si un átomo sufre un desequilibrio entre sus cargas positivas (protones) y las negativas (elec­trones), se convierte en un ion. Los iones pue­den tener carga positiva o negativa, según tenga un exceso de protones o de electrones.
En la materia, el número de protones y elec­trones existentes en los átomos que la confor­man (y por lo tanto en el conjunto global de esa materia) es el mismo. Las cargas positivas y ne­gativas se anulan entre sí básicamente y no se aprecian efectos eléctricos. Los electrones sue­len permanecer estables alrededor de los núcleos atómicos, pero si por efecto de frotación, compresión, calor, radiación (u otros fenómenos), se mueven de sus órbitas, al desplazarse generan el fenómeno denominado Electricidad o electri­cidad dinámica.
La electricidad y todos sus efectos observa­bles, emanan de las propiedades de las cargas eléctricas móviles y estacionarias. Hay dos tipos de cargas: las negativas y las positivas, que .exis­ten en todas las sustancias y en todos los estados de la materia: sólida, líquida y gaseosa.

Se pueden pasar cargas de un material a otro frotándolos. Del estudio de esas cargas estacio­narias netas y sus mutuos efectos se encarga la electricidad estática y la electrostática.
En ciertos materiales sólidos -metales en particular- algunos electrones están lo suficien­temente "libres" para circular por el material formando lo que llamamos una corriente eléc­trica. Los cuerpos sólidos, líquidos y gaseosos pueden conducir (sin excepción) una corriente eléctrica, cuando existen los suficientes electrones e iones libres. Los electrones y los iones de carga positiva se mueven por el material en cues­tión, en direcciones opuestas, pero en general contribuyan ambos a que se produzca la co­rriente en un medio conductor. En un medio ais­lante los electrones están demasiado sujetos por el enlace químico para poder moverse, con la consecuencia de que ese material no conduce normalmente la electricidad.
Las fuerzas de atracción y repulsión electrostática existentes entre los objetos carga­dos se producen por sus campos eléctricos. La magnitud de la fuerza existente entre dos car­gas depende de su tamaño, la distancia que las separa y la sustancia en que se encuentran. Esa fuerza es proporcional al producto de las car­gas e inversamente proporcional al cuadrado de la distancia que las separa, fórmula conocida como ley de Coulomb.

EL POTENCIAL ELÉCTRICO

Cuando un conductor cargado se conecta me­diante un alambre metálico a un conductor no cargado, algunas cargas pasan del primero al segundo. Las cargas del primer conductor tie­nen carga potencial, que reducen transfiriéndo­la al segundo conductor. Se dice entonces que el primer conductor tiene un potencial, o voltaje, mayor que el segundo. Cuando se conectan en­tre sí objetos cargados, pasan cargas positivas de los de potencial mayor a los de menor poten­cial, y pasan cargas negativas de los de poten­cial menor a los de mayor, modificando así los potenciales de los objetos respectivos. Y la car­ga sigue pasando hasta que tienen todos el mis­mo potencial. En general, cuanto mayor es la diferencia de potencial que hay entre dos obje­tos, más fácilmente pasan las cargas de uno a otro. Como referencia se considera que la tierra tiene potencial cero, por lo que todos los objetos conectados con tierra se ponen también a po­tencial cero (tanto si están cargados como si no lo están).
Este fenómeno permite que las cargas eléc­tricas y la consiguiente contaminación eléctrica (excesivo aumento de los voltios por metro en un espacio determinado) pueden ser apantalladas (o derivadas a tierra) con una ma­lla o lámina metálica debidamente conectada a una masa o tierra (efecto jaula Faraday). A esto se añade la peculiaridad conductora de la mayoría de los suelos, que permiten que los electro­nes se desplacen más fácilmente por la tierra (sobre todo si está húmeda) que por el aire que es más aislante (sobre todo cuando está seco).

ELECTRICIDAD AMBIENTAL

Existe una electricidad ambiental fluctuante en toda la superficie terrestre, que es el resultado de procesos tan variados y complejos como la radiación cósmica y solar a la que se añaden factores meteorológicos como las bajas presiones atmosféricas, las tormentas, etc. Dicha elec­tricidad se relaciona con la estructura de los suelos, la vegetación, las edificaciones, y la fa­bricación, transporte y uso de la electricidad artificial.
Por regla general, se establece que la corteza terrestre muy conductora suele estar cargada negativamente. La atmósfera es semiconductora: hasta unos 50 Km. (dieléctrica o conductora, según las circunstancias). A niveles altos de la atmósfera en la ionosfera, vuelve a ser muy conductor; en este caso con carga positiva.
Existe una diferencia de potencial entre la Tie­rra y la ionosfera, que oscilaría entre los 300.000 y 400.000 voltios. Esta diferencia de potencial, que a nivel de suelo suele traducirse en unos 150 voltios/metro (V/m) con tiempo claro y cal­mado, (sin tormentas magnéticas) puede alcan­zar varios miles de voltios durante los cambios de presión atmosférica o los estados de pretormenta.

El ser humano dentro del campo eléctrico ambiental.

En condiciones meteorológicas estables el ser humano se ve recorrido permanentemente por una corriente eléctrica con una diferencia de potencial que oscila entre los 170 y los 220 vol­tios. Pero si nos tumbamos, el equilibrio del cam­po eléctrico se modifica por completo, de modo que todos los puntos de nuestro cuerpo tan sólo son sometidos a una débil excitación El campo electro atmosférico descrito suele ser más o menos homogéneo, pero resulta deforma­do al situar en él un material conductor aislado. En la persona, si no está conectada a tierra -y no lo está debido al aislamiento plástico o de goma de las suelas de los zapatos o por el asfalto-, se produce una tensión en la superficie del cuerpo.
Esta tensión resulta nula si la persona o el elemento conductor está conectado a tierra, como sucede cuando nos descalzamos o lleva­mos suelas conductoras (cuero, cáñamo, etc.) - La resistencia que ofrece el cuerpo humano al paso de la electricidad suele ser de unos 15a 20 k O (Kiloohmios) cuando estamos descalzos o llevamos suelas conductoras. Esta resistencia aumenta hasta 100 kO cuando llevamos suelas plásticas secas. Tales niveles de resistencia eléc­trica cutánea también suelen apreciarse en los estados de nerviosismo o estrés. ¡Atención, pues, al calzado!
MAGNETISMO

Un conductor por el que pasa corriente eléc­trica tiene en torno suyo un campo magnético resultante del movimiento de las cargas eléctri­cas electrones, que constituyen la corriente. De hecho, todos los efectos magnéticos son pro­ducto del movimiento de las cargas eléctricas. La magnitud de la fuerza magnética es inversamente proporcional al cuadrado de la distancia existente entre los polos (una relación de la inversa de los cuadrados similar a la ley de Coulomb en la electrostática)

Magnetismo existente entre los materiales.

Un átomo se compone del núcleo central, con carga positiva, rodeado de electrones con carga negativa, que describen rápidas órbitas en tor­no al núcleo, a la vez que giran sobre sí mismos. Como los electrones llevan su carga eléctrica, al moverse, cada uno de ellos da lugar a un dimi­nuto campo magnético. Ese efecto se produce en todas las sustancias, pero en la mayoría de ellas los electrones están dispuestos de tal modo que sus campos magnéticos se anulan casi com­pletamente entre sí.

No se anulan en cambio, los campos magné­ticos de los electrones en los materiales imanta­dos ferro-magnéticos, y cada átomo actúa como un diminuto imán de barra.
Efecto magnético de una corriente eléctrica

Una corriente eléctrica, al ser un movimiento de carga, produce un campo magnético. Cuanto mayor es la corriente, mayor es el campo mag­nético que produce.

De hecho, el magnetismo es la propiedad de la electricidad de comportarse como onda. La circulación de un flujo de electrones a través de un conductor genera un campo magnético circu­lar alrededor del conductor.

Dos alambres rectos portadores de corriente puestos en paralelo se atraen entre sí cuando las corrientes pasan en el mismo sentido, y se repelen cuando aquéllas fluyen en sentido opues­to.
El campo electromagnético generado por el movimiento de electrones poseerá una intensi­dad y una frecuencia. La intensidad la medire­mos en Gauss o en Teslas (los nanoteslas son mil millonésimas de Tesla) y la frecuencia en Hercios (equivalen te a la cantidad de ondas que cruzan el espacio cada segundo)
Los campos electromagnéticos que se gene­ran en el movimiento de electrones se propagan en el espacio y en función de su intensidad y frecuencia serán absorbidos por algunos mate­riales (o estructuras atómicas) o simplemente los atravesarán sin entrar en resonancia.

Cuando se trata de frecuencias muy rápidas, con ondas relativamente cortas (como ciertos ra­yos cósmicos, la radiación gamma, los rayos X
y una parte del espectro ultravioleta) se deno­minan radiaciones ionizantes por su capaci­dad de interactuar con las estructuras atómicas y romperlas ó alterarlas. (Cuando los átomos, equilibrados en cuanto a electrones de carga - y
protones de carga +, pierden electrones (-) que­ dan cargados positivamente al predominar en ellos los protones ( + ), creando una ionización positiva. Y viceversa, cuando las moléculas o partículas del aire u otro elemento pierden
protones (+) o se saturan de electrones (-) que­ dan ionizados negativamente, denominándose entonces ionización negativa). .
El resto de ondas y radiaciones electromag­néticas que componen el espectro electromag­nético, no suelen disponer de la suficiente inten­sidad energética como para ionizar los átomos, por lo que se las cataloga de radiaciones no ionizantes.

Aunque estas radiaciones electromagnéticas carezcan de efectos ionizantes , se han detecta­do efectos biológicos sobre la mayoría de seres vivos debido sobre todo al efecto de las resonan­cias biológicas, o frecuencias de trabajo con las que cada célula resuena (también llamado "efec­to ventana").

CONTAMINACIÓN ELECTROMAGNÉTICA

La contaminación electromagnética aparece al crearse campos eléctricos y magnéticos en el espacio, provenientes de un conductor que trans­porta una corriente. Los campos magnéticos se producen por cargas eléctricas en movimiento (corrientes eléctricas) y ejercen fuerzas sobre otras cargas en movimiento.

Los campos electromagnéticos pueden ser de origen natural o artificial: En cuanto a los de origen natural, tenemos el campo magnético te­rrestre y sus variaciones temporales o espacia­les, estas últimas a escala regional originadas por la existencia de minerales ferromagnéticos en la corteza terrestre, que pueden crear ano­malías locales capaces de repercutir en los seres vivos. El campo magnético terrestre es un campo débil, pero hay animales susceptibles de detectarlo gracias a la generación de imanes ele­mentales en su organismo.

Existen campos magnéticos variables con el tiempo que son capaces de inducir campos eléc­tricos (y por lo tanto, fuerza electromotriz) crea­
dos por fuerzas naturales, como tormentas, in­fluencias solares y lunares que provocan corrien­tes ionosféricas. Generalmente son de frecuen­cia e intensidad baja, con algunas excepciones como en el caso de tormentas magnéticas intensas.

Hay, asimismo, campos magnéticos estáticos, que no producen corriente eléctrica a menos que el cuerpo o un conductor se mueva dentro de ese campo. Cuando aplicamos un campo magnético a un organismo vivo en su superficie, inducimos cam­pos eléctricos dentro del mismo.

En los últimos años ha variado de manera apreciable el medio ambiente electromagnético natural en el cual se ha desarrollado la vida en la Tierra, vivimos rodeados, especialmente en las zonas urbanas, de campos electromagnéti­cos artificiales en constante aumento. Generamos campos

electromagnéticos tanto en las frecuencias extremadamente bajas (líneas de alta tensión, pantallas de ordenador, redes eléctricas, etc.) como otras de más alta frecuen­cia (antenas de radio, T.V., radar, microondas, etc.) susceptibles de provocar disfunciones bio­lógicas, tanto físicas como psicológicas.

Aparte tenemos los problemas que producen las líneas de alta tensión a través del efecto corona, que ioniza moléculas de oxígeno y transforma algunas moléculas en ozono, el cual resulta nocivo para el ser humano a partir de determinadas dosis. Tam­bién se producen óxidos de nitrógeno que. combinados al agua de lluvia, originan la lluvia acida sobre su vertical e Incluso en zonas más alejadas debido a las corrientes de aire.

Mariano Bueno
1   2   3   4

similar:

Viene de las raíces griegas gea que significa tierra, bios, vida y logos, tratado o estudio. Es la ciencia que estudia la relación entre la fisiología de los icon«βίος» bíos, vida, y «-λογία» -logía, tratado, estudio, ciencia es...

Viene de las raíces griegas gea que significa tierra, bios, vida y logos, tratado o estudio. Es la ciencia que estudia la relación entre la fisiología de los iconBiologia bios vida y logos – tratado

Viene de las raíces griegas gea que significa tierra, bios, vida y logos, tratado o estudio. Es la ciencia que estudia la relación entre la fisiología de los iconCarbohidratos: Son compuestos químicos constituidos por carbono,...
«βιος» bios, vida, y «λóγος» logos, razonamiento, estudio, ciencia es una de las ciencias naturales que tiene como objeto de estudio...

Viene de las raíces griegas gea que significa tierra, bios, vida y logos, tratado o estudio. Es la ciencia que estudia la relación entre la fisiología de los iconBiología (Concepto): Del griego "bio" que significa "Vida" y del...

Viene de las raíces griegas gea que significa tierra, bios, vida y logos, tratado o estudio. Es la ciencia que estudia la relación entre la fisiología de los iconPrograma de arqueologia biblica 19 mayo 2014 09 junio 2014
«ἀρχαίος» archaios, viejo o antiguo, y «λόγος» logos, ciencia o estudio es la ciencia que estudia los cambios físicos que se producen...

Viene de las raíces griegas gea que significa tierra, bios, vida y logos, tratado o estudio. Es la ciencia que estudia la relación entre la fisiología de los iconCrear una presentación con los siguientes textos
«logía», -λογία, tratado, estudio nota 1 es la ciencia que estudia la conducta o comportamiento humano y los procesos mentales

Viene de las raíces griegas gea que significa tierra, bios, vida y logos, tratado o estudio. Es la ciencia que estudia la relación entre la fisiología de los icon'ley', denominada también como ingeniería agronómica, es el conjunto...
«hacia arriba»[3] y τέμνειν, témnein «cortar» [4] es una ciencia que estudia la estructura de los seres vivos, es decir, la forma,...

Viene de las raíces griegas gea que significa tierra, bios, vida y logos, tratado o estudio. Es la ciencia que estudia la relación entre la fisiología de los iconIntroducción: Que es la Física? La palabra Física viene del término...

Viene de las raíces griegas gea que significa tierra, bios, vida y logos, tratado o estudio. Es la ciencia que estudia la relación entre la fisiología de los iconEs la ciencia social que se dedica al estudio sistemático de los...

Viene de las raíces griegas gea que significa tierra, bios, vida y logos, tratado o estudio. Es la ciencia que estudia la relación entre la fisiología de los iconHidroponía es un término que tiene raíces griegas: "Hydro" = agua...




Todos los derechos reservados. Copyright © 2019
contactos
b.se-todo.com