Impacto de plagas urbanas (palomas y murciélagos) en el expendio de alimentos para consumo humano




descargar 72.79 Kb.
títuloImpacto de plagas urbanas (palomas y murciélagos) en el expendio de alimentos para consumo humano
fecha de publicación27.10.2016
tamaño72.79 Kb.
tipoDocumentos
b.se-todo.com > Biología > Documentos
UNIVERSIDAD DE CHILE

Facultad de Ciencias Veterinarias y Pecuarias

Escuela de Ciencias Veterinarias

Departamento de Medicina Preventiva Animal

IMPACTO DE PLAGAS URBANAS (PALOMAS Y MURCIÉLAGOS) EN EL EXPENDIO DE ALIMENTOS PARA CONSUMO HUMANO

Integrantes: Ma. Violeta Barrera

Bernardita Julio

Claudia Lobos

Claudia Saldívar

Ma. Francisca Valenzuela

Asignaturas: Gestión Ambiental (KU33)

Inocuidad de Alimentos (KU34)

Profesora Coordinadora: Pilar Oviedo

Profesor guía: Joxe Iturbe


Noviembre, 2010

INTRODUCCIÓN



La OMS define como plaga a “aquellas especies implicadas en la transferencia de enfermedades infecciosas o parasitarias para el hombre y en el daño o deterioro del hábitat y del bienestar de la comunidad, cuando su existencia es continua en el tiempo y está por sobre los niveles considerados de normalidad”. Por otro lado, el reglamento sanitario a nivel de alimentos define plaga como “insectos, roedores, pájaros y otras especies menores capaces de contaminar directa o indirectamente los alimentos” (Chile, 2009).

Se entiende como local de expendio de alimentos a las instalaciones en las que se expenden diferentes tipos de alimentos, requieran o no refrigeración o congelación para su mantención. Todos los alimentos que se expenden deben provenir de una instalación autorizada, como almacenes, bares, carnicerías, heladerías, mercados, supermercados, verdulerías y fruterías, entre otras (SEREMI de Salud Región de Valparaíso, s.f).

Las palomas pueden provocar considerables daños estructurales, contaminar con olores pestilentes y atraer plagas de insectos, ectoparásitos y roedores. Por medio de sus deposiciones y plumas transmiten enfermedades a personas y animales. Los murciélagos también pueden transmitir enfermedades y causar serios problemas estructurales y económicos en los lugares que han ocupado como hábitat (Dinamarca, 2009).

Ambas especies podrían ser consideradas como plagas urbanas, cuya mera presencia en las áreas de preparación y expendio de alimentos genera el malestar y descontento de los consumidores y, sobre todo, provocan que los alimentos se tornen insalubres, limitando su venta (NPCA, 1999).

Por ello, es necesaria la aplicación de un programa preventivo eficaz y continuo de lucha contra las plagas en todos los establecimientos. Estos y las zonas circundantes deberán inspeccionarse periódicamente para cerciorarse de que no exista infestación; de ser así, deben tomarse las medidas necesarias para su erradicación (Chile, 2009). 
REVISIÓN BIBLIOGRÁFICA
Generalidades

La paloma doméstica (Columba livia) pertenece a la familia Columbidae y presenta grandes poblaciones de vida libre en muchas ciudades del mundo, donde sobrevive y se reproduce gracias al alimento y lugares de abrigo que el hombre le provee en forma voluntaria o involuntaria (Toro, 2000). Estudios realizados en la ciudad de Barcelona indican que la proporción de gente mayor de 65 años es una de las variables que explica mejor la presencia de palomas en un área determinada (Sol y Senar, 1991).

Existen diversas características que permiten a la paloma doméstica crecer de manera sostenida en la población: vive entre 15 y 20 años, es capaz de reproducirse desde los 6 meses de edad y durante todo el año. Produce hasta 12 pichones por año y la incubación dura entre 16 y 19 días. No posee predadores naturales en centros urbanos y presenta baja mortalidad de individuos adultos (Toro, 2000; Gómez de Silva et al., 2005).

El medio urbano ofrece a las palomas características adecuadas para su desarrollo y proliferación, debido principalmente al clima, el entorno adecuado y los recursos ilimitados (Llebaría, 2006). En Chile, la paloma doméstica habita básicamente en sitios asociados a poblaciones humanas, a lo largo de todo el país (Toro, 2000).

El microclima de una ciudad hace que se pierda en cierto grado la estacionalidad, hecho que favorece a la especie ya que evita la acción directa de las temperaturas extremas sobre el ave, y por otro lado un clima más estable permite una mejor función reproductiva. La similitud de los edificios de las ciudades con los lugares originales de nidificación (acantilados rocosos cercanos al mar) hace que estos sean seleccionados por las palomas, en especial aquellos edificios más antiguos, que son los que presentan las cavidades y agujeros más indicados tanto para nidificación como descanso (Llebaría, 2006).

Pese a que en Chile no existen estimaciones de la abundancia de palomas ni su aumento en el tiempo, esto se puede visualizar en otras ciudades como Barcelona, donde en el año 2006 se obtuvo una abundancia total de 270.743±36.815 palomas, valor notablemente superior a la estimación obtenida en 1991 (220.955±48.601) (Senar et al., 2009).

En el año 2004 C. livia fue incorporada a la lista de animales perjudiciales o dañinos de la Ley de Caza, por lo que puede ser cazada o capturada en cualquier época del año, cualquier territorio y sin límite de ejemplares (Chile, 2004).

Los murciélagos pertenecen al orden Chiroptera. En Chile hay representantes del suborden  Microchiroptera, representado por 16 familias de las cuales 4 están presentes en el país: Phyllostomidae, Furipteridae, Molossidae y Vespertilionidae (Muñoz y Fredes, 2005). Son de distribución cosmopolita y solo están ausentes en las regiones polares, algunas islas oceánicas y montañas muy altas (Muñoz y Fredes, 2005; Lazo, 20101). 

En la Región Metropolitana se encuentran 7 especies, de las cuales Tadarida brasiliensis (murciélago guanero o cola de ratón) es la más frecuente, ya que ha contraído las relaciones más estrechas con el hombre. Es gregario, formando grandes colonias de hasta 3.000 ejemplares. Tiene hábitos nocturnos y su guarida diurna son cuevas, minas, debajo de puentes, entretechos de casas y edificios, y piezas abandonadas. En invierno hiberna y además es insectívoro, por lo cual controla poblaciones de insectos que atacan los cultivos (Muñoz y Fredes, 2005; SESMA, s.f.).

En Chile se prohíbe la caza de las 11 especies del orden Chiroptera, porque son catalogadas principalmente como beneficiosas para la actividad silvoagropecuaria (Chile, 2004).

Impacto en expendio de alimentos

Entre los daños que produce la paloma se encuentra su efecto sobre estructuras como techumbres y canaletas. Además sus deposiciones tienen un efecto corrosivo que acelera la destrucción de construcciones, maquinarias y monumentos, por su contenido de ácido úrico. Son responsables también de la suciedad en terrazas, calles y parques (Toro, 2000).

En los locales de expendio de alimentos hay mayor presencia de palomas que de murciélagos, por sus características de hábitat descritas. Las palomas, al ser animales diurnos, establecen gran cercanía con el ser humano, lo que les confiere una ventaja alimenticia frente a los murciélagos. Los lugares de venta de alimentos son ideales para ellas, porque pueden recibir alimento por parte de los seres humanos y desde los desechos. Por otro lado, los establecimientos debido al tamaño de techos, galpones y bodegas otorgan un apropiado lugar de descanso durante la noche, ya que al quedar inhabitados pueden dormir tranquilamente y depositar sus excretas en distintos lugares. Es esto último lo que genera mayor impacto en el rubro de los alimentos; sin embargo, es poco habitual que estos se contaminen directamente con excretas de paloma y generen alguna infección a los consumidores. El daño es más bien a nivel estructural (Lazo, 20102)

En cambio, los murciélagos no habitan de preferencia lugares públicos, pero es probable verlos cerca de centros comerciales, parques o lugares donde exista presencia de focos luminosos que atraigan insectos y fuentes de agua, generando daños estructurales por su orina altamente corrosiva y que daña incluso el metal (Dinamarca, 2009).


Potenciales enfermedades zoonóticas

Desde el punto de vista sanitario, son varios los patógenos que pueden afectar a las poblaciones de palomas de vida libre. Entre los más importantes, que pueden ser transmitidos al humano, se encuentran bacterias de los géneros Salmonella y Chlamydia y levaduras como Criptococcus neoformans. Además, existen algunos parásitos como el Dermanissus gallinae (ácaro hematófago) que también puede provocar molestias (Toro, 2000).

  • Salmonelosis: las palomas pueden diseminar esta bacteria a través de sus heces a gallineros comerciales, infectando gallinas y pollos y por ende a sus productos derivados (huevos y carne) (Toro, 2000).

  • Psitacosis: la infección se produce cuando la persona inhala la bacteria Chlamydia psittaci, presente en las secreciones respiratorias o en el polvillo de las fecas secas de aves portadoras o enfermas. De esta forma, puede ocasionar serios daños a trabajadores que conviven a diario con sectores contaminados. Otra forma de transmisión es por picotazos y por manipulación de plumas y tejidos de aves infectadas. En Chile, la psitacosis se ha notificado ocasionalmente (Jara et al., 2001).

  • Criptococosis: Criptococcus neoformans es otro agente que se describe frecuentemente en palomares y suelos contaminados con excretas de estas aves, pero los pájaros no son infectados. La enfermedad se produce a partir de la contaminación con material orgánico en descomposición. Este hecho tiene especial importancia debido a que en los excrementos desecados de paloma alcanza elevadas concentraciones y puede sobrevivir durante más de un año (González-Acuña et al., 2007).


Para el caso de los murciélagos se destaca la presencia de agentes como Histoplasma capsulatum, además de su importancia como reservorio endémico del virus de la rabia.

  • Histoplasmosis: Histoplasma capsulatum var. capsulatum, agente etiológico de la histoplasmosis, es un hongo que habita suelos con alto contenido de nitrógeno, especialmente aquellos enriquecidos con guano de aves o murciélagos. La obtención a partir de varias especies de quirópteros resulta interesante desde el punto de vista epidemiológico, debido a la ubicuidad y adaptabilidad de estos animales a diferentes ambientes, características que le permiten vivir en grandes urbes y alojarse en las viviendas en estrecho contacto con humanos, siendo aislado desde minas, túneles, criptas, alcantarillas y casas abandonadas, en la mayoría de los casos relacionado a áreas rurales.

Los mamíferos, entre ellos el hombre, se infectan por la inhalación de conidios y pequeños fragmentos de hifas (Canteros et al., 2005)

  • Rabia: la importancia de los animales silvestres en la transmisión de la rabia fue reconocida en Chile en 1985, cuando se detectó por primera vez rabia en murciélagos insectívoros de la especie Tadarida brasiliensis y se confirmó que es el reservorio más importante de la rabia en los centros urbanos y rurales del país (Favic et al., 1999).

Las características poblacionales y de diversidad de estas especies en América Latina hacen que su infección con el virus rábico, aún con una baja incidencia, sea una fuente de infección muy importante para los humanos y animales domésticos (Favic et al., 1999).

La transmisión es principalmente por contacto directo de la saliva a través de mordeduras o heridas, y en menor medida indirecto por inhalación de orina en lugares con alta densidad de murciélagos (OIE, 2010).


Medidas de control y prevención

El control de las palomas urbanas debe basarse en un programa integral en el que se utilice una combinación de los distintos métodos de control y sistemas de prevención según las circunstancias, para lo cual existen empresas especializadas en este tipo de plagas.



  • Métodos de control

  1. Jaulas-trampa: sirve como complemento de otros métodos y no consigue una reducción importante y en poco tiempo de las palomas, pues estas se habitúan a su presencia, y al haber alimento y cobijo habrá inmigración de otras palomas que no habían colonizado ese lugar (España, s.f.).

Finalmente, si la legislación lo permite, se sacrifican (Byrne, 2001). El método de sacrificio usado en Chile es el de dislocación cervical (Lazo, 20103).

  1. Cebos con efecto sedante: se suministran con el alimento y es necesario que todas las aves consuman la dosis mínima efectiva. No son selectivos, pudiendo afectar a otras aves o inclusive otros animales no objetos de control y su precio suele ser elevado (España, s.f.).

  2. Eliminación de nidos y huevos: el problema está en la accesibilidad a los lugares de anidamiento y si no se adoptan medidas de protección, volverán a anidar (España, s.f.).

  3. Empleo de armas: el empleo de armas de aire comprimido debe realizarse bajo todos los permisos necesarios (Byrne, 2001).

  4. Redes: es el método más duradero y eficaz, por lograr una rápida reducción del número de aves en un determinado lugar y desestabilizar la población. La idoneidad de este método está en que actúa eficazmente en aquellos puntos donde la población de palomas se constituye como plaga y, por ende, la presión ejercida por ellas es alta (España, s.f.).




  • Sistemas de prevención

  1. Púas o varillas: útiles en situaciones de presión media o baja, evitando que las palomas se posen (Byrne, 2001).

  2. Alambres: al igual que las púas o varillas se utilizan en superficies estrechas pero de gran longitud y su cometido es el mismo (España, s.f.). Este sistema es útil en situaciones de presión baja, y empleados con mucho cuidado también pueden servir en situaciones de presión media especialmente si se combina con el sistema de control de jaulas (Byrne, 2001). 

  3. Sistema de gel: su consistencia es incómoda para las palomas y evita que se posen, pero no son eficaces a largo plazo puesto que se deterioran fácilmente (Byrne, 2001).

  4. Sistemas acústicos: debido a que las palomas no tienen llamadas de alarma, no se pueden emplear contra ellas (Byrne, 2001).

  5. Sistemas de ultrasonidos: costosos y de dudosa efectividad (España, s.f.).

  6. Sistemas de ahuyentamiento visual: no suelen ser eficaces contra las aves urbanas que son plaga (España, s.f.).

  7. Rapaces: método costoso; su uso queda limitado a determinadas zonas, siendo inviable en el entorno urbano (España, s.f.).


El primer paso para controlar murciélagos es la inspección y el diagnóstico de la infestación: se deben determinar todos los puntos de entrada y salida de los murciélagos, las deficiencias estructurales del edificio que contribuyen a la infestación, los lugares de perchado, el tamaño de la colonia y la especie de murciélago (Grupo-Botix, 2009).


  • Métodos de control

  1. Sellado de aberturas con redes antiaves: su finalidad es impedir el acceso sin producir daño a los murciélagos (Grupo-Botix, 2009).

  2. Púas o pinchos: cuando el método anterior resulta inviable, ya sea desde un punto de vista económico o de accesos (Grupo-Botix, 2009).

  3. Repelentes ultrasónicos o fumigación con repelentes químicos: permiten la expulsión de murciélagos sin dañarlos. Son muy efectivos para espacios cerrados (áticos, falsos techos, etc.). Los equipos emisores de ultrasonidos son ideales para espacios grandes, mientras que se recomienda un repelente en aerosol para espacios reducidos (Grupo-Botix, 2009).


DISCUSIÓN Y CONCLUSIÓN

La presencia de palomas y murciélagos actualmente es parte del entorno urbano, afectando con distinta intensidad a la población humana. Esto genera especial importancia si se trata de lugares de expendio de alimentos, ya que la salud de los consumidores podría verse afectada. Los estándares de calidad que deben cumplir los alimentos para su distribución en el comercio garantizan productos inocuos, pero amenazas como estas plagas urbanas obligan a que las autoridades sanitarias y de aseguramiento de la calidad de los alimentos deban realizar una acción más oportuna y efectiva para evitar, por ejemplo, una eventual contaminación microbiológica. Además, es importante recalcar que estos posibles focos de enfermedades transmitidas por los alimentos (ETA) a los consumidores tienen que ser prevenidos a tiempo, puesto que su identificación una vez producida la ETA es muy dificultosa, ya que muchas veces se ignora la participación de estas especies como posibles diseminadores. Sin embargo, son empresas privadas las que ejecutan los programas de control y erradicación de especies plaga, por lo que los criterios de implementación y el uso de los métodos ya mencionados varían entre ellos. Entonces, resulta imprescindible contar con un médico veterinario capacitado en dichos aspectos, para llevar a cabo las estrategias óptimas y acordes a la situación específica a tratar.

El criterio, la perspectiva de acción frente a la amenaza, un diagnóstico certero de la situación, identificación de especies plaga, manejo técnico y logístico, entre otras, son aptitudes que el médico veterinario a cargo debiese poseer, para que el resultado final del proceso de control de plagas urbanas sea exitoso a corto y largo plazo.

Por otra parte, surge la contradicción frente al tema de cuáles son los factores antrópicos que inciden en la aparición de especies plaga a nivel urbano, su erradicación o reubicación y la posterior consecuencia de esta acción a nivel social y ambiental.

La entretención que generan las palomas domésticas a sectores particulares de una comunidad, como son adultos de tercera edad y niños, es de todas maneras un punto importante a considerar. En otros países se han llevado a cabo campañas educativas para fomentar la no alimentación de palomas en plazas públicas, viendo este hecho como una forma de maltrato animal; las aves se acostumbran a este ofrecimiento de comida, aumentan su tamaño poblacional y luego son ellas mismas las que padecen competencia intraespecífica, provocándose la muerte.

En el caso de los murciélagos, estos son reconocidos como excelentes controladores de otras plagas: insectos, roedores, etc., por lo que su rol en la cadena trófica es realmente indiscutido e irremplazable. Las acciones para el desalojo de estas especies desde diversos ambientes construidos por el hombre deben ser desde la visión ética de que se están manejando especies protegidas, que silenciosamente aportan en gran medida al desarrollo de la agricultura y al control de vectores de enfermedades.

Finalmente, la participación del ser humano es fundamental, puesto que es el responsable en gran medida de la presencia de estas plagas. Difícilmente los sistemas de control, serán eficientes sin una previa educación a la población sobre la forma de vida de estos animales y su responsabilidad en la mantención de estos en el medio urbano.


REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS
- BYRNE, T. 2001. Control de aves urbanas que constituyen plaga. [en línea]. . [consulta: 22-10-2010].

- CANTEROS, C.; IACHINI, R.; RIVAS, M.; VACCARO, O.; MADARIAGA, J.; GALARZA,R.; SNAIDERNAM, L.; MARTÍNEZ, M.; PALADINO, M.; CICUTTIN, G.; VARELA, E.; ALCOBA, E.; ZUIANI, Z.; SAHAZA, J.; TAYLOR, M; DAVEL, G. 2005. Primer aislamiento de Histoplasma capsulatum de murciélago urbano Eumops bonariensis. Rev. Arg. Micr. 37: 46-56.

- CHILE.  2004. Decreto Supremo Nº 05 de enero de 1998. Reglamento de la ley de caza y modificaciones introducidas por el D.S. N° 53.

- CHILE.  2009. Decreto Supremo Nº 977 de 1996. Reglamento sanitario de los alimentos y modificaciones introducidas por el Dto. Nº 106/08 de abril de 2009. 

- DINAMARCA, J. 2009. Control de insectos, roedores, aves (palomas), murciélagos, termitas, etc. [en línea]. . [consulta: 04-11-2010].

- ESPAÑA. AYUNTAMIENTO DE ALICANTE. s.f. Plagas de palomas. [en línea]. . [consulta: 22-10-2010].

- FAVIC, M.; YUNG, V.; PAVLETIC, C.; RAMIREZ, E.; DE MATTOS C.; DE MATTOS, C. 1999. Rol de los murciélagos insectívoros en la transmisión de la rabia en Chile. Arch. Med. Vet.  31(2): 157-165.

- GÓMEZ DE SILVA, H., OLIVERAS DE ITA, A.; MEDELLÍN, R.A. 2005.  Columba livia Gmelin, 1789. [en línea]. . [consulta: 04-11-2010].

- GONZÁLEZ-ACUÑA, D.; SILVA, F.; MORENO, L.; CERDA, F.; DONOSO, S.; CABELLO, J.; LÓPEZ, J. 2007. Detección de algunos agentes zoonóticos en la paloma doméstica (Columba livia) en la ciudad de Chillán, Chile. Rev. Chil. Infect. 24(3): 199-203.

- GRUPO-BOTIX. 2009. Control de aves y murciélagos: la solución. [en línea]. . [consulta: 04-11-2010].

- JARA, M.A.; BORIE, C.; MARTÍNEZ, M. A. 2001. Psitacosis y clamidiosis aviar: Chlamydophila psittaci.  Monografías de Med. Vet. 21(1): 30-38.

- LLEBARÍA, X. 2006. La paloma de ciudad: biología y métodos de control. [en línea]. 
< http://www.andaluciaworld.com/perros/palomabiologia.htm>. [consulta: 03-11-2010].

- MUÑOZ, P.; FREDES, F. 2005. Murciélagos de Chile. Tecno Vet. 11(3): 5-9.

- NPCA. 1999. Hazards from pests in food premises.  In: NPCA Food Protection Symposium “Pest Management ‘99” at Atlanta, Georgia.

- OIE, ORGANIZACIÓN MUNDIAL DE SANIDAD ANIMAL. 2010. Rabia. [en línea]. < http://www.oie.int/esp/ressources/RABIES-ES.pdf>. [consulta: 08-11-2010].

- SESMA. s.f. Murciélagos. [en línea]. <www.vichuquenservicios.cl/word/ murcielagos. doc>. [consulta: 04-11-2010].

- SOL, D.; SENAR, J. 1991. Censo de Palomas Columba livia var. de la ciudad de Barcelona: Aplicación del muestreo estratificado con factor de corrección. Butll. GCA. 8: 19–24.

- SENAR, J.; CARRILLO, J.; ARROYO, L.; MONTALVO, T.; PERACHO, V. 2009. Estima de la abun­dancia de palomas (Columba livia var.) de la ciudad de Barcelona y valoración de la efectividad del control por eliminación de individuos. Arxius de Miscellànea Zoològica. 7: 62–71.

- SEREMI DE SALUD REGIÓN DE VALPARAÍSO. s.f. Local de expendio de alimentos. [en línea]. . [consulta: 02-11-2010].

- TORO, H. 2000. Palomas: historia, presencia en Chile y riesgos asociados. [en línea]. Tecno Vet. 6(2). <http://www.tecnovet.uchile.cl/CDA/tecnovet_articulo/0,1409, SCID%253D11537%2526ISID%253D463,00.html>. [consulta: 17-10-2010].

1LAZO, J. 2010. [Comunicación Personal]. U. de Chile, Fac. de Cs. Veterinarias y Pecuarias.

2 LAZO, J. 2010. [Comunicación Personal]. U. de Chile, Fac. de Cs. Veterinarias y Pecuarias.

33 LAZO, J. 2010. [Comunicación Personal]. U. de Chile, Fac. de Cs. Veterinarias y Pecuarias.

similar:

Impacto de plagas urbanas (palomas y murciélagos) en el expendio de alimentos para consumo humano iconCuando se destinen al consumo humano o para uso en los procesos de...

Impacto de plagas urbanas (palomas y murciélagos) en el expendio de alimentos para consumo humano iconLas frutas constituyen un grupo de alimentos indispensable para el...
«fruto, infrutescencia, la semilla o las partes carnosas de órganos florales que hayan alcanzado un grado adecuado de madurez y sean...

Impacto de plagas urbanas (palomas y murciélagos) en el expendio de alimentos para consumo humano icon¿Es la leche animal adecuada para el consumo humano?

Impacto de plagas urbanas (palomas y murciélagos) en el expendio de alimentos para consumo humano iconVerificación de la secretaria a pipas de agua para consumo humano

Impacto de plagas urbanas (palomas y murciélagos) en el expendio de alimentos para consumo humano iconInkoa y Cidetec-ik4 desarrollan un dispositivo para la detección...

Impacto de plagas urbanas (palomas y murciélagos) en el expendio de alimentos para consumo humano iconItalia: Regreso al consumo de alimentos naturales

Impacto de plagas urbanas (palomas y murciélagos) en el expendio de alimentos para consumo humano iconPor la que se modifican los anexos II y III de la Directiva 98/83/ce...

Impacto de plagas urbanas (palomas y murciélagos) en el expendio de alimentos para consumo humano iconA lo largo de toda la historia, la preocupación por el impacto de...

Impacto de plagas urbanas (palomas y murciélagos) en el expendio de alimentos para consumo humano iconPor la cual se reglamentan las condiciones sanitarias y de inocuidad...

Impacto de plagas urbanas (palomas y murciélagos) en el expendio de alimentos para consumo humano iconLa nutrición es el proceso de consumo, absorción y utilización de...




Todos los derechos reservados. Copyright © 2019
contactos
b.se-todo.com