Tema 2: evolución de la vida. Promoción de la salud




descargar 259.48 Kb.
títuloTema 2: evolución de la vida. Promoción de la salud
página8/10
fecha de publicación24.01.2016
tamaño259.48 Kb.
tipoDocumentos
b.se-todo.com > Biología > Documentos
1   2   3   4   5   6   7   8   9   10

4.1.5-LOS FÁRMACOS


Los fármacos son sustancias destinadas a uso médico y su objetivo es prevenir y curar enfermedades. Deben ser utilizados bajo control médico. Cuando se consumen sin finalidad curativa o no se siguen las indicaciones del médico, pueden ser perjudiciales. Los fármacos de los que mas frecuentemente se abusa son:



  • Anfetaminas: Activan el sistema nervioso central, provocando pérdida de apetito y alteran el sueño. Su uso continuado provoca tolerancia y dependencia.

  • Barbitúricos: Se utilizan en el tratamiento del insomnio. En dosis excesivas pueden llegar a provocar estado de coma o la muerte.

  • Analgésicos narcóticos: Se utilizan en tratamientos contra el dolor en casos extremos, como enfermos terminales de cáncer. Por ejemplo: morfina y metadona, esta última se utiliza en programas para el tratamiento de la dependencia a la heroína.


4.1.6-- LA ANOREXIA Y BULIMIA
Son enfermedades que se manifiestan como trastornos del comportamiento alimentario que cuando no se tratan pueden poner en peligro la vida de las personas que lo sufren. Estas personas tienen una preocupación excesiva por no engordar, aún cuando su peso sea normal.

La anorexia se caracteriza por un miedo excesivo a engordar y por una distorsión de la imagen corporal que hace que las personas se sientan y vean gordas cuando no lo están. Esto les lleva a:

- Comer cada vez menos.

- Realizar ejercicio físico intenso.

- Utilizar diuréticos y laxantes.





Todo esto provoca una pérdida excesiva de peso que llega, en fases más avanzadas, a poner en peligro su vida por desnutrición y por problemas circulatorios.

En la bulimia, junto al miedo a estar gordo, se pierde el control de la comida siendo típicos los atracones compulsivos y después provocar el vómito.

En ambos casos, el problema es de salud mental. En la adolescencia los jóvenes buscan modelos a quien parecerse y con quienes identificarse y a veces los mensajes que se reciben de los medios de comunicación no son los más adecuados para esa edad.

4.1.7--

ACCIDENTES DE TRÁFICO

Los accidentes son muy frecuentes en los menores de 25 años. Una de las causas de estos accidentes es el consumo de drogas antes de la conducción, ya que estas disminuyen los reflejos, crean una falsa seguridad en sí mismo y la adopción de conductas temerarias, alteraciones sensoriales, somnolencia, cansancio y fatiga muscular. Como consecuencia de estos accidentes hay muchos jóvenes que sufren lesiones medulares y muchos de ellos se ven obligados a usar una silla de ruedas durante toda su vida.



4.2- LAS ENFERMEDADES INFECCIOSAS

Son las producidas por microorganismos, que son seres de tamaño inferior a 0,1 mm que sólo pueden ser vistos al microscopio. Pueden estar formados por una sola célula, por varias e incluso pueden ser estructuras acelulares. Estos son:

Las bacterias: Son organismos unicelulares procarióticos, es decir sin membrana nuclear. Disponen de membrana plasmática y pared celular. Algunas tienen una 3ª capa llamada cápsula. Otras poseen flagelos. En el citoplasma hay gran cantidad de ribosomas y en una zona del citoplasma se halla el material genético.





Los virus: Son estructuras vivas formadas por un estuche o cubierta de proteínas llamada cápsida que contiene un ácido nucleico (o ADN o ARN, nunca los dos). Son acelulares (no poseen estructura de célula). Muy pequeños.    Poseen funciones de reproducción y relación, pero no de nutrición.



Los hongos: Son organismos unicelulares o falsos pluricelulares eucarióticos y heterótrofos. Viven en lugares    húmedos sobre materia orgánica muerta (hongos saprofitos), en el interior o exterior de otros seres vivos, a los que perjudican (hongos parásitos), o asociados a algas formando los líquenes (hongos simbióticos). Solamente los segundos causan enfermedades.





Los protozoos: Son organismos unicelulares eucarióticos. Viven en agua dulce y en el mar y algunos en líquidos    que forman parte de organismo pluricelulares, como la sangre.



Las enfermedades infecciosas se transmiten de persona a persona, extendiéndose así la enfermedad mediante el contagio, que puede producirse de diferentes maneras:




  1. Por contacto directo con otras personas o con objetos contaminados. Por ejemplo la sífilis y la gonorrea, son dos enfermedades que se propagan por contacto sexual, ya que las bacterias que las ocasionan mueren rápidamente fuera del cuerpo. Otros ejemplos pueden ser una enfermedad causada por hongos, como el pie de atleta, u otras como la lepra, la viruela, la varicela, el sarampión, …

  2. Inhalando las gotitas de agua o saliva cargada de gérmenes, que van dejando las personas cuando tosen o estornudan a poca distancia. De este modo se transmiten la gripe, la difteria, la tuberculosis, …



  1. Por ingestión de líquidos o comidas contaminadas por microbios procedentes de recipientes sucios, manos sucias, moscas, ratones o animales domésticos. Por ejemplo la salmonelosis producida por la bacteria Salmonella que ocasiona trastornos digestivos importantes debido a  que los alimentos están contaminados con ella. El cólera se transmite a través de aguas contaminadas.

  2. Por insectos y otros vectores. (Se llaman vectores a los animales que transmiten la enfermedad transportando el microbio que la produce). Así se origina una enfermedad tan peligrosa como la malaria, causada por un protozoo "el plasmodio", típica de zonas pantanosas y que provoca cada año la muerte de más de tres millones de personas en todo el mundo.

  3. Por contacto indirecto. Ciertas actuaciones de los seres humanos favorecen la transmisión de gérmenes, por ejemplo la hepatitis o en algunos casos el SIDA, que se transmiten al recibir una persona sangre de otra o mediante instrumentos como jeringuillas o bisturíes.


4.3-DEFENSAS FRENTE A LAS INFECCIONES




Los seres vivos han desarrollado una complicada red de defensas o barreras con el fin de evitar la entrada de microorganismos. Estas defensas pueden ser inespecíficas (como la piel, las mucosas las células especializadas en la fagocitosis, los macrófagos, transportados por la sangre y la linfa) o específicas (como los glóbulos blancos y su acción inmunitaria).

La piel y las mucosas son las primeras estructuras defensivas que presenta un organismo. La piel es una barrera muy efectiva, ya que los microorganismos sólo pueden atravesarla si hay rotura o herida; las mucosas son mucho más frágiles, aunque en los orificios naturales del cuerpo, las células de las mucosas que lo recubren, producen secreciones con actividad antimicrobiana.



Así, en los ojos, las glándulas lacrimales segregan con las lágrimas una sustancia, la lisozima, que impide el desarrollo de bacterias. Por su parte, el movimiento de los párpados distribuye este líquido por toda la superficie del ojo con un efecto de lavado muy eficaz.

La nariz y las vías respiratorias están tapizadas por células ciliadas, entre las cuales existen células secretoras de un mucus o mucosidad en el que se pegan todas las partículas sólidas que hayan podido entrar con el aire inspirado. A la vez, el movimiento de los cilios va empujando todo ello hacía el exterior.

El estómago y la vagina poseen un alto grado de    acidez que dificulta o impide el desarrollo de    microorganismos o microbios.









Las glándulas sebaceas segregan una sustancia grasa que junto con el sudor y las células muertas que se van desprendiendo de la superficie de la piel, forma una capa ácido-grasa que nos protege de los gérmenes. Al desprenderse estas células muertas se van con ellas los microbios que se han depositado allí, antes de que puedan penetrar en el organismo.

Por si fueran rebasadas las barreras externas inespecíficas, disponemos de un segundo sistema defensivo inespecífico, formado por los fagocitos, que son células especializadas que eliminan elementos extraños para el organismo "fagocitando" a los elementos extraños. Esto significa que tratan a estos elementos como si fueran su alimento, introduciéndolos en una vacuola (vacuola fagocítica) mediante unos salientes del citoplasma llamados pseudópodos; luego los digieren (vacuola digestiva) con ayuda de unas sustancias llamadas "enzimas digestivos", con lo cual quedan destruidos.

Los elementos extraños pueden ser, microbios, células muertas, o células transformadas en cancerosas u otro tipo de células anormales. Las células más importantes que realizan fagocitosis son los macrófagos, células del tejido conjuntivo (el que está, entre otros sitios, bajo la piel) que se caracterizan por poseer pseudópodos que les sirven tanto para desplazarse desde el torrente circulatorio, atravesando las paredes de los capilares, hasta donde está la infección, como para realizar su función fagocítica.




Las defensas específicas: la acción inmunitaria.
El organismo es capaz de reconocer elementos extraños (microorganismos, células de otro ser vivo, etc.) que hayan podido entrar en él. Ese reconocimiento es posible porque el elemento extraño posee ciertas moléculas, llamadas antígenos, que solamente él tiene. Hay varios tipos y, de cada uno de ellos, miles de ejemplares en cada microbio. Algunos son reconocidos inmediatamente por el organismo, que reacciona fabricando contra el antígeno unas sustancias, llamadas anticuerpos, capaces de reconocerlo y de unirse a él, destruyendo finalmente al microorganismo o la célula portadora del antígeno mediante diversos mecanismos.

Algunas de las características de la acción inmunitaria son las siguientes:




- Los antígenos, pues, son señales que ponen en alerta al organismo, reaccionando éste fabricando anticuerpos.

- Cada anticuerpo solamente actúa contra un antígeno. Antígeno y anticuerpo están hechos "el uno para el otro".

- Las actuaciones del sistema inmunitario se realizan en varios frentes y ordenadamente hasta eliminar al invasor.

Todo lo anterior puede entenderse con el siguiente ejemplo:

Supongamos que te pinchas con una punta en la cual había bastantes ejemplares de una determinada bacteria. El pinchazo hace que esa bacteria entre en tu cuerpo y, una vez allí, empieza a reproducirse. Todos sus descendientes tendrán los antígenos que corresponden a esa especie. Y llega un momento en que los linfocitos (un tipo de glóbulos blancos de la sangre) se ponen en contacto con el antígeno, empezando inmediatamente a fabricar el anticuerpo correspondiente.

Cada linfocito fabrica miles de moléculas de anticuerpo. Algunos anticuerpos son liberados al medio y atacan en él al portador del antígeno: son los fabricados por los lifocitos B.

Otros anticuerpos permanecen en la membrana del linfocito que los ha fabricado y es este linfocito, valiéndose de los anticuerpos, el que ataca a la célula portadora del antígeno: Son los linfocitos T.






Estos mecanismos defensivos no se ejercen únicamente sobre microbios patógenos. También se usan para destruir células propias que se han transformado en cancerosas (lo que ocurre es que muchas veces no se detectan estas células y de ahí la gravedad de la enfermedad), o para limpiar el organismo de células muertas o restos celulares, labor propia de los macrófagos. Incluso para eliminar células de otro organismo que hayan entrado accidentalmente en el nuestro.





  • TAREA 2: En las tiras de imágenes de la izquierda, elige un dibujo de cada línea, de modo que quede así una secuencia lógica del curso de la infección.

ANOMALÍAS DEL SISTEMA INMUNITARIO: EL SIDA



El SIDA es una enfermedad debida a la destrucción progresiva del sistema inmunitario por un virus, el VIH (Virus de la Inmunodeficiencia Humana). Este virus es temible, ya que ataca al mismo centro de mando del sistema inmunitario (los linfocitos T4), paralizando las defensas, incluso antes de que éstas se organicen para combatirlo.

El VIH es de dimensiones pequeñísimas y está constituido por una cápsida (cubierta) de proteínas que rodea dos moléculas idénticas de ARN (ácido ribonucleico), que es portador de la información genética del virus. El conjunto está protegido por una estructura de proteínas y lípidos, semejante a la membrana plasmática de las células.



La palabra SIDA significa “Sindrome de InmunoDeficiencia Adquirida”:

S = síndrome:conjunto de síntomas.

I  = de inmuno.

D = deficiencia: debilitamiento importante del sistema inmunitario.

A = adquirida: no hereditaria, sino debida a un virus, contraída por el enfermo durante su vida.

La acción de este virus sobre el sistema inmunitario queda reflejada en el siguiente esquema:



En cuanto a la transmisión del VIH, hay cuatro vías principales:

  • Transmisión sexual.

  • Uso compartido de agujas, de jeringuillas y de instrumentos contaminados.

  • Transfusiones sanguíneas e inyección de productos sanguíneos.

  • De la madre infectada al feto.



INMUNIDAD ARTIFICIAL: SUEROS Y VACUNAS
Cuando los linfocitos han aprendido a fabricar un anticuerpo (cosa que les lleva unos cuanto días) ya no lo olvidan, de modo que, si vuelve a aparecer el microorganismo, se ponen inmediatamente a fabricar anticuerpos y aquél es rápidamente eliminado. Por eso una persona que ha padecido el sarampión ya no lo volverá a padecer.

Desgraciadamente, en algunos microorganismos causantes de enfermedades, se producen cambios en sus antígenos cada año y, como no valen los anticuerpos, el microbio se desarrolla causando la enfermedad. La gripe es un caso típico.


Pero podemos tomar anticuerpos de la sangre de alguien que haya padecido una enfermedad, guardarlos e inyectárselos a otra persona cuando empiece a tener los síntomas de la enfermedad. Mientras le queden anticuerpos de los que se le han inyectado no padecerá la enfermedad. A este procedimiento se le llama sueroterapia y al líquido con los anticuerpos se le llama suero.

También podemos engañar al sistema defensivo haciéndole creer que llega un invasor. Por ejemplo, inyectando en una persona antígenos del microbio o el propio microbio, pero muerto. Así no hay posibilidad de que se desarrolle la enfermedad, pero los linfocitos fabricarán anticuerpos y, lo que es mucho más importante, recordarán para siempre cómo se fabrican. A este procedimiento se le da el nombre de vacunación y lo que se inyecta es la vacuna. Existen vacunas contra muchísimas enfermedades. Alguna de ellas ha sido tan eficaz, que la enfermedad ha desaparecido de la Tierra, como es el caso de la viruela.

EL SISTEMA INMUNITARIO Y LOS TRASPLANTES DE ÓRGANOS

Como la misión del sistema inmunitario es defender el organismo, debe saber distinguir los elementos extraños de los propios, de manera que estos no sean atacados. El modo de identificar a las células es mediante los antígenos que llevan en su membrana. Estos antígenos dependen de los genes y son diferentes en unas y otras personas. Cuando se trasplanta un órgano, el cuerpo receptor interpreta que han entrado células invasoras y las ataca. Esta reacción defensiva es tanto más enérgica, cuanto más diferentes son los antígenos y, como éstos dependen de los genes, la posibilidad de rechazo es menor cuanto más próxima es la relación familiar entre donante y receptor, ya que tendrán más genes iguales. Si fuesen hermanos gemelos tendrían exactamente los mismos genes y el trasplante no sería rechazado.

Existen bancos de datos en los que están registrados qué antígenos poseen los posibles receptores. Cuando existe un donante (por ejemplo, alguien fallecido en un accidente) se hace el análisis de sus antígenos y se comparan con los que hay en el banco de datos, seleccionando a la persona más parecida, que es urgentemente llamada para la operación.

Normalmente habrá riesgo de rechazo y, para hacerlo mínimo, se recurre a ciertos medicamentos que frenan a la parte del sistema inmunitario que actúa en estos casos. Así se ha logrado salvar muchísimas vidas.



4.4- LOS MEDICAMENTOS



Podemos ayudar a nuestro organismo a eliminar los microbios perjudiciales mediante sustancias que sean venenosas para ellos y, naturalmente, que no lo sean, o lo sean poco, para nuestras células.

Algunos medicamentos matan a los microorganismos, otros impiden que se reproduzcan, otros hacen que los productos tóxicos que fabrican no nos hagan daño, los hay que estimulan el sistema defensivo, etc.

También hay medicamentos que evitan los efectos de la infección sin eliminar o atacar al microbio. Por ejemplo los que se toman contra la gripe, que no afectan al virus y nos evitan parte de las molestias, incluso pueden salvar la vida de personas delicadas.

4.5- PRIMEROS AUXILIOS



Los primeros auxilios son actuaciones que se realizan urgentemente a una persona lesionada, enferma o accidentada. Su finalidad  es la de reducir los efectos de la lesión, la enfermedad o el accidente, no sustituir al médico.

Los primeros auxilios se realizan en situaciones anormales, por lo que debes:

  1. Tener calma.

  2. Observar la situación.

  3. Pensar de qué forma puedes ayudar.

  4. Actuar de forma rápida, eficaz y con precisión.

  5. No hacer nada que no sepas hacer.



La zona en la que se ha producido un accidente puede ser peligrosa. Por ello, hay que actuar con precaución. Debes seguir los siguientes consejos:

  1. Asegúrate de que no hay peligro. Un cable suelto con corriente eléctrica o combustible en el suelo puede provocar otro accidente y lesiones a aquellas personas que acuden a prestar ayuda. Debes señalizar la zona peligrosa.

  2. Protégete para evitar posibles daños. Si actúas en la carretera y sales de un coche no olvides utilizar el chaleco reflectante.

  3. Observa a la víctima y protégela de nuevos daños.

  4. Pide ayuda. Si es necesario, llama al teléfono de emergencia 112, pero antes de llamar debes tener claras las siguientes cuestiones:

    • ¿Dónde? Lugar en el que se encuentra la víctima, localidad, calle, portal, piso, punto kilométrico...

    • ¿Qué? describe claramente lo que ha pasado, un atropello, una caída, un desvanecimiento.

    • ¿Cómo se encuentra? Breve descripción del estado de la víctima.

  5. Habla despacio y con claridad. Indica un posible número de teléfono de contacto.

  6. Aplica las medidas de urgencia y espera a que llegue el personal sanitario.

Normas generales

Estas normas se pueden aplicar a la mayoría de los accidentes:

  1. No muevas al accidentado, puede tener traumatismos en la columna o en la cabeza.

  2. Busca los signos vitales:

    1. La consciencia: habla al accidentado, trata de tranquilizarlos y anímale.

    2. El pulso: pon la mano sobre su corazón o con los dedos índice y corazón presiona en el cuello, al lado de la laringe (la nuez), o en la base del cuello por encima de la clavícula.



    1. La respiración: pon tu oreja cerca de su boca y escucha si respira. Observa si sube y baja la caja torácica.

    2. Hemorragias. observa si hay pérdida de sangre y, si se produce, intenta cortarla.

  1. Coloca al accidentado en posición de recuperación o espera.

  2. Mantén abrigado, no acalorado, al accidentado.

No le des comida, bebida, ni, por supuesto, tabaco.

Maniobras más comunes en primeros auxilios

1-Desinfección de heridas

La piel es una barrera para la entrada de gérmenes. Cuando se produce una herida, la barrera se rompe y los gérmenes penetran en el interior del cuerpo. Para que esto no suceda debemos limpiar la zona afectada. Para ello, debes proceder de la siguiente manera:

  • Lávate las manos, así disminuyes la posibilidad de infección.

  • Limpia la zona alrededor de la herida con agua y jabón, desde la zona de la herida hacia fuera.

  • Limpia la herida con agua y jabón. Procura que no quede ningún cuerpo extraño, como un grano de arena. Si hay que extraer algún cuerpo extraño utiliza unas pinzas esterilizadas a la llama.

  • Utiliza un desinfectante, como por ejemplo, una solución yodada.

  • Si la herida ha sido producida por un objeto punzante hay que presionar la zona para que salga sangre. Así se limpia desde dentro hacia fuera.




2-Hemorragias

Una hemorragia se produce al seccionar un vaso sanguíneo. Para impedir que el accidentado se desangre, debes comprimir fuertemente la herida con un paño limpio de tela. No uses pañuelos de papel ni bolas de algodón, ya que se deshacen. Si el paño se empapa, coloca otro encima. No retires el anterior y continúa comprimiendo la herida.

No realices un torniquete, ya que podrías provocar más daños.



Cuando la sangre sale del cuerpo con lentitud, proviene de un vaso venoso. Si la herida está en un brazo o una pierna, levanta la extremidad para disminuir la pérdida de sangre.

Cuando la sangre mana deprisa, proviene de un vaso arterial. Si la herida se encuentra en una extremidad, presiona fuertemente la arteria que aporta la sangre. La presión debe ser ejercida en los puntos de compresión arterial que se encuentran en las ingles y las axilas.

3- Fracturas

La fractura es una rotura de un hueso. Puede ser abierta, cuando el hueso atraviesa la piel, o cerrada, si la piel no se rompe. Actúa de la siguiente manera:

  • Si es en una extremidad, coloca unas tablillas almohadilladas desde la articulación superior hasta la articulación inferior a la zona de fractura.

  • Cuando la fractura es abierta hay que cortar o controlar la hemorragia. No uses desinfectantes.

  • Si la zona que consideras afectada es la espalda o el cuello no muevas al accidentado. Cuando esto no es posible, introduce una tabla por debajo del herido y sujétale la cabeza y el cuerpo a la tabla para que no se mueva en el traslado.



4- Parada cardiaca

Cuando el corazón deja de latir y se para, la sangre deja de circular por el organismo. El oxígeno que necesitan los tejidos para sobrevivir no llega, provocando su muerte. Para que esto no ocurra, debemos hacer el masaje cardiaco. Así el corazón impulsará la sangre.





La compresión (empujón) del masaje cardiaco debe durar aproximadamente un segundo. Así, se habrán realizado 60 compresiones, "latidos", en un minuto.

El masaje cardiaco debe realizarse hasta que el corazón de la víctima vuelva a funcionar. Esto supone para el socorrista un gran esfuerzo. Por eso es recomendable que haya dos personas para realizar el masaje por turnos.

5- Asfixia

La asfixia se produce cuando el aire no penetra en los pulmones de la víctima. Esto suele ser debido a una obstrucción en la primera parte del tracto respiratorio.



Cuando un objeto obstruye la garganta nunca se debe introducir los dedos en la faringe, ya que se puede empujar el objeto hacia el interior. En estos casos se debe utilizar la maniobra de Heimlich. Esta maniobra consiste en presionar la parte superior del abdomen para que el aire de los pulmones salga de forma explosiva, expulsando el objeto que obstruye las vías respiratorias.

Si no se observa que el tórax asciende cuando se insufla el aire es porque hay una obstrucción en las vías respiratorias. ¡Realiza la maniobra de Heimlich!

Cuando no hay obstrucción en la garganta se realiza el boca a boca.

Si el accidentado es un niño o un bebé se debe moderar la fuerza con la que se insufla el aire.


1   2   3   4   5   6   7   8   9   10

similar:

Tema 2: evolución de la vida. Promoción de la salud iconTema 4: Evolución y origen de la vida

Tema 2: evolución de la vida. Promoción de la salud iconTema 2: origen y evolución de la vida

Tema 2: evolución de la vida. Promoción de la salud iconTema el origen de la vida y la evolucióN

Tema 2: evolución de la vida. Promoción de la salud iconTema Origen y evolución de la vida

Tema 2: evolución de la vida. Promoción de la salud iconTema 3: origen de la vida y evolucióN

Tema 2: evolución de la vida. Promoción de la salud iconTema el origen de la vida y la evolucióN

Tema 2: evolución de la vida. Promoción de la salud iconTema 10. Origen de la vida y evolución de las especies

Tema 2: evolución de la vida. Promoción de la salud iconTema Origen de la vida y evolución de las especies

Tema 2: evolución de la vida. Promoción de la salud iconTema Origen de la vida y evolución de las especies

Tema 2: evolución de la vida. Promoción de la salud iconEl conceptolos conceptos de la salud y el bienestar integral en el...




Todos los derechos reservados. Copyright © 2019
contactos
b.se-todo.com