Medio Ambiente y desarrollo en las Sierras Subbéticas Cordobesas




descargar 0.5 Mb.
títuloMedio Ambiente y desarrollo en las Sierras Subbéticas Cordobesas
página5/15
fecha de publicación28.01.2016
tamaño0.5 Mb.
tipoDocumentos
b.se-todo.com > Biología > Documentos
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   15

Circus pygargus (Aguilucho cenizo).

Hábitat. Ocupa habitat humanizados, nidificando en pleno suelo de cultivos esencialmente de gramíneas.

Poblaciones. Dentro del Parque no nidifica ninguna pareja, restringiéndose su distribución actual ha unos breves puntos del término de Cabra. La población estimada en la comarca debe ser de 1-3 parejas, de las 10-15 de hace no más de 10 años. La situación de esta pequeña rapaz estival parece bastante incierta. Hace no mucho tiempo debió de tratarse de una especie común, e incluso abundante. Hoy quizás críe alguna pareja aislada en algún trigal.

Problemática y medidas de conservación. La sustitución de las "estepas cerealistas" por olivar, la destrucción de puestas por cosechadoras, los insecticidas, junto a la caza y expolio de nidos, deben ser causas de la inminente desaparición de la especie. La misma disminución de efectivos también parece haberse verificado, al menos, en la región andaluza.

Aquila chrysaetos (Aguila Real).

Poblaciones. Que sepamos en estos últimos años no ha criado ninguna pareja dentro del término de Cabra. No obstante, sí conocemos algunos nidos lindando el término, por lo que la presencia del Aguila Real es común. Sin duda alguna esta majestuosa rapaz ha debido criar cuando era más abundante dentro del territorio de Cabra. Algunos puntos suelen ser bastantes frecuentados como dormidero. Actualmente, y debido posiblemente, a una reducción de esos factores las poblaciones de Aguila Real de la Subbética parecen haberse recuperado sensiblemente.

Problemática y medidas de conservación. La persecución directa por el hombre, por parte de la caza y, más raramente, su expolio para cetrería han debido ser causas principales de la disminución de efectivos. Actualmente, y debido posiblemente, a una reducción de esos factores las poblaciones de Aguila Real de la Subbética parecen haberse recuperado sensiblemente.

Hieraaetus fasciatus (Aguila perdicera).

Poblaciones. Una pareja ha estado nidificando, recientemente, en un cortado a escasos metros del fin del término de Cabra. Sin embargo, esta pareja debido, con bastante seguridad, a la caza ha sido exterminada, ocupando su lugar una pareja de Aguilas Reales, aún no adultas.

Problemática y medidas de conservación. Al igual que para A. chrysaetos, esta área ofrece unas características ecológicas muy aceptables para las querencias de esta especie, por lo que las capacidades de estas sierras para albergar más parejas es considerablemente mayor. La razón por la que este número potencial no se alcanze hay que buscarlas, de nuevo, en una abusiva presión humana. En la actualidad, el Aguila Perdicera parece haber disminuido sensiblemente, aunque, relativamente se mantiene (una mayor concienciación de los cazadores al respeto de las rapaces puede ser la razón de este relativo mantenimiento). Dejando a parte las influencias artificiales sobre la especie, lo dicho sobre factores controladores de poblaciones para el Aguila Real son perfectamente extrapolables para la especie.

Familia Falconidae.

Falco naumanni (Cernícalo Primilla).

Poblaciones. La disminución de sus poblaciones, es quizás una de las más vertiginosas. Actualmente, no cría ninguna pareja dentro del Parque, y en la comarca se estiman nidifiquen unas 27 (año 1987). Hay que tener en cuenta que hace unos 20 años se estima la población de primillas en la comarca en unas 250 parejas. El Cernícalo Primilla, al igual que su congénere ecológico, el Aguilucho Cenizo, esta caminando hacia un lento exterminio. Hace menos de diez años la figura y el grito estridente de este halconcito era más que frecuente en pleno casco urbano. Construcciones como "Las Escolapis", el Instituto y diversas grandes casas, albergan alguna pareja o incluso nutrida colonia de la especia. Hoy día el Cernícalo Primilla ha desaparecido de Cabra.

Problemática y medidas de conservación. Las causas de desaparición de la especie no están completamente esclarecidas. Con bastante probabilidad un cúmulo de factores está provocando una importante reducción de efectivos, que es extensiva a todo el territorio español. Entre estos, debemos destacar la sustitución de los pastizales (hábitat humano que selecciona) por olivares, las restauraciones de construcciones humanas y monumentos que no tienen en cuenta que una parte importante de esas construcciones y monumentos son precisamente los cernícalos, y, de nuevo, ese fantasma de los pesticidas. Por supuesto, que la caza directa y el expolio de pollos han debido de ser bastante importantes; sin embargo, bajo nuestro punto de vista, sus efectos son insignificantes si los comparamos con los anteriormente mencionados.

Problemática.

En Europa, la principal problemática parece estar en la influencia de los residuos organoclorados. Los efectos de los plaguicidas en la zona son completamente desconocidos, aunque, probablemente, no sean tan notorios como en las áreas europeas.

Sin embargo, la cetrería si puede ser un factor serio como limitador de poblaciones. La alta densidad de halcones debe estar relacionada con la densidad de cetreros.

La caza directa de peregrinos debe ser un factor a tener en cuenta en la dinámica de sus poblaciones.

Los cambios en el hábitat no deben haber repercutido negativamente en los contingentes de halcones de las Subbéticas, sino, quizás, favorecidas. La abertura y fragmentación del bosque y matorral mediterráneos, su transformación en tierras de cultivo, lleva pareja la construcción de cortijadas, donde suelen criarse los palomos que luego serán fundamentalmente seleccionados por el peregrino.

Si debe afectar continuas molestias en las zonas de cría.

La competencia directa por el alimento con otras rapaces debe ser mínima. Sin embargo, la competencia por ocupar tajos donde nidificar debe ser, probablemente, más importante.

Falco tinnunculus (Cernícalo Vulgar).

Con mucho se trata de la rapaz diurna más abundante en la zona. También lo es en Europa donde nidifican unas 250,000 parejas (Gensbol, 1984) y España donde se estimaron en la pasada década unas 30,000 parejas nidificantes (Garzón, 1977). Su eclecticismo a la hora de elegir hábitat y su plegable y diversificada dieta (datos propios, ver también, Cavé, 1968, Korpimäki, 1985a; 1985b), han debido ser elementos clave de su actual éxito. Puede ser encontrado en todo tipo de hábitat donde un agujero sirva de asentamiento para su nido. Desde la alta montaña, pasando por matorrales, siempre abiertos, olivares, huertas, eriales y, visitando con bastante frecuencia el casco urbano sobre todo al crepúsculo a la búsqueda de murciélagos y gorriones. Puede ser considerada, por consiguiente, como una rapaz muy abundante.

Las principales causas de destrucción de efectivos del Cernícalo Vulgar parten, como casi invariablemente, por parte del hombre. Al ser la rapaz más abundante también lo es la que con mayor frecuencia cae en manos de cazadores desaprensivos. Especial énfasis hay que disponer al expolio de pollos en nidos y destrucción de puestas. En este caso con menor frecuencia dichos expolios son producidos por cetreros, sino por población normal que los saquean "como animales de compañia".

El propio número de Cernícalos Vulgares debe ser el limitante más importante de sus efectivos, ya que la competencia interespecífica debe ser baja (Korpimäki, 1985c). Hemos encontrado algunas interesantes zonas donde pueden formar pequeñas "colonias" (3, 4 ejemplares, hasta 6 en una colonia mixta con F. naumanni), ya que se trata de una rapaz con tendencias no territoriales, defendiendo sólo una pequeña zona alrededor del nido (Cavé 1968; Village, 1983).

Alectoris rufa (Perdiz Roja).

Poblaciones. Se trata de uno de los herbívoros alados más abundantes y conocidos de la comarca. Mucho se discute sobre si sus poblaciones atienden a un aumento o regresión de efectivos.

Problemática y medidas de conservación. Con bastante probabilidad plaguicidas e insecticidas deben tener un efecto negativo principalmente sobre el éxito reproductivo, en las zonas de cultivo (olivares, fundamentalmente) donde las perdices son abundantes. El peligro más fuerte -al igual que su congénere la codorniz- puede ser el jabalí. También en fuerte medida una abusiva presión por parte de cazadores puede repercutir en una disminución sustancial de efectivos.
Columba palumbus (Paloma Torcaz).


Nido de paloma torcaz en un olivo
La densidad relativa de este enorme palomo no parece ser muy elevada si la comparamos por ejemplo con la cercana Sierra Morena. Probablemente su querencia por áreas profundamente boscosas, hace que la Paloma Torcaz no alcance dentro de la zona de estudio densidades tan apreciables. Sin embargo puede ser considerada como una especie común, que parece haber aumentado sensiblemente sus poblaciones en los últimos años. Las poblaciones parecen ser sedentarias y en invierno no parece constatarse ningún aumento visible en número, por lo que puede que la invernada en esta zona debe ser, cuando máximo, residual.

Aunque ligada a zonas boscosas, suele encontrarse en ocasiones en hábitat humanos. La caza de la Paloma Torcaz no se haya muy arraigada en la zona, por lo que no es un factor tan importante de control de poblaciones. Tampoco la depredación debe ser notoria. Sin embargo, la degeneración del bosque si debe ser un condicionante primaria a la hora de fijar su abundancia.

Caprimulgus ruficollis. Chotacabras Pardo.

Poblaciones. cuyas poblaciones son difíciles de precisar, considerando que debe tratarse de una especie de común a escasa.

Problemática y medidas de conservación. Sus hábitos de nidificación, invariablemente ligados al suelo, hacen del chotacabras una especie sensible a una irrupción desmedida de jabalíes, los cuales, en condiciones de explosión demográfica, pueden provocar graves daños por destrucción de polladas. Otro factor directo, limitante de poblaciones puede ser la alta mortandad por atropello que presenta la especie. Es de preveer una influencia negativa de insecticidas organoclorados.

Apus melba. Vencejo Real.

Hábitat. En contraste con la especie anterior, este vencejo de mayor tamaño, no presenta una querencia hacia los hábitat humanizados. Sus colonias, de tamaño variable, son situadas casi invariablemente en paredes verticales o entradas de cuevas o grandes oquedades; no obstante, existen algunos datos de cría en torres de iglesias elevadas, aunque no en el área de estudio (datos propios). si bien, se haya prácticamente circunscrito a la montaña y bosques aledaños, donde capturar los insectos voladores que forman parte de su dieta.

Poblaciones. Debido a la acusada geografía de la zona, el vencejo real posee unas poblaciones relativamente numerosas;

Fenología. Se trata de una especie estival, con migración postnupcial, en ocasiones bastante tardía.

Apus apus. Vencejo Común.

Ave muy abundante en la zona de estudio, que ha sido beneficiada por la acción del hombre. En efecto, el vencejo se ha aprovechado de la construcción de ciudades, al nidificar con bastante facilidad bajo las tejas de las casas, de tal forma, que actualmente su hábitat de nidificación, se restringe al casco urbano en la zona de estudio, no encontrando, hasta el momento, ningún caso seguro de nidificación en cortados, su originario hábitat de cría. No obstante, las poblaciones de vencejo común parecen haber verificado una importante reducción de efectivos. Los nuevos tipos de techado que hacen bastante difícil la instalación de nidos, junto a la utilización de productos químicos nocivos han debido de ser los dos principales factores que han provocado dicha reducción. La predacción no debe ser un factor especialmente importante.

Tyto alba. Lechuza Común.

Problemática y medidas de conservación. Con la roturación del terreno, la lechuza debió ver favorecidas sus poblaciones, en detrimento de otros búhos más forestales (Asio otus, Strix aluco). Sin embargo, en la actualidad las lechuzas están entrando en un periodo crítico. Como en la mayoría -o en la totalidad- de los casos, las razones de esta alarmante disminución de poblaciones de lechuzas puede ser consecuencia de un gran cúmulo de variables, por lo que esclarecer los motivos más importantes no deja de ser una empresa aleatoriezada. Entre las causas que están provocando una reducción de efectivos de lechuza en la zona de estudio caben destacar: la destrucción directa de adultos y pollos, la disminución de cortijos disponibles para su cría, el empleo de raticidas y la posible disminución actual de las poblaciones de micromamíferos -las presas que selecciona- lo que debe estar relacionado con que el número medio de pollos que llegan a volar es sustancialmente el mínimo registrado para toda Europa. Secundariamente, los efectos del tráfico rodado debe ser también un factor a tomar en cuenta. Adicionalmente, razones intrínsecas naturales a la pobreza y bajo peso medio de los micromamíferos mediterráneos pueden ser un elemento contribuyente.

Otro factor que podría llegar a ser muy significativo en la limitación de efectivos es la disminución de las cortijadas que ofrecen cobijo potencial para la reproducción de la lechuza. En efecto, el abando de estas cortijadas debió provocar un aumento en la disponibilidad de espacios para la cría; sin embargo, en la actualidad estos mismos cortijos van derruyéndose lentamente eliminando su protección y, por tanto, atractivo para las lechuzas.

La instalación de cajas nidos adecuadas para la especie (ver Colvin,!!!) pueden servirle de ayuda. Este procedimiento ha dado excelentes resultados en las poblaciones de lechuzas del norte de América (Colvin,!!!).

La predación difícilmente debe ser un factor limitante de sus poblaciones; sin embargo, el Búho Real (Bubo bubo) puede capturarla con cierta frecuencia.

Alimentación. La Lechuza es un depredador especializado en la captura de micromamíferos (ratones, topillos, ratas jóvenes y musarañas); si bien cuando las poblaciones globales de éstos escasean, pueden presentar un marcado tinte oportunista, incorporando en su espectro trófico (aves, insectos, anfibios y reptiles).

Bubo bubo (Búho Real).

Hábitat. Ocupa las zonas más agrestes de la sierra, donde nidifica en cortados y frecuentemente en puntos, sor­prendentemente accesibles, muy densos en vegetación y pedre­gosos, buscando con frecuencia orientaciones apropiadas que favorezcan un microclima más adecuado (Olsson, 1979). La gran cantidad de tajos, que propician una gran disponibilidad de lugares idóneos de cría, junto a la abundancia del conejo -la presa que selecciona-, permiten una elevada densidad relativa de Búhos Reales.

En las áreas potenciales los búhos reales de la zona de estudio deben presentar un empaquetamiento mucho ma­yor que los presentados por la bibliografía, teniendo sin duda alguna territorios de radios de acción muy inferiores a los 4-5 kilómetros, encontradas por Olsson (1979) para los búhos suecos. De nuevo, la alta disposibilidad de tajos y presas idóneas debe provocar una reducción del espacio vital necesario.

En ocasiones han sido observados búhos reales a al­titudes comprendidas entre los 600-700 metros, con bastante posibilidad de nidificación.

Poblaciones. Sin duda alguna, el Búho Real o gran duque, pasa por ser uno de los vertebrados más característi­cos de las Subbéticas Cordobesas, alcanzando densidades real­mente interesantes.

Problemática y medidas de conservación. Sin em­bargo, la abusiva caza directa de ejemplares adultos y la destrucción de polladas enteras, no permiten que el búho pueda alcanzar densidades mayores. Realmente, la depredación humana con respecto al Búho Real llega a ser alarmante, cono­ciendo docenas de casos en los que esta rapaz es abatida por cazadores desaprensivos, o destruídos impunemente sus nidos.

Hemos observado, en una ocasión la destrucción de los huevos de una nidada completa de búho real por un carní­voro no determinado. Algunos autores (p.ej. Olsson, 1979) se­ñalan como una de las causas principales de fracaso reproduc­tivo, la predación por parte de zorros y tejones.

La contaminación por productos organoclorados (PCB, DDT) y metales pesados (Hg), principalmente, debe ser objeto de estudio. Bastantes autores señalan la importancia de la influencia de estos productos en el éxito reproductor de la especie, provocando en dosis elevadas, incluso, la muerte di­recta de los adultos (ver p. ej., Odsjö 1973, Olsson, 1979).

La accesibilidad de sus nidos, hacen de la especie muy susceptible de fracaso reproductivo, por distintos tipos de perturbaciones humanas, desde los observadores de la Natu­raleza, pasando por los senderistas o escaladores. En este sentido, el formidable y meticuloso trabajo de Olsson (1979) señala estas últimas causas como las responsables de la pér­dida de una importante fracción de nidadas perdidas.
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   15

similar:

Medio Ambiente y desarrollo en las Sierras Subbéticas Cordobesas iconMedio ambiente y desarrollo

Medio Ambiente y desarrollo en las Sierras Subbéticas Cordobesas iconDeclaración de Río sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo

Medio Ambiente y desarrollo en las Sierras Subbéticas Cordobesas iconImpacto global del desarrollo tecnológico en el medio ambiente

Medio Ambiente y desarrollo en las Sierras Subbéticas Cordobesas iconMedio ambiente y clima: la Comisión invierte 281,4 millones eur en...

Medio Ambiente y desarrollo en las Sierras Subbéticas Cordobesas iconDirección general de educación superior tecnológica
«Para alcanzar el desarrollo sostenible, la protección del medio ambiente debe ser parte del proceso de desarrollo y no puede ser...

Medio Ambiente y desarrollo en las Sierras Subbéticas Cordobesas icon1. las ciencias de la tierra y el medio ambiente

Medio Ambiente y desarrollo en las Sierras Subbéticas Cordobesas iconPor el cual se modifican los objetivos y la estructura del Ministerio...

Medio Ambiente y desarrollo en las Sierras Subbéticas Cordobesas iconPrograma de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente

Medio Ambiente y desarrollo en las Sierras Subbéticas Cordobesas iconEcología y medio ambiente”
«la biología de los ecosistemas» (Margalef, 1998, p. 2). En el ambiente se incluyen las propiedades físicas que pueden ser descritas...

Medio Ambiente y desarrollo en las Sierras Subbéticas Cordobesas iconNatural sierras de cazorla, segura y las villas




Todos los derechos reservados. Copyright © 2019
contactos
b.se-todo.com