7 cuestionario practico sobre el metodo ocular 09/07/2004 27




descargar 257.72 Kb.
título7 cuestionario practico sobre el metodo ocular 09/07/2004 27
página13/14
fecha de publicación30.01.2016
tamaño257.72 Kb.
tipoCuestionario
b.se-todo.com > Biología > Cuestionario
1   ...   6   7   8   9   10   11   12   13   14

15MI amigo el Calatrava. Vivencias de un huevo único III - 10/03/2004



Capitulo Tercero. Soy un Adolescente.
Estoy muy triste pues de mis padres me han separado, en un rincón de la guardería me echo, sobre el irregular suelo de rejillas de plástico; intentando coger una posición cómoda, pero mi quilla y mi cuerpo en forma de barco me lo impiden. Lloro sin cesar pues es una experiencia nueva y temo esta nueva etapa en mi vida, ya me comento mi Padre; Que tenia que ser fuerte y defender con ahínco mi sitio, en esta ridícula guardería.
¡Sí, Ridícula! No me adapto a este grandisimo palomar, soy él mas chico de todos y todos se ríen de mí, dicen que llevo una corbata y que vengo de una familia de la Jet-Set, no sé lo que es eso; pero si sé que luzco una incomoda corbata, que trato diariamente de colocarla, pero que es inútil.

Algunos se acercan y me picotean, son los mas adultos, entre ellos uno llamado copito, un hijo de Hercules, es como su padre, enorme y bruto. Con paso firme y decidido llega hasta donde estoy y con risa contagiosa, me va explicando que en ese palomar manda él.
No quiero seguir mas allí y con rápidas carreras, intento salir del palomar, algunos me persiguen picoteándome, es un incordio; hasta que una voz femenina me llama desde un rincón, le llaman la Consanguínea y a su lado esta la Derby, con un canico y dentro un pichón.

Al ver esta escena, corro rápidamente hacia ellas, metiéndome dentro del canico, pero la derby, con voz muy fina, me dice. ¡Oye! Sal inmediatamente de mi nido, te hemos llamado para ayudarte, pero no para criarte, quédate a mi lado y te ayudaremos.
Esas palabras fueron un alivio; pues de tanto correr me, he cansado y la lengua se me reseca, miro para todos los lados buscando a mis padres, para que me den de comer, pero entre sollozos me consuelo, en pensar que por lo menos, estas dos palomas me cuidaran.

Veo como uno de los pichones más veteranos, junta sus patas, en forma de almohadilla para su quilla y reposando su cuerpo sobre estas, me dice, ¡Eh, tú! ¡Capullo! Haz lo mismo que yo y veras como consigues descansar. Así lo hice y efectivamente tenia razón, pero me iba para un lado, bueno eso era mejor que nada, descanse mucho mejor.
Durante todo este tiempo las dos señoritas, me acariciaban la cabeza, se decían una a la otra que me parecía al Calatrava, eso ya lo sabia, pues mi linaje quedaba demostrado, pero lo que más me ponía nervioso era el afán, de aquellas dos Señoritas por quitarme de mi frágil cabeza mis plumitas amarillas, tan bonitas y finas, como los pelos de los Humanos.

Yo les decía que por que, ese insistente afán de quitármelas, la consanguínea me decía; que de esa forma los demás pichones verían que era mas mayor y que los engañaría, que de lo contrario, jugarían con ellas y me harían daño intentándomelas arrancar.
No entendía muy bien por que aquellas dos palomas estaban tan juntas y se querían tanto, eran como mis padres pero yo las veía diferentes, le pregunte al pichón y él me dijo que eran sus MADRES, Que raro, pense, yo tengo un padre y una madre y ¿por que el tiene dos madres? ¡Que Chollo!

Una de ellas, me dijo, cuando seas grande lo entenderás.

¡Qué rabia me da eso ya, pues ya grande soy y algunas cosas no me han de explicar! No entiendo esa forma de censurar o impedir, aprender más cada dia, no es justo. Ya veremos entonces que respuesta me darán cuando sea mayor.
Después del ajetreo y una agradable siesta, observo como se comportan, los demás pichones, son raros, juegan al vuelo loco, haciendo filigranas dentro del palomar, algunos se tropiezan entre ellos y se dan unos golpetazos de risa, ellos le llaman ¡VUELO EXTREMO! Y la verdad lo es, pues hay que estar al extremo de la locura, para hacer lo que ellos hacen, pero bueno mi propósito es hacerle caso a mi padre y seguir sus consejos. (NO SIEMPRE HACEMOS CASO A NUESTROS PADRES CLARO)

Veo como algunos de ellos, introducen su cabeza dentro de un chisme, de color blanco y gris, con ranuras, por donde meten la cabeza y después lo sacan, viendo como algo en él cuello, les baja hasta el buche, la verdad es que solo de verlos se me secan mas la garganta. Algunos de ellos estornudan y se ríen por el cosquilleo, pero no sé que hay dentro de aquel gran recipiente.


Otros se dedican a jugar con la comida que hay en el largo comedero, pero son unos mal educados, mi madre siempre me decía que con la comida no hay que jugar. Algunos están continuamente peleándose por los posaderos, mas altos y esquinados, no lo entiendo, aquí hay sitio para todos.
Pasan las horas y me voy debilitando mucho, mis tripas, pelean entre sí buscando algo de comida, pero no como, las fuerzas me abandonan y si no me muevo mucho, no oiré a las molestas tripas. A los pocos minutos escucho las alegrías y gritos de jubilo, de mis compañeros de Guardería, se acerca el dueño.
No lo entiendo; cuando estaba en el casillero, mis padres se molestaban por su presencia, ahora todos lo aclaman como un salvador. Chico sí, pero no tonto. Estos están todos locos.

Veo que se abre el gran ventanal del palomar, mi dueño lo sujeta y silbando un silbido repetitivo, todos aquellos locos salen en desbandada por aquel ventanal, salen a revolotear por el palomar.

Yo me quedo donde mismo estoy; ya que las dos Señoritas así me lo han pedido, yo les pido por favor que me den de comer, pero ellas me dicen que lo tienen prohibido. El amo se acerca y se agacha, yo trato de huir, pero rápidamente me coge, con delicadeza. Exclama, ¡Calatrava te va a dar sequera pischa!
Y con ímpetu me acercó aquel ovalado (ÉL BEBEDERO) chisme, con huecos en la zona gris. Metiéndome la cabeza con cuidado, veo un liquido que le llaman agua, tocando con la punta del pico noto el frío de dicho elemento, yo me niego a probar aquel agua, pero mi dueño que es muy tozudo; insiste y es cuando noto que bebiendo esa agua, se me mejora la sequedad de mi garganta, que las tripas ya las oigo menos y que es una sensación nueva pero agradable, ya se beber de aquel chisme.
Cogiéndome; me saca del palomar y me deposita en una tabla enorme, que mis compañeros le llaman (Tabla de Aterrizaje) Ja,ja,ja,ja, ni que fuera esos chismes gigantescos metálicos que hacen ruido y surcan el cielo. Pero bueno si ellos lo dicen así, será.

En aquella tablilla empiezo a tomar el sol, solo me faltan las gafas, una hamaca, una sombrilla y una buena bebida a base de electrolitos, refrescante. Bueno por imaginar no vamos a perder nada ¿Verdad?.

Pasado unas dos horas, me mete de nuevo en el palomar, junto con las dos señoritas nos dirigimos hacia el bebedero, ellas meten la cabeza por los huecos pero yo no atino, me desespero. Pero consigo meterla junto con una de ellas y empiezo a beber, ¡Madre Mía! No paro, como siga así me la bebo toda.
Luego nos dirigimos al comedero y a trancas y barrancas empiezo a comer, al principio no cojo el gusto, pero cuanto más como, más me gusta y empiezo a degustar las pequeñas semillas y granos que hay.
Pasan los días y después de mi ejercicio diario con mis profesoras de vuelo, empiezo a elevarme del suelo, cogiendo confianza, pero con mas hambre cada dia y es normal; no paro de hacer ejercicio. Cuando el dueño abre el ventanal, entiendo que tengo que salir, pues ya no entra a buscarme y me encanta tomar el sol con mis colegas el Josua, la Otys, La Clara, el Oropesa, luego os los presentare son mis amigos y familiares.

Pasan los días y siempre estamos juntos los cinco, nos reímos y nos lo pasamos bien, contando nuestros avatares y experiencias en el Cánico, Ahhh, que buenos tiempos aquellos. Cuando la ignorancia y la inocencia, alimentaban nuestras vidas, soñando con aquellas hazañas que nos narraban con dulzura nuestros padres. Ahhh que momentos.
Es la hora de comer y nos ponen dos veces al dia la comida; una vez por la mañana y otra por la tarde.

Todos asistimos al evento con gran ilusión y determinación, pues si coges un buen sitio, puedes comer mas y mejor, pero en uno de esos momentos, siento un empujón muy fuerte, que me desplaza hacia delante dándome con el pico en el suelo, me duele y empiezo a sentir una sensación rara, nerviosismo, agresividad, tensión y odio; una mezcla de sentimientos que nunca había experimentado y que en ese instante, despertó en mi; al GEMELO que llevaba dentro.
Dándome la vuelta; vi como el Copito, se reía de mí, a carcajadas, todos se retiraron, dejándole un espacio muy grande, todos con temor y respeto. En ese mismo instante y sin pensármelo dos veces, me abalance sobre él y con un picotazo lo agarre, por el cogote y con fuerza apreté. Al ser mas fuerte que yo me arrastraba por todo el suelo del palomar, pero no lo soltaba, pues sabia que si lo soltaba, luego el me daría con el ala y la verdad es que parece un Culturista, con toda esa mole de musculatura que tiene, en sus pectorales y antebrazo, pero no me importaba; pues con aquel tremendo cabezón y su corpulencia lo pude fatigar, ya que al ser más liviano y ligero que él, le esquivaba todos los golpes, fue entonces cuando mi dueño, con una exclamación bastante desafortunada, me comparo con un Perro de Presa Canario.
Este dueño, creo que no sabe que Son muy diferentes estas dos especies; pero bueno, tal vez delire en algún momento que otro.

Terminada la pelea nos retiramos los dos, a sendos rincones del palomar, él ya se había dado cuenta que podía vencerle y que era peligroso volverse a enfrentar con migo, con lo que decidió, insultarme, pero de lejos.
Había vencido al más fuerte y todos ya me respetaban, pero al ver dicha humillación; quiso abalanzarse sobre La Otys y picarla, ella llevaba varios días con fiebres altas, pues se le estaban cayendo las remeras, iba por la segunda y se encontraba, malíta. Con lo que el Josua y El Oropesa, se enfrentaron a aquel descomunal Toro y venciendo, le hicieron retroceder hacia su rincón, donde le esperaba el Pato, un pichón feo y deforme que al caminar, metía sus patas hacia adentro.
Era raro como él solo, pero sin mediar palabra el Copito le picoteo, lo extraño es que este, se dejara picotear y se dejara avasallar por tal Ignorante y descerebrado palomo, pero todos decían que era un desafortunado, sin carácter.
Después de varias semanas en aquel palomar, y en cada salida a la tablilla del palomar, observaba, como desde lejos; se divisaba la Imponente Catedral de Las Palmas de Gran Canaria, me decían las dos señoritas; que allí, vivían unos Ocupas Plumíferos, que algunos de ellos, al no poder regresar a su palomar, se quedaban en tales magnificas instalaciones, de color gris piedra y de grandes campañas.

Ellas decían que no les hiciera caso, y que no fuera por allí, que nos lo estaba prohibido. Que Alberto, estaba vigilante y que si alguno iba, se las iba a ver con él.
Alberto es un palomo de muchísimo carácter, le llaman el Policía, pues es él el responsable de velar por los pichones, en sus primeros vuelos alrededor del palomar.

Al fondo de esta inconmensurable estampa visual, se expandía en su grandiosidad el Mar Atlántico.

Con ganas de saber que había mas allá, de aquella linea horizontal que delimitaba el cielo y el mar.

En mi afán de ver más; me empece a elevar junto con los demás y dábamos vueltas alrededor del palomar, en círculos monótonos, hasta que las dos señoritas empezaron a decirnos, que las siguiéramos,
Ya empezamos a ir cada vez mas lejos, llegando hasta las inmediaciones de dicha Catedral y volvíamos hacia la casa.

Después de veinte minutos de vuelo, empece a sentir un cosquilleo, cada vez más intenso dentro de mí, empece a separarme del bando y a volar muy rápido en direccion al Hospital Militar, pasando por encima del hospital observe; como el Cardiólogo y el Ginecólogo salían detrás de mí, intentando alcanzarme, pero apareció Alberto y de un grito, me despertó de aquella sensación tan agradable, de sentir cada vez mas velocidad y el roce del viento en mi pico y ojos.
Llegados al palomar, el Alberto me abrió un expediente y me pico dos veces, diciéndome que no lo hiciera mas, estaba penado.

Al lado mío encima del palomar, estaban mis dos seguidores al cual le preguntaba, por que tenéis esos nombres.

Ellos me contestaron, por lo listos que somos, siempre que nos suelta el dueño, volamos media hora con el bando y luego nos posamos en el Hospital, a ligar con las Palomitas Bastas que hay allí, nos encanta verlas vestidas con esas batas blancas, él piensa que estamos volando y a la hora aparecemos, abrimos el pico como que estamos muy cansados y entramos con los demás, a comer. JAJAJAJA, que te parece, a que es genial. (ESTOS NO SABIAN QUE YA LO HABIAMOS CATADO Y POR ESO, LES PUSIMOS ESOS NOMBRES) sigue…
Al entrar, vimos como el pichón de las Señoritas desapareció del nido; entre sollozos y lamentos las dos señoritas se consolaban, el dueño entró y las cogió, se las llevo al palomar de las Hembras reproductoras. Uno que estaba tres por allá del mío.

Hacia ya varios días oía un martilleo incesante, mi dueño estaba haciendo un palomar nuevo, con casilleros y burras, decían las adultas que eran para los Pichones, Osea, Nosotros.

La idea me gustaba y ya empezaba a pensar cual me quedaría, el último de arriba a la izquierda, él más oscuro y alejado de la puerta.
Ya tenia tres meses y empece a sentir una sensación extraña, empezaba a mirar a la Otys con otros ojos, aveces me hacia lucir por el palomar, arrullando y desafiando a los pocos que éramos, pues el dueño ya había hecho la selección, y se había vaciado el palomar.
No me preguntéis como lo hizo, solo sé que dicen tener las muñecas de las manos muy ligeras. ¡NO LO ENTIENDO!

Cada vez que la veía me daba un vuelco el corazón, se me hacia un nudo en la garganta y no podía tragar, cuando pasaba cerca de ella le arrullaba y ella me respondía caminando con el cuello estirado, los hombro muy abiertos y casi arrastrando la cola, fue cuando después de varios minutos insistiendo, ella se agacha y se echo en el suelo. ¡Ignorante de mí! Le pregunte si se encontraba bien, pues cría que se había tropezado, ella se levanta y mirándome a la cara me dijo ¡ERES UN TOLETE! Adiós.
Eso me desencajo, pues esa contesta no me la esperaba de mi mejor amiga, cuando desde fuera me llamo el Cardiólogo. PSSSS oye Calatrava, ven, ven aquí.

Yo con rapidez me dirigí al frontis del palomar y desde dentro le dije ¿Qué deseas?

Él me dijo, jolin chico, ¿has tenido un bomboncito delante y no le has hecho caso?
Arrugando mis plumas, le dije ¿Qué té pasa estas con acertijos? Riéndose me dijo ahí MUYAYO que poco te enteras de que ya eres Adolescente y que empiezas a sentir ……. Y lo raro es que me describió, lo que sentía. No lo podía creer.
Él me explica con mucha delicadeza los procesos de la vida y cuando llego a ESE PUNTO, ¡Ejem! Me comparo con una Abeja y la Reina. ÑOSSSSS que profundo…. Le dije si había pasado por la cantina, él me dijo que no y que el Amor era lo que experimentaba y que el pisar a una paloma, era la culminación a dicho Amor.

¡Hombre! Así, Sí, caray, es que tanta abeja me ha confundido y ya no sé que soy; sí un Palomo o un Abejorro.
Al contarme todo esto me decidí a pedirle disculpas a la pobre Otys, bajamos al suelo, le explique todo lo que me habían contado mi profesor de Relaciones Amorosas. Cuando termine de contárselo, ella sé rió mucho y después de varios instantes al agacharse, me iba a subir en cima cuando. ¡Entro el Dueño y la cogió! Jolin que mala suerte. Él exclamó, ¡Ahhh eres hembra bandida! Pues, con las hembras.

Allí me quede mirando como se llevaba a mi primer amor, como un PELELE me quede.
Pasaron varias semanas y después de mi hora de entrenamiento, el dueño nos llamaba con un silbido, nos tirábamos en picado, como piedras sobre las tablillas, arrullando sin parar, buscando a las hembras, pero él las tapaba para que no las viéramos, eso se llama Celibato Integral. ¡Que cosa mas Rara! Y que desperdicio.

Al entrar y después de comer, nos cogió y nos fue sacando uno a uno, a una cesta de mimbre, grande, allí estabamos veinte palomas todas juntas, todos machos, arrullando, desafiándonos y eligiendo el mejor sitio de dicha cesta.
1   ...   6   7   8   9   10   11   12   13   14

similar:

7 cuestionario practico sobre el metodo ocular 09/07/2004 27 iconTrabajo Práctico 1 – metodo científico

7 cuestionario practico sobre el metodo ocular 09/07/2004 27 iconTrabajo práctico sobre masajes en esguinces

7 cuestionario practico sobre el metodo ocular 09/07/2004 27 iconCuestionario de evaluación sobre la odisea de la especie

7 cuestionario practico sobre el metodo ocular 09/07/2004 27 iconCuestionario de ideas previas sobre la reproducción humana: 3º eso

7 cuestionario practico sobre el metodo ocular 09/07/2004 27 iconCuestionario de ideas previas sobre la reproducción humana: 3º eso

7 cuestionario practico sobre el metodo ocular 09/07/2004 27 iconUn método que enseña al médico sobre el origen y enlace de los fenómenos...

7 cuestionario practico sobre el metodo ocular 09/07/2004 27 iconCuestionario sobre las presentaciones de biotecnología e ingeniería genética de 4ºC

7 cuestionario practico sobre el metodo ocular 09/07/2004 27 iconCuestionario aplicado a estudiantes del Liceo de Atenas, sobre azúcares y edulcorantes. 60

7 cuestionario practico sobre el metodo ocular 09/07/2004 27 iconCuestionario de preguntas y respuestas sobre Teoría celular (mitosis,...

7 cuestionario practico sobre el metodo ocular 09/07/2004 27 iconAnatomofisiología ocular Anatomía estructural




Todos los derechos reservados. Copyright © 2019
contactos
b.se-todo.com