Uso de agroquímicos en las fumigaciones periurbanas y su efecto nocivo sobre la salud humana




descargar 213.66 Kb.
títuloUso de agroquímicos en las fumigaciones periurbanas y su efecto nocivo sobre la salud humana
página6/8
fecha de publicación01.02.2016
tamaño213.66 Kb.
tipoDocumentos
b.se-todo.com > Biología > Documentos
1   2   3   4   5   6   7   8

Por Ing. Agr. Ignacio Olea
Sección Manejo de Malezas EEAOC  
Revista Avance Agroindustrial  
Nº 70 - Octubre 1997


 

Otras sugerencias:

  • Aplicar la primer propuesta gradualmente desestimulando el uso de los Categoría I, a través de medidas como:

    • Exigir que sean aplicados por aplicadores capacitados y venderlos únicamente a estos productores o aplicadores,

    • Evitar el registro de nuevos plaguicidas Categoría I.

  • Fiscalizar el cumplimiento estricto de la legislación vigente. Esto provocará un uso más racional de los plaguicidas Categoría I ya que serán vendidos exclusivamente bajo receta profesional.

  • Aplicar un impuesto a los plaguicidas Categoría I. Los recursos generados serán destinados a la mejora de la fiscalización del cumplimiento de la legislación vigente, a la implementación de un plan nacional de recolección de envases vacíos y a la promoción de alternativas menos tóxicas, priorizando la agricultura orgánica.

  • e) En la etiqueta de todos los plaguicidas (especialmente en la de los Categoría I) debe figurar el Intervalo de Entrada Restringida. Además se debe proceder a la revisión de los tiempos de espera de los plaguicidas (especialmente los Categoría I). Ambas propuestas tienden a mejorar la protección de la salud de aplicadores y consumidores.

  • Medición de los niveles de plaguicidas en cursos de agua (con énfasis en los Categoría I) que atraviesen zonas agrícolas de alto uso de plaguicidas y que sean claves como fuentes de agua para bebida o que desemboquen en cursos de agua donde se extrae agua para potabilizar.

  • f) Realizar control de residuos de plaguicidas en los alimentos donde normalmente se hace un uso intensivo de los plaguicidas CategoríaI.

  • f) Promover la investigación en técnicas alternativas como producción orgánica y agroecológica a nivel nacional como forma de aumentar la producción de alimentos libres de plaguicidas.

(Fuente: Los necesitamos? Remedios peligrosos. Análisis de la situación de los plaguicidas más tóxicos en Uruguay. Ing. Agr. Sebastián Elola, Centro de Estudios Uruguayo de Tecnologías Apropiadas)

  Recomendamos las siguientes acciones específicas:

Tanto a niveles provincial como nacional

Las acciones que deben tomar, incluyen:

La eliminación paulatina del uso de los pesticidas fumigantes altamente tóxicos y de alto consumo.

Asesorar a los productores agrícolas durante la transición hacia el uso de productos alternativos menos tóxicos.

Definir la “dispersión de los pesticidas en el aire”de modo que incluya tanto a los pesticidas acarreados por el viento como cualquier movimiento del pesticida lejos de su sitio de aplicación.

Diseñar regulaciones de fácil ejecución que sean efectivas para prevenir la dispersión en el aire.

Exigir el uso de zonas amortiguadoras, rotulado y notificación para todas las aplicaciones de pesticidas.

Consultar con las comunidades afectadas y crear leyes que las protejan.

Exigir que los fabricantes de pesticidas financien los costos del monitoreo del aire como una condición para mantener el registro de sus productos.

Trabajar con los inspectores agrícolas de los municipios para aumentar el monto de las multas, así como mejorar la aplicación de las regulaciones ya existentes.

Trabajar con los inspectores agrícolas de los municipios para establecer e implementar un protocolo uniforme como respuesta al envenenamiento por pesticidas.

A nivel nacional

Como la entidad responsable por la regulación de los pesticidas a nivel nacional, el programa de Riesgos Químicos del Ministerio de Salud, conjuntamente con los correspondientes departamentos de SENASA, deben:

Mantener una norma de “cero dispersión de pesticidas en el aire” en el lenguaje usado en las etiquetas de los pesticidas.

Incluir la exposición a los pesticidas acarreados en el aire, dentro de las evaluaciones del riesgo para todos los pesticidas.

Reducir las tasas permisibles de aplicación

Emitir nuevas regulaciones, bajo la ley del Aire Limpio, para clasificar los sitios de aplicación de pesticidas como “fuentes contaminantes”.

  Una justicia ambiental que recibe apoyo lucha proveyendo información científica crítica sobre impactos en la salud que brinda sustento y apoyo a la experiencia vivida por las comunidaes. Utilizando el principio básico de “Primero no dañar”, apoyamos es abordaje de un enfoque precautorio respecto de las reglamentaciones y restauraciones ambientales.

Esto implica:

  1. que temos la obligación basada en la confianza de la población de tomar acciónes precautorias para proteger la salud y los ecosistemas aún enfrentándonos a la incertidumbre científica.

  2. Establecer objetivos. El principio de precaución promueve una planeamiento basado en metas bien claras más que en escenarios futuros y cálculos de riesgo que pueden estar plagados de error y tendenciosidad.

  3. Emprender la busqueda y la evalución de alternativas. Las alternativas deberían tender a reducir o eliminar las emisiones, escapes y exposiciones. El objetivo de las acciones reglamentadoras debería ser el de prevenir la polución y las exposiciones, y no determinar la magnitud de daño o riesgo que debe tolerar una comunidad. Todo el espectro de alternativas será tomado en consideración incluyendo la evaluación de la actividad propuesta. Las alternativas a una actividad potencialmente peligrosa propuesta debe investigarse tan minuciosamente como a la actividad misma.

  4. cambiar los pesos de la prueba. Los proponentes de una actividad deberían probar que su actividad no ocasionará daño inesperado a la salud humana o los ecosistemas.

  5. Aumentar la democracia. Las cominidades afectadas tienen el derecho a participar en las decisiones. No se debe trasladar a las comunidades el peso de la prueba sobre una actividad mientras otro se está llenando los bolsillos. Los debates sobre políticas de reglamentación, actividades contaminantes deben ser abiertos, transparentes y brindar seguridad a las voces de las cominidades impactadas.

   

REFERENCIAS

1.                  Zahm SH, Ward MH, Blair A. Pesticides and cancer. Occup Med 12:269–289 (1997).

2.                  Sever LE, Arbuckle TE, Sweeney A. Reproductive and developmental effects of occupational pesticide exposure: the epidemiologic evidence. Occup Med 12:305–325 (1997).

3.                  Keifer M, Mahurin RK. Chronic neurologic effects of pesticide overexposure. Occup Med 12:291–304 (1997).

4.                  Aschengrau A, Ozonoff D, Coogan P, Vezina R, Heeren T, Zhang Y. Cancer risk and residential proximity to cranberry cultivation in Massachusetts. Am J Public Health 86:1289–1296 (1996).

5.                  Waterhouse D, Carman WJ, Schottenfeld D, Gridley G, McLean S. Cancer incidence in the rural community of Tecumseh, Michigan. Cancer 77:763–770 (1996).

6.                  Gordon JE, Shy CM. Agricultural chemical use and congenital cleft lip and/or palate. Arch Environ Health 36:213–220 (1981).

7.                  Schwartz DA, Lo Gerfo JP. Congenital limb reduction defects in the agricultural setting. Am J Public Health 78:654–659 (1988).

8.                  Blair A, Zahm SH. Agricultural exposures and cancer. Environ Health Perspect 103 (suppl 8) 205–208 (1995).

9.                  Evangelista de Duffard AM, Bortolozzi A, Duffard RO. Altered behavioral responses in 2,4-dichlorophenoxyacetic acid treated and amphetamine challenged rats. Neurotoxicology. 1995;16:479–488.

10.             Angelista de Duffard AM, de Alderete MN, Duffard R. Changes in brain serotonin and 5-hydroxyindolacetic acid levels induced by 2,4-dichlorophenoxyacetic butyl ester. Toxicology. 1990;64:265–270.

11.             Rosso SB, Garcia GB, Madariaga MJ, Evangelista de Duffard AM, Duffard RO. 2,4-Dichlorophenoxyacetic acid in developing rats alters behaviour, myelination and regions brain gangliosides pattern. Neurotoxicology. 2000;21:155–163.

12.             Bortolozzi AA, Duffard RO, Evangelista de Duffard AM. Behavioral alterations induced in rats by a pre- and post-natal exposure to 2,4-dichlorophenoxyacetic acid. Neurotoxicol Teratol. 1999;21(4):451–465. [PubMed]

13.             Bortolozzi A, Evangelista de Duffard AM, Dajas F, Duffard R, Silveira R. Intracerebral administration of 2,4-dichlorophenoxyacetic acid induces behavioral and neurochemical alterations in the rat brain. Neurotoxicology. 2001;22:221–232.

14.             Bortolozzi AA, Duffard RO, Evangelista de Duffard AM. Behavioral alterations induced in rats by a pre- and post-natal exposure to 2,4-dichlorophenoxyacetic acid. Neurotoxicol Teratol. 1999;21(4):451–465.

15.             Evangelista de Duffard AM, Bortolozzi A, Duffard RO. Altered behavioral responses in 2,4-dichlorophenoxyacetic acid treated and amphetamine challenged rats. Neurotoxicology. 1995;16:479–488.

16.             Sturtz N, Evangelista de Duffard AM, Duffard R. Detection of 2,4-dichlorophenoxyacetic acid (2,4-D) residues in neonates breast-fed by 2,4-D exposed dams. Neurotoxicology. 2000;21:147–154.

17.             Barbosa, 2001.

18.             Atrazina.

19.             Síntesis de las conclusiones de la Conferencia sobre Disrruptores Hormonales de Wingspread, 1996.

20.             Disrupción endocrina: perspectivas ambientales y salud pública

21.             Short P, Colborn T. Pesticide use in the U.S. and policy implications: a focus on herbicides. Toxicol Ind Health. 1999;15:240–275).

22.             Haddow JE, Palomaki GE, Allan WC, Williams JR, Knight GJ, Gagnon J, et al. Maternal thyroid deficiency during pregnancy and subsequent neuropsychological development of the child. N Engl J Med. 1999;341:549–555.

23.             Arbuckle T, Lin Z and Mery L An exploratory analysis of the effect of pesticide exposure on the risk of spontaneous abortion in an Ontario farm population. Envir. Health Perspectives 2001, 109, 851-60.

24.             arry V, Harkins M, Erickson L, Long S, Holland S y Burroughs B. Birth defects, seasons of conception and sex of children born to pesticide applicators living in the red river valley of Minnesota, USA. Envir. Health Perspectives (Supl. 3) 2002, 110, 441-9.

25.             Marc J, Le Breton M, CormierP, Morales J, Belle´R and Mulner-Lorillo O. A glyphosate-based pesticide impinges on transcription. Toxicology and Applied Pharmacology 2005, 203, 1-8).

26.             Benedetti AL, de Lourdes Vituri C, Trentin AG, Dominguesc MAC and Alvarez-Silva M. The effects of sub-chronic exposure of Wistar rats to the herbicide Glyphosate-Biocarb. Toxicology Letters 2004, 153, 227–32.

27.             De Roos AH, Zahm SH, Cantor KP, et al. Integrative assessment of multiple pesticides as risk factors for non-Hodgkin’s lymphoma among men. Occup Environ Med 2003, 60, E11 http://oem.bmjjournals.com/cgi/content/full/60/9/e11

28.             Hardell L, Eriksson M, Nordstrom M. Exposure to pesticides as risk factor for non-Hodgkin’s lymphoma and hairy cell leukemia: pooled analysis of two Swedish case-control studies. Leuk Lymphoma 2002, 43,1043–1049.

29.             McDuffie HH, Pahwa P, McLaughlin JR, Spinelli JJ, Fincham S, Dosman JA, et al. 2001. Non-Hodgkin’s lymphoma and specific pesticide exposures in men: cross-Canada study of pesticides and health. 2001, Cancer Epidemiol Biomarkers Prev 2001,10,1155–63.).

30.             De Roos AJ, Blair A, Rusiecki JA, Hoppin JA, Svec M, Dosemeci M, Sandler DP and Alavanja MC. Cancer incidence among glyphosate-exposed pesticide applicators in the agricultural health study. Environ Health Perspect 2005, 113, 49-54.

31.             Garry V, Harkins M, Erickson L, Long S, Holland S y Burroughs B. Birth defects, seasons of conception and sex of children born to pesticide applicators living in the red river valley of Minnesota, USA. Envir. Health Perspectives (Supl. 3) 2002, 110, 441-9.

32.             Richard S, Moslemi S, Sipahutar H, Benachour N. and  Seralini GE.Differential effects of glyphosate and roundup on human placental cells and aromatase.Environ Health Perspect. 2005 Jun;113(6):716-20.

33- A. Donna, P-G. Betta, F. Robutti, et al., Ovarian mesothelial tumors and

herbicides: A case-control study, Carcinogenesis, 1984, 5: 941–42.

34: 2003

35: P. Lampi, T. Hakulinen, T. Luostarinen, et al., Cancer incidence following chlorophenol exposure in a community in southern Finland, Arch Env Health, 1992, 47(3):

36 A. Paldy, N. Puskas, and I. Farkas, Pesticide use related to cancer incidence as

studied in a rural district of Hungary, Sci Total Env, 1988, 73(3): 229–44.

37 J.E. Gordon and C.M. Shy, Agricultural chemical use and congenital cleft lip

and/or palate, Arch Env Health, 1981, 36: 213–21

38 39 D.A. Schwartz and J.P. LoGerfo, Congenital limb reduction defects in the

agricultural setting, Am J Pub Health, 1988, 78: 654–57.

 

REFERENCIAS IMPACTOS ADVERSOS DE LARGO PLAZO

  10 J.D. Buckley, L.L. Robinson, R. Swotinsky, et al., Occupational exposures of

parents of children with acute nonlymphocytic leukemia: A report from the

Children’s Cancer Study Group, Can Res, 1989, 49: 4030–37.

11 J.M. Pogoda and S. Preston-Martin, Household pesticides and risk of

pediatric brain tumors, Env Health Persp, 1997, 105(11): 1214–20.

12 J.K. Leiss and D.A. Savitz, Home pesticide use and childhood cancer: A casecontrol study, Am J Pub Health, 1995, 85(2): 249–52.

13 X. Ma, P.A. Buffler, R.B. Gunier, et al., Critical windows of exposure to

household pesticides and risk of childhood leukemia, Env Health Persp, 2002,

110(9): 955–60.

14 A.F. Olshan, N.E. Breslow, J.M. Falletta, et al., Risk factors for Wilm’s tumor:

Report from the National Wilm’s Tumor Study, Cancer, 1993, 72(3): 938–44.

15 P.C. Valery, W. McWhirter, A. Sleigh, et al., Farm exposures, parental

occupation, and risk of Ewing’s sarcoma in Australia: A national case-control

study, Can Causes Contr, 2002, 13(3): 263–70.

16 E.A. Holly, P.M. Bracci, B.A. Mueller, et al., Farm and animal exposures and

pediatric brain tumors: Results from the United States West Coast Childhood

Brain Tumor Study, Can Epid Biomark Prev, 1998, 7(9): 797–802.

17 G.R. Bunin, J.D. Buckley, C.P. Boesel, et al., Risk factors for astrocytic

glioma and primitive neuroectodermal tumor of the brain in young children:

A report from the Children’s Cancer Group, Can Epid Biomark Prev, 1994,

3(3): 197–204.

18 L. Hum, N. Kreiger, and M.M. Finkelstein, The relationship between

parental occupation and bone cancer risk in offspring, Int J Epid, 1998,

27(5): 766–71.

19 P. Kristensen, A. Andersen, L.M. Irgens, et al., Cancer in offspring of parents

engaged in agricultural activities in Norway: Incidence and risk factors in the

farm environment, Int J Can, 1996, 65(1): 39-50.

20 E.A. Holly, D.P. Aston, P.K.A. Ahn, et al., Ewing’s bone sarcoma, parental

occupational exposures and other factors,
1   2   3   4   5   6   7   8

similar:

Uso de agroquímicos en las fumigaciones periurbanas y su efecto nocivo sobre la salud humana iconMalformaciones humanas por el uso de agroquímicos

Uso de agroquímicos en las fumigaciones periurbanas y su efecto nocivo sobre la salud humana iconDÍa mundial contra el uso indiscriminado de agroquímicos

Uso de agroquímicos en las fumigaciones periurbanas y su efecto nocivo sobre la salud humana iconA teoría de Aristóteles sobre las ideas y sobre la naturaleza del...

Uso de agroquímicos en las fumigaciones periurbanas y su efecto nocivo sobre la salud humana iconEfectos sobre la salud humana

Uso de agroquímicos en las fumigaciones periurbanas y su efecto nocivo sobre la salud humana iconLo más grave son las consecuencias sobre la salud humana ya que el...

Uso de agroquímicos en las fumigaciones periurbanas y su efecto nocivo sobre la salud humana iconComisión nacional de investigación sobre agroquímicos decreto 21/2009

Uso de agroquímicos en las fumigaciones periurbanas y su efecto nocivo sobre la salud humana iconÉ ste es un libro de Medicina Alternativa de emergencia para que...

Uso de agroquímicos en las fumigaciones periurbanas y su efecto nocivo sobre la salud humana iconÉ ste libro de Medicina Alternativa es de emergencia, para que usted...

Uso de agroquímicos en las fumigaciones periurbanas y su efecto nocivo sobre la salud humana iconQuímicos se utilicen y produzcan de manera que se reduzcan al mínimo...

Uso de agroquímicos en las fumigaciones periurbanas y su efecto nocivo sobre la salud humana iconMito o realidad ¿las ondas electromagnéticas afectan la salud humana?




Todos los derechos reservados. Copyright © 2019
contactos
b.se-todo.com