BibliografíA




descargar 292.85 Kb.
títuloBibliografíA
página2/6
fecha de publicación02.02.2016
tamaño292.85 Kb.
tipoBibliografía
b.se-todo.com > Biología > Bibliografía
1   2   3   4   5   6

2.10.1 Etiología de la PC

La parálisis cerebral (que tiene una incidencia de entre el 1,5 y el 5 por mil de la población) se origina por una lesión encefálica producida antes del pleno desarrollo del SNC. Sin embargo, esta lesión puede producirse durante el desarrollo prenatal, en torno al parto o después del mismo, por lo que, podemos hablar de factores causales:


  • Prenatales.- Ocasionan aproximadamente el 35 % de los casos. Los más habituales son:

  1. - rubeola, toxoplasmosis, citomegalía, erpes simples y otras infecciones.

  2. - anoxia materna, envenenamiento, anemía, hipotensión, infarto plancental, placenta repentina.

  3. - hemorragia cerebral prenatal, toxemia materna, trauma directo.

  4. - anoxia prenatal, torsión o enredo del cordón

  5. - toxinas diversas, drogas.



  • Perinatales.- Son los más importantes ya que ocasionan en torno al 55 % de los casos. Las principales causas de naturaleza perinatal en el caso de la PC son:

  1. - anoxia mecánica: obstrucción respiratoria, sobresedación con drogas, placenta previa, parto de nalgas…

  2. - traumatismo: hemorragias asociadas con distofía, desproporciones y mal posiciones, resistencia de la cabeza, parto inducido, parto por cesario…

  3. - complicaciones del nacimiento: prematuridad, inmadurez, dismadurez, trastornos hemolíticos, sífiles, meningitis,…



  • Postnatales.- Tan sólo ocasionan cerca del 10 % de los casos. Serían aquellos factores que pueden causar parálisis cerebral al ocasionar en el sujeto alguna lesión encefálica durante la maduración de su SNC después del nacimiento. Los más importantes son:

  1. - infecciones (como meningitis y encefalitis),

  2. - los traumatismos

  3. - los trastornos cerebro-vasculares (trombosis, embolia)

  4. - toxinas (plomo, alquitrán,…)

  5. - anoxia (hiplogucemía, estrangulación, …)

  6. - neoplaxia y neurodesarrollo tardio



      1. Clasificación de la parálisis cerebral.

Según el tipo:

·Espasticidad (Espásticos): aumento exagerado del tono muscular (hipertonía), por lo que hay movimientos exagerados y poco coordinados. Afecta al 70-80% de los pacientes.

· Atetosis (Atetósicos): se pasa de hipertonía a hipotonía, por lo que hay movimientos incoordinados, lentos, no controlables. Estos movimientos afectan a las manos, los pies, los brazos o las piernas y en algunos casos los músculos de la cara y la lengua, lo que provoca hacer muecas o babear. Los movimientos aumentan a menudo con el estrés emocional y desaparecen mientras se duerme. Pueden tener problemas para coordinar los movimientos musculares necesarios para el habla (disartria).

· Ataxia: sentido defectuoso de la marcha y descoordinación motora tanto fina como gruesa. Es una forma rara en la que las personas afectadas caminan inestablemente, poniendo los pies muy separados uno del otro

·  Mixto: es lo más frecuente, manifiestan diferentes características de los anteriores tipos. La combinación más frecuente es la de espasticidad y movimientos atetoides.
Según el tono:

·  Isotónico: tono normal.

·  Hipertónico: aumento del tono.

·  Hipotónico: tono disminuido.
Según la Topografía:

·    Hemiplejía o Hemiparesia: se encuentra afectada uno de los dos lados del cuerpo.

·    Diplejía o diparesia: la mitad inferior está más afectada que la superior.

·    Cuadriplejía o cuadriparesia: los cuatro miembros están paralizados.

·    Paraplejía o Paraparesia: afectación de los miembros inferiores.

·     Monoplejía o monoparesia: se encuentra afectado un sólo miembro.

·    Triplejía o triparesia: se encuentran afectados tres miembros.
Según el grado de afectación:

·    Grave: no hay prácticamente autonomía.

·    Moderada: tiene autonomía o necesita alguna ayuda asistente.

·    Leve: tiene total autonomía.
Es muy difícil que un paralítico cerebral pueda encuadrarse de forma clara en un tipo clasificatorio.
2.10.3. Síntomas

Los primeros síntomas comienzan antes de los tres años de edad y suele manifestarse porque al niño le cuesta más trabajo voltearse, sentarse, gatear, sonreír o caminar. Los síntomas varían de una persona a otra, pueden ser tan leves que apenas se perciban o tan importantes que le imposibilite levantarse de la cama. Algunas personas pueden tener trastornos médicos asociados como convulsiones o retraso mental, pero no siempre ocasiona graves impedimentos.

Los síntomas más importantes son las alteraciones del tono muscular y el movimiento, pero se pueden asociar otras manifestaciones:

·   Problemas visuales y auditivos.

·   Dificultades en el habla y el lenguaje.

·   Alteraciones perceptivas:

o  Agnosias: Alteración del reconocimiento de los estímulos sensoriales.

o  Apraxias: Pérdida de la facultad de realizar movimientos coordinados para un fin determinado o pérdida de la comprensión del uso de los objetos ordinarios, lo que da lugar a comportamientos absurdos. Incapacidad para realizar movimientos útiles.

·          Distractibilidad.

·          Diskinesia: dificultad en los movimientos voluntarios.

2.10.4. Organización funcional y psicológico del cerebro

A) Organización funcional del cerebro. Bloques funcionales:

Luria (1969) considera la actividad cerebral como un sistema dinámico dotado de plasticidad. El ambiente influye en el S.N.C modificando las relaciones funcionales.

Durante el desarrollo del ser humano cambia la localización y estructura de las funciones superiores y sus organizaciones interfuncionales.

Para Luria los procesos de conducta compleja no son “localizados” sino distribuidos alrededor de todo el cerebro en “sistemas funcionales”, están organizados para contribuir de una manera específica a desarrollar una función concreta.

Entiende, que el cerebro esta dividido en tres bloques funcionales: el primero formado por los núcleos agmidalinos, los talamitos, e hipotalámicos, la formación reticular, la hipófisis, hipocampo y el cuerpo calloso, teniendo como función regular el nivel de energía y el tono cortex, controla los estados de vigilia, el tono muscular, y las regulaciones emotivas. El segundo denominado unidad sensorial es el que realiza el almacenamiento de la información recogida por los sentidos, formado por las áreas corticales de los lóbulos occipitales, temporales y parietales. El tercer bloque, denominado unidad motora, esta constituido por los lóbulos frontales y prefrontales, su función es programar, regular y verificar la actividad mental y los mecanismos de interacción con el medio.

Destacar que la organización del cortex cerebral se rige por el principio de jerarquización funcional, según el cual unas áreas reciben información que envían a otras donde se procesa y, a su vez, termina en otras áreas encargadas de programar los mecanismos de interacción con el medio.
B) Funcionamiento psicológico y sistemas funcionales:

Este funcionamiento al igual que el anterior se rige por el principio de jerarquización funcional, según el cual los procesos superiores se encuentran por encima de los más primitivos.

En este sentido, Luria aplico las ideas de la teoría socio histórica (Vigotsky 1960 Leontiev 1959) al estudio del cerebro para explicar que las formas superiores de la actividad psíquica son histórico-sociales, son procesos que se autorregulan, mediatizados por su estructura y son voluntarios por el modo de funcionamiento.

La adquisición de funciones superiores implica una reorganización de todas las funciones en el S.N.C.

Según Vigostky la estructura “mediatizada”, con los procesos sociales y después el habla, permiten la modificación gracias a la capacidad de reorganización del S.N.C. Para él los dos hitos de la creación de las funciones psicológicas superiores fueron el uso de las herramientas, el trabajo social y el uso del lenguaje; gracias a ellas las funciones superiores se agrandan con respecto a las primitivas.

Las funciones superiores por tanto, se construyen en la historia, se modifican en el desarrollo y son el resultado de la cultura a través de la interacción entre hombres. Ello implica que el S.N.C está formado por sistemas funcionales flexibles que se interrelacionan entre si y que pueden cambiar mediante la influencia educativa.

Vigostky señala que no son las estructuras ni sus funciones lo que cambia, sino que son las relaciones de las funciones entre si, que generan, a su vez nuevas interconexiones cada vez más complejas. Hecho que configura la plasticidad del funcionamiento cerebral.

Lo mismo ocurre con el desarrollo ontogenético. La actividad mental del niño viene determinada por sus relaciones sociales constituyendo así sus sistemas funcionales.

Las neuronas establecen sinapsis que se reorganizan cuando alguna zona cerebral se daña, los nexos varían y se pueden llegar a “compensar”, gracias al apoyo psicoeducativo.

Con la interiorización de los esquemas aportados por el medio sociocultural el niño va desarrollando su propia actividad. En el caso de haber estructuras cerebrales dañadas se deberá ayudar a establecer conexiones, reorganizaciones funcionales para “compensar” los posibles déficits producidos por el daño cerebral.

Hay que tener en cuenta donde se ha producido el daño; si es en las áreas primarias (proyección) en áreas secundarias (asociación) o en terciarias (superposición). Si el daño es en las primarias posiblemente no se pueda remediar la función, puesto que esta probablemente no se haya producido nunca, nuestra tarea seria “mediar”, es decir, construir lo terciario sin que funcione lo primario.

2.10.5 Desarrollo psicológico:

El desarrollo de los niños con parálisis ha de partir de una concepción constructivista, pero de un constructivismo cuya teología viene limitada por la estructura física del organismo y por las condiciones que establece el entorno. El desarrollo es concebido, como el proceso de construcción de un sujeto humano cuyas destrezas, sus estrategias, sus afectos, valores, en definitiva su personalidad se construye a través de la interacción con el entorno.

  1. El desarrollo como construcción de sistemas funcionales de acción:

A continuación, basándonos en Vigotsky y Luria mencionamos los diferentes tipos de sistemas:

    • Sistemas naturales: son los recursos iniciales que la biología ofrece al funcionamiento psicológico del sujeto. Son rígidos y resistentes al daño. Sostienen funciones presentes desde el nacimiento.

    • Sistemas combinados: son el producto de los sistemas naturales y de la relación con el ambiente. Son el resultado de un aprendizaje por el cual se establecen nuevas conexiones.

    • Sistemas psicológicos: son los específicamente artificiales, culturales. La composición de funciones naturales se establece a través de mecanismos de mediación. Las funciones psicológicas superiores tendrán entonces un origen cultural, es decir, se originan a través del aprendizaje de pautas de acción instrumental.

  1. Acción, mediación instrumental y mediación social.

En la acción humana se precisa del uso de artefactos desarrollados por las culturas en el curso de su desarrollo histórico. Estos artefactos permiten realizar ciertas operaciones, permiten actuar sobre el ambiente modificándolo, pero al mismo tiempo, el instrumento modifica el sujeto.

Según Vigostky y su “ley de la doble formación” toda operación que el sujeto aprende lo hace primero de manera externa y luego lo interioriza.

La conducta humana tiene un componente social que responde a motivaciones, estas mueven a los humanos no únicamente por lo biológico (hambre, sexo, sueño…) sino que incluyen aspectos de origen social y cultural. Según Leontiev las conductas humanas se producen con el objeto de satisfacer motivaciones individuales de origen social.

Todo ello se consigue con una acción, que seria el conjunto de conductas destinadas a alcanzar una meta. Se realizan en situaciones concretas, con instrumentos particulares y en contextos específicos, por tanto el sujeto se ve forzado a realizar operaciones (constituyen el nivel de análisis mas concreto de las conductas).

Antes de pasar al apartado siguiente debemos enumerar los instrumentos de mediación como pueden ser el lenguaje y la utilización de otra persona. El primero de ellos es un instrumento para la comunicación siendo sus funciones variadas. El segundo es importante debido a que el niño construye acciones comunicativas donde ya esta el germen del significado; un adulto actúa como instrumento de mediación para la acción de un niño sobre el entorno.


  1. La cuestión de la heterogeneidad

Wertsch afirma que existen diferencias en el funcionamiento mental de sujetos de diferentes culturas. Según él hay diversidad de instrumentos mediacionales.

La heterogeneidad implica que diferentes formas de funcionamiento mental o conductual emergen en momentos diferentes del desarrollo. Así, no se podrán comparar grupos o culturas de forma global, sino actividades concretas.


  1. Zona de desarrollo próximo

El concepto de zona de desarrollo próximo (ZDP) representa la creación de un entorno social para la realización de actividades de enseñanza-aprendizaje en las que le suministra al niño los instrumentos de mediación.

  1. Mediación, re-mediación y remediación

La actividad de los sujetos humanos sobre el ambiente se desarrolla a través de acciones realizadas con instrumentos mediacionales, comentado anteriormente.

Se puede llegar a un semejante nivel de desarrollo intelectual a través de procesos de compensación.

Según Cole y Griffin la remediación significa un cambio en el modo en que los instrumentos de mediación regulan la coordinación con el ambiente. Es decir, remediar es volver a mediar, utilizando otros instrumentos de mediación. Estos trabajos de remedición ya se encontraban con Luria y con Vigostky
2.10.6 El desarrollo en niños con parálisis cerebral: Dificultades asociadas y Capítulo Olga Alegre –cosas que les gusta hacer y cómo se les puede ayudar-.

El desarrollo inicial del bebé pasa por la manipulación y exploración directa del medio físico inmediato, es evidente que los niños con problemas motores pueden llegar a tener ciertas dificultades y retrasos en su desarrollo general.

Por ello, habitualmente requerirán de ayudas añadidas que faciliten esta exploración temprana ya que podemos considerar que durante el primer año de vida, ésta es la base de los complejos desarrollos posteriores tanto a nivel psicológico como cognitivo.

Es importante señalar que las diferencias individuales son enormes aunque en la mayoría de los casos suelen observarse:
- Problemas y/o retrasos en el desarrollo psicomotor (control postural, deambulación, manipulación...) con las subsiguientes alteraciones en el control y desarrollo de tareas de naturaleza espacial que requieran coordinación y comprensión espacial como la lateralidad, el esquema corporal y, por supuesto, el progresivo desarrollo de la autonomía personal en tareas cotidianas de la vida diaria: vestirse, comer, controlar esfínteres...


  1. - Problemas en el desarrollo del habla que suelen afectar principalmente a los aspectos ejecutivos mientras que se suele conservar la comprensión. A ello hay que añadir que, en muchas ocasiones, los problemas motores también pueden alterar la simple deglución e, incluso, la respiración. Además, sus problemas motóricos pueden ocasionar dificultades en la adquisición y posterior uso de la lectura y la escritura.


- Problemas y/o retrasos en el razonamiento operacional y formal que podrían suceder como consecuencia de un desarrollo sensorio-motor deficitario si aceptamos los planteamientos cognitivistas de autores como Piaget o Vygotski. Según ellos, los problemas de articulación en la expresión oral de estos niños podrían llegar a ocasionar un escaso uso de lenguaje interior, base del pensamiento, por lo que se podrían ocasionar déficits y retrasos de consideración en el proceso de construcción y dominio del pensamiento simbólico.


  1. - Todos estos problemas, principalmente derivados del déficit motor, pueden llegar a ocasionar e, incluso, verse agravados por posibles trastornos socio-relacionales y afectivos. En un primer momento, es posible que los vínculos de apego iniciales que deben establecerse entre padres e hijo no se desarrollen todo lo adecuadamente que sería de desear debido a esa especie de no aceptación/rechazo que pueden generar las características motoras de un bebé con parálisis cerebral. Con ello, el pequeño puede verse privado muy tempranamente de la estimulación social y afectiva que necesita y, por que no, también de la incitación a la exploración del medio físico que le rodea, todo lo cual puede dificultar aún más su situación. Pero además, estos fracasos iniciales pueden provocar en el niño sensación de fracaso y de frustración que les lleve a aislarse en edades posteriores, a evitar relacionarse con otros. Todo ello, unido a una posible sobre-protección familiar, puede ocasionar un deficiente desarrollo de las habilidades sociales y del autoconcepto que mine aún más las posibilidades de estos niños.


Pese a ello, consideramos que un verdadero profesional, no se debería centrar solamente en el déficit, ya que basándose en las inteligencias múltiples todas las personas tenemos unos puntos fuertes que son los que deben compensar a los más débiles. Por eso, añadido a este punto, y como mención a Olga Alegre y su libro “diversidad humana y educación” se presenta a continuación qué características poseen las personas afectadas por parálisis cerebral.

Lo primero destacar que Olga Alegre en este libro, recoge un planteamiento personal sobre la diversidad humana; recopila una serie de discapacidades mostrando qué les es lo que les gusta, cuáles son sus dificultades y cómo se les puede ayudar.

Olga Alegre define la deficiencia motórica como “niño/a deficiente motórico es todo aquel que presenta de manera transitoria o permanecen alguna alteración en su aparato motor, debido a un deficiente funcionamiento en el sistema osco-articular, muscular y/o nervioso, y que en grados variables limita algunas de las actividades que pueden realizar el resto de alumnos de su misma edad”.
Enumera las dificultades que poseen las personas afectadas por esta discapacidad, afirma que son dificultades que provienen de su déficit orgánico, pero que es un déficit también provocado por la sociedad, una sociedad que en muchas ocasiones pone obstáculos a estas personas y que limita más sus posibilidades de crecimiento. Así, las dificultades que enumeran son:

-En casos leves, los trastornos más frecuentes afectan a la postura, al movimiento y la autonomía personal, dando lugar al problemas con el equilibrio, falta de control de esfínteres, alteraciones en la sensibilidad del tacto,….

-Cuando los trastornos son más graves, puede verse afectada la capacidad APRA la marcha, la presión y el habla.

-Les resulta difícil, en general, controlar sus movimientos y su postura

-La relajación muscular será una tarea muy difícil

-Problemas con la relación a la organización espacial y representación mental

-En las actividades que requieren escritura y lectura, pueden tener un aprendizaje más lento

-Pueden tener graves dificultades en la expresión hablada por la mala coordinación de la respiración y de los órganos fonoarituclatorios.

-Normalmente suelen tener menos experiencias de interacción con el entorno físico y social

-Las experiencias, en algunos casos, perceptivas y sensoriales estarán vendadas por lo que tiene dificultades para adquirir conceptos básicos relativos al espacio, el tiempo.
Como hemos comentado anteriormente, esta autora también recoge es qué les gusta hacer. Afirma que son niños y como tal hay que tratarlos como tal. Menciona también una serie de cosas que les agradan como por ejemplo, la necesidad de relacionarse, de jugar con otros niños, reaccionan bien ante los éxitos, -entre otros- no podemos dejar de lado que aun teniendo la discapacidad motórica son niños, son niños que deben disfrutar de la vida, jugar, divertirse, reír, no tienen porque llevar asociado una discapacidad mental, y es por ello, por lo que se deberían de tratar como tal, como una persona “normal”, como una persona que tiene una serie de limitaciones debido a su déficit pero que es simplemente una persona como cualquiera de nosotros.
Alegre, para terminar con el apartado de discapacidad motórica, también hace mención al cómo se puede ayudar a estos niños. Resumiendo pueden sintetizarse en:

-Potenciar al máximo su autonomía

-Aprovechar cualquier movimiento residual

-Respetar su ritmo

-Aprovechar al máximo su potencial oral

-Poner a su alcance objetos, juguetes,…

-Facilitar el acceso al currículo: eliminando barreras arquitectónicas, velar por la supresión de las barreras, adaptando el mobiliario y el material didáctico,

-Facilitar la comunicación con el entorno: atendiendo a señales de comunicación, observando y aprovechando las posibles conductas comunicativas

1   2   3   4   5   6

similar:

BibliografíA icon3. Bibliografía citada en estos apuntes y bibliografía adicional

BibliografíA iconBibliografía. Consigna los libros de los cuales se extrajeron las...

BibliografíA icon7. Bibliografía Bibliografía citada

BibliografíA iconBibliografía

BibliografíA iconBibliografía

BibliografíA iconBibliografía

BibliografíA iconBibliografía 2

BibliografíA iconBibliografía

BibliografíA iconBibliografía. 72

BibliografíA iconBibliografía XL




Todos los derechos reservados. Copyright © 2019
contactos
b.se-todo.com