Mentes asesinas la violencia en tu cerebro




descargar 0.58 Mb.
títuloMentes asesinas la violencia en tu cerebro
página5/21
fecha de publicación03.02.2016
tamaño0.58 Mb.
tipoDocumentos
b.se-todo.com > Biología > Documentos
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   21

El carácter está sustentado en la autodisciplina: la vida virtuosa según Aristóteles está basada en el autodominio. La piedra angular del carácter es la capacidad de motivarse y guiarse uno mismo, ya sea haciendo las tareas, terminando un ha- bajo o levantándose en la mañana. La capacidad de postergar las gratificaciones, de controlar y canalizar la urgencia de actuar es una habilidad emocional básica que en tiempos anteriores se llamaba voluntad.

 

Prisioneros del odio

Ha quedl0 claro que la agresión es la respuesta conductual ante los sentimientos de enojo. El enojo se presenta cuando nos encontramos frustrados física o psicológicamente. La hostilidad es un estado permanente de enojo. Psicológicamente, la hostilidad se ha definido como un rasgo de personalidad que incluye un componente cognoscitivo en el que se tienen creencias y actitudes negativas acerca de y hacia los otros; un componente afectivo que incluye varios estados emocionales, entre los que se encuentra la molestia, el resentimiento, la irritabilidad, el disgusto o el desprecio; además de un componente conductual: la agresión, que se puede expresar tanto física como verbalmente.
La hostilidad afecta la salud física y emocional de quien la sufre puesto que la hace vulnerable de padecer enfermedades cardiovasculares. Johan Denollet, investigadora de la Facultad de Medicina de la Universidad de Ghent en Bélgica, ha descubierto que los episodios frecuentes y extremos de enojo producen niveles elevados de respuestas endocrinas y cardiovasculares que contribuyen al desarrollo y exacerbación de estas enfermedades.
Así mismo postula el concepto de la personalidad tipo D, que no es una enfermedad mental, sino un conjunto de características humanas en donde las más importantes son la afectividad negativa y la inhibición social. Un estudio con 875 personas reveló que los pacientes con personalidad tipo D eran cuatro veces más propensos a sufrir ataques cardiacos o morir después de un infarto.

¿TIENE PROBLEMAS SOCIALES?




Denollet desarrolló un cuestionario breve que incluye 14 preguntas y que evalúa los problemas emocionales y sociales asociados con la personalidad tipo D. Este cuestionario se utiliza en diversas clínicas e Instituciones hospitalarias para evaluar pacientes en riesgo de sufrir ataques cardiacos.
El cuestionario tambien puede ser autoaplicado. (alifique cada una de las preguntasen una escala de O (nunca), 1 (algunas veces), 2 ( muchas veces) y 3 (casi siempre).
1. Se me facilita relacionarme con otras personas.
2. Magnifico cuestiones que no tienen importancia.
3. Hablo con extraños.
4. Me siento infeliz.
5, Me siento irritable.
6. Me siento inhibido en interacciones sociales.
7. Tiendo a ver el lado triste de las cosas.
8. Se me dificulta iniciar una conversación.
9. Estoy de mal humor.
10. Me gusta la cercanía con las personas.
11. Prefiero mantener mí distancia con las personas.
12. Estoy preocupado.
13. Estoy deprimido.
14. Se me dificulta mantener una conversación.
Para establecer su Índice de Afectividad Negativa: sume las preguntas 2,4,5,7,9,12 y 13. El Indice de Inhibición Social se obtiene sumando las preguntas 1,3,6,8,10,11 y14.

RESPUESTAS




fisted tiene una personahdad tipo O si la puntuadót en las preguntas que evaluan su negatwidad afectiva es Isomasysu inhibiciónsodal es lo emás. 4Gue hacer’ EstA a tiempodetornarmedida para proteger
no solo su coiazdn sino su cafldad deuda,
Ene! pecto psi oMglco, dada las creencia típicas de las personas hostiles (desconfianza, erpectatívas
de hostilidad), st*s ti nden a comportarse deforma desagradaheo antagónica hacia los dernas A su vez tate tipo de conducta pueden crear conflictos interpersoitales o producir conductas hostiles similares de IaMtecel’Qna Una vez estab&ko steait ente social neqattVoSe confirman las expectativas pe sinlistas ychiicas de los individuos hostiles, generando irr ambiente mudionAs estresante que carece de apoyo soda! adecuado.


¿ES USTED UNA PERSONA HOSTIL?

Algunas personas hostiles carecen de introspección o no son concientes de sus propias tendencias antagónicas, otras no se han dado cuenta de su nivel de hostilidad. Para conocer si es usted una persona con altos niveles de hostilidad, conteste el siguiente cuestionario. (alifique las siguientes aseveraciones de la manera indicada:
O = no, nunca, 1 = sí, algunas veces, 2 = sí, frecuentemente
1. (reo que mucha gente exagera sus desgracias para que los demás los compadezcan o los ayuden.
2. La mayoría de la gente mentiría para salir adelante. —
3. la mayor parte de la gente es honrada por temor a ser descubierta. —

4. Siento que frecuentemente he sido castigado sin motivo. —
5. Muchos me tienen mala voluntad. -
6. Familiares y amigos tienen hábitos que me irritan o molestan mucho.
7. La gente me desilusiona con frecuencia. —
8. Me enojo fácilmente. - -—
9. No culpo a las personas que se aprovechan de otros.
10. De vez en cuando no puedo resistir las ganas de hacerle daño a los demas.
11. Me siento como pólvora a punto de explotar. —
12. Me meto en peleas frecuentemente. —
13. Me he alejado de las personas por temor a hacer o decir algo que pudiera lamentar después. -—
14. Con frecuencia me mantengo aislado de las actividades de mis compañe- 1 rosy amigos..
cudoto mayor Wa el puntdje, ma.cr sera su nivel de io,Ijlidad.
tah& Inon: de O a 8 puntos: nivel bajo de hostiltdad.
de ‘Idi 7. hostilidad media, y
de iSa 28: nivel alto de hostilidad.

Controlar la fiera interna

cuando enfrente una situación que podría hacerlo reaccionar con agresión, pregúntese: ¿Se trata de algo tan importante que vale la pena enojarse? ¿Tengo un verdadero motivo para enojar- me? Trate de encontrar la verdadera causa de su enojo. ¿De ver- dad está enfadado a causa de la situación actual o por algo que sucedió antes? Observe cuando empieza a enojarse y tome medidas para contender con la agresión de una manera positiva.

No pase por alto la agresión hasta que “explote”. Mejor, exprésela de forma sana:
1) cuente hasta 10 o despeje su mente de alguna otra forma. una vez que se haya calmado, podrá
te sobre la situación.
2) En vez de gritar a la gente, compruebe
si le ayuda hacerlo en un lugar privado.

hablar más lógicamen 3

camine o corra para sacar su enojo y “enfriarse”.
4) Hable con un amigo sobre su enojo y agresión.
5) Para deshacerse de la agresión, dibuje, pinte o escriba en un diario algo acerca de lo que siente.
6) Use oraciones que empiecen con “yo” y no con “tú” para hablar sobre lo que le hace enojar. Por ejemplo, diga “yo me enojo cuando no recibo el apoyo que necesito” en vez de “tú haces que me enoje cuando
eres tan desconsiderado”.
7) Si está enojado con alguien, escuche lo que esa persona quie r decirle. Trate de entender su punto de vista.
8) Perdone a la persona y olvídese de lo sucedido. El acto de
perdonar ayuda a bajar la presión y a relajar los músculos.
Así, uno puede sentirse más calmado.
9) Lea libros sobre la agresión y las formas de lidiar con ella.

Si su agresión ha provocado que realice actos de violencia podría hacer que usted u otras personas terminen heridnç bien, si su hostilidad le causa problemas en el trabajo, con familia o con sus amistades, no espere a que las consecuen sean mayores. Consulte a un especialista en trastornos del co portamiento.

U hostilidad se ha definido corno un rasgo de personalidad que incluye un componente cognoscitivo en el que se tienen creencias y actitudes negativas acerca de y hacia los otros; un componente afectivo que incluye varios estados emocionales, entre los que se encuentra la molestia, el resentimiento, la irritabilidad, el disgusto o el desprecio; además de un componente conductual: la agresión.

 

CAPÍTULO II
LAS EMOCIONES Y EL CEREBRO

El estudio y la comprensión de las emociones han sido abordados por poetas, filósofos, psicólogos, antropólogos y científicos. Las emociones tienen mucha importancia para el ser humano ya que son las responsables de guiar y controlar nuestra conducta. Moldean nuestra vida cuando tratamos de maximizar algunas de ellas, como la felicidad, y anular otras, como el miedo. En ciertas ocasiones parecen controlamos plenamente, como sucede en los llamados “crímenes pasionales”, en los cuales los implicados suelen reportar haber actuado “sin pensar en lo que hacían”. ¿Qué es lo que sucede en nuestro cerebro?
Hace más de 100 años el naturalista inglés Charles Darwin postuló que las emociones son impulsos para actuar, planes instantáneos que nos permiten enfrentarnos a los peligros y así ograr sobrevivir. Funcionalmente, las emociones son acciones y disposiciones que preparan al organismo para emitir conductas de aproximación o distanciamiento, esto es, nos alejan de los estimulo5 peligrosos y desagradables, y nos acercan a los estímulos agrad5 Recientemente esta introspección ha sido demostrada por investigaciones científicas. De hecho, ha surgido una nueva disciplina denominada neurociencia afectiva desarrollada Por Richard Davidson, investigador de la Universidad de Caliomnia, la cual ha demostrado que todas las emociones, tanto las

agradables (alegría, orgullo, felicidad y amor, entre otras) co las desagradables (dolor, vergüenza, miedo, descontento, cu] bilidad, cólera, y/o tristeza, etcétera), están profundame arraigadas en la biología.
La palabra emoción se deriva del vocablo latino emover significa remover, agitar, conmover, excitar. Tanto la pak “emoción” como la palabra “mnn tienen significados similares puesto las dos pueden despertar, sostener y rigir la actividad del organismo. Sir emociones, los seres humanos, apenas poco más que máquinas que bajan de la misma manera día tras No conoceríamos los goces del amor la felicidad del éxito; no experimer ríamos empatía por el desdichado dolor por la pérdida del ser amado desconoceríamos el orgullo, la envidia y los celos. En fin, es cia que la vida sería superficial e incolora, pues carecería de v1ni significado por completo.

A partir de estudios experimentales y antropológicos reali dos por diversos investigadores como Paul Ekman, profesoi psicología en el Departamento de Psiquiatría de la Universici de California en San Francisco, y Paul Eslinger, profesor de ne rología en la Universidad de Pensilvania, se ha propuesto q fundamentalmente existen dos tipos de emociones: las birra las complejas o sociales.
Las emociones básicas son innatas y se presentan en tocb las personas y en todas las culturas (ira, miedo, alegría, tristez sorpresa y asco). Mientras que las emociones complejas o soc les (entre las que se incluyen la culpa, el orgullo, la gratitud, la compasión y el desprecio, entre otras) son producto de la intesocial y están ligadas a los intereses o al bienestar de las sociedades así como también de las personas. Estas dependen de la evaluación consciente, de la influencia directa del entorno social y surgen de la interacción con otras personas.

Desde el punto de vista psicológico, las conductas como la culpa, la vergüenza y el orgullo se clasifican dentro de una misma familia de emociones autoconscientes. Estas emociones están fundadas en las relaciones sociales y emergen de la preocupación y la conciencia de la opinión de los otros con respecto a uno mismo o a su conducta. Por ejemplo, la valoración negativa de uno mismo es fundamental para la culpa y la vergüenza, mientras que la valoración positiva del “yo” conduce o provoca orgullo.
El componente emocional también es básico en el proceso del pensamiento racional. Lo anterior se ha demostrado en virtud de que pacientes que han sufrido un daño en las áreas frontales del cerebro se comportan irracionalmente y no miden las consecuencias de sus actos, en buena parte por su incapacidad para modular las emociones.
En una persona normal las emociones son herramientas clave para el aprendizaje y la toma de decisiones. Por ejemplo, cuando realizamos un mal negocio sentimos malestar, y ello nos permite actuar con más precaución en caso de volver a enfrentar una situación similar. De la misma manera es evidente que no podríamos decidir con quién nos casaremos o cómo organi zaremos nuestras finanzas sólo con base en nuestro razonamiento. El elemento emocional es vital en la toma de decisiones racionales e interviene en nuestra vida a cada instante.
Durante la última década, la investigación sobre las bases biologicas y evolutivas de las emociones se ha incrementado sustancialmente. Las neurociencias afectivas se han enr( investigar las bases biológicas y los procesos que subyacen emociones y sus alteraciones. El estudio experimental emociones requiere, por una parte, de estímulos que evoc de manera confiable reacciones psicológicas y fisiológicas; y otra, que estén calibrados cuantitativamente en las dimensic que constituyen el espacio afectivo.

Funcionalmente, las emociones son acciones y disposiciones que preparan al organismo para emitir conductas de aproximación o evitación, esto es, nos alejan de los estímulos peligrosos y desagradables, y nos acercan a los estímulos agradables.

La fuente de las emociones

Las emociones no existirían sin el cerebro. Este órgano un peso promedio de un kilo y medio. Está constituid diversas estructuras que trabajan en sincronía para producr timientos y pensamientos, tiene la capacidad para tomar siones y actuar de acuerdo a éstas y, lo más importante, responsable de nuestra relación con las demás personas nuestro entorno.
A nivel microscópico, el cerebro está integrado por tre ponentes: 100 mil millones de neuronas, células c como gliales, encargadas de “sostener” a las primeras, y cantidad de neurotransmisores, sustancias que modulan municación entre las neuronas.
Las neuronas conducen señales a través del axón, ción que se extiende desde el cuerpo de la neurona haci de ésta y recibe información a través de las dendritas, mas de la célula que se dirigen hacia el soma o cuerpo neuror Por su parte, las dendritas conducen información en fornia impulsos eléctricos hacia las células, mientras que los conducen estos impulsos hacia otras células. El punto de entre el axón y las dendritas se conoce como la sinapsis, que el sitio de ,ie comunicación entre neuronas; es importante consideque no se trata de un contacto directo, puesto que existe una separac1l muy pequeña entre las neuronas intercomunicadas.
La información que se trasmite a través de la sinapsis no se ejerce por medio de impulsos eléctricos, sino a través de mensajero 5 químicos que son, precisamente, los neurotransmisores. Una forma de clasificar las células nerviosas es mediante el neurotransmis0 que emplean. Se han identificado más de 50 neurotransistores entre los que destacan la dopamina, la serotonifla, la noradrelanina, la acetilcolina y el ácido glutámico por su importancia en los diversos procesos que realizan.
La dopamina está involucrada en el sistema de recompensa cerebral y, por lo tanto, cuando se produce, genera sentimientos de placer. La serotonina está involucrada en la regulación del estado emocional, y sus alteraciones producen conductas impulsivas así como desinhibición de impulsos. La adrenalina produce cambios fisiológicos en todo el sistema corporal. La noradrenalina estimula la contracción de los vasos pequeños; los animales agresivos y predadores, como los leones, tienen altos niveles de este neurotransmisor, en tanto que los conejos, presas de los depredadores, tienen más adrenalina. Los humanos nacemos con la capacidad para reaccionar emocionalmente (tenemos dentro tanto al león como al conejo), pero nuestras experiencias tempranas determinarán cómo reaccionaremos ante las diferentes situaciones de urgencia.

 
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   21

similar:

Mentes asesinas la violencia en tu cerebro iconViolencia familiar y violencia a la mujer

Mentes asesinas la violencia en tu cerebro iconUn tumor cerebral es el crecimiento anormal de tejido en el cerebro....

Mentes asesinas la violencia en tu cerebro iconLa batalla por nuestras mentes: armas psicotrónicas

Mentes asesinas la violencia en tu cerebro iconMecanismos de defensa violencia

Mentes asesinas la violencia en tu cerebro iconHistoria y causas de la violencia

Mentes asesinas la violencia en tu cerebro iconProyecto contra la violencia de género

Mentes asesinas la violencia en tu cerebro iconViolencia escolar y bullying en Chile

Mentes asesinas la violencia en tu cerebro iconRealmente existen dos formas básicas de conocimiento interactivas...

Mentes asesinas la violencia en tu cerebro iconCerebro y trascendencia

Mentes asesinas la violencia en tu cerebro iconEl cerebro adicto




Todos los derechos reservados. Copyright © 2019
contactos
b.se-todo.com