Mentes asesinas la violencia en tu cerebro




descargar 0.58 Mb.
títuloMentes asesinas la violencia en tu cerebro
página8/21
fecha de publicación03.02.2016
tamaño0.58 Mb.
tipoDocumentos
b.se-todo.com > Biología > Documentos
1   ...   4   5   6   7   8   9   10   11   ...   21

La personalidad limítrofe

Se trata de una de las más sorprendentes condiciones psiquicas. En la personalidad limítrofe las personas ven a lo blanco o negro: frecuentemente colocan a una person pedestal y después la consideran el peor de los seres bu Los que padecen este trastorno también están sujetos siones de agresión y periodos transitivos de paranoia Típicamente tienen una historia de relaciones intens estables. Se sienten vacíos o inseguros de su identid cuentemente experimentan impulsos de autodestrucció tan de escapar de la realidad a través del abuso de sustan
En la personalidad limítrofe el síntoma clave es ia ción. Estos sujetos no muestran una identidad consis mantienen una visión contradictoria de ellos mismos nan frecuentemente. Presentan alteraciones en el raz cuando se encuentran en situaciones poco estructuradas den experimentar una pérdida temporal de la capachi examinar o enfrentar la realidad. Son características de sonalidad las mentiras patológicas, las distorsiones de la junto con la falta de control de impulsos y mecanismo fensa de negación (no aceptar aspectos de nuestra vida o que nos suceden) que resultan primitivos, así como la entre la idealización y devaluación de aquellos que los rodean
Recientemente, la policía descubrió en una de las c marginadas de la Ciudad de México a un niño desnutrido de 4 años cerrado en un departamento, donde vivía en condicioy precarias. Las manos del niño tenían quemaduras seveas jvestigaci0ne5 dejaron ver que la madre, quien padecía icción, había colocado las manos del niño bajo el agua ndo para castigarlo por haberse comido el alimento de su añero sentimental. A pesar de las quemaduras que el inhabía recibido, no se le había proporcionado la más míni:ención médica. El niño fue adoptado y recibió trasplantes de piel 1 para ayudar a sanar sus heridas, un considerando estas atenciones fìsicas las heridas que le fueron provon su cerebro en desarrollo probaente nunca lleguen a sanar. vestigaciones llevadas a cabo por Cesor de psiquiatría de la Escuela edicina de Harvard, Martin Teicher, velado una estrecha asociación el desarrollo de problemas psiquiáel maltrato físico, el abuso sexual altrato emocional de los niños. hace poco los expertos en salud mental pensaban que las dificultades ocurrían a través de factosicológicos. Sin embargo, las investigaciónes del Teicher a de las consecuencias del maltrato infantil señalan que, do a que el abuso en los niños ocurre en una etapa crítica de rmación del cerebro, el impacto de un estrés severo puede una huella imborrable en su estructura. Así, el abuso induun i cascada de eventos moleculares y neurobiológicos que in de manera irreversible el desarrollo neuronal.
os efectos del abuso recibido durante la edad infantil se en manifestar a cualquier edad y de diversas maneras. Re gularmente suelen aflorar en forma de depresión, ansiedad samientos suicidas o estrés postraumático; o bien, se pued presar como agresión, impulsividad, delincuencia, hiperacti’ drogadicción o con la aparición de personalidades limítro
Teicher y sus colaboradores realizaron una serie de mv ciones en el Hospital Malean, unidad psiquiátrica afiliac Escuela de Medicina de Harvard. En estos estudios utili imágenes de resonancia magnética nuclear para compara adultos con personalidad limítrofe supervivientes de abu co o sexual en la niñez. De esta forma se pudo detectar hipocampo izquierdo de los pacientes analizados era en p dio 20% más pequeño que en sujetos normales. Es deci estas investigaciones confirmaron que la exposición tem al abuso causa alteraciones en el sistema límbico.
Como revisamos en el segundo capítulo, este complejc ma se comprende como una colección de núcleos cerebn terconectados que juegan un papel central en la regulac las emociones y la memoria. Dos de las áreas críticas que forman son el hipocampo y la amígdala, que se encuentr debajo del lóbulo temporal. El hipocampo es importante formación y recuperación de las memorias verbales y em les, y la amígdala es la responsable de generar el contenid cional de la memoria, por ejemplo, los sentimientos reL dos con el condicionamiento al miedo y las respuestas agresivas.-

Quienes padecen personalidad limítrofe tienen una historia de relaciones intensas y poco estables. Se sienten vacíos o inseguros de su identidad, y frecuentemente experimentan impulsos de autodestrucción y tratan de escapar de la realidad a través del abuso de sustancias.

Otros estudios realizados en animales de laborato: por Bruce Perry, del Centro de Trauma Infantil de Houston, ñalado esta vulnerabilidad del hipocampo al estrés. Est nuta pero importantísima estructura tiene gran cantida ceptores para el cortisol, hormona relacionada con el cuyo efecto negativo por exposición durante la infanc eliminación de las neuronas del hipocampo.

La tensión que producen los traumas físicos, emocionales o males, O la exposición a ambientes altamente traumáticos ro la guerra o el hambre, puede disparar una serie de cams hormonales que, a su vez, generan cambios cerebrales perLnentes que trasforman la manera en la que las personas majarán en el futuro sus emociones. La peor noticia es que una que se presentan este tipo de alteraciones cerebrales, existen iy pocas posibilidades de retroceder.

El Caso de Diego Santoy
LOS asesinos no son guapos. Eso parecen decir las incontables Lgenes presentadas ante los medios de comunicación: persogeneralmente mal encaradas, despeinadas y con miradas as o confundidas. Así pues, no es de extrañar que Diego San- un joven bien parecido, se convirtiera en “celebridad” aún ?ués de haber cometido un doble homicidio que ha dividido población de Monterrey.
La madrugada del 2 de marzo de 2006 Diego (estudiante en Lcultad de Ingeniería de la Universidad Autónoma de Nuevo i), entró en la casa de su ex novia, Erika Peña, de 19 años de 1, para asesinar por estrangulamiento y puñaladas a los hertos: Erik Azur, de siete años de edad, y María Fernanda, de No contento, atacó a su ex novia con golpes y cuchilladas dejarla semiconsciente secuestró a la mujer del servicio doico (Catalina Bautista) y escapó en el coche de Erika.
uego, Santoy inició una fuga rumbo a Guatemala junto con rmano, pero fue detenido en la central camionera de Oaxa7 de marzo, iniciando un proceso legal que aún no termie cualquier modo, el perfil de la familia atacada (la madre de los niños asesinados trabajaba como presentadora en la visión regiomontana) hizo que el caso adquiriera relevancia mediata, llevando el debate a foros de Internet y a los MEDIOS LOCALES en una disputa entre quienes defienden la inotxtiuia desean verlo tras las rejas.

Mientras tanto, Diego Santo to a proceso legal desde el 19 de 2006 en el penal de Top trasladado en abril al penal de Cader yta) ha revelado datos interesant go de los análisis a los que ha siu metido por las autoridades entonces. De acuerdo con los es psicológicos, “Diego no presenta ciones en el contacto con la [...] no reporta alucinaciones o ueiinus Aún más: se le reporta como de “fracaso para adaptarse a las sociales; deshonestidad indic mentir repetidamente, actu irresponsabilidad persistente, falta de indica la indiferencia o la justificad de haber dañado, maltratado o robado a otros”.

El estudio psicológico concluye que Diego con trastorno de personalidad antisocial [.. .j no
clínicos de alguna enfermedad mental como o trastorno bipolar en fase de manía, ni datos
trastorno psicótico” y que “por su incapacidad de expeniuc tar culpa, es una persona altamente peligrosa y tiene el pote cial para cometer delitos graves como en el que nos ocupa a tualmente”.

En cuanto a las motivaciones para cometer los asesinatos y el secuestro, Santoy en un principio asumió su culpabilidad pero sin dar a conocer el móvil del crimen, actitud que ha mantenido hasta el día de hoy.
Por su parte, la defensa ha argüido que Diego Santoy no fue el único implicado, e inclusive, ha dejado ver la posibilidad de que el inculpado haya tenido alguna relación sentimental con la madre de las víctimas. Una versión que, obviamente, ha complicado todavía más la resolución del caso.

Por otro lado, las diligencias judiciales y las evidencias aportadas por la fiscalía parecen apuntar a un crimen motivado por la conclusión de la relación entre Erika y Diego, lo que habría motivado en el muchacho un ansia de revancha violenta que habría concretado con el ataque a su ex novia y el homicidio de sus hermanos. Así pues, a principios de este febrero, las diligencias jurídicas se han dado por concluidas y se espera que en las próximas semanas se dicte sentencia. Mientras tanto, en algunas partes de Monterrey, se vende una playera que dice: “te cuido a tus hermanitos” y que tiene la foto de Diego Santoy.
La tensión que producen los traumas físicos, emocionales o sexuales, ola exposición a ambientes altamente traumáticos como la guerra o el hambre, puede disparar una serie de cambios
hormonales que, a su vez, generan cambios cerebrales permanentes que trasforman la manera en la que las personas manejarán en el futuro sus emociones.



Una vivencia paradójica
Desde la perspectiva psiquiátrica, Diego Santoy cumple con los criterios de una personalidad limítrofe. Las personas que presentan este tipo de trastornos tienen lo que se conoce como una vivencia paradójica del control. Es decir, por una parte, pueden necesitar sentirse controlados por otros, al carecer ellos mismos bi control o para intentar hacer su propia realidad más predeciY manejable; incluso pueden elegir un estilo de vida en el q e esten sometidos a una autoridad (militar, cultos, sectas etc.), o unirse a personas abusivas que ejercen un control sobre través del miedo.
Por otra parte, pueden tener la necesidad de controlar o acusarlos de querer ejercer un control sobre ellos. muestran lo que se define como una sensibilidad interpe especial: algunos poseen una habilidad asombrosa para la gente y descubrir sus puntos débiles.

El síntoma clave en este caso es la falsificación: Dieg( no muestra una identidad consistente y mantiene contradictoria de él mismo. Primero declara ser el c los crímenes y posteriormente afirma que todo fue cliseña Erika, su exnovia. Es, a todas luces, un mentiroso patoiugt’
De la misma manera, manifiesta una distorsión dad junto con una falta de control de impulsos que en la forma en la que llevó a cabo los homicidios; taj senta mecanismos de defensa primitivos como la negaciori dicotomía entre la idealización y devaluación de aquellos rodean. Una característica que aparentemente dispaia nato son los celos patológicos que veremos más adelante
Todo parece indicar que Diego Santoy vive en ui nente inestabilidad emocional, como en una especie taña rusa” manifiesta en la relación de altibajos que con Erika Peña. Las personas con este tipo de trastornu constantemente en los extremos, y son muy sensibles mulos emocionales negativos.

Las personalidades limítrofes suelen pasar de la e1 depresión, de la ingenua credulidad a la desconfianza de, del amor al odio. Todo lo anterior como cons’

una estructura mental que no les permite integrar, mente hablando, los matices, las graduaciones ni las amo cias. Es un todo o nada. Así es como decide que Erika le pertenece a él y a nadie más. Es posible que haya sido esta dinámica ;onal la que le llevó a cometer el crimen con la intención de strar su poder a su novia. Algo así como una desesperada queda de la identidad perdida al terminar la relación. Ademas de lo dramático del caso y del trágico desenlace, este eso ha sorprendido e impactado a la población por una serie inconsistencias que se han preseHtado a lo largo del proceso ida1 por parte de todas las personas implicadas. Surgen pretas como por qué si la hermana, Azura, estaba en la casa dO pasó todo, no hizo nada para impedir el crimen. A trade las imágenes televisivas puede observarse que la casa no tan grande como para no escuchar ruidos en medio de un :nto tan violento, en el que seguramente se generaron gritos .ída de objetos. ¿Cómo es que Erika tampoco hizo nada para ender a sus hermanos? Ella presenció los crímenes y de acuercon las pruebas, las muestras de violencia hacia ella parecen .berse realizado después de la muerte de los niños Como se dijo antes, hay incluso quien apunta a la hipótesis que Diego Santoy mantenía relaciones sexuales con Teresa ss, madre de Erika, y que todo fue una venganza por parte de oven hacia la madre, en la que ella y el llamado “asesino de mbres” tenían un pacto criminal, incluso suicida, que no )ncretarse. Además surgen otros interrogantes, como por aeiar vivo a un testigo presencial. ¿Podemos pensar acaso Lue esto un intento de contacto con la realidad, arrepentiato, o una conducta torpe de asesino principiante? Cualquier intento por comprender el comportamiento de go Santoy tiene que partir del análisis de su educación den- del seno familiar Es claro que, existe una asociación directa e el desarrollo de problemas psiquiátricos y el maltrato físiel abuso sexual y emocional de los niños. Es altamente probable que los orígenes de esta personalidad se hayan g rante su infancia. Las imágenes televisivas mostraron dominante, frío y manipulador, y a una madre sumi expresiva.
Las personalidades limítrofes suelen relacionarse personalidades problemáticas. Por eso no deja de ser la actitud de la familia Peña Coss ante los hechos. ¡ han dejado ver cierta tranquilidad inexplicable hasta parca—, casi impensable, después de la terrible que se vivió a su alrededor y del drama que son objeto en más de una ocasión han caído en contradicciones c trevistas que han concedido. Queda además pendiente sis a profundidad del aparente factor fundamental ca estas terribles acciones. Como sabemos, los celos pue manifestación de amor e, incluso, es posible que sean mientras se respeten las normas aceptadas por la parej ro, los celos patológicos suelen estar acompañados de sentimientos de inseguridad, autocompasión, hostilid presión, y suelen ser destructivos para la relación. Tamt len ser un factor generador de violencia. ¿Cuáles son las rísticas de este trastorno emocional tan destructivo?

Los celos patológicos
Los celos son una emoción que surge cuando se desea n exclusiva a la persona amada. El miedo a la pérdida, ie ginaria, se manifiesta como una amenaza. Normalment mos este sentimiento a las relaciones de pareja, pero puede darse entre hermanos, compañeros de trabajo, de y aún entre amigos.

Los celos y la envidia tienen el mismo motivo: la necesidad Sin embargo, hay una distinción clave. El celoso ma- su miedo a perder su posesión, es decir, considera que es quiere que nadie se la quite. El envidioso, en cambio, lo que no posee.
la celopatía, o enfermedad de los celos, tiene su origen en la lidad misma del celoso. Hay algo en la estructura de esa 1idad que no funciona bien. La celotipia, pasión de ce- una pesadilla malsana para el que la sufre (víctima), y que la vive (protagonista). Detrás de la celopatía se en- una intensa dependencia afectiva y una falta de autono1oso esconde una personalidad débil, dependiente e Esa misma inseguridad hace que el celoso se aferre al su amor de manera obsesiva y actúe de manera muy al grado de desear disponer de su pareja como si fuera sujeto propio.
esta situación se traduce en una dependencia afectiva en el celoso no se imagina solo. El individuo piensa que nedel otro para vivir, pero esta necesidad se agudiza a tal
la idea del abandono o de verse en soledad llega a rurse en una pesadilla obsesiva. Así mismo, el celoso teme eda aparecer cualquier rival (porque se considera a sí mis- no alguien que no está a la altura de lo que la persona a merece), con más méritos y se haga con su propiedad Ja.

Ciertamente los celos son un sentimiento que se pretanto en los hombres como en las mujeres y el trasfondo pesadilla emocional suele ser un serio problema de baja autoestima.

Terapia para celosos y celosas

De hecho, tanto ellos como ellas experimentan los misma manera en frecuencia e intensidad, pero los ir de manera diferente: los hombres con agresión y con estados depresivos. Ellas reaccionan con un con to histérico o decaimiento, mientras que los hombrc con síntomas paranoicos y obsesivos más difíciles de
Los agresores masculinos suelen ser profunda y mente celosos. Puesto que un celoso cree que tiene excl sobre su mujer, muchos de sus actos violentos se iniciar percepción errónea de que abandonar. El hombre vn cada situación como un d un aniquilamiento de su ser. que la terapia a la que debe ser do consista en ayudarle a que su dignidad, a elevar su autc confianza en sí mismo y en 1. amada. Una parte de esta teraf comprenda la imposibilidad de te fianza en el otro si antes no experimenta la confianza mo. El primer paso es que el celoso reconozca su patoi partir de ahí, el tratamiento para superar el problema por separado. La clave está en que el celoso aprenda a cc sus pensamientos, y su pareja cuente con técnicas que ñen a no seguir el juego a su compañero. Muchas veces la víctima de la celopatía llega incluso a mentir para evita jo o la agresión de su pareja, y lo más probable es que lo que consiga sea lo contrario: aumentar sus suspicacias.
1   ...   4   5   6   7   8   9   10   11   ...   21

similar:

Mentes asesinas la violencia en tu cerebro iconViolencia familiar y violencia a la mujer

Mentes asesinas la violencia en tu cerebro iconUn tumor cerebral es el crecimiento anormal de tejido en el cerebro....

Mentes asesinas la violencia en tu cerebro iconLa batalla por nuestras mentes: armas psicotrónicas

Mentes asesinas la violencia en tu cerebro iconMecanismos de defensa violencia

Mentes asesinas la violencia en tu cerebro iconHistoria y causas de la violencia

Mentes asesinas la violencia en tu cerebro iconProyecto contra la violencia de género

Mentes asesinas la violencia en tu cerebro iconViolencia escolar y bullying en Chile

Mentes asesinas la violencia en tu cerebro iconRealmente existen dos formas básicas de conocimiento interactivas...

Mentes asesinas la violencia en tu cerebro iconCerebro y trascendencia

Mentes asesinas la violencia en tu cerebro iconEl cerebro adicto




Todos los derechos reservados. Copyright © 2019
contactos
b.se-todo.com