Mentes asesinas la violencia en tu cerebro




descargar 0.58 Mb.
títuloMentes asesinas la violencia en tu cerebro
página9/21
fecha de publicación03.02.2016
tamaño0.58 Mb.
tipoDocumentos
b.se-todo.com > Biología > Documentos
1   ...   5   6   7   8   9   10   11   12   ...   21

la celotipia es una pesadilla malsana para el que la sufre (víctima), y para el que la vive (protagonista). Detrás de ella se encuentra una intensa dependencia afectiva y una falta de autonomía.



Personalidad antisocial

es muy común escuchar el término personalidad antisocial o sotia cuando se hace referencia a la violencia y sus trastornos. ersonas que presentan personalidad antisocial son busca- de problemas crónicos, cuyos síntomas varían: pueden ser 4tie constantemente piden dinero prestado, las “ovejas nelos mentirosos patológicos, los criminales de cuello blanos que golpean a sus parejas, o bien, en el extremo más graLos asesinos seriales.
Al hablar de este tipo de comportamiento no nos referimos enes padecen de arranques de enojo o que cometen crímepasionales, sino más bien a aquellas que presentan, desde unto de vista psiquiátrico, un patrón continuo de rompiito de reglas y de violación de los derechos de otros, que almente se inicia antes de los 15 años de edad. Según el Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos tales publicado por la Asociación Psiquiátrica Americana, la sonalidad antisocial suele presentarse con mayor frecuencia los hombres. La relación entre hombres y mujeres arrestados asesinato es de 5 a 1, con predominio del grupo de edad comprendido entre los 14 y los 24 años.
Este manual señala que los rasgos característicos incluyen: falta de planificación cambios de humor, necesidad de obtener ompensas inmediatas y confirmación de su superioridad en Os los contextos. Esto último hace que muestren un comportajento explotador reflejado en abusos, envidia o devaluación los demás. Destaca también la impulsividad, la baja toleran- a la frustración, la incapacidad para soportar la rutina o harse cargo de responsabilidades7 la irritabilidad, la agresividad y desconfianza.

El origen de la conducta agresiva de estos individuos explicado desde diversos paradigmas que enfatizan el pap( las frustraciones, la falta de control, la ausencia de patronc conductas alternativas, la atribución causal externa, do en la adolescencia o el estrés situacional, entre
Como señalan María González y Alejandra F psicología aplicada de la br’ drid, España, debido a la compleji de esta personalidad para la rehabi] ción, se han propuesto tratamiei multicomponentes que tienen ta contexto, pensamientos nes, justificaciones), sentimiei tración, ansiedad, culpabilidad, explotación) y comportamientos pulsividad, aislamiento, depenueu comunicación inadecuada, au tividad, decisiones unilateraL tes en las personalidades agresu cialmente en individuos maltratadoes.

En el aspecto psicológico, estas personalidades tienen un particular sentido de la libertad. rara ser libre es equivalente a “poder hacer lo que deseen en mento determinado sin impedimentos”.

Sabemos que las limitaciones a la expansión de pueden ser internas o externas. Si estos seres minimizan su mitaciones internas (llámese represión, inhibición o miento), sólo les quedan las limitaciones externas.

De acuerdo con su razonamiento, “si los impediment ternos no están corroborados por la propia lógica ni tien peso de los sentimientos, entonces no hay razón para lo5” Las reglas de conducta y de interacción social se convierten en algo artificioso y generado por otros. Un juego donde se coocen las reglas y los obstáculos, pero no se siguen. En la actualidad la cárceles de todo el mundo está llenas de estos individuos. Más adelante se presenta un caso que ilustra este tipo de jersonad11i

La violencia primaria

Se habla de este tipo de agresión cuando en un individuo de [ comportamiento violento las causas secundarias enunciadas anteriormente se pueden excluir. Esto es, cuando las reacciones de violencia no están ligadas a factores externos o patológicos.
La violencia primaria se presenta en dos formas: impulsiva y
[premeditada.
Esta distinción es importante ya que las dos formas de violencia difieren en varios aspectos, entre otros:
1. Los eventos que las disparan o provocan.
2. Las reacciones ante ellos.
3. La actividad cerebral relacionada.
4. Los posibles tratamientos médicos y psicológicos.

Desde el punto de vista biológico, la conducta agresiva aumenta su complejidad a medida que se asciende en la escala fitv lOgenétjc (que establece la relación de las especies dentro del
proceso evolutivo). Muchos autores han dividido la agresividad
animal en tres tipos: predatoria, impulsiva y premeditada. En la primera no existen las manifestaciones de excitación que aparecen en la tercera y son características de la defensa ante una situación límite. La conducta predatoria sería similar a un ataque “en frío”. Esta división puede ser útil para clasificar las conductas agresivas en los humanos ya que la agresión predatoria es cuando menos similar a la planificada (en crímenes organizados), en tanto que la impulsiva es más semejante a los accesos Incontrolados de cólera.
En esta última, también conocida como agresión reactiva o afectiva, un evento frustrante o amenazante dispara el acto agreSiVo y, frecuentemente, conduce al enojo. Una distinción relevante es que esta agresión se inicia sin tomar en cuenta la meta Potencial, como, por ejemplo, quitar las posesiones de la víctima O incrementar el estatus del agresor dentro de una jerarquía.

En contraste, la agresión premeditada, tambiA como agresión instrumental o proactiva, tiene un pr una meta específica. Generalmente no es el dolor de 1 lo que se busca, sino sus posesiones, el estatus social o dentro de una jerarquía. Hostilizar o agredir a los comp! un ejemplo de agresión instrumental o premeditada tectado que los individuos que se involucran en estt conductas frecuentemente presentan rasgos antisociales contextos. Estudios longitudinales (aquellos que se rea rante un periodo determinado) han mostrado que la premeditada o instrumental, y no la agresión impulsiva va, es la que predice si un individuo va a ser un delincuc
Aún más, hay datos considerables que sugieren que dos poblaciones independientes de individuos agresivos

Desde el punto de vista biológico, la conducta agresiva aumenta su complejidad a medida que se asciende en la escala filogenética (que establece la relación de las especies dentro del proceso evolutivo). Muchos autores han dividido la agresividad animal en tres tipos: predatoria, impulsiva y premeditada.

Juan Luis Rojas:* Trastorno antisocial de la personalidad

Juan nació en la Ciudad de México en noviembre de 1987. Es hijo único y pr viene de una familia en la que, tanto él como su madre, sufrieron malos tr reiterados por parte del padre, caracterizados tanto por insultos verbales co por golpes físicos. Hoy se encuentra cumpliendo condena por asesinato en ur módulo de alta seguridad, ya que no tiene control sobre su temperamento y h provocado varias peleas con los demás internos.
Desde pequeño ha presentado problemas de impulsividad y agresivida que se han ido acentuando. Juan reporta que frecuentemente “explota ci agresiones físicas y verbales, sobre todo cuando se encuentra en ciertas situaclones: sise siente evaluado, si una “autoridad” le da una orden (esto le recuer da los abusos y las imposiciones del padre), o si piensa que está perdiendo st posición dentro de un grupo o que sus derechos no están siendo respetados.E su última trifulca, generada por una discusión de dinero, golpeó a su rivaico una botella en la cabeza y luego lo remató con una silla.
Su carrera como criminal se inició a los 14 años cuando, para conseguir di nero y comprar ropa, se dedicó al robo de autopartes. Con frecuencia se escap ha de su casa y no asistía a la escuela. Desafió constantemente la autoridad d€ sus padres, maestros y prefectos. Fue expulsado de la escuela por golpear a ui de sus maestros, Dejó la secundaria y se dedicó a trabajarcomo mecánico en ur taller de coches, pero, como no le alcanzaba el dinero, se dedicó a vender drogas fuera de la escuela.
A los 16 años convivió con una ex compañera de estudios, con quien tuv tres hijos. Tenia problemas frecuentes con su pareja, especialmente en el ámbit sexual, ya que era muy insistente y se enojaba si no se sentía satisfecho en es aspecto. Ha tenido relaciones paralelas, pero dice haberlas terminado porque SE siente culpable y preocupado de que su pareja lo abandone. Al ser apreliendid

Para protegerla seguridad de los esaluadores, se modiOcaron tanto el nombre como algunos datos personales de este aso.

Juan se declaró culpable. Actualmente manifiesta estar arrepentido. Es evidente que sufre un trastofflO de personalidad antisocial, ya que manifiesta un patrón continuo de rompimiento de [reglas y de violación de los derechos de otros que se inicia antes de los 15 años y continúa en la etapa adulta-Muestra una falta de conformación con las reglas sociales, impulsividad, agresividad e irresponsabilidad. Sin embargo, Juan no y puede ser clasificado como un psicópata (véase el siguiente capitulo), pues no presenta alteraciones emocionales, es capaz de formar y manjiener relaciones afectivas y, sin duda, experk: menta sentimientos de empatíiy de culpa.

En su última trifulca generada por una discusión de dinero, golpeó con una botella en la cabeza a su contrincante y luego lo rematé con una silla. En la actualidad se encuentra en un módulo de alta
seguridad, ya que le es imposible controlar su temperamento y ha provocado varias peleas con los demás internoi.

Individuos que sólo presentan agresión reactiv, racterizan por ser indiferentes a las convenciones y re, ciales y no modulan su conducta de acuerdo con el de los individuos con los que interactúan. Los mdi con lesiones en áreas orbitofrontales con trastorn sión impulsiva y niños con trastornos bipolares, puecl sentar niveles elevados de agresión reactiva.
Individuos que presentan niveles elevados de reactiva y de agresión premeditada o instruir Se trata de personas particularmente indiferentes li gresiones morales, que muestran muy poca empati sus víctimas y ausencia de sentimientos de culpa. Los patas suelen presentar altos niveles de agresión instru y de agresión reactiva.

resumen, hay pruebas muy claras que apoyan la existen- dos grupos que se pueden separar de acuerdo a su agrelás personas que presentan agresión impulsiva y las que ntan tanto agresión impulsiva como instrumental. Es muy rtante distinguirlas porque están mediadas por diferentes s neurocognitivos.
la agresión reactiva es la forma final de las respuestas animales ante la ame- por lo que a nivel bajo (una amei1i tante), el animal instintivamencongela.
A niveles mayores, es te una amenaza más inminenLimal
intentará escapar. Cuando aza es inminente y se ve imposipara
escapar, el animal desplegará agresión reactiva. Los iduos pueden desplegar altos niveles de agresión reactiva, porque se encuentren en situaciones de amenazas consibIes o frustrantes, o porque existe una regulación reducida sistema ejecutivo neuronal que media la agresión reactiva.

Qué consiste la violencia impulsiva?

La violencia impulsiva es un trastorno explosivo intermitente ersonas que no son agresivas. Se define como una agresión ontrolada que posee una carga emocional. Los individuos e muestran agresión impulsiva o arranques episódicos de viouia constituyen un serio peligro para ellos mismos, sus famiy la sociedad. Se trata de personas que responden a diversos sores psicosociales y la intensidad de sus arranques incluye
agresiones verbales hasta agresiones físicas e incluso el homicidio. Las investigaciones sugieren que la agresión imp va puede tener sustratos biológicos asociados a alteraciont activación fisiológica. Se ha comprobado que estas pentinas de activación inducen a un estado agitado dad impulsiva que los individuos son completamente lncap de controlar. El efecto de tratamientos farmacológicos com fenitoína, parece provocar una disminución de los impulsividad y, en consecuencia, de los episodios violentos

Los individuos con lesiones en áreas orbito-frontales con trastornos de agresión impulsiva y niños con trastornos bipolares, pueden presentar niveles elevados de agresión reactiva.

Conexiones cerebrales y violencia impulsiva



El cerebro humano está conectado por revisores y equilib naturales que controlan las emociones negativas, pero desconexiones en estos sistemas reguladores parecen aumen
notablemente el riesgo de cumpoi miento violento impulsivo, conclusiones de un estudio cabo por científicos de la Uni de Wisconsin-Madison.
El equipo de Richard Daviclsor lizó los datos de las imágenes de un amplio conjunto de estuuio lizados con personas violent puestas a la violencia. Estos es enfocaron en personas diagnostic
con alteración agresiva de la personalidad, así como en nas que sufrieron lesiones cerebrales en su infancia y nos declarados. Los investigadores descubrieron, entr de 500 sujetos estudiados, una serie de vías neurológtcas nes en la incapacidad cerebral para regular adecuadamente emociones.

Los experimentos indagaron en varias regiones interconectadas de la corteza prefrontal del cerebro, áreas que forman parte de los mecanismos esenciales de control para las emociones negati’5. Es importante decir que un proceso cerebral semejante se ha relacionado con una serie de problemas de salud mental, como la depresión y las alteraciones de la ansiedad.
Esta conexión recién encontrada entre la violencia y la disfunción cerebral, abre una nueva vía para el estudio y, posiblemente, para el tratamiento de la violencia y la agresividad. Una de las conclusiones centrales a la que llegó este experimento de la eurobiología de las emociones tiene que ver con la interrelación entre varias regiones del cerebro, en concreto de la corteza frontal orbital, la corteza anterior cingular y la amígdala. La corteza frontal orbital desempeña una función crucial en el de las manifestaciones impulsivas, mientras que la corteza rior cingular recluta a otras regiones del cerebro en la resr frente al conflicto.
Las alteraciones en la corteza prefrontal, específicamen el área orbitofrontal, pueden alterar la capacidad de inhib impulsos agresivos y modular nuestras reacciones emocinr Estas áreas inhiben los impulsos que se generan en áreas d tema límbico, específicamente el hipotálamo y la amígc donde surgen el miedo y la agresión. Cuando existe nn do nexión entre estos sistemas primitivos y las áreas orbitofro les, la persona puede presentar severas dificultades para mod sus reacciones emocionales. Las regiones orbitofror
involucradas en la toma de decisiones y en el desa
conducta moral. Alteraciones en estas áreas pueden explic falta de empatía y arrepentimiento que caracteriza a los psic tas, tanto criminales como de cuello blanco, quienes son ces de planear y cometer actos que manipulan y dañan a los más sin mostrar ningún tipo de remordimiento

La corteza frontal orbital desempeña una función crucial en el freno de las manifestaciones impulsivas, mientras que la corteza anterior cingular recluta a otras regiones del cerebro en la respuesta frente al conflicto.

. Violencia premeditada

En contraste con la agresión impulsiva o reactiva, la agre5 premeditada se considera controlada y generalmente instru tal, es decir, se obtiene un beneficio secundario de ésta. ¡ sión premeditada, predatoria o proactiva, se caracteriza por lizar actos planeados, controlados y sin contenido emocic Este tipo de ataque implica una agresividad controlada muestra una naturaleza instrumental, es decir, la conducta neada del acto violento, y una ejecución metódica.

La agresión predatoria es una actividad dirigida hacia una meta particular como la de obtener dinero de otro individuo o incrementar el estatus dentro de un grupo particular. De hecho, la mayor parte de las conductas antisociales (robo, fraude, secuestro) son instrumentales y dirigidas hacia una fin específico. cuando un individuo reacciona con una agresión instrumental, es probable que involucre los mismos sistemas neurocognitivos que se requieren para realizar conductas motoras programadas.
La mayor parte de los individuos de una sociedad están motivados para obtener dinero y otros beneficios, pero sólo una mínima parte sería capaz de atacar a los demás para obtener lo que desea. La socialización moral justamente conduce a que los individuos sanos se alejen de las conductas antisociales. Para explicar la agresión instrumental que se observa en los psicópatas, es importante saber cuáles son los motivos por lo cuales no se logra la socialización en este sector de la población.
La violencia premeditada se observa en tres grupos diferentes: asesinos seriales, psicópatas y terroristas.
1   ...   5   6   7   8   9   10   11   12   ...   21

similar:

Mentes asesinas la violencia en tu cerebro iconViolencia familiar y violencia a la mujer

Mentes asesinas la violencia en tu cerebro iconUn tumor cerebral es el crecimiento anormal de tejido en el cerebro....

Mentes asesinas la violencia en tu cerebro iconLa batalla por nuestras mentes: armas psicotrónicas

Mentes asesinas la violencia en tu cerebro iconMecanismos de defensa violencia

Mentes asesinas la violencia en tu cerebro iconHistoria y causas de la violencia

Mentes asesinas la violencia en tu cerebro iconProyecto contra la violencia de género

Mentes asesinas la violencia en tu cerebro iconViolencia escolar y bullying en Chile

Mentes asesinas la violencia en tu cerebro iconRealmente existen dos formas básicas de conocimiento interactivas...

Mentes asesinas la violencia en tu cerebro iconCerebro y trascendencia

Mentes asesinas la violencia en tu cerebro iconEl cerebro adicto




Todos los derechos reservados. Copyright © 2019
contactos
b.se-todo.com