Transgénicos: El “nuevo orden” alimentario mundial y las “patentes” sobre la vida




descargar 220.91 Kb.
títuloTransgénicos: El “nuevo orden” alimentario mundial y las “patentes” sobre la vida
página5/5
fecha de publicación04.02.2016
tamaño220.91 Kb.
tipoDocumentos
b.se-todo.com > Biología > Documentos
1   2   3   4   5
Las semillas de la discordia

(A modo de conclusión)
Espero haber aportado, a mis pacientes lectores, suficientes elementos de juicio para que puedan valorar por sí mismos.
Considerar si los transgénicos resultan ser los “Frankestein" agrícolas…

Conceptuar si estamos ante un caso “cierto” de Bioterrorismo…

Opinar si nos enfrentamos a una “bio-devastación” asistida…
Los invito a contestarse, o al menos buscar respuesta, a las siguientes preguntas:
Si con el “nuevo orden” alimentario mundial no se está ejecutando un acto de irreversible locura ecológica?

Si no se esta ante otro caso –y van…- de “serpientes” encantadoras de hombres?

Si no sienten un cierto olor –por decirlo suavemente- a “privatización abusiva”?
Sólo como un “analista de información” (así lo comprometía al principio del artículo), pero fiel a mi estilo comprometido, cuestionador, políticamente incorrecto, independiente e insumiso (casi lindando en lo irreverente), aporto mi humilde opinión al respecto, y con ellos dejo abierto el debate de ideas, que espero y deseo:
Creo que en el caso de los transgénicos se está jugando a los “dados” con Dios, bajo el patrocinio del Diablo.

La “revolución genética” facilita la metáfora, de estar “sembrando” en el Titanic. Sólo que esta vez el naufragio puede ser universal.

El fetichismo de la ciencia en el sistema capitalista, puede llevarnos a un “Chernobil” global.

La “patentación” de la vida, gracias a la cual, las multinacionales se apropian del patrimonio genético mundial, es una forma de “guerra oculta”, un modelo de “invasión” camuflada, o la futura “dictadura” alimentaria, y así lo denuncio.

Entre el SOFA y la solfa, los transposones se tornan tramposones, y los Bio-Bio, meros neo-flautistas de Hamelin.
“Cada día sabemos más del genoma (y menos de nosotros). No hay historia. Hay genoma. Las ilusiones del yo (idea del tiempo, de tierra bajo los pies, de país alrededor) son piadoso sostén. Sólo hay genoma, 152 investigadores de 11 países terminan de mapear nuestros primeros 21.037 genes. No abren la boca aún. Cuando revisen todo el cofre puede que avisen que sólo somos pulsiones del genoma. Que historia es sólo el múltiple desorden que fragua nuestro desahuciado pelele genético. Nuestro mísero Hamlet químico vive al capricho de cuatro tías tutelares de la especie: Adenina, Timina, Cisotina y Guanina. Son las que nos llevan de la pestaña. Y tejen las 3 millones de bases de los 24 paquetes que portamos. Y así nos toca, así nos va. Son las bases del código de la vida y no paran de moverse jamás. A su fluctuar le debemos estar vigentes hoy (y no mañana) en la espuma de los días. Y como su mecánica es fatal, optamos por reír, por llorar e historiar. Entre el ser y el gen, preferimos el ser. Nos engaña, pero uno se lo pasa bomba. Se trata de olvidar tan desanglado origen y mutar siempre. A lo que venga. De medusa a cienpiés. De dinosaurio a colibrí. De andarín a sedentario. Y así es como variamos de escenario. Y de animal. Ya somos menos torpes que el Neanderthal (al que se acaba de desaconsejar como pariente). Sólo tres generaciones m´ss y desaparecerá el cuarto molar (la tercera, la del “juicio”, se fue hace rato). Y ya anuncian que en 60 años partirá también el aburrido (y tan inútil) meñique del pie. El hombre común, la sagrada gente silvestre, la gente como uno, pide cambio. Le da olvido y placer. La biología distrae. Es amable”…(Esteban Peicovich – La Nación 2/5/04).
“La razón es un sistema estrecho que ha degenerado en ideología. Con tiempo y poder se ha convertido en un dogma sin rumbo, disfrazándose de indagación desinteresada. Como la mayoría de las religiones, la razón se presenta como la solución de los problemas que ella misma ha creado…

Nuestra civilización es asombrosa en su capacidad de visión y conocimiento. Nunca en la historia hubo elites tan vastas sobrellevando semejante carga de saber. Esta historia triunfal domina nuestra vida. Las elites definen naturalmente las cualidades en que ellas mismas se han concentrado como las más importantes y admiradas en el individuo.

La posesión, uso y control del conocimiento especializado se han convertido en su tema central. Sin embargo, su poder no depende del efecto con que usan ese conocimiento sino de la eficacia con que controlan su uso. Así, entre las ilusiones propias de nuestra civilización esta la creencia absoluta de que la solución de nuestros problemas consiste en una aplicación más resuelta de conocimientos especializados organizados racionalmente. La realidad es que nuestros problemas derivan en gran medida de esa aplicación. La ilusión es que hemos creado la sociedad más sofisticada de la historia humana. La realidad es que la división del conocimiento en feudos ha hecho que el entendimiento general y la acción coordinada no sólo sean imposibles, sino despreciados e indignos de confianza…

El poder de base racionalista manifiesta su debilidad cuando considera la crítica como una fuerza aún más negativa que un rey medieval. Hasta el bufón está desterrado de los castillos del poder moderno. Qué es lo que tanto asusta a estas elites?”...(John Ralston Saul – Los Bastardos de Voltaire – La dictadura de la razón en Occidente – Ed. Andrés Bello – 1992).
Luego de esta breve lectura de los “sabios”, vuelvo a lo mío.

Como viejo –y conocido, por los que siguen mis escritos- adepto a la interpretación “conspirativa” de la historia, aportaré algunos criterios –tal vez sólo presunciones, sospechas, suposiciones, conjeturas, creencias, supuestos, hipótesis- desde el punto de vista económico (que al fin y al cabo es lo mío, y de lo cual no debería salir sin “gabardina y paraguas”):
Las “vacas sagradas” de la ingeniería genética y la biotecnología son “sólo” un instrumento más –y eso, mientras resulte rentable- de la concentración, privatización y desregulación económica, en manos de las empresas multinacionales. Entre Wall Street y Hollywood.
Las consecuencias deseadas de esa “invasión” camuflada (geoestrategia de Washington S.A.) resultan ser, la “patentación” de la vida y la futura “dictadura” alimentaria. Entre Frankestein y medianoche.

Una arma biológica para “dominar” en la paz o para “devastar” en la guerra. O acaso, ustedes no piensan que unas semillas Terminator, programadas para matarse a si mismas, lo pueden ser para matar a los demás seres vivos (vegetales, animales, o humanos), en su caso? Entre la CIA, el Pentágono y otra vez Wall Street.
Las consecuencias no deseadas (efectos colaterales, recuerdan?) de la colonización Bio-Bio, del profesor Bacterios y sus cobayas humanas, puede resultar –casi en afirmativo, cada vez menos en condicional-: estar sembrando en el “Titanic”, o un “Chernobil” global. Y para eso ya está preparada la estrategia de enmascaramiento, de ocultación de pruebas, de “invisibilidad”, de inimputabilidad. O acaso, a ustedes no sorprende que en una sociedad de consumo en que todo se publicita, se identifica, patrocina, y mediatiza, las empresas de biotecnología “luchen” (acompañadas en colusión por Washington S.A.) para que no se “etiqueten” los productos transgénicos? Para que se “oculte” la trazabilidad?

En este caso, el “monstruo” no tendrá padre. Frankenfoods habrá nacido huérfano. Ni padre, ni madre, ni abuela, ni servicio social a cargo. Las “patentes” que lo parieron se habrán esfumado en el Nasdaq…Y como en Bophal, en Alnazcollar o en el Danubio (la lista continúa), nadie tendrá la culpa, nadie se hará responsable, nadie será imputado y mucho menos penalizado…La justicia ha sido hecha, por la clase alta (dirigente), para que la clase media (dirigida, consumidora, servil, lacaya y genuflexa) “sienta” (crea, sueñe, imagine) que su “propiedad” está protegida.

Las serpientes encantadoras de hombres partirán en busca de “nuevas” economías…

Los neo-flautistas de Hamelin entonarán “nuevas” melodías…

Los mitos biotecnológicos se transformaran en fachadas “Potemkin”…

Los “sospechosos habituales” seguirán creando nuevas burbujas…

Las “republiquetas sojeras” estarán dispuestas para otra prueba de modernidad o deuda externa de solemnidad…

Los pobres continuarán más pobres, y los ricos continuarán más ricos…

De eso se trata.
Rondando el Gran Hermano. En lo vegetal, en lo animal, y en lo humano.

Así en la vida como en la guerra.

Así en la comida como en la muerte.

Uniformidad absoluta. Dominación total.

Pensamiento único…Pensamiento cero…

Así en la tierra como en el cielo…

El pan nuestro de cada día…
1   2   3   4   5

similar:

Transgénicos: El “nuevo orden” alimentario mundial y las “patentes” sobre la vida iconSoy Juan Carlos Caniso, investigador botánico. Hace 38 años me dedico...
«economía mundial» se hará realidad creando así la base para el «nuevo orden mundial»

Transgénicos: El “nuevo orden” alimentario mundial y las “patentes” sobre la vida iconConferencia mundial de los pueblos sobre cambio climatico y defensa de la vida

Transgénicos: El “nuevo orden” alimentario mundial y las “patentes” sobre la vida iconEl orden agrícola mundial y la sustentabilidad tecnológica

Transgénicos: El “nuevo orden” alimentario mundial y las “patentes” sobre la vida iconResumen en su cuarta sesión, celebrada en Ginebra del 16 al 20 de...

Transgénicos: El “nuevo orden” alimentario mundial y las “patentes” sobre la vida icon14 de marzo dia mundial de acción contra las represas a favor de los ríOS, el agua y la vida

Transgénicos: El “nuevo orden” alimentario mundial y las “patentes” sobre la vida iconI. América y el nuevo patrón de poder mundial

Transgénicos: El “nuevo orden” alimentario mundial y las “patentes” sobre la vida iconInforme sobre la marcha de las actividades de la academia mundial de la ompi

Transgénicos: El “nuevo orden” alimentario mundial y las “patentes” sobre la vida iconTriunfo en el senado de las organizaciones ciudadanas contra monsanto y las patentes vegetales

Transgénicos: El “nuevo orden” alimentario mundial y las “patentes” sobre la vida iconResumen En el constitucionalismo estrenado tras la segunda guerra...

Transgénicos: El “nuevo orden” alimentario mundial y las “patentes” sobre la vida iconLa contaminación del aire es en la actualidad, producto del modo...




Todos los derechos reservados. Copyright © 2019
contactos
b.se-todo.com