Curso Odontología Preventiva y Social II




descargar 0.96 Mb.
títuloCurso Odontología Preventiva y Social II
página4/24
fecha de publicación29.02.2016
tamaño0.96 Mb.
tipoDocumentos
b.se-todo.com > Biología > Documentos
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   24

Hábitos del biberón y lactancia materna. Donde la frecuencia constante y prolongada, el uso con sustancias azucaradas, el uso del chupete impregnado con sustancias edulcorantes como la miel, mermelada o leche condensada, asociado con la costumbre de dormir al niño con el biberón y no retirarlo una vez se duerme, o la deficiencia en higiene oral, sobre en la noche. El caso de lactantes alimentados al pecho más del tiempo recomendado (ya sea para calmar a niños con problemas para dormir o simplemente para que no lloren) pero sobre todo cuando no se aplican medidas higiénicas adecuadas, son factores de suma importancia para la evolución de dicha enfermedad.



  • La cantidad y calidad de la saliva del niño sobre todo si se tiene en cuenta que su fluida disminuye durante el sueño, situación que puede dar lugar a un ambiente altamente cariogénico si no se maneja una buena higiene al momento de acostarse.




  • La actividad muscular orofacial, si es adecuada durante los movimientos de la mandíbula relacionados con la succión del biberón o del pecho materno, al propiciar un mayor flujo de la saliva produce un efecto sobre la capacidad buffer de esta.



  • Proporcionar al niño alimentos o sustancias que contengan un pH bajo que produzca un efecto erosivo sobre el esmalte dental como por ejemplo zumos de frutas comercializados que los padres proporcionan a los niños porque creen que contienen grandes cantidades de vitamina C o la ingestión de medicamentos que tienen alto contenido de azúcar o que tienen un mal sabor y los padres lo mezclan con una bebida azucarada para mejorar su sabor, son circunstancias que suministran susceptibilidad al esmalte por la acción de los ácidos aquí generados




  • Nivel socioeconómico. Se informan estudios en los cuales hay presencia de caries tanto en estrato bajo como en alto siendo mayor y más severo en estratos bajos, demostrando aun más la desventaja de este último con respecto al primero.


Entre otros factores relacionados con la CTI se encuentran la mala higiene y la presencia de hipoplasia de esmalte. Pero se consideran a dos factores muy importantes: el primero, a la secuencia de erupción de los dientes, por esto afecta principalmente a los dientes anteriores superiores; y el segundo, a la posición de la lengua durante la alimentación, la cual protege a los dientes inferiores de los líquidos durante la alimentación, por lo que generalmente estos dientes no están afectados.
Los criterios clínicos que se usan para el diagnóstico de Caries de la Infancia Temprana son: lesiones iniciales de caries (mancha blanca), que generalmente aparecen en la superficie vestibular de los incisivos maxilares cerca de los márgenes cervicales, como también una ligera área de desmineralización o un punto en la superficie del esmalte, poco después de la erupción dentaria. Estas lesiones pronto se pigmentan de un ligero color amarillo, al mismo tiempo se extienden lateralmente a áreas proximales.
Esta entidad patológica presenta algunas características durante su evolución: la lesión de caries dental avanza siguiendo la cronología de erupción de los dientes primarios; los incisivos mandibulares no son frecuentemente afectados debido al patrón muscular de succión del infante, que al protruir la lengua protege naturalmente a estos dientes, pero en estadios avanzados, pueden estar comprometidos. Al evolucionar la enfermedad, se puede observar clínicamente, pérdida de la integridad coronaria, compromiso pulpar, extensión de la lesión alrededor de la circunferencia del diente; resultando en fractura coronaria patológica al mínimo trauma y en muchos casos solo se pueden visualizar remanentes radiculares.
Prevalencia de caries de la infancia temprana y nivel socioeconómico familiar

(Estudio: transversal)

Población:


  • 100 pacientes infantiles de 12 a 48 meses de edad, que nunca habían recibido consulta dental previa y que asistían por primera vez a la Clínica de Odontopediatría, de la División de Estudios de Postgrado e Investigación (DEPeI) FO, UNAM


Variables:

  • la presencia de caries de la infancia temprana,

  • dientes indicados para extracción,

  • presencia de dientes primarios,

  • nivel socioeconómico familiar y dieta infantil, esta se obtuvo a través de un cuestionario que se aplicó a los padres de familia, considerando: ocupación del padre, ocupación de la madre, escolaridad del padre, escolaridad de la madre, tipo de vivienda,

  • dieta infantil (ingesta de golosinas y refrescos).

Resultados:

  • La prevalencia de caries de la infancia temprana en la población examinada fue de 59.5%.

  • Cuando los niños consumieron 3 o más refrescos diarios, se incrementó el promedio de dientes con necesidad de extracción (1.91 ± 2.06)

  • El promedio de dientes afectados por CIT fue mayor entre los infantes cuando el padre tenía estudios técnicos o universitarios (2.8 ± 1.75) en comparación, con aquellos que tenían estudios de primaria completa (2.0 ± 2.0).

  • En lo referente a la relación con la ocupación de las madres se observó que el promedio de dientes afectados por CIT fue mayor entre los infantes cuando la ocupación materna era dedicada al hogar (9.2 ± 3.5) comparado con el grupo cuyas madres tienen un oficio técnico (4.6 ± 1.1).

Conclusiones

  • Se estableció una gravedad de la caries en dentición primaria, esto probablemente porque la atención a esta dentición se considere de baja prioridad debido básicamente, a su carácter temporal.



  • Se encontró relación entre la presencia de caries de la infancia temprana y el nivel socioeconómico familiar correspondiente con la escolaridad paterna y materna. En la dieta infantil, el consumo de refrescos se asoció con el promedio de dientes deciduos con necesidad de extracción.

CARIES DE LA TERMPRANA INFANCIA SEVERA (CTIS)
El diagnóstico inicial de la caries en los niños pequeños, puede tornarse en extremo dificultoso, ya que sus primeros signos clínicos no son alarmantes para los padres

Las lesiones iniciales son de “mancha blanca” en uno o más de los dientes en riesgo y la desmineralización inicial puede avanzar a cavidades abiertas en un período particularmente corto de 6 a 12 meses

Hardison et al. En el año 2001 adiciona el término Caries de la Infancia Temprana Severa (CTIS) que se usa para referirse a patrones de dientes cariados “atípicos”, “progresivos”, “agudos” o “rampantes”.

Se considera como caries de la infancia temprana severa (CTIS) cuando el índice de ceo (cariado, extraído por caries, obturado):

  • 3 años es de ≥ 4

  • 4 años, ≥ 5

  • 5 años ≥ 6.

Existen muchos factores de riesgo como el número de bacterias que causan caries, la disminución en el flujo salival, poca o nula exposición al flúor, higiene oral deficiente y pobre alimentación o los dientes con defectos en la estructura del esmalte son más susceptibles a las caries:

Aunque se ha considerado al S. Mutans como principal agente causal de esta patología, se ha encontrado relación con otros microorganismos como el S. sobrinus, siendo éste una especie más agresiva y más acidogénica que el grupo mutans y lactobacilos.

Para determinar el Grado de Severidad de CTI se considera el Riesgo para caries, según valores de ceo (OMS) en: bajo, moderado, alto y muy algo riesgo; siendo este ultimo mayor o igual a un ceo de 7
Las consecuencias de esta entidad incluye un riesgo alto de nuevas lesiones cariosas, hospitalizaciones e incluso tratamientos realizados en salas de emergencia u operaciones, retrasando así el desarrollo físico del niño (especialmente en la talla y/o peso), incrementando el tiempo y costo de tratamiento. Algunos niños pequeños pueden presentar un severo bajo peso que puede estar asociado a dolor para comer, pérdida de días en el colegio, actividad física restringida, e incluso disminución de la habilidad para aprender.

Para disminuir el riesgo de desarrollar CTI y CTIS, la Academia Americana de Odontología Pediátrica recomienda las siguientes medidas preventivas, las cuales incluyen prácticas alimenticias apropiadas que no contribuyan al riesgo de caries del niño:


  • Reducir los niveles de S. mutans en la madre y familiares cercanos idealmente durante el periodo prenatal, interviniendo en la transmisión de las bacterias cariogénicas, con medidas restaurativas y de higiene bucal.




  • Implementar medidas de limpieza dental a partir de la erupción del primer diente, después de cada toma de alimento, ya que estos dientes recién erupcionados presentan un esmalte inmaduro y los dientes con hipoplasia pueden tener un mayor riesgo de desarrollar caries.



  • Se deben limpiar la boca del niño antes de acostarlo a dormir, en niños dentados se recomienda el uso diario de una pasta con fluoruro, de preferencia a dosis bajas y alta frecuencia, dos veces al día, ya que ofrece muchos más beneficios que una sola vez al día. Los niños menores de dos años deben utilizar solamente una capa delgada de pasta sobre el cepillo dental para disminuir el riesgo de fluorosis.




  • Evitar conductas alimenticias promotoras de caries. En particular, no se debe acostar a los niños con biberones con contenido de carbohidratos fermentables.




  • Se debe evitar el pecho a libre demanda después de que el primer diente comience a erupcionar y que otros carbohidratos sean introducidos en la dieta.




  • Los padres deben alentar el uso de tazas al llegar el primer año de edad, retirando el biberón entre los 12 y 14 meses de edad.




  • Se debe evitar el consumo repetitivo de cualquier líquido que contenga carbohidratos fermentados por medio de biberón o tazas entrenadoras.




RESULTADOS DE UN SISTEMA DE VIGILANCIA PARA LA CARIES DE INFANCIA TEMPRANA

(ESTUDIO: LONGITUDINAL)
Población:

97 niños a quienes se les realizó la evaluación basal, 74 y 62 pudieron ser reevaluados a los 12 y 18 meses respectivamente. De comunidades urbano-marginales de Sol Naciente de Carabayllo
Variables:

La prevalencia e incidencia de CIT se calcularon por unidad persona, diente y superficie, mientras que la experiencia de caries dental fue estimada como el número de dientes o superficies cariados, perdidos y obturados (índices ceod y ceos respectivamente).
Resultados:

  • En estas comunidades la carencia de servicios básicos (energía eléctrica y red de agua y desagüe). Así como el pobre acceso a servicios de salud, recolección de basura y transporte público son las características socio-económicas más frecuentes.



  • La prevalencia de CIT fue moderada, con aproximadamente un cuarto de los niños afectados por la enfermedad.



  • La distribución de CIT en la dentición decidua mostró que la superficie oclusal de molares inferiores y la superficie vestibular de incisivos centrales superiores fueron las más frecuentemente afectadas, corroborando lo reportado por estudios previos.



  • La CIT ha sido atribuida a factores tales como hábitos dietéticos inapropiados, colonización bacteriana temprana, y nivel socio-económico-cultural de la familia.



  • En conclusión, los resultados del sistema implementado indican un inicio temprano (prevalencia moderada) y desarrollo lento (baja incidencia) de la CIT en niños de 6 a 36 meses de las comunidades.



CAPITULO IV

Caries oclusal y proximal
Caries oclusal y proximal. : Epidemiología y características en dentición primaria y permanente. Manejo lógico de caries dental
CARIES : CONCEPTO

Tan antigua como el ser humano, la caries es una de las enfermedades cuyos índices la ubican entre las de más alta frecuencia, al punto de haberse constituido en el más grave y constante problema para los programas de salud oral en el mundo. A inicios del siglo XXI, su manejo se sustenta, antes que en las destrezas restauradoras del detrimento que ocasiona, en el rigor diagnostico y este, a su vez, en su etiología.

La caries es una enfermedad infecciosa de origen microbiano, localizada en los tejidos duros dentarios, que se inicia con una desmineralización del esmalte por acidos organicos producidos por bacterias orales especificas que metabolizan a los hidratos de carbono en la comida. El proceso biológico es dinamico: desmineralización-remineralizacion, lo que implica que es posible controlar la progresión de la enferemedad y hacerla reversible en los primeros estadios.

La caries es considerada como una enfermedad multifactorial en la que interaccionan factores dependientes del huésped, la dieta y la placa dental. La placa dental es un deposito adherido sobre la superficie dentaria que contiene diversas bacterias inmersas en una matriz extracelular de polisacáridos. Debe de existir una homeostasis bactriana ya que cuando esta se rompe los estreptococos no cariogenicos: oralis, sanguis, mitis producen varios tipos de acidos organicos (acético, propionico y butírico) estos son fácilmente neutrlizados por la saliva, pero cunaod hay presencia de hidratos de carbono se produce un aumento en las cepas cariogenicas: s. mutans y lactobacilos que producen acido láctico difícil de neutralizar.

El sustrato, las bacterias dependen de una fuente de sustrato externa para producir energía y polisacáridos extracelulares adhesivos y el acido es el producto colateral de este metabolismo. Sin embargo, la forma y frecuencia del consumo es mas importante que la cantidad de azucares consumida, la frecuencia de ingesta entre horas o presencia de azucares favorecen a que se mantenga por mas tiempo un pH bajo (5.5) en el medio oral.

Los factores del huésped, diente hay factores que predisponen al ataque de caries como la anatomia del diente, apiñamiento, constitución del esmalte, edad poseruptiva del diente, saliva es un factor protector del huésped.

CARIES PRECOZ EN EL NIÑO PEQUEÑO

Se refiere a la aparición de caries en cualquier superficie durante los primeros 3 años de vida. Los dientes temporales tienen un grosor y calcificacion menor del esmalte. El síndrome de caries del biberón producido en los 2 primero años de edad, es un mal habito en la alimentación por la exposición frecuente y duradera de los dientes a una fuente de hidratos de carbono refinados, especialmente durante el sueño, se ha modificado este termino siendo ahora denominado como caries precoz del niño pequeño ya que el uso del biberón no es siempre la causa primaria, estos están mas predisponentes cuando presentan hipoplasias de esmalte ya que la superficie es mas rugosa y alta porosidad. La caries rampante es un ataque agudo de caries que incluye muchos dientes en superficies que no suelen ser susceptibles, se debe a un consumo exagerado de hidratos de carbono, mala higiene oral y reducción del flujo salival.

La mayoría de niños adquieren s. mutans por medio de saliva a través de los padres o lo cuidadores, esto se da cuando se comparten los cubiertos, usan el mismo cepillo dental, lo besa en la boca, lava el chupete con su boca, etc.(3) La cantidad de s. mutans aumenta en la boca cuando hay mas numero de dientes presentes y aumenta la edad. También es de considerar que a mayor concentración de s. mutans en la madre mas facilidad para que los hijos estén infectados. Cuando se adquiere mas temprana la colonización es mayor el riesgo de caries.
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   24

similar:

Curso Odontología Preventiva y Social II iconCurso Odontología Preventiva y Social II

Curso Odontología Preventiva y Social II iconCurso Odontología Preventiva y Social II

Curso Odontología Preventiva y Social II iconÁrea de Odontología Social y Preventiva

Curso Odontología Preventiva y Social II icon2012 odontologia social y preventiva II icdas y cambra

Curso Odontología Preventiva y Social II iconPrograma: bacteriologia, enfermeria, fisioterapia, fonoaudiologia,...

Curso Odontología Preventiva y Social II iconPrograma: bacteriologia, enfermeria, fisioterapia, fonoaudiologia,...

Curso Odontología Preventiva y Social II iconManual de prácticas de medicina preventiva y salud pública

Curso Odontología Preventiva y Social II iconPolítica criminal y uso racional de la prisión preventiva

Curso Odontología Preventiva y Social II iconPrograma Código curso: m-7 Nombre del curso: Bioquímica

Curso Odontología Preventiva y Social II iconCapitulo II percepción social, cognición social y cultura subjetiva




Todos los derechos reservados. Copyright © 2019
contactos
b.se-todo.com