La psicologia y sus multiples objetos de estudio armando navarro




descargar 0.64 Mb.
títuloLa psicologia y sus multiples objetos de estudio armando navarro
página1/17
fecha de publicación28.10.2015
tamaño0.64 Mb.
tipoDocumentos
b.se-todo.com > Biología > Documentos
  1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   17

LA PSICOLOGIA Y SUS MULTIPLES OBJETOS DE ESTUDIO

ARMANDO NAVARRO


Universidad Central de Venezuela. Consejo de Desarrollo Científico y Humanístico. Caracas. 1989

Incluye hasta página 130 Final


Completo

INTRODUCCION



Una ligera revisión de lo que ocurre actualmente en psicología muestra una situación que puede dejar perplejo a quien se inicia en el estudio de dicha disciplina: a pesar de haber transcurrido un poco más de un siglo del establecimiento de la psicología como ciencia experimental, los psicólogos aún mantienen discrepancias profundas respecto a algunas cuestiones esenciales.

Entre esos desacuerdos hay uno de significatividad especial: el que atañe al objeto de la psicología. El problema del objeto no sólo es relevante para la psicología sino también para cualquier ciencia, ya que delimita el aspecto de la realidad acerca del cual una ciencia proveerá conocimientos y, al mismo tiempo, incide en la forma de búsqueda de esos conocimientos y en la validez de los mismos. En este sentido el problema ontológico, planteado en términos de lo que es considerado como real, determina los planteamientos de orden epistemológíco y gnoseológico.
Desde esta perspectiva sustentar que la psicología es una ciencia equivale a asumir que posee un objeto, que existen hechos o eventos que constituyen la realidad susceptible de ser indagada y conocida por el psicólogo como científico, de la misma forma que los seres vivos definen la realidad abordada por el biólogo y las relaciones sociales demarcan el campo de acción del sociólogo. Pero, ¿cuál es el objeto de estudio de la psicología?, ¿cuáles eventos tienen status de realidad ontológica para el psicólogo?
Ante estos interrogantes no existe, ni ha existido, una respuesta única. La historia de la psicología indica que desde sus inicios como ciencia lo común ha sido la discrepancia en torno a cuál es la realidad psicológica primaria. Así encontramos que para Wundt (1873; citado en Schultz, 1969) el objeto de estudio lo constituye los contenidos de la experiencia consciente o inmediata, mientras que para Brentano (1874; citado en Schultz, 1969) la psicología debería ocuparse de los actos o procesos mentales.
En la actualidad las respuestas emitidas acerca del problema del objeto también son múltiples, como se revela a través del estudio de lis principales enfoques teóricos existentes, la mayoría.:. los cuales han evolucionado a partir de la primera década del siglo veinte. Para algunos, el hecho psicológico básico es la conducta observable definida en términos de estímulos y respuestas (conductismo radical de línea dura) o conceptualizada en términos de estímulos y respuestas más procesos mediacionales internos de naturaleza psicológica o fisiológica (conductismo de línea blanda). Otros proponen que el objeto de la psicología lo constituye la conciencia, bien sea como experiencia fenoménica (psicología de la gestalt) o como un reflejo de la realidad (psicología soviética contemporánea) . Otras tendencias se apoyan en el inconsciente como realidad fundamental y están representadas por diversas modalidades del psicoanálisis. Por su parte los psicólogos de orientación cognoscitiva se centran en el análisis y estudio de construcciones inferidas denominadas cogniciones, catalogadas como eventos internos que ocurren entre los estímulos y las respuestas explícitas. En esta categoría destacan los enfoques que ven al hombre como un procesador de información. Finalmente cabe hacer referencia a la psicología humanística cuyos partidarios proclaman que el objeto de la psicología es la experiencia del hombre como ser total.
Esta multiplicidad de objetos posibles revela una verdad inevitable: la ausencia de unidad en la psicología. En ese sentido la psicología se muestra como una ciencia plural y compleja y el término denota diversidad de significados. No obstante, la pluralidad trasciende al problema del objeto para incidir en otras cuestiones fundamentales como la definición misma de la psicología, su relevancia como ciencia, la adecuación de sus métodos y la validez de los conocimientos que proporciona. Por esa vía el problema ontológico entra en interacción con planteamientos gnoseológicos y epistemológicos, porque los supuestos acerca del objeto inciden en la escogencia de métodos y en la validez de los conocimientos que se alcancen. Pero el problema es más complejo y supera los límites de la psicología. Es un problema enmarcado en un contexto más amplio que incluye a las concepciones que se asuman acerca del universo, del hombre, de la ciencia y del hecho psicológico como tal. Y la historia demuestra que tampoco han existido criterios comunes en torno a estos aspectos. La evolución de la ciencia y la filosofía es ilustrativa; estas disciplinas han progresado debatiéndose alrededor de polaridades: idealismo materialismo, idealismo realismo, racionalismo-empirismo, mecanicismo dialéctica, objetividad subjetividad, sujeto-objeto, comprensión explicación, positivismo fenomenología, molar-molecular, entre otras posibilidades.
Retomando el problema puede decirse que la psicología actual es heterogénea en lo concerniente a su objeto de estudio. Ello sugiere que es difícil hablar de la existencia de un paradigma que unifique y asigne a la psicología carácter de ciencia normal, para usar la terminología de T. Kuhn (1971) (1). De acuerdo a este autor:
Los hombres cuya investigación se basa en paradigmas compartidos están sujetos a las mismas reglas y normas para la práctica científica. Este compromiso y el consentimiento aparente que provoca son requisitos previos para la ciencia normal, es decir, para la génesis y continuación de una tradición particular de la investigación científica (p. 34). La adquisición de un paradigma y del tipo más esotérico de investigación que dicho paradigma permite es un signo de madurez en el desarrollo de cualquier campo científico (p. 35).
Exposiciones recientes confirman el carácter múltiple de la psicología en lo atinente a su objeto de estudio. Autores como McLeod (1965) y Stanford (1965) han afirmado que la unidad en psicología es aparente y que, por lo tanto, se trata de una disciplina fragmentada. Holzkamp (1964) considera que hay tres grupos de fenómenos que atañen a la psicología: las experiencias, otras personas y el mundo fenomenal; Henneman (1973) y Kendler (1976) coinciden al decir que los tres tipos de fenómenos que interesan a los psicólogos son las actividades objetivamente observables o actos de conductas, las actividades mentales o procesos conscientes y los procesos neurofisiológicos. Berlyne (1975) expresa que la psicología científica se plantea, por lo menos, tres objetos de estudio: las experiencias conscientes, la conducta y los eventos internos no necesariamente conscientes. Y Fiske (1979) sustenta que los fenómenos psicológicos pueden agruparse en dos categorías: las personas como individuos o como miembros de un grupo y las conductas.

La muestra de opiniones acotadas no sólo evidencia la falta de unidad en lo que concierne al objeto sino también en el terreno de los hechos que se consideran pertinentes. Esto indica que uno de los problemas claves para la psicología es el de buscar acuerdos en cuanto a los fenómenos a ser investigados y alcanza, consecuentemente, su unidad. Intentos de propiciar, unificaciones han sido realizados por Kendler (1976) quien trata de establecer la

____________________________

1 El libro de Thomas Kuhn, La estructura de las revoluciones científicas, fue publicado originalmente en inglés en 1962. Los párrafos aquí citados fueron extraídos de la primera edición en español, realizada por el Fondo de Cultura Económica en 1971.
correlación entre lo conductual, lo fisiológico y lo experiencial; Salzinger (1976) al proponer la cognición como un concepto integrador, y Fiske (1979) al considerar que el énfasis en las personas o en la conducta promueve hacía la búsqueda de criterios comunes y proposiciones explicativas, variando sólo la metodología empleada para la indagación.
Cabe destacar que la problemática de la unidad en psicología se aprecia en dimensiones menos generales que la referida al asunto del objeto. La fragmentación atañe a problemas más específicos como los atinentes a la conceptualización y explicación de los procesos que constituyen áreas relevantes para la investigación y teorización. Así, no es posible encontrar una definición única de aprendizaje, memoria, emoción, percepción, motivación, etc., lo que produce una división de la psicología en sectores separados tales como psicología del aprendizaje, psicología de la motivación y la emoción, psicología de la percepción, psicología del pensamiento, para citar sólo algunas. Aun en un nivel más restringido no hay acuerdos en cuanto al significado exacto de conceptos como estímulo, refuerzo o respuesta.
Indudablemente ello es producto de la complejidad del hecho psicológico como tal e indica que un mismo fenómeno puede enfocarse desde diversas perspectivas teóricas y metodológicas. También sugiere que la psique humana no es analizable desde un marco de referencia unilateral. Dada la complejidad del fenómeno humano, la psicología requiere interactuar con otras disciplinas como la filosofía, la sociología, la biología, la neurofisiología, la antropología, las matemáticas y la ciencia de la computación. Tal es lo que sucede a través del decurso de la historia y la evolución de la psicología como ciencia puede estudiarse como la dinámica de esas interacciones y su influencia en la delimitación de sus problemas.
LOS PROPOSITOS
Este trabajo concierne, esencialmente, al problema del objeto de la psicología contemporánea el cual es básico para entender la situación actual de dicha ciencia. Evidentemente, el asunto del objeto de la psicología no puede tratarse en abstracto, como un tópico separado. Su abordaje requiere establecer diversos vínculos. Por una parte destacan las relaciones entre problemas que corresponden a la psicología como ciencia y en ese sentido al estudiar la problemática del objeto se está tratando, directa o indirectamente, con problemas del método, de la construcción teórica y de la naturaleza misma de la psicología. En segundo lugar, lo que existe actualmente en psicología no ha surgido de la nada. Ello es el producto de un largo y complicado proceso histórico-social, que incluye la evolución de las más diversas disciplinas, así como los cambios radicales que se han sucedido en las estructuras socioeconómicas y políticas, científicas y tecnológicas. Como todas las ciencias, la psicología parte de la filosofía y se mantiene adscrita a ella hasta el último cuarto del siglo diecinueve cuando W. Wundt establece en 1879, en la ciudad de Leipzig, Alemania, el primer laboratorio para la investigación experimental del fenómeno psíquico.
Esta larga dependencia de la psicología respecto a la filosofía siempre se ha revelado en la forma como las grandes concepciones filosóficas han determinado las cuestiones pertinentes a la psicología. Lo mismo puede decirse de la evolución de la ciencia y de los cambios sociales en general de quienes la psicología ha asimilado influencias y precisado relaciones. En épocas de progreso y cambio social la psicología ha aparecido como una ciencia de avanzada; en momentos de estancamiento, como durante la Edad Media, ha sido estática y conservadora. En síntesis, siempre la psicología ha estado influida por el contexto sociocultural de un determinado período histórico o como afirman algunos autores por el zeitgeist o clima intelectual de las épocas (Schultz, 1969) .

En base a lo anterior se abordará el objeto de la psicología de una perspectiva histórica, porque es difícil entender lo que ocurre actualmente en psicología sin entender lo que ha sucedido en el pasado, aún más cuando se trata de una ciencia cuyos tópicos y problemas, en un porcentaje bastante significativo, ya están presentes ' en las primeras reflexiones del hombre acerca del universo y de sí mismo. Como dice G. Murphy (1971)
Cualesquiera que sean las dificultades con que se tropiece en la búsqueda de una unidad en medio de las diversas disciplinas psicológicas, debe reconocerse que existe por lo menos una unidad a la cual podemos aferrarnos para alcanzar una perspectiva orientadora y una guía para la estimación y la síntesis. y no es otra que la serena unidad de la historia (p. 261.
Y E. Heidbreder, en su clásico texto Psicologías del siglo veinte (1972) afirma:
Para estudiar los distintos sistemas de psicología, resulta casi imprescindible rastrear sus antecedentes históricos. El hecho mismo de su tardía aparición en el pensamiento humano, denuncia que durante largos años sus problemas han podido establecer oscuras afinidades y vínculos embarazosos que han escapado por completo a la celosa fiscalización de la ciencia.

La joven ciencia psicológica descubre de continuo que sus problemas predilectos tienen historia; que los mismos términos con que se enuncian encierran contenidos que los relacionan con criterios preexistentes, y que sus conclusiones hállanse a menudo determinadas por el hábito y la asociación. Su camino dista mucho de ser una línea recta. Atraída por algún núcleo de conocimiento u opinión del que difícilmente llega a hacerse consciente, continuamente se desvía de su ruta. Los rodeos de su pensamiento y el contenido real de sus conceptos están con frecuencia condicionados por acciones históricas y datan de centurias (p. 27) .
PRIMERA PARTE
EVOLUCION HISTORICA DEL OBJETO DE LA PSICOLOGIA:

DESDE LOS ORIGENES A WUNDT
1. La Cultura Primitiva
Cualquier estudio de los orígenes de la ciencia contemporánea debe partir de un análisis de las características de la cultura que comienza con la separación del hombre de sus antepasados simies­cos inmediatos, lo cual marca el inicio de la adquisición de una serie de mecanismos y habilidades indispensables para la super­vivencia y continuidad de la especie ante un medio natural que, si bien constituye la principal fuente de recursos para satisfacción de las necesidades básicas, en algunas ocasiones se revela como omnipotente y amenazador. Así durante el denominado período paleolítico la supervivencia y la relación adecuada con la natura­leza requerían de algo más que la capacidad perceptiva sensorial, especialmente visual, y las destrezas para asir y manipular objetos: era necesario cierta coherencia social que permitiera la ejecución adecuada de actividades indispensables para la subsistencia tales como la caza de animales. Ello exigía la organización en grupos y el establecimiento de una sociedad continua, susceptible de transmi­tirse de una generación a otra. En sus inicios esa sociedad no era más que grupos humanos caracterizados fundamentalmente por la forma como se obtenían los alimentos, destacándose la recolección de frutos y raíces de consumo inmediato y la captura de animales pequeños atrapables con las manos desnudas. Con todo ello, estas labores elementales marcaron una primera división social del trabajo, basada principalmente en el sexo, en especial cuando la caza se extendió hacia grandes animales como el caballo o el mamut: las mujeres se concentran en labores de recolección de frutos, raíces e insectos mientras que los hombres participan en tareas de caza de animales.

Pero, como parte de la organización social y para garan­tizar la coherencia y continuidad de la misma, era necesario la presencia de. otra habilidad fundamental: la comunicación. Quizás el hombre descubrió el lenguaje antes que cualquier otra conquista posible. La cooperación de varios individuos en la persecución de la cabeza sólo era posible mediante el uso de gestos y voces; en ese sentido, el lenguaje se constituyó en un medio de comunica­ción y producción, quizás el más antiguo de todos. Como sostiene Bernal (1979) , "el lenguaje primitivo se ocuparía principalmente de la obtención de alimentos, refiriéndose al movimiento de las personas y al empleo de útiles" (p.
  1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   17

similar:

La psicologia y sus multiples objetos de estudio armando navarro iconRama de la biología que se ocupa del estudio de los microorganismos,...

La psicologia y sus multiples objetos de estudio armando navarro iconNotas acerca de nuestra relación con “los objetos” ¿Los objetos son...

La psicologia y sus multiples objetos de estudio armando navarro iconEl estudio de la conducta es una rama de la psicología cuya actividad...

La psicologia y sus multiples objetos de estudio armando navarro iconCuestiones ontológicas y el objeto de estudio de la psicología

La psicologia y sus multiples objetos de estudio armando navarro iconTema 1: el campo de estudio de la psicología social

La psicologia y sus multiples objetos de estudio armando navarro iconLa psicología como ciencia, evolución histórica, MÉtodos y técnicas empleadas para su estudio

La psicologia y sus multiples objetos de estudio armando navarro iconPsicología Evolutiva se ocupa de los procesos de cambio psicológico...

La psicologia y sus multiples objetos de estudio armando navarro iconSon varias las disciplinas que han abordado el estudio del comportamiento...

La psicologia y sus multiples objetos de estudio armando navarro iconDirigida por armando suárez

La psicologia y sus multiples objetos de estudio armando navarro iconDr. Armando Rivas Valencia. Cirujano Oncólogo




Todos los derechos reservados. Copyright © 2019
contactos
b.se-todo.com