Estudio de poblacion aviaria en la cava




descargar 34.24 Kb.
títuloEstudio de poblacion aviaria en la cava
fecha de publicación25.02.2016
tamaño34.24 Kb.
tipoDocumentos
b.se-todo.com > Contabilidad > Documentos


Universidad Nacional de la Patagonia

San Juan Bosco

Facultad de Ciencias Naturales






ESTUDIO DE POBLACION AVIARIA EN LA CAVA

AEROPUERTO INTERNACIONAL GRAL ENRIQUE MOSCONI, COMODORO RIVADAVIA, CHUBUT

Lic. MONICA ABRIL

Facultad de Ciencias Naturales

U.N.P.S.J.B.

ESTUDIO DE POBLACION AVIARIA EN LA CAVA

AEROPUERTO INTERNACIONAL GRAL ENRIQUE MOSCONI, COMODORO RIVADAVIA, CHUBUT
Lic. MONICA ABRIL

COMODORO RIVADAVIA

MARZO 2007

INTRODUCCIÓN
En la Patagonia Argentina, la hostilidad del clima condiciona la pobreza de los suelos (areno-arcillosos y pedregosos), y los vientos del cuadrante Oeste que dominan toda la zona son los responsables directos de los bajos valores de humedad de toda la región. Los factores climáticos están superpuestos a un relieve caracterizado por una sucesión de mesetas y terrazas, notablemente planas o suavemente onduladas y cuyos bordes caen en barrancas hacia las depresiones, valles o cañadones, que descienden en forma escalonada desde las estribaciones de los Andes Australes hacia el litoral Atlántico (Erize F., 1995).
Desde el punto de vista fitogeográfico, en la Patagonia Argentina se distinguen tres provincias (Cabrera A., 1976):


  1. la Subantártica, con bosques dominados por especies del género Nothofagus,

  2. la del Monte, constituida por estepas arbustivas de Larrea sp., y

  3. la Patagónica propiamente dicha, con estepas herbáceas, arbustivas y semidesiertos

La Provincia Patagónica comprende prácticamente toda la región austral de la Argentina y exhibe vegetación de tipo desértico y semidesértico cuya flora incluye varias especies endémicas (Soriano A., 1956).

La Provincia Fitogeográfica Patagónica, es por sus endemismos y por el número de especies con adaptaciones a ambientes áridos, la más característica de esta porción austral de América. Los tipos de vegetación más representados son las estepas arbustivo-graminosas de mediana altura y las caracterizadas por arbustos enanos en cojín con escasos pastos y muy baja cobertura total. Las vegas de ciperáceas y gramíneas, son un tipo de vegetación muy frecuente en la Patagonia aunque muy poco importante por su superficie relativa (León R., 1998).
Fitogeográficamente, en la Provincia Patagónica se distinguen seis distritos (Soriano A., 1956; Cabrera A., 1971), y son:


Distrito de la Payunia.

Distrito Occidental.

Distrito Patagónico Central.

Distrito del Golfo de San Jorge.

Distrito Subandino.

Distrito Fueguino.


DISTRITO DEL GOLFO SAN JORGE
FLORA
Se extiende desde Cabo Raso hasta Punta Casamayor asociado a las altiplanicies que circundan el Golfo San Jorge.

Las estepas arbustivas graminosas se encuentran en áreas planas al SW del Pico Salamanca.
El área de estudio corresponde a una laguna artificial que se encuentra en una cantera o cava dentro del predio del Aeropuerto Internacional Gral. Enrique Mosconi (AIGEM), cuyas coordenadas son: lat S 45º47’15,945’’ y long O 67º27’09,570’’, situado 10 km al Norte de la ciudad de Comodoro Rivadavia, Chubut. La misma se encuentra a 350 mts al SE de la pista principal de aterrizaje.
La vegetación característica de este estrato es la estepa graminosa arbustiva, tiene entre 25 y 40 cm de altura y una cobertura del 80 %. Está dominada por las gramíneas cespitosas Festucas ssp. Y por arbustos como Senecio filaginoides (foto 18), Lycium sp (foto 03), Berberis (foto25), Larrea ameghinoi (foto 02), Atriplex lampa (foto 04) y Chuquiraga avellanedae (foto 21).


FAUNA
Existen muchos trabajos en los cuales se ha tratado de caracterizar áreas de la Argentina que rigen o influyen, por ejemplo, en la distribución de las aves. Según Narosky, T. y Yzurieta, D., 1987, desde el punto de vista ornitogeográfico, en la Provincia Patagónica, se distinguen cuatro distritos:

Distrito Occidental

Distrito Oriental

Distrito Fueguino

Distrito Malvinense


Distrito Occidental: se extiende desde Mendoza por el oeste hasta Santa Cruz y Tierra del Fuego.

Distrito Oriental: se extiende por Río Negro, Chubut y Santa Cruz, al este del distrito occidental.

Distrito Fueguino: principalmente se extiende por el norte de Tierra del Fuego, además de la zona del Canal de Beagle e islas de los Estados.

Distrito Malvinense: se extiende por las Islas Malvinas.


DISTRITO ORIENTAL
Este Distrito comprende un área de estepa y un área de humedales. En este caso se describirá lo referente a Humedales.
El término humedales se refiere a una amplia variedad de hábitats interiores, costeros y marinos, naturales y artificiales que comparten ciertas características. Generalmente se los identifica como áreas que se inundan temporariamente, donde la napa freática aflora en la superficie o en suelos de baja permeabilidad cubiertos por aguas poco profunda (Scott y otro, 1986).

Los humedales son ecosistemas de gran importancia por los procesos hidrológicos y ecológicos que en ellos ocurren y la diversidad biológica que sustentan (Dugan, 1992).
Entre las aves asociadas al agua los patos, cisnes y cauquenes son los más representados. Entre ellos el pato maicero (Anas georgica) (fotos 07,15 y 24), el pato silbón (A. sibilatrix) y el pato pico cuchara (A. platalea). Dentro de las especies netamente acuáticas se encuentran en el lago el macá (Podiceps major), el biguá (Phalacrocorax olivaceus) y el gaviotín (Sterna hirundinacea).



Pato crestón (Lophonetta specularioides) Pato maicero (Anas flavirostris)

Gaviota capucho café (Larus maculipennis)

En el grupo de las aves terrícolas que se alimentan de semillas y brotes, se destaca la familia Thinocoridae que es exclusiva de las estepas sudamericanas. Se las conoce como agachonas, tienen el aspecto de pequeñas perdices y viven en bandadas numerosas. De este grupo, la que abunda en la meseta es la agachona de corbata (Thinocorus rumicivorus).
De las aves de presa una de las más abundantes es el aguilucho común (Buteo polyosoma) (fotos 05 y 06), que caza al acecho sobre perchas desde donde avizora sus presas, como así también está presente en el área el gavilán ceniciento (Circus cinereus) quien resulta un hábil depredador, y en este caso dispersador de la avifauna del lugar, el halconcito común (Falco sparverius) (fotos 12 y 13), el halcón peregrino (Falco peregrinus). Las rapaces nocturnas más comunes son la lechucita de las vizcacheras (Speotyto cunicularia), el lechuzón campestre (Asio flammeus) y la lechuza del campanario (Tyto alba).



Aguilucho juvenil (Buteo polyosoma) Aguilucho adulto (Buteo polyosoma)

Muchas de estas aves deben realizar desplazamientos migratorios hacia zonas más cálidas durante el crudo invierno patagónico en búsqueda de zonas más favorables de habitabilidad y disponibilidad de alimentos. Es común observar bandadas de teros (fotos 08, 17 y 19), chorlos cabezones (foto 16), agachonas de corbata, diucas, sobrepuestos (foto 23) y fringilos negros entre otros que vuelan hacia el norte para incorporarse a la fauna de la provincia fitogeográfica del monte



Sobrepuesto hembra (Lessonia rufa)

Durante los desplazamientos migratorios es condición necesaria la presencia de cuerpos de agua, con playas limosas como zonas de reaprovisionamiento, descanso, y cría. La más conspicua de esas migraciones la realiza el cauquén común (Chloephaga picta) un típico ganso salvaje sudamericano que frecuenta los mallines patagónicos en época favorable y en invierno se lo encuentra en las pasturas pampeanas.


Halconcito colorado (Falco sparverius)

Dentro del espectro esperable de especies de la fauna, se comprobó en este relevamiento ambiental, a través de la observación directa, la presencia de los siguientes ejemplares:

Aves

  1. chingolo (Zonotrichia capensis)

  2. sobrepuesto (Lessonia rufa)

  3. cabecita negra (Carduelis barbata)

  4. torcaza común (Zenaida auriculata)

  5. yal negro (Phrygilus fruticeti)

  6. bandurrita patagonica (Eremobius phoenicurus)

  7. pico de plata (Hymenops perspicillatus)

  8. chorlito doble collar (Charadrius falklandicus)

  9. falaropos (Phalaropo tricolor)

  10. chorlo cabezón (Oreopholus ruficollis)

  11. gavilán ceniciento (Circus cinereus)

  12. gaviota cocinera (Larus dominicanus)

  13. gaviota capucho café (Larus maculipennis)

  14. cauquén común (Chloephaga picta)

  15. coscoroba (Coscoroba coscoroba)

  16. pato overo (Anas sibilatrix)

  17. pato maicero (Anas georgica)

  18. pato barcino (Anas flavirostris)

  19. pato cuchara (Anas platalea)

  20. pato crestón (Lophonetta specularioides)

  21. tero común (Vanellus chilensis)




Teros (Vanellus chilensis)

CONSIDERACIONES GENERALES
Por su ubicación en el extremo SE, alejado de la pista de aterrizaje (foto 07) y por la escasa presencia de aves acuáticas, aún en época de migración, cuando ese espejo de agua podría ofrecer reparo y alimento, no representa hasta el momento peligro alguno para la actividad aérea, como lo explicaran Vildoza y Vega ya, en el 2003 (com. pers.). El paso del tiempo no influyó en el aumento de la presencia de aves acuáticas.

La actividad depredadora de aves de presa diurnas (Aguilucho (fotos 05 y 06), Halconcito Colorado (foto 12 y 13), Halcón Peregrino y Gavilán Ceniciento) como así también las nocturnas y crepusculares (Lechuza de las vizcacheras, Búho Campestre y Lechuza de Campanario) mantiene la población de avifauna en niveles razonables de crecimiento.

La presencia de zorros grises (Dascycium sp), gatos asilvestrados y perros domésticos (foto 14) en los alrededores del área actúa de importante controlador poblacional.



Perros en la laguna
Observaciones personales realizadas en aeropuertos rodeados de humedales, como es el caso del aeropuerto en la ciudad de Concepción, IX Región, Chile, indican que las aves no interfieren en el tránsito aéreo, siempre y cuando no sean molestadas ex profeso, en el momento de aterrizaje y/o despegue de aeronaves.

La observación directa, en la Laguna de la Cava, durante el despegue y aterrizaje de aeroplanos y helicópteros indica que las aves no se ven perturbadas por el sonido de los motores (fotos 09, 10 y 11).

La recomendación que se hace en este caso particular de la Laguna de la Cava del Aeropuerto Internacional Gral. Enrique Mosconi, es no modificar las condiciones actuales, ya que la misma tiene un número estable de aves no perjudiciales al tráfico aéreo.

BIBLIOGRAFÍA
Abril, M. et al .Athene cunicularia (Strigidae): DIETA EN UN AMBIENTE PERIURBANO PATAGÓNICO. 1998. X Reunión Argentina de Ornitología. Mar del Plata.
Abril, M. 1998. Informe ornitológico Lagunas km 11, Comodoro Rivadavia. Municipalidad Com. Riv.
Abril, M. 2004. Segundo informe ornitológico: Lagunas de km 11, Comodoro Rivadavia. Municipalidad Com. Riv.
Arce, M.E. y S. González. 2000. Patagonia un jardín natural. Arce-González editores. Comodoro Rivadavia.
Bertonatti, C. y F. González.1993. Lista de los vertebrados argentinos amenazados de extinción. Boletín Técnico FVSA N°8, FVSA, Bs.As.
Cabrera, A. 1971. Fitogeografía de la Argentina. Boletín de la Sociedad Argentina de Botánica, XIV (1-2):33-36, Bs.As.
Cabrera, A. y Willink A.1973. Biogeografía de América Latina: 93-96. Monografía N°13, Serie de Biología. Programa Regional de Desarrollo Científico y Tecnológico, Dpto. As.Cs., Sec.Gral.OEA, Washington, DC.

Canevari P., D. E. Blanco, E. Bucher, G. Castro e I. Davidson (eds), 1998. Los Humedales de la Argentina, Clasificación, situación actual, conservación y legislación. Wetlands International Publ. 46, Buenos Aires. Argentina. 208 pp + ii.

Chebez, J.C.1999. Los que se van. Especies Argentinas en Peligro. Editorial Albatros SACI, BsAs.
Davis, T.J., Blasco, D. y Carbonell, M.. 1996. Manual de la Convención de Ramsar: una guía a la Convención sobre los humedales de importancia internacional. Oficina de la Convención de Ramsar, Gland, Suiza.

Dugan P.J. (ed.). 1992. Conservación de humedales. Un análisis de temas de actualidad y acciones necesarias. UICN, Gland, Suiza.

Erize, F.; Canevari, M.; Canevari, P.; Costa, G. y M. Rumbol.1981. Los Parques Nacionales de la Argentina y otras de sus Áreas Naturales: 122-135.ICI e INCAFO, Madrid.
León, R.; Braun, D.; Collantes, M., Paruelo, J. y A., Soriano.1998. Grandes unidades de vegetación de la Patagonia extra andina. Ecología Austral. 8: 125-144.
Narosky, T. y Babarskas, M. 2000. Guía de Aves de la Patagonia y Tierra del Fuego. Vázquez y Mazzini Editores. Bs.As.
Narozky, T. e Yzurieta, D.1987. Guía para la identificación de las Aves de Argentina y Uruguay. Asociación Ornitológica del Plata. Vázquez Mazzini Editores. Bs.As.
Pim Edeelar, Torres Dowdall, Abril, M. 2005.Probable first record of a drinking seedsnipe (Family Thinocoridae) in the wild. WSG Bulletin.
Vildoza, M. y Vega, C. 2003. Avifauna del Aeropuerto Internacional Gral. Enrique Mosconi. Inédito.

MONICA ABRIL

MARZO 2007

COMODORO RIVADAVIA

similar:

Estudio de poblacion aviaria en la cava iconLa antropología, consiste en el estudio del hombre, pero no como...

Estudio de poblacion aviaria en la cava iconResumen La población penitenciaria no es, ni mucho menos, una muestra...

Estudio de poblacion aviaria en la cava iconMañana se conmemora el Día Mundial del Asma, una enfermedad que afecta...

Estudio de poblacion aviaria en la cava iconTema 13. El mercado de trabajo. Distribucion de la poblacion. Evolución...

Estudio de poblacion aviaria en la cava iconResumen se realizó un estudio Descriptivo de carácter transversal...

Estudio de poblacion aviaria en la cava iconActividades tema 3- evolucióN
«El uso actual de los teléfonos móviles por gran parte de la población adolescente va a provocar una transformación en la estructura...

Estudio de poblacion aviaria en la cava icon«βίος» bíos, vida, y «-λογία» -logía, tratado, estudio, ciencia es...

Estudio de poblacion aviaria en la cava iconGeografía de la poblacióN

Estudio de poblacion aviaria en la cava iconDirección: Población

Estudio de poblacion aviaria en la cava iconEl estudio de la conducta es una rama de la psicología cuya actividad...




Todos los derechos reservados. Copyright © 2019
contactos
b.se-todo.com