Tipos de dislexia según diferentes autores




descargar 391.81 Kb.
títuloTipos de dislexia según diferentes autores
página4/9
fecha de publicación17.01.2016
tamaño391.81 Kb.
tipoDocumentos
b.se-todo.com > Contabilidad > Documentos
1   2   3   4   5   6   7   8   9

Historia natal

Algunos autores como Newton (1970) han comentado que existe una relación entre los partos considerados como de riesgo y la posterior aparición de la dislexia. Kawi y Pasamanick (1985) realizaron un estudio donde comparaban la historia pre, peri y postnatal de 372 niños con dificultades de lectura en general, frente a un grupo de control. En los niños con dificultades de lectura se encontró un porcentaje mucho más alto de historias no compatibles con la normalidad; por ejemplo, hubo 104 complicaciones natales frente a sólo 50 en el grupo control. También era más frecuente entre los niños con dificultades de lectura haber nacido con un peso inferior a 2500 gramos. Sin embargo el tiempo de duración del parto y los procedimientos quirúrgicos seguidos durante éste, no diferenciaban a los grupos.

A pesar del estudio presentado con anterioridad, las diferentes investigaciones han demostrado que la tardanza en la aparición del habla y de la marcha eran mejores predictores de los problemas verbales y de dislexia que las dificultades de nacimiento. Esto no quiere decir que algunos problemas perinatales no incidan en la aparición de la dislexia en algunos casos concretos, ya que como se ha expresado con anterioridad las causas de la dislexia son multifactoriales.

    1. Perspectiva cognitiva

La psicología cognitiva se ocupa del pensamiento, la memoria, la percepción y cada uno de sus componentes.

La utilización de los conocimientos de la psicología cognitiva en el estudio del lenguaje, ha permitido describir las estrategias de procesamiento (codificación y decodificación de información) que posibilitan una lectura normal. Al identificar estas estrategias se pueden efectuar predicciones acerca de los diferentes problemas que pueden surgir en el recuerdo de letras o palabras.

La incorporación de esta perspectiva al estudio de la dislexia ha sido de gran utilidad para conocer, en el caso de la dislexia adquirida, qué proceso concreto está deteriorado o implicado en una determinada conducta. En el caso de la evolutiva, trata de identificar perturbaciones concretas en las funciones de lectura, deletreo y ortografía. Así, este enfoque asume que es posible identificar diversos déficits, por ejemplo, en la codificación o en el recuerdo de patrones de letras o palabras.

La lectura no es un proceso único, ya que a la hora de realizarse han de tenerse en cuenta rasgos visuales, rasgos fonológicos, rasgos semánticos y rasgos articulatorios. Para explicar la forma en que interaccionan y se integran todos estos factores en la lectura se han propuesto diversos esquemas explicativos y se ha centrado la atención en déficits en diversas áreas que inciden en la lecto-escritura.

A continuación, se van exponer los principales déficits cognitivos, constatados en sujetos disléxicos por los diferentes estudios realizados:

  1. Déficits perceptivos y motores

  2. Déficits en la secuenciación

  3. Déficits de memoria

  4. Procesamiento verbal

  5. Procesamiento fonológico



      1. Déficits perceptivos y motores

La conclusión a la que se llegó tras los estudios sobre estos déficits en relación a la dislexia, fue que los individuos no presentaban una dificultad de percepción como tal, sino que al  relacionar lo percibido con lo que hay que nombrar (sean letras, números, palabras o los lados derecho e izquierdo)resulta muy problemático, e incluso imposible.

Las pruebas sobre dificultades de discriminación visual y visomotora son, en el mejor de los casos, confusas, y en la mayoría de las ocasiones están abiertas a gran cantidad de críticas en relación con la dislexia. Las dificultades que se observan en los estudios, no son otra cosa que correlaciones globales con la lectura de una población que incluye sólo disléxicos o; en otros casos, los resultados podrían ser interpretados de otras muchas formas; por ejemplo, en relación con disfunciones memorísticas, dificultades de etiquetado verbal o de procesamiento conceptual de orden superior.

        1. Percepción y almacenamiento sensorial visual

Orton (1937) describe las dificultades de discriminación espacial y direccional como un rasgo clave de la dislexia. Silver, Hagin (1964) y Money (1966) afirman que estas dificultades se relacionan con problemas de orientación direccional o de desorientación espacial.

Otra razón frecuentemente citada de las dificultades disléxicas, es una posible disfunción visoespacial, particularmente en la copia de figuras, como en el test de Bender Gestalt o quizá en la memoria para diseños, prueba en ella que se muestra una forma compleja durante unos segundos, y después de que desaparece, se pide al niño que la dibuje.

Algunos estudios se han centrado en el almacenamiento de la información visual y en los componentes de memoria icónica de la lectura.

Badcock y Lovegrove han encontrado diferencias en cuanto a información visual en los niños disléxicos. Estos estudios se relacionan tanto con la persistencia visual, o bien con el sistema de memoria icónica basado en la técnica del informe parcial (Sperling 1960).

Stanley y sus colaboradores afirman que la persistencia visual de un disléxico es mayor que la de un no disléxico, y llegado el caso, la imagen visual interferirá con el siguiente estímulo entrante. Además, usualmente la información visual es presentada de forma secuencial, de modo que entre cada dos estímulos hay una pausa (Intervalo-inter-estimular). Este intervalo según Stanley, es mucho mayor en los disléxicos que tienen dificultades de integración de los estímulos. Afirman que la dificultad básica en el funcionamiento visual está relacionada con el procesamiento y la percepción temporal, lo cual da lugar a movimientos erráticos de los ojos en la dislexia.

        1. Movimientos oculares

Muchos estudios han probado la presencia de movimientos oculares anómalos en la dislexia, como un número excesivo de fijaciones más largas de lo habitual o de retrocesos.

Está fuera de duda que muchos disléxicos realizan movimientos “extraños” con los ojos al leer. Estos niños frecuentemente pierden el lugar donde estaban leyendo, retroceden a partes anteriores de la línea, tomar grupos de letras de diferentes partes de la página casi al azar, a veces pueden leer de derecha a izquierda, etc. De ahí se puede entender que ciertas inversiones y confusiones de palabras pueden deberse a llevar la vista de derecha a izquierda.

        1. Percepción auditiva

Una idea generalizada, es que los niños con trastornos de aprendizaje tienen dificultades de discriminación auditiva. En los estudios sobre la discriminación auditiva se ha visto que una pérdida auditiva en las frecuencias altas o bajas puede dar errores en unos tipos u otros de letras.

Los últimos estudios inciden en que el problema no es la percepción o discriminación auditiva, sino en etiquetar el sonido como igual o diferente. Por tanto, es difícil interpretar exactamente cuáles pueden ser las implicaciones de las respuestas de los niños, especialmente con material verbal en presencia del cual pueden aparecer todo tipo de estrategias lingüísticas y de conceptualización capaces de interferir con la percepción pura.

Bradley y Bryant (1978) realizaron un estudio en el que presentaron a los niños una serie de palabras “homófonas” con rima, para que distinguieran cuál era la diferente. El resultado obtenido por los autores que encontraron que los disléxicos cometían muchos más errores en esa tarea, y que tenían dificultades para producir palabras que rimaran.

Otros trabajos se han centrado en el estudio de la integración de los datos auditivos y visuales, pero una vez más se concluye que la dificultad se encuentra en la mediación verbal que se da en estas integraciones.

      1. Dificultad en las seriaciones

La mayoría de las observaciones clínicas y las descripciones de niños disléxicos, señalan que estos niños tienen dificultades en ciertos aspectos secuenciales o relacionados con la seriación; como por ejemplo, en la enumeración de los días de la semana, los meses del año, etc.

Thomson y Newton (1979) encontraron que el 99% de los disléxicos de 10 años de edad, no podían decir los meses del año en el orden correcto, mientras que el 90% de los buenos lectores sí podían hacerlo.

Entre otras dificultades de secuenciación se incluyen dificultades en el orden de las palabras y de las letras; inversiones en el habla articulada, etc.

Zurif y Carson (1970) encontraron que había una alta correlación entre el rendimiento de los disléxicos en la lectura y la evocación del orden temporal.

Bakker (1981) afirma que las dificultades de los disléxicos se originan en una mala percepción de orden temporal (POT). Según él, un déficit en el hemisferio izquierdo es lo que da lugar a dificultades de POT para los estímulos verbales. En uno de sus experimentos más conocidos, se presentaron tres estímulos en orden serial siendo la tarea del sujeto indicar la posición en la serie de uno de ellos o repetir el estímulo (letras, dígitos, imágenes, etc.) de diversas formas. Los resultados son muy similares a los de Pierre (1972), quien encontró que los disléxicos de nueve y diez años eran peores que los niños del grupo de control en una tarea de indicar posiciones seriales.

      1. Memoria

En relación con la memoria hay bastantes pruebas que describen un problema de capacidad de almacenar información en los disléxicos. Sin embargo, lo más probable es que las dificultades residan en las estrategias de memoria a corto plazo que se utilizan.

Se ha trabajado en múltiples investigaciones sobre la memoria a corto plazo y su influencia en la lecto-escritura. Se ha detectado una cierta debilidad de la memoria corto plazo, particularmente en la memoria serial y secuencial y la codificación auditivo-verbal. No se aprecian dificultades en la memoria a largo plazo, ya que son capaces de aprender y recordar lo aprendido.

Un estudio realizado por Nelson y Warrington (1980) sobre la memoria a corto plazo en la dislexia, concluye que los disléxicos tienen una doble deficiencia en algunos aspectos de la memoria. Encontraron que rendían peor en amplitud de dígitos tanto en la modalidad directa como la inversa, en conocimiento de palabras y en aprendizaje de palabras nuevas. Sin embargo, encontraron que eran tan buenos como los sujetos del grupo control en el acceso a las palabras en la memoria semántica. Concluyeron que la doble deficiencia estaba vinculada a las interrelaciones entre memoria a corto plazo grafémico-fonémica, y a las interrelaciones grafémico-semánticas.

Hay un punto en que la percepción, la codificación, y la memoria parecen solaparse entre sí y con otras, por ello se propuso que muchas de las dificultades de secuenciación y memoria pudieran estar relacionadas con la codificación y el procesamiento verbal.

      1. Procesamiento verbal y fonológico

Los niños disléxicos no parecen tener dificultades de procesamiento verbal general en el sentido de ser incapaces de comprender o usar el lenguaje, pero tienen dificultades relacionadas con diversas estrategias o con la traducción de la entrada visual a códigos verbales o de base auditiva.

Concretamente, algunos aspectos de la codificación fonológica y de sonidos han sido examinados con cierto detalle. Parece que se encontraron dificultades en ciertos aspectos de la segmentación, de la traducción de símbolos visuales a códigos sonoros, y posiblemente en la traducción de símbolos visuales a algún tipo de cogido articulatorio.

A la hora de analizar los problemas de lenguaje concretos de los niños disléxicos, se defiende que el problema verbal que tienen estos sujetos no es cognitivo, sino que su dificultad surge cuando tienen que abstraer y generalizar la información verbal en tareas de transferencia de información o para establecer integraciones visoverbales.

De hecho, los niños disléxicos tienen una comprensión lectora deficiente. Estos niños, cuando leen, tratan de recordar las series de palabras al pie de la letra y, como consecuencia de ello, son ineficaces a la hora de recordar los términos exactos y cuando tienen que leer directamente gracias al significado (Torres Herrera, 2005).

De cara a la reeducación, es necesario saber también, por qué cometen esos errores. Los disléxicos son malos lectores porque traducen la entrada visual de los grafemas a un código de base oral, lo cual es innecesario para leer.

Otro problema lingüístico que presentan, es el escaso dominio sintáctico. Así, las diferencias entre disléxicos y no disléxicos muestran que los primeros cuentan con un vocabulario reducido, menor fluidez para las descripciones verbales y un uso sintáctico más simple, en comparación con el grupo “normal”.

Por último, también se han descubierto fallos en el análisis sonoro de los grafemas que realizan los niños disléxicos. Para un dominio ortográfico completo y para una lectura correcta y comprensiva, es preciso que el sujeto decodifique las letras y palabras que está leyendo para, posteriormente, codificarlas.

Se ha concluido en las diferentes investigaciones que los disléxicos no tienen dificultades en el procesamiento verbal general, sino que como sus fallos se localizan en tareas de deletreo, lectura y escritura; su problema reside en la codificación fonológica. Es decir, su problema surge a la hora de transformar las letras o palabras que ven en un código verbal.

Los estudios basados en los aspectos fonológicos parecen avalar que los disléxicos son sutilmente disfásicos. Y nuevamente se afirma que las dificultades se relacionan con la traducción de la información visual a verbal en la memoria a corto plazo.

Los factores sintácticos, semánticos y léxicos, al ser analizados en los disléxicos, proporcionan datos que indican que esos niños poseen más dificultades en el uso de la morfología estructural, y que hacen poco uso de los rasgos prosódicos, como el tono, el acento, etc. que son importantes señales lingüísticas que ayudan a la comprensión del texto.


  1. Clasificación de la dislexia



    1. Según su origen y características


1   2   3   4   5   6   7   8   9

similar:

Tipos de dislexia según diferentes autores iconEl control integral surge como la necesidad primordial para la prevención...

Tipos de dislexia según diferentes autores iconDiferentes tipos de tribus

Tipos de dislexia según diferentes autores iconDiferentes tipos de adicciones

Tipos de dislexia según diferentes autores iconTipos de mutación según sus consecuencias

Tipos de dislexia según diferentes autores iconIntroducción (capa fluida de unos 10000 km., según autores, que rodea...

Tipos de dislexia según diferentes autores iconSegún la extensión del material genético afectado se distinguen tres tipos de mutaciones

Tipos de dislexia según diferentes autores iconCompetencia escribe diferentes textos según las características de...

Tipos de dislexia según diferentes autores icon¿Qué tipos de moléculas forman los cromosomas? ¿Cuál de estos dos...

Tipos de dislexia según diferentes autores iconEsta enfermedad se caracteriza por la inflamación del hígado; producida...

Tipos de dislexia según diferentes autores iconResumen la finalidad de la investigación es contribuir al conocimiento...




Todos los derechos reservados. Copyright © 2019
contactos
b.se-todo.com