Tipos de dislexia según diferentes autores




descargar 391.81 Kb.
títuloTipos de dislexia según diferentes autores
página6/9
fecha de publicación17.01.2016
tamaño391.81 Kb.
tipoDocumentos
b.se-todo.com > Contabilidad > Documentos
1   2   3   4   5   6   7   8   9

5.3.4 Clasificación de Shallice y Warrington (1980)

Propusieron una clasificación basada en dos subtipos de dislexia:

  • Dislexia periférica

Afecta a la capacidad del sujeto para analizar los rasgos visuales de la palabra escrita. Los individuos pronuncian sobre la base de un conocimiento parcial de las relaciones entre ortografía y sonido. Comprenden las palabras habladas, pero en el caso de las palabras mal leídas, interpretan su sonido, más que el texto impreso, de tal forma que leen mediante el sonido.

Las características más destacables son:

  • La lectura de las pseudopalabras y palabras con correspondencia fonológica regular es significativamente menor que la de las palabras irregulares

  • Presentan una alta frecuencia de errores de regularización de las palabras irregulares o excepciones

  • Su interpretación semántica se basa en la pronunciación y no en lo impreso

  • Poseen una frecuente confusión entre homófonos heterógrafos

  • Tienen grandes dificultades para leer palabras complejas, agrupaciones consonánticas, letras ambiguas, etc. cuyo valor fónico depende mucho del contexto grafémico.



  • Dislexia central

Afecta a las fases posteriores del proceso lector, asociadas con la extracción del sonido o del significado de lo impreso. Dependen de operaciones de procesamiento subsiguiente al análisis visual inicial de una palabra impresa.

Las características más importantes son:

  • La lectura de palabras está prácticamente intacta

  • Tienen una gran dificultad en la lectura de pseudopalabras

  • Cometen errores visuales y derivativos

  • Presentan una gran dificultad con las palabras funcionales.



  1. Relaciones sociales

6.1. Relaciones sociales de los niños con dislexia

En primer lugar, los niños con trastornos sufren (sienten un gran malestar), como consecuencia de sus dificultades para relacionarse con los demás; en segundo lugar, el estudio de las relaciones sociales de niños con trastornos ayuda a comprender mejor sus dificultades escolares. El ajuste social, más que el rendimiento académico, ha comenzado a ser considerado de modo prioritario en los programas de Educación Especial. Por lo tanto, el estudio de las relaciones sociales se constituye hoy en referencia obligada para comprender los trastornos de aprendizaje. Para algunos autores, son las dificultades en las relaciones interpersonales el primer problema con el que estos niños se enfrentan, derivándose de él el resto de sus problemas escolares.

Las investigaciones sobre las relaciones sociales de los niños con trastornos de aprendizaje se han ocupado fundamentalmente de compararlos con sus compañeros de clase, mediante tests, en situaciones controladas y a través de las actitudes y opiniones de los demás sobre los sujetos con trastornos de aprendizaje.

En cuanto al hogar, los padres de los niños con trastornos de aprendizaje, los perciben de modo más negativo que a cualquier otro de sus hijos. Así, piensan que son más impulsivos y con menos autocontrol, menos hábiles para organizarse, más ansiosos y con peor conducta verbal. Son los que, a juicio de los padres, dan más problemas en casa. En ocasiones, atribuyen los éxitos escolares de sus hijos a la suerte. Estudios sobre las familias de niños con trastornos de aprendizaje revelan que las actitudes y opiniones de los padres se mitigan cuando el niño que padece trastornos de aprendizaje no es el primogénito; además, las familias muestran características de mayor desorganización y más problemas emocionales, que pueden guardar relación con los problemas que presentan los niños con trastornos de aprendizaje.

En la escuela, los alumnos con trastornos se distraen más y son más disruptivos que sus compañeros. Un aspecto interesante es que estos niños interactúan más con sus maestros, recabando de ellos mayores atenciones, aunque, en términos generales, éstas sean de carácter eminentemente correctivo, al tiempo que participan menos en las tareas e iniciativas grupales. Algunos autores afirman que las relaciones se inician por parte de los maestros en respuesta a las frecuentes distracciones de los niños. De cualquier modo, estas características influyen negativamente en las valoraciones que los otros compañeros hacen respecto de los niños con trastornos. En general, estos niños son poco populares, rechazados, e incluso ignorados por sus compañeros, especialmente cuando se trata de elegir con quién se desea formar grupo para la realización de trabajos en equipo, quienes piensan de ellos que son más agresivos, menos hábiles en la realización de tareas, molestos en el aula y que constantemente requieren la atención del maestro y por eso sus compañeros los etiquetan.

6.2. Relaciones sociales de los adolescentes con dislexia

La adolescencia es especialmente difícil para las personas con trastornos de aprendizaje, puesto que la transición a la vida adulta exige habilidades cada vez más complejas, muchas de ellas de tipo académico, con lo que influye en la adaptación. Esa adaptación y el funcionamiento social de esas personas dependen de las aptitudes que posean y del tipo de trastorno de aprendizaje.

No son igualmente incapacitantes en el trato social los trastornos en la lectoescritura o en las matemáticas como los del lenguaje, puesto que la interacción social exige un dominio de las habilidades comunicativas y del lenguaje y, éstas son requeridas en las habilidades sociales. Las dificultades de comunicación retraerán al adolescente con respecto a los compañeros, desarrollándose en él sentimientos de soledad e incomprensión.

Al presentar dificultades en el uso y/o comprensión de las metáforas, dobles sentidos, ironías, etc., hará parecer a estos jóvenes huraños y antipáticos, a veces, incluso, ofensivos y maleducados, lo cual puede provocar reacciones emocionales, ansiedad, rigidez, frustración, compulsiones, agresividad, aislamiento, hostilidad, apatía… y por supuesto una falta de confianza y autoestima. Todo esto se puede ver reflejado en las tasas de suicidio en esta etapa, que producen una gran consternación e impacto social por su “aparente incomprensión” por parte de los adultos, padres, profesores, etc.

Ante estas situaciones se puede intervenir promoviendo un mayor desarrollo en las habilidades comunicativas y lingüísticas, actuando sobre las consecuencias sociales y sobre su personalidad, pudiendo ser también necesaria la intervención psicoterapéutica.

6.3. Relaciones sociales de los adultos con dislexia

Las personas adultas con dislexia sufren en muchas ocasiones debido a los continuos obstáculos y frustraciones con los que se van encontrando en su vida diaria.

Ese sufrimiento se agrava por la falta de comprensión y entendimiento del trastorno y sus consecuencias, por parte del ámbito familiar, laboral o social.

Existen numerosos casos en los que la dislexia se detecta en la etapa adulta, cuando el individuo ha tenido que pasar todo su proceso de aprendizaje, sin ser diagnosticado y por consiguiente con una falta total de apoyo y de recursos para solventar su problema. Estos individuos, además, habrán sido falsamente etiquetados de deficientes, vagos, etc. por lo que habrán sido sometido a situaciones de presión, sobreesfuerzo, stress, falta de refuerzos positivos, etc. Por lo tanto, la persona afectada habrá acumulado todo un conjunto de frustraciones, mensajes negativos e incomprensión que le generarán todo un cuadro con distintos trastornos emocionales, conductuales y físicos, que difícilmente podrán superar si no hay un diagnóstico de dislexia.

La mayoría de estos adultos han tenido que pasar por distintas consultas o terapias sin ningún resultado, en su búsqueda del conocimiento de su problema. Lo peor que le puede pasar a una persona con dislexia es no saber que es disléxico.

Este tipo de personas se presentan ante los demás como individuos ansiosos, depresivos, con una autoestima baja, llenos de rabia y tristeza. Muestran conductas agresivas o retraídas, y perciben el mundo que le rodea como peligroso y en consecuencia, que las personas que en él habitan pueden ser dañinas para su persona.

En cambio, una persona adulta con dislexia que ha sido diagnosticada y tratada a tiempo y que ha recibido todas las adaptaciones necesarias en sus estudios. Si sabe que su entorno conoce y comprende su problema, que acumula mensajes positivos y motivantes, que siente que su sobreesfuerzo diario se valora; será capaz de desarrollar todas sus cualidades al máximo, y podrá potenciar todas aquellas cualidades inherentes a la dislexia que en caso contrario no podría haber solventado por sí mismo sin ayuda.

6.4. Importancia de la familia

Para un niño, sus padres son sus primeros y mejores maestros. Es importante que los padres demuestren a sus hijos que leer puede ser divertido.

      1. ¿Qué pueden hacer los padres?

Es importante que los padres leyeran con sus hijos todos los días y que les acompañaran a la biblioteca con frecuencia. Una idea podría ser que mientras pasean por la calle les indicasen las palabras que aparecen en las vallas publicitarias y de las señales de tráfico, o que en casa se fijasen en las etiquetas de los alimentos y envases. También sería interesante hacer juegos de palabras. Todo ello quedaría reforzado si ven a sus padres leer y escribir en casa durante su tiempo de ocio.

Los padres también pueden unirse a otros padres que se encuentren en las mismas circunstancias para compartir experiencias, darse apoyo mutuo y sentirse comprendidos e identificados. Existen numerosas asociaciones y organizaciones en las que pueden involucrarse y aprender más acerca de los trastornos de aprendizaje de sus hijos.

      1. ¿Qué no deben hacer los padres?

Los padres no deben delegar toda responsabilidad en la reeducación al confiar a su hijo a un terapeuta especializado.

A veces, sin quererlo, de forma inconsciente, en ocasiones bloquean la reeducación y reducen sus efectos. Logran ese resultado cuando tienen las siguientes reacciones:

  • Desvalorización del reeducador, lo que ocurre sobre todo tras entrevistarse con él o cuando el niño se pone a hablar de su reeducador como un ser amado y admirado

  • Desvalorización de la tarea en sí. A los padres quizá les parezca que los ejercicios son “muy elementales”, que son una pérdida de tiempo

  • Desvalorización del niño y de los progresos. Se le desprecia por verse obligado a hacer ciertos ejercicios, se minimizan los resultados, se ridiculiza su alegría o lo que cuenta de las sesiones

  • Inculpación del niño. Se le reprocha que tenga necesidad de sesiones que cuestan mucho, que tengan que llevarlo e ir a buscarlo, etc.

  • Chantaje por la reeducación. Los padres le exigen que se porte muy bien en cualquier situación amenazándole con suprimir la terapia.

6.4.3 Estrategias educativas a seguir

  • Demostrar interés por las tareas de los niños. Y preguntarles acerca de los trabajos que tienen que hacer.

  • Antes de que empiecen a hacer las tareas, se les puede ayudar a que organicen el material que van a necesitar.

  • Establecer con ellos un horario regular para hacer las tareas, lo cual ayuda a evitar la dilación.

  • Elegir para hacer las tareas un lugar específico, con mucha luz, silencio y espacio para trabajar.

  • Animar al niño a preguntar y buscar respuestas, dedicando el tiempo necesario para encontrar las que sean correctas.

  • Asegurarse de que respalda sus respuestas con hechos y evidencias.

  • Practicas en el hogar las destrezas que le enseñan en la escuela.

  • Relacionar las tareas con la vida diaria del niño. Por ejemplo: se le puede hablar de fracciones y medidas mientras se le prepara su comida favorita.

  • Dar ejemplo, aprovechando para leer un libro o para escribir una carta mientras el niño estudia.

  • Felicitar al niño por sus progresos, tanto por los grandes como por los pequeños.



    1. Papel de los maestros y profesionales

Tan importante como lograr la confianza de los padres es conseguir la de los maestros y educadores del niño. Se les debe informar de la decisión de reeducar al niño, para que no se sientan solos ante la resolución del problema escolar planteado por el pequeño y para que cooperen con el terapeuta.

El maestro es el primero y el que mejor puede comprobar los progresos. Por lo que tras saber de la reeducación, ha de multiplicar la vigilancia para medir los efectos y sobre todo adoptar una actitud nueva de apoyo y motivación, para ayudar al niño a recobrar la confianza.

Actualmente, hay muchos profesionales que pueden ofrecer información y hacer sugerencias adicionales a las mencionadas con anterioridad.

6.5.1 Profesionales con los que puede contar el logopeda:

  • Audiólogo: mide la capacidad de oír y proporciona servicios para mejorar la audición. Aconseja acerca de aparatos auditivos.

  • Asesor educativo: evalúa la formación del niño. Conoce los programas de estudios de las escuelas y puede tener información relativa a la Educación Especial.

  • Terapeuta educacional: establece y administra programas para tratar problemas de aprendizaje y de comportamiento.

  • Especialista en trastornos de aprendizaje: tiene formación y titulación específicas para proporcionar servicios educativos a niños con trastornos de aprendizaje y a sus maestros.

  • Neurólogo: busca posibles daños en las funciones del cerebro. Es un doctor en medicina.

  • Terapeuta ocupacional: ayuda a mejorar las funciones motoras y sensoriales con el fin de aumentar la autonomía del niño.

  • Pediatra: proporciona servicios médicos a los bebés, a los niños y a los adolescentes. Es un doctor en medicina especializado en crecimiento y desarrollo: desarrollo motor, sensorial y de comportamiento.

  • Psiquiatra: diagnostica y trata los problemas de comportamiento y emocionales graves. Es un doctor en medicina y puede recetar medicamentos.

  • Psicólogo (clínico): proporciona asesoría psicológica e intelectual y tratamientos para la salud mental y emocional.

  • Psicopedagogo: realiza e interpreta pruebas psicológicas y educativas; ayuda a controlar el comportamiento, orienta, asesora a los padres, al personal de la escuela y a las diversas agencias sobre temas educativos.


7. PREVENCIÓN DE LA DISLEXIA

Existen una serie de ejercicios que si se realizan en los primeros años de vida del individuo, previenen la aparición de la dislexia como tal. De ahí la importancia de trabajar con el niño en todos los campos de su personalidad.

Un esquema general de trabajo que se puede seguir es el siguiente:

  1. Ejercicios de respiración y relajación

  2. Ejercicios del esquema corporal

  3. Ejercicios sensorio perceptivos y motrices

  4. Ejercicios de coordinación viso motriz

  5. Ejercicios espacio temporales

  6. Ejercicios de atención y memoria

  7. Ejercicios de lateralidad

  8. Ejercicios de lectoescritura

  9. Ejercicios de lenguaje

Esta pauta no es necesario seguirla al pie de la letra, el terapeuta deberá tener en cuenta las necesidades del niño, y a partir de ellas, utilizará las técnicas que más convengan en cada caso.
1   2   3   4   5   6   7   8   9

similar:

Tipos de dislexia según diferentes autores iconEl control integral surge como la necesidad primordial para la prevención...

Tipos de dislexia según diferentes autores iconDiferentes tipos de tribus

Tipos de dislexia según diferentes autores iconDiferentes tipos de adicciones

Tipos de dislexia según diferentes autores iconTipos de mutación según sus consecuencias

Tipos de dislexia según diferentes autores iconIntroducción (capa fluida de unos 10000 km., según autores, que rodea...

Tipos de dislexia según diferentes autores iconSegún la extensión del material genético afectado se distinguen tres tipos de mutaciones

Tipos de dislexia según diferentes autores iconCompetencia escribe diferentes textos según las características de...

Tipos de dislexia según diferentes autores icon¿Qué tipos de moléculas forman los cromosomas? ¿Cuál de estos dos...

Tipos de dislexia según diferentes autores iconEsta enfermedad se caracteriza por la inflamación del hígado; producida...

Tipos de dislexia según diferentes autores iconResumen la finalidad de la investigación es contribuir al conocimiento...




Todos los derechos reservados. Copyright © 2019
contactos
b.se-todo.com