Introduccion




descargar 42.03 Kb.
títuloIntroduccion
fecha de publicación28.10.2016
tamaño42.03 Kb.
tipoDocumentos
b.se-todo.com > Contabilidad > Documentos




GSMLA DOC 001/05

Panamá, 10 de marzo de 2005

ANTENAS DE TELEFONIA MOVIL

Y LA SALUD HUMANA











INTRODUCCION



El notable crecimiento y desarrollo de los servicios de telecomunicaciones que se ha experimentado en los últimos años en América Latina, particularmente de las comunicaciones móviles e inalámbricas , ha supuesto un importante paso en el desarrollo económico y social de la región que se ha beneficiado significativamente de la integración y comunicación de mas personas mediante el incremento de las tasas de penetración, el incremento de oportunidades de negocios, brindando al mismo tiempo mayor seguridad y propiciando de esta manera una mejora en la calidad de vida. No obstante, al mismo tiempo y con la finalidad de cumplir los objetivos anteriormente mencionados ha sido necesario incrementar la instalación de infraestructuras y particularmente de estaciones de radiocomunicaciones, las cuales generan ondas electromagnéticas no ionizantes (1).
Las personas se encuentran expuestas, en mayor o menor grado, a las radiaciones electromagnéticas provenientes de las antenas de las diversas estaciones de los sistemas de comunicaciones (radiodifusión, buscapersonas, telefonía móvil celular, radio convencional, televisión, etc.) así como también de los mismos terminales portátiles o móviles. Esta exposición creciente ha despertado en la población y en ciertos círculos ciertas inquietudes relacionadas con los efectos que podrían estar generando las radiaciones no ionizantes (RNI) sobre la salud humana.
Las autoridades nacionales de los países de América Latina han empezado a adoptar una serie de iniciativas y medidas. Así, una serie de países han decidido adoptar su propia norma de seguridad en referencia a los estándares de seguridad fijados internacionalmente, con el objetivo de regularizar tanto la situación actual como futura de la telefonía móvil, la instalación de nuevas antenas y la potencial entrada de nuevos operadores en el mercado.
No obstante lo anterior, la industria inalámbrica y, en general, los operadores móviles de la región vienen enfrentando una serie de obstáculos y trabas administrativas que generan elevados sobrecostes y perjudican notablemente la expansión de las redes y de las infraestructuras, en detrimento de los beneficios que la telefonía móvil aporta a la población. En gran medida, se observa que dichos obstáculos son generados sea ya por intereses particulares, por desconocimiento de la situación real o por desconocimiento de la evidencia científica sobre el particular; en cualquier caso, ello ha resultado en la adopción de ciertos denominadores comunes en la región que se traducen en la negativa o retiro de la autorización para la instalación de infraestructuras por parte de gobiernos locales, municipios entre otras autoridades. Asimismo, se aprecia con preocupación el incremento de posiciones mediáticas a nivel de los medios de comunicación que no cuentan con el debido respaldo científico y abundan en los perjuicios con el consiguiente impacto en el desarrollo de la industria móvil en los países latinoamericanos.
Existen, a la fecha, numerosos estudios e informes sobre el posible impacto en la salud de las radiaciones no ionizantes: Proyecto EMF de la Organización Mundial de la Salud (OMS) (2), Informe sobre campos electromagnéticos del grupo de expertos de la Royal Society of Canada (3), Informe Stewart del Reino Unido (4), Informe sobre campos electromagnéticos y salud pública de España (5), Informe sobre la telefonía móvil y salud de la Dirección General de la Salud de Francia (6), Informe del Consejo sanitario de los Países Bajos (7), entre otros. Todos los cuales concluyen que, a partir de la evidencia científica acumulada y dentro de los limites de emisión fijados internacionalmente, la telefonía móvil no presenta efectos perjudiciales para la salud 8.
Los límites de exposición de las personas a los campos electromagnéticos han sido estudiados y establecidos internacionalmente con el fin de fijar criterios comunes para todos los países. La normativa internacional más exigente y comúnmente aceptada es la promulgada por la Comisión Internacional de Protección frente a Radiaciones No Ionizantes (International Comisión for Non Ionizing Radiation Protection, ICNIRP) (9), en 1998. En su guía básica (10), la ICNIRP fija niveles de referencia y restricciones básicas cuyo cumplimiento garantiza la seguridad de los ciudadanos. Por su parte, la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda la adhesión estricta a las recomendaciones internacionales de la ICNIRP, sin incorporar arbitrariamente factores de seguridad adicionales a los limites establecidos.(11)
POSICIÓN DEL GRUPO REGULATORIO DE LA GSMA LA


a) Debido al rápido crecimiento de los servicios de telecomunicaciones, existe en América Latina, una preocupación social sobre-estimada (tanto de autoridades como de la población) sobre los efectos de los campos electromagnéticos sobre la salud.
b) Las autoridades nacionales de una serie de países han decido establecer su propia normativa que regule los limites de exposición a las transmisiones de radio en telecomunicaciones. Dichas normas no se basan en todos los casos en rigurosos estándares internacionales que tienden a ser armonizados a nivel mundial -armonización de las legislaciones así como del despliegue de las redes de comunicaciones a nivel del continente- (12), que tienen por finalidad brindar a los operadores de servicios de telecomunicaciones criterios validos de seguridad y asegurar la protección efectiva de la población y el medioambiente. Los límites de radiación marcados por las recomendaciones internacionales tienen en cuenta todas las fuentes electromagnéticas ya presentes.
c) Las antenas de telefonía móvil operan a muy baja potencia, en comparación con otras fuentes, y por lo tanto las ondas celulares son muy débiles. No hay evidencia científica concluyente que demuestre la existencia de riesgo para la salud a tan baja potencia. Adicionalmente, los proveedores de equipos (terminales y antenas) como los que agrupa el GSM LA y que tienen presencia a nivel internacional, cumplen estrictamente esos mismos estándares internacionales.
d) El consenso de las numerosas investigaciones médicas y científicas realizadas hasta la fecha no han encontrado evidencia de que la exposición a ondas de telefonía celular a largo plazo, se traduzca en detrimento de la salud. Un análisis científico de la Organización Mundial de la Salud (OMS), en el marco del Proyecto Internacional CEM llegó a la siguiente conclusión:13 “las publicaciones científicas de actualidad no prueban fehacientemente que la exposición a radiofrecuencias acorte la vida humana, o produzca cáncer o lo favorezca”.
e) Las autoridades deben cumplir un rol fundamental contribuyendo al desarrollo de los servicios móviles. Por ello, compete a las autoridades de cada país generar las condiciones normativas y regulatorias apropiadas para evitar se distorsione la situación actual y se genere innecesario temor en la población y se afecte el desarrollo de los servicios. Por su parte, los operadores están dispuestos a cumplir y evidenciar claramente el cumplimiento de dichas condiciones dentro de los límites y estándares técnicos que la propia legislación establezca. En algunos casos, se ha identificado que la situación de desconocimiento afecta directamente a una mejora en la competitividad, así como la promoción de la inversión en el marco del desarrollo sostenible, afectando la expansión, calidad y cobertura de los servicios móviles en los diversos países. Parte fundamental de dicho rol a cargo del Estado consiste en la aprobación de normas sobre límites máximos de exposición a ondas electromagnéticas y en la capacidad de hacer cumplir las mismas, no sólo frente a los propios operadores, sino hacer respetar los criterios técnicos, frente a otro tipo de entidades o autoridades estatales no competentes o que no necesariamente adoptan sus decisiones o imponen sus requisitos siguiendo el necesario sustento técnico.
En ese sentido y en función de la compleja y poco predecible situación en la mayoría de países latinoamericanos (en términos de requisitos y costes) para instalar una estación base en el territorio de cada país, se requiere que las autoridades establezcan claramente y con el rango legal correspondiente, la existencia de una sola entidad encargada de vigilar el cumplimiento de las normas sobre límites máximos de emisión de ondas electromagnéticas. Caso contrario, se agudizará la problemática actual y se afectarán la expansión, cobertura y la calidad del servicio de telefonía móvil a zonas necesitadas o aún no servidas.

Finalmente, la GSMLA, recoge y hace suyos los principios establecidos por la GSM Association en lo relativo al medio ambiente y la telefonía móvil:

PRINCIPIOS AMBIENTALES DE LA GSM Association



Global

  1. La Asociación GSM se guía por la asesoría de expertos nacionales e internacionales que han considerado todas las investigaciones relativas a este tema.

  2. Mantener altos estándares de seguridad es un tema global que GSM ha planteado como una prioridad en conjunto con los Gobiernos, consumidores, y empresarios.

  3. La Asociación GSM da la bienvenida a las investigaciones independientes, objetivas y de alta calidad recomendadas por la Organización Mundial de la Salud.

  4. La Asociación apoya el desarrollo de estándares científicos de seguridad y llama a la armonía internacional en este sentido.

  5. La Asociación GSM promueve la disponibilidad de información precisa a sus miembros.



Comunidad


  1. La Asociación GSM llama a los operadores y proveedores a integrar responsablemente los terminales al medio ambiente.

  2. La Asociación GSM llama a la ubicación responsable de las antenas de forma armónica y amistosa con la comunidad.

  3. La Asociación GSM llama al desarrollo de estrategias de reciclaje de terminales e infraestructura.



Personal


  1. La Asociación GSM llama a los consumidores a usar sus terminales de forma responsable y acatar las instrucciones de seguridad emitidas por los organismos competentes.

  2. La Asociación GSM llama al uso de avisos de “silencio” en los terminales móviles.



Oliver Flögel

Chairman GSM LA

1 Dentro de las ondas electromagnéticas hay dos tipos de radiaciones: ionizantes y no ionizantes. En las radiaciones de frecuencias muy altas, como es el caso de los rayos X y rayos gamma, la energía de las ondas electromagnéticas es tal que puede provocar el efecto de ionización, es decir, ruptura de uniones químicas. Las radiaciones de frecuencias más bajas, las frecuencias a las que opera la telefonía móvil, no tienen energía suficiente para modificar las moléculas de las células vivas, tan solo contienen energía para generar calor, pero no producir ionización de la materia.


2 Proyecto EMF de la Organización Mundial de la Salud (OMS): http://www.who.int/peh-emf/


3 Informe sobre campos electromagnéticos del grupo de expertos de la Royal Society of Canada (marzo de 2000): http://www.rsc.ca/english/RFreport.html



4 Informe Stewart del Reino Unido (mayo de 2000): http://www.iegmp.org.uk/



5 Informe técnico sobre Campos electromagnéticos y Salud Publica del Ministerio de Sanidad y Consumo de España (2001): http://www.msc.es/salud/ambiental/ondas/camposelectromag.htm


6 Informe Zmirou sobre la telefonía móvil y salud de la Dirección General de la Salud de Francia (enero de 2001): http://www.sante.gouv.fr/htm/dossiers/telephon_mobil/index.htm Igualmente, Informe “Telecomunicaciones y salud” realizado por el Instituto nacional del medio ambiente y de los riesgos (INERIS) para la Autoridad de regulación de las telecomunicaciones (ART) de Francia, noviembre de 2002, cuyo interés es el de recopilar los resultados de los estudios científicos publicados entre los años 2001 y 2002 sobre el tema: http://www.art-telecom.fr El informe llega a la conclusión de que: “La gran mayoría de los estudios publicados hasta la fecha sobre el posible impacto en la salud de los campos electromagnéticos de la telefonía móvil, que sea por los terminales o por las antenas, son tranquilizantes”.


7 Informe del Consejo sanitario de los Países Bajos (enero de 2002): http://www.gr.nl/


8 OMS: “Ninguna de las recientes revisiones han concluido en que la exposición a campos de RF debido a teléfonos móviles o a las estaciones bases de los mismos tengan algún tipo de consecuencia adversa en la salud.” http://www.who.int/


9 ICNIRP: http://www.icnirp.org, es un organismo científico vinculado a la Organización Mundial de la Salud (OMS), creado en 1992 con el objetivo de investigar los riesgos que pudieran resultar de la exposición a las radiaciones electromagnéticas y desarrollar técnicas de protección.


10 ICNIRP, 1998, “Guidelines for limiting exposure to time-varying electric, magnetic, and electromagnetic fields (up to 300 GHz)”: http://niremf.ifac.cnr.it/docs/icnirp.pdf


11 Sobre las directrices de la ICNIRP, la OMC ha expresado: “...are based on a careful analysis of all scientific literature (both thermal and non-thermal effects) and offer protection against all identified hazards of RF (radiofrequency) energy with large safety margins.” http://www.who.int


12 La GSM Association se pronuncia en favor de un armonización internacional de los estándares de seguridad, GSM Association Guidelines for Network Deployment Principles, 25 de julio de 2002: http://www.gsmworld.com/ using/health/index.shtml


similar:

Introduccion iconTaller com/manual-java/introduccion-java php >Introducción a Java...

Introduccion iconIntroducción a la Epistemología Introducción

Introduccion iconIntroduccióN

Introduccion iconIntroducción

Introduccion iconIntroducción

Introduccion iconIntroduccióN

Introduccion iconIntroduccióN

Introduccion icon1. introduccióN

Introduccion iconIntroduccióN

Introduccion iconIntroducción




Todos los derechos reservados. Copyright © 2019
contactos
b.se-todo.com