Manual para la




descargar 0.63 Mb.
títuloManual para la
página7/16
fecha de publicación20.02.2016
tamaño0.63 Mb.
tipoManual
b.se-todo.com > Documentos > Manual
1   2   3   4   5   6   7   8   9   10   ...   16

Presentación: La batería se encuentra publicada por el CPEIP, una impresión de buena calidad y accesible. Se debe fotocopiar el protocolo.


El BEVTA es un instrumento de evaluación psicopedagógica con una clara formulación teórica, diseñado y normado en Chile y sencillo de administrar. Al evaluar las habilidades psicolingüísticas, permite generar relaciones entre el lenguaje y la comprensión lectora. Además del objetivo declarado, las pruebas permiten observar otros aspectos del lenguaje y el pensamiento del niño. Estas ventajas lo han transformado en uno de los instrumentos más utilizados por los psicopedagogos chilenos.



Test de Desarrollo Psicomotor – TEPSI

Autor

Isabel Haessler y Teresa Marchant (1985)

Objetivo

Conocer el nivel de rendimiento psicomotor de niños y determinar el rendimiento normal o desfasado.

Destinatario

Niños entre 2 y 5 años.

Estructura

Consta de 52 ítems o tareas organizadas en tres subtests: motricidad, coordinación y lenguaje

Áreas evaluadas

Procesos Cognitivos/Psimotricidad

Motricidad

Motricidad fina

Coordinación dinámica global

Eficiencia motriz

Equilibrio

Coordinación manual

Control de movimientos finos

Coordinación visomotriz manual a nivel gráfico

Lenguaje

Conceptos de tamaño, cantidad, peso

Vocabulario: sustantivos, verbos, preposiciones

Seguimiento de instrucciones orales

Descripción

Sintaxis

Pensamiento

Completar analogía

Reconocimiento de absurdos

Ordenación temporal

Seriación

Norma

Estandarizada para Chile según edad.

El puntaje obtenido permite ubicar el rendimiento según puntaje T, tanto para el test total como para cada uno de los subtest. Se establece normalidad, riesgo y retraso.

Administración

Individual

Prueba manipulativa, verbal y de lápiz y papel.

Tiempo estimado entre 30 y 40 minutos, dependiendo de la edad del niño y la experiencia del examinador.

Materiales

Dos vasos plásticos, pelota de tenis, doce cubos de madera, estuche de genero con dos botones, aguja de lana con punta roma, hilo de volatín, tablero con tres pares de ojetillos perforados, cordón de zapato, lápiz grafito, 5 hojas blancas, tablero con cuatro barras pegadas y tres sueltas con tamaño decreciente, bolsa de genero rellena de arena, bolsa de genero rellena de esponja, tres cuadrados de papel (azul, amarillo y rojo), globo, 17 láminas, hoja de registro.

Fuente: Haessler, Margarita; Marchant, Teresa (1985); Test de Desarrollo Psicomotor - TEPSI; Santiago: Ediciones Universidad Católica de Chile (4°ed., 1992), 144 págs. Contiene: marco teórico y estandarización.

El TEPSI es una prueba de tamizaje que permite detectar si un niño se encuentra en el rango de normalidad o bajo ella en cuanto a su desarrollo psicomotor. Las autoras son psicólogas de la Pontificia Universidad Católica de Chile.




Fundamentación teórica: La elaboración del instrumento se basó en pruebas de desarrollo psicomotor derivadas del trabajo de Arnold Gesell, en especial el Denver Development Screening Test y la adaptación francesa de su trabajo por Odette Brunet e Irène Lézine (Haessler y Marchant, 1985:14). A través del estudio del comportamiento de niños se establece un inventario de conductas esperadas de acuerdo a la edad, el objetivo de las pruebas basadas en ese estudio es detectar retrasos en el desarrollo. El TEPSI selecciona tres áreas que juegan un papel fundamental en el desarrollo psíquico de los niños: la motricidad, la coordinación y el lenguaje. La motricidad se evalúa por su relación con el desarrollo psíquico temprano del niño, incluye el movimiento y control del cuerpo o partes del cuerpo y equilibrio. El concepto de coordinación se entiende como el contacto y manipulación de objetos, la percepción visomotriz, la representación de la acción, la imitación y la figuración gráfica, en este subtest se observa la motricidad fina, respuestas grafomotrices, control y coordinación de movimientos finos, percepción y representación. Finalmente el lenguaje se evalúa pues en él intervienen los procesos cognoscitivos, se mide el lenguaje expresivo y comprensivo, comprensión y ejecución de instrucciones, manejo de conceptos básicos, vocabulario, capacidad de describir y verbalizar.
Evaluación:

  1. Marco teórico: Si bien existe una clara ligazón entre motricidad y psiquismo, las características asignadas a esta relación difieren entre los teóricos. En un extremo se ubica la concepción que mediante la estimulación motriz se pueden llegar a resolver la mayoría de las dificultades que presente el niño en su desarrollo general, incluyendo el cognitivo; en el otro, “los estudios que indican que buena parte de los atributos humanos existen independientemente de la motricidad” (Vidal y Majón, 1992:365). Una postura intermedia consiste en reconocer la importancia de la psicomotricidad sin sobredimensionarla, y de esta manera reconocer la utilidad del instrumento en señalar las conductas logradas y no logradas por los sujetos evaluados. Otro elemento a tener en cuenta es la diferenciación entre habilidades motrices básicas (equilibrio, coordinación motora general, esquema corporal) más condicionadas por procesos madurativos y habilidades motrices complejas (eficiencia motriz y habilidades grafomotrices) susceptibles de mejora a través del entrenamiento, a la vez que son las más utilizadas en el ámbito escolar (Vidal y Majón, 1992: 364). Las funciones cognitivas del lenguaje y pensamiento se encuentran menos especificadas en el test.

  2. Administración: Precisa una examinador entrenado, que conozca y maneje con comodidad los múltiples materiales de la prueba. El test debe ejecutarse en forma completa a cada niño y en el orden designado. Se puede realizar una pausa entre subtests si el niño muestra cansancio.

  3. Interpretación: Solo contempla dos situaciones éxito o fracaso, 0 o 1 punto, lo cual simplifica la asignación de puntos. Los criterios de aprobación son detallados y se incluye una guía con ejemplos de puntuación de la reproducción de figuras geométricas. La interpretación es sencilla de realizar, pues se suman los puntos y se ubica el puntaje T, que indica normalidad, retraso o riesgo en el desarrollo psicomotor.

  4. Validación: El test tuvo una aplicación experimental en 1981 con una muestra de 144 niños. La segunda aplicación experimental consistió en una muestra de 540 sujetos, de las mismas edades de la región Metropolitana y Quinta Región. La muestra fue estratificada por edad (seis grupos de edad cubriendo periodos de seis meses), sexo (igual cantidad de varones y mujeres) y estrato socioeconómico (alto, medio y bajo), obteniendo de esta manera las normas. El puntaje bruto se traduce a puntaje T, tanto para el test total como para cada subtest.

  5. Presentación: El manual se encuentra publicado en forma de libro por Ediciones de la Universidad Católica de Chile. Excelente presentación y accesible. Se debe adquirir de forma independiente o elaborar los materiales concretos que acompañan la prueba.


El TEPSI es un instrumento útil para medir el desarrollo psicomotor del niño y en base a los resultados elaborar un plan de intervención. Se debe distinguir claramente los aspectos maduracionales y aquellos susceptibles de estimulación. Es el único instrumento de diseño y estandarización chilena que permite evaluar esa área. La principal desventaja radica en la cantidad de materiales concretos con los cuales se debe contar para administrar la prueba.


Tests ABC

Autor

Manoel Lourenço Filho (1928)

Objetivo

Evaluar el grado de madurez alcanzado por el niño para iniciar el aprendizaje de la lectura y escritura. Establecer un pronóstico en relación al tiempo que el niño podría demorar en la adquisición de la lectura y escritura. Organizar clases diferenciales para los niños inmaduros.

Destinatario

Niños que hayan terminado kinder o recién iniciado 1° básico

Estructura

Consta de 8 subtests: copia de figuras, memoria visual, copia de figuras en el aire, memoria auditiva, repetición de cuento, repetición de palabras complejas, recorte y prueba de punteo

Áreas evaluadas

Procesos Cognitivos/Funciones Básicas

Psicomotricidad

Coordinación visomotriz

Coordinación audiomotriz

Resistencia a la inversión en la copia de figuras

Fatigabilidad

Memoria y Atención

Memoria visomotriz

Memorización auditiva

Capacidad de atención dirigida




Lenguaje

Comprensión y memorización lingüística

Lenguaje expresivo

Vocabulario

Capacidad de pronunciación

Resistencia a la ecolalia

Criterio de Validación

No estandarizado para Chile. Cada prueba puede ser evaluada de 0 a 3 puntos, solo se toma el puntaje bruto. El puntaje total se relaciona con el tiempo que el niño demorará en aprender a escribir (siempre cuantitativo).

Administración

Individual. Requiere una habitación con mesa y silla para el niño.

Prueba que contiene tests de lápiz y papel, verbales y manipulativos.

Tiempo estimado 8 minutos.

Materiales

Hojas de papel blanco, lápiz mina, cronómetro, láminas del test, dos grecas, tijeras y un protocolo.

Fuente: Lourenço Filho, Manoel (1960); Tests ABC: Verificación de la madurez necesaria para el aprendizaje de la lectura y escritura, Buenos Aires: Kapelusz, (1°ed., 1937 - 6°ed. ampliada), 239 págs. Manual.

Lourenço Filho, Manoel; Fórmulas individuales para los tests ABC, Buenos Aires: Kapelusz, materiales completos



El profesor brasilero Manoel Lourenço Filho fue una influencia importante a principios de siglo XX en Latinoamérica. Los tests ABC, por él diseñados, fueron uno de los primeros instrumentos estandarizados que gozaron de gran difusión en América Latina, en especial en el Cono Sur; América Central y México (Filho, 1960:40).
Fundamentación teórica: Las propuestas teóricas de la época se basaban en los conceptos de edad mental y coeficiente intelectual, para explicar las dificultades en la adquisición de la lectura. Filho afirmó que el alto índice de repitencia de los niños en primero básico se debía a la inmadurez. El concepto de madurez se construye, siguiendo a Arnold Gesell, como la posibilidad de realizar conductas que son exigidas por ejercicios tendientes al aprendizaje de cierto comportamiento. Según este autor la lectura es un comportamiento global y dinámico que involucra varias fases (Filho, 1960:51-53):


  1. imitar la conducta de ver signos escritos o impresos para hablar,

  2. requiere una capacidad de discriminación visual de los signos gráficos; debido a que la visión de las formas es movimiento, también se requiere memorización visual, pronunciación, atención dirigida y resistencia a la fatiga

  3. para que la lectura adquiera significado es necesario vocabulario y comprensión

  4. en la última fase de la lectura se requieren los movimientos de fonación.

  5. Para la escritura se agrega la capacidad de coordinación visomotriz manual, que se observa en la copia de figuras y una mayor resistencia a la fatiga.


En síntesis “la base para el aprendizaje de la lectura es la capacidad de movimientos finos, delicados, ya sea de los ojos o ya de los órganos de fonación, por un lado; de otro, consiste en la capacidad de condicionarlos en conductas de lenguaje externo e interno. Estas capacidades no se presentan en el niño sino como resultado de maduración y están sujetas, como se ha visto, a condiciones neurológicas definidas” (Filho, 1960:52-53). Filho sustenta la hipótesis que los diferentes niveles de madurez explican los distintos desempeños en el aprendizaje de la lectoescritura. Por lo tanto, es necesario agrupar a los niños en grupos homogéneos de acuerdo a su nivel de madurez, tal es el fin principal de los tests ABC.
Evaluación:

  1. Marco teórico: El concepto de lectura al que hace referencia, corresponde a la época, pero es limitado al contrastarlo con las teorías actuales. No incorpora los procesos de comprensión lectora, la interacción del lector con el texto, las habilidades psicolingüísticas ni el acercamiento holístico al proceso de lectoescritura. A si mismo las pruebas predictivas del aprendizaje de la lectoescritura se han visto cuestionadas por enfoques que adjudican mayor peso a los estímulos ambientales y la interacción social.
1   2   3   4   5   6   7   8   9   10   ...   16

similar:

Manual para la iconManual de Procedimientos para la Gestión Integral de Residuos Hospitalarios...

Manual para la iconManual para padres

Manual para la iconUn manual para la ascensióN

Manual para la iconManual para la Vigilancia

Manual para la iconManual de apoyo para Distribuidores

Manual para la iconManual para el paciente y la familia

Manual para la iconManual para la Guía de Aprendizaje

Manual para la iconManual para alumnos de cursos fpo

Manual para la iconManual de procedimientos para la gestion integral

Manual para la iconManual para el alumno de probabilidad y estadística




Todos los derechos reservados. Copyright © 2019
contactos
b.se-todo.com