Red taes tb-vih/sida diplomado en tuberculosis, salud pública y la intervención enfermera




descargar 176.62 Kb.
títuloRed taes tb-vih/sida diplomado en tuberculosis, salud pública y la intervención enfermera
página3/4
fecha de publicación08.03.2016
tamaño176.62 Kb.
tipoDocumentos
b.se-todo.com > Documentos > Documentos
1   2   3   4

CAMINANDO A LA EXCELENCIA
INDICADORES

El término indicador deriva del latín indicare, que significa anunciar, apuntar o mostrar. Son números que al interpretarlos o darles un valor se convierten en información que puede ayudar a tomar decisiones, sobre todo si están diseñados detalladamente.

Los indicadores no debieran sobreestimarse, más bien deben ser considerados como información que permita tener un elemento de diagnóstico, ya que solos no proporcionan una información completa.

Lo que sí pueden hacer es cuantificar algunas acciones, simplificando la información y presentándola de tal modo que se vislumbre uno de los posibles panoramas de evaluación.

En “CAMINANDO A LA EXCELENCIA” los indicadores, diseñados de manera rigurosa y consciente, miden el desempeño de los programas; fueron validados y consensuados por expertos nacionales en vigilancia epidemiológica, laboratorio y promoción de la salud; por último, se acordaron con los líderes nacionales de los Programas, tomando en cuenta los objetivos antes presentados.

Los indicadores tienen una fuente de información formal, homogénea, confiable

Los indicadores tienen una fuente de información formal, homogénea, confiable y disponible para las entidades federativas, es decir, las fuentes son los sistemas convencionales de registro, tales como el Sistema de Información en Salud para Población Abierta (SISPA) y el Sistema Único de Información sobre Vigilancia Epidemiológica (SUIVE), entre otros.
Los indicadores permiten identificar las áreas de oportunidad para mejorar el desempeño de los diferentes programas de acción, y así contribuir al logro de mejores condiciones de salud para la población, es decir, permiten detectar puntos críticos, mostrando distintos aspectos de operación del programa, como: diagnóstico, curación o tratamiento, laboratorios, cobertura, calidad, impacto, productividad y proceso.

INDICADORES DE CAMINANDO A LA EXCELENCIA EN TUBERCULOSIS:
Cinco indicadores de información, cuatro sectoriales y uno de la Secretaría de Salud, los cuales se elaboran y difunden trimestralmente mediante el Boletín

CAMINANDO A LA EXCELENCIA”.

Objetivos

• Proporcionar las herramientas para la medición de las actividades que se realizan a nivel operativo.

• Verificar los logros y avances de las acciones operativas, reflejadas en los indicadores del Programa de Tuberculosis.

• Identificar la problemática y corregir desviaciones.

• Definir las oportunidades para lograr mayor impacto del Programa.
CINCO INDICADORES:
1. Cobertura de detección (sintomáticos respiratorios estudiados). Este indicador se basa en las actividades de detección que se realizan en las unidades de salud, es decir, en toda persona mayor de 15 años que tiene tos con expectoración o hemoptisis, sin importar el tiempo de evolución (sintomáticos respiratorios) y capaz de producir una muestra de esputo; la información se obtiene del SIS y se requiere disponer de las metas institucionales por mes y el total de baciloscopias realizadas de primera vez. En el caso de la Secretaría de Salud, la fuente del indicador es SIS y para el resto de las instituciones será de acuerdo a sus sistemas oficiales.

Este indicador es congruente con los estándares internacionales para la evaluación del

Programa, el valor esperado es de 90%.

El cumplimiento del indicador aportará 20 puntos del total del índice o menos según el valor alcanzado del indicador (por ejemplo, el cumplimiento de 50% de casos sintomáticos respiratorios detectados y estudiados en relación a los esperados, contribuye con 10 puntos del índice).

2. Diagnóstico oportuno (casos diagnosticados). Este indicador evalúa las actividades realizadas para el diagnóstico de casos nuevos de tuberculosis pulmonar que se realizan en las unidades de salud, se debe disponer de los casos diagnosticados y notificados en el SUIVE (Epi‐Morbi), así como de los casos esperados de acuerdo a las defunciones reportadas en el INEGI ocurridas en el año anterior, se debe considerar la razón de 8 casos por cada defunción, según estimaciones de la OMS. La fuente de este indicador es el INEGI y SUIVE (Epi‐morbi).

Congruente con los estándares internacionales para la evaluación del Programa, el valor esperado es de 90%. El cumplimiento del indicador aportará 15 puntos del total del índice o menos según el valor alcanzado del indicador (por ejemplo, el cumplimiento de 50% de casos diagnosticados en relación a los esperados, contribuye con 7.5 puntos del índice).

3. Curación (casos curados). Este indicador evalúa el impacto del Programa, se elabora obteniendo los casos nuevos de tuberculosis pulmonar curados al término de tratamiento, en relación con los casos que ingresaron a tratamiento con Bk positiva. La fuente para obtener esta información es el EPI‐TB.

Congruente con los estándares internacionales la curación de casos de tuberculosis no debe ser menor de 85% de casos que ingresan a tratamiento. El cumplimiento del indicador aportará 30 puntos del total del índice o menos según el valor alcanzado del indicador (por ejemplo, el cumplimiento de 50% de los casos curados al término del tratamiento, contribuye con 15 puntos del índice); se le asignó el porcentaje mayor debido a que éste es la meta del Programa y, por tanto, requiere tener mayor contribución.

4. Seguimiento adecuado (caso con 3 o más baciloscopias de control). El seguimiento de los pacientes se debe realizar acorde con la NOM‐006, que es mediante estudio del esputo (baciloscopia o Bk) cada mes; con el resultado obtenido se muestra la evolución bacteriológica del enfermo durante el tratamiento en los casos diagnosticados con Bk positiva. El indicador evalúa el haber realizado tres o más baciloscopias a cada paciente (con tres o más meses en tratamiento) entre el número de pacientes que ingresaron a tratamiento. La fuente de esta información es el EPI‐TB.

Congruente con los estándares internacionales, el valor esperado es de 90%.

El cumplimiento del indicador aportará 25 puntos del total del índice o menos según el valor alcanzado del indicador (por ejemplo, el cumplimiento de 50% de los casos con tres o más baciloscopias registradas durante el tratamiento, contribuye con 12.5 puntos del índice).

5. ductividad del laboratorio (porcentaje de laboratorios que realizan 7 o más baciloscopias por día). Este indicador evalúa la productividad de los laboratorios, para ello es necesario conocer el total de laboratorios registrados por el estado en la Red Nacional, el total de días hábiles, el número de baciloscopias procesadas (diagnóstico y control) y evaluar los que procesan 7 o más baciloscopias por día, según el periodo a evaluar. La fuente de información es SIS, por lo que este indicador es sólo de la Secretaría de Salud. El cumplimiento del indicador aportará 10 puntos del total del índice o menos según el valor alcanzado del indicador (por ejemplo, el cumplimiento de 50% de laboratorios que procesan 7 o más baciloscopias por día, contribuye con 5 puntos del índice).

Índice de evaluación

Con la aportación individual de cada indicador se construye el índice de desempeño; mediante la técnica de cuartiles se categoriza a cada uno de los estados de acuerdo a la escala siguiente:

80 y más = Sobresaliente

60 a 79 = Satisfactorio

40 a 59 = Mínimo

Menor de 40 = Precario
http://www.dgepi.salud.gob.mx/infoepi/CamExcelencia/Manual%20metodologico2007.pdf

8.  FUNCIONES ESENCIALES DE LA SALUD PÚBLICA

Documento OPS/OMS. Sesión del Comité Regional

Funciones Esenciales de Salud publica. Año 2000.
Proposito De La Iniciativa La Salud Pública En Las Américas
Mejorar las Prácticas Sociales en Salud Pública y fortalecer las capacidades de la Autoridad Sanitaria en Salud Pública, con base en la definición y medición de las Funciones Esenciales de Salud Pública (FESP)
ALCANCE DE LA INICIATIVA

  • Promover un concepto común de la salud pública y sus funciones esenciales

  • Evaluar el desempeño de la práctica de salud pública en las Américas

  • Definir y medir la práctica de las funciones esenciales de salud pública que son competencias de la autoridad sanitaria

  • Proponer un plan continental de acción

  • Construcción de entornos saludables y mejoramiento de las condiciones de vida

  • Desarrollo y fortalecimiento de una cultura de la vida y la salud

  • Generación de inteligencia en salud

  • Atención a las necesidades y demandas en salud

  • Garantía de la seguridad y calidad de bienes y servicios relacionados a la salud

  • Intervención sobre riesgos y daños colectivos a la salud


CONCEPTO

El concepto de salud pública en el que se basa la definición de las FESP (Funciones esenciales de la Salud Pública) es el de salud colectiva, tanto del Estado como de la sociedad civil, encaminada a proteger y mejorar la salud de las personas. Supone una noción que va más allá de las intervenciones poblacionales o comunitarias e incluye la responsabilidad de asegurar el acceso y la calidad de la atención de la salud. No está referido a la salud pública como disciplina académica, sino como una práctica social de naturaleza interdisciplinaria. La salud pública no es sinónimo de responsabilidad del Estado en materia de salud, ya que su quehacer va más allá de las tareas propias del Estado y no abarca todo lo que el Estado puede hacer en materia de salud,”
Las FESP son aquellos procesos y movimientos de la Sociedad y del Estado que constituyen condiciones sine qua non para el desarrollo integral de la salud y el logro del bienestar y, como tales, orientan y modulan la organización y el comportamiento de los campos, sectores y actores que componen una Sociedad dada”
6. FUNCIONES ESENCIALES DE SALUD PÚBLICA QUE HAN SIDO IDENTIFICADAS A FIN DE MEDIR SU DESEMPEÑO

A continuación se describen cada una de las 11 FESP que han sido identificadas como críticas para la práctica de la salud pública en los países de las Américas y que están contenidas en el instrumento de medición de su desempeño que ha sido desarrollado por la OPS.

El listado que sigue al título de cada una de ellas corresponde a los componentes que la integran y que son la base de la definición de estándares, indicadores, mediciones y submediciones actualmente en desarrollo.
1 Función esencial 1: Monitoreo y análisis de la situación de salud de la Población

– La evaluación actualizada de la situación y tendencias de salud del país y de sus determinantes, con especial énfasis en la identificación de desigualdades en los riesgos, en los daños y en el acceso a los servicios.

– La identificación de las necesidades de salud de la población, incluyendo la evaluación de los riesgos de salud y la demanda por servicios de salud.

– El manejo de las estadísticas vitales y la situación específica de grupos de especial interés o mayor riesgo.

– La generación de información útil para la evaluación del desempeño de los servicios de salud.

– La identificación de recursos extrasectoriales que aportan en promoción de la salud y mejoramiento de la calidad de vida.

– El desarrollo de tecnología, experiencia y métodos para el manejo, interpretación y comunicación de la información a los responsables de la salud pública (incluyendo actores extrasectoriales, proveedores y ciudadanos).

– La definición y el desarrollo de instancias de evaluación de la calidad de los datos recolectados y de su correcto análisis.
2 Función esencial 2: Vigilancia de salud pública, investigación y control de riesgos y daños en salud pública

– La capacidad para hacer investigación y vigilancia de brotes epidémicos y patrones de presentación de enfermedades transmisibles y no transmisibles, accidentes y exposición a sustancias tóxicas o agentes ambientales dañinos para la salud.

– La infraestructura de salud pública diseñada para conducir la realización de tamizajes poblacionales, pesquisa de casos e investigación epidemiológica en general.

– Laboratorios de salud pública, capaces de conducir tamizajes rápidos y de procesar un alto volumen de exámenes necesarios para la identificación y el control de amenazas emergentes para la salud.

– El desarrollo de programas activos de vigilancia epidemiológica y control de enfermedades infecciosas.

– La capacidad de conectarse con redes internacionales que permitan un mejor enfrentamiento de los problemas de salud de interés.

– La preparación de las autoridades sanitarias para activar una respuesta rápida, dirigida al control de problemas de salud o riesgos específicos.
3 Función esencial 3: Promoción de la salud

– Las acciones de promoción de la salud en la comunidad y el desarrollo de programas para reducir riesgos y daños a la salud que cuenten con una activa participación ciudadana.

– El fortalecimiento de la intersectorialidad con el fin de hacer más eficaces las acciones promocionales, especialmente aquellas que se dirigen al ámbito de la educación formal de jóvenes y niños.

– El refuerzo del poder de los ciudadanos para cambiar sus propios estilos de vida y ser parte activa del proceso dirigido a cambiar los hábitos de la comunidad y a exigir a las autoridades responsables la mejoría de las condiciones del entorno para facilitar el desarrollo de una “cultura de la salud”.

– La implementación de acciones dirigidas a que la ciudadanía conozca sus derechos en salud.

– La colaboración activa del personal de los servicios de salud en el desarrollo de programas educativos en escuelas, iglesias, lugares de trabajo y cualquier otro espacio de organización social relevante para entregar información sobre salud.
4 Función esencial 4: Participación social y refuerzo del poder de los ciudadanos en salud

– La facilitación de la participación de la comunidad organizada en programas de prevención, diagnóstico, tratamiento y rehabilitación de la salud.

– El fortalecimiento de la construcción de alianzas intersectoriales con la sociedad civil que permitan utilizar todo el capital humano y los recursos materiales disponibles para el mejoramiento del estado de salud de la población y la promoción de ambientes que favorezcan la vida saludable.

– El apoyo en tecnología y experiencia en la constitución de redes y alianzas con la sociedad organizada en la promoción de la salud.

– La identificación de los recursos comunitarios que colaboren en las acciones de promoción y en la mejoría de la calidad de vida, reforzando su poder y capacidad de influir en las decisiones que afecten su salud y su acceso a servicios adecuados de salud pública.

– La información y la abogacía ante las autoridades gubernamentales en materia de prioridades de salud, en particular con relación a aquellas cuyo enfrentamiento depende de mejorías de otros aspectos del nivel de vida.
5 Función esencial 5: Desarrollo de políticas, planes y capacidad de gestión queapoyen los esfuerzos en salud pública y contribuyan a la rectoría sanitaria nacional

– El desarrollo de decisiones políticas en salud pública a través de un proceso participativo en todos los niveles que resulte coherente con el contexto político y económico en que estas se desarrollan.

– La planificación estratégica a escala nacional y apoyo a la planificación en los niveles subnacionales.

– La definición y perfeccionamiento de los objetivos de salud pública, los que deben ser mensurables, como parte de las estrategias de mejoramiento continuo de la calidad.

– La evaluación del sistema de atención de salud para la definición de una política nacional que resguarde la entrega de servicios de salud con enfoque poblacional.

– El desarrollo de códigos, regulaciones y leyes que guíen la práctica de la salud pública.

– La definición de los objetivos nacionales de salud pública para apoyar el papel de rectoría del Ministerio de Salud o su equivalente, en lo que respecta a la definición de los objetivos y prioridades para el conjunto del sistema de salud.

- La gestión de salud pública, en cuanto al proceso de construcción, implantación y evaluación de iniciativas organizadas diseñadas para enfrentar problemas de salud poblacionales.

- El desarrollo de competencias para la toma de decisiones basada en evidencias e incorporando gestión de recursos, capacidad de liderazgo y comunicación eficaz.

- El desempeño de calidad del sistema de salud pública, en cuanto a resultados de la gestión exitosa, demostrables a proveedores y usuarios de tales servicios.
1   2   3   4

similar:

Red taes tb-vih/sida diplomado en tuberculosis, salud pública y la intervención enfermera iconIntervencióN “cumplimiento del acuerdo 143 de 2005” (vih/sida)

Red taes tb-vih/sida diplomado en tuberculosis, salud pública y la intervención enfermera iconIntervención “Gestión de la Red Pública Hospitalaria de Bogotá”

Red taes tb-vih/sida diplomado en tuberculosis, salud pública y la intervención enfermera iconDerecho a la salud y especial proteccion de personas portadoras del vih/sida

Red taes tb-vih/sida diplomado en tuberculosis, salud pública y la intervención enfermera iconDoctorado en Salud Pública. Diplomado en Promoción de la Salud

Red taes tb-vih/sida diplomado en tuberculosis, salud pública y la intervención enfermera iconDoctorado en Salud Pública. Diplomado en Promoción de la Salud

Red taes tb-vih/sida diplomado en tuberculosis, salud pública y la intervención enfermera iconDiplomado La ciguatera un riesgo potencial para la salud pública en el Caribe

Red taes tb-vih/sida diplomado en tuberculosis, salud pública y la intervención enfermera iconCon la persona. Enfermera como consejera experta. Diferenciación...

Red taes tb-vih/sida diplomado en tuberculosis, salud pública y la intervención enfermera iconNuevos retos en vih/sida

Red taes tb-vih/sida diplomado en tuberculosis, salud pública y la intervención enfermera icon“ orientación sobre vih y sida en la educación básica”

Red taes tb-vih/sida diplomado en tuberculosis, salud pública y la intervención enfermera iconExplicación de las paradojas del vih/sida en Términos de Disbiosis Intestinal




Todos los derechos reservados. Copyright © 2019
contactos
b.se-todo.com