Haciendo y deshaciendo género y tic en los procesos de autoinclusión de las mujeres en las tic. Implicaciones para el cambio social




descargar 78.61 Kb.
títuloHaciendo y deshaciendo género y tic en los procesos de autoinclusión de las mujeres en las tic. Implicaciones para el cambio social
página3/3
fecha de publicación11.03.2016
tamaño78.61 Kb.
tipoDocumentos
b.se-todo.com > Documentos > Documentos
1   2   3

Conclusiones

La Investigación Feminista de la Tecnología se ha aproximado al género desde diversas concepciones y corrientes. Aunque conceptualizar el género y la tecnología es crucial, la preocupación básica de la investigación ha sido el análisis de la relación género y tecnología. Actualmente, la relación entre género y tecnología ha dejado de entenderse de manera determinista, para entender que el género y la tecnología se convierten en mutuamente constitutivos, es decir causa y efecto a la vez, en un proceso de co-construcción mutable, fluido, dinámico, performativo y en interacción en que se va haciendo y deshaciendo género, pero también tecnología y su relación. De este modo, consideran que tanto el género como la tecnología pueden no ser algo prefijado, sino dinámico y cambiante en el tiempo y espacios, que se van haciendo y deshaciendo, de modo que es posible reconocer y abrir nuevas posibilidades para el cambio y la transformación a través de la política feminista.

Como he expuesto, me he situado en esas corrientes más actuales y he entendido que se va haciendo género en aquellas situaciones que tienen la diferencia entre géneros o el binarismo de género como resultante y / o finalidad. De otra forma, he entendido que se va deshaciendo el género en aquellas situaciones en que el género se hace diferente, es decir implica una ruptura con los binarismos y / o la heteronormatividad, produciendo una generización diferente a la esperada como mujer y / o a la dualidad binaria de género, incluso una degenerización. Respecto a las TIC, por un lado, se van haciendo cuando la concepción de las TIC se asocia a los artefactos ya los estudios, ocupaciones y sectores tradicionalmente considerados tecnológicos. Por otra parte, las TIC se van deshaciendo, cuando las TIC se hibridan con otros aspectos y ámbitos no tradicionalmente asociados a la tecnología.

Sobre todo, he mostrado cómo se da esta relación género y TIC, mostrando que es mucho más compleja de lo que se puede pensar a priori. El análisis de los discursos sobre la práctica TIC de las participantes ha mostrado como géneros y TIC se iban haciendo y deshaciendo mutuamente generando una multiplicación combinada de acciones performativas del género y las TIC, situadas, cambiantes y, a veces, incluso contradictorias. Además de esto, también he expuesto que los géneros se podían ir haciendo y deshaciendo paralelamente en una misma situación. Incluso, que se podían ir haciendo y deshaciendo de una forma cambiante en una misma trayectoria de vida y que, además, ocurría de una forma similar con las TIC.

De esta manera, una de las cuestiones más interesantes que emerge del análisis es que lo que se presentaba como inexplicable, paradójico y casi imposible ante una lógica de identidades de género prefijadas, esenciales y binarias, tomaba sentido cuando lo abría a la desestabilización de las identidades de género, y así, a la performatividad y fluidez del género, y también, de las TIC. De acuerdo con ello las tecnólogas participantes ni hacían de hombres hegemónicos ni de mujeres enfatizadas, sino que, sobre todo, iban haciendo y deshaciendo género interactuando y en relación al contexto de forma fluida, en un continuo de género. En este sentido, engordaban las posiciones intermedias en un género entendido como un continuo y que les permitía moverse en fluidez por las diferentes situaciones específicas expuestas. Concebir el género como construido y fluido implica que de una forma similar puede ocurrir entre los hombres, como han evidenciado los discursos de las participantes, de manera que este situacionamiento entre géneros tomaba fuerza. Del mismo modo, ocurre con las TIC si su práctica se entiende como una continuo. Así, a priori, ni afectan positiva ni negativamente a las mujeres, sino que se van haciendo y deshaciendo TIC en relación al género y es en este ir haciendo y deshaciendo que podrían ser más o menos transformadoras. La transformación es posible, por un lado, si se descarta una concepción esencial e inmutable de mujer y una concepción binaria y heteronormativa del género fija y / o sólo determinada por el contexto. Por otra parte, si se acepta la importancia de la agencia, en relación al entorno en constante interacción, que es cambiante. Y finalmente, si lo mismo ocurre respecto a las TIC.

Así pues, en este proceso de ir deshaciendo y haciendo género y TIC, sobre todo si se enfatiza una práctica TIC reflexiva y alejada de los binarismos sobre la relación género y TIC, las mujeres pueden contribuir a contestar y a transformar las concepciones y relaciones de género actuales. Pero también, y a la vez, en relación con las mismas TIC, rompiendo así el predominio de la masculinidad hegemónica asociada con las TIC. De esta manera se puede producir un proceso de acomodación de las mujeres en las TIC, en que tal como dice la palabra, las mujeres más que integrarse en las TIC, se podrían acomodar. O sea, se irían desplazando de la mujer esencialmente considerada, pero también se irían desplazando de la práctica TIC tradicional sin producir un movimiento de péndulo. Así, se situarían de forma fluida, en posiciones intermedias del continuo de género, pero también de las TIC que implicarían que ellas mismas irían haciendo cambios, pero que también forzarían cambios en sus entornos y en las mismas definiciones de la tecnología.

Así pues, es necesario que tanto la investigación como las medidas que se diseñen para mejorar la relación género y tecnologías vayan más allá de la preocupación cuantitativa y se adentren en estas cuestiones cualitativas. Con ello, es necesario que reconozcan la heterogeneidad del género y las TIC, además de su práctica cambiante, fluida y situada. Todo ello, justamente, para facilitar que el proceso de autoinclusión de las mujeres en las TIC exprese el carácter mutuamente constitutivo del género y las TIC y así, se encamine hacia un proceso de acomodación de tipo transformador.

Anotaciones:

POR FAVOR NO PUBLICAR


Referencias Bibliográficas
Alsina, P. (2007). Arte, ciencia y tecnología. Barcelona: Editorial UOC.

Beauvoir, S. (1949). The second sex. Vintage Books edition (1989). New York: Vintage Books.

Buechley, L. & Mako, B. (2010). “LilyPad in the Wild: How Hardware’s Long Tail is Supporting New Engineering and Design Communities”. Proceedings of the 8th ACM Conference on Designing Interactive Systems, 199-207.

Butler, J. (1990). Gender Trouble. Feminism and the subversion of identity. Routledge. New York.

Butler, J. (2004). Undoing Gender. Routledge. New York.

Cohoon, J. M. &Aspray W. (Ed.) (2006). Women and Information Technology: Research on Under-Representation. MIT Press

Castaño, C. (Dir.) (2008). La segunda brecha digital. Madrid: Cátedra ediciones.

Castaño, C., González, A., Müller, J., Palmén, R., Rodríguez, A., Sáinz, M., Vázquez, S. & Vergés, N. (2011). Quiero ser informátic@.  Barcelona: Editorial UOC.

Cockburn, C. (1999). “Caught in the Wheels: the high cost of being a female cog in the male machinery of engineering”. En Mackenzie, D. & Wajcman, J. The Social Shaping of Technology, 126-134. Philadelphia: Open University Press.

Connel, R.W. & Messerschmidt, J. W. (2005). “Hegemonic Masculinity: Rethinking the Concept”. Gender and Society. 19(6), 829-859.

Corbin, J. & Strauss, A. (2008). Basics of Qualitative Research (3rd Ed.). London: Sage Publications.

Cukier W., Shortt, D. & Devine, I. (2001). “Gender and Information Technology: Implications of Definitions”. Journal of Information Systems Education, 13(1), 7-15.

Deutsch, F. M. (2007). Undoing gender. Gender and Society, 21(1), 106-127

Edmunds, H. (1999). The focus Group Research Handbook. New York: Mc Graw-Hill Professional.

Faulkner, W. & Lie, M. (2007). “Gender in the Information Society: Strategies of Inclusion”. Gender Technology and Development, 11(2), 157-177.

Faulkner, W. (2009). Doing gender in engineering workplace cultures. II. Gender in/authenticity and the in/visibility paradox. Engineering Studies. 1(3), 169-189

Fernandez, M., Wilding, F. & Wright, M. (Ed.) (2002). Domain Errors! Cyberfeminist practices. New York. Autonomedia.

Fernstermaker, S. & West, C. (2002). Doing gender, doing difference: Inequality, power and institutional change. New York: Routledge.

Flick, U. (2006). An Introduction to qualitative research (3rd Ed.). London: Sage Publications

Gill, R. ; Grill, K. (1995). The Gender-Technology Relation: Contemporary Theory and Research. London: Taylor and Francis.

Glover, J. & Guerrier, Y. (2010). “Women in Hybrid Roles in IT Employment: A Return to “Nimble Fingers”?”. Journal of Technology Management and Innovation, 5(1), 85-94.

Gutek, B. A. (2001). “Working environments”. A J. Worell (Ed.) Encyclopedia of Women and Gender, 2, 1191-1204. New York: Academic Press.

Griffin, S. (1984). Woman and Nature: The Roaring Inside Her. London. The Women’s press.

Haraway, D. (1985). “A Manifesto for Cyborgs: science, technology, and socialist feminisme in the 1980s”. Socialist Review, 80, 65-108

Haraway, D. (1988). Situated Knowledges: The Science Question in Feminism and the Privilege of Partial Perspective. Feminist Studies. 14(3), 575-599.

Haraway, D. (1991). Simians, Cyborgs and Women. Nova York: Routledge.

Harding, S. (2008). Sciences from Below. Feminisms, Postcolonialisms and modernities. London: Duke University Press

Hess, D. J. (2007). Alternative pathways in science and industry, activism, innovation and the environment in an era of globalization. Massachusetts: The MIT Press.

Shiva, V. (1998) La praxis del ecofeminismo: biotecnología, consumo y reproducción; Editorial Icaria

Kelan, E. K. (2009). Performing Gender at Work. New York. Palgrave Mcmillan.

Kvande, E. (1999). “In the Belly of the Beast: Constructing Feminities in Engineering organizations”. The European Journal of Women’s Studies, 6(3), 305-328

Landström, C. (2007). “Queering feminist technology studies”. Feminist Theory, 8(7), 7-26.

Lerman, N., Oldenziel, R. & Mohun, A. (Ed.) (2003). Gender and Technology. A reader. Baltimore: John Hopkins University press.

Malloy, J. (2003). Women, Art & Technology. Massachusetts: MIT Press

Martin, P. Y. (2003). “Said and Done Versus Saying and Doing: Gendering Practices, Practicing gender at work”. Gender and Society, 17, 342-366.

Martin, P. Y. (2006). “Practicing gender at work: Further Thoughts on Reflexivity”. Gender, Work and Organization. 13(3), 254-276.

OCDE (2010). Information Technology Outlook. OECD Publishing.

Olesen, V. L (2000). “Feminisms and Qualitative Research At and Into the Millennium”. En Denzin, N. K. & Lincoln, Y. S. Handbook of qualitative research (2nd Ed.), 235-278. London: Sage Publications.

Paul, C. (2003). Digital Art. London: Thames and Hudson world of art.

Phipps, A. (2007). “Re-inscribing gender binaries: Deconstructing the dominant discourse around women’s equality in science, engineering and technology”. The sociological Review, 55(4), 768-787.

Plant, S. (1997). Zeros + Ones. Digital women + the new technoculture. New York: Doubleday.

Preciado, B. (2002). Manifiesto Contra Sexual. Prácticas Subversivas de la Identidad sexual. Madrid: Opera Prima Pensamiento.

Saldaña, J. (2009). The coding manual for qualitative researchers. London: Sage Publications.

Scott-Dixon, K. (2004). Doing IT. Women working in Information Technology. Toronto: Sumach Press.

Shiva, V. (1998). La praxis del ecofeminismo: biotecnología, consumo y reproducción. Barcelona: Editorial Icaria.

Sorensen, K.H. (2002). “Love, Duty and the S-curve: An Overview of Some Current Literature on Gender and ICT”. 1–36, SIGIS. Deliverable Number: D02_Part 1.

Spender, D (1985) Man made language. London. Routledge.

Stone, S. (1991). “The Empire Strikes Back: A postransexual Manifesto”. En Hopkins, P.(Ed.) (1998). Sex/Machine. Readings in Culture, Gender and Technology. Indiana: Indiana University press.

Trauth, E.M. (2011). “What Can We Learn from Gender Research? Seven Lessons for Business Research Methods”. Electronic Journal of Business Research Methods, 9, 1, 1-9.

Vergés, N. Cruells, E. & Hache, A. (2009). “Viejos Retos y Nuevas potencialidades para las mujeres en la participación del desarrollo de la sociedad de la información”. Revista Feminismo/s, 14, 163-182

Vergés, N (2012). Gènere i TIC: el procés d’autoinclusió de les dones en les TIC. Una aproximació des de les tecnòlogues artístiques i les tecnòlogues informàtiques. In3-UOC. Tesi doctoral disponible en: http://hdl.handle.net/10803/84095

Vergés, N. (2012). “De la exclusión a la autoinclusión de las mujeres en las TIC. Motivaciones, posibilitadores y mecanismos de autoinclusión”. Athenea digital, 12 (3), 129-150.

Von Hellens, L. A., Nielsen, S. H. & Trauth, E. M (2001). “Breaking and Entering the Male Domain. Women In the IT Industry”. Proceedings of the 2001 ACM SIGCPR conference on Computer personnel research SIGCPR 01. ACM Press, 116-120

Wajcman, J. (1991). Feminism confronts technology. Pennsylvania:The Pennsylvania State University Press.

Wajcman, J. (2010). “Feminist Theories of Technology”. Cambridge Journal of Economics, 34(1), 143-152.

Wajcman, J. (2004). Technofeminism. Polity Press. UK.

West, C. & Zimmerman, D. (1987). “Doing Gender. Gender and Society”. 1(2), 125-151

Wilson, S. (2002). Information Arts. Intersections of Art, Science and Technology. London: The Mit Press
1   2   3

similar:

Haciendo y deshaciendo género y tic en los procesos de autoinclusión de las mujeres en las tic. Implicaciones para el cambio social icon¿Qué utilidad le dan a las tic’s que poseen en sus hogares, los habitantes...

Haciendo y deshaciendo género y tic en los procesos de autoinclusión de las mujeres en las tic. Implicaciones para el cambio social iconClaves para integrar las tic en la escuela

Haciendo y deshaciendo género y tic en los procesos de autoinclusión de las mujeres en las tic. Implicaciones para el cambio social iconResumen En el estudio de las emociones las aportaciones científicas...

Haciendo y deshaciendo género y tic en los procesos de autoinclusión de las mujeres en las tic. Implicaciones para el cambio social iconEl uso de las tic en el área médica

Haciendo y deshaciendo género y tic en los procesos de autoinclusión de las mujeres en las tic. Implicaciones para el cambio social iconResumen : Las tecnologías de la información y la comunicación -tic-...

Haciendo y deshaciendo género y tic en los procesos de autoinclusión de las mujeres en las tic. Implicaciones para el cambio social iconPrograma Bogotá Humana con igualdad de oportunidades y equidad de género para las mujeres

Haciendo y deshaciendo género y tic en los procesos de autoinclusión de las mujeres en las tic. Implicaciones para el cambio social iconElectiva I módulo: diseño instruccional en las tic
«Debemos actualizar la instrucción científica de los profesores», «Ha recibido una sólida instrucción»

Haciendo y deshaciendo género y tic en los procesos de autoinclusión de las mujeres en las tic. Implicaciones para el cambio social iconLas manecillas del reloj marcan la hora: tic, tac, tac. ¡Hora de...

Haciendo y deshaciendo género y tic en los procesos de autoinclusión de las mujeres en las tic. Implicaciones para el cambio social iconResumen La Escuela Colombiana de Carreras Industriales -ecci-, desde...

Haciendo y deshaciendo género y tic en los procesos de autoinclusión de las mujeres en las tic. Implicaciones para el cambio social iconLos ovarios de las mujeres indias envejecen antes que los de las mujeres caucásicas




Todos los derechos reservados. Copyright © 2019
contactos
b.se-todo.com