6. ¿QUÉ, CÓmo y cuándo evaluamos?




descargar 259.03 Kb.
título6. ¿QUÉ, CÓmo y cuándo evaluamos?
página1/6
fecha de publicación02.08.2016
tamaño259.03 Kb.
tipoDocumentos
b.se-todo.com > Documentos > Documentos
  1   2   3   4   5   6
PROYECTO CURRICULAR QUÉ IDEA


2 º CICLO DE EDUCACIÓN INFANTIL


ÍNDICE
1. PRESENTACIÓN.
2. ¿A QUIÉN EDUCAMOS?

2.1. Características del alumnado del segundo ciclo de la etapa:

2.1.1. Niños y niñas de tres a cuatro años.

2.1.2. Niños y niñas de cuatro a cinco años.

2.1.3. Niños y niñas de cinco a seis años.
3. ¿PARA QUÉ EDUCAMOS?

3.1. Objetivos de la etapa.

3.2. Las áreas en el segundo ciclo de Educación Infantil.

3.2.1. Conocimiento de sí mismo y autonomía personal.

3.2.2. Conocimiento del entorno.

3.2.3. Lenguaje: comunicación y representación.

3.3. Criterios para la organización de los contenidos.
4. ¿CÓMO ENSEÑAMOS?

4.1. Diseño del espacio escolar.

4.2. Materiales para la organización del aula.

4.3. Período de adaptación.

4.4. El tránsito a la Educación Primaria.

4.5. Importancia del cuento.

4.6. Importancia de la fantasía y la creatividad.

4.7. Importancia de los juegos y de las actividades.

4.8. Tipos de actividades.

4.9. La participación de las madres y de los padres.

4.10. Atención a la diversidad.

4.11. Educación emocional.

4.12. El desarrollo de las competencias básicas.
5. ¿QUÉ ENSEÑAMOS?
5.1. Objetivos del segundo ciclo de Educación Infantil.

5.2. Contenidos del segundo ciclo de Educación Infantil.
6. ¿QUÉ, CÓMO Y CUÁNDO EVALUAMOS?
6.1. Criterios de evaluación del segundo ciclo de Educación Infantil.

1. PRESENTACIÓN
La Ley Orgánica 2/2006, de 3 de mayo, de Educación promueve un apreciable grado de autonomía organizativa y curricular en los centros, hasta el punto de que sus equipos directivos y docentes, así como el Consejo Escolar, constituyen el penúltimo escalón de concreción del diseño curricular —del que el último sería la programación de aula.
Anaya Educación, consciente de esa responsabilidad otorgada a los centros educativos, pone a disposición de estos el Proyecto Curricular, documento básico en el que están recogidos no solo los principios fundamentales de la política educativa vigente, sino también las directrices metodológicas para ayudar al profesorado a desarrollar una enseñanza de calidad.
El Proyecto Curricular inspira las orientaciones que han guiado en la redacción de las propuestas didácticas y unidades didácticas para cada área de conocimiento: conocimiento de sí mismo y autonomía personal, conocimiento del entorno, y lenguajes: comunicación y representación. Dichas áreas se entienden como ámbitos de actuación, espacios de aprendizajes de todo orden, que contribuirán al desarrollo de niñas y niños, y propiciarán su aproximación a la interpretación del mundo facilitando su participación activa en él; así adquiere una relevancia especial para una correcta aproximación al mundo la participación y colaboración con las familias.
En esta época de cambios en la sociedad, Anaya Educación es consciente de la importancia de la Educación Infantil como punto de partida que seguirá proyectándose en posteriores etapas educativas contribuyendo a favorecer la óptima integración de niños y niñas en el sistema educativo como agentes de proceso dinámico. Por lo que es en los centros y en las aulas donde se aplicarán sugerencias, teorías y orientaciones que habrán sido validadas en ellas mismas, siendo el profesorado de los centros los verdaderos agentes del cambio educativo.
La experiencia pedagógica de los equipos docentes, en la intervención educativa con los más pequeños, ha demostrado la eficacia y el enriquecimiento que supone para los niños y las niñas la utilización de materiales curriculares de calidad diseñados desde un enfoque abierto, globalizador, significativo y lúdico que integre las características propias de la etapa, con especial atención a la diversidad cultural que actualmente se contempla en la convivencia de nuestra sociedad (lengua, religión, costumbres, patrimonio artístico...).
Anaya Educación asume el reto de prestar el mejor servicio a la comunidad educativa y, por ello, pone a su disposición el presente Proyecto Curricular, cuya finalidad es ayudar a los equipos docentes que imparten Educación Infantil a responder a las siguientes preguntas:
¿A quién educamos?

¿Para qué educamos?

¿Cómo enseñamos?

¿Qué y cuándo enseñamos?

2. ¿A QUIÉN EDUCAMOS?
2.1. Características del alumnado del segundo ciclo de la etapa
Entre los tres y los seis años, el niño experimenta una considerable evolución. Comienza este segundo ciclo de la Educación Infantil con un precario control de su propio cuerpo, una socialización y una capacidad de comunicación limitadas y un mundo afectivo incipiente. A los seis años, el niño tiene ya un considerable dominio del espacio, un interés por relacionarse con los demás y un universo afectivo más amplio y rico en experiencias. A lo largo de este ciclo empieza a comprender el ambiente inmediato y a manejarse en nuevas situaciones. El juego, la experimentación y la realización de actividades de carácter globalizado parecen un medio eficaz para conseguirlo.
Las peculiaridades más relevantes de los alumnos y las alumnas de estas edades, que van a condicionar de forma decisiva la intervención docente en el aula, son las siguientes:
2.1.1. Niños y niñas de tres a cuatro años
Centran su actividad en los juegos motores, cantan, bailan y escuchan música. Son niños que realizan movimientos gruesos y finos: hacen continuos desplazamientos, suben escaleras, saltan, cogen una pelota grande con las dos manos, caminan de puntillas, hacen puzles, construyen torres de más de quince piezas, chutan al balón, controlan la marcha perfectamente en su inicio y frenada, aunque todavía no controlan mucho los giros.
Se interesan por conocer su propio cuerpo y el de los demás: observan su imagen en el espejo y disfrutan disfrazándose y pintándose. También son capaces de descubrir qué parte de la figura humana está incompleta, completarla e identificarse como niño o niña.
Continúan trabajando en consolidar logros en el ámbito de la higiene y cuidado personal, utilizan los cubiertos para comer, se visten y se desvisten con ayuda, etc.
Muestran sus primeras estrategias de inserción social: les gusta participar en actividades grupales, saludan a personas que conocen, prestan atención a las demandas de los adultos, al inicio de la etapa juegan junto con otros niños y niñas, y poco a poco juegan con ellos/as y empiezan a compartir los juguetes. Siguen reglas básicas de utilización de objetos y espacios imitando lo que hacen otros.
2.1.2. Niños y niñas de cuatro a cinco años
Centran su interés en la realización de movimientos cada vez más precisos como caminar sobre una línea en equilibrio, recortar y pegar cosas sencillas, bajar escalones con alternancia de los pies, pedalear en un triciclo, etc.
Se sirven de los juegos simbólicos como recurso natural de expresión y representación de situaciones cotidianas que viven y les preocupan. Se caracterizan con cualquier objeto cotidiano para simular acciones que viven.
Hablan en voz alta continuamente para regular sus acciones. Dibujan la figura humana con sus partes básicas (cabeza, tronco y extremidades), se dibujan a sí mismos en situaciones habituales (en casa, en el colegio).
Continúan trabajando con creciente autonomía en el cuidado personal e higiene. Van al baño solos, colaboran en la limpieza y recogida (del aula y del hogar) tanto con los adultos como con los compañeros y compañeras.
Su comportamiento social es cada vez más adaptado: piden permiso para usar los juguetes y objetos de uso colectivo, piden ayuda cuando tienen dificultades, participan en conversaciones colectivas, piden por favor y dan las gracias. Hablan continuamente y buscan la aprobación del adulto intentando agradarle repitiendo lo que él dice y haciéndole continuas preguntas.
2.1.3. Niños y niñas de cinco a seis años
Estos niños y niñas poseen las siguientes características:
Consolidan los logros que han alcanzado en su cuidado personal. Se sienten cada vez más seguros en sus habilidades motrices: trepan por escaleras, se columpian, saltan escalones, saltan a la pata coja, patinan. En motricidad fina recortan figuras sin desviarse de la silueta, trazan números y letras, etc.
Se interesan por los cuentos y carteles y lo que pone en ellos, expresan sus preferencias en los cuentos. Se inician en la lectoescritura, pudiendo leer palabras y oraciones con o sin ayuda de pictogramas. Escriben su nombre, letras, palabras, oraciones sencillas. Descubren el ritmo y la rima de algunos textos.
Inventan historias fantásticas y les gusta que se las cuenten; disfrutan hablando con los demás contando lo que han hecho; cuentan cuentos y chistes sencillos; definen palabras y preguntan las que no comprenden; hablan de cosas no presentes claramente (lo que han hecho en el colegio, a qué jugarán con los primos).
En cuanto al comportamiento social, participan en conversaciones colectivas respetando normas básicas y pueden verbalizar y explicar a los demás las reglas del juego o cómo realizar una actividad; son capaces de pertenecer a un grupo estable de juego, colaborar en la consecución de un objetivo común. Escogen a sus amigos y amigas con los que cada vez disfrutan más compartiendo sus juegos, interesándose por aprender distintos juegos sociales y de reglas.
3. ¿PARA QUÉ EDUCAMOS?
La Educación Infantil constituye una etapa educativa con identidad propia. Por ello, la nueva ordenación educativa surgida a partir de la Ley Orgánica 2/2006, de 3 de mayo, establece los principios generales, los objetivos y los principios pedagógicos referidos al conjunto de la etapa.
Esta etapa tiene carácter voluntario y su finalidad es la de contribuir al desarrollo físico, afectivo, social e intelectual de los niños y niñas desde el nacimiento hasta los seis años de edad.
La Educación Infantil se ordena en dos ciclos. El primero comprende hasta los tres años, y el segundo, desde los tres a los seis años de edad. En ambos ciclos se atenderá progresivamente al desarrollo afectivo, al movimiento y los hábitos de control corporal, a las manifestaciones de la comunicación y del lenguaje, a las pautas elementales de convivencia y relación social, así como al descubrimiento de las características físicas y sociales del medio en el que viven. Asimismo, se facilitará que niñas y niños elaboren una imagen de sí mismos positiva y equilibrada, y adquieran una adecuada autonomía personal.
La LOE establece también como principio general la estrecha cooperación entre padres y madres con los centros de Educación Infantil, con el fin de conseguir la mayor cohesión y unidad de criterio en la educación de sus hijos y establecer mecanismos para favorecer la participación en su proceso educativo.
Los contenidos educativos de la Educación Infantil se organizarán en áreas correspondientes a ámbitos propios de la experiencia y del desarrollo infantil y se abordarán por medio de actividades globalizadas que tengan interés y significado para los niños.
Las Administraciones educativas serán las encargadas de fomentar una primera aproximación a la lengua extranjera en los aprendizajes del segundo ciclo de la Educación Infantil, especialmente en el último año. Asimismo, fomentarán una primera aproximación a la lectura y a la escritura, así como experiencias de iniciación temprana en habilidades numéricas básicas, en las tecnologías de la información y la comunicación y en la expresión artística, visual y musical.
Los métodos de trabajo en ambos ciclos se basarán en las experiencias, las actividades y el juego, y se aplicarán en un ambiente de afecto y confianza, para potenciar su autoestima e integración social.
3.1. Objetivos de etapa
Los objetivos establecen las capacidades que los niños y las niñas deben conseguir al finalizar el proceso educativo, refiriéndose, como mínimo, a cinco grandes tipos de capacidades humanas: cognitivas o intelectuales, psicomotrices, afectivas, de relación interpersonal y de actuación e inserción social. Para su mejor organización, administración, definición y ajuste a la realidad educativa, están estructurados en diferentes niveles, desde los más generales (etapas, ciclos y áreas) a los más específicos (terminales o didácticos).
Los objetivos de etapa de los que parte este Proyecto Curricular son los que establece la Ley Orgánica de Educación, y contribuirán a desarrollar las capacidades que les permitan:
a) Conocer el cuerpo y el de los otros, las propias posibilidades de acción respetando las diferencias con sus iguales.

b) Observar e investigar su entorno familiar, natural y social.

c) Alcanzar progresivamente autonomía en sus actividades de la vida cotidiana.

d) Desarrollar sus capacidades afectivas.

e) Relacionarse con los demás y adquirir progresivamente normas básicas de convivencia y relación social, así como ejercitarse en la resolución de conflictos de un modo constructivo.

f) Desarrollar habilidades comunicativas en diferentes lenguajes y formas de expresión.

g) Iniciarse en las habilidades lógico-matemáticas, en la lecto-escritura y perfeccionar el movimiento, el gesto y el ritmo.
3.2. Las áreas en el segundo ciclo de Educación Infantil
1. Los contenidos educativos de la Educación infantil se organizarán en las siguientes áreas:

Conocimiento de sí mismo y autonomía personal.

Conocimiento del entorno.

Lenguajes: comunicación y representación.
2. Estas áreas deben entenderse como ámbitos propios de la experiencia y el desarrollo infantil y del aprendizaje de actitudes, procedimientos y conceptos, que contribuirán al desarrollo infantil y propiciarán una aproximación a la interpretación de su entorno y a la atribución de significados participando activamente en él.
3. Los contenidos de la Educación Infantil se abordarán por medio de propuestas integradas que tengan interés y sean significativas.
4. En el primer ciclo se atenderá a la adquisición de hábitos elementales de salud y bienestar, a la mejora de sus destrezas motrices y de sus habilidades.
5. En el segundo ciclo se iniciará el aprendizaje de lectura y escritura, se propiciarán experiencias de iniciación temprana en habilidades comunicativas relacionadas con las rutinas y situaciones habituales del aula.
En el currículo de etapa se da especial relevancia a los aprendizajes orientados a la construcción de una imagen ajustada de sí mismo, al conocimiento, valoración y control que niños y niñas van adquiriendo de su propia persona y de la capacidad para utilizar con autonomía los recursos disponibles en cada momento, así como al desarrollo de la comunicación a través de los distintos lenguajes, y de forma especial, del lenguaje verbal.
El progresivo control motor, la constatación de sus posibilidades y limitaciones, las interacciones con el medio físico, natural y social, y el progreso de diferenciación de los otros contribuirán a que vaya adquiriendo un progresivo conocimiento, autoimagen positiva e independencia y seguridad con respecto a los adultos. Asimismo, es importante que el niño/a vaya utilizando de modo progresivo los espacios y los materiales que tiene a su alcance para contribuir al «aprender a ser yo mismo y aprender a hacer».
En este proceso de adquisición de autonomía, los vínculos afectivos que se establezcan entre adultos e infantes a través del gesto y del movimiento y, posteriormente, de la palabra cobran una especial importancia.
Los distintos lenguajes, el corporal, el artístico, el audiovisual y tecnológico, y el lógico matemático, tan importantes para el desarrollo integral, son básicos para enriquecer las posibilidades de expresión y contribuyen al desarrollo de la competencia comunicativa y a la comprensión de su entorno.
La interacción de niños y niñas con el medio y con los iguales contribuirá a la integración en el entorno inmediato y la evolución del pensamiento; los hará capaces de ir tomando decisiones, de resolver problemas de un modo cada vez más elaborado siendo capaces de utilizar correctamente los recursos cognitivos, sentando las bases del aprender a aprender.
En esta etapa, el entorno de niñas y niños se amplía pasando del medio familiar al escolar, por lo que tendrán experiencias y relaciones nuevas y la oportunidad de interaccionar con elementos hasta entonces desconocidos. Todo ello les permite explorar, incrementando sus posibilidades de aprender y de establecer nuevas relaciones sociales y les despierta la conciencia de que existen otras personas y elementos hacia los que conviene adoptar actitudes positivas. Todo esto favorece que aprendan a colaborar, a relacionarse con los demás y a respetar las normas de convivencia, a vivir juntos, contribuyendo así al desarrollo de la competencia social.
El currículo de esta etapa se desarrolla en tres áreas, lo que ayuda a sistematizar y planificar la actividad docente, pero no debe presentarse en el aula la realidad de forma parcelada, sino ayudar al niño a establecer relaciones entre los diversos elementos a tener en consideración.
La estrecha y necesaria coordinación entre esta etapa y la de Educación Primaria garantizará la continuidad en las metas perseguidas y la eficacia de la enseñanza.
  1   2   3   4   5   6

similar:

6. ¿QUÉ, CÓmo y cuándo evaluamos? iconLas teorías se convierten en Modelos pedagógicos al resolver las...

6. ¿QUÉ, CÓmo y cuándo evaluamos? iconNos define como una sociedad de enorme niveles de consumo. Si lo...

6. ¿QUÉ, CÓmo y cuándo evaluamos? iconSeguramente todos los días pensamos en nuestra vida: nos preguntamos...

6. ¿QUÉ, CÓmo y cuándo evaluamos? icon¿Qué queremos decir cuando hablamos de humanización?

6. ¿QUÉ, CÓmo y cuándo evaluamos? icon¿Cuándo y por qué se debe utilizar el ultrasonido en el embarazo?

6. ¿QUÉ, CÓmo y cuándo evaluamos? iconDiscovery Salud: Todo sobre el Cáncer Qué Es, Qué lo Causa y Cómo Tratarlo

6. ¿QUÉ, CÓmo y cuándo evaluamos? icon¿CUÁndo nos cambiaron la frecuencia de 432Hz a 440Hz y por qué?

6. ¿QUÉ, CÓmo y cuándo evaluamos? iconLa pedagogia de jesus en los equipos docentes de america latina
«¿Qué es esto? Una doctrina nueva, y ¡con qué autoridad! Miren cómo da órdenes a los espíritus malos ¡y le obedecen!»28. Así fue...

6. ¿QUÉ, CÓmo y cuándo evaluamos? icon¿Qué hacen las parejas latinoamericanas cuando reciben un diagnóstico prenatal adverso?

6. ¿QUÉ, CÓmo y cuándo evaluamos? iconQué precauciones hay que tomar cuando se hace un sacrificio inmediato total en una explotacion




Todos los derechos reservados. Copyright © 2019
contactos
b.se-todo.com