De Puelles Benítez (1987) sostiene que el estudio de la educación desde el punto de vista político, como fenómeno que interesa a todo poder, es tan antiguo como




descargar 375.01 Kb.
títuloDe Puelles Benítez (1987) sostiene que el estudio de la educación desde el punto de vista político, como fenómeno que interesa a todo poder, es tan antiguo como
página5/7
fecha de publicación16.01.2016
tamaño375.01 Kb.
tipoDocumentos
b.se-todo.com > Documentos > Documentos
1   2   3   4   5   6   7

d) Educación para la paz.
La paz es un proceso histórico, cualitativamente determinable, dependiente de las condiciones sociales y de la conciencia jurídico-política y moral de una ‚poca. Con lo que tenemos que en caso de necesidad existencial, hambre, persecución, opresión, inmadurez, manipulación e injusticia no se puede hablar de paz según esta definición, aún cuando hayan enmudecido las armas. De aquí se deriva, para los fines del aprendizaje de un comportamiento pacífico, que junto al concepto principal de paz hay que tener en cuenta otros como justicia, solidaridad, libertad, capacidad crítica, responsabilidad, madurez, asociación, cooperación y desarrollo. (Capella, 1991)
La educación entonces, debe proporcionar la base para la creación de un nuevo espíritu que, guiado por el reconocimiento de nuestra creciente interdependencia y por un análisis común de los riesgos y desafís del futuro, induzca a las personas a poner en práctica proyectos comunes o a gestionar los conflcitos inevitables de una forma inteligente y pacífica. (Díez Hochleitner, 1996)
Puede decirse que eso es una ilusión. Yo digo que es una utopia necesaria, vital, si queremos escapar de un peligroso ciclo apoyado en el cinismo y la complacencia.
Quiero insistir en que el papel de la educación no es el de petrificar el statu quo, ni el de cautelar a los estudiantes contra el conflicto del entorno, sino el de involucrarlos racionalmente en el conflicto, sumergirlos en él. Por un cierto magnetismo interactivo, educación y centro educativo van de suyo hacia el conflicto. Hemos de aprender que en la sociedad actual es imposible establecer una separación entre el conflicto y la ausencia del mismo. A menos que se logre racionalizar el conflicto, para interrelacionarlo con el resto de la complejidad circundante, no es dable escapar al entramado social y a sus problemas intrínsecos y de contorno.
En el terreno práctico y eminentemente educativo, un mecanismo muy eficaz de educación para la paz es el de las pasantías. A través de él se intercambian profesores y estudiantes lo que favorece la creación de una mente y un espíritu global; desarrolla el valor de la tolerancia, respeto y solidaridad, al exponer a la persona a medios diferentes al suyo habitual.
e) Educación política o ciudadana.
La democracia es un estilo de vida y un sistema de organización política y social; y en su doble alcance es una estructura dinámica, progresiva: cambia contínuamente, se renueva de un modo incesante.
Como estilo de vida, dice Fukuyama (1995), la democracia surge del esfuerzo consciente del hombre por reflexionar acerca de su situación en la sociedad y crear reglas e instituciones que, de algún modo, vayan de acuerdo con su propia naturaleza esencial.
Como sistema de organización política y social, la democracia es participación activa de la población para atender los requerimientos del bien común. Como bien señala Herrera (1986), en la sociedad política las personas tienen una tarea común que las une: el bien común, entendido como el bienestar material y espiritual de todos.
En nuestro caso, cuando se está saliendo de una situación de crisis tan grave como la que vivimos no sólo debemos pensar en defender y consolidar las instituciones democráticas sino que hay que repensarlas para poder comprometernos seriamente en la construcción de un proyecto nacional de desarrollo (a corto, mediano y largo plazos) por encima de las diferencias ideológicas, doctrinales y ansias de poder.
Este proyecto debe asegurar la reconstrucción del cuadro nacional. Reconstrucción que permita a la sociedad real multiétnica, la única forma posible de integrar a sus diversos componentes, que consiste en asumir en el plano institucional, un carácter abiertamente multinacional. Un proyecto que logre redistribuir la propiedad y los ingresos, y estimular la progresiva integración horizontal y vertical de los sectores económicos.
La democracia ha dejado de ser un tema exclusivo de la ciencia política para ser también un problema fundamental de la educación. La democracia carece de impulso sin la fuerza dinamizadora de la educación pues ésta es un proceso social y cultural que puede forjar hombres libres y responsables, capaces de cumplir deberes y defender derechos. Puede preparar al hombre libre para que enfrente racionalmente el cambio y para que lo promueva.
Mayor Zaragoza (1998) afirma que el futuro de nuestras vidas dependerá de la capacidad de este hombre de discernir, sin influencias ajenas; de su fuerza creativa; de su voluntad para ir a contraviento de los intereses a corto plazo y la mentira. Dependerá de si aprendió a ser, a compartir, a rebelarse y a no aceptar lo inaceptable, a defender siempre sus vidas y a no actuar nunca por la fuerza.
f) Educación intercultural.
La interculturalidad, apunta Heise (1992), es vista como una dimensión de la vida humana en sociedad que tiene que ver con toda la urdimbre social, política y económica. Como una apuesta por el respeto a la pluralidad de racionalidades y la heterogeneidad de formas de vida. Es un reto intentar establecer vínculos horizontales entre hombres de culturas diversas. La voluntad de comprender al otro sin ponerle condiciones posiblilita que la empatía y la comunicación fluyan superando los obstáulos que se originan en el temor a la apertura y a la inseguridad.
Desde el punto de vista educativo, la interculturalidad permite comprender los códigos culturales diferentes a los de la propia cultura; que propicia y posibilita en los estudiantes castellano hablantes, desde el nivel inicial hasta el superior, el conocimiento, la valoración y la apropiciación crítica de los elementos más significativos de nuestras diversas culturas.
Por lo tanto, la interculturalidad debe ser el eje orientador del currículo lo que supone diseñar y desarrollar "currículos culturalmente pertinentes", es decir, en función a lo mejor y más valioso de cada uno de los ámbitos espaciales" (universal, occidental, latinoamericano, nacional y local), incorporando a la vez los aportes más significativos del pasado, del presente y de los proyectos a futuro.
g) Educación inclusiva.
La Educación Inclusiva se toma como un desafío. La inclusión se considera como parte de una lucha más amplia contra las prácticas y el discurso exclusivista, y la ideología que considera a cada individuo como separado e independiente. La inclusión se basa en la mejora de las escuelas.
Cárdenas (2004) afirma que aunque la educación inclusiva suele llevarnos rápidamente a pensar en la niñez, con discapacidad, su propósito no está ligado solamente a este colectivo. La educación inclusiva debería remitirnos a pensar en una educación para la diversidad que incluye niñas, niños y jóvenes con diferentes tradiciones culturales, de diferentes sexos, con diversas discapacidades o que se encuentran en diferentes situaciones de vida. la educación inclusivo es una educación pensada más allá de un o una estudiante estándar.
La diversidad es una característica inherente a la naturaleza humana, es una posibilidad para la mejora y para el enriquecimiento de las condiciones sociales y culturales entre las personas y entre los grupos sociales. Por lo tanto la diversidad debe ser mirada como un planteamiento amplio y comprensivo, el cual comprende rasgos de distinta índole que, interaccionando unos con otros, hacen que siempre seamos diferentes a los otros.
Cuando hablamos de inclusión nos estamos refiriendo a un proceso- amplio y dinámico de instrucción y reconstrucción de conocimientos que surge a partir de la interacción entre personas distintas en cuanto a valores, ideas, percepciones , intereses, capacidades, estilos cognoscitivos y de aprendizaje que favorece la construcción consciente y autónoma, de formas personales de identidad y pensamiento y que ofrece estrategias y procedimientos educativos diversificados, adecuados y flexibles con la doble finalidad de dar respuesta a una realidad heterogéneo y de contribuir a la mejora y enriquecimiento de las condiciones y relaciones sociales y culturales.
Una escuela que incluye niños y jóvenes con diferentes necesidades debe ofrecer un servicio que sea asumido por todos los miembros de la institución, es decir 'con objetivos comunes, con una visión compartida, con un marco axiológico en donde se plantee el respeto por los derechos humanos, la equidad e igualdad de oportunidades, reconocer el derecho de la participación de la familia en la vida escolar, pero sobre todo asumir el compromiso de pode brindar una verdadera calidad de vida a todos sus participantes, transformándonos día a día en mejores seres humanos.
h) Educación ética.
Ipiña (1996) señala que de nada valdría hacer ciencia sin formar conciencia.
Cada vez nos sentimos más poderosos, bien sea para destruir la naturaleza y acabar con nuestra propia obra y existencia, cuando nos guían el egoismo y la información manipulada o, por el contrario, para progresar y mejorar nuestra calidad de vida sin desmedro de salvaguardar y acrecentar el patrimonio cultural y medioambiental.
De ello se desprende nuestra carencia fundamental de valores éticos, coherentemente ejercidos, lo cual nos ha inducido a un peligroso estilo de vida hedonista, consumista y derrochador como forma de expresar nuestro egoismo desde la ignorancia en la que nos movemos frecuentemente. (Díez Hochleitner, 1996)
La educación debe plantear y desarrollar una ética de la vida que no se agote en la vida misma como supervivencia, sino que desencadene situaciones generadoras de una ética de la naturaleza, una ética del desarrollo, una éica de la política, una ética del beneficio, y sobre todo, una ética de la solidaridad.
5.2. Políticas de orientación o contenido estratégico o instrumental.
Desde un punto de vista estratégico, tenemos que estar convencidos de que para renovarnos es necesario tener mentalidad innovadora y disposición para la innovacion.
Pero también hay que tener presente que, como indica Gelpi (1991), las innovaciones en los niveles científico y tecnológico no siempre constituyen una ruptura con los saberes acumulados anteriormente. En el plano pedagógico, "resulta útil destacar la continuidad", es decir retomar aquellas experiencias que han demostrado validez.
a) Educación de calidad.
La excelencia o calidad educativa es un concepto subjetivo y no una realidad tangible. Yo la entiendo como la pertinencia de los proyectos educativos, como la capacidad de éstos de responder a las demandas sociales, como la posibilidad de facilitar aprendizajes significativos para la persona y para la sociedad.
Desde una óptica más operativa estoy optando por una concepción holística y sistémica en la que los componentes contribuyen al efecto global de un modo integrado, y en la que la calidad está determinada por la conjunción de los elementos concurrentes de un modo dinámico, como diría Scheerens (1992):


  • capacidad, dedicaci¢n y motivaci¢n del alumnado;




  • pertinencia de los contenidos, apropiados para el entorno local (problemas locales, oportunidades de empleo, identidad cultural, etc.) y la problemática nacional y mundial;




  • disponibilidad y utilización eficiente de medios educativos (bibliotecas, material y equipamiento educativo de enseñanza, experimentación y talleres), financiación adecuada de inversiones y gastos ordinarios;




  • investigación educativa intra e interinstitucional, incluída la evaluación de resultados respecto del modelo y las metas formuladas, así como sobre las actividades extraescolares culturales, deportivas, etc;




  • servicios eficaces de orientación pedagógica y profesional; y




  • gestión académica informatizada que permita un alto grado de flexibilidad y eficiencia, así como gestión empresarial del centro que garantice su más alto rendimiento. (Díez Hochleitner, 1996)


De aquí se infiere la gran importancia que para la calidad de un centro educativo tiene la correcta aplicación del principio de autonomía escolar, ejercida de forma responsable. La autonomía es el mejor antídoto para evitar que se apliquen a las instituciones educativas unos criterios de calidad uniformistas y, en consecuencia, engañosos.
A nivel de programas y objetivos la calidad está en relación al desarrollo de operaciones productivas y creadoras, además de reproductivas, en un ambiente estimulante y favorecedor del pensamiento y actitud creadores donde se respete, valore y escuche al educando, donde se favorezca su espontaneidad, la crítica, el diálogo, la flexibilidad, su curiosidad, autonomía, fantasía, intuición, etc.
Pero el aprendizaje corresponde no sólo a las personas sino también a los grupos sociales, a las sociedades. Por tanto los aprendizajes deben ser significativos para los alumnos sino también para los grupos sociales.
b. Equidad
Uno de los retos con mayores laplicaciones en el conjunto de la sociedad, es asociar la equidad no sólo con la ampliación de la cobertura educativa, sino y sobre todo, con las mayores posibilidades de acceso a la educación de calidad que permita a los diversos sectores de la población construir conocimientos socialmente significativos.
Enfrentar este reto supone la redistribución de los recursos destinados a los diferentes niveles del sistema educativo. Requiere acciones concretas de los distintos sectores encargados de formular la política social para enfrentar la pobreza y la desigualdad en el acceso a los recursos y a las nuevas tecnologías de la información y del conocimiento.
... las redes tradicionales y en especial las telemáticas, podrían contribuir a la lucha contra la exclusión social, ofreciendo en cambio una oferta diversificada a los adultos que ya han rebasado la edad de ingreso normal a la universidad y a sectores sociales y países excluidos de ella (López, 1997).
Precisamente, una de las recomendaciones centrales de la Comisión Internacional sobre Educación, Equidad y Competitividad Económica en América Latina y el Caribe es la de "aumentar la inversión por alumno en la educación básica". (PREAL, 1997).
En el próximo siglo quien se vea obligado a dejar de aprender caerá en cuatro tipos de marginación: "del mundo del trabajo, del ejercicio de la ciudadanía, del acceso a ciertas formas de la cultura, y de la gestión de la calidad de vida cotidiana de su núcleo familiar" (Arocena, 1997). Es así como la equidad se relaciona, además del acceso a una educación permanente de "todos", niños, jóvenes y adultos, con otras políticas sociales como salud, trabajo, previsión, capacitación laboral, con el propósito de superar la pobreza y crear igualdad de oportunidades.
c) Educación y construcción de conocimiento.
Betancur (1996) señala que el aprendizaje se ha convertido en eje focal del cambio de la sociedad, se ha consolidado en una de las funciones primigenias de la educación y en uno de los temas más apasionantes de la epistemolog¡a en nuestro tiempo.
Mayor Zaragoza (1996) defiende que tenemos que mirar la educación no desde la enseñanza sino desde el aprendizaje.Ponernos menos en el lugar de la administración, de la institución y de los profesores y ponernos más en el lugar de aquéllos que reciben la educación, en los sujetos de la educación; en los discentes más que del lado de los docentes.
En los últimos tiempos, los hallazgos de la investigación cognitiva relacionados con los procesos metacognoscitivos y de autorregulación así como la elaboración de modelos mentales durante el aprendizaje han conducido a la reconceptualización del proceso de enseñanza-aprendizaje como uno de construcción de conocimiento dando origen al llamado constructivismo.
El constructivismo, en sentido estricto, no es una teoría sino más bien un movimiento, una corriente o, mejor aún, un marco explicativo que partiendo de la consideración social y socializadora de la educación escolar, integra aportaciones diversas cuyo denominador común lo constituye un acuerdo en torno a los principios constructivistas. (Sol‚ y Coll, 1995)
Para Glasersfeld (1989), las principales hipótesis de trabajo del movimiento constructivista serían:


  • El conocimiento no se recibe pasivamente, se construye activamente por el sujeto que conoce.




  • La función de la construcción cognitiva es adaptativa en el sentido de ser viable o ajustada, más que igualación entre construcción y realidad.




  • El proceso del conocimiento permite al conocedor organizar su mundo vivencial y experimental, más que el de descubrir una realidad ontológica.


d) Educación y dominio de idiomas.
Hoy se defiende cada vez más que los aprendizajes se ven favorecidos por el dominio de los cuatro idiomas básicos: lengua materna, matemática, lengua extranjera e informática.
La lengua materna y la matemática deben ser materia de tratamiento curricular en la educación básica y ser¡a ideal que lo propio sucediera con la lengua extranjera y la informática.
En lo que se refiere a los sistemas de lecto-escritura y matemáticas, coincido con Ahumada y Marinkovich (1997) que leer comprensivamente es un proceso complejo, que pone en juego factores de orden físico, congnitivo, lingüístico y afectivo; con Cassany (1987) que es necesario enfocar el análisis de la escritura desde un punto de vista psicolinguístico, en el sentido de que en ella intervienen tanto procesos psicológicos como lingüísticos, ademá de considerar los aspectos perceptivos y motores; y con Gómez (1995) que la matemática está formada por un conjunto de nociones, elementos y relaciones: sistemas relacionales complejos que se influyen mutuamente y que esa complejidad con la que el niño adquiere dicho conjunto no es en un orden total ni lineal, sino progresivo ("aprendizaje por aproximaciones sucesivas").
Respecto a la lengua extranjera y la inform tica quiero se¤alar que:
A nadie escapa la importancia que el idioma inglés ha adquirido en los últimos tiempos. Aparte del valor comunicacional tradicional hoy resulta indispensable para el manejo de información a través redes como INTERNET, lo que exige comprensión lectora (textos escritos en textos y en software), la captación e intelección de mensajes orales (conferencias, teleconferencias, redes informáticas auditivas, etc) y, en menor grado, la comunicación indispensable para un normal desenvolvimiento en medios donde sólo se habla inglés.
Nos estamos orientando hacia un mundo en donde conocer el conocimiento (el conocimiento virtual) será el valor indispensable para la supervivencia y el desarrollo, hacia una "sociedad del conocimiento" (Drucker, 1994), global pero peculiar, en la que cada uno de nosotros deberá tener la aptitud necesaria para ser un ciudadano del mundo -por su visión, sus horizontes y su información- pero también tendrá que ser capaz de nutrirse de sus raíces autóctonas, y a su vez de enriquecer y nutrir a su propia cultura local.
Hay que tener en cuenta también que una sociedad sostenible no se basara en la información sino en la capacidad de transformar el cúmulo de información actual en contínuo e imparable aumento- en conocimiento válido, y aplicarlo, con criterios éticos y morales, no sólo en la solución de los problemas más inmediatos sino también para contribuir a solucionar los problemas de alcance global de todo orden que a todos importan a la postre.
Por otra parte hay que advertir que si las nuevas tecnologías y los nuevos media, que crean escenarios virtuales en los que se desarrollan relaciones con diversas redes -en los que el espacio es el ciberespacio y su tiempo es virtual-, no se utilizan como catalizador y herramienta para la innovación o reforma educativas, servirán únicamente para facilitar la creación de un sistema de clases basado en el conocimiento, una sociedad en la que los desprovistos de información no podrán competir ya en el mercado de trabajo.
e) Gestión de la educación.
Las instituciones educativas van convirtiéndose en organizaciones cada vez más complejas y costosas por lo que tienen que ser bien gerenciadas. A las exigencias de carácter doctrinario que se plantea cada centro educativo, hay que añadir las espectativas de sus usuarios y de la sociedad para que se adapte a las exigencias propias del progreso cientifico y tecnológico.
Es por esto que las instituciones educativas trabajan en modelos de gestión que recogen las nuevas formas de liderazgo estratégico que permiten el desarrollo de un trabajo más sistemático y bien planificado. Todo ello sin perder de vista que la educación está fuera del mercado y, por ende, los resultados de la aplicación de un determinado procedimiento no llegan ni llegarán a apreciarse con la rapidez con que puede hacerse respecto de una empresa industrial o mercantil.
En la perspectiva con que vengo trabajando la ponencia, hacer gestión educativa quiere decir conducir a una institución al logro de las finalidades de su proyecto educativo. La gestión no es un asunto sólo técnico, sino fundamentalmente político. Por ello, gestión y proyecto institucional son inseparables. Sin un proyecto institucional no es posible hacer gestión.
En cuanto instrumento de gestión, el proyecto institucional resulta ser una forma sistematizada de hacer viable la visión y misión de la institución y consiste, a su vez, en el diseño y la ordenación (programación de una estrategia) de una serie de procesos operacionales, coherentes y demandantes de recursos variados (gesti¢n de recursos), mediante los cuales determinados insumos son transformados en productos específicos con un alto grado de calidad (calidad de procesos). (Hax y Majluf, 1990; Himmel, 1992).
Por lo tanto, la gestión educativa puede ser entendida como la conducción global de una institución educativa en sus dos componentes esenciales: el pedagógico y el comúnmente denominado administrativo.
Quienes, dentro de esta tendencia, creen que la educación debe organizarse como entidad productiva y debe tender al logro de óptimos resultados -dice Sánchez Moreno (1997)- proponen adoptar los siguientes principios de gestión:


  • el conocimiento, como principal recurso productor de riqueza y como factor estratégico en el nuevo orden de competencia internacional;




  • la concepción de la organización como un sistema abierto al aprendizaje;




  • el desarrollo de "habilidades gerenciales" : la visión, la comunicación, la motivación, la negociación, la toma de decisiones y la asignación de recursos;




  • la gestión centrada en los beneficiarios;




  • las estructuras participativas de comunicación horizontal que privilegian la creatividad y el compromiso colectivo de los agentes educativos;




  • el mejoramiento contínuo como estrategia de cambio permanente, con el propósito de brindar servicios de alta calidad que atienden las demandas también cambiantes de los beneficiarios;




  • el desarrollo del personal a través de la calificación creciente ajustada a las necesidades de la organización;




  • la cooperación-negociación como forma de elevar la efectividad y los beneficios mutuos.




  • La gestión del conocimiento exige mención especial. En efecto, lo importante no es la información, lo importante es la estructuración de la información en términos de conocimiento y la traducción de esa asimilación en términos de un saber generativo que sea capaz de olfatear todo aquello que se nos demanda en un futuro.


Veamos al respecto dos posiciones que se complementan.
Schwen, Kalman, Hara y Kisling trabajan estas perspectivas epistemológicas al tratar la gestión del conocimiento:
La gestión de la información: tiene que ver con la gestión que se hace de la inteligencia artificial, intranets, internet y la construcción de sistemas de información.
La gestión de las personas: tiene que ver con capturar el know-how o conocimiento de las personas, mejorar las habilidades individuales y construir competencias.
Kinney, por su parte, hace una distinción entre dos tipos de gestión:
El primero identifica y codifica el conocimiento lo que implica que la organización documenta y cataloga el conocimiento que los individuos poseen o cualquier otra forma de capital intelectual dentro de la organización. Se lleva a cabo mediante directorios o bases de datos a los cuales se tiene acceso por medios informáticos o documentales.
El segundo tipo facilita el compartir del conocimiento dentro de la organización. Esto puede lograrse vía e-mail en el Internet o intranet, a través de software interactivo, pero también a través del intercambio cara-a-cara.
Por lo tanto, la gestión del conocimiento facilita el proceso de toma de decisiones al mejorar la resolución de problemas; facilita la disposición del conocimiento adecuado, cuando se necesita, en la cantidad precisa y en el momento que se necesita, permitiendo por tanto la generación de soluciones durante el proceso y acelera el aprendizaje individual y colectivo.
6. Formación y perfeccionamiento del profesorado.
He dejado para el final una tendencia educativa moderna con la que quiero concluir este apartado. Se trata de lo que Díez Hochleitner (1996) llama convencimiento de que la máxima prioridad en cualquier reforma, amplia o parcial, debe corresponder a la formación y al perfeccionamiento del profesorado.
Estoy plenamente de acuerdo con Imbernón (1994), que promoción y capacitación docentes son indesligables. Ello significa el desarrollo profesional del profesorado en el contexto de una nueva cultura profesional en la que la formación no es el único elemento; es evidente también la incidencia de elementos laborales, económicos, de selección, de evaluación, etc.
Se está yendo a la generación de esa nueva cultura a partir de una "reprofesionalización" del desempeño docente en base a una concepción dinámica y contextualizada que nos permita ganar en democracia, control y autonomía.
En esa cultura la dignificación de la profesión de maestro es una tarea verdaderamente fundamental. Es cierto que la vocación, dedicación y el sentido de responsabilidad son valores que no se ejercen o logran por dinero u otros medios, pero no es menos cierto que el Estado y la sociedad tienen que reconocer el papel y status socioeconómico que corresponden a los profesionales de la educación.

Bibliografía
ADAIR, J.

1980 El liderazgo basado en la acción. México: Mc.Graw - Hill.
AGGER, R. E.; GOLDSTEIN, M. N.

1971 Who Will Rule the Schools: A Cultural Class Crisis. Wadsworth Press, Belmont, California.
AHUMADA, P. Y J. MARINKOVICH

1997 Una experiencia innovativa: el periódico como estrategia de aprendizaje. En: Pensamiento. Vol. XX. Julio. Santiago de Chile.
AJUNTAMENT DE BARCELONA

1990 La ciudad educadora. Publicaciones del Ayuntamiento de Barcelona, Barcelona.
1991 Primer congrés internacional de ciutats educadores. Documents finals., Publicaciones del Ayuntamiento de Barcelona, Barcelona.
ALLARD, R.

1993 Acreditación y Evaluación Institucional: La situación en Chile. En: Acreditación Universitaria. CINDA.
ALVARADO, O.

1999 Política educativa. Conceptos, reflexiones y propuestas. Lima: Derrama

Magisterilal.
ANDERSON, C. W.

1978 The logic of policy problems. En: Ashford, D. E. (comp.) Comparing Public Policies: New Concepts and Methods. Sage, Beverly Hills, Califorma.
ANDERSON, C. A.; BOWMAN, M. J. (COMP.)

1975 Education and Economic Development. Aldine, Chicago, Illinois,
ANELE

1994 La Unión Europea y la educación. MEC / Ministerio de Cultura, Madrid.
ANSOFF, H. I.

1965 "Corporate Strategy, An analytical approach to Business Policy for Growth and Expansion". New York, McGraw Hill.
ARANCIBIA, V.

1992 Efectividad escolar, un análisis comparado. Serie Documentos de trabajo, N° 174. Santiago de Chile. Centro de Estudios Públicos.
ARCHER, M. S.

1979 Social Origins oí Educational Systems. Sage, Beverly Hills, California.
ARDOINO, J.

1980 Perspectiva política de la educación, Narcea, Madrid.
AROCENA, R.

1997 "Alternativas de la Educación Superior ante los escenarios posibles de la región: algunas observaciones para la decisión", en La Educación Superior en América Latina y el Caribe. 1. Caracas, CRESAL - UNESCO.
ARREGUI, P. Y S. CUETO (editores)

1998 Educación ciudadana, democracia y participación. Lima. USAID y GRADE.
ASHFORD, D. E.

1978 The structural analyses of policy or institutions really do matter.En: Ashford, D. E. (comp.) Conmparing PublicPolicies:New Concepts and Methods. Sage, Beverly Hilis, California.
ASTUDILLO, E.

1995 Proyecto Educativo Institucional y Gestión Escolar en un contexto descentralizado. En: Pensamiento. Revista de la Facultad de Educación de la Pontificia Universidad Católica de Chile. Santiago de Chile.
AYRES, R. L.

1975 Political regimes, explanatory variables and public policy in Latin America. Developing Areas.
BACHRACH, P.; BARATZ, M. S.

1962 Two faces of power. American Politics Review 56.
BANCO MUNDIAL

1980 Education: Sector Policy Paper. Washington, DC.
BARBIERI, E.

1990 «El fruto de los estudios prospectivos en educación», ponencia presentada al Seminario sobre planificación educativa organizado por la Unesco en Cuenca.(policopiado).
BAUDELOT, C. Y ESTABLET, R.

1971 La escuela capitalista en Francia, Siglo XXI, México.
BERDIAEV, N.

1936 Esclavitud y libertad en el hombre. Barcelona. Araluce.
BERMAN, P.; MCLAUGHLIN, M. W.

1978 Federal Programs Supporting Educational Change. Rand, Santa Mónica, California.
BETANCUR, B.

1996 Mensaje a los Jefes de Estado y de Gobierno reunidos en la IV Cumbre Iberoamericana en Cartagena de Indias. Madrid. Fundación Santillana.
BLAUG, M.

  1. Economía de la educación. Madrid. Tecnos.


1976 The empirical status al human capital theory:

A slightly jaundiced survey. J. Econ. Lit. 14.
BM/UNESCO

1990 Declaración Mundial "Educación para todos". Jomtien. París. UNESCO.
BOCK, J. C.

1982 Education and development: A conflict of meaning. En: Altbach, P. G.; Arnove, R. F.; Kelly, C. P. (comps.) Comparative Education. Macmillan. Nueva York.
BOCK, J. C.; PAPAGIANNIS, G. (COMPS.)

1983 Nonformal Education und National Development: New Directions in Policy, Planning and Evaluation. Praeger, Nueva York.
BOTKIN, J. W., ELMANDIRA, M. Y MALITZA, M.

1980 Aprender, horizonte sin límites, Santillana, Madrid.
BOURDIEU, P. Y PASSERON, J. C.

1977 La reproducción. Elementos para una teoría del sistema de enseñanza, Laia, Barcelona.

BOWLES, S.; GINTIS, H.

1981 Education as a site of contradictions in the reproduction of the capital-labor relationship: Second thoughts on the correspondence principle. Econ. Indust. Democracy 2.
BOYD, W. L.

1978 The study of educational policy and politics: Much ado about nothing? Teach. Col]. Rec. 80.
BOYD, W.

"The power of paradigms: reconceptualising Educational Policy and Management". Educational Administration Quarterly 28 (4).
BRASLAVSKY,C. Y G. COSSE

1997 Las actuales reformas educativas en América Latina: cuatro actores, tres lógicas y ocho tensiones. Santiago de Chile: PREAL.
BROADFOOT, P.; BROCK, C.; TULASIEWICZ, W. (COMPS.)

1981 Polities and Educational Change: An International Survey. Croom Helm, Londres,
BUSTOS, F.

1990 Balance y perspectivas de la planificación y administración de la educación en América latina, Unesco (documento policopiado).
CAILLODS, F.

1989 Synthése de l'atelier de I'IIPE sur les perspectivas de la planiftcation de I'éducation, IIPE / Unesco, París.
CAMPS, V.

1994 Los valores de la educación, Anaya, Madrid.
CAPELLA, J.

1977 Educación y política, Planeta, Barcelona.
CAPELLA, J.

1982 Educación. Planteamientos para la formulación de una teoría. Lima. Zapata-Santillana.


  1. Educación integral. Lima. Cultura y Desarrollo.




  1. Una década en la educación peruana. Reflexiones y propuestas. Lima. Cultura y Desarrollo.



1   2   3   4   5   6   7

similar:

De Puelles Benítez (1987) sostiene que el estudio de la educación desde el punto de vista político, como fenómeno que interesa a todo poder, es tan antiguo como iconViendo como estamos de mal en panorama político, y para que no se...

De Puelles Benítez (1987) sostiene que el estudio de la educación desde el punto de vista político, como fenómeno que interesa a todo poder, es tan antiguo como icon2. Investigación: ¿Quién fue Sócrates?
«niños salvajes» suponía, desde un punto de vista teórico, la posibilidad de estudiar la génesis y desarrollo de las facultades humanas,...

De Puelles Benítez (1987) sostiene que el estudio de la educación desde el punto de vista político, como fenómeno que interesa a todo poder, es tan antiguo como icon8 origen y formaci ón de los grupos
«movimiento» de un conjuntó de personas a lo largo de una hipotética dimensión de «grupalidad»antes que como un fenómeno discontinuo,...

De Puelles Benítez (1987) sostiene que el estudio de la educación desde el punto de vista político, como fenómeno que interesa a todo poder, es tan antiguo como iconInvestigación Ensayo de la infidelidad desde el punto de vista biológico

De Puelles Benítez (1987) sostiene que el estudio de la educación desde el punto de vista político, como fenómeno que interesa a todo poder, es tan antiguo como iconConducir es la ciencia que tiene como objeto de estudio la
«formación» como objeto de estudio de la Pedagogía, siendo «educación» y «formación» vocablos sinónimos en tal contexto (existe un...

De Puelles Benítez (1987) sostiene que el estudio de la educación desde el punto de vista político, como fenómeno que interesa a todo poder, es tan antiguo como iconLas podemos dividir, desde el punto de vista histopatológico, en 4 entidades

De Puelles Benítez (1987) sostiene que el estudio de la educación desde el punto de vista político, como fenómeno que interesa a todo poder, es tan antiguo como iconEtiología y fisiopatología de las adicciones desde el punto de vista...

De Puelles Benítez (1987) sostiene que el estudio de la educación desde el punto de vista político, como fenómeno que interesa a todo poder, es tan antiguo como iconTipos celulares desde el punto de vista de su organización las células...

De Puelles Benítez (1987) sostiene que el estudio de la educación desde el punto de vista político, como fenómeno que interesa a todo poder, es tan antiguo como iconPrimera parte
«Qué extraño, dondequiera que fijo los ojos, siempre ven las cosas desde mi punto de vista.»

De Puelles Benítez (1987) sostiene que el estudio de la educación desde el punto de vista político, como fenómeno que interesa a todo poder, es tan antiguo como iconResumen Desde un punto de vista existencial, la motivación involucra...




Todos los derechos reservados. Copyright © 2019
contactos
b.se-todo.com