Guillermo Manrique Peralta




descargar 0.71 Mb.
títuloGuillermo Manrique Peralta
página14/19
fecha de publicación25.10.2015
tamaño0.71 Mb.
tipoManual
b.se-todo.com > Documentos > Manual
1   ...   11   12   13   14   15   16   17   18   19

La tercera fase consiste en el dibujo o levantamiento propiamente dicho. Se recomienda realizar un levantamiento preliminar en un mapa a mayor escala que el definitivo a fin de poder realizar la selección de lo importante. (Vivas: 80).

TERCERA PARTE

IMPORTANCIA DE LA CARTOGRAFIA EN LA DIDACTICA

DE LA GEOGRAFIA

CAPITULO XI

DIDACTICA DE LA GEOGRAFÍA:

ENSEÑANZA TRADICIONAL Y EL METODO DEL

ESTUDIO DIRIGIDO

11.1 LA CARTOGRAFIA Y L DIDACTICA DE LA GEOGRAFIA

Acabamos de ver que el papel de la Cartografía en la investigación geográfica es realmente valioso. No menos importante es para la dirección del aprendizaje de la misma ciencia. Algunos autores acertadamente han sentenciado que la enseñanza de la Geografía no puede hacerse sin el auxilio de mapas. Es tan absurdo –apuntan dichos autores- aprender Geografía sin mapas, como aprender a nadar sin agua.

En este capitulo trataremos de mostrar en que medida y en que sentido la Cartografía viabiliza un mejor y rápido aprendizaje de la ciencia de las relaciones espaciales.

11.2 LOS PRINCIPIOS DE LA DIDACTICA

Seguramente que la mejor forma de mostrar como la Cartografía contribuye a un fácil y eficaz aprendizaje de la Geografía es, echando un poco de luz a las relaciones entre la Cartografía y algunos de los principios generales de la Didáctica.

La Didáctica como ciencia aplicada de la Pedagogía y de otras ciencias sociales, está regido, orientado por los siguientes principios: Actividad Intuición, Realismo, Unidad de la teoría con la practica, Adecuación al desarrollo psicobiológico del alumno, consolidación del éxito, socialización, etc. (Stocker: 40-110).

  1. Principio de actividad.- A nuestro entender este es el principio de mayor jerarquía no solo en la Didáctica de la Geografía sino de cualquier otra ciencia. Consiste en encausar el proceso de enseñanza-aprendizaje en un marco de experiencias en el que, el estudiante adquiera información a través de la vida misma y no en forma pasiva, receptiva. En otros términos implica dirigir el aprendizaje de modo que los alumnos “Aprendan haciendo”.

Este principio tiene una fecunda aplicación en la Geografía más que en cualquier otra ciencia. Efectivamente, nosotros debemos enseñar Geografía a través de procedimientos activos como los trabajos de campo, visitas, confección de maquetas y diagramas, etc., y no en las cuatro paredes monótonas del salón de clase.

Todos estos procedimientos didácticos, sin embargo no podrían concretarse sino se poseyera un conjunto de conocimientos operacionales. En el caso específico de los trabajos de campo no deben efectuarse sin utilizar mapas, cartas topográficas y mosaicos controlados del área de estudio. El profesor no solo debe conseguir estos materiales sino que debe preparar con la participación de sus alumnos un mapa-base a una escala adecuada para el mapeo de los diferentes elementos del paisaje geográfico, materia de estudio. Este mapa-base debe ser hecho en papel cansón a escala de 1: 100,000 ó 1: 50,000, basado en la Carta Nacional.

El trabajo de campo o viajes de estudio, según el desarrollo psico-biológico de los alumnos, no debe ser improvisado ni debe efectuarse sin mapas, cartas ó fotografías aéreas.

  1. Principio de Intuición.- Como no es posible aplicar constantemente el principio de actividad por diversas razones que son conocidas, debemos reemplazarla con el principio de intuición que supone una enseñanza-aprendizaje objetiva, a través de los sentidos, sensorial. Si no podemos orientar la enseñanza-aprendizaje a través del trabajo, para el trabajo y la vida, debemos, por los menos hacerla sensorial, perceptiva y alejada del simbolismo puro: la palabra.

El principio de intuición, se base en el sabio apotegma de Locke que dice: “nihil est in intelectu quod no prius fuerit in sensu”, lo que significa que todo conocimiento científico tiene una base sensorial.

¿Cómo hacer intuitiva una clase de Geografía?

El profesor de Geografía por ejemplo debe utilizar mapas concretos y abstractos, maquetas topográficas, fotomapas, dioramas, bloques-diagrama, gráficas y globos terráqueos aparte de películas, vistas fijas, filminas, fotografías aéreas, laminas, etc., etc.

Enseñar Geografía al margen de estos procedimientos de observación indirecta, es caer en el verbalismo, en la enseñanza dogmática y memorística; lo que significa hacer una enseñanza pasiva, no realista, divorciada de los grandes avances operados en la tecnología de la comunicación social.

No debe olvidarse de aquella sentencia china que dice: “Una lamina vale por mil palabras”. Por nuestra parte decimos: “Un buen mapa vale por varias láminas”.

  1. Principio de Realismo.- Es otro de los principios de la Didáctica moderna que debe observarse religiosamente en la dirección del aprendizaje de la Geografía. Implica que debe estar orientada hacia el logro de valores materiales y espirituales que no solo permita una integración de la sociedad sino que busque su transformación permanente. Este principio debe se correctamente interpretado para no caer en el pragmatismo utilitario y materialista o en otras tendencias subjetivas.

Veamos lo que nos dice al respecto Karl Stocker; “aspiramos por principio a que nuestras materias Didácticas sean útiles, pero por útil no comprendemos tan solo lo económicamente utilizable y directamente aprovechable como aun lo pondremos de relieve. Necesitamos más. Nuestra formación apunta hacia el hombre universalmente preparado, capaz de cumplir plenamente con los objetivos de la vida y de su profesión”. (Stocker: 74-75).

La Cartografía viabiliza y materializa este valioso principio en la medida en que los otros principios didácticos sean aplicados. Concretamente cuando confeccionamos una maqueta topográfica con la participación de los alumnos, estamos haciendo, una enseñanza-aprendizaje realista porque no solo estamos promoviendo el desarrollo de sus potencialidades intelectuales (inteligencia, memoria, imaginación, etc.) sino también sus potencialidades manuales-artísticas. Al respecto, séame permitido traer a colación una experiencia personal. Cuando asesoré la confección de la maqueta topográfica del Perú, al millonésimo, en la G.U.E. “Gonzales Vigil” de Huanta, no sospechaba que algunos de los alumnos participantes se dedicarían después al dibujo cartográfico como medio de vida. Actualmente uno de ellos trabaja en INIDE y ya ha confeccionado 2 maquetas topográficas, como materiales proto-tipos para la dirección del aprendizaje de la Geografía.

  1. Principio de Aplicación.- Llamado por otros pedagogos, “consolidación del éxito”, consiste en realizar trabajos prácticos como dibujar mapas, confeccionar maquetas, dioramas, resolver cuestionarios, etc. con el propósito de reforzar el aprendizaje realizado en el salón de clase.

Como lo hemos puntualizado ya, éste principio esta ligado a los demás y su acción es positiva en el proceso de enseñanza-aprendizaje de la Geografía.

La Cartografía, como en los otros principios, permite instrumentar al profesor en las técnicas necesarias para la preparación de materiales didácticos a fin de implementar este principio. En otras palabras los alumnos no podrán realizar los diversos trabajos de aplicación si el profesor no conoce el dominio de la Cartografía, especialmente referida a la preparación de material didáctico.

11.3 LA ENSEÑANZA TRADICIONAL DE LA GEOGRAFIA

Actualmente no podemos decir con seguridad que la enseñanza tradicional de la Geografía sea una experiencia de museo. Por experiencia personal y ajena sabemos que en muchos planteles de Educación Primaria y Secundaria y aún en los centros superiores se sigue profesando y actuando al margen de las nuevas corrientes pedagógicas didácticas, en la dirección del aprendizaje de la Geografía. Un diagnostico situacional llegaría a la siguiente conclusión: La Geografía se enseña pero no se aprende. Esto implica que, fundamentalmente es todavía: Verbalista, descriptiva, memorística y dogmatica.

Es verbalista porque considera a la palabra oral, la retórica, como la principal sino única forma de la enseñanza de la Geografía.

Es memorística porque considera que la repetición es la base del estudio. Muchos profesores exigen todavía a sus alumnos a repetir listas de nombre de ciudades, estados, ríos y estadísticas demográficas o económicas, porque piensan que la Geografía y la Historia sirven para desarrollar la facultad memorística, tan estimada en el pasado.

Es descriptiva, porque en vez de aplicar los diversos principios de la investigación científica como la comparación, la explicación, la conexión, etc. se concreta solo a la descripción, convirtiéndose de esta forma en una geografía enumerativa, aburrida o anecdótica, más literaria que científica.

Es dogmática porque el proceso de enseñanza-aprendizaje no se da en un marco de amplia libertad, de crítica y creatividad. Como es repetitiva, memorística, descriptiva, se dice que es también dogmática porque el alumno tiene que aceptar lo que dice el profesor sin lugar a la crítica. Todavía se usa aquella expresión de los tiempos feudales “magister dixet”.

Para los profesores tradicionalistas, cultores de la retorica y del individualismo, es más importante impresionar a los alumnos que estimularlos para que aprendan haciendo. Esta tendencia sin embargo no hace más que reflejar el espíritu egocentrista y aristocratizante que prefiere la oratoria ampulosa, el retruécano ingenioso antes que la modesta y silenciosa actividad creadora. Tan negativa es la influencia de esta tendencia que todavía muchos jóvenes e incluso adultos se avergüenzan de hacer algo práctico.

11.4 LA DIDACTICA DE LA GEOGRAFIA Y EL ESTUDIO DIRIGIDO

La naturaleza de nuestro trabajo no nos permite incluir bajo este epígrafe los variados tópicos y cuestiones que es corriente ver en los tratados sobre la Didáctica que la Geografía. Sólo nos ocuparemos del método del Estudio Dirigido y procedimientos didácticos basados en la observación indirecta, que tienen relación con la Cartografía.

El Estudio dirigido, es el método que mejor utiliza una serie de procedimientos que están orientados a lograr los diferentes objetivos de la tarea educativa, tanto en el dominio cognoscitivo como en el emotivo y/o sicomotor. Es más, aplica los principios de la didáctica moderna, haciendo de la enseñanza-aprendizaje un proceso flexible, cambiante, ágil y productivo.

El Estudio Dirigido o trabajo dirigido, como lo llaman en Francia, es todo procedimiento orientado a lograra un óptimo aprendizaje con el mínimo esfuerzo poniendo en juego las potencialidades intelectivas, artísticas o manuales de los educandos. Una de las características mas saltantes de este método activo consiste en que no se ajusta rígidamente a determinados principios o leyes, sino que es suficientemente flexible como para ser funcional a las diversas y cambiantes situaciones educativas. De esta suerte puede ser aplicado en cualquier medio; ya sea rural o urbano; en zonas marginales como en zonas residenciales. Sólo exige del profesor, sentido creador y organizativo.

Este método como su nombre lo indica no pretende convertir al alumno en un ente pasivo, sino más bien en un agente activo de su propio aprendizaje. Este es el método que hace realidad no sólo esa regla de oro que reclama “aprender haciendo” sino otros como “aprender a través de los sentidos”, “aprender en el trabajo y para el trabajo”, “aprender sin darse cuenta”, “aprender en la vida y para la vida misma” etc. etc. Sin embargo para que todo lo dicho sea realidad es imprescindible que el profesor este preparado en el manejo y dominio de las técnicas de estudio e investigación científica.

Sin duda alguna existe una relación estrecha entre el Estudio Dirigido y la Metodología científica. No puede aplicarse las técnicas del estudio dirigido sin el conocimiento de los métodos y técnicas de estudio e investigación científica, como las de Observación directa (Observación participante y no participante) Observación indirecta (Encuestas, entrevistas, cuestionarios); observación documental (fichas bibliográficas y análisis de contenido) y las de observación experimental, etc.

El conocimiento de estas y otras técnicas para la aplicación del Estudio Dirigido es necesario pero no suficiente. Requiere además de otros procedimientos de carácter estrictamente pedagógico como la dinámica de grupos, técnicas de globalización, etc.

El estudio dirigido comprende dos momentos: Preparación y ejecución. La primera fase consiste, justamente en enseñar a los alumnos como deben utilizar las diferentes técnicas en el estudio de sus asignaciones.

La segunda fase permite la aplicación misma del estudio dirigido y comprende a su vez 5 pasos: a) Planeamiento b) Asignaciones c) Estudio d) Consulta y e) Debate y conclusiones. (Echegaray de Juárez: 8-9).

Nosotros no nos vamos a detener a detallar como se lleva a efecto las fases de ejecución del Estudio Dirigido. Nos interesa más bien las técnicas que debe enseñar el profesor a sus alumnos para estudiar y aprender con eficacia; pero solo aquellas que están relacionadas con la Cartografía como: la lectura de planos, mapas y cartas; Fotolecturas o lectura de fotografía aéreas; manejo del globo terráqueo; lectura e interpretación de gráficas y diagramas.

  1. Como enseñar a leer Mapas y Cartas: Uno de los más graves defectos de la enseñanza tradicional consiste en no enseñar a los alumnos ¿qué es? ¿cómo debe utilizarse un plano, un mapa o carta; ni cuál es su importancia?

Es lamentable constatar, que los alumnos egresados del colegio secundario e incluso de escuelas superiores y universidades no conozcan ni sepan manejar carta estereofotogramétricas, planos urbanos, fotomapas, imágenes LANDSAT, o fotografía aéreas verticales. Como ya se ha dicho, esta deficiencia se debe a la inadecuada programación curricular estatal y a la deficiente enseñanza-aprendizaje de la geografía, por parte de improvisados profesores.

La enseñanza de la lectura de planos y mapas en la escuela primaria, debe ser gradual y elemental. El alumno debe empezar conociendo el plano del aula de clase, luego el plano de toda la escuela, el plano de su casa, para terminar después con el plano de su ciudad, villa o centro poblado. Asimismo debe conocer y utilizar mapas murales y corográficos.

En el colegio secundario, el alumno debe consolidar y ampliar sus conocimientos y destrezas en el manejo de los planos y mapas corográficos. Incluso deben conocer y manejar cartas estereofotogramétricas a la escala 1: 100,000 correspondientes a los pueblos de su zona. En el caso que no se haya confeccionado todavía la carta del lugar como ocurre con los pueblos que se localizan en la vertiente oriental de los Andes peruanos, ceja de selva y selva baja, debe recurrirse a los fotomapas, imágenes LANDSAT, o pares de fotografías aéreas verticales.

En el Instituto Superior o Centro Universitario, el manejo de cartas estereofotogramétricas, imágenes LANDSAT y pares de fotografía aéreas, debe consolidarse mediante clases prácticas, viajes de estudios o trabajos de campos.

Cabe reiterar que el conocimiento y manejo de mapas, cartas y otros instrumentos cartográficos, es fundamental para que el ciudadano peruano, tenga una clara y definida conciencia espacial de nuestros recursos naturales y humanos, a fin de que en el análisis de los problemas económicos, políticos y culturales no se lleguen a conclusiones parciales y por ende inexactas. Es posible que este equivocado, pero creo que, en buena medida, la miopía de nuestro estadista de ayer y hoy se debe a la falta de una vigorosa conciencia espacial.

  1. Manejo del Globo Terráqueo.- Por ser el instrumento más adecuado para conocer la forma de nuestro planeta, el globo terráqueo debe utilizarse frecuentemente para el conocimiento de los meridianos, paralelos, ejes terrestres, el ecuador, husos horarios y sobre todo para comprender la sucesión de las estaciones, el mismo que no es posible con otro material didáctico. Ello es posible debido a que el globo terráqueo, esta inclinado sobre su eje en 23° 27’, tal como ocurre en realidad. Partiendo de este hecho se puede enseñar las estaciones, colocando el globo terráqueo en los 4 puntos sucesivos de su movimiento alrededor del sol, que en este caso podría representar mediante una linterna de mano. En los dos equinoccios de otoño y primavera se verá los hemisferios norte y sur iluminados por igual; en tanto que en los dos solsticios de invierno y verano, los hemisferios norte y sur se verán desigualmente iluminados.


1   ...   11   12   13   14   15   16   17   18   19

similar:

Guillermo Manrique Peralta iconTraducido por Federico Manrique de Lara, Ciudad de México

Guillermo Manrique Peralta iconYnès Peralta Moreaux 2-09-1529

Guillermo Manrique Peralta icon*Peralta Fernández Mariana Camila *Soto Luna Brenda Marielle

Guillermo Manrique Peralta iconDR. guillermo sólomon santibañEZ

Guillermo Manrique Peralta iconDR. guillermo sólomon santibáÑEZ

Guillermo Manrique Peralta iconGuillermo O. Martin (h) y Sofía N. Agüero

Guillermo Manrique Peralta iconUniversidad Privada “Antonio Guillermo Urrelo”

Guillermo Manrique Peralta iconUniversidad privada antonio guillermo urrelo

Guillermo Manrique Peralta iconUniversidad privada antonio guillermo urrelo

Guillermo Manrique Peralta iconUniversidad privada antonio guillermo urrelo




Todos los derechos reservados. Copyright © 2019
contactos
b.se-todo.com