Guillermo Manrique Peralta




descargar 0.71 Mb.
títuloGuillermo Manrique Peralta
página16/19
fecha de publicación25.10.2015
tamaño0.71 Mb.
tipoManual
b.se-todo.com > Documentos > Manual
1   ...   11   12   13   14   15   16   17   18   19

e. Los arcos para calar.- Sirven para cortar o calar el triplay. En el mercado existen dos tipos de arcos. Uno de amplia envergadura y otro estrecho, de los cuales el primero es mejor porque permite un mayor radio de acción.

f. Hoja para calar.- Son sierrecitas finas que ajustadas a los arcos para calar, permiten el trabajo del calado.

g. Macilla.- En vez de macilla se puede utilizar plastilina; pero es más costoso. La macilla puede comprarse preparada en las ferreterías o prepararla; con tiza en polvo y cola sintética.

h. Pintura.- La más adecuada para estos trabajos es la pintura mate, sin brillo. Solo se requiere 5 colores básicos: ¼ de blanco, 1/8 de rojo, 1/8 de amarillo, 1/8 de azul y 1/16 de negro. Los otros matice se obtienen por combinación.

i. Pinceles.- Se necesita dos tipos de pinceles. Uno para modelar, que debe ser chato y otro para rotular, de pelo de marta.

j. Mapa topográfico del Perú.- El Instituto Geográfico Militar (I.G.M.) ha impreso en 1950 y 1952 un mapa del Perú al millonésimo a curva de nivel con una equidistancia de 500 M. Asimismo ha impreso mapas a curvas de nivel a la escala de 1:2’000,000 en 1970, con una equidistancia de 1,000 M.

k. Otros materiales.- También se requiere de clavos, lija, chinches, cinta scotch, lápices y reglas.

12.2.1.3. Procedimientos y Técnicas.- Una cuestión importante, necesaria a resolverse, antes que se inicie los trabajos, consiste en determinar la exageración de la escala vertical. Como ya hemos visto anteriormente, tanto en los perfiles transversales como en las maquetas topográficas, la escala vertical debe ser exagerada intencionalmente. Esta exageración sin embargo es relativa y está en función con la forma del relieve. Las llanuras necesitan mayor exageración que las zonas montañosas.

Existe una formula para hallar la exageración de la escala vertical; sin embargo debe considerarse solo como punto de referencia. Veamos.

E. V. = 3

Donde: m = es la cantidad de kilómetros por centímetro representado en la escala horizontal. De esta suerte la maqueta topográfica del Perú al millonésimo tendría una escala vertical exagerada en 9.9 veces. Veamos como se obtiene:

E. V. = 3

E. V. = 3 x 3.3

E. V. = 9.9

En virtud de lo expresado anteriormente, para construir nuestra maqueta al millonésimo solo hemos exagerado en ocho veces, debido al espesor de las planchas de triplay que hemos escogido (4 m.m.). Veamos como resulta dicha exageración:

Si la equidistancia entre curva de nivel es 500 M. y para cada curva de nivel se necesita una plancha de 0.04 m.m. para representar las mayores altitudes del territorio peruano cercano a los 7,000 M. se necesitara 14 planchas, ósea:

14 x 4 m.m. = 56 m.m.

Es decir, si 56 m.m. representa altitudes cercanas a los 7,000 M. (6,768 es la cumbre más alta y corresponde al Huascarán); y si por otra parte sabemos que en la escala horizontal, 7m.m. representa 7,000 M. se deduce que la exageración de la escala vertical ha sido 8 veces.

56 : 7 = 8

2. El paso siguiente, aunque no necesariamente el segundo, consiste en la confección de la plataforma de soporte o armazón-base del modelo. Esta plataforma puede encargarse a un carpintero; pero si los recursos financieros son exiguos, debe hacerse sin vacilaciones. Una recomendación especial al que debe tenerse presente es que, como el Perú forma parte de la tierra y esta posee la forma de un elipsoide de revolución, dicha plataforma debe presentar una ligera curvatura en el largo y ancho.

3. Mientras se confecciona la plataforma, se procede a calcar con sumo cuidado y fidelidad las curvas de nivel del mapa topográfico, en papel canson, en sentido ascendente, desde los niveles inferiores a los niveles superiores. Tratándose del mapa del Perú al millonésimo, es preferible calcar estas curvas de nivel en dos secciones o partes. Una sección norte y otra sur. La razón de esta recomendación radica en que es mucho más fácil calcar curvas de nivel, de un mapa grande, en dos fases que en una sola. Por otra parte facilita el calado del triplay, dado que ningún arco, para calar, es suficientemente grande como para calar todo en una sola pieza. Aun así, dividido en dos secciones, verá Ud. como es necesario subdividirla en más partes.

Se recomienda que el calcado de curvas de nivel se haga con plumas Rapidograph o Faber Castell. La tinta china negra Rotring o Faber Castell es irremplazable para las curvas de nivel, y las de color azul para ríos y lagos.

4. Concluido con el calcado del perfil del territorio, curvas de nivel y ríos se procede a pasar solo las curvas de nivel a las planchas de triplay o cartón, colocando papel carbón debajo del papel canson. Esta copia debe iniciarse primero con el perfil del territorio, y luego se procede con las curvas de los 500 M. la curva de los 1000 y así sucesivamente hasta pasar las últimas curvas de nivel. Es necesario aclarar que este pasado se realiza en diferentes planchas de triplay para cada curva de nivel; de tal suerte que cuando se pase las últimas curvas, ocupe superficies pequeñas.

5. El siguiente paso consiste en “calar” o cortar las planchas de triplay, con los arcos y hojas de calar, siguiendo cuidadosamente las curvas de nivel. De esta fase depende en gran medida la exactitud y fidelidad del modelo.

Recordemos las siguientes técnicas en el calado:

  1. Manejar el arco de calar en posición vertical a la plancha de triplay, evitando que se incline. Esto facilita el calado evitando que se atasque y se corte en forma biselada.

  2. Las hojas de calar deben ser colocados en el arco con los dientes orientados hacia abajo.

  3. Manejar el arco de arriba hacia abajo y sólo en ese sentido.

  4. Soplar constantemente el polvillo resultante del calado para no perder la vista las curvas de nivel.

  5. Cuando la curva de nivel es de trazo muy irregular, como si fuera una línea quebrada de ángulos agudos, es conveniente “gastar” con la hoja, el lado inservible a fin de que la hoja se desplace holgadamente.

6. Al calado le sigue el lijado de las asperezas dejadas por un calado deficiente.

7. Después del lijado, se superponen las planchas de triplay de acuerdo a su altitud. Debe cuidarse su buen encuadramiento de tal suerte que no resalte en ninguna parte. Luego de esta primera prueba se procede a clavar o pegar las planchas con cola sintética.

8. Armado el mapa, se procede a macillar o modelar de tal forma que desparezcan los desniveles entre una y otra curva de nivel, y se logre la sensación de relieve. El macillado se realiza con pinceles chatos y espátulas. Se debe poner mucho cuidado en no ocultar los cauces estrechos de muchos valles, especialmente de los cañones fluviales.

9. La fase siguiente consiste en lijar el macillado y luego pintar. Los colores deben dar al relieve una sensación de realismo. En el caso del mapa del Perú, la costa debe pintarse de color crema-canela. La zona de la yunga, que es intermedia entre la costa y la quechua debe ser de crema-anaranjado oscuro. La quechua debe pintarse de color madera chocolate claro. La puna y alta montaña deben ser pintados de color chocolate oscuro a violáceo oscuro. Los glaciares deben pintarse de color celeste-blanco.

El flanco oriental de los Andes y sus estribaciones deben pintarse de diferente forma que el flanco occidental de los Andes. A medida que disminuye la altitud debe aplicarse más verde, diluida en naranja. A partir de la curva de los 500 M. debe aplicarse un color verde claro sin mezcla.

Los ríos se pintan de color celeste obscuro. El mar peruano debe pintarse utilizando la técnica del degradé de tal suerte que muestre las diferentes profundidades del fondo submarino. Los territorios limítrofes se pintan de un solo color que puede ser verde obscuro o plomo claro.

10. Luego del pintado se procede a rotular. El color de las letras varía con los símbolos que representa. En consecuencia, los símbolos de la planimetría y orografía deben ser rotuladas de color negro y las de la hidrografía de celeste obscuro o azul. Para una correcta rotulación se recomienda:

a. La orientación de los nombres, en el caso de centros poblados, debe ser siguiendo la dirección de los paralelos. En cambio si se trata de nombres de ríos, valles, cordilleras, carreteras debe rotularse en la orientación que siguen tales fenómenos.

b. El tamaño de las letras debe guardar relación con la magnitud del fenómeno.

c. Utilizar letra romanas para los símbolos de la planimetría y orografía, e itálicas para los de la hidrografía.

d. Las letras deben hacerse primero a lápiz y luego con pintura y sólo en determinados casos utilizarse tinta china negra o azul.

11. La última fase de nuestro trabajo consiste en el acabado, es decir una serie de trabajos de carácter ornamental pero no por ello carente de valor práctico.

a. La Orla.- constituida por una línea simple y otra compuesta, sirve de margen al mapa. En él deben figurar los valores de latitud y longitud.

b. El recuadro.- en la parte del territorio del Brasil, debe dibujarse y pintarse el mapa político a América del sur, resaltando la situación del Perú.

c. La leyenda.- en ella debe figurar el titulo, la escala y los símbolos utilizados. Además debe figurar la proyección, el nombre del mapa que ha servido de base, y la fecha de su construcción. No debe olvidarse que estas maquetas topográficas tienen dos escalas: Uno horizontal y otra vertical.

12.2.1.4. Principios didácticos en que se funda.- Si de los mapas que ya nos hemos ocupados, hemos dicho que constituyen valiosos instrumentos en la didáctica de la Geografía, de las maquetas topográficas diremos que superan enormemente a los anteriores. Ello se comprende por lo siguiente:

1. Ningún trabajo practico de aplicación como la maqueta topográfica permite materializar uno de los más caros principios de la Escuela Nueva; cual es el de aprender haciendo, activamente.

Si una lámina equivale a mil palabras, según la conocida expresión, una maqueta topográfica equivale a mil láminas. Efectivamente, cuando observamos una maqueta del Perú nos da la impresión de estar volando sobre el territorio a unos 20Km. de altitud. Esta observación de conjunto permite, como no sucede en el trabajo de campo, descubrir con mayor facilidad ciertas relaciones hasta entonces ocultas y poco comprensibles. Por ejemplo nos permite comprender la amplia distribución de las cuencas fluviales de los ríos amazónicos, al este de la divisoria continental de aguas (Barlovento), por la acción de los diferentes procesos de erosión y meteorización, a diferencia de las pequeñas cuencas de los ríos del flanco occidental (Sotavento).

2. Permite asimismo, hacer realidad el principio de actividad. Gracias a las maquetas topográficas el profesor deja de ser elemento transmisor y el alumno elemento receptor. Con una adecuada orientación del profesor, los alumnos aprenderán activamente, poniendo en juego todas sus capacidades mentales, lo que incidirá en el mayor desarrollo del pensamiento lógico. Aprenderá a observar sistemáticamente; a analizar y sistematizar; a inducir y deducir; a comparar y relacionar.

c:\users\humberto ñaupas\documents\my scans\2012-01 (ene)\scannedimage-30.jpg

Veamos, con un ejemplo, como debe orientar la clase, el profesor que cuenta con una maqueta topográfica. Supongamos que el tema se titule: El Relieve Peruano.

El profesor iniciará su clase no haciendo una exposición descriptiva de las principales formas del relieve peruano, sino invitando a que observen las diferencias en el relieve peruano. Luego de un tiempo prudencial, procederá a formular preguntas como estas: Es igual o desigual el relieve peruano?, Cómo es el relieve de la Costa? Es uniforme o variado? Es plano como un tablero? Que zona de la costa es más accidentada y levantada? Podrías explicar a que se debe? Por qué la zona central de la costa es estrecha?. Qué relación puede establecer entre, la estrechez de la costa y la amplitud de la plataforma continental, las islas del litoral y la fosa de Lima en la zona central?.

3. La realización de la maqueta asimismo se identifica con el principio de realismo; porque permite un aprendizaje para la vida, alejado de todo intelectualismo imperante. La confección permite el desarrollo de ciertas habilidades artísticas, intelectuales y manuales. No es, como dicen algunos, que dejan traslucir su ignorancia, un simple trabajo de carpintería. La realización de las maquetas requiere, no solo del conocimiento de técnicas generales, sino sobretodo, de un espíritu artístico, es decir, creativo e imaginativo. La habilidad manual juega un papel secundario dado que a través de la práctica puede reemplazarlas.

4. Como si fuera poco, esta técnica armoniza con otros principios didácticos como: el de la consolidación del éxito, unidad de la teoría y de la práctica, vivencia, comunidad, totalidad y patria. (Stocker: 38).

En resumen, si en verdad estimamos en alto los principios de la Escuela Nueva, bueno será que empecemos a ponerlos en práctica, y ahora mismo. Reiteramos una vez más que la utilización de estos procedimientos no es suficiente. Urge complementarlo con otros procedimientos importantes como el trabajo de campo, proyección de diapositivas, etc.

12.2.2. Dioramas o dioremas, como lo llaman otros, son representaciones ambientales de un espacio geográfico, de un geosistema, bastante limitado, con el propósito de ofrecer las relaciones múltiples, que se dan entre los fenómenos físicos biológicos y humanos.

A diferencia de la maqueta topográfica, los dioramas son representaciones acondicionadas, tanto de paisajes naturales como culturales. En esto, se asemeja a las maquetas históricas y arquitectónicas y se diferencian de los dioramas biológicos. Estos últimos tratan de ser más naturales y realistas. Por ello, utilizan en su confección elementos naturales como plantas, animales, rocas, etc.

En cambio los dioramas geográficos, son más convencionales. En esencia son modelados que pretenden representar los elementos del paisaje natural y cultural, valiéndose de materiales plásticos y otros, como veremos luego.

12.2.2.1. Fundamentos didácticos.- La confección de dioramas se apoyan en la necesidad de enseñar a los alumnos haciendo, trabajando. Se funda en el principio de que no puede haber aprendizaje duradero y provechoso si no es a través de la experiencia, de la actividad y del trabajo creador.

Como ya enfatizamos anteriormente estos trabajos pueden servir de pie en la manifestación de una vocación o del desarrollo de la misma.

Otro principio didáctico que desarrolla este material, es la socialización. Mediante la confección de dioramas, se obtienen excelentes resultados del trabajo colectivo.

Por último, la dirección del aprendizaje de la Geografía, a través de dioramas permite incidir sobre la esencia de la ciencia geográfica: esto es, en el estudio de las relaciones más inteligibles para escolares de los primeros años de Educación Secundaria.

12.2.2.2. Materiales.- La confección de dioramas no requiere de materiales costosos ni inaccesibles. Se pueden construir en cualquier medio o región geográfica del país. Sólo requiere de mística pedagógica y de sentido creador de parte del profesor. Veamos la lista de materiales:

- Polvo de aserrín fino (u otro sucedáneo como la arcilla, yeso, arenilla, etc.)

- Cola al granel muy licuada.

- Pintura mate

- Pinceles

- Armazón de madera (soporte ovase) 40 x 50cm.

- Espátula y otros.

12.2.2.3. Procedimientos y técnicas.- La confección de Dioramas es relativamente sencillo. Veamos los siguientes pasos en la confección de un diorama de la Reserva Nacional de Paracas.

1. Se consigue o se prepara la base de madera, cuyo espesor adecuado debe ser de ½ pulgada. Sus dimensiones puede ser de 40 x 50 cm.

2. Se dibuja sobre la base de madera el contorno y los detalles que se desea representar.

3. Se utiliza clavos para fijar las zonas que van a tener cierto espesor como colinas o montañas.

4. Se prepara el material base con aserrín fino, cola granulada o goma arábiga.

5. Siguiendo los trazos dibujados en la base de madera se procede a modelar.

6. Se consiguen artificios para la representación de palmeras de la bahía de Paracas, así como para las casas.

7. Después se lija, las asperezas del modelado.

8. Se procede a la aplicación de colores con pintura mate, buscando efectos realistas.

9. Luego se rotula utilizando pequeños trozos de cartulina ó, sobre el mismo modelado.

10. Por último se coloca la leyenda, con el nombre del diorama y otros daros necesarios.
1   ...   11   12   13   14   15   16   17   18   19

similar:

Guillermo Manrique Peralta iconTraducido por Federico Manrique de Lara, Ciudad de México

Guillermo Manrique Peralta iconYnès Peralta Moreaux 2-09-1529

Guillermo Manrique Peralta icon*Peralta Fernández Mariana Camila *Soto Luna Brenda Marielle

Guillermo Manrique Peralta iconDR. guillermo sólomon santibañEZ

Guillermo Manrique Peralta iconDR. guillermo sólomon santibáÑEZ

Guillermo Manrique Peralta iconGuillermo O. Martin (h) y Sofía N. Agüero

Guillermo Manrique Peralta iconUniversidad Privada “Antonio Guillermo Urrelo”

Guillermo Manrique Peralta iconUniversidad privada antonio guillermo urrelo

Guillermo Manrique Peralta iconUniversidad privada antonio guillermo urrelo

Guillermo Manrique Peralta iconUniversidad privada antonio guillermo urrelo




Todos los derechos reservados. Copyright © 2019
contactos
b.se-todo.com