Deficiencia auditiva y desarrollo del lenguaje




descargar 34.95 Kb.
títuloDeficiencia auditiva y desarrollo del lenguaje
fecha de publicación06.08.2016
tamaño34.95 Kb.
tipoDocumentos
b.se-todo.com > Documentos > Documentos
TRASTORNOS AUDITIVOS Y VISUALES
5.1. LAS DEFICIENCIAS SENSORIALES
La vista y el oído son los órganos de los sentidos más importantes ya que, además de la percepción, contribuyen a la organización de la mente; estructuran el pensamiento. Es, por tanto, muy importante conocer la etiología de la enfermedad así como su diagnóstico de manera precoz. La intervención con estos niños debe contener tratamiento médico e intervención educativa para conseguir una plena integración así como un desarrollo normal.
5.2. LA DEFICIENCIAS AUDITIVAS


  • Deficiencia auditiva y desarrollo del lenguaje: Cualquier deficiencia en el desarrollo del oído, dificultará el proceso de aprendizaje y comunicación de la persona. Llamamos Hipoacusia a la disminución de la capacidad auditiva que obstaculiza la adquisición del lenguaje oral por vía auditiva. Más de la mitad de la información que recibe una persona lo hace vía acústica por lo que la audición es la vía habitual de adquisición del lenguaje (y estructuración del pensamiento), lo cual significa que una hipoacusia en un niño puede traer consecuencias muy graves en su aprendizaje del lenguaje alterando de ese modo tanto el desarrollo de la voz como del lenguaje, las funciones de alerta y localización de sonidos, localización temporal y espacial, estructuración de la inteligencia y de las habilidades sociales.




  • Cualidades del sonido y medidas de la audición: Son cualidades del sonido:

    • Tono: Agudo / Grave (Frecuencia)

    • Intensidad: Fuerte / Débil

    • Timbre: Cualidad de voz

    • Duración: Tiempo

Para medir la intensidad del sonido utilizamos los decibelios. Las personas con una audición normal perciben sonidos aproximadamente desde 0db hasta 120db (a partir de 100db, el sonido ya es molesto). Puedes ver el cuadro explicativo en P-110. La unidad correspondiente a la frecuencia auditiva es el hercio. Las personas pueden oír frecuencias de entre 20 a 20.000 Hz. Recuerda que es en esta frecuencia donde transcurre el lenguaje humano.


  • Clasificación de la Hipoacusias: Consideraremos diferentes clasificaciones, atendiendo a cinco criterios:

    • Parte del oído afectada: Hablaremos de

      • Hipoacusia de transmisión

      • Hipoacusia neurosensorial

      • Hipoacusia mixta

Puedes ver su explicación en P-110

    • Etiología: Las clasificaremos en

      • Hipoacusias hereditarias genéticas

      • Hipoacusias adquiridas:

        • Prenatales

        • Perinatales

        • Postnatales

Puedes ver su explicación en P-110-111


    • Oídos afectados: Hablaremos de

      • Hipoacusias unilaterales

      • Hipoacusias bilaterales

Puedes ver su explicación en P-111

    • Según el momento de aparición: hablaremos de

      • Hipoacusia prelocutiva

      • Hipoacusia perilocutiva

      • Hipoacusia postlocutiva

Puedes ver su explicación en P-111

    • Según el grado de pérdida auditiva: Hablaremos de

      • Hipoacusia leve o ligera: Pérdida inferior a 40db

      • Hipoacusia moderada o media: Pérdida entre 40 y 70db

      • Hipoacusia severa: Pérdida entre 70 y 90db

      • Hipoacusia profunda: Pérdida superior a 90db

Puedes ver su explicación en P-112


  • Hipoacusia e Integración Social: La audición es fundamental para mantener funciones como la orientación, la alerta o la vigilancia. Normalmente los niños sordos tienen menor capacidad de concentración dado que están constantemente fijándose en todo para paliar la información que no les llega por vía auditiva, aunque se ha demostrado que su capacidad intelectual no se encuentra por debajo de la de los niños normoyentes. La intensidad de la hipoacusia y el momento de su aparición influyen sobre las posibilidades que tiene el sujeto para desenvolverse en su entorno social. Existe un mejor pronóstico de adaptación para niños con hipoacusia por debajo de 90db que para los niños con hipoacusia profunda; de todos modos, el diagnóstico precoz es importante en ambos casos para la adaptación futura del pequeño. La función del Integrador Social será la de dar a conocer los sistemas de comunicación aumentativos y alternativos para que estos niños puedan desarrollarse e integrarse socialmente de una manera correcta.




  • Ayudas artificiales a la audición. Las prótesis implantables: La tecnología electrónica y quirúrgica, permite que personas con restos auditivos muy pobres mejoren en porcentajes elevados su capacidad auditiva. Para problemas de hipoacusias severas y profundas, a día de hoy la mejor solución se centra en los implantes cocleares.

    • Audífonos: Instrumentos de amplificación que aumentan el volumen de los sonidos y los adaptan a las necesidades de cada persona. Constan de micrófono, altavoz, amplificador y batería. Se debe de adaptar el amplificador a las necesidades de cada persona; una buena adaptación protésica exige que la prótesis posea una curva de ganancia suficiente para que las personas puedan oír, una ganancia adecuada a su curva auditiva y una amplificación que no vaya más allá de su umbral del dolor. Existen diferentes tipos de audífonos:

      • Retroauriculares

      • Intraauriculares

      • De bolsillo

Puedes consultarlos en P-113


    • Implante coclear: Su fundamento se basa en la sustitución de las células ciliadas, por lo que es lo más adecuado a pacientes con hipoacusia severa y profunda. Transforma la señales acústicas en señales eléctricas que se procesan a través de las diferentes partes de que consta el implante:

      • Componente externo

      • Componente interno

Puedes consultar su funcionamiento en P-113

Los requisitos que debe cumplir la persona para someterse a un implante coclear son:

      • Sordera neurosensorial bilateral profunda o total

      • No puede usar ninguna otra prótesis

      • Convencimiento que de va a solucionar su problema

En cuanto a las limitaciones del implante coclear Puedes verlas en P-113


  • Tratamiento de la Hipoacusia: Se considera fundamental la colaboración con las familias. Se trabaja con un equipo multidisciplinar que consta de:

    • Médico otorrino

    • Audioprotesista

    • Logopeda

    • Psicopedagogo

    • Servicios sociales

    • Asociaciones de Padres de niños sordos

Puedes ver las funciones de cada uno de ellos en P-1143


  • Intervención psicoeducativa: La intervención debe ser temprana y perseverante para poder llegar a compensar los aspectos que son educables en el niño. Con la intervención precoz, lo que hacemos es facilitar a la persona un instrumento de comunicación que le permita paliar los déficits que posee. El programa en intervención precoz engloba diferentes áreas: Cognoscitiva – Motriz – Sensorial – Verbal. Puedes trabajar los aspectos fundamentales de la intervención precoz en la P-115. En cuanto a la intervención logopédica, se va a centrar en procesos de comunicación, educación de restos auditivos, aprendizaje de lenguaje oral, educación de la voz y el habla así como perfeccionamiento progresivo de la lengua que usa el niño socialmente. Puedes ver las etapas de esta intervención en P-115. En cuanto a la familia es un pilar importante del proceso de intervención; es necesario hacerles entender que el déficit de su hijo se puede solucionar y que existen medios para aprender a ayudar a su hijo. También es importante la relación entre el niño y los padres para evitar que aparezcan trastornos de conducta.



5.3. DEFICIENCIAS VISUALES


  • La importancia del sentido de la vista: La vista proporciona al ser humano la mayor parte de información que capta del medio. Un niño capta un 83% del total de la información por el sentido de la vista y el resto se reparte entre el resto de sentidos. La carencia o disminución de la visión hace que la representación de la realidad que tiene el pequeño sea muy diferente a la que tiene el resto de seres humanos. Los sentidos no funcionan de forma pura sino en sinestesia (dos o más modalidades ligadas). Por otra parte, el sistema visual y el motor van muy ligados por lo que el niño con deficiencia visual probablemente presente problemas psicomotores (recuerda: lo que el ojo ve, quiere tocarlo la mano).

El desarrollo cognitivo de las personas con deficiencia visual sigue un camino diferente al de las videntes. Para paliar la falta de información de la persona con defectos de visión, se le potenciará el uso de otros canales sensoriales (sobre todo oído y tacto).


  • La deficiencia visual: Definida como: alteración permanente en los ojos, en las vías de conducción del impulso visual o en la corteza cerebral, que produce una disminución patente en la capacidad de visión.

    • ¿Cómo la medimos?: A través de dos parámetros:

      • Agudeza visual: Capacidad del ojo para percibir objetos que se concreta en la imagen más pequeña cuya forma puede apreciarse.

      • Campo visual: Toda porción del espacio o área visual que el ojo puede percibir simultáneamente sin efectuar movimientos.

Puedes ampliar esta información en P-117

    • Grados de deficiencia visual: Diferenciaremos entre:

      • Ceguera: La vista es tan insuficiente que les incapacita para realizar una actividad en la que se precise el uso de la visión. Dentro de la ceguera vamos a diferenciar entre:

        • Ceguera Total

        • Ceguera Parcial

        • Hipovisión Profunda

        • Debilidad visual:

          • Profunda

          • Limitación visual

Puedes ampliar tu información en P-117-118

      • Ambliopía: Disminución de la agudeza visual por sensibilidad imperfecta de la retina, sin que haya ninguna lesión orgánica que la justifique. (Es el famoso ojo vago u ojo perezoso).

Puedes ampliar tu información en P-118


  • Patologías y etiología de las deficiencias visuales: Las clasificamos según las causas que la provocan y el momento de aparición. Destacaremos aquí las de origen hereditario¸ las de origen congénito y las de origen accidental. El momento de la pérdida de la visión es muy importante ya que dependerá de él si se mantiene algún resto o algún recuerdo.

    • Origen Hereditario: Carga genética, se tienen desde el nacimiento aunque la aparición puede ser más temprana o más tardía:

      • Miopía Degenerativa

      • Albinismo

      • Acromatopsia

      • Aniridia

      • Retinoblastoma

      • Retinitis Pigmentaria

      • Subluxación de Cristalino

      • Distrofias Corneales

Puedes ampliar información en P-118

    • Origen Congénito: Se nace con ellas:

      • Anoftalmia

      • Microftalmia

      • Coriorretinitis

      • Atrofia Óptica

      • Cataratas Congénitas

      • Degeneración Macular

      • Rubéola

      • Nistagmo

      • Hipermetropía

Puedes ampliar información en P-118-119

    • Origen Accidental: no se tienen desde el nacimiento sino que se adquieren:

      • Cataratas Traumáticas

      • Desprendimiento de Retina

      • Fibroplasia retrolenticular

      • Glaucoma Adulto

      • Otros: diabetes, neuritis alcohólica, avitaminosis….

Puedes ampliar información en P-119


  • La percepción en las personas con disminución visual: El desarrollo cognitivo de las personas con disminución visual se ajusta a sus características sensoriales, en función de los restos visuales que queden y el momento de aparición de la discapacidad. Las personas con disminución visual deben articular el mundo mediante el uso de los sentidos restantes (por percepciones auditivas, táctiles y cinestésicas).

    • Percepción auditiva: Nos da información sobre la localización del objeto pero no sobre sus características en cuanto a forma, tamaño, etc…

    • Percepción táctil: El problema del tacto es que solo permite conocer los objetos inmediatos. Por otra parte, el uso continuo de este sentido permite una menor actividad perceptiva con un más alto gasto energético.

    • Percepción cinestésica: Es necesario ajustar el movimiento de una persona ciega a sus desplazamientos, ya que pierden demasiada información por vía visual.

Las áreas donde la falta de visión se hace más evidente serían:

    • La percepción del espacio: En personas con deficiencias visuales, el conocimiento del espacio se produce por medio del sentido auditivo; por otra parte, el individuo invidente debe prestar atención a olores, cambios de temperatura, corrientes de aire, etc…

    • Movilidad y habilidades de la vida diaria: Es necesario un gran entrenamiento diferentes ayudas técnicas para que una persona invidente pueda llegar a vivir sola sin sufrir ningún tipo de accidente doméstico. El bastón es uno de los utensilios más utilizados y que más identifican a una persona invidente, permitiéndoles detectar obstáculos en un radio de acción de aproximadamente un metro y medio.

    • Habilidades sociales: Lo referente a elementos posturales, dirección de la mirada o expresión facial, tan importante en las relaciones sociales y por tanto en las habilidades sociales, no está presente en personas invidentes por lo que estas habilidades también se ven afectadas.

    • Acceso a la información escrita: Según el grado de deficiencia, las ayudas para el acceso a la información escrita serán diferentes para las personas con deficiencia visual. Los más utilizados son:

      • Método Braille

      • Métodos Auditivos



  • Alteraciones adicionales frecuentes en personas con discapacidad visual: Existen tres factores de riesgo asociados a personas con discapacidad:

    • Dificultad de recibir, interpretar e integrar la información del mundo exterior

    • Actitud personal ante los retos y dificultades

    • Relaciones emocionales que se dan en el seno de la familia

Estos tres factores unidos a la discapacidad influyen en el desarrollo psicológico del sujeto y también en los programas de intervención que se llevarán a cabo con él. Los niños invidentes presentan un retraso intelectual que desaparece y se equipara al de un niño vidente hacia los 11-13 años de edad. Se pueden dar diferentes alteraciones en estos niños (no siempre) que pueden afectar a la personalidad directamente o al comportamiento; entre ellas:

    • Alteraciones afectivas

    • Alteraciones psicomotoras

    • Alteraciones en el área motora

    • Alteraciones comportamentales

Puedes ampliar información sobre ello en P-121


  • Evaluación de la deficiencia visual: La evaluación es vital de cara a la intervención. Supone determinar como el sujeto utiliza su visión residual así como otros aspectos más sociales, emocionales o cognitivos. Seguiremos dos pasos:

    • Evaluación Funcional: Se refiere a datos clínicos que nos aportará tanto el propio sujeto como la familia o los especialistas que lo han tratado. Se aplican diferentes escalas que nos aportan información sobre:

      • Apariencia de los ojos

      • Signos en el comportamiento

      • Quejas asociadas al uso de los ojos

Puedes ampliar información en P-122

    • Evaluación Formal: Se realiza por parte de un especialista e incluye aspectos como:

      • Paralelismo de la mirada

      • Reflejos pupilares

      • Estereopsia

      • Campo visual

      • Punto próximo de convergencia

      • Visión cromática

      • Funcionamiento perceptivo – visual

Puedes ampliar información en P-122


  • Intervención en niños con deficiencia visual: Existen dos tipos de intervención, en función del momento de aparición de la deficiencia.

    • Atención temprana: El periodo de aplicación es desde el nacimiento hasta los 6 años de edad. Existen una serie de aspectos que van a condicionar la intervención en niños de tan poca edad que hay que controlar de cara a que no se arraiguen y puedan llegar a causar limitaciones en el desarrollo:

      • Falta de contacto ocular

      • Falta de motivación para explorar el entorno

      • Manos ciegas

      • Cieguismos

      • Sonrisa muda

Puedes ampliar información en P-123

Al ser un proceso inteligente, la visión puede ser enseñada; de este modo es necesario comprender las necesidades plurisensoriales del niño y estructurar la estimulación sensorial de su entorno, para promover el resto de capacidades que pueden constituir su potencial.

La familia es importante en el proceso, tienen que entender las dificultades con las que debe afrontar su desarrollo su hijo, por lo que se considera necesaria una adecuada intervención familiar. Es importante que la familia se implique pero no llegando a la sobreprotección del niño, lo cual sería un bloqueo a su desarrollo.

    • Intervención Escolar: Es a partir de los años 50 cuando la ONCE asume la responsabilidad de educar a los niños ciegos (que no tenían acceso a la educación en su gran mayoría hasta ese momento). A partir de los años 70, con la aprobación de la Ley General de Educación, se reconoce el nivel preescolar como etapa educativa y se acuerda la escolarización de los niños ciegos con los niños videntes. En los años 80 aparecen los CRE (Centros de Recursos) con dos objetivos:

      • Atención a alumnos en régimen residencial como centros educativos de educación especial

      • Apoyo educativo a aquellos alumnos integrados en escuelas ordinarias

Desde hace algunos años, los alumnos ciegos o con deficiencias visuales pero sin afectación intelectual, están integrados en colegios con niños videntes; de modo que la educación no integrada se reserva a aquellos casos en que los sujetos presentan deficiencias intelectuales asociadas.

De cara a la didáctica que se aplica en la intervención escolar, en un principio no se distinguía entre aquellos niños que tenían restos visuales de los que eran totalmente ciegos, lo cual era un error porque aunque tengan muchas características en común, no es igual un niño totalmente ciego que uno que ve muy poco.

Existen tres ejes fundamentales de intervención:

      • Orientación y movilidad: Conocimiento del medio. Mediante visitas guiadas que les ayuden a aprender un itinerario hasta poder realizarlo solos o con ayuda de un bastón

      • Estilos de aprendizaje: Estarán condicionados, en general, por su forma de percibir la información del medio

      • Habilidades sociales: Fomentando habilidades como:

        • Corrección de hábitos motores no adecuados

        • Establecimiento de una dinámica de interacción social normalizada

Puedes ampliar información sobre este punto en P-124-125
5.4. LA SORDOCEGUERA


  • ¿Qué es la sordoceguera?: Discapacidad caracterizada por la existencia de manera simultánea de una deficiencia auditiva y una deficiencia visual. Generalmente estas deficiencias son parciales aunque en un 5-10% de los casos la afectación es absoluta. Gran parte de las personas que la padecen, la adquieren en la tercera edad por lo que muchas de ellas no se encuentran censadas en la ONCE. En función de su etiología la vamos a clasificar en:

    • Congénita

    • Adquirida (Síndrome de Usher: se nace con ella pero se puede desarrollar en cualquier momento de la vida)



  • Desarrollo del lenguaje en personas sordociegas: La realidad de estas personas queda reducida al alcance que permitan los sentidos y ello condicionará la interacción con el entorno. La mayor discapacidad de estas personas es la dificultad para aprender a comunicarse. Esta dificultad depende del grado de discapacidad y del momento de aparición en relación a la adquisición del lenguaje. Dividimos la sordoceguera en tres categorías:

    • Sordoceguera total o congénita

    • Sordoceguera con una deficiencia congénita y otra adquirida

    • Sordoceguera postlocutiva

Puedes ampliar información en P-126

En personas con afectación grave, se dependerá exclusivamente del sentido del tacto como conexión con el mundo y la realidad.


  • Intervención con personas sordociegas: En estos casos no es posible la compensación del oído con la vista o viceversa, por lo que su relación con el entorno quedará reducida al sentido del tacto. Para las personas sordociegas, el tacto se convierte en su centro de información.

El primer paso es realizar una evaluación para conocer el grado de afectación y la calidad de los restos tanto auditivos como visuales. El itinerario a seguir se establecerá en función de las características de cada persona y sus posibilidades. En este caso, como en el resto, la actitud de la familia ante la discapacidad es también muy importante.

similar:

Deficiencia auditiva y desarrollo del lenguaje iconAdaptaciones organizativas para un niño con deficiencia auditiva...

Deficiencia auditiva y desarrollo del lenguaje iconTrastornos especificos del desarrollo del lenguaje (teld)

Deficiencia auditiva y desarrollo del lenguaje iconDesarrollo de la comunicación en el síndrome cornelia de lange: CÓmo...

Deficiencia auditiva y desarrollo del lenguaje iconEl medio social como factor importante en el desarrollo del lenguaje...

Deficiencia auditiva y desarrollo del lenguaje iconTrastorno del lenguaje que se manifiesta por una alteración en la...

Deficiencia auditiva y desarrollo del lenguaje iconTrastorno del lenguaje que se manifiesta por una alteración en la...

Deficiencia auditiva y desarrollo del lenguaje icon9. 1 problemas de lenguaje y habla texto del Capítulo p roblemas de lenguaje y habla

Deficiencia auditiva y desarrollo del lenguaje iconIdentificación de alumnos con discapacidad auditiva

Deficiencia auditiva y desarrollo del lenguaje iconEs necesario ubicar el subsistema Desarrollo Motor Humano dentro...

Deficiencia auditiva y desarrollo del lenguaje icon9. el lenguaje del pensamiento




Todos los derechos reservados. Copyright © 2019
contactos
b.se-todo.com