Tema 1: delitos contra la vida humana




descargar 337.1 Kb.
títuloTema 1: delitos contra la vida humana
página3/10
fecha de publicación29.10.2016
tamaño337.1 Kb.
tipoDocumentos
b.se-todo.com > Documentos > Documentos
1   2   3   4   5   6   7   8   9   10

2.1 LESIONES
a) Tipo básico
El tipo básico del delito de lesiones, previsto en el art 147.1 castiga al que causare a otro una lesión que menoscabe su integridad corporal o su salud física o mental.

La acción puede llevarse a cabo por cualquier medio o procedimiento, es decir, tanto por acción en sentido estricto, como, en los casos en que haya posición de garante, en comisión por omisión.

El resultado es el menoscabo de la integridad corporal o de la salud física o mental.

Entre la acción y el resultado debe existir una relación de causalidad y comprobarse además, sobre todo en las lesiones causadas por imprudencia, los criterios que fundamentan una imputación objetiva.

En relación con la lesión psíquica se plantean dos problemas: por un lado, el concepto de la misma, por otro, su autonomía cuando se produce como daño colateral de una lesión física, bien inferida a la propia víctima, bien a un tercero.

El impacto afectivo o el dolor moral que puede causar el hecho en los familiares de las víctimas de los asesinatos, etc., es en cierto modo inherente al propio resultado consumativo y todo lo más podría apreciarse en la determinación del monto de la indemnización civil; pero ello no es en absoluto evidente en todos los casos, y mucho menos cuando la víctima es, por ejemplo, un hijo.

Lo que se protege en el delito de lesiones no sólo es la salud física y la integridad corporal, sino también la salud psíquica o mental.

No se trata sólo de un simple efecto colateral en sí inherente al propio resultado del delito, sino del daño psíquico, que se traduce después en distintas patologías o trastornos psicológicos y que se produce directamente como consecuencia de una acción brutal.

Pero para que la lesión, física o psíquica, pueda calificarse de delito se exige que la sanidad de la lesión, además de una primera asistencia facultativa, requiera tratamiento médico o quirúrgico.

Si la lesión no precisare tratamiento médico o quirúrgico o sólo exigiere la primera asistencia facultativa, entonces constituye una falta tipificada en el art 617.1, que justamente se caracteriza como un tipo residual o subsidiario cuando la lesión no cumple los requisitos establecidos en el art 147.1.

Para diferenciar el delito de la falta de lesiones hay que distinguir entre primera asistencia y tratamiento médico o quirúrgico.

La asistencia es la ayuda que se presta a quien tiene algún problema, se queja o se duele de algo, sin que ello exija necesariamente la adopción de ninguna medida curativa.

El tratamiento es un conjunto sistemático de actos realizados en el transcurso del tiempo con finalidad eminentemente curativa.

Obviamente, la actuación médica de una u otra forma conlleva distinta gravedad de la lesión.

Deben excluirse del concepto de tratamiento los casos en los que el personal sanitario interviene o debe intervenir ante una sintomatología, queja o demanda del lesionado que luego no da lugar a una actividad propiamente terapéutica.

La simple vigilancia o seguimiento facultativo del curso de la lesión no se considerará tratamiento médico. Pero a partir de ahí, todo lo que exija una actividad curativa ulterior, o todo lo que ya desde el primer momento exige un plan terapéutico a desarrollar en el tiempo, debe estimarse como tratamiento y, por tanto, la lesión como delito.

Otros datos que objetivan los criterios legales son la necesidad del tratamiento y su prescripción por un titulado facultativo o de grado medio, cuando este último esté habilitado para ello.

Esta necesidad quiere decir que aunque la lesión pueda no ser tratada por profesional sanitario, sino por un no profesional por el propio lesionado, debe ser de tal entidad que objetivamente requiera de una intervención sanitaria profesional.

Ello depende muchas veces del nivel cultural y del contexto en que se produzca la lesión, pero no pueden excluirse del concepto de lesión casos, como la rotura de un dedo o la provocación de una enfermedad, en los que el sujeto prefiere tratarse a sí mismo o ponerse en manos de un curandero, ya que en nuestro contexto son lesiones que requieren tratamiento médico o quirúrgico.
b) Tipos cualificados
Se tienen en cuenta, para imponer una pena más grave que la fijada para el tipo básico, tanto la gravedad del medio empleado, la forma en que la lesión se lleve a cabo o la cualidad de la víctima, como la mayor gravedad del resultado.
1.- Por la gravedad del medio empleado, la forma de comisión y la cualidad de la víctima.
Según el art 148: “Las lesiones previstas en el apartado 1 del artículo anterior podrán ser castigadas con la pena de prisión de dos a cinco años, atendiendo al resultado causado o riesgo producido:

1º Si en la agresión se hubieren utilizado armas, instrumentos, objetos, medios, métodos o formas concretamente peligrosas para la vida o salud, física o psíquica, del lesionado.

2º Si hubiere mediado ensañamiento.

3º Si la víctima fuere menor de doce años o incapaz”.

Estas calificaciones no aumentan automáticamente la pena del tipo básico cuando concurran en un delito de lesiones, pues el propio precepto determina que ello sólo es así atendiendo al resultado causado o riesgo producido y en la medida en que el Tribunal las valore como determinantes de una mayor gravedad de la lesión del tipo básico.

  • Por la peligrosidad del medio


El art 148.1 permite imponer la pena de prisión de dos a cinco años si en la agresión se hubiera utilizado armas, instrumentos, objetos, medios, métodos o formas concretamente peligrosas para la vida o salud, física o psíquica, del lesionado.

La razón de ser de esta agravación es la peligrosidad objetiva del medio empleado en la lesión, cualquiera que sea la gravedad de la lesión misma que se haya producido.



  • Por el empleo de ensañamiento


El número 2º del art 148 establece la misma cualificación de la pena para la lesión prevista en el apartado 1 del art 147 si hubiere mediado ensañamiento. Por tal hay que entender los actos que configuran la agravante genérica en el art 22.5º, es decir, aumentar deliberada e inhumanamente el sufrimiento de la víctima, en la forma en que ya hemos descrito en relación con el asesinato en el capítulo 1.

Si el hecho se produce por las personas citadas en el art 174 en relación con las circunstancias allí previstas, se aplicará el art 148.2 con la agravante de prevalecimiento del carácter público, salvo que resulte mayor pena apreciando un concurso entre el de lesiones que corresponda, siempre que no sea el propio art 148.2.

Por lo demás, la presencia de esta cualificación excluye la aplicación de la agravante genérica, que, sin embargo, es aplicable como tal en las calificaciones previstas en los arts 149 y 150, o en la falta del art 617.1.


  • Por la cualidad de la víctima


El art 148.3 permite imponer la pena antes citada si la víctima fuere menor de doce años o incapaz.

Como ya se ha advertido antes, es preciso que este hecho genere una mayor peligrosidad de la acción o mayor indefensión de la víctima; no basta, por tanto, con que la víctima sea menor de doce años o incapaz para que automáticamente se aplique la cualificación. Aquí el término incapaz debe ser interpretado en el sentido del art 25.


  • Por la entidad del resultado


Aunque el resultado en el delito de lesiones es siempre un menoscabo de la integridad corporal o de la salud, la mayor o menor gravedad de este menoscabo puede determinar también una mayor gravedad de la pena aplicable al responsable del delito de lesiones, en la medida en que esa mayor gravedad objetiva de la lesión sea también abarcada por el dolo.

Los arts 149 y 150 establecen una serie de calificaciones en función de la mayor o menor gravedad de los resultados que produzca la lesión.

Cualificación del art 149: El que causare a otro, por cualquier medio o procedimiento, la pérdida o la inutilidad de un órgano o miembro principal, o de un sentido, la impotencia, la esterilidad, una grave deformidad, o una grave enfermedad somática o psíquica, será castigado con la pena de prisión de seis a doce años.

Los resultados mencionados en este artículo consisten en graves menoscabos de la integridad física o de la salud, algunos de ellos irreversibles, como la pérdida o inutilización de un miembro u órgano, de algún sentido, la impotencia, etc.,; o difícilmente corregibles, como una grave deformidad, grave enfermedad, etc. De ahí la especial gravedad de la pena con la que se castiga esta cualificación.

Cuando el miembro u órgano no es principal será aplicable la cualificación del art 150.

El concepto de deformidad es un concepto valorativo estético que depende de las más diversas circunstancias. La edad, sexo, profesión, etc. del lesionado son decisivos a la hora de determinar lo que se entiende por deformidad.

La cualificación del art 149 sólo es aplicable en caso de que la deformidad sea grave. Normalmente se consideran como tales las cicatrices y desfiguraciones del rostro, la pérdida de dientes incisivos y las cicatrices en el cuello o en el muslo, pero no en la cabeza o en el vientre. En el concepto de deformidad se revela la amplitud del concepto de salud e integridad corporal.

Cualificación del art 150: El que causare a otro la pérdida o la inutilidad de un órgano o miembro no principal, o la deformidad, será castigado con la pena de prisión de tres a seis años. Este precepto es subsidiario del anterior, en la medida en que si los resultados producidos son los previstos en el art 149, éste será el aplicable.

Por miembro u órgano no principal se entiende lo que ni es vital, ni esencial para la salud o la integridad, por deformidad, cualquier desfiguración del cuerpo cuya visión produce un sentimiento de desagrado estético en los demás; si la deformidad es grave la cualificación aplicable es la del art 149.

Las posibilidades de reparación de la deformidad con una intervención de cirugía estética deben también ser tenidas en cuenta en orden a determinar la gravedad de la deformidad, desde luego, una deformidad que quede bien reparada con una sencilla operación de cirugía estética debe ser valorada como menos grave que otra en que esa posibilidad no exista o sea más difícil de realizar.
c) Especial consideración del elemento subjetivo
Tanto en el tipo básico como en los cualificados se tipifican conductas dolosas. La comisión imprudente de estos hechos se castiga en el art 152.

La imputación a título de dolo de los resultados cualificantes o de la necesidad de tratamiento médico o quirúrgico para la calificación de la lesión como delito sólo puede hacerse en la medida en que el Tribunal sentenciados, tras la correspondiente valoración de la prueba, llegue al convencimiento de que realmente se dio dolo, siquiera sea con la fórmula del dolo eventual. De lo contrario, todo lo más, y en la medida en que se den los elementos de la imputación a título de imprudencia habrá que apreciar esta forma menos grave de imputación. Se requiere para aplicar la cualificación del art148.3º que el sujeto sepa que la víctima es menor de doce años o incapaz.

La imprudencia se castiga como delito, cuando es grave con la pena de arresto de siete a veinticuatro fines de semana si se tratare de las lesiones del art 147.1, con la pena de prisión de uno a tres años si se tratare de las lesiones del art 149, y con la pena de prisión de seis meses a dos años si se tratare de las lesiones del artículo 150.

La imprudencia leve se castiga como falta, con la pena de multa de uno a dos meses y de quince a treinta días. La imprudencia constitutiva de una falta de lesiones también lleva aparejada la privación del derecho a conducir o a tener o portar armas por tiempo de tres meses a un año, cuando el hecho se hubiere cometido con un vehículo de motor o un arma. La falta sólo es perseguible mediante denuncia de la persona agraviada o de su representante legal.

Tanto en la imprudencia constitutiva de delito, como de una falta, son aplicables las reglas y principios generales que informan esta forma de imputación subjetiva del delito en los casos en los que está especialmente castigada.

Otro aspecto interesante es el de si el dolo de matar acoge también el dolo de lesionar.

La teoría de la voluntad afirma que el dolo en la tentativa de homicidio o asesinato es diferente y que si no se castiga el homicidio no pueden castigarse tampoco las lesiones, ya que el dolo de este delito no se da.

La teoría de la unidad considera que en estos casos el dolo en ambos delitos es el mismo y que si no se castiga por homicidio puede hacerse por el delito de lesiones.

La doctrina dominante mantiene la teoría de la unidad, la voluntad de matar y de lesionar, aunque no coincidan en el fin, sí pueden coincidir en los medios elegidos, que pueden ser idóneos para uno u otro resultado.
d) El castigo de los actos de participación intentada
En el art 151 se castigan con la pena inferior en uno o dos grados a la del delito correspondiente de lesiones dolosas, previsto en los artículos anteriores, la provocación, la conspiración, y la proposición para cometer alguno de dichos delitos.
2.2 PARTICIPACIÓN EN RIÑA
Quienes riñeren entre sí, acometiéndose tumultuariamente, y utilizando medios o instrumentos que pongan en peligro la vida o integridad de las personas, serán castigados por su participación en la riña con la pena de prisión de seis meses a un año o multa superior a dos y hasta doce meses.

El Código no castiga la mera participación en riña, sino la participación utilizando medios o instrumentos que pongan en peligro la vida o la integridad, la mera participación es, por tanto, impune como tal.

La exigencia de que la riña sea acometiéndose tumultuariamente, han de intervenir, por tanto, más de dos personas y es preciso que se llegue a las vías de hecho, no bastando las simples agresiones verbales.
2.3 EMPLEO DE VIOLENCIA CONTRA PERSONAS VINCULADAS AL AGRESOR (violencia doméstica)
El que habitualmente ejerza violencia física o psíquica sobre quien sea o haya sido su cónyuge o sobre persona que esté o haya estado ligada a él de forma estable por análoga relación de afectividad, o sobre los hijos propios o del cónyuge o conviviente, pupilos, ascendientes o incapaces que con él convivan o que se hallen sujetos a la potestad, tutela, curatela, acogimiento o guarda de hecho de uno u otro, será castigado con la pena de prisión de seis meses a tres años, sin perjuicio de las penas que pudieran corresponder a los delitos o faltas en que se hubieran concretado los actos de violencia física o psíquica.

Cuando se produjere un resultado lesivo se impondrán, además, las penas correspondientes al delito que constituya dicho resultado.

La novedad más importante de la reforma es la equiparación de la violencia psíquica a la física, ello no plantea ningún problema especial en el plano teórico, aunque sí en el práctico, por las dificultades probatorias que plantea la primera.

El art 153 recoge un delito de peligro abstracto, cuyo bien jurídico específicamente protegido es la proposición de la violencia, física o psíquica, en el ámbito de las relaciones familiares o cuasi familiares que en él se mencionan, no sólo ya por el deterioro de la convivencia que supone el empleo de esa violencia, sino por el peligro de que la misma pueda llegar a materializarse en resultados lesivos para la salud o la integridad física.

Para apreciar la habitualidad a que se refiere el párrafo anterior, se atenderá al número de actos de violencia que resulten acreditados, así como a la proximidad temporal de los mismos, con independencia de que dicha violencia se haya ejercido sobre la misma o diferentes víctimas de las comprendidas en este artículo, y de que los actos violentos hayan sido o no objeto de enjuiciamiento en procesos anteriores.

Tampoco se requiere que los actos de violencia hayan recaído siempre sobre la misma persona, pues en el ámbito de convivencia al que se refiere el precepto la violencia puede recaer sobre diferentes personas de las mencionadas.

El delito se construye a partir de la realización de actos objetivables en las condiciones citadas en el precepto, revelen o no esa clase de personalidad.

La relación parental o cuasi parental se ha ampliado en la reforma de 1999 en el caso del cónyuge o similar no sólo al que lo sea en el momento de los malos tratos, sino también al que lo haya sido en el pasado.

El dolo debe abarcar también la relación parental o análoga a que se refiere el precepto y la significación como mal trato de los actos realizados.

A lo que sí puede dar lugar el delito de malos tratos es a defensas reactivas de las víctimas que no siempre van a poder ser encuadrables en la legítima defensa, bien porque no hay una agresión inminente en ese momento, bien porque predomina más el estado pasional o el trastorno mental como consecuencia de los malos tratos, lo que permite ubicar esa reacción en el ámbito de la inimputabilidad a través del llamado síndrome de la mujer maltratada.

El art 617.2, que castiga la falta de malos tratos sin causar lesión, impone en su párrafo 2º la pena de tres a seis fines de semana o multa de uno a dos meses cuando el ofendido fuere alguna de las personas a las que se refiere el art 153.
1   2   3   4   5   6   7   8   9   10

similar:

Tema 1: delitos contra la vida humana iconRegistro de Datos Genéticos vinculados a delitos contra las personas...

Tema 1: delitos contra la vida humana iconDelitos contra el orden economico

Tema 1: delitos contra la vida humana iconLa bioética es la rama de la ética que se dedica a proveer los principios...

Tema 1: delitos contra la vida humana iconLa vida humana amenazada

Tema 1: delitos contra la vida humana icon14 de marzo dia mundial de acción contra las represas a favor de los ríOS, el agua y la vida

Tema 1: delitos contra la vida humana iconLa vida humana comienza con la anidación

Tema 1: delitos contra la vida humana iconNueva terapia contra cáncer de pulmón avanzado elimina su progresión...

Tema 1: delitos contra la vida humana iconAula: Bloque 10. Tema 1 La comunicación humana

Tema 1: delitos contra la vida humana iconTema 2: la herencia biológica. Genética humana

Tema 1: delitos contra la vida humana iconTema 8 Problemas ambientales derivados de la actividad humana




Todos los derechos reservados. Copyright © 2019
contactos
b.se-todo.com