Universidade Federal da Bahia




descargar 54.44 Kb.
títuloUniversidade Federal da Bahia
fecha de publicación18.01.2016
tamaño54.44 Kb.
tipoDocumentos
b.se-todo.com > Documentos > Documentos


Universidade Federal da Bahia

Faculdade de Direito

Mestrado em Direito


Aluno: João Márcio Rêgo Reis




RICOEUR, Paul. De la hermenêutica de los textos a la hermenêutica de la acción



127

Este ensayo estará consagrado, en lo esencial, al debate entre dos actitudes fundamentales que se pueden tomar frente a un texto. (...) Me propongo aqui examinar el destino de esta oposicion a la luz de los conflictos de escuelas contemporaneas.

128

La atención casi exclusiva dada a las escrituras fonéticas parece confirmar que la escritura no agrega nada ai fenômeno del habla, a no ser la fijación que permite conservaria;

129

El texto produce así un doble ocultamiento: del lector y del escritor, y de esta manera sustituye la relación de diálogo que une imediatamente lá voz de uno con el oído del otro.

130

(...) cada texto es libre de entrar en relación con todos los otros textos que vienen a tomar el lugar de la realidade circunstancial mostrada por el habla viva.

131

Creemos saber lo que es el autor de un texto, porque se deriva Ia idea de la de hablante; el sujeto del habla, dice Benveniste, es el que se designa a si mismo diciendo “yo”. Cuando el texto toma el lugar del habla, ya no hay locutor propiamente hablando, al menos en el sentido de una autodesignacion inmediata y directa del que habla en la instancia de discurso (...)

132

La interpretacion es una provincia particular de esta comprension. Entre los signos del psiquismo ajeno, tenemos las “manifestaciones fijadas de una manera durable", los “testimonios humanos conservados por la escritura”, los “monumentos escritos”. La interpretacion es asi el arte de comprender aplicado a tales manifestaciones, a tales testimonios, a tales monumentos, cuyo caracter distintivo es la escritura.

133

Asi, la hermeneutica cumple los deseos de la comprension al separarse de la inmediatez de la comprension del otro, esto es, separandose de los valores dialogales. La comprension quiere coincidir con el interior del autor, igualarse con el (sicb gleichsetzen), reproducir (nachbilden) el proceso creador que ha engendrado la obra (...)

134

Esta insoportable tension, cuyo testigo es el ultimo Dilthey, nos conduce a plantear las dos preguntas que dirigen la continuidad de la discusion: ^no es necesario abandonar decididamente la referencia de la interpretacion ala comprension y dejar de hacer de la interpretacion de los monumentos escritos un caso particular de la comprension de los signos exteriores de um psiquismo interior? Pero si la interpretacion ya no busca su norma de inteligibilidad en la comprension del otro, no se ha de reelaborar tambien su relacion con la explicacion, que habiamos dejado de lado?

135

Este comportamiento explicativo, a diferencia de lo que pensaba Dilthey,

no está de ninguna manera tomado en préstamo de otro campo de conoci-

miento y de otro modelo epistemológico que no sea el del lenguaje mismo.

137

Pero para mantenerse en los limites de la analogia entre los mi temas y las unidades lingüísticas de nivel inferior, el análisis de los textos deberá proceder con la misma suerte de abstracción que practica el fonólogo;

para éste, el fonema no es un sonido concreto, tomado en forma absoluta,

en su sustancia sonora; es una función definida por el método conmutativo

y que se resuelve en su valor de oposición por relación con todos los otros;

140

A partir de esto, la interpretacion, si aun es posible darle un sentido, ya no sera confrontada con un modelo exterior a las ciencias humanas; estara em debate con un modelo de inteligibilidad que pertenece de nacimiento, si se .puede decir, al dominio de las ciencias humanas y a una ciencia de punta de este campo: la linguistica. Desde este momento, explicar e interpretar se hallaran en debate sobre el mismo terreno, en el interior de la misma esfera del linguaje.




Esta articulacion de un discurso con un discurso denuncia, en la constitucion misma del texto, una capacidad original de continuacion, que es su caracter abierto. La interpretacion es el cumplimiento concreto de esta articulacion y de esta continuacion.

149

EL DEBATE entre explicar y comprender es antiguo y se refiere, al mismo tiempo, a la epistemologia y a la ontologia. Mas precisamente, es un debate que comienza como un simple analisis de nuestra manera de pensar y de hablar sobre las cosas, pero que, por el movimiento del argumento, se dirige a las cosas mismas que requieren nuestras concepciones acerca de ellas, Al principio, la cuestion es saber si las ciencias, sean ciencias naturales o ciências del hombre, constituyen un conjunto continuo, homogeneo y finalmente unitario, o si, entre las ciencias naturales y las ciencias del hombre es necesario instituir un corte epistemologico. En este primer nivel del problema los terminos “explicar” y “comprender” son los emblemas de dos campos enfrentados.

151-152

La teoria del texto ofrece un buen punto de partida para una revision rajpical del problema metodologico, porque la semiologia no nos permite decirque los procedimientos explicativos son ajenos al dominio del signo e importados del campo vecino de las ciencias naturales. Aparecieron nuevos modelos de explicacion que pertenecen al dominio de los signos,: linguísticos y no linguisticos. Como sabemos, estos modelos son mas frecuentemente de estilo estructural que genetico, es decir que se basan en correlaciones estables entre unidades discretas y rio en secuencias regulares entre acoritecimientos, fases o estadios de un proceso. Una teoria de la interpretacion tiene desde ahora frente a si un modelo que ya no es naturalista, sino semiológico.

155

De ese modo, el relato pertenece a una cadena de palabras, por la cual se

constituye una comunidad de cultura y mediante la cual esta comunidad se in­

terpreta a sí misma por vía narrativa.

156

Por el contrario, quisiera mostrar que la teoria del texto no es, para una antropologia filosófica, más que uno de los lugares donde puede ilustrarse el presente debate.

157-158

Me propongo ahora mostrar las razones que hacen insostenible esta simple dicotomía, que tiende a la vez a la pacificación, pero también a ia volatilización del problema. Si todos los juegos de lenguaje tienen el mismo derecho, la filosofia ya no tiene la tarea de articular, de jerarquizar, de organizar el saber, sino de preservar la diferencia entre juegos heterogêneos

163

Las interesantes correlaciones entre la teoria del texto y la teoria de la accion: encuentran un refuerzo en el tercer campo en el que es posible captar la dialectica de la explicacion y de la comprension: el de la teoria de la historia. (...), la historia -la historiografia— es un tipo de relato, un relato verdadero en comparadon con los relatos miticos o con los relatos ficticios, como epopeyas, dramas, tragedias, novelas, novelas cortas, y ya que, por otra parte, la historia se refie-re a las acciones de los hombres en el passado.

166

El lector no dirige su interés a las presuntas leyes subyacentes, sino hacia el giro que toma esta historia singular. Seguir una historia es una actividad del todo específica, mediante la cual anticipamos sin cesar un curso ulterior y un desenlace, y corregimos correlativamente nuestras anticipaciones, hasta que coinciden con el desenlace real. Entonces décimos que hemos comprendido.

169

Mi hipotesis es entonces la siguiente: si la interpretacion de textos plantea problemas especificos por el hecho de ser textos y no lenguaje hablado, y si tales problemas son los que constituyen la hermeneutica como tal, se puede decir entonces que las ciencias humanas son hermeneuticas: 1) en la medida en que su objeto revela algunos de los rasgos constitutivos de un texto como texto, y 2) en la medida en que su metodologia desarrolla la misma classe de procedimientos que los de la Auslegung o interpretacion de textos

170

Pero, qué es el discurso? No intentaremos encontrar la respuesta entre

los lógicos, ni tan siquiera entre los exponentes del análisis lingüístico, sino

entre los propios lingüistas. El discurso es la contrapartida de aquello que los

lingüistas llaman sistema o código lingüísticos. El discurso es acontecimien­

to en forma de lenguaje.

175

La accion significativa es un objeto para la ciencia solo bajo la condicion de un tipo de objetivacion equivalente a la fijacion del discurso por la escritura. De la misma manera que la interlocucion experimenta una cransmucacion por la escritura, la interaccion sufre una transformacion analoga en las innumerables situaciones en que tratamos la accion como un texto fijo. Estas situaciones son ignoradas en una teoria de la accion para la cual el propio discurso de la accion constituye una parte de la situacion de transaccion que circula de un agente a otro, exactamente del mismo modo como el lenguaje hablado queda prisionero en el proceso de interlocucion o, si se puede emplear el termino, de translocucion (...)

176

Mi tesis es que la accion misma, la accion significativa, se puede convertirm en objeto de la ciencia sin perder su caracter de significatividad gracias a un tipo de objetivacion semejante a la fijacion que se produce en la escritura. Mediante esta objetivacion, la accion ya no es una transaccion a la cual aun pertenecera el discurso de la accion. Constituye una configuracion que debe ser interpretada de acuerdo con sus conexiones internas.

179

Una accion es un fenomeno social, no solo porque la ejecutan varios agentes, de tal manera que no se puede distinguir el papel de cada uno del papel de los otros, sino tambien porque nuestros actos se nos escapan y tienen efectos que no hemos previsto. Aqui aparece uno de los significados de la nocion de inscripcion. El tipo de distancia que encontramos entre la intencion del hablante y el significado verbal de un texto tambien se produce entre el agente y su accion.

181

Gracias a esta emancipación del contexto situacional, el discurso; puede desarrollar referencias no ostensivas que llamamos un mundo, no en el sentido cosmológico del término, sino como una dimensión ontológica del

decir y del actuar humanos. íQué corresponderia en el campo de la acción a

las referencias no ostensivas de un texto?

183

(...) mi hipótesis es que el tipo de objetivación implicado en el estatuto del discurso como texto ofrece una mejor respuesta al problema planteado por Dilthey. Esta respuesta se basa en el carácter dialéctico de la relación entre

explicar y comprender, tal como se pone de manifiesto en la lectura.

186

Éste es el equilíbrio entre el don de la conjetura y el carácter científico de

la validación, que constituye el equivalente moderno de la dialéctica entre

verstehen y erklaren.

191

Creo realmente que, si no fuera esa la funcion del analisis estructural, este quedaria reducido a un juego esteril, incluso despojaria al mito de la funcion que el propio Levi-Strauss le asigna: hacer que los hombres adviertan ciertas oposiciones y tender hacia su progresiva mediacion. Eliminar esta referencia a las aportas de la existencia, alrededor de las cuales gravita el pensamiento mitico, seria reducir la teoria del mito a la necrologia de los discursos sin sentido de la humanidad.

195

Esta rectificacion de la nocion de compromiso personal no elimina el circuio hermeneutico. Este circulo continua siendo una estructura insuperable del'conocimiento aplicado a las cosas humanas; pero esta restriccion le impide convertirse en un circulo vicioso. En el fondo, la correlacion entre explicacion y comprension, y viceversa, entre comprension y explicacion, constituye el circulo hermenêutico.

197

L a P R E G U N T A que se intenta responder en este ensayo puede enunciarse em los siguientes términos: la concepción de la im aginación que aparece en uma teorta de, la metáfora centrada en la noción de innovación semântica, se puede generalizar más a llá de la esfera del discurso al cual pertenece esencialmente?

199

Con una mayor distancia de sentido, llamamos imágenes a las ficciones; queil no evocan cosas ausentes, sino cosas inexistentes. A su vez, las ficciones se - desarrollan entre términos tan alejados como los suenos, productos del dormir, y las invenciones dotadas de una existencia puramente literaria, como

los dramas y las novelas.

203

Este efecto de resonancia, de reverberacion o de eco no es un fenomeno secundario. Si, por un lado, parece debilitar y dispersar el sentido en la ensonacion fluctuante, por otro, la imagen introduce en todo el proceso una nota suspensiva, un efecto de neutralizacion, en suma, un momento negativo, gracias al cual el proceso completo se situa en la dimension de lo irreal. El papel ultimo de la imagen no es solo difundir el sentido en diversos campos sensoriales, sino suspender el significado en la atmosfera neutralizada, en el elemento de la ficcion (...)

205

La peor de las tradiciones filosóficas concernientes a la imagen ofrece aqui

una resistencia encarnizada; la que sosciene que la imagen es una percepción

debilitada, una sombra de la realidad.

208

Daremos un paso decisivo en dirección del imaginario social, si reflexionamos

sobre las condiciones de posibilidad de la experiencia histórica en general. La

imaginación está implicada allí en la medida en que el campo histórico de la

experiencia tiene también una constitución analógica.

210

En conclusión, la posibilidad de una experiencia histórica en general reside en nuestra capacidad de permanecer expuestos a los efectos de la historia, para retomar la categoria de Wirkungsgeschichte de Gadamer. Pero quedamos afectados por los efectos de la historia sólo en la medida en que somos capaces de ampliar nuestra capacidad de ser así afectados. La imaginación es el secreto de esta competencia.

213

A mi juicio, sobre este doble fondo puede ubicarse el concepto marxista de ideologia, con su metafora de la inversion de lo real en una imagen ilusoria. En efecto, ;como tendrian las ilusiones, las fantasias, las fantasmagorias, alguna eficacia historica, si la ideologia no tuviera un papel mediador incorporado al vinculo social mas elementai, si Ia ideologia no fuera contemporânea de la constitucion simbolica del propio vinculo social? En verdad, no se podria hablar de una actividad real preideologica o no ideológica (...)

215

Así como el concepto positivo de ideologia tenía en germen su contrapartida negativa, de la misma manera la patologia específica de la utopia se puede ya leer em su funcionamiento más positivo. Es así como al tercer concepto de ideologia corresponde un tercer concepto de utopia.

217

La disfunción de la utopia también puede comprenderse a partir de la

patologia de la imaginación. La utopia tiende a la esquizofrenia como la

ideologia tiende al disimulo y a la distorsión. Esta patologia tiene sus raíces

en la función excêntrica de la utopia.

226

Y esta argumentación, como lo ha mostrado Perelman, pertenece menos a la ciência que a la retórica y abre el camino a las ideologias y a las utopias, a las cuales nos referiremos más adelante.

227

En esta etapa recapitulare el concepto de razon practica. Y tambien el concepto aristotelico de praxis. Me parece que hemos encontrado una buena parte de lo que Aristoteles llamaba phronesis o sabiduria practica. En Fecto, nuestro primer analisis consagrado a la nocion de razon de actuar no superaba la nocion aristotelica de preferencia razonada, de proairesis, que es solo la condicion psicologica de la nocion mucho mas rica y mas inclusiva de sabiduria practica (...)

228

A partir de Kant, la libertad practica es, en el sentido que fuere, una deuerminacion de la libertad. Esta idea no nos abandonara hasta el final de este estúdio.

234

En este punto la tentativa hegeliana es seductora: en lugar de buscar en la

idea vacía de ley en general la contrapartida de una voluntad que, de otro

modo, seria arbitraria, Hegel busca en las estrueturas sucesivas del orden fa­

miliar, luego econômico, finalmente político, las mediaciones concretas que

faltaban en la idea vacía de ley.

241

L A M E D IT A C IO N filosofica que sigue se caracteriza con los dos rasgos siguientes:

244

La dialéctica entre la incidência y la inminencia-reciencia es verdaderamente una dialéctica interna al presente mismo. Pero —y es aqui donde las cosas se complican- mientras que la dialéctica inminencia-reciencia-incidencia es irrepresentable y sólo se dice indirectamente a fuerza de como si, de alguna manera, en síntesis, por metáforas, sin que pueda ofrecerse ninguna expresión literal en relación con la cual la metáfora se hallarfa a uma distancia perceptible, el instante es el único aspecto del tiempo que se deja representar, en este caso por un punto sobre una línea.

245

Esta fuerza de las cosas es lo que no podemos dejar de representamos como curso externo del tiempo, acompasado por la luz y las sombras, por el dia y la noche, por las estaciones y los afios.

248

En el plano individual, la experiencia de comenzar es una de las mas cargadas de sentido: nuestro nacimiento no es un comienzo mas que para los otros, una fecha de estado civil, pero sin embargo en relacion con ella fechamos todos nuestros comienzos, marcados asi por una pasividad y una opacidad que se nos escapan. Vivir es ya haber nacido, en una condicion que no elegimos, en una situacion en la que nos encontramos, en una region del universo donde nos podemos sentir arrojados, extraviados, perdidos. Sin embargo, sobre este fondo podemos comenzar, es decir, dar a las cosas um curso nuevo, a imagen del acontecimiento que determina el momento axial del tiempo calendário.

249

En otros términos, si el mundo es todo aquello que acaece, el hacer no se puede incluir en esta totalidad. Aun en otros términos, el hacer hace que la realidad no sea totalizable.

251

Éstas son las cuatro fases que atraviesa el análisis de la iniciativa: en pri­

mer lugar, yo puedo (potencialidad, potência, poder); en segundo lugar, yo

hago (mi ser es mi acto); en tercer lugar, yo intervengo (inscribo mi acto en el

curso del mundo: el presente y el instante coinciden); en cuarto lugar, man-

tengo mi promesa (continúo en el hacer, persevero, duro),

254

Esta duda acerca de los lugares comunes, acerca de los tápoi a los cuales se

circunscribieron durante un largo período las nociones de horizonte de ex­

pectativa y de espacio de experiencia, no debe, sin embargo, transformarse

en una duda sobre la propia validez de estas categorias; las considero como

autênticos trascendentales del pensamiento de la historia.

255

Es necesario reabrirei pasado, reavivar en él potencialidades incumplidas, impedidas e incluso masacradas.

256

Tal es la fuerza del presente, equivalente de la iniciativa en la escala de la historia: es la que da a nuestras intenciones eticas y politicas sobre el futuro la fuerza de reactivar las potencialidades incumplidas del pasado transmitido.


REDAÇÃO DE APROVEITAMENTO
Para o Autor, o “texto” oferece um bom ponto de partida para a revisão radical do problema metodológico, já que a semiologia nos permite dizer que os procedimentos explicativos são alheios ao domínio do signo e importados do campo vizinho das ciências naturais.

Os modelos de explicação que pertencem ao domínio dos signos, linguísticos e não linguísticos, se baseiam em correlações estáveis entre unidades discretas e não em sequências regulares entre acontecimentos, fases ou estágios de um processo. Uma teoria da interpretação tem desde agora frente a si um modelo que já não é naturalista, e sim semiológico.

Deste modo, as novas possibilidades abertas pelo modelo semiológico certamente ampliarão minha visão, e as interfaces de percepção do objeto a ser pesquisado.

similar:

Universidade Federal da Bahia iconResumen Siguiendo el llamamiento de Wolfram König, Presidente de...

Universidade Federal da Bahia iconX reunión Nacional de caperas, Bahía Blanca: 177-178

Universidade Federal da Bahia icon2004 Universidade da Amazônia unama

Universidade Federal da Bahia iconEscola Politécnica da Universidade de São Paulo

Universidade Federal da Bahia iconUniversidade estadual de londrina “Profª. Henriqueta G. G. de Almeida”...

Universidade Federal da Bahia iconBernet Catalá, Maria Teresa. “Orientação e criatividade: um caminho...

Universidade Federal da Bahia iconC. Procurador Federal de Protección al Ambiente

Universidade Federal da Bahia iconEscuela Preparatoria Federal por Cooperación

Universidade Federal da Bahia icon1. 0 Elementos contaminantes del distrito federal

Universidade Federal da Bahia iconMéxico, Distrito Federal, a veinte de agosto de dos mil trece




Todos los derechos reservados. Copyright © 2019
contactos
b.se-todo.com