Marta Inés Bernal Trujillo




descargar 363.25 Kb.
títuloMarta Inés Bernal Trujillo
página32/32
fecha de publicación22.01.2016
tamaño363.25 Kb.
tipoDocumentos
b.se-todo.com > Documentos > Documentos
1   ...   24   25   26   27   28   29   30   31   32

LA ACTITUD ANTE LA NATURALEZA



En cada acto importante de la vida, planta un árbol: cuando te cases cuando tengas un hijo, cuando entres a la primaria, antes de cualquier evento realmente importante, planta un árbol. Si tu papá y tu mamá plantaron un árbol cuando naciste, a ese árbol -que tiene ahora unos

20 años- lo quieres, porque significa mucho para ti. Pero si aquel árbol lo siembra el gobierno me importa un comino, y es el mismo. Por eso es importante que hagamos nuestras propias cosas, para que las amemos.
La juventud tiene que ser emprendedora. Nos quejamos de la contaminación y de la erosión, pero si cada cual plantara un árbol en cada momento importante de su vida, el país sería otro.

LA RELIGIÓN



En un programa de televisión al que me invitó Ricardo Rocha, yo hacia de traductor y Ricardo le preguntó a un grupo de empresarios japoneses:
-¿Cuál es la diferencia entre los trabajadores japoneses y los mexicanos?
Los japoneses cuchichearon entre si, y luego se levantó el jefe y dijo:
-Hemos visitado muchas empresas mexicanas y creemos que el trabajador mexicano es mucho más hábil; pero en el día de hoy estuvimos en la Villa y nos dimos cuenta de por qué las relaciones entre los obreros y la empresa son tan deficientes. Lo que vimos en la Villa es que los dos pueblos (japoneses y mexicanos) son iguales: les gustan las peregrinaciones, las tamboras, los amuletos, los chistes, etcétera. Pero ustedes van a los templos a pedir y a esperar, y en el sintoismo nosotros vamos a ofrecer De igual forma, los sindicatos mexicanos presentan pliego de peticiones, y los sindicatos japoneses presentan pliego de ofrecimientos.
¡Pequeña pero gran diferencia! ¿A qué me refiero con esto? Si este año fabricamos mil autos Datsun, y ofrecemos fabricar mil doscientos el año entrante, ¿qué ofrece la empresa? Si tenemos cinco por ciento de errores en la producción y ofrecemos reducirlos a tres por ciento, ¿qué ofrece la empresa? Y sobre la base de esos ofrecimientos, las empresas japonesas han logrado cero por ciento de error y calidad total just in time, justo a tiempo. Con pliego de peticiones no es posible. Pedimos más días no laborables, mas vacaciones, mas aguinaldo que mi cumpleaños me lo paguen triple...

LA ACTITUD ANTE LA VIDA



El elefante del circo Atayde, ¿por qué' no escapa? ¿Por qué no es libre, como los otros elefantes? Porque le pasa lo que a muchos de nosotros cuando estábamos pequeños. A ese elefantito lo tenían atado de la pata con una cuerda y él quería ser libre y halaba y halaba. Se lastimó la piernita, le sangró y ya después le salió un callo, no sólo en la pata sino también en la cabeza: a punta de decir "no puedo", ¡ya no puede!
Y así hay muchos jóvenes que llegan a ser adultos y "ya no pueden" ¿Por qué? Porque desde chiquitos estuvieron escuchando todos los días: eres un bruto, eres la vergüenza de la familia, eres un malcriado, siempre te reprueban... Ese joven, ya de adulto, es como el elefante: a determinada hora sale a trabajar, da las vueltas que tiene que dar -ni una más ni una menos-, mueve la trompita, termina lo suyo y alguien se lo lleva a la paja y le trae de comer. Así son muchos empleados que nada más hacen lo esencial.
¿Qué deben hacer? Que el objetivo hoy sea ser feliz y disfrutar lo que hacen. Prepárense para que su objetivo de vida no sea que den las cinco de la tarde. ¡Qué triste! Así, hay padres de familia, maestros, empresarios, que todos los días crean fracasados. Pero también hay maestros, padres de familia, empresarios y jefes que todos los días crean triunfadores. Es muy diferente, créanme, trabajar así Debemos cambiar la mentalidad de la gente.
Tenemos una obligación con México. ¿Por qué no crean sus propias empresas? Pero no se imaginen su primera empresa con dos hectáreas de largo. ¿Cómo empezamos todos los empresarios? Pues tenían capital, dirán. ¡No es cierto! Yo conozco a muchos libaneses, israelíes, españoles, que llegaron a esta nación con una mano adelante y otra atrás, sin amigos, sin conocer el idioma ni las costumbres, pero con fe en si mismos y en México, y que trabajaron y trabajaron, y ahora son los empresarios de esta nación.
Pero, ¿qué pasa en el pueblo? Vean ustedes el comportamiento en el pueblo de Chiconcuac donde sea: es la fiesta del patrono, y toda la semana de rumba... ¿Qué hacemos los mexicanos? El baile, la pereza, el trago, el guayabo. ¿Y los españoles? Abren desde las cuatro de la mañana sus panaderías, hasta las diez de la noche. ¿Y los israelíes? Trabajan y trabajan. Nosotros no, pues es la fiesta del pueblo.
¿Cuánto retira el empresario en estos quince años que nosotros como empresa tenemos en México? Ni un solo centavo. Así es como las empresas de los japoneses crecen. Hasta que cumplen veinte años, no se retira dinero ni capital. Ni la parte japonesa, ni la parte mexicana. Es pura inversión y reinversión.
Y quiero que entiendan, futuros empresarios, que cuando los jóvenes están aquí en la universidad pensando "¿qué vamos a hacer?" es como el enamoramiento. Cuando hacen el plan de negocios, es la concepción. El embarazo, cuando construyen la fábrica. Y cuando la inauguran, el nacimiento Después ya tienen un bebito. Dentro de los tres primeros años tienen que cuidarlo a diario, con el único objetivo de hacerlo crecer. Pero en México, el ochenta y cuatro por ciento de las empresas nuevas quiebra durante los tres primeros años, porque los papás quieren que el bebito les ponga automóvil último modelo, que les dé alfombra, aire acondicionado, muebles de caoba y una secretaria rubia de minifalda.
Después viene la adolescencia, y al fin llegan a ser adultos. Es cuando las empresas japonesas empiezan a repartir utilidades a los socios. Por eso hay empresas multimillonarias y empresarios pobres. La diferencia entre el sueldo del obrero de más bajo nivel y el del presidente de la compañía es ocho veces. Pero en nuestra nación, quieren hacerse ricos al segundo año con esa empresa que van a poner. Váyanse a veinte años de plazo, métanle todo lo que ganen, denle todo a ese hijo que es su empresa, y verán cómo crece. Verán cómo se hace adulto. SI, ¿y de qué vivimos?, preguntarán. ¿De un saludo? Pueden tener salario, pero no la desangren.

Quiero terminar con un cuento que me contó mi padre. Había un bosque en el que vivían muchos animalitos. De repente se desató un incendio y todos salieron corriendo. Todos menos un gorrioncito que fue al río, mojó las alitas, voló sobre el bosque en llamas y dejó caer una gota de agua, tratando de apagar el fuego. Volvió al río, mojó las alitas, voló sobre el bosque y dejó caer algunas gotas. Un elefante que pasaba le gritó:
-¡No seas tonto! ¡Huye como todos! ¿No ves que te vas a achicharrar?
El gorrioncito se volteó y le dijo:
-Este bosque me lo ha dado todo: mi familia mi felicidad, y le tengo tanta lealtad que no me importa morir, pero voy a tratar de salvarlo.
Fue al río otra vez, mojó las alitas y revoloteó sobre el bosque, dejando caer una o dos gotas de agua.
Los dioses se compadecieron de él y dejaron caer una gran tormenta que apagó el incendio. El bosque reverdeció y todos los animalitos regresaron y volvieron a ser felices, más que antes.
Jóvenes universitarios: yo comparo a este bosque con México. Tal vez estemos en un gran incendio, en una gran crisis política, social, económica y moral, pero yo les pido que todos los días dejen caer una o dos gotas de sudor y de trabajo. Si así lo hacen, el país se los agradecerá y Dios los bendecirá.

LIBRETA BREVE



Hay tres clases de falsedades: las mentiras, las mentiras infames y las estadísticas.

Mark Twain
Si quieres que Dios se ría cuéntale tus planes.

CÓMO APROVECHAR MEJOR ESTA LECTURA




PRIMERA REGLA: RESPETAR



Siempre que use una parte de La culpa es de la vaca, y cuando sea el caso, por favor dé crédito a los autores o compiladores. Esta regla debe ser respetada por todos. Nosotros hacemos referencia del autor o de la fuente porque es el principio del respeto por la creatividad del otro lo que nos da autoridad moral para insistir en este punto.

SEGUNDA REGLA: COMPARTIR



Cada vez que crea que puede hacer pedagogía con alguna parte de La culpa es de la vaca, ¡adelante! ¿Cuántas veces en una conversación, o en una reunión social, o con su equipo de trabajo, o en su familia, usted puede ayudar a otra persona a través de parábolas, anécdotas o fábulas como las que aquí presentamos, sin necesidad de entablar largas discusiones sobre un tema que se agota con la narración misma? A veces es mejor un buen ejemplo que un mal sermón.

TERCERA REGLA: PREGUNTAR



Después de presentarle a una persona o a un grupo cualquiera de los escritos de este libro, formule preguntas abiertas. Algunas pueden ser:


  • ¿Qué reflexión o idea le evoca esta anécdota?




  • ¿Qué aplicación le ve para nuestra empresa, nuestra organización nuestra vida personal?




  • ¿Cómo podemos aplicar lo aprendido en esta narración?




  • ¿Se parece esto a lo que vivimos cotidianamente?


Cada persona puede tomarse algunos minutos para pensar y hacer anotaciones, luego se reúne con otras cinco o seis para compartir sus reflexiones. A continuación en una plenaria, cada grupo comparte con los demás sus conclusiones. Este sencillo ejercicio tiene una potencia enorme para el aprendizaje individual y colectivo.
Posteriormente usted, como líder del grupo, podrá aprovechar este material para enfocar la discusión y reforzar las ideas que mas hayan contribuido al objetivo de su reunión.
Cuando se trata de un grupo numeroso, es muy práctico que por cada subgrupo haya una narración diferente, todas conducentes al tema de la reunión: liderazgo, comunicaciones, ética, relaciones interpersonales, etcétera. En la plenaria, cada grupo lee la narración que le correspondió y comparte sus conclusiones.

CUARTA REGLA: TOLERAR



No pretenda que los demás descubran las mismas conclusiones que usted: cada uno tendrá las propias. No descalifique las ópticas diferentes; por el contrario, asúmalas como una forma de enriquecerse. El principio de la tolerancia consiste en saber escuchar -al otro, sin recriminarle sus pensamientos ni sus conductas.

QUINTA REGLA: REFLEXIONAR



La mejor manera de aprovechar este libro consiste en abrir la mente y el espíritu a la comprensión, al debate, a la discrepancia. No pretenda hacer tolerancia con dogmatismo. Relativice, vea la realidad como los demás la ven, trate de adivinar los motivos y el contexto de los otros, que son totalmente diferentes de los suyos.

SEXTA REGLA: ESCRIBIR



Si usted ha aplicado alguna parte de La culpa es de la vaca y comparte con nosotros su experiencia, podríamos ampliar para otras personas no sólo el número de anécdotas y parábolas, sino también la manera como se han aplicado en el cambio de actitudes y valores, O simplemente en el campo de la convivencia y la tolerancia.
Realizar una construcción colectiva será para nosotros una muestra de que en nuestro país y posiblemente en el ámbito de los países hispanoparlantes, estamos buscando objetivos similares en materia de convivencia social. Por lo tanto, siéntase en total libertad de escribirnos, hacer su aporte o recomendar otras situaciones o espacios donde estas narraciones puedan utilizarse.

CONTRATO DE ACCIÓN



Dado que siento que hay importantes ideas para mí en este libro, deseo hacer un compromiso para utilizarlas dentro de los próximos siete días.
La siguiente es la idea más importante que he adquirido de este libro y que personalmente deseo aplicar:

________________________________________________

________________________________________________

________________________________________________
Esta es la manera como deseo utilizarla:

________________________________________________

________________________________________________

________________________________________________
Lo que ganaré con ello es:

________________________________________________

________________________________________________

________________________________________________
Alguien con quien quisiera compartir estas ideas es:

________________________________________________

________________________________________________

________________________________________________
Fecha: ___________________
Fecha de seguimiento: ___________________
1   ...   24   25   26   27   28   29   30   31   32

similar:

Marta Inés Bernal Trujillo iconDiego alejandro ramos trujillo

Marta Inés Bernal Trujillo iconDra. Marta Graber Universidad de Chile

Marta Inés Bernal Trujillo iconDra. Marta Graber Universidad de Chile

Marta Inés Bernal Trujillo iconTrujillo Alto, Puerto Rico 00977-2500

Marta Inés Bernal Trujillo iconProfesora: Inés González Arias

Marta Inés Bernal Trujillo iconAcuña María Inés (Evaluación y seminario)

Marta Inés Bernal Trujillo iconAcuña Maria Inés (Evaluación y seminario)

Marta Inés Bernal Trujillo icon2008 1/7: Fallece en Stgo. Inés Castellón Perry

Marta Inés Bernal Trujillo iconEntrevista a María Inés Mato. Primera Parte

Marta Inés Bernal Trujillo iconTítulo;” aprendizaje cooperativo y el rendimiento academico de los...




Todos los derechos reservados. Copyright © 2019
contactos
b.se-todo.com