Bibliografía




descargar 209.03 Kb.
títuloBibliografía
página4/4
fecha de publicación22.01.2016
tamaño209.03 Kb.
tipoBibliografía
b.se-todo.com > Documentos > Bibliografía
1   2   3   4

IX.- OPERATORIA ESPECIFICA DEL ANALISIS

DE CONTENIDOS Y MENSAJES.-:

Fases de Trabajo:
1) “Levantar” información: el analista lee y relee con cuidado cada trozo de contenido, descubre los mensajes o trozos de mensaje, extrayendo los conceptos y significados que correspondan, y define las categorías que se utilizarán respecto al asunto en estudio; por ejemplo:

- expresiones neutrales.

- expresiones favorables.

- expresiones desfavorables.

- sugerencias de crítica.

Luego, todas las expresiones y detalles correspondientes, ya identificadas,se clasifican dentro de cada una de las categorías. Para ello, el procedimiento mas simple es la denominada “ventana”, que separa y ordena contenidos al mismo tiempo. También es posible construir “árboles lógicos” simplificados.
2) Verificar si se justifica algún reordenamiento de los datos, comprobar la fiabilidad de los mismos, llevarlos a tablas, hacer comparaciones, buscar semejanzas, oposiciones, coincidencias, etc. y a partir de ese cúmulo de informaciones parciales, establecer si el procedimiento metodológico ha sido el adecuado, mediante el empleo de indicadores de coherencia interna y retroalimentación.
3) Describir de manera precisa los fenómenos que se descubran en el “texto”, buscando establecer relaciones entre categorías, tales como:

- frecuencia de aparición.

- cantidad de texto relacionado.

- rangos de importancia atribuída.

- ubicación en un tema mas general.

- ilustraciones o ejemplificaciones.

- calidad de los signos de los mensajes.
4) Tratar la información: al relacionar lo que ocurre entre las diversas categorías, por vía de la comparación, se descubre que son sólo algunos tópicos o temas los que presentan consistencia, en cuanto a la valoración que el medio les otorga; en consecuencia, se comprueba que será la combinatoria de preparación profesional, experiencia, creatividad, agudeza y habilidad del analista, el elemento crucial para visualizar la pertinencia de las asociaciones de ideas que se tendrán en cuenta y ello será producto directo de los diversos factores intervinientes de tipo profesional: aciertos anteriores, capacidad de productividad, capacidad de imaginación, intuición, motivación y constancia, entre otros. Es el factor humano, desempeñándose en todo su potencial, aportando lo que parece insustituible: la capacidad de pensar creando.
Esta etapa es, en síntesis, la búsqueda incesante de la respuesta a la pregunta inicial (el objetivo), mediante la comprensión de los textos, -según códigos preestablecidos por las categorías-. Bajo su directriz, se ordenan las unidades de análisis (en frases y palabras) y se orienta el resultado del procesamiento.
5) Interpretar: Es la etapa en la cual el analista se propone entregar explicaciones tentativas respecto de las relaciones encontradas en mensajes y contenidos, es decir, el orígen de las razones que ha detectado. A partir de ello, es posible proponer hipótesis confiables. Es por tanto, el ejercicio de la búsqueda de significados, es preguntarse: ¿qué quiere decir lo que se ha encontrado?.
6) Concluir: Corresponde a un esfuerzo de síntesis del analista para que “los árboles dejen ver el bosque”. Es la ordenación esencial de los productos de información encontrados. Es la oportunidad de conectarlos, mediante una respuesta global,con el problema planteado en un principio, satisfaciendo así, la necesidad desaber de quien originó la solicitud de analizar.
En esta etapa de operatoria específica, el analista desarrolla dos tipos de actividades intelectuales. Una de ellas es la recapitulación ,donde aún no hay verdades absolutas o inamovibles; la otra es la integración orgánica de lo antes descrito, desde donde es dable hipotetizar proyecciones, efectos o relaciones con otras informaciones afines. Sólo a partir de ello le será posible imaginar las eventuales tendencias del asunto una vez conocido totalmente y por consecuencia, dimensionar sus posibles perspectivas.

X. DEFICIENCIAS Y FALLAS EN EL PROCESO DE ANALISIS.
Si se tiene presente, como se ha explicado, que la interpretación de las informaciones sujetas a un metódico proceso de análisis es una tarea esencialmente humana, es dable pensar que, dada esa naturaleza intrínseca, se genera una cierta medida de falibilidad y diversas formas de sesgo, ya sea por omisión o por orientación personal involuntaria del analista, lo cual incide directamente en las conclusiones que puede obtener y por tanto, en las respuestas (informes) que se remitirán al destinatario (usuario).

En consecuencia, el primer paso hacia la comprensión de este fenómeno, -netamente humano-, es la distinción de cada una de las principales debilidades del proceso analítico, partiendo por las eventuales carencias de entrenamiento y formación de los analistas, para terminar por la orientación directiva y las metodologías empleadas. No se debe olvidar que los problemas relacionados con el empleo de la mente sólo pueden ser solucionados mediante cambios de actitud y corrección de juicios, a la luz de una doctrina profesional junto a una orientación temática, capaces de realimentar el esquema de principios, valores y conceptos del individuo.
Es un hecho que la inhabilidad para predecir el futuro es, en términos reales, una situación incontestable; pero no es menos cierto que cuando las orientaciones fundamentales de un proceso en curso se han perdido, sólo es posible reemplazarlas, en subsidio, por alternativas de factibilidad, en base a la tendencia humana de explicar los eventos futuros de acuerdo a expectativas o creencias.
Por causa de la humana costumbre de establecer y fijar juicios o percepciones de la realidad y luego aceptar sólo aquellos hechos acordes a esas percepciones (rechazando todo aquello que parezca distinto), no siempre se cumple la tarea de realizar una evaluación objetiva de las condiciones que llevaron a aceptar la percepción inicial. Esa ilógica persistencia dogmática frente a la evolución de los hechos, produce un abierto rechazo frente a las informaciones realimentadoras; entonces, la falla puede producirse no sólo por falta de datos originales y confiables, sino por una evaluación errónea que suele otorgarles un carácter irrelevante. Esto es sensiblemente riesgoso tanto cuanto los peligros potenciales bajo estudio se transforman en amenazas reales y pueden significar daños irreparables, por causa de insuficiencias en la prevención.

En consecuencia, es indispensable conocer y evaluar, para luego tratar de disminuir al máximo, los factores y variables que inciden en la ocurrencia de fallas; pero ello es posible sólo si se les define y aisla, tanto en sus orígenes, como en la mecánica de su aparición.
La experiencia proveniente del estudio de los errores mas comunes, -que afectan el trabajo analítico-, (desde una perspectiva histórica de los últimos cien años), define las siguientes causales recurrentes:
- capacidad inadecuada para almacenamiento de datos.

- fuentes de información de dudosa calidad.

- insuficiencia de información confiable y precisa.

- deficiente preparación intelectual, profesional y cultural de los analistas.

- priorización inadecuada de los datos disponible.

- tiempo de procesamiento demasiado breve.

- excesos de compartimentaje, a causa de salvaguardias mal entendidas.

- especulación a partir de pre-conceptos valóricos.

- corpus difuso a causa de contenidos contrapuestos.

- evaluación deficiente de la gravitación de cada elemento de información.

- reticencia al abandono de conceptos metodológicamente ya superados.

- permeabilidad frente a grupos o instancias de presión.

- valoración excesiva de detalles triviales.

- incapacidad de discernir entre “ruido” y “señales”.

- cambios imprevistos en el discurrir de la situación.

- presencia de eficiente actividad de decepción o encubrimiento.

- sub-estimación de las potencialidades de maniobra de los actores analizados.

- aceptación (para el medio del asunto en estudio) de condiciones similares a las presentes en el MEDIO PROPIO (síndrome del “espejo”).

- alerta sobredimensionada sin fundamento (“que viene el lobo”).

- flujos de comunicación internos: deficientes.

- flujos de información general: lentos.

- inadecuada distribución de las informaciones y del producto final a los usuarios: implica pérdida de oportunidad.

Son entonces las capacidades de discernir, conjeturar y priorizar, los factores decisivos que deben motivar la respuesta humana frente al discurrir de un proceso que no es dable modificar, pero que es vital entender y proyectar en sus opciones de comportamiento futuro. Por otra parte, es un hecho que muchos decisores del mas alto nivel procesan información a través de sus propias y legítimas pre-concepciones. De allí la necesidad de optimizar el juicio de la autoridad, agregando a su natural aptitud de gestión, la asesoría de la sistemática y los procedimientos analíticos de especialistas, creando una actitud de serena tolerancia frente al abanico de opciones que una situación puede adoptar, en virtud del comportamiento de sus constituyentes. Pero, tal vez, lo más importante sea la aspiración por lograr una permanente actitud equilibrada entre alerta y serenidad, desde donde sea posible estimar la lógica de procesos complejos simultáneos, sus parámetros esenciales y accesorios, las motivaciones originarias, las probabilidades de impacto en el Medio de Pertenencia y por tanto, las respuestas que se puedan generar en cada caso.Todo ello, destinado a enfrentar y solucionar los problemas o riesgos ya identificados, con el propósito de materializar una asesoría eficiente, capaz de potenciar decisiones asertivas.(VER FIG. 7)


























XI. CONCLUSIONES ESPECIFICAS:-
- El cultivo de la virtud de conocer, traducida en una vocación por alcanzar mejores niveles de pensamiento, que lleven con el tiempo a la SABIDURÍA, es la esencia mas prístina de la carrera profesional del ANALISTA, un proceso deseable pero por sobre todo necesario para dignificar esta profesión. Sólo metas difíciles de alcanzar demuestran la imprescindible voluntad por transcurrir hacia estados superiores de la conciencia, indispensables para la reflexión mas serena y el ejercicio profesional mas íntegro.
- La utilización parcial o total de una buena producción de informaciones es responsabilidad única de los decisores y no de los analistas que la realizaron, de acuerdo a su preparación profesional.
- El empleo de reportes de información procesada para adoptar decisiones que vayan más allá de sus contenidos y alcances, puede resultar altamente riesgoso, pues su base de sustentación no es ilimitada.
- El usuario de productos de información debe estar consciente de las capacidades y posibilidades de desarrollo de los acontecimientos, de la ocurrencia de situaciones fortuitas y de la eventual presencia de voluntarismos en los actores involucrados, sean estos: sociales, económicos, políticos, estratégicos, etc.
- La forma mas efectiva para incrementar la productividad de los analistas, consiste en facilitar la colaboración de todos los estamentos participantes y evitar la redundancia en la solicitud de trabajos repetitivos, incorporando los temas de larga vigencia en boletines de periodicidad regular.
- Para un mejor aprovechamiento del flujo de información mundial y nacional, -cada vez mayor-, es indispensable la existencia y desempeño eficiente de analistas-sintetizadores-básicos, cuya misión, -por área-, debe ser la separación y clasificación de datos para permitir una labor de producción más fluída y oportuna en los niveles analíticos superiores.


- Es tan importante, en la etapa de procesamiento, saber preguntar como saber responder, para lograr un mejor servicio al usuario. Esto significa instituir medidas de control de calidad de la información, tanto para los directivos como para los analistas.

- El apoyo tecnológico (como es el caso de los sistemas informáticos) en sus variadas expresiones, sólo permiten disponer de datos e información en forma mas oportuna e interactiva. Sin embargo, detrás de su empleo, debe existir un concepto asimilado a una Metodología Tecnológica, que considere en su expresión cuál es el verdadero rol y cuáles los alcances que puede brindar la infraestructura tecnológica, en el esfuerzo de procesamiento informativo para permitir su mejor aprovechamiento.

- Un buen análisis es aquel que cumple a cabalidad con eficiencia y eficacia, todas las etapas metodológicas de un modelo de procesamiento, sumadas a la condición de producir resultados asertivos, precisos, útiles y oportunos para la toma de decisiones, respecto de un asunto en estudio.

- Un buen analista debe reunir en sí, las altas virtudes del estudio sistemático, la curiosidad científica y la imaginación prolífica, aunando a sus aportes con el valor de la experiencia y el trabajo profesional sistemático, junto a una natural creatividad, en el ejercicio cotidiano de una profesión erudita, silenciosa y aun desperfilada.
CONCLUSION GENERICA.
Util, Breve, Objetivo y Oportuno”, son los nuevos rasgos concretos de la vieja máxima: “Poco, Bueno y a Tiempo”.

XII. BIBLIOGRAFIA.:-

Libros.

- Balbi Eduardo R. “Capturando el futuro”. Ed FORMATO. Buenos Aires. Argentina. 1997.

- Baumard Ph. “Stratégies et surveillance des environnements concurrentiels. Ed. Masson. Paris. France. 1991.

- Charter D., Farson S. and Hastedt P. “Intelligence Analysis and Assessment”. Ed. Frank Cass London. UK. 1996.

- Choate Ph. “Agent of Influence”. Ed. KNOPF. NEW YORK. USA. 1990.

- Delmas Ph. “Le maitre des horloges”. Ed. Odile Jacob. Paris. France. 1991.

- Dept. of the Army US. “All-source Analysis System and the analysis and control element”. FM 34-25-3. Washington. D.C. USA. 1995.



  • Dóriga L. Enrique. “Metodología del pensamiento”. Ed. Herder. Barcelona.

España. 1986.
- Escorza P. Y Maspons R. “De la vigilancia tecnológica a la Inteligencia competitiva”. Ed. Pearson Education Ltd. Madrid. España. 2000.
- Gill Peter. “Policing Politics”. Ed Frank Cass. 1995. London. U.K.

- Godson R. May E. y Schmitt G. “Inteligencia en la Encrucijada”. Ed. Brassey’s. London. UK. 1996.

- Godson R. “Intelligence Requirements for the 90’s”. Ed. National Strategic Information Center. USA. 1990.
- Griffiths F. “Le Reciclaje de renseignement”. Ed CSARS. Pac Meech. 1995. Toronto. Canadá.
- Guerrien Bernard.”LeThéorie des Jeux”. Ed. Economica. Paris. France. 1995.


  • Heuer Richards J. “ Psicología del Análisis de Inteligencia”. Centro

para el estudio de la inteligencia. Consejo Nacional de Seguridad. Departamento de Historia de la Inteligencia. Gobierno de los Estados Unidos. 1999.
- Krippendorff Klaus. “Metodología de análisis de contenido”. Ed. PAIDOS. Barcelona. España. 1990.

- León G. Orfelio. “Análisis de decisiones”. Ed. Mc Graw Hill. Araraca. Madrid. España. 1993.

- Negroponte Nicolas. “Being Digital”. Ed Alfred Knopff Inc. 1995. New 1995. New York. U.S.A.

- O’Connor J. y Seymour John. “Introducción a la programación neurolingüística”. Ed. URANO. Barcelona. España. 1995.

- Pinto María y Gálvez Cármen. “Análisis Documental de Contenidos”. Ed. SITESIS. Madrid. España. 1999.

- Ponjuán Dante Gloria. “Gestión de Información”. Principios, conceptos y aplicaciones. Ed. Universitaria. CECAPI. Prorrectoria. Universidad de Chile. Santiago. Chile.

- Rheingold Howard. “Realidad Virtual”. Ed. Gedisa. Barcelona. España. 1996.

- Samson Pierre. “Conduire efficacement sa pensée: de l’idée au project”. Ed. Les Editions d’Organisation. Paris. France. 1987.
- Smith A. James. “Intermediarios de ideas”. Ed. G.E.L. - SRL. Buenos Aires. Argentina. 1996.
Artículos.


- Ben Israel Isaac. “Filosofía y Metodología de la Inteligencia: La lógica del proceso de apreciación”. Intelligence & National Security review.Vol Año .
- Ben Israel Isaac. “Fallas de análisis: la verdad en duda”. Revista de las FDI. vol. IV. N°3. 1989. Tel Aviv. Israel.
- Coseriu Eugen. “Norsk Tidsskrift for Sprovidenskap”. “Dans la rue”: Le Francais Moderne. N° 30. 1943. Paris. France.
- Davis Forrest L. “Intelligencia Predictiva”. M.I.P.B. review. Fort Wachuca . AZ. USA. 1997.
- Faúndez Ulises. “Tecnología y Conflictos de Información”. Documentos de Trabajo. Instituto de Ciencia Política. U. de Chile. N° 64. Santiago. Chile. 1997.
- Hjelmslev. “Prolegomena to a theory of language”. Baltimore. USA. 1953 (pgs. 73 -95).
- Levinson Paul. “On Behalf of Humanity”. Foreing Affairs review. Washington D.C. USA. 1998.
- Lockwood Jonathan. “L.A.M.P.: nuevo método analítico para la prediccion”. M.I.P.B. review Fort Wachuca. AZ. USA. 1995.
- Quintana Rodolfo Guillermo. “Análisis de Contenido a nivel estratégico”. Revista “Manual de Informaciones. Vol. XXXVI. N° 1. Buenos Aires. Argentina. 1994.
- Resch T. David. “Análisis predictivo”. M.I.P.B. review. Fort Wachuca. AZ. USA. 1995.
- Smith A. Edwards. “Ubicándolo a través de la ventana correcta”. M.I.P.B. review. Fort Wachuca. AZ. USA. 1994.
- Watanabe Frank. “Quince axiomas para analistas de inteligencia”. Ed. International Society for the Intelligence Studies. Washington D.C. USA. 1995.

COMENTARIOS:

1   2   3   4

similar:

Bibliografía icon3. Bibliografía citada en estos apuntes y bibliografía adicional

Bibliografía iconBibliografía. Consigna los libros de los cuales se extrajeron las...

Bibliografía icon7. Bibliografía Bibliografía citada

Bibliografía iconBibliografía

Bibliografía iconBibliografía

Bibliografía iconBibliografía

Bibliografía iconBibliografía 2

Bibliografía iconBibliografía

Bibliografía iconBibliografía. 72

Bibliografía iconBibliografía XL




Todos los derechos reservados. Copyright © 2019
contactos
b.se-todo.com